Sentencia Pleno de Corte Suprema de Justicia (Pleno), Pleno, 9 de Octubre de 2015

Ponente:Oydén Ortega Durán
Fecha de Resolución: 9 de Octubre de 2015
Emisor:Pleno
 
CONTENIDO

VISTOS: En grado de Apelación, conoce el Pleno de la Corte Suprema de Justicia, la alzada del expediente correspondiente a la Acción de A. de Garantías Constitucionales presentada por la Firma Forense CUBIAS & FUNG, en representación de BASANK 2 CORP., contra el Auto N°1135 del quince (15) de julio de dos mil catorce (2014), proferido por el Juez Quinto de Circuito Civil del Primer Circuito Judicial de Panamá. DECISIÓN DEL TRIBUNAL DE PRIMERA INSTANCIA Correspondió al Primer Tribunal Superior del Primer Distrito Judicial conocer en primera instancia, el presente negocio constitucional. Dicha Autoridad mediante Resolución de tres (3) de octubre de dos mil catorce (2014), dispuso no conceder el A. de Garantías Constitucionales propuesta por BAZANK 2 CORP., contra el Auto N°1135 de quince (15) de julio de dos mil catorce (2014), emitido en el cuaderno de contrapruebas de la parte demandada en el Proceso Ordinario que la Amparista le sigue al Banco General S.A. y al señor C.H.G.T. en el Juzgado Quinto de lo Civil del Primer Circuito Judicial de Panamá. En su decisión, el Tribunal A Quo señaló que "al no encontrar cómo se ha incumplido el precepto contenido en el artículo 469 del Código Judicial, para que a la amparista se le haya colocado por el Juez en el estado de indefensión que alega, cuando se dispuso la práctica de la contraprueba objetada, y afirmar que la misma no es utilizada para desvirtuar ninguna de sus pruebas ni fue tampoco pedida con las formalidades fijados por la ley." En cuanto a que la orden demandada viola el Artículo 783 del Código Judicial, el A Quo indicó que la función de admitir o no las pruebas es una función jurisdiccional estricta del J., cuya conducencia o pertinencia forma parte de su ámbito legal decisorio, la cual ejercerá conforme a la Demanda y su contestación y esa labor le corresponde al Tribunal ordinario y no al de A.. Asimismo, el Tribunal de Primera Instancia, señaló lo siguiente: "Por eso, este cargo tampoco prospera, porque en materia de pruebas, la garantía del debido proceso lo que protege es el derecho a aducir y practicarla, pero el acto de admitir y de valorar la prueba es propio del Juez, ya que se desnaturalizaría ese carácter extraordinario del A. de Garantías Constitucionales, para convertirlo en una instancia ordinaria adicional, a fin de el Tribunal en función constitucional determina si la prueba admitida resulta abiertamente dilatoria, o contraria a los principios de conducencia y pertinencia de la prueba, por no ceñirse a la materia del proceso o ser legalmente ineficaz." El A Quo también fue enfático al indicar que no estima que se haya infringido algún trámite esencial al admitirse la prueba pericial por el Juez demandando, ya que se observa que para requerir su práctica se procedió a fijar la caución con el propósito de garantizar los daños y perjuicios que se pudieran causar, conformen rigen las normas de las diligencias exhibitorias y se confeccionó un cuaderno separado para la inspección de los libros de tercero, de acuerdo con los Artículos 817, 818 y 965 del Código Judicial. Por último señaló el Tribunal de instancia que le corresponde al Juez resolver las objeciones a las pruebas y contrapruebas, conforme al Artículo 1267 del Código Judicial, en el término de 30 días, a partir del día siguiente del vencimiento. Agregó el A Quo que de no hacerlo en el término señalado hará que se tengan por negadas las objeciones, disponiéndose que en este caso, el Juez admitirá inmediatamente las pruebas y contrapruebas, no requería de una motivación, ya que implícitamente se entendían que eran conducentes y eficaces para el Proceso, expresando que situación contraria ocurre cuando se da un pronunciamiento de no admisibilidad. SUSTENTACIÓN DE LA APELACIÓN La Firma Forense Cubias & Fung, en su condición de apoderados de BAZANK 2 CORP., anunció y sustentó Recurso de Apelación, contra la Resolución de tres (3) de octubre de dos mil catorce (2014), proferida