Sentencia Pleno de Corte Suprema de Justicia (Pleno), 6 de Diciembre de 2004

Ponente:Adán Arnulfo Arjona L.
Fecha de Resolución: 6 de Diciembre de 2004
Emisor:Corte Suprema de Justicia (Pleno)
RESUMEN

INTERPUESTO POR EL LICENCIADO VÍCTOR CAMPOS, A FAVOR DE GERARDO MELGAREJO GÓMEZ, CONTRA LA DIRECCIÓN NACIONAL DE MIGRACIÓN Y NATURALIZACIÓN

 
CONTENIDO

VISTOS:

El licenciado V.C., ha interpuesto Acción de Hábeas Corpus a favor de G.M.G., en contra del Director Nacional de Migración y Naturalización, R.L..

Cabe destacar que el día 4 de agosto del 2004, S. &L., conforme atribución otorgada por su representado en el poder que consta a foja 17 del antecedente, presentó una Acción de H.C. a favor de G.M.G., contra la Dirección Nacional de Migración y Naturalización, misma que fue desistida el día 31 de agosto del 2004, cuando el proyecto que decidía el Habeas Corpus se encontraba circulando ante los Magistrados de la Corte Suprema de Justicia, desde el 17 de agosto del 2004.

En esta ocasión, mientras se encuentra circulando el proyecto que resuelve el desistimiento de la causa desde el 3 de septiembre de 2004, se presenta, nuevamente, la acción de H.C..

  1. FUNDAMENTO DE LA ACCIÓN DE HÁBEAS CORPUS

    La acción de Hábeas Corpus señala que el señor M. lleva dos meses de estar detenido en la Dirección Nacional de Migración y Naturalización, sin que hasta la fecha se haya demostrado la orden de detención. El licenciado V.C. explica que habiendo solicitado la orden de detención conforme lo establece el Artículo 2583 del Código Judicial, no la ha obtenido.

    Añade que su detención fue realizada por la Policía sin mediar orden de arresto alguna, para ser entregado a la Dirección de Migración, sin que existiese causa penal pendiente ni causa administrativa. La aprehensión se realizó dentro del programa conocido como "mano dura". Hasta la fecha al señor M. se le mantiene detenido sin permitirle formalizar su estatus migratorio y sin deportarlo. Considera que se ha incumplido el Artículo 58 del Decreto Ley 6 de 1960, en concordancia con el Artículo 2567 del Código Judicial.

    Explica que el señor M. ingresó legalmente al país en el año 2003, conociendo a su esposa, la panameña M.F.G., con quien contrajo nupcias con ella el 6 de junio del 2003, ante el Notario Público Octavo, fijando su domicilio conyugal en la Colinas de Cerro Batea, Distrito de San Miguelito, casa 204. El señor M., entonces, le fue expedido por parte de la Dirección de Migración la Tarjeta de Turismo Número 2525524, y se encontraba en trámite de renovación de la misma y también para solicitar su visa de casado con panameña.

  2. INFORME DE LA AUTORIDAD DEMANDADA

    Acogido el presente negocio por el Pleno de la Corte Suprema de Justicia, se libró M. de Hábeas Corpus contra la Directora Nacional de Migración y Naturalización, quien rindió un informe, por medio del Oficio 136-A.L. DNMYN del 4 de octubre del 2004.

    La Directora Nacional de Migración y Naturalización, respondió el Mandamiento en los siguientes términos:

    "a) Si ordené la detención del señor G.G., de nacionalidad colombiana. Mediante la Resolución Nº. 1561 del 29 de julio de 2004 este despacho ordenó la detención del prenombrado ciudadano.b) Los motivos de hecho y de derecho que tuve para ordenar la detención del citado señor los podemos resumir de la siguiente manera:

    El día martes 27 de julio del año en curso, Unidades de la Dirección de Información e Investigación Policial realizaron una Diligencia de Allanamiento en el Corregimiento de Juan Días, Sector de San Pedro Nº.1, vía principal, casa Nº.10, ordenada por la Licenciada Aura de Lora, ya que se mantenían información que en dicho inmueble había artículos de dudosa procedencia. En vista de que los ciudadanos G.G.M. y CARIDAD I.C.R., ambos de nacionalidad colombiana, que se encontraban en el inmueble allanado no portaban con los documentos legales que acrediten su ingreso y permanencia legal en el territorio nacional son retenidos y puestos a órdenes de esta Dirección, para realizar las diligencias que sean necesarias a fin de regularizar o Deportar al ciudadano antes citado. Al ciudadano G.G.M., una vez puesto a órdenes de este Despacho, se le informó sus derechos constitucionales y se le notificó por escrito que de tener cónyuge panameña le notificara de su retención para que se procediera a presentarse a esta Dirección a realizar entrevista matrimonial a fin de establecer el grado de singularidad y estabilidad de la relación conyugal existente, visible a foja nueve (9) del Registro de Filiación. En virtud de haber transcurrido CINCO (5) DÍAS, de la notificación del 29 de julio del presente y ante la ausencia de presentarse a esta Dirección a realizar entrevista matrimonial la cónyuge del señor G.M., se procede a ordenar su Deportación por razones de encontrarse ILEGAL, en el territorio nacional, mediante Resolución Nº9282 del día 3 de agosto, manteniéndose suspendido los efectos de la presente Resolución, en virtud de Recurso de Reconsideración presentado por el apoderado legal del citado ciudadano.

