Sentencia Pleno de Supreme Court (Panama), Pleno, 16 de Marzo de 2015

PonenteHarry Alberto Díaz González
Fecha de Resolución16 de Marzo de 2015
EmisorPleno

VISTOS:

Se ha presentado recurso de apelación contra la Sentencia de H.C. N° 2 de dieciséis (16) de enero de 2015, proferida por el Segundo Tribunal Superior de Justicia del Primer Distrito Judicial de Panamá, mediante la cual se declara legal la detención preventiva decretada en contra de K.A.S.M., con ocasión del proceso penal seguido en su contra, por el delito Contra el Patrimonio en perjuicio de la Empresa Data Support Services, S.A.

RESOLUCIÓN APELADA

El Segundo Tribunal Superior del Primer Distrito Judicial, al conocer de la presente acción, decidió mediante Sentencia de H.C. de 1ra. Instancia N° 02 de dieciséis (16) de enero de 2015, declarar legal la medida cautelar de detención preventiva aplicada a K.A. STEWART MONDELL, dentro de las sumarias seguidas en su contra por delito contra el Patrimonio Económico, en la modalidad de H. con Abuso de Confianza, en perjuicio de la empresa Data Support Services, S.A..

En lo medular de la resolución, el Segundo Tribunal Superior indicó que la orden de detención bajo escrutinio cumple con las exigencias mínimas exigidas por los artículos 2140 y 2152 del Código Judicial, en lo relativo a la acreditación del hecho punible y la vinculación del imputado, a través de un medio probatorio que produzca certeza jurídica de ese acto.

Explica la resolución que aunado a lo anterior, existe posibilidad de fuga y desatención al proceso, la cual se desprende en razón de que la agencia de instrucción giró y entregó boleta de citación a nombre de K.S. para que se presentara a rendir descargos, pero dicha diligencia no se hace efectiva y contrario a ello, un día antes de la fecha citada, la apoderada judicial del procesado, presenta certificado en el cual consigna que K.S. se encuentra incapacitado del 20 al 30 de junio de 2014, sin embargo para la fecha del 29 de junio del 2014, el sindicado sale del territorio nacional, sin antes cumplir con la diligencia de indagatoria para la cual había sido requerido por el funcionario de instrucción. (fs. 49-57)

RECURSO DE APELACIÓN

El recurso fue anunciado y sustentado por la licenciada D. de L.S., quien señala entre sus argumentos que el señor K.A.S.M. se encuentra en una clara indefensión procesal, no sólo porque se resolvió en su contra solicitud de detención preventiva y captura internacional, formulada por la parte querellante, sin antes resolverse incidente de controversia que interpusiera el imputado en contra de la orden de indagatoria dictada en su contra por el agente de instrucción; sino porque al solicitarse una explicación jurídica respecto a la legalidad de dicha orden de detención, el Segundo Tribunal Superior no establece una razón valedera que justifique de forma lícita dicha orden de detención, con lo cual se violenta la tutela judicial efectiva de los derechos de las partes en el proceso, el principio de igualdad de armas y el debido proceso, que imponía al J.A. y al Segundo Tribunal Superior, establecer y explicar con arreglo al ordenamiento jurídico, antes de resolver la solicitud de detención preventiva, pronunciarse sobre el incidente de controversia previamente interpuesto.

Explica la recurrente que al momento en que se dicta el Auto Vario No. 225 de 30 de octubre de 2014, por medio del cual se ordena la detención preventiva y captura internacional en contra del procesado, ya el sumario había concluido y remitido mediante V.F.; no obstante se había interpuesto previo a la conclusión del sumario (11 de julio del 2014), incidente de controversia contra la orden de indagatoria, por lo cual conforme al artículo 1993 del Código Judicial, correspondía resolver primero el incidente y no la medida cautelar.

Agrega la demandante constitucional que, el Segundo Tribunal Superior estableció en la Sentencia que la Acción de H.C., no es la vía para realizar los reclamos y cuestionamientos, respecto a que se trata de una presunta Apropiación Indebida y no un delito de H. con Abuso de Confianza, no obstante se ordena la detención preventiva del imputado por H. con Abuso de Confianza, estableciendo la resolución que se debe tomar en consideración que es el juzgador de grado quien conforme a las pruebas debe calificar el sumario.

Indica la apelante que tal afirmación por parte del Segundo Tribunal, deja en indefensión a su representado, pues a pesar de haberse referido a ese extremo en el incidente de controversia, no se encontró solución previa y acorde, antes de que se ordenase la detención.

Finalmente expone la accionante que pese a que mediante el H.C. Preventivo, se cuestionó la licitud y validez de los diversos medios de prueba incorporados en el sumario, los cuales hacen ilegal la orden de detención de K.A.S.M. por ser contrarios al ordenamiento constitucional y legal, sin embargo el Segundo Tribunal Superior al dictar sentencia, señala que las circunstancias probatorias incorporadas al proceso son demostrativas que la decisión del juez de grado de aplicar medida cautelar de detención preventiva, es conforme a las pruebas y a derecho, resultando idónea y proporcional con el hecho investigado; pese a que las pruebas fueron incorporadas y practicadas sin cumplir los procedimientos, trámites y garantías establecidos en la Constitución Nacional y la Ley. (fs. 61-79)

ANTECEDENTES

La presente encuesta tiene su génesis con la querella penal interpuesta en representación de la empresa Data Support Services, S.A., en contra del señor K.A.S.M., a quien se le señala como presunto infractor del tipo penal consagrado en el T.V., delitos contra el Patrimonio Económico, específicamente Estafa y otros fraudes.

Se observa en los hechos de la querella, que a principios del año 2012 se percatan de la existencia de sustracción de dinero en las cuentas bancarias de la empresa Data Support Services, S.A, siendo que después de realizar auditorías se determina que se efectuaron desembolsos, por parte de K.S. quien laboraba en dicha empresa. La auditaría de igual manera reveló que el querellado, firmó un grupo de cheques, posteriormente endosados a su favor, no obstante en la contabilidad de la empresa dichos cheques fueron reflejados como desembolso para pagos de acreedores y mantenimiento, por un monto de ciento setenta y seis mil quinientos cincuenta y un balboas con cincuenta centésimos (B/.176,551.50) (fs. 1-7)

Mediante resolución No. 040 de trece (13) de junio de 2014, la Fiscalía Duodécima de Circuito del Primer Circuito Judicial de Panamá, ordenó recibir declaración indagatoria a K.A.S.M., S.A.F.G. y E.E.M.R., como presuntos infractores de las disposiciones legales contenidas en el Libro II, T.V., Capítulo I, del Código Penal. (fs. 1396-1427)

Al rendir indagatoria S.A.F.G., manifestó que K.S., en varias ocasiones le confeccionó cheques para que pagara una deuda que mantenía en la Cooperativa El Crisol y también para pagar las cuentas de sus tarjetas de crédito. De igual manera indicó que K.S. era la persona encargada de todas las operaciones financieras de la empresa. (fs. 1655-1664)

Por su parte E.E.M.R., manifestó que el señor Forbes lo llamó para decirle que su compadre K.S., iba a abrir una empresa y quería que lo asesorara, por lo cual él le llevó un informe de inscripción de la Caja de Seguro Social y Forbes le dijo que no se preocupara que le iba a pagar algo por el asesoramiento. Indicó además que cada vez que conversaban sobre el asesoramiento, el señor Forbes le entregaba un sobre con un cheque y le indicada que lo cambiara y tomara doscientos dólares (B/.200.00), lo cual era por instrucciones de K.S., quien era la persona a quien se le entregaban los vueltos de los cheques cambiados. (fs. 1666-1671)

En atención a la boleta girada para recabar la declaración indagatoria de K.A. STEWART el día 24 de junio del 2014 (fs. 1435), la licenciada D. De León presenta a la agencia de instrucción un certificado de incapacidad en el cual se establece que el señor K.A.S.M., se encuentra incapacitado de los días 20 al 30 de junio de 2014. (fs. 1448)

Mediante diligencia calendada tres (3) de julio del 2014, la Fiscalía Duodécima de Circuito Penal, del Primer Circuito Judicial de Panamá, dispuso aplicar a K.S. la medida cautelar contentiva en el artículo 2127, literal a, del Código Judicial, consistente en la prohibición del imputado de abandonar el territorio de la República sin autorización judicial. (fs. 1544-1546)

El día cuatro (4) de julio de 2014, se realiza diligencia de inspección ocular, en la instalaciones del Servicio Nacional de Migración, acto en el cual se constató que el señor K.A.S.M., con cédula No. E-8-99670 y pasaporte No. 700730632, registra como última salida del territorio nacional el día 29 de junio del 2014, con destino hacia los Estados Unidos. (fs. 1551)