por el Primer Tribunal Superior de Justicia del Primer Distrito Judicial, solicitando que se conceda el A. de Garantías Constitucionales propuesta y se revoque el Auto N°1135 del quince (15) de julio del dos mil catorce (2014) y en consecuencia orden al Juez Quinto de Circuito Civil del Primer Circuito Judicial que se niegue la prueba pericial. El Apelante manifestó que la prueba pericial solicitada por el apoderado de la demandada y mediante la cual pretende que se examinen los libros de contabilidad, diario general y mayor, registros contables, auxiliares y demás asientos correspondientes a la administración del PH MULTICENTRO CENTRO COMERCIAL o de la empresa que ostente dicha obligación hasta donde ellos tienen conocimiento corresponde a la sociedad LUNA BRILLANTE, es una contraprueba que jamás debió admitirse ya que no es válida, toda vez que es temeraria e inconducente, además que no está encaminada a desvirtuar ninguna prueba. Agrega el Recurrente que le llama la atención que el Tribunal de A. haya concluido que la decisión del Juez de la causa se centró en actuaciones acorde con las reglas de derecho, sin embargo, obvió que fue con posterioridad a la presentación y notificación de la Acción de A. de Garantías Constitucionales que el Juez Quinto ordenó separar la prueba previamente admitida y no practicada en fecha señalada en un cuadernillo aparte y luego emite una Resolución aun cuando ya tenía conocimiento del A. para señalar una caución a consignar por la contra parte. Además, señaló que se debe valorar el hecho que todo razonamiento probatorio debe venir de la mano de una correcta motivación de las decisiones judiciales. Indicó el Apelante que la orden impugnada coloca a su poderdante en estado de indefensión, porque dispuso la práctica de pruebas y contrapruebas propuesta por el demandado, contrarias a la ley y la jurisprudencia, desconociéndose con ese proceder que el Amparista tiene derecho a que dentro del Proceso se utilicen las leyes en igualdad y sin contravenir las mismas, ya que la parte demandada ha presentado unas supuestas contrapruebas que no tienen dicho carácter porque las mismas no están siendo utilizadas para desvirtuar ninguna prueba presentada por su mandante. Además, agregó el Recurrente que la contraprueba señalada como "prueba pericial contable con peritos idóneos", debió pedirse por ser a los libros de contabilidad pertenecientes a terceros que no forman parte del proceso a través de una diligencia exhibitoria tal cual lo establece el Artículo 817 del Código Judicial así como la Jurisprudencia. De igual manera, refiere el Accionante que el artículo 817 del Código Judicial ha sido indebidamente interpretado dentro de la decisión acusada vía A. tomando en consideración que es a través de la diligencia exhibitoria el medio idóneo para solicitar la verificación de libros contables a terceros dentro del proceso. Considera el Apelante que el Juez Quinto ha violado el debido proceso y el referido Artículo 817 del Código Judicial, toda vez que, es en su segundo párrafo donde se señala quien será considerada parte legítima, la que solicita la diligencia siempre que exprese en su solicitud cuál es la relación sustancial o el interés jurídico que pretende probar con la diligencia y en que forma le interesa personalmente. También el Apelante manifestó que la decisión del Tribunal de A. impugnada, debe ser revocada porque en el expediente ordinario se comprobó que sí se infringió el debido proceso y que la falta de motivación de la Resolución atacada en A. tiene consecuencias a nivel constitucional, por cuanto de revocarse la decisión provocaría que se violentaran primero las formalidades que debe reunir toda diligencia exhibitoria. Por último señaló que el Tribunal no realizó una debida argumentación jurídica, por tanto, la actuación judicial que se impugna se encuentra carente de una verdadera fundamentación fáctico jurídica que no permite conocer el razonamiento que llevó al juzgador a admitir una prueba como la diligencia exhibitoria que debe ser solicitada de acuerdo a requisitos y formalidades mínimas y básicas, siendo esta una garantía