Sentencia Contencioso de Corte Suprema de Justicia (Pleno), 3ª de lo Contencioso Administrativo y Laboral, 16 de Julio de 2004 (caso Excepción de la Corte Suprema de Justicia - Sala Tercera de lo Contencioso Administrativo y Laboral -, de 16 de Julio de 2004)

Ponente:Winston Spadafora Franco
Actor:NUVIA GARCÍA, EN REPRESENTACIÓN DE DIANA MARTANS.
Demandado:EL BANCO NACIONAL DE PANAMÁ.
Fecha de Resolución:16 de Julio de 2004
Emisor:Tercera de lo Contencioso Administrativo y Laboral
RESUMEN

EXCEPCIÓN DE PRESCRIPCIÓN, INTERPUESTA POR LA LICENCIADA NUVIA GARCÍA, EN REPRESENTACIÓN DE DIANA MARTANS, DENTRO DEL PROCESO EJECUTIVO POR COBRO COACTIVO QUE EL BANCO NACIONAL DE PANAMÁ LE SIGUE A ARELUX DE PANAMÁ, S. A. Y A DIANA MARTANS

CONTENIDO

VISTOS:

La licenciada Nuvia García, en representación de DIANA MARTANS DE MURGAS, ha interpuesto excepción de prescripción dentro del proceso ejecutivo por cobro coactivo que le sigue el Banco Nacional de Panamá a Arelux de Panamá, S.A. y Diana Martans.

ANTECEDENTES Y FUNDAMENTO DE LA EXCEPCIÓN.

El Departamento de Préstamos Centralizados del Banco Nacional de Panamá, expidió, el 28 de mayo de 1990, una certificación donde hizo constar que Areslux de Panamá, S.A., registraba para esa época, un saldo deudor de cincuenta y tres mil setecientos treinta y ocho balboas con ochenta y cinco centésimos (B/.53,738.85).

Con miras a recuperar el saldo adeudado, el Juez Ejecutor del Banco Nacional de Panamá mediante Auto Nº 294 de 29 de junio de 1990, decretó secuestro sobre todos los bienes de propiedad de Arelux de Panamá, S.A. y DIANA MARTANS DE MURGAS -en su calidad de representante legal y fiadora solidaria de la empresa- hasta la concurrencia de cincuenta y nueve mil ciento setenta y dos balboas con noventa y cinco centésimos (B/.59,172.95) (fs. 42-43 del proceso ejecutivo).

Posteriormente, a través del Auto Nº 297 de 2 de julio de 1990, detalla que el Banco Nacional de Panamá le otorgó a Arelux de Panamá, S.A. un préstamo comercial por la suma de cincuenta mil balboas (B/.50,000.00) a un interés de doce y medio por ciento (12.5%) anual, con un plazo de vencimiento de tres (3) años, contados a partir de la fecha de liquidación del contrato. En este auto, el ejecutante también manifestó, que en virtud del Pagaré Nº 90250 de 12 de diciembre de 1989, la parte deudora recibió del Banco Nacional de Panamá la suma de diez mil balboas a un interés de trece y medio por ciento (13.5%) anual y con un plazo de vencimiento de treinta días contados a partir de la fecha de dicho pagaré.

Ante el incumplimiento de ambas obligaciones, el Juez Ejecutor declaró la deuda de plazo vencido y libró mandamiento de pago a favor del Banco Nacional de Panamá y contra Areluxde Panamá, S.A. y DIANA MARTANS DE MURGAS, hasta la suma de cincuenta y nueve mil ciento setenta y dos balboas con noventa y cinco centésimos (B/.59,172.95), en concepto de capital, intereses y gastos de cobranza, sin perjuicio de los intereses que se siguieran generando hasta la total cancelación de la obligación (fs. 44-45 del expediente ejecutivo).

Después de trece años de haber dictado el Auto Ejecutivo, el Juez Ejecutor del Banco Nacional, actualiza la cuantía a que se refiere el Auto Nº 297 y señala por medio del Auto Nº 470-6 de 8 de septiembre de 2003, que el monto que adeuda Arelux de Panamá, S.A. y DIANA MARTANS DE MURGAS, asciende a ciento cincuenta y cinco mil cuatrocientos setenta y cuatro balboas con noventa centésimos (B/.155,474.90) (f. 184).

La señora DIANA MARTANS DE MURGAS se notificó del Auto Nº 470-J-6 que modifica el monto de la obligación y mantiene el Auto Nº 297 de 2 de julio de 1990, el día 3 de octubre de 2003 (f.184 del expediente del proceso ejecutivo) y adujo en tiempo oportuno excepción de prescripción, con fundamento en los siguientes hechos:

"...

DÉCIMO: Han transcurrido DIECISÉIS (16) AÑOS de la fecha en que se realizó el Préstamo Comercial a ARESLUX DE PANAMÁ, S.A., por la suma de CINCUENTA MIL BALBOAS CON 00/100 (B/.50,000.00).

DÉCIMO PRIMERO: Han transcurrido CATORCE (14) AÑOS desde que se recibiera el Pagaré No.90250 por la suma de DIEZ MIL BALBOAS CON 00/100 (B/.10,000.00).

DÉCIMO SEGUNDO: Mi representada nunca fue notificada por el BANCO NACIONAL DE PANAMÁ, del Auto Ejecutivo No. 297 de fecha dos (2) de julio de mil novecientos noventa (1990), que Libra Mandamiento de Pago de las obligaciones descritas en el hecho PRIMERO y en el hecho SEGUNDO de la presente Solicitud.

