Sentencia Generales de Corte Suprema de Justicia (Pleno), 4ª de Negocios Generales, 30 de Agosto de 2011

PonenteAlberto Cigarruista Cortez
Fecha de Resolución30 de Agosto de 2011
EmisorCuarta de Negocios Generales

VISTOS: El licenciado R.R.A., ha presentado en calidad de Apoderado Judicial de los señores AXEL A.V.D., CARMEN VIRZI y CARMEN ELENA VIRZI VALENCIA, solicitud ante la Sala de Negocios Generales, para el Reconocimiento y Ejecución de la Sentencia Extranjera de Divorcio dictada por la Corte de Distrito 16to, Distrito Judicial, del Condado de Dexton, Texas, Estados Unidos de América, fechada 28 de julio de 2009, por medio del cual se declaró la adopción de CARMEN ELENA VALENCIA. ANTECEDENTES DEL CASO El Licenciado R.R.A., basa su solicitud en los siguientes hechos: "Que los señores AXEL A. VIRZI DELIJA y la señora CARMEN VALENCIA contrajeron matrimonio el 5 de agosto de 2002, en el Condado de Bell, Texas, Estados Unidos de América, asumiendo esta última el apellido de su esposo, quedando su nombre legal como CARMEN VIRZI. CARMEN ELENA VALENCIA, es hija de la esposa del señor VIRZI DELIJA (CARMEN VALENCIA). Que producto de ese matrimonio surge el interés por parte del señor AXEL VIRZI DELIJA, de adoptar a CARMEN ELENA VALENCIA, mujer panameña, mayor de edad, con cédula No.9-724-2063. Que una vez realizado todos los trámites legales exigidos por las leyes de Estados Unidos, fue declarada la adopción, por la Corte del Distrito 16to, del Condado de D., Texas, Estados Unidos de América, por parte del señor AXEL A.V.D., razón por la que se ordena de igual forma que el nombre adoptado por la misma será CARMEN ELENA VIRZI VALENCIA." Como pruebas a su solicitud, el licenciado R.R. aportó lo siguiente: Orden final de adopción, debidamente certificada por el Vice-Cónsul de Panamá en Houston y certificado de la Dirección de Autenticaciones y Legalizaciones del Ministerio de Relaciones Exteriores de Panamá, así como su traducción al idioma español. OPINIÓN DE LA PROCURADURÍA Mediante Vista Nº.5 de 18 de enero de 2011, el señor P. General de la Nación, señala: " En virtud de lo anterior, estima prudente, antes de emitir su opinión sobre el presente caso, debe aclararse el siguiente punto: -Se haga constar la convivencia del adulto con los adoptantes, desde el tiempo estipulado en la norma. En consecuencia, estima prudente que dada la situación advertida se otorgue un tiempo razonable al letrado a objeto que proporcione la información antes mencionada." DECISIÓN DE LA SALA Procede la Sala a analizar la solicitud presentada, por lo que nos avocamos a estudiar la misma en base a los artículos 1419 y 877 del Código Judicial, normas aplicables a esta materia. En primer lugar, vemos que la sentencia ha sido dictada a consecuencia de una pretensión personal, y en lo atinente a la rebeldía, la misma no se configura ya que se desprende de la sentencia que la madre de la adoptada prestó el consentimiento, así como la misma adoptada quien es mayor de edad, ante el Tribunal de la causa. La sentencia presenta las autenticaciones consulares, cumpliendo de esta forma con lo establecido en el artículo 877 del Código Judicial. Para efectos de comprobar, si la petición cumple con el numeral tercero del artículo 1419 del Código Judicial, que guarda relación a la licitud de la obligación, pasamos a confrontarla con nuestra legislación positiva, específicamente el artículo 15 de la Ley 61 del 12 de agosto del 2008 (Ley General de Adopciones de la República de Panamá). Artículo 15. Persona adoptada. Puede ser adoptada: 1. La persona menor de dieciocho años cuando el Juez competente haya declarado su estado de adoptabilidad y determine que se restablezca el derecho a la familia a través de la adopción. 2. La persona mayor de edad que haya convivido y mantenido vínculos afectivos familiares con las personas adoptantes, por un período mínimo de dos años antes de haber cumplido la mayoría de edad. Vemos entonces, que el numeral 2 del artículo citado establece que la persona adoptada, que en el caso que nos ocupa es mayor de edad, debe haber convivido y mantenido vínculos afectivos familiares con las personas adoptantes por un período mínimo de dos años, antes de haber cumplido la mayoría de edad, situación que no se ha demostrado dentro de expediente y que debe aportar el peticionario para avocarnos a tomar una decisión. En mérito de lo antes expuesto, el Magistrado Sustanciador, administrando justicia en nombre de la República y por autoridad de la ley, CONCEDE al recurrente un término de CUARENTA Y CINCO (45) días para que subsane la irregularidad advertida por el Tribunal, dentro del proceso de Adopción de CARMEN ELENA VALENCIA. N. y Cúmplase ALBERTO CIGARRUISTA CORTEZ ANÍBAL SALAS CÉSPEDES -- WINSTON SPADAFORA FRANCO CARLOS H. CUESTAS G. (Secretario General)