fundamental que no solo incide en el adecuado ejercicio del derecho de defensa de su mandante. DECISIÓN DEL PLENO DE LA CORTE Habiéndose surtido el trámite correspondiente y luego de considerados los criterios vertidos por el recurrente, procede el Pleno a resolver la causa encomendada en alzada. Consta que mediante Resolución de tres (3) de octubre de dos mil catorce (2014) el Primer Tribunal Superior del Primer Distrito Judicial en su calidad de Tribunal A quo resolvió no conceder el A. de Garantías Constitucionales propuesta por BAZANK 2 CORP. contra el Auto N°1135 de quince (15) de julio de dos mil catorce (2014), emitido en el cuaderno de contrapruebas de la parte demandada en el proceso ordinario que la amparista le sigue al Banco General, S.A. y al señor C.H.G.T. en el Juzgado Quinto Civil del Primer Circuito Judicial de Panamá. En ese sentido, debemos señalar que al revisar los antecedentes se observa que se está ante un Proceso Ordinario de Responsabilidad Civil por BAZANK 2 CORP. en contra de BANCO GENERAL S.A. y C.H.G. TORRES. El Pleno de esta Corporación de Justicia tiene en cuenta que la Resolución judicial recurrida en A. fue dictada al resolverse el Escrito de Contrapruebas presentadas por el Licenciado A.I.V., en nombre y representación de C.H.G.T., con fundamento en el Artículo 1265 numeral 2 del Código Judicial, con la finalidad de contraprobar las pruebas aportadas y aducidas por el Actor. En este sentido, la parte demandada entre otras contrapruebas, solicitó: "Se examinen los libros de contabilidad, diario, general y mayor, registros contables, auxiliares y demás asientos correspondientes a la administración del P.H.M.C. COMERCIAL, o de la empresa que ostente dicha obligación que hasta donde tenemos conocimiento corresponde a la sociedad LUNA BRILLANTE, S.A. Dicha experticia debe abarcar el periodo comprendido desde el mes 21de octubre del año 2008 al 21 de febrero de 2009, y en las fechas posteriores a la indicada, a fin de que se determine si el señor C.H.G.T., estaba al día en las cuotas de mantenimiento ordinarias y extraordinarias causadas por el Local comercial número 120, ubicado en el nivel 100 del Edificio denominado P.H.M. CENTRO COMERCIAL. El lugar donde debe llevarse a cabo la prueba aducida, está ubicado el P.H.M.C. COMERCIAL en Avenida Balboa y Calle 53 Este, Corregimiento de San Francisco, Distrito y Provincia de Panamá. ..." En tanto, que la Firma Forense C.F. & ABOGADOS apoderados judiciales de BAZANK 2 CORP., presentó escrito de objeciones a las Contrapruebas presentadas por el Licenciado A.I.V.. Se observa que el Juzgado Quinto de Circuito de lo Civil del Primer Circuito Judicial de Panamá mediante Auto N°1135 de quince (15) de julio de dos mil catorce (2014), admitió entre otras pruebas, la prueba pericial contable con peritos idóneos, en el P.H.M.C. COMERCIAL, en Avenida Balboa y calle 53 Este, Corregimiento de San Francisco, con el propósito de examinar los libros de contabilidad, diario, general y mayor, registros contables, auxiliares y demás asientos correspondientes a la administración del P.H.M.C. COMERCIAL o de la Empresa que ostenta la obligación que hasta donde se tiene conocimiento corresponde a la Sociedad LUNA BRILLANTE S.A. Luego de expuesto los antecedentes del caso, corresponde indicar que las disconformidades del Apelante con la Resolución recurrida consisten en que la orden impugnada coloca a su poderdante en estado de indefensión, porque se dispuso la práctica de pruebas y contrapruebas propuesta por el demandado, contrarias a la ley y la jurisprudencia, desconociéndose con ese proceder que el Amparista tienederecho a que dentro del Proceso se utilicen las leyes en igualdad y sin contravenir las mismas, ya que la parte demandada ha presentado unas supuestas contrapruebas que no tienen dicho carácter porque las mismas no están siendo utilizadas para desvirtuar ninguna prueba presentada por su mandante. Además, agregó el Recurrente que la contraprueba señalada como "prueba pericial contable con peritos idóneos, debió pedirse por ser a los libros de contabilidad pertenecientes a terceros que no forman parte