    Los fundamentos de derecho que se utilizaron para ordenar la detención emanan del Decreto Ley Número 16 de 30 de junio de 1960, artículo 1, 3 y 65...c) Sí tengo en custodia y a mis órdenes al ciudadano G.M.G., de nacionalidad Colombiana.

    Hacemos del conocimiento del Honorable Magistrado Ponente que el día 05 de agosto del presente año, le suministramos respuesta a mandamiento de H.C. librado a favor del señor G.M.G., de nacionalidad colombiana". Fojas 8, 9 y 10 del expediente.

  3. EXAMEN DEL TRIBUNAL DE HÁBEAS CORPUS

    Después de considerar el contenido del presente expediente este Tribunal arriba a las siguientes conclusiones.

    En primer lugar, el Pleno, observa que el señor MELGAREJO ingresó al país el 9 de mayo del 2003, con una visa de turista vigente por 90 días, conforme consta en el Registro de Filiación emitido el 20 de junio del 2003,( foja 1). Si bien esta visa puede ser prorrogada, no consta en el expediente, solicitud o resolución que le otorgara dicha prórroga. Al momento de su detención no tenía visa vigente. Las autoridades encontraron al señor MELGAREJO en la habitación localizada en la residencia A-10 de San Pedro N.1, (ver foja 4), en donde reside con la señora de CARIDAD I.C.R., (quien ingresa al país el mismo día que él) y no con su esposa M.F.G..

    El artículo 38 del Decreto Ley 16 de 1960, señala que el matrimonio con panameña, de por sí, no da la residencia al extranjero, lo que a nuestro entender, permite que la Dirección Nacional de Migración y Naturalización aplique el artículo 65 del mismo Decreto Ley, que le autoriza a proceder con la deportación, siempre que existan motivos de salubridad, moralidad, seguridad pública, economía nacional o necesidad social.

    Estima el Pleno que en el presente caso, si bien existe un Certificado de Matrimonio válido del señor MELGAREJO y la señora FUENTES, de nacionalidad panameña, no se puede pasar por alto un conjunto de condiciones acerca del propio matrimonio que introducen dudas en cuanto a la veracidad:

    a.- El matrimonio se celebró un mes después del arribo del señor MELGAREJO a Panamá. Es decir, siendo su llegada el 9 de mayo del 2003, su matrimonio se realiza el día 6 de junio de ese año, conforme el Certificado de Matrimonio celebrado con ella (foja 21).

    b.- Al momento de su detención, al señor M., se le encuentra indocumentado viviendo con una mujer que no es su esposa, la señora CARIDAD CUENTAS RODRÍGUEZ, que, coincidentemente, entró al país el mismo día que él (EXT-DIIP-225-04, del 28 de julio del 2004, que milita a foja 4).

    c.-Finalmente, la Directora Nacional de Migración y Naturalización, dio oportunidad al señor M. a que se comunicara con su presunta esposa con el objeto de asistir a una entrevista dirigida a determinar la existencia de condiciones de singularidad y permanencia en su matrimonio, conforme Notificación del 29 de julio del 2004, a foja 9 del expediente. No obstante, la señora FUENTES no acudió a la entrevista, motivo por el cual la Dirección Nacional de Migración y Naturalización decretó la deportación del señor M., según consta a foja 14 y 15 del Expediente, Resolución 9282 DNMYN. Su representante se notificó de dicha resolución el 3 de agosto del 2004 (foja 16) e interpuso recurso de reconsideración con apelación en subsidio.

    Con respecto a la aplicación del Artículo 38 del Decreto Ley 16 de 1960, relativo al matrimonio de persona extranjera con nacional panameño, el Pleno de la Corte ha reiterado que esta condición no obliga a otorgar la calidad de inmigrante al extranjero. Considera, además, que de existir incongruencias entre los casados, se puede entender que el vínculo matrimonial no es real, por lo que se considera legal la deportación, siempre que la persona extranjera no haya formalizado su estatus migratorio. Al respecto se tienen los siguientes comentarios de la jurisprudencia nacional:

    "Del mismo modo, y tal como lo señala la Directora Nacional de Migración y Naturalización, el artículo 38 de la Ley 16 de 30 de junio de 1960, establece expresamente que "el matrimonio de extranjero o extranjera con nacional no otorga de por sí derecho a la residencia en la República de Panamá", además que el señor V.A., tal como consta a foja 15 y 18 del presente cuadernillo, no aprobó las entrevistas matrimoniales realizadas a él y su esposa.

    En atención a lo anterior, dado que es la Directora Nacional de Migración y Naturalización la autoridad para decidir esta clase de asuntos y, toda vez que la orden de deportación dictada en contra del señor JULIO V.A. cumple con todas las exigencias de la ley, lo que procede es declarar legal la misma" Fallo de Hábeas Corpus del 12 de mayo de 2003, Magistrado ponente: A.S..

    "Esto quiere decir que un extranjero que tenga el estatus de casado con panameño debe, dentro de un término prudencial, hacer la solicitud de visa de inmigrante en calidad de casado con panameño, porque el hecho de que lo esté no le da la permanencia en el país. Por otro lado, si el Ministerio de Gobierno y Justicia, por las razones establecidas en el artículo antes citado (Artículo 38 del Decreto Ley 16 de 1960), considera que la persona no debe permanecer en el país, puede en uso de sus facultades negar su permanencia en el país aunque la persona esté casada con nacional". Fallo de H.C. del 24 de marzo de 1995 y cuyo ponente J.M.F..

    "Tratándose de materia migratoria, el Decreto Ley Nº16 de 30 de junio de 1996, modificado por el Decreto Ley Nº.13 del 20 de septiembre de 1965 y la Ley 6 de 5 de marzo de 1980, concede a la DIRECCIÓN NACIONAL DE MIGRACIÓN Y NATURALIZACIÓN del Ministerio de Gobierno y Justicia, la competencia para decidir los casos relacionados con la inmigración a nuestro país y para adoptar las medidas legales que permitan salvaguardar la seguridad, el orden, la moralidad y la salubridad pública. Le concede, igualmente, potestad para realizar detenciones, para deportar o tomar otras acciones contra las personas que carezcan de los documentos que acrediten su residencia legal en el territorio nacional, y además, le corresponde ejecutar la política migratoria de acuerdo con el artículo 36 del Decreto Ley 16 de 1960, modificado por la Ley 6 de 1980", Fallo de Hábeas Corpus del 1º de julio de 1997, M.P.R.F..

    Ante el cúmulo de indicios señalados y habiendo dado la Dirección Nacional de Migración y Naturalización, la oportunidad para iniciar los trámites de formalización de su estatus migratorio, la falta de comparecencia de la esposa del señor MELGAREJO y de conformidad con la jurisprudencia referente a la aplicación del Artículo 38 del Decreto Ley 16 de 1960, estimamos que la Dirección Nacional de Migración y Naturalización procedió conforme a derecho al imponer las medidas de descritas, toda vez que éste, no ha regularizado, su situación migratoria hasta el momento, habiendo transcurrido más de un año de su matrimonio, conforme lo establece el Artículo 1 del Decreto Ley 16 de 1960. De igual forma, se considera apropiada la valoración de la Dirección sobre el matrimonio entre el señor MELGAREJO y la señora FUENTES, frente a los indicios que razonablemente conducen a estimar que el matrimonio fue realizado con el fin de obtener la condición de inmigrante para acogerse al estatus de casado con panameña, que se señala en el Artículo 38 del Decreto Ley 16 de 1960.

    Cabe destacar, en adición a lo antes expresado, y conforme se observa a foja 10 del expediente aportado por la Dirección Nacional de Migración y Naturalización, que ésta cumplió con la formalidad exigida para imponer la medida cautelar de detención preventiva, al emitir la Orden de Detención 1561 del 29 de julio del 2004, misma que fue notificada al detenido (ver reverso de la foja 10).

    De igual forma, a fojas 14 y 15 del expediente adjunto, consta orden de deportación del territorio nacional al señor M. por medio de la Resolución 9282 DNMYN, entendiéndose clarificada su situación actual, conforme lo expresa el artículo 58 de la Ley 16 de1960.

    Con respecto al término que el señor M. ha permanecido detenido, debemos acotar, que se ha presentado una serie de acciones por parte de los representantes del señor M. ante esta Superioridad (un H.C., su posterior desistimiento y su nueva presentación). Durante este tiempo, el señor M. se ha mantenido a órdenes de la Corte Suprema de Justicia, de conformidad con el Artículo 2586 del Código Judicial, desde el 9 de agosto del presente año hasta la fecha, lo que explica su prolongando su estadía en territorio nacional, aún después de haberse dispuesto la orden de deportación.

    En consecuencia, la Corte Suprema de Justicia, en Pleno, administrando justicia en nombre de la República y por autoridad de la Ley, DECLARA LEGAL la detención de G.M.G. y, en consecuencia, ORDENA que el detenido sea puesto a órdenes de la Dirección Nacional de Migración y Naturalización.

    N.,

    ADÁN ARNULFO ARJONA L.

    ALBERTO CIGARRUISTA CORTEZ -- GRACIELA J. DIXON C. -- JORGE FEDERICO LEE -- ARTURO HOYOS -- ESMERALDA AROSEMENA DE T. --A.S.C. --W.S. FRANCO -- JOSÉ A. TROYANO

    CARLOS H. CUESTAS G. (Secretario General)