Sentencia Pleno de Corte Suprema de Justicia (Pleno), Pleno, 29 de Agosto de 2019

Ponente:Luis Ramón Fábrega Sánchez
Fecha de Resolución:29 de Agosto de 2019
Emisor:Pleno
 
CONTENIDO

VISTOS:

En grado de Apelación, conoce el Pleno de la Corte Suprema de Justicia, la Acción de Amparo de Derechos Fundamentales presentada por el Licenciado I.B.R., en nombre y representación del CENTRO TECNOLÓGICO DE PANAMÁ, S., contra el Oficio N° 1293 de 29 de noviembre de 2018, dictado dentro del proceso ordinario promovido por A.H.V. y Otros contra el CENTRO TECNOLÓGICO SUPERIOR DE CHIRIQUÍ, S., (ahora) o CENTRO TECNOLÓGICO DE PANAMÁ, S. (antes), mediante el cual el Juez Segundo del Circuito de Chiriquí, Ramo Civil, comunicó a Banco General que mediante el Auto N° 1214 de 20 de noviembre de 2018 se ordenó entregar a la Licenciada N.A.P., la suma de B/.4,358.79, de la cuenta corriente N° 03-01-01-054851-2, a nombre de CENTRO TECNOLÓGICO SUPERIOR DE CHIRIQUÍ, S., informando, además, que el embargo decretado también recaía sobre el CENTRO TECNOLÓGICO DE PANAMÁ, S., cuyo número de ruc es 49238-22-314226 D.V. 85.

Al verificar si la acción descrita en el párrafo anterior reunía los requisitos para proceder a su admisibilidad, el Tribunal Superior del Tercer Distrito de Judicial, decidió no admitirla por lo siguiente:

No obstante lo anterior, nos percatamos de que se aportó copia simple del acto atacado por esta vía, lo que incumple el artículo 833 del Código Judicial, pues las copias simples no tienen ningún valor.

Y si bien el actor pidió se incorporase la copia autenticada de la orden atacada, en esta clase de acciones las pruebas deben ser preconstituídas de forma que la omisión impide que se admita el amparo.

(f. 49).

Tal decisión quedó plasmada en el Auto de 14 de enero de 2019, contra el cual la parte actora interpuso un recurso de apelación, a fin de que el mismo sea revocado y, en su lugar, se admita el presente amparo de derechos fundamentales. Dicho medio de impugnación se basó medularmente en los siguientes argumentos:

Sobre el particular vale la pena indicar que el Tribunal A quo, pasa por el ato el derecho a la llamada ‘Tutela Judicial Efectiva’, y como lo ha señalado en reiteradas ocasiones nuestra más alta Corporación de Justicia…

Por tanto, y en virtud de que se ha tratado de ser tan exigente con los requisitos que se requieren para la interposición de esta acción constitucional, a pesar de que se ha demostrado claramente la violación de las garantías constitucionales, ya que se ha embargado una cuenta bancaria de una persona jurídica que no es parte del proceso donde se embargó, y ello a través de un Oficio sin mediar una resolución que lo decretara, y no solo eso, sino que el Tribunal Acusado con la Acción de Amparo (Juzgado Segundo) pasa por encima de las decisiones jurisdiccionales emitidas por sus superiores, y aún así y habiéndoles señalados esas violaciones e irregularidades, el Tribunal de Amparo viendo estas anomalías decide no entrar a admitir y resolver la acción de amparo, so pretexto de un requisito que es subsanable, es por lo que nos llama poderosamente la atención, de las acciones del Tribunal de Amparo, que como tal debe garantizar el debido proceso y no continuar causando daños y perjuicios a los ya causados, máxime que como Tribunal de Amparo está legitimado a enervar y procurar que se sigan causando mayores afectaciones y perjuicios.

(fs. 53-54).

CONSIDERACIONES Y DECISIÓN DEL TRIBUNAL DE SEGUNDA INSTANCIA

Luego del análisis de las razones que motivaron el Auto de 14 de enero de 2019, mediante la cual el Tribunal Superior del Tercer Distrito Judicial no admitió la acción de amparo de derechos fundamentales presentada por el Licenciado I.B.R., en nombre y representación del CENTRO TECNOLÓGICO DE PANAMÁ, S., contra el Oficio N° 1293 de 29 de noviembre de 2018, emitido por el Juez Segundo del Circuito de Chiriquí, Ramo Civil, dentro del proceso ordinario promovido por A.H.V. y Otros contra el CENTRO TECNOLÓGICO SUPERIOR DE CHIRIQUÍ, S., (ahora) o CENTRO TECNOLÓGICO DE PANAMÁ, S. (antes); así como el fundamento del recurso de apelación interpuesto por aquél contra el citado auto, el Pleno de la Corte Suprema de Justicia, como Tribunal de Segunda de Instancia, procede a confrontar lo anterior con las constancias procesales, ejercicio que le permite efectuar las siguientes consideraciones:

Tal como lo indicamos anteriormente, el motivo por el cual el Tribunal Superior del Tercer Distrito Judicial decidió no darle curso a la presente acción de amparo de derechos fundamentales, fue porque la parte actora aportó copia simple del acto impugnado, esto es, del Oficio N° 1293 de 29 de noviembre de 2018, emitido por el Juzgado Segundo del Circuito de Chiriquí, Ramo Civil, añadiendo que, aunque aquélla pidió que se incorporara la copia autenticada del mismo, lo cierto es que en ese tipo de iniciativas, las pruebas deben ser preconstituidas (f. 49).

Al respecto, debemos señalar que ciertamente el último párrafo del artículo 2619 del Código Judicial, relativo a los requisitos que debe contener la demanda de amparo, dispone que “Con la demanda se presentará la prueba de la orden impartida, si fuera posible; o manifestación expresa, de no haberla podido obtener”; exigencia que de acuerdo con nuestra jurisprudencia se satisface con la aportación del original del acto impugnado o de la copia autenticada del mismo, y en caso que ello no sea posible, entonces así deberá indicarse expresamente.

Sobre el particular, el Pleno observa que, en efecto, la parte actora acompañó su demanda de copia del Oficio N° 1293 de 29 de noviembre de 2018, emitido por el Juez Segundo del Circuito de Chiriquí, Ramo Civil, la cual carece de la autenticación del funcionario encargado de la custodia del original; sin embargo, no se puede soslayar el hecho que dicha copia cuenta con el sello fresco del Juzgado Segundo del Circuito de Chiriquí, Ramo Civil, lo que ciertamente nos da una apariencia sobre la existencia del acto impugnado, que es el verdadero propósito que se persigue con el cumplimiento de este requisito de forma.

Aunado a lo anterior, esta Corporación de Justicia debe indicar que, si bien la Corte Suprema de Justicia, a través de reiterada jurisprudencia, ha reconocido la exigencia del requisito de admisibilidad contenido en el último párrafo del artículo 2619 del Código Judicial, la misma también ha evolucionado en esa posición, en cuanto a que, aspectos de forma, como el invocado por el tribunal de primera instancia, no pueden desatender la posible violación de un derecho fundamental consagrado en la Constitución Política y en Tratados Internacionales; y en ese sentido, luego de revisar el libelo que contiene la demanda de amparo, el Pleno considera que a ello debe avocarse el tribunal de primera instancia, a fin de verificar y, en consecuencia, aclarar si cuando en el Oficio N° 1293 de 29 de noviembre de 2018, dictado por el Juzgado Segundo del Circuito de Chiriquí, Ramo Civil, dentro del proceso ordinario seguido contra el CENTRO TECNOLÓGICO SUPERIOR DE CHIRIQUÍ, S., se señala que “…el embargo decretado también recae sobre CENTRO TECNOLÓGICO DE PANAMÁ, S., y su número de RUC es 49238-22-314226 D.V. 85”, se infringe o no alguna garantía fundamental de la amparista (CENTRO TECNOLÓGICO DE PANAMÁ, S.).

Por las consideraciones previamente expuestas, el Pleno de esta Corporación de Justicia, en grado de apelación, procederá a revocar el auto apelado y, en su lugar, ordenará admitir la presente acción de amparo de derechos fundamentales.

PARTE RESOLUTIVA

Por las consideraciones previamente expuestas, el PLENO de la Corte Suprema de Justicia, administrando justicia en nombre de la República y por autoridad de la Ley, REVOCA el Auto de 14 de enero de 2019, emitido por el Tribunal Superior del Tercer Distrito Judicial, y ORDENA que se Admita la Acción de Amparo de Derechos Fundamentales presentada por el Licenciado I.B.R., en nombre y representación del CENTRO TECNOLÓGICO DE PANAMÁ, S., contra el Oficio N° 1293 de 29 de noviembre de 2018, dictado por el Juez Segundo del Circuito de Chiriquí, Ramo Civil.

N.,

LUIS RAMÓN FÁBREGA SÁNCHEZ

JERÓNIMO MEJÍA E. -- OYDÉN ORTEGA DURÁN -- ANGELA RUSSO DE CEDEÑO -- ABEL AUGUSTO ZAMORANO -- JOSÉ EDUARDO AYU PRADO CANALS -- CECILIO A. CEDALISE RIQUELME -- HERNÁN A. DE LEÓN BATISTA -- HARRY ALBERTO DÍAZ GONZÁLEZ

YANIXSA Y. YUEN C.

(Secretaria General)