del proceso através de una diligencia exhibitoria tal cual lo establece el Artículo 817 del Código Judicial así como nuestra Jurisprudencia." Ahora bien, es importante indicar que el demandado en virtud de lo establecido en el numeral 2 del Artículo 1265 del Código Judicial presentó en el período correspondiente las contrapruebas que estimó conveniente presentar. El referido Artículo 1265 del Código Judicial regula el período probatorio en los Procesos Ordinarios y el mismo es del tenor siguiente: Artículo 1265: Una vez surtido el traslado de la demanda o de la reconvención en su caso, el proceso quedará abierto a pruebas, sin necesidad de providencia, quince días después de cumplido lo anterior en cuatro períodos así: 1. ... 2. El segundo, de tres días improrrogables, que comenzará a correr el día hábil siguiente en que se vence el anterior, para presentar contrapruebas; 3. ... ..." En cumplimiento de lo dispuesto en el Artículo 783 del Código Judicial, el Juez Quinto de Circuito de lo Civil del Primer Circuito Judicial de Panamá examinó la conducencia y pertinencia de las contrapruebas que presentó el demandado, estableciendo que efectivamente las mismas eran contrapruebas, por tanto procedió a proferir el Auto N°1135 del quince (15) de julio del dos mil catorce (2014). Cabe destacar que el Juez Quinto de Circuito de lo Civil del Primer Circuito Judicial de Panamá, resolvió tanto las pruebas presentadas por el demandante así como las contrapruebas presentadas por el demandado en cuadernillos separados, de acuerdo a lo establecido en el Artículo 788 del Código Judicial. Es así que considera el Pleno de la Corte Suprema que el Auto impugnado por esta vía constitucional fue proferido de acuerdo con el trámite legal correspondiente, toda vez que no encontramos evidencias que permitan advertir la vulneración de la garantía constitucional del debido proceso. En relación a lo expuesto por el Apelante en cuanto que en la solicitud de prueba pericial disfrazada de diligencia exhibitoria no se señaló "la relación sustancial o interés jurídico que pretende probar con la diligencia y en que forma le interesa personalmente" y que además no se debió admitir la supuesta diligencia exhibitoria, toda vez que no se solicitó como tal, ni fue admitida como tal, debe el Pleno de la Corte Suprema de Justicia hacer algunas acotaciones. La Diligencia exhibitoria se puede emplear como medida cautelar o de aseguramiento de pruebas tal como lo plantea el artículo 815 del Código Judicial o como un elemento de prueba más en el Proceso de acuerdo a lo previsto en el artículo 817 del Código Judicial. Los referidos Artículos son del tenor siguiente: Artículo 815. Cuando una persona pretenda demandar o tema que se le demanda y exista temor justificado de que eventualmente pueda faltarle un medio de prueba o hacérsele difícil o impracticable su obtención en el momento oportuno, puede solicitar al juez que se practique de inmediato cualquiera de las siguientes pruebas: 1. Diligencia exhibitoria; 2. T. prejudiciales; 3. Inspección judicial y dictámenes periciales; 4. Reconstrucción de sucesos o eventos; ... En este orden de ideas es importante destacar el contenido del Artículos 817 del Código Judicial, que señala lo siguiente: "Artículo 817. Mediante la diligencia exhibitoria, el juez lleva a efecto la inspección de la cosa litigiosa, o de los libros, documentos u otros objetos que se hallen en poder del demandado real o presuntivo, del demandante, o de terceros y que el peticionario estime conducentes a probar o hacer efectivos sus derechos, pretensiones, excepciones o defensas, Para los efectos de las limitaciones a que se refiere el artículo 89 del Código de Comercio, se tendrá como parte legítima la que solicita la diligencia exhibitoria, aunque sea extrajudicial, siempre que exprese en su solicitud cuál es la relación sustancial o el interés jurídico que pretende probar con la diligencia, y en qué forma le interesa personalmente. Cuando se ejerza la diligencia exhibitoria, la inspección será decretada y se llevará a cabo el mismo día sin audiencia de la contraparte o del tenedor de la cosa, siempre