Sentencia Penal de Corte Suprema de Justicia (Panama), 2ª de lo Penal, 4 de Abril de 2019

PonenteHarry Alberto Díaz González
Fecha de Resolución 4 de Abril de 2019
EmisorSegunda de lo Penal

VISTOS:

Ha ingresado a la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia, el recurso de apelación interpuesto por la licenciada GEOMARA GUERRA DE JONES, F. Superior de Descarga del Área Metropolitana del Primer Distrito Judicial, contra el Auto 1da N° 95 de 6 de octubre de 2016, proferido por el Segundo Tribunal Superior del Primer Distrito Judicial, por medio del cual se emitió sobreseimiento provisional a favor de los señores M.Á.R. DELGADO (a) PUTO y R.A.M.D. por el Delito contra la Seguridad Colectiva (Asociación Ilícita), cometido en perjuicio de D.D.L. (q.e.p.d.).

AUTO APELADO

La resolución impugnada proferida por el Segundo Tribunal Superior del Primer Distrito Judicial, luego de analizar el caudal probatorio llegó a la siguiente conclusión:

"En el caso sub-júdice, no precisa cuáles son los elementos probatorios que dan fe de la existencia de la asociación ilícita, y lo que es más cuestionable aún, es que no se precisan los elementos que vinculan a los sindicados a dicha figura delictiva.

De lo que expone el Ministerio Público, como elementos para concluir que existe asociación ilícita en la conducta de los imputados, es que se incorporaron copias autenticadas de procesos seguidos a R.M.D. y M.Á.R. (a) PUTO, en los que participaron o que estaban asociados para lograr el objetivo de cometer varios delitos.

Este Tribunal Colegiado estima que las pruebas reseñadas por sí solas no logran acreditar que la acción desplegada en el caso concreto se adecúe a la comisión de este ilícito, porque versan sobre los antecedentes criminales o más bien procesos por los cuales han sido investigados o vinculados, aspectos que en todo caso deben ser tomados en cuenta por el juzgador al momento de individualizar la pena y, de ser el caso, al momento de imponer un aumento de la sanción con base en la reincidencia. El delito de ASOCIACIÓN ILÍCITA no yace acreditado en este sumario, lo más que puede indicarse, es que se ha dado la participación criminal de varias personas dirigidas a cometer el delito de homicidio; ello no constituye asociación ilícita dentro del marco de nuestra legislación positiva ni de lo que la doctrina entiende por dicho delito.

La jurisprudencia en reiterados fallos ha sostenido que, para que se configure el delito de asociación ilícita para delinquir se exige de manera indispensable la presencia de tres o más personas; igualmente es necesario el concierto previo con el propósito de cometer delitos, de lo que se desprende el carácter permanente y la concreta finalidad delictiva de los miembros (dolo específico), es decir, que la conducta punible se prolonga en tanto exista la asociación con ánimo delincuencial. Es necesario que los delitos sean determinados de lo contrario se trataría de casos de participación criminal.

...

De esto se desprende que la asociación ilícita para delinquir requiere, para su configuración como tipo penal autónomo y diferenciado de la participación criminal en la ejecución de determinados delitos, la existencia de una organización, constituida con carácter de permanencia, cuyo fin es la realización de indeterminados delitos, la cual se encuentra formada por varias personas, estructurada y generalmente es dirigida por una de ellas; característica que la diferencia de otras figuras u otras actos preparatorios para la consumación de un delito.

...

Ante las circunstancias descritas, en cuanto al Delito contra la Seguridad Colectiva (Asociación Ilícita), lo procedente será emitir un auto de sobreseimiento provisional a favor de los sindicados, de conformidad con lo dispuesto en el numeral 2 del artículo 2208 del Código Judicial, medida procesal que permite la reapertura del sumario, de aportarse nuevos elementos que así lo ameriten."

DISCONFORMIDAD DEL APELANTE

La representante del Ministerio Público en escrito de apelación señala que disiente de los argumentos de Tribunal pues de acuerdo al caudal probatorio el homicidio de D.D.L. (q.e.p.d.), es la consecuencia de actividades de un grupo que se asocia para cometer delitos, circunstancia que lo ubica dentro de las excepciones que establece el artículo 2316 del Código Judicial modificado por la Ley N° 121 de 31 de diciembre de 2013, que reforma el Código Penal, Judicial y Procesal Penal y adopta medidas contra las actividades relacionadas con el delito de delincuencia organizada.

