Sentencia Pleno de Corte Suprema de Justicia (Pleno), 19 de Septiembre de 2003 (caso Acción de habeas corpus de la Corte Suprema de Justicia (Pleno), de 19 de Septiembre de 2003)

Ponente:Virgilio Trujillo López
Actor:EL LCDO. VICTOR M. COLLADO EN REP. DEL SEÑOR NESSIM ABADI BASSAN REPRESENTANTE LEGAL DE LA SOCIEDAD AUDIO OTO INTERNACIONAL, S. A.
Demandado:LA SENTENCIA JCD-103M DE 21 DE ABRIL DE 2003 DICTADA POR LA JUNTA DE CONCILIACION Y DECISION N 11, DAVID, CHIRIQUI.
Fecha de Resolución:19 de Septiembre de 2003
Emisor:Corte Suprema de Justicia (Pleno)
RESUMEN

ACCION DE AMPARO DE GARANTIAS CONSTITUCIONALES PRESENTADA POR EL LCDO. VICTOR M. COLLADO EN REP. DEL SEÑOR NESSIM ABADI BASSAN REPRESENTANTE LEGAL DE LA SOCIEDAD AUDIO OTO INTERNACIONAL, S. A. CONTRA LA ORDEN DE HACER CONTENIDA EN LA SENTENCIA JCD-103M DE 21 DE ABRIL DE 2003 DICTADA POR LA JUNTA DE CONCILIACION Y DECISION N 11, DAVID, CHIRIQUI

CONTENIDO

VISTOS:

Se ha presentado ante el Pleno de la Corte Suprema de Justicia, acción de Amparo de Garantías Constitucionales por parte del Licenciado Víctor Collado, actuando en representación de NESSIM ABADI BASSAN, representante legal de la empresa AUDIO FOTO INTERNACIONAL, S.A., y en contra de la sentencia JCD-103 de 21 de julio de 2003, dictada por la Junta de Conciliación y Decisión Nº11 de Chiriquí.

En la citada resolución, se declara injustificado el despido del señor WALTER VISUETTI, y se condena a la empresa en mención, al pago de la suma total de B/.3,903.08, en concepto de vacaciones proporcionales, décimo tercer mes proporcional, prima de antigüedad, indemnización y salarios caídos.

Los argumentos expuestos por el recurrente son los siguientes:

"Primero: El sr. WALTER VISUETTI propuso, el 24 de febrero de 2003, demanda laboral alegando despido injustificado en contra de la empresa AUDIO FOTO INTERNACIONAL, S.A.

Segundo: De acuerdo con los autos que integran el expediente, la Junta de Conciliación y Decisión Nº11 cuestionada con este AMPARO dictó la Providencia Nº213 de 23 de abril de 2003, señalando fecha de audiencia para el 2 de julio a las 8:00 A.M. (Foja 43). Para la debida notificación de la demanda instaurada, la Junta en cuestión libró Exhorto hacia la ciudad de Panamá, el Nº38 de 28 de mayo del año en curso. ........nos notificamos de la fecha de audiencia el 10 de junio de 203 (sic).

Tercero: Ateniéndonos al procedimiento legal aplicable en estos Procesos Laborales, el suscrito pospuso, con excusa, la audiencia prevista para el 2 de julio, mediante certificado médico que nos incapacita del 1º al 3 de julio de 2003. La Junta cuestionada con este AMPARO dictó entonces la Providencia Nº 308 de 7 de julio disponiendo nueva fecha de audiencia para el 17 del mismo mes. La nueva fecha de audiencia nos fue notificada mediante Edicto Nº329 de 8 de julio por sólo veinticuatro (24) horas;

Cuarto: Dada la violación flagrante en que se incurrió en cuanto al procedimiento seguido para fijar la nueva fecha de audiencia, el suscrito no concurrió a la audiencia oral que se celebró el 17 del mes pasado y la Junta Nº11 dictó la ORDEN DE HACER atacada con este AMPARO. Ante los hechos consumados el 22 de julio la parte actora pidió la ejecución de la Sentencia nº 103 y el 24 del mismo mes la Junta de Conciliación y Decisión Nº11 accedió a lo pedido remitiendo el expediente al Juzgado de trabajo en turno. El Juzgado Segundo de Trabajo de la Tercera Sección acogió la ejecución de la Sentencia el 6 de agosto y decretó embargo sobre cuentas corrientes y bienes el 7 ídem;

