Sentencia Contencioso de Corte Suprema de Justicia (Pleno), 3ª de lo Contencioso Administrativo y Laboral, 29 de Octubre de 2015

PonenteNelly Cedeño de Paredes
Fecha de Resolución29 de Octubre de 2015
EmisorTercera de lo Contencioso Administrativo y Laboral

VISTOS: El licenciado R.G., actuando en nombre y representación de HAWAII MARRIOTT, S.A., ha interpuesto ante la Sala Tercera de la Corte Suprema recurso de apelación contra elAuto Ejecutivo No.032-14/J.E. de 27 de agosto de 2014 , dictado dentro del proceso ejecutivo por cobro coactivo que le sigue el Municipio de Panamá. El licenciado G. fundamenta el recurso de apelación señalando que existe ilegitimidad en la personería del sujeto pasivo de la presente causa, toda vez que el proceso se origina a la supuesta morosidad del contribuyente HAWAII MARRIOTT, S.A., No.02-1990-8401. Agrega que si se compara el permiso de operación de la JOYERÍA HAWAII que es la que opera en el local en donde se ha enviado las notificaciones y colocado los edictos en puerta del presente proceso, se pueden observar que existen diferencias en los datos del Aviso de Operación, por lo que se observa que a pesar que existen similitudes, no es el mismo operador. También señala que en la actualidad se está gestionando un proceso de rectificación de los datos en los Avisos de Operaciones 30080-2-235908-2011-265438 y 30080-2-235908-2011-265424 del Sistema de Panamá Emprende, ante el Ministerio de Comercio e Industria, el cual una vez finalizado podrá certificar que se ha subsanado lo advertido. Añade que en atención a estas consideraciones, le pide al Juez Primero Ejecutor del Municipio de Panamá que desista de las acciones pretendidas, es decir, el cierre del local, ya que puede estar causando daños y perjuicios a una empresa que está al día con el pago en sus impuestos, tal como lo acredita el paz y salvo expedido por la propia Tesorería Municipal a nombre de JOYERÍA HAWAII cuyo número de contribuyente corresponde al 02-1990-3. Indica que los tributos municipales bajo los que se fundamenta la ejecución están prescritos Por su parte, el Juez Ejecutor Primero del Municipio de Panamá en su oposición al recurso de apelación señaló que tanto el reconocimiento del Tesorero Municipal y el estado de cuenta debidamente certificado por un contador público autorizado del Municipio de Panamá, indican claramente que el Auto Ejecutivo se dictó única y exclusivamente en contra del contribuyente denominado HawaiI Marriott, S.A., con No. 02-1990-8401 que es el que aparece en dichos documentos. Con respecto a lo señalado por el recurrente en el sentido que se le envían notificaciones y edictos en puerta a su mandante en otro local que no corresponde al domicilio del demandado en el presente proceso, manifiesta que dichas actuaciones corresponden a un proceso de cierre, lo cual no es pertinente debatirlo dentro de un proceso ejecutivo por jurisdicción coactiva, ya que es un tema administrativo. También expresa que la vía correcta para valorar la prescripción es a través de una excepción de prescripción. Finalmente, concluye que el recurrente no objeta los presupuestos legales que sirvieron de base para dictar el acto ejecutivo, ni al título ejecutivo, por lo que las alegaciones del recurrente carecen de fundamento. El Procurador de la Administración, mediante la Vista Nº763 de 9 de septiembre de 2015, le solicitó a los Magistrados que integran la Sala Tercera que se sirvan declarar no viable el recurso de apelación presentado contra elAuto Ejecutivo No.032-14/J.E. de 27 de agosto de 2014, dictado dentro del proceso ejecutivo por cobro coactivo que le sigue el Municipio de Panamá, toda vez que lo que realmente pretende el recurrente es debatir actuaciones propias de la Tesorería Municipal del Distrito de Panamá que ésta desarrolla en el ejercicio de las funciones administrativas y no las llevadas a cabo por el Juzggado Ejecutor del Municipio de Panamá una vez iniciado el proceso por cobro coactivo que se sigue en su contra. Decisión de la Sala. Una vez cumplidos los trámites legales, la Sala procede a resolver la presente controversia. Advierte la Sala que por medio del Auto Ejecutivo No. 032-14/J.E. de 27 de agosto de 2014 (f. 12 del antecedente), el Juez Ejecutor Primero del Municipio de