Añade, que dentro del caudal probatorio se cuenta con el Informe de Comisión en el que los investigadores judiciales O.H. y R.L. señalaron que realizaron un empadronamiento en el lugar de los hechos, en el que personas les manifestaron que los autores del homicidio eran "PUTO" cuyo nombre es M.Á.R., "RAÚL" de nombre R.A.M.D. y "COCOLISO". De igual manera, indicó que un/una testigo protegido declaró sobre la forma en que los prenombrados, acompañados de un cuarto sujeto, le dispararon al occiso, manifestando que los conoce y que son personas peligrosas del sector, con varios casos en su haber, razón por la que nadie se atreve a acusarlos.

Menciona también el Informe Secretarial de 13 de enero de 2015, donde se establece que en la Agencia de Instrucción Delegada de Belén, T., se estaban procesando a tres personas por el Delito de Posesión Ilícita de Arma de Fuego, a saber: M.Á.R.D., R.A.M. y a un menor de nombre M.J.C.T..

La Agente de Instrucción también alude a la Nota N° DIP-TOC767/15 de 14 de julio de 2015, suscrita por el Capitán Luis Santamaría, Jefe de la Dirección Nacional de Inteligencia Policial de T., en la que señala que M.Á.R. cc "PUTO" y R.A.M.D. aparecen registrados en reportes de novedades del área; específicamente en la Barriada La Siesta y en V.L., como pertenecientes al grupo delincuencial llamado "CDD (Ciudad de Dios)", dedicado a actividades delictivas como robo a mano armada, hurto en residencias, lesiones personales y homicidios en el sector. Indica que el C.L.S. manifestó en declaración jurada, que lleva 10 años laborando en la Dirección Nacional de Inteligencia Policial y que la información fue recopilada con datos obtenidos en la comunidad y verificados con las subestaciones de policía regulares y en la Dirección de Investigación Judicial (DIJ).

Señala la recurrente que el delito de Asociación Ilícita se encuentra acreditado con las copias autenticadas que se incorporaron al expediente, en la que se observa que R.A.M.D., M.Á.R.D. y el menor de edad, J.C.T. cc "COCOLISO", se asocian para delinquir, pues han participado en los homicidios de J.R., K.A.D.O., D.D.L. y S.S..

Manifiesta que en este caso, se satisface el número de integrantes, que son dos adultos conjuntamente con el menor de edad, quienes cometen asociados, delitos de diferente naturaleza. Además, existe un concierto previo de los imputados con el menor de edad para ejecutar los delitos y la permanencia se cumple debido a que el grupo lleva años participando en la comisión de delitos.

FUNDAMENTOS JURÍDICOS

Conocido el recurso de apelación formalizado por la F. Superior de Descarga del Área Metropolitana del Primer Distrito Judicial, procede la Sala Segunda de lo Penal a resolver la alzada.

Al analizar el presente proceso, se observa que la disconformidad del Ministerio Público se debe a la decisión del Segundo Tribunal Superior de dictar un sobreseimiento provisional a favor de los indiciados, en lo concerniente a la investigación por el delito Contra la Seguridad Colectiva (Asociación Ilícita), de acuerdo a las disposiciones legales contenidas en el Capítulo VII, Título IX del Libro II del Código Penal, que establece:

Artículo 329. Cuando tres o más personas se concierten con el propósito de cometer delitos, cada una de ella será sancionada por ese solo hecho con prisión de tres a cinco años.

La pena será de seis a doce años de prisión, si la asociación es para cometer homicidio doloso, asesinato, secuestro, extorsión, robo, hurto de autos y accesorios, delitos relacionados con el tráfico de drogas, blanqueo de capitales, delitos financieros, víolación sexual, pornografía infantil, trata de personas, terrorismo o tráfico de armas.

Del análisis de la norma, como del estudio de la doctrina y la jurisprudencia, se colige, que el delito de asociación ilícita conlleva la participación de tres o más personas que se unen para cometer varios delitos.

Al respecto, la profesora A. Emérita Guerra de V. anotó lo siguiente:

"Este es un delito autónomo y se podría considerar como un antecedente de la criminalidad organizada. No se trata de la delincuencia ocasional, sino de una de las manifestaciones más peligrosas. Consiste en la reunión de varias personas a fin de llevar a cabo hechos delictivos.