Quinto: La actuación del Tribunal acusado con este AMPARO violó el DEBIDO PROCESO LEGAL aplicable a los procesos laborales que se surten en la Juntas de Conciliación y Decisión no sólo en materia relativa al derecho de posponer una fecha de audiencia y sobre cuándo debe celebrarse la misma después de vencido el término de la posposición, sino también lo normado en el Decreto Ejecutivo Nº1 de 28 de enero de 1993 en lo que concierne al régimen interno con que deben conducirse las Juntas de Conciliación y Decisión para preservar, proteger ya segurar la efectividad de los legítimos derechos de las partes involucradas en esos procesos laborales".

Se puede indicar además, que el recurrente a través de esta acción de carácter constitucional, considera que la citada resolución contraviene lo preceptuado en el artículo 32 de la Constitución Nacional, ya que con ella no se cumplió a cabalidad el procedimiento establecido para la fijación de la nueva fecha de audiencia.

Como quiera que nos encontramos en la etapa de admisibilidad, es de lugar indicar que las acciones de Amparo de Garantías Constitucionales, deben ser dirigidas al presidente de la Corte Suprema de Justicia, tal y como lo dispone el artículo 101 del Código Judicial.

De lo obrante en el expediente, se puede corroborar que el poder otorgado al Licenciado Víctor Collado, es para interponer amparo de garantías constitucionales, en contra de la orden contenida en la resolución 103 de 21 de abril de 2003, sin embargo, la resolución que el propio amparista acompaña, es de fecha 21 de julio de 2003, por lo que se puede concluir, que el poder le fue otorgado para ejercer la facultad en relación a la resolución de 21 de abril y no así para la de 21 de julio del presente año.

Otra situación que resulta importante destacar, es que los hechos tercero, cuarto y quinto, que fundamentan la demanda de amparo, están dirigidos a la disconformidad del proponente en cuanto a la forma en que se señaló la nueva fecha de audiencia, sin embargo, la resolución que el amparista supuestamente impugna, es la que se refiere a la declaratoria del despido injustificado, y al pago de las prestaciones laborales; y no se observa que los hechos que preceden a los citados, hagan alusión a la resolución que declaró el despido justificado, y que es la que obra en el expediente. Razón por la que no se logra entender realmente, qué es lo que impugna el petente; la resolución indicada como violatoria de las garantías constitucionales es una, y los hechos que fundamentan la acción, están dirigidos al desacuerdo del recurrente, en cuanto a la fijación de la nueva fecha de audiencia.

En razón de la evidente incongruencia entre lo que se impugna, y los hechos que sustentan dicha impugnación, no debe admitirse la presente acción de amparo de garantías constitucionales.

Por lo tanto, el Pleno de la Corte Suprema, administrando justicia en nombre de la República y por autoridad de la ley NO ADMITE, la acción de Amparo de Garantías Constitucionales, interpuesto por parte del Licenciado Víctor Collado, actuando en representación de NESSIM ABADI BASSAN, representante legal de la empresa AUDIO FOTO INTERNACIONAL, S.A., y en contra de la sentencia JCD-103 de 21 de julio de 2003, dictada por la Junta de Conciliación y Decisión Nº11 de Chiriquí.

Notifíquese.

VIRGILIO TRUJILLO LÓPEZ

ROBERTO GONZALEZ R. -- ROGELIO A. FÁBREGA ZARAK -- ARTURO HOYOS -- CÉSAR PEREIRA BURGOS -- ANÍBAL SALAS CÉSPEDES -- WINSTON SPADAFORA FRANCO -- JOSÉ A. TROYANO -- HIPOLITO GILL SUAZO

CARLOS H. CUESTAS G. (Secretario General)