DÉCIMO TERCERO:

Mi representada compareció el día tres de octubre de dos mil tres (3 de

octubre de 2003), al BANCO NACIONAL DE PANAMÁ a notificarse formalmente, trece

(13) años después de dictado el Auto Ejecutivo Nº 297 de fecha dos (2) de julio

de mil novecientos noventa (1990), que declaró las obligaciones de plazo vencido".

(fs.1-4) .

Finalmente, como consecuencia de los hechos expuestos, la apoderada judicial de la señora MARTANS DE MURGAS, solicita a la Sala la declaratoria de prescripción de las obligaciones arriba mencionadas, por haber transcurrido 13 años desde que se dictó el Auto Ejecutivo.

CONTESTACIÓN DEL BANCO NACIONAL DE PANAMÁ.

La Jueza Ejecutora del Banco Nacional de Panamá, se opuso a la excepción presentada, negando algunos hechos y haciendo un recuento de las diligencias que llevó a cabo esa entidad crediticia para cobrar la obligación adeudada por Arelux de Panamá, S.A. y DIANA MARTANS DE MURGAS (fs. 12-14).

OPINIÓN DE LA PROCURADURIA DE LA ADMINISTRACIÓN.

Por su parte, la señora Procuradora de la Administración mediante Vista Fiscal Nº 064 de 5 de febrero de 2004 (fs. 15- 20), expresó en lo medular, que las obligaciones contraídas por la excepcionante, están prescritas porque el Juzgado Ejecutor del Banco Nacional de Panamá notificó el Auto Ejecutivo después de trece años, es decir, transcurrido el término legal previsto para la exigibilidad derivada de la obligación del contrato de préstamo y pagaré otorgado a Arelux de Panamá, S.A.

DECISION DE LA SALA.

Luego de haber examinado la excepción aducida por la señora DIANA MARTANS DE MURGAS, esta Corporación de Justicia concluye que las obligaciones cuyo cumplimiento se persigue a través del presente proceso ejecutivo por cobro coactivo, están prescritas. Sobre el particular, veamos.

En lo que respecta al pagaré Nº 90250, documento que también sirve de fundamento al presente proceso, y que fue librado a favor de Arelux de Panamá, S.A., por un monto de diez mil balboas (B/.10,000.00), el 12 de septiembre de 1989, la Sala advierte que DIANA MARTANS DE MURGAS figura como deudora solidaria de esta obligación, cuyo plazo de vencimiento era de 30 días contados a partir de esa fecha. Por ende, el documento en cuestión venció el 12 de octubre de 1989 (Cfr. Art. 229 del Código de Comercio).

Tratándose obligaciones diferentes, las adquiridas por Arelux de Panamá, S.A. y DIANA MARTANS DE MURGAS, esta Superioridad estima, que en el caso que nos ocupa, resultan aplicables los términos de prescripción que señalan los artículos 1650 y 908 del Código de Comercio, que preceptúan lo siguiente:

"Artículo 1650. El término para prescripción de acciones comenzará a correr desde el día en que la obligación sea exigible.

La prescripción ordinaria en materia comercial tendrá lugar a los cinco años..."

Artículo 908. Todas las acciones que resultan de una letra de cambio contra el aceptante prescriben en tres años, a partir de la fecha del vencimiento." (El subrayado el de la Sala).

De los artículos citados, podemos colegir que el término de prescripción aplicable al contrato de préstamo que se le otorgó a Arelux de Panamá, S.A. es de 5 años. No obstante, al pagaré Nº 90250, se le aplican las normas referentes a la letra de cambio, tal como lo ha señalado laSala Civil de esta Corporación de Justicia, en fallo de 2 de marzo de 1998 (Ver Registro Judicial de marzo de 1998, pp.165-168), por lo que su término de prescripción es de 3 años.

Aclarado el término de prescripción aplicable a cada una de las obligaciones que fundamentan el presente proceso ejecutivo, resulta de importancia destacar, que la prescripción de la obligación empieza a correr desde la fecha en que se dictó el Auto Mandamiento de Pago, pues como lo ha señalado esta Sala en reiteradas ocasiones, el mismo equivale a la presentación de la demanda (Art. 669 del Código Judicial y 1649-A del Código de Comercio).

Así las cosas, observa esta Superioridad que el Auto Ejecutivo Nº 297 de 2 de julio de 1990 fue notificado a la señora MARTANS DE MURGAS, el 3 de octubre del 2003 (f. 184), fecha en la que había transcurrido en exceso (13 años) el término para que operara la prescripción de las obligaciones procedentes del préstamo comercial y el pagaré, el cual, recordemos, es de cinco y tres años, respectivamente, una vez se haga exigible la obligación o venza la letra de cambio.

En mérito de lo expuesto, la Sala Tercera de la Corte Suprema, administrando justicia en nombre de la República y por autoridad de la Ley, DECLARA PROBADA LA EXCEPCION DE PRESCRIPCIÓN presentada por la licenciada Nuvia García en representación de DIANA MARTANS DE MURGAS, dentro del proceso ejecutivo por cobro coactivo que le sigue el BANCO NACIONAL DE PANAMA, a Arelux de Panamá, S.A. y Diana Martans.

NOTIFÍQUESE.

WINSTON SPADAFORA FRANCO

ADÁN ARNULFO ARJONA L. -- ARTURO HOYOS

JANINA SMALL (Secretaria)