Mediante V.F. No. 195 de 17 de julio de 2014, la agencia de instrucción, recomienda al Juez de la causa, que al momento de calificar el mérito legal del sumario, profiera auto de llamamiento a juicio en contra de K.A.S.M., S.A.F.G. y E.E.M.R., como presuntos infractores de las disposiciones legales contenidas en el Libro II, T.V., Capítulo I, del Código Penal, (H. con Abuso de Confianza), por haberse cumplido con los requisitos establecidos en el artículo 2219 del Código Judicial. (fs. 1726-1764)

El querellante presentó solicitud de reemplazo de medida cautelar por la detención preventiva, en razón que se encuentra probada la existencia del hecho punible, la vinculación directa del procesado, quien dolosamente se fugó del territorio nacional, encontrándose supuestamente incapacitado para rendir su declaración indagatoria.

En razón de la petición anterior, el Juzgado Decimoquinto de Circuito Penal, del Primer Circuito Judicial de Panamá, dictó el Auto Vario No. 225 de treinta (30) de octubre de dos mil catorce (2014), por medio del cual se ordena la detención preventiva de K.S. MONDELL, con pasaporte No. 700730632, por su presunta vinculación con el delito de H. Agravado.

En los fundamentos de la citada resolución, el Juzgador indicó que de conformidad al artículo 2126 del Código Judicial, está en facultad para adoptar la decisión en calidad de Juez natural de la causa, y en atención a los presupuestos consignados en el artículo 2140 de la misma excerta legal, entre éstos que el delito investigado tiene pena mínima de cuatro años de prisión, que esté acreditado el delito y la vinculación del imputado, así como exista desatención del proceso, hechos por los cuales procedió a modificar la medida cautelar por la detención preventiva.

CONSIDERACIONES DEL PLENO

Se observa que los argumentos de la recurrente giran en torno a considerar, que con la orden de detención recurrida se ha violentado la tutela judicial efectiva en cuanto a los derechos de las partes, el principio de igualdad de armas y el debido proceso, el cual imponía al J.A. y al Segundo Tribunal Superior, establecer y explicar con arreglo al ordenamiento jurídico, antes de atender la solicitud de detención preventiva, resolver un incidente de controversia previamente interpuesto, contra la resolución que ordenó la indagatoria a K.A.S.M..

Como cuestión previa debe la Corte precisar que la Acción de H.C. constituye una garantía constitucional para la tutela de la libertad corporal, por lo que en virtud de dicha acción tiene el tribunal de H.C. su competencia limitada a la comprobación del cumplimiento de los requisitos constitucionales y legales de la detención preventiva que se cuestiona.

En atención a lo anterior la Sala debe señalar, que los argumentos del recurrente giran en torno a cuestionar la falta de motivación tanto del Juez de grado como del Segundo Tribunal, con respecto a los motivos o la razón del porqué no se resolvió por parte del juez de la causa un incidente de controversia presentado en contra de la orden de indagatoria, de forma anticipada al conocimiento de la solicitud de medida cautelar de detención preventiva.

Tal como se infiere esos aspectos en definitivas no son los verificados mediante la interposición de una acción de H.C., sin embargo en razón de que el Segundo Tribunal Superior emitió una resolución de fondo en la cual avala la legalidad de la orden de detención dictada en contra del procesado, la Sala procederá a la revisión de la legalidad de la medida de detención preventiva por la cual transita el señor K.A.S.M..

El artículo 21 de la Constitución Política de la República establece que: "Nadie puede ser privado de su libertad, sino en virtud de mandamiento escrito de autoridad competente, expedido de acuerdo con las formalidades legales y por motivo previamente definido por la Ley..."

Señalado lo anterior, el Pleno reitera el carácter garantista de la acción de H.C., cuya finalidad es proteger de manera específica y concreta la libertad corporal o física del individuo. Es decir, impugnar órdenes de detención preventiva expedidas sin el cumplimiento de los requisitos y formalidades legales.

El recuento de las piezas que conforman la investigación, permite verificar que carece de sustento jurídico lo alegado por la recurrente, en el sentido de que la orden de detención expedida en contra del procesado viola el debido proceso o se le haya dejado en estado de indefensión al señor K.A.S.M..

En cuanto a la falta de pronunciamiento por parte del Juez en torno al incidente de controversia presentado en contra de la orden de indagatoria, el Pleno sin querer adelantar ningún pronunciamiento al respecto pues como se ha dicho ese aspecto escapa de los presupuestos atendibles en el control constitucional y legal de la orden de detención; sólo se limitará a indicar que existen otros mecanismos procesales contemplados en la norma de procedimiento que permiten a la parte peticionar el pronunciamiento respectivo, y del mismo modo la ley prevé los medios, para que en el evento de existir alguna disconformidad con lo decidido poder argumentar o recurrir contra la medida adoptada.

Ahora bien, dicha falta de pronunciamiento no puede entenderse o verse como algo que afecte o empañe la legalidad de la medida adoptada, en razón de que ésta última se encuentra sustentada en otros fundamentos o razones tanto probatorias como jurídicas.

Se observa que interpuesta y admitida la querella en contra del procesado K.S. MONDELL, se inicia una investigación penal en su contra, en la que luego de ordenar una serie de diligencias y recabar varias pruebas, la agencia de instrucción estima viable ordenar la recepción de declaración indagatoria, a efectos que el investigado comparezca al proceso y presente sus descargos. No obstante lo anterior, la citada diligencia no se pudo perfeccionar, en razón de que un día antes al fijado para practicarla, la abogada defensora del procesado presentó ante la Fiscalía, un certificado médico en que se hacía constar que K.S.M., se encontraba incapacitado de los días 20 al 30 de junio de 2014, por lo cual no se presentaría a la citada diligencia.

Con posterioridad a ello y sin haberse recibido los descargos por parte del procesado, la Fiscalía Duodécima de Circuito Penal, dicta la diligencia calendada tres (3) de julio de 2014, en la que aplica a K.A.S.M., la medida cautelar de impedimento de salida del país sin autorización judicial. Sin embargo, para el día cuatro (4) de julio del mismo año, se realiza una diligencia de inspección ocular a la Dirección Nacional de Migración, acto en el cual se determina que el señor K.A.S.M., salió del país el día 29 de junio de 2014, con destino a los Estados Unidos.

Dichos eventos motivan a que la parte querellante presente una solicitud para que la medida cautelar de impedimento de salida del país impuesta al investigado, sea reformada y en su lugar se le aplique la medida de detención preventiva, en razón de que su actuar es una muestra evidente que su intención es la de evadir el proceso instaurado en su contra.

En atención a ello el Juez Decimoquinto de Circuito Penal, en donde quedó radicado el expediente luego de haberse concluido con la etapa de instrucción sumarial, avoca el conocimiento de la solicitud y considera viable la aplicación de la medida cautelar de detención preventiva.

De lo expuesto se verifica en primer lugar, que la orden fue ordenada por autoridad competente, mediante documento escrito en el cual se exponen las razones de hecho y de derecho, así como los fundamentos legales en que se apoya, entre ellos que la actuación desplegada por el procesado de acuerdo a la sana crítica demuestra su intención de evadir el proceso, así como también el hecho de que el delito por el cual se le investiga supera los cuatro años de prisión, se ha comprobado la existencia del hecho punible y la vinculación con éste.

Se constata en el expediente principal que la agencia de instrucción al finalizar la etapa de investigación, remite la encuesta para su calificación legal y solicita al juez de la causa, que dicte un auto de apertura a juicio en contra de K.A.S.M. y otros, como presuntos infractores de las disposiciones legales contenidas en el Libro II, T.V., Capítulo I, del Código Penal, (H. con Abuso de Confianza).

Tal formulación obedece a la querella presentada en contra del procesado, en la cual se detalló que la empresa ofendida al percatarse que se había extraído dinero de sus cuentas, dispuso realizar una auditoría la cual reveló que se efectuaron desembolsos de la cuenta de Data Support Services, S.A., por parte de K.S., observando un grupo de cheques que luego de ser firmados, fueron endosados a favor de él mismo, así como de S.F. y de E.M..

Consta además, el informe de auditoría suscrito por la licenciada I.A., en el que se certifica que se efectuaron desembolsos de las cuentas bancarias de la empresa por parte de K.S., quien confeccionaba y firmaba cheques, siendo que un grupo de éstos fueron endosados a favor de K.S. y de S.F., no obstante se registraban en la contabilidad como pagos a acreedores y gastos de mantenimiento. (fs. 186-187)

De igual manera se verifica en el dossier las declaraciones indagatorias rendidas por los co-pocesados S.A.F.G. y E.E.M.R.. Forbes manifestó que K.S., en varias ocasiones le confeccionó cheques para que pagara una deuda que mantenía en la Cooperativa El Crisol y también para pagar las cuentas de sus tarjetas de crédito. (fs. 1655-1664). Por su parte E.E.M.R., narró que Forbes lo llamó para decirle que su compadre K.S., iba a abrir una empresa y quería que lo asesorara, por lo cual Forbes le dijo que no se preocupara que le iba a pagar algo por el asesoramiento. Indicó además que cada vez que conversaban sobre el asesoramiento, el señor Forbes le entregaba un sobre con un cheque y le indicaba que lo cambiara y tomara doscientos dólares (B/.200.00), lo cual era por instrucciones de KARLO , quien era la persona a quien se le entregaban los vueltos una vez se hacían los cambios de los cheques. (fs. 1666-1671)

Por lo expuesto somos del criterio que la medida de detención preventiva, cumple con las exigencias mínimas contempladas en los artículos 2140 y 2152 del Código Judicial, pues dicha medida no solo fue ordenada mediante providencia escrita y por autoridad competente, sino que además existen en el expediente elementos probatorios que acreditan la comisión del hecho punible, así como la vinculación de K.S. con el ilícito penal, amén que se trata de un hecho punible con posible pena a imponer superior a los cuatro (4) años de prisión.

De igual manera debemos coincidir con el Tribunal de instancia, en cuanto a que se tiene por demostrada la posibilidad de fuga y desatención al proceso, habida cuenta que el procesado tenía pleno conocimiento de la investigación adelantada en su contra y lejos de acudir a rendir sus descargos, indica al tribunal su imposibilidad de asistir por encontrase incapacitado de los días 20 al 30 de junio del 2014; sin embargo tal excusa queda sin sustento pues como se acreditó mediante diligencia de inspección ocular al Servicio Nacional de Migración, el procesado el día 29 de junio de 2014, decidió abandonar el país, estando en conocimiento del proceso penal llevado en su contra.

Sobre el aspecto de peligro de fuga o desatención al proceso, es oportuno traer a colación, que éste es uno de los presupuestos a considerar para evaluar la procedencia o vigencia de una medida cautelar y así lo contempla el artículo 2128 del Código Judicial al establecer que: "Serán aplicables las medidas cautelares: a. Cuando existan exigencias inaplazables relativas a las investigaciones, relacionadas con situaciones concretas de peligro para la adquisición o la autenticidad de las pruebas; b. Cuando el imputado se de a la fuga o exista peligro evidente de que intente hacerlo, y el delito contemple pena mínima de dos años de prisión; c. Cuando, por circunstancias especiales o por la personalidad del imputado, exista peligro concreto de que éste cometa delitos graves mediante el uso de armas u otros medios de violencia personal."

Ante los hechos detallados, esta Corporación de Justicia debe confirmar la legalidad de la medida restrictiva de libertad.

PARTE RESOLUTIVA

En mérito de lo expuesto, el Pleno de la Corte Suprema, administrando justicia en nombre de la República y por autoridad de la Ley, CONFIRMA la Sentencia de 1ra instancia No. 2 de dieciséis (16) de enero de 2015, proferida por el Segundo Tribunal Superior de Justicia del Primer Distrito Judicial de Panamá, mediante la cual se declara legal la detención preventiva decretada en contra de K.A. STEWART MONDELL con ocasión del proceso penal seguido en su contra, por delito contra el Patrimonio Económico en perjuicio de la Empresa Data Support Services, S.A.

Notifíquese y Cúmplase,

HARRY ALBERTO DÍAZ GONZÁLEZ

LUIS RAMÓN FÁBREGA SÁNCHEZ -- JERÓNIMO MEJÍA E. -- HARLEY J. MITCHELL D. -- ABEL AUGUSTO ZAMORANO -- OYDÉN ORTEGA DURÁN -- JOSÉ EDUARDO AYU PRADO CANALS -- VICTOR L. BENAVIDES P. -- HERNÁN A. DE LEÓN BATISTA

YANIXSA Y. YUEN C. (Secretaria General)