que el peticionario dé caución a satisfacción del juez para responder de todos los daños y perjuicios que puedan causarse con tal diligencia." Asimismo, el Artículo 827 del Código Judicial preceptúa que la Inspección Judicial por medio de Diligencia Exhibitoria será requerida cuando se pretenda la exhibición de los libros de comercio de quien no es parte en el Proceso, es decir, de un tercero o cuando se solicite como medida cautelar. Esta Superioridad al revisar los antecedentes del caso observa que se está ante un Proceso Ordinario de Responsabilidad Civil por BAZANK 2 CORP. en contra de BANCO GENERAL S.A. y C.H.G. TORRES. Advierte el Pleno, que el Licenciado A.I.V. apoderado judicial de H.G.T. (demandado), presentó en el período correspondiente escrito de contrapruebas, solicitando entre otras mediante diligencia exhibitoria la inspección judicial de los libros de contabilidad, diario, general y mayor, registros contables, auxiliares y demás asientos correspondientes a la administración del P.H.M. CENTRO COMERCIAL, desde el período comprendido desde el 21 de octubre del 2008 al 21 de febrero del 2009, con la finalidad que se determine "si el señor C.H.G.T., estaba al día en las cuotas de mantenimiento, ordinarias y extraordinarias y extraordinarias causadas por el Local comercial número 120, ubicado en el nivel 100 del Edificio denominado P.H.M. COMERCIAL.". Es decir, el señor H.G.T. (demandado), es parte legítima en el Proceso y solicitó el examen de documentos específicos como libros de contabilidad, diario, general y mayor, registros contables, auxiliares, comprendidos en un período determinado. Expuesto lo anterior es que estimamos que le asiste la razón al Primer Tribunal Superior de Justicia, toda vez que efectivamente se está ante una inspección judicial con la exhibición de libros o documentos de comercio de quien es parte, como lo establece el Artículo 817 del Código Judicial que dispone lo siguiente: "mediante la diligencia exhibitoria, el juez lleva a efecto la inspección de la cosa litigiosa, o de los libros, documentos u otros objetos que se hallen en poder del demandado real o presuntivo, del demandante, o de terceros y que el peticionario estime conducentes a probar o hacer efectivos sus derechos, pretensiones, excepciones o defensas." Al examinar, los hechos planteados y las normas que regulan las diligencias exhibitorias, podemos comprobar que la prueba de inspección judicial por medio de diligencia exhibitoria pedida por el Licenciado A.I.V. apoderado judicial de H.G.T., cumple con los presupuestos establecidos en la Ley. Esta Corporación Judicial es del criterio que los cargos invocados por la Amparista recurrente no infringen normas de rango constitucional, ya que como se ha indicado, tanto por el Tribunal A quo como por este Tribunal de alzada, la prueba solicitada consiste en una inspección judicial con la exhibición de libros o documentos de comercio de quien es parte. En consecuencia, dado que esta Corporación comparte el criterio vertido por el Tribunal de Primera Instancia, debe confirmar la decisión contenida en la Resolución de fecha tres (3) de octubre de dos mil catorce (2014), por tanto, así se pronuncia. En consecuencia, la CORTE SUPREMA, PLENO, administrando justicia en nombre de la República y por autoridad de la ley, CONFIRMA la Resolución de tres (3) de octubre del dos mil catorce (2014), dictada por el Primer Tribunal Superior del Primer Distrito Judicial, mediante el cual dispuso NO CONCEDER el A. de Garantías Constitucionales propuestos por BAZANK 2 CORP., contra el Auto N°1135 de quince (15) de julio de dos mil catorce (2014), emitido en el cuaderno de contrapruebas de la parte demandada en el proceso ordinario que la amparista le sigue al Banco General, S.A. y al señor C.H.G.T. en el Juzgado Quinto de lo Civil del Primer Circuito Judicial de Panamá. Notifíquese Y CUMPLASE. OYDÉN ORTEGA DURÁN GISELA AGURTO AYALA -- NELLY CEDEÑO DE PAREDES -- HERNÁN A. DE LEÓN BATISTA -- HARRY ALBERTO DÍAZ GONZÁLEZ -- EFRÉN C. TELLO C -- LUIS MARIO CARRASCO -- HARLEY J. MITCHELL D. -- ABEL AUGUSTO ZAMORANO YANIXSA Y. YUEN C. (Secretaria)