Panamá, libra mandamiento de pago contra la sociedad HAWAII MARRIOTT, S.A., hasta la concurrencia de veintiséis mil seiscientos cinco mil balboas con cinco centésimos (B/.26,605.05). De dicho auto ejecutivo fue notificado el apoderado judicial de HAWAII MARRIOTT, S.A. el día 24 de octubre de 2014, tal como consta al dorso de la foja 12. Sirvieron como recaudo ejecutivo la certificación de saldo fechado 11 de agosto de octubre de 2014 y el estado de cuenta de la misma fecha debidamente certificado por un contador público autorizado de la Tesorería Municipal a cargo de HAWAII MARRIOTT, S.A. (V. fs. 1-9 del antecedente) Advierte la Sala que el apoderado judicial de la recurrente fundamenta su recurso de apelación señalado que el proceso ejecutivo por cobro coactivo se origina por la supuesta morosidad de HAWAII MARRIOTT, S.A. y que el Municipio de Panamá no tomó en consideración al momento de dictar el auto ejecutivo, las similitudes entre dos (2) avisos de operaciones, por lo que se ha estado emplazando a una persona jurídica distinta a la que supuestamente mantiene una deuda con el Municipio de Panamá. En atención a esta situación, la recurrente le pide al Juez Primero Ejecutor del Municipio de Panamá que desista del cierre del local, pues pudiera estar ocasionando daños y perjuicios a una empresa que está al día con el pago de sus impuestos. En atención a lo antes expuesto, la Sala concluye que lo que realmente pretende el contribuyente HAWAII MARRIOTT, S.A. es debatir actuaciones que son propias de la Tesorería Municipal del Distrito de Panamá y no las llevada a cabo por el Juzgado Ejecutor Primero del Municipio de Panamá dentro del proceso ejecutivo por cobro coactivo que dicha institución le sigue. Por lo tanto, en base a las anteriores consideraciones, lo procedente es declarar no viable el recurso de apelación presentado por el apoderado judicial de HAWAII MARRIOTT, S.A., pues lo pretendido a través de dicho recurso va dirigido a querer impugnar situaciones que se dieron dentro de la vía gubernativa, y no dentro del proceso ejecutivo. Sobre este punto es necesario destacar que el tercer párrafo del artículo 1777 del Código Judicial es claro al señalar que en estos procesos por cobro coactivo no podrán debatirse cuestiones que debieron ser objeto de recursos por la vía gubernativa o en última instancia ante esta Sala. Al respecto, la Sala Tercera en resolución de 16 de marzo de 2011, indicó lo siguiente: "Las situaciones que expone la incidentista, no se refieren propiamente a motivos específicos por los cuales debe levantarse la medida cautelar decretada, sino que hacen referencia al proceso que la Dirección de R.P. le siguió a M.A.N.M., en el que se le declaró responsable de haber ocasionado lesión patrimonial al Estado. Por tanto, no es posible dirimir este aspecto en un proceso ejecutivo de conformidad con lo preceptuado en el artículo 1777 del Código Judicial, cuyo texto dice así: "Artículo 1777. Los funcionarios públicos, los gerentes y directores de entidades autónomas o semiautónomas y demás entidades públicas del Estado a quienes la ley atribuya el ejercicio del cobro coactivo, procederán ejecutivamente en la aplicación de la misma, de conformidad con las disposiciones de los Capítulos anteriores y demás normas legales sobre la materia. En estos procesos no podrán debatirse cuestiones que debieron ser objeto de recursos por la vía gubernativa". (Resalta La Sala). En este sentido, le recordamos al incidentista que los procesos por jurisdicción coactiva tienen como finalidad que este Tribunal revise las actuaciones procesales del Juez Ejecutor y su conformidad a derecho, más no el de otra autoridad administrativa." En consecuencia, la Sala Tercera (Contencioso Administrativa) de la Corte Suprema, administrando justicia en nombre de la República y por autoridad de la ley, DECLARA NO VIABLE el recurso de apelación, interpuesto por licenciado R.G., actuando en nombre y representación de HAWAII MARRIOTT, S.A., contra elAuto Ejecutivo No.032-14/J.E. de 27 de agosto de 2014 , dictado dentro del proceso ejecutivo por cobro coactivo que le sigue el Municipio de Panamá. Notifíquese Y CÚMPLASE, NELLY CEDEÑO DE PAREDES LUIS RAMÓN FÁBREGA SÁNCHEZ -- ABEL AUGUSTO ZAMORANO KATIA ROSAS (Secretaria)