...

La asociación ilícita es un delito autónomo e independiente del delito o de los delitos que pudieran cometerse en cumplimiento de los propósitos que los identifican. Difiere de la participación criminal porque sus acuerdos son duraderos, mientras que la participación es transitoria. En la asociación ilícita todos sus miembros son autores, en la participación pueden ser cómplices o instigadores, pero no alcanzan el carácter de autores. En la asociación sus integrantes se unen para cometer delitos (de la naturaleza que sea), en la participación por su carácter accesorio, colaboran en la realización de un delito previamente determinado. La sanción imponible en la asociación ilícita, es igual para todos los asociados, salvo los promotores o dirigentes; en la participación se individualiza el aporte causal realizado por cada colaborador (cómplice primario, cómplice secundario, instigador).

En cuanto al bien jurídico tutelado es la seguridad colectiva que se ve seriamente amenazada con la existencia de este tipo de criminalidad." Guerra de V., A., Derecho Penal Parte Especial, E.M.&.P., S.A.P., 2002, P.s. 194 - 196.

Por su parte, el doctor J.R.A. señala que deben haber cometido al menos dos delitos previos y que el simple concierto de voluntades no consuma la conducta, sino que es necesaria la ejecución de delitos. Manifestando:

"Para que exista asociación ilícita es necesario que tres o más personas concreten voluntades para cometer delitos. No hay asociación si no existe una temporalidad de la asociación y si no se han cometido al menos dos delitos previos. El simple concierto de voluntades no consuma la conducta, la ejecución de delitos es necesaria como elemento de tipo objetivo. Este es otro tipo penal que requiere de delito previo." ACEVEDO, J.R., Derecho Penal General y Especial Panameño. Comentarios al Código Penal, Impresión Taller Senda, Panamá, 2008. P.. 543 y 545.

Corresponde ahora valorar las constancias procesales, a efectos de determinar si existen o no los elementos probatorios suficientes que acrediten la posible vinculación de M.Á.R.D. y R.A.M.D., con el Delito de Asociación Ilícita.

Sobre el particular, observamos que el Ministerio Público aportó las siguientes pruebas, para acreditar que existe una asociación ilícita para delinquir de los prenombrados junto con el menor M.J.C.T. (investigado en la F.ía Primera Superior de Adolescentes del Primer Circuito Judicial):

  1. El Informe de los investigadores judiciales O.H. y R.L., quienes indicaron haber realizado un empadronamiento en el lugar del homicidio de D.D.L., y personas del área le manifestaron que los autores del homicidio eran "PUTO" de nombre M.Á.R., "RAÚL" de nombre R.A.M.D. y "COCOLISO". (f. 15-17)

  2. El Informe Secretarial de YARIZBETH SIMONS, de la Unidad de Homicidio Metropolitana, en el que comunicó que para el día 13 de enero de 2015, M.Á.R.D., R.A.M.D. y el menor M.J.C.T. se encontraban bajo investigación por posesión ilícita de arma de fuego.

  3. El 14 y el 16 de enero de 2015 se realizaron diligencias de reconocimiento fotográfico, en la que participó como reconocer un/una testigo protegido y como sujeto a reconocer R.M. y M.Á.R.D., respectivamente. Ambas diligencias dieron como resultado: positivo como persona vinculada al homicidio de D.D.L. (q.e.p.d.).

  4. Declaración de un (a) testigo protegido, que manifestó que los prenombrados, acompañados de un cuarto sujeto, le dispararon a la víctima. Añadió que conoce a estas personas, que son peligrosos en el sector, con varios casos en su haber.

  5. Informe Secretarial de 13 de enero de 2015, en el que se señala que la Agencia de Instrucción Delegada de Belén en ese momento procesaba a M.Á.R.D., R.A.M. y al menor M.J.C.T. por el Delito de Posesión Ilícita de Arma de Fuego. Los tres fueron aprehendidos en posesión de armas, y al menor M.J.C.T. se le remitió a la F.ía de Adolescentes, mientras que R.A.D. posteriormente fue desaprehendido.

  6. Nota N° DIP-TOC/67/15 de 14 de julio de 2015 suscrita por el C.L.S., Jefe de la Dirección Nacional de Inteligencia Policial de T., quien señaló que M.Á.R. "PUTO" y R.A.M.D. aparecen en reportes de novedades del área, específicamente de la Barriada La Siesta y de V.L., que establecen que éstos pertenecen al grupo delincuencial llamado "Ciudad de Dios", dedicado a actividades delictivas como robo a mano armada, hurto en residencias, lesiones personales y además, han estado involucrados en homicidios en el sector. En este sentido, el Capitán SANTAMARÍA menciona cuatro (4) casos diferentes de homicidios y robos. El Capitán SANTAMARÍA indica, además, que lleva 10 años laborando en la Dirección Nacional de Inteligencia Policial y que la información fue recopilada con datos aportados por la comunidad y que fueron verificados en las subestaciones de policía y en la Dirección de Investigación Judicial.

  7. Constancias del expediente contentivo de las sumarias por el homicidio de S.E.S. (q.e.p.d.), en cuyas investigaciones se encuentran involucrados el menor M.J.C.T., M.Á.R. "PUTO" y R.A.M.D..

  8. Copia del Escrito de Acusación N° 91 de 23 de julio de 2015, de la F.ía Primera Superior de Adolescentes del Primer Circuito Judicial de Panamá, por medio del cual la F. solicitó la apertura de proceso criminal en contra de M.J.C.T. cc "COCOLISO", por la posible comisión del Delito contra la Vida e Integridad Personal (Homicidio Doloso) en contra de D.D.L. (q.e.p.d.).

  9. Oficio N° 8240/r.c. de 7 de octubre de 2015, suscrito por VELKIS CEDEÑO DE OSORIO, F.P. Superior de Adolescentes del Primer Circuito Judicial de Panamá, en el que informa que su despacho instruyó sumarias en contra de M.Á.R. DELGADO por la supuesta comisión del Delito contra la Vida e Integridad Personal (Homicidio Doloso), en perjuicio de J.R.A. (q.e.p.d.). También instruyó sumarias por el supuesto Delito contra el Patrimonio Económico (Robo), en perjuicio de YUN HUA ZHANG; por la supuesta comisión del Delito contra la Vida e Integridad Personal (Homicidio Doloso), en perjuicio de K.A.D.O.; y además, realizó investigaciones por la comisión del Delito contra el Patrimonio Económico (Hurto), por denuncia de M.B.C., en la que R.A.M.D. fue señalado (f. 1219).

  10. Copia del Escrito Mixto N°01 de 17 de enero de 2014, emitido por la F.ía Primera Superior de Adolescentes del Primer Circuito Judicial de Panamá, por la supuesta comisión del Delito contra la Vida e Integridad Personal (Homicidio Doloso), en perjuicio de J.R.A.. En este caso, vemos que la recomendación de la F. fue que se dictase un sobreseimiento provisional a favor de M.J.C.T., al no tenerse la certeza jurídica de su participación.

  11. Escrito de sobreseimiento N° 119 de 20 de abril de 2015, emitido por la F.ía Primera Superior de Adolescentes del Primer Circuito Judicial de Panamá, por la investigación del posible Delito contra el Patrimonio en perjuicio de YUN HUA ZHANG, por el robo suscitado en el local comercial Auto Repuestos Cincuentenario en la que se incluyó en las sumarias a M.Á.R.D., que en esos momentos era menor de edad. La recomendación de la F. en ese caso, fue emitir un sobreseimiento provisional de carácter objetivo e impersonal.

  12. Escrito N° 6-15 de 22 de enero de 2015, también de la F.ía Primera Superior de Adolescentes del Primer Circuito Judicial de Panamá, de la investigación por el posible Delito contra la Vida e Integridad Personal, en perjuicio de K.A.D.O. (q.e.p.d.), en cuyas sumarias se incluyó a M.J.C.T. y M.Á.R.D., quien en esos momentos era menor de edad. La recomendación de la F. fue el sobreseimiento provisional de carácter objetivo e impersonal.

    Al concluir el sumario, la F.P. Superior del Primer Distrito Judicial mediante V.F.N.° 112 de 30 de octubre de 2015, recomendó llamamiento a juicio por Delito de Homicidio en perjuicio de D.D.L. (q.e.p.d.) y por Delito de Asociación Ilícita. El Segundo Tribunal Superior, al decidir la recomendación fiscal, consideró que las pruebas reseñadas no logran acreditar la acción desplegada.

    A manera de antecedente, en la República de Panamá, según el Investigador Jurídico del Centro de Investigación Jurídica de la Facultad de Derecho de la Universidad de Panamá, D.G., el antecedente de este tipo de delitos es el Código Penal de la República de Panamá de 1916, que en sus artículos 175 y 176 establecía lo siguiente:

    Artículo 175. Se reputan asociaciones ilícitas:

    1- Las que por su objeto o circunstancia sean contrarias a la moral pública.

    2- Las que tengan por objeto cometer alguno de los delitos penados en este código.

    Artículo 176. Incurrirán en la pena de uno a dos años:

  13. Los fundadores, directores y presidentes de las asociaciones que se establecieron y estuvieron comprendidos en algunos de los números del artículo anterior.

  14. Los directores o presidentes de las asociaciones que no permitieren a la autoridad o a sus agentes, la entrada a sus sesiones.

  15. Los directores o presidentes de tales asociaciones que no levanten la sesión a la segunda intimación de la autoridad o de sus agentes.

    Las normas del primer código penal de la República señalaban como un acto delictivo las asociaciones que tuviesen por objeto cometer alguno de los delitos contemplados en el Código, pero también aquellas que por su objeto o circunstancias fuesen contrarias a la moral pública. Sin embargo, esta norma sólo sancionaba a los fundadores, directores y presidentes de las asociaciones, pero no a sus miembros.

    El Código Penal de 1922, emitió un concepto menos amplio y diferente al primer Código de 1916. Su denominación cambió a "asociación de malhechores", que respondía a las nociones de asociación ilícita del derecho comparado de la época. El artículo señalaba lo siguiente:

    Artículo 212. Cuando cinco personas por lo menos, se asocien para cometer delitos contra la administración de justicia, la fe o la seguridad pública, las buenas costumbres o el orden de la familia, o contra las personas o contra las propiedades, cada uno de los culpables será castigado, por el solo hecho de la asociación, con reclusión por ocho a cuarenta meses. Si los asociados recorren los campos o las vías públicas, y dos por lo menos de entre ellos llevaren consigo armas o las conservaren en algún lugar de depósito, la pena será de reclusión por dos a seis años. En caso de que la asociación tuviere jefe, la pena de este será de dos a ocho años de reclusión, en caso del inciso primero de este artículo, y de tres a ocho años, en el caso del inciso segundo. En todo caso se impondrá como accesoria la pena de sujeción a la vigilancia de la autoridad. (Guardia, D., "Delito de Asociación Ilícita", Boletín de Informaciones Jurídicas N° 41 del Centro de Investigación Jurídica de la Facultad de Derecho y Ciencias Políticas de la Universidad de Panamá, Panamá, Enero - Junio, 2009, P.s. 40-41)

    En la actualidad, de acuerdo a la doctrina y a la jurisprudencia adoptada por esta Superioridad, el delito de asociación ilícita conlleva ciertas características que lo diferencian de la participación criminal y de actos preparatorios para cometer otros delitos. Por ello, delimitarlo y diferenciarlo puede originar confusión. Estos elementos que configuran el delito de asociación ilícita, establecido en el artículo 329 del Código Penal, son los siguientes:

    - Participan tres (3) o más personas.

    - Es un delito autónomo. Es decir, es independiente de los delitos que realicen como asociación.

    - Hay permanencia. Es un acuerdo duradero en el tiempo que se mantendrá mientras se tenga el ánimo de realizar delitos.

    - Existe organización. Sus miembros coordinan acciones con miras a cometer delitos.

    - Se realiza más de un delito.

    - Se cometen delitos indeterminados.

    - Hay dolo en la conducta de sus miembros. Quienes se asocian lo hacen con el conocimiento de que es un concierto para cometer más de un delito, y el mero concierto para delinquir ya constituye un ilícito penal, es decir, que la conducta es cometida desde el instante en que los individuos se asocian con ese fin.

    En cuanto a sus características, el profesor H.G. manifestó lo siguiente:

    "En la modalidad básica el delito se integra cuando tres o más personas se concierten con el objetivo de cometer delitos, es decir, no se hace distinción sobre la naturaleza de los delitos proyectados por los asociados ilícitamente.

    Es claro que el legislador con el objeto de distinguir este ilícito de otras modalidades o de otros procesos en el inter criminis, ha considerado que el mero concierto para delinquir ya constituye un ilícito penal y ello es con independencia de la realización del delito posterior.

    La modalidad agravada que está contemplada en el inciso segundo, tiene las mismas características que la forma básica, con la única diferencia que el legislador ha "detallado" la clase de delito o delitos proyectados que pretendieron cometer los agentes." G., H., "Delitos contra la seguridad colectiva". Editorial J.P., Panamá, 2008. P.. 101 y 102.

    De igual manera, en cuanto al grado de importancia del delito de asociación ilícita, el jurista J.A.A. indicó lo siguiente:

    "Es un hecho cierto que como cuando se trata de actividades humanas útiles, la asociación de varias personas posibilita y asegura una mejor, más amplia y exitosa realización de las empresas; en el ámbito criminal, la concurrencia de diversos individuos unidos por una finalidad de ese carácter aumenta la magnitud del peligro social, puesto que la influencia del número, al facilitar la consumación de atentados criminales, disminuye en los particulares la garantía de la propia seguridad. En las asociaciones delictivas, toma, pues, especial significado la fuerza moral objetiva del delito". A.E., J.A., "La técnica de investigación de interceptación de comunicaciones en el marco del crimen organizado transnacional", Universal Books, Panamá, 2007. P.. 65.

    Luego de analizar los elementos probatorios aportados por la recurrente, coincidimos con el criterio del Segundo Tribunal Superior, por cuanto, si bien a los procesados se les ha relacionado con varios delitos, incluyendo delitos graves como el homicidio, no se ha comprobado que existe organización ni permanencia, elementos que configuran este delito. De igual manera, no se ha comprobado su vinculación en algunas de estas investigaciones, por cuanto las sumarias han finalizado con recomendación de sobreseimiento provisional. Asimismo, concordamos con la opinión esbozada en cuanto a que la conducta desplegada por los procesados constituye un posible grado de participación criminal.

    En este sentido, esta Superioridad ha indicado lo siguiente:

    En tal empeño, al avocarnos a la segunda conducta endilgada, la doctrina ha hecho una distinción cuando se trata de una simple participación criminal, la cual refiere cuando encontramos a varias personas que participan en la realización del delito, es decir esa forma accesoria de colaborar o auxiliar en la materialización de un hecho punible, difería de la asociación ilícita.

    La Dra. A.E. de V. en su obra "Compendio de Derecho Penal", parte especial, 2010, hace una distinción entre ambos comportamientos, indicando que, asociación ilícita es un delito autónomo, mientras que la participación criminal es accesorio a un delito determinado, lo que significa que la asociación ilícita no es participación criminal, por lo que el solo hecho de que un grupo de personas se una para cometer delitos, difiere de los que se agrupan para planificar y ataque a los ciudadanos indefensos de manera sorpresiva y alevosa. 19) DE SEPTIEMBRE DE DOS MIL CATORCE (2014

    Como quiera que de acuerdo a los elementos probatorios abocados al proceso no se configura la conducta acusada, lo que en derecho corresponde es confirmar la decisión del Segundo Tribunal Superior de decretar un sobreseimiento provisional por el delito de asociación ilícita; y se devuelve el expediente para que el proceso continúe por el Delito de Homicidio Doloso.

    PARTE RESOLUTIVA

    En mérito de lo expuesto, la CORTE SUPREMA, SALA DE LO PENAL, administrando justicia en nombre de la República y por autoridad de la Ley, CONFIRMA Auto 1da N° 95 de 6 de octubre de 2016, proferido por el Segundo Tribunal Superior del Primer Distrito Judicial, por medio del cual se emitió sobreseimiento provisional a favor de los señores M.Á.R. DELGADO (a) PUTO y R.A.M.D. por el Delito contra la Seguridad Colectiva (Asociación Ilícita), cometido en perjuicio de D.D.L. (q.e.p.d.).

    N. y Devuélvase,

    HARRY ALBERTO DÍAZ GONZÁLEZ

    JERÓNIMO MEJÍA E. -- JOSÉ EDUARDO AYU PRADO CANALS

    ELVIA VERGARA DE ORDÓÑEZ (Secretaria)

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR