Civil de Primer Tribunal Superior de Justicia del Primer Distrito Judicial, 21 de Marzo de 2003

Ponente:EVA CAL
Fecha de Resolución:21 de Marzo de 2003
Emisor:Primer Tribunal Superior de Justicia del Primer Distrito Judicial
RESUMEN

PROCESO ORDINARIO DE PRESCRIPCIÓN ADQUISITIVA DE DOMINIO PROPUESTO POR LUIS CHUN MARTINEZ CONTRA LUIS GUILLERMO CASCO ARIAS (HIJO), DOMINGO VEGA ORTIZ Y ELIZABETH VEGA DE FRANCO.

 

VISTOS:

Mediante la Sentencia N° 71 de 16 de octubre de 2001, proferida por el Juzgado Primero de Circuito de lo Civil del Tercer Circuito Judicial de Panamá, se resolvió el Proceso Ordinario de Prescripción Adquisitiva propuesto por L.C.M. contra L.G. CASCO ARIAS (HIJO), DOMINGO V.O.Y.E.V. DE FRANCO.

En virtud de que la Licenciada B.V. de L., apoderada judicial del señor L.C.M., apeló de dicha sentencia y sustentó su apelación oportunamente, el Juzgado A-quo concedió la apelación impetrada y remitió el expediente a esta Superioridad.

Luego del reparto y saneamiento de rigor, corresponde pues, decidir el recurso impetrado para la cual nos hemos de permitir, hacer un breve y sustancial resumen de la pretensión, de la sentencia apelada, y de los alegatos de las partes, para entonces emitir nuestra decisión.

LA PRIMERA INSTANCIA

El señor L.C. M., a través de su apoderado judicial principal, Licenciado J.A.L., solicitó que se declarara que ha adquirido por prescripción adquisitiva de dominio la Finca No. 117, inscrita al Tomo 19, F. 196R.A., de la Sección de la Propiedad, Provincia de Panamá del Registro Público, cuyos linderos son los siguientes: NORTE: limita con Terrenos de D.V., SUR: limita con Terrenos de E.O., ESTE: limita con terrenos de Domingo Vega y E.O., y OESTE: limita con el río C.. Dicho terreno ocupa una extensión superficiaria de siete hectáreas con cinco mil setecientos sesenta y seis metros cuadrados.

La petición del actor tiene su fundamento en que éste ha estado ocupando desde hace más de quince (15) años la referida finca de buena fe, con ánimo de dueño, en forma pública, pacífica e ininterrumpida.

Siendo que el actor declaró desconocer el paradero de uno de los demandados, L.G.C.A. (HIJO), la Juez de la causa, luego de admitir la demanda, expidió el edicto emplazatorio No. 45 del 21 de abril de 1999 correspondiente (foja 17) y, transcurrido el término de ley sin que dicho demandado compareciera, le nombró un Defensor de Ausente (foja 24), quien contestó la demanda negando los hechos en que se sustenta, así como las pruebas, el derecho invocado y solicitando que se detuviese el proceso hasta tanto se consignara la litis (foja 26).

Por su parte, los otros demandados, DOMINGO V.O. y ELIZABETH VEGA DE FRANCO, otorgaron poder al Licenciado J.P.B., quien contestó la demanda negando todos los hechos y alegando que la finca 117 pertenece únicamente a la señora E.V. DE FRANCO y que son falsos los linderos expuestos en la demanda.

En la contestación, también se alega que DOMINGO V.O., trabajó, cultivó y cuidó de la finca 117 por doce años, diez meses y días, pero que posteriormente el demandante, que era vecino de la parte demandada, le impidió el paso a su finca por lo que puso una queja en la Corregiduría del Coco, el 22 de septiembre de 1997, contra los hermanos C.M. por impedirle el tránsito a la finca objeto de este proceso, queja que se mantiene por la demandada ELIZABETH VEGA DE FRANCO.

Seguidamente, el día 9 de septiembre de 1999, el señor L.C.M., mediante su apoderada judicial sustituta, la Licenciada M.C., entregó el Certificado de Garantía No. 20795, por la suma de B/ 100.00 para el pago del defensor de ausente y solicitó a la Juez de la causa la continuación de los trámites del proceso (fojas 45 y 46).

A continuación, el proceso fue abierto a pruebas (foja 50), y posteriormente se admitieron las pruebas documentales presentadas con el libelo de demanda, así como las aducidas en los escritos de pruebas de la parte actora y de la parte demandada (fojas 57 y 109).

Seguidamente, la Juez primaria señaló fecha y hora para que se recibieron las declaraciones de los testigos aducidos por ambas partes, los cuales comparecieron a rendir testimonio.

También se ordenó la practica de la inspección judicial sobre la...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba