Sentencia Civil de Corte Suprema de Justicia (Pleno), 1ª de lo Civil, 3 de Mayo de 2012

Ponente:Hernán A. De León Batista
Fecha de Resolución: 3 de Mayo de 2012
Emisor:Primera de lo Civil

VISTOS:

Ha ingresado a esta Sala, en grado de apelación, el expediente que contiene el Proceso Ordinario Marítimo propuesto por LIBERTY RELEASE COMPANY CORPORATION contra AUTORIDAD DEL CANAL DE PANAMA, en virtud de recursos ordinarios verticales interpuestos contra los Autos No.307 y 308 de 2 de diciembre de 2009, y Auto No.152 de 21 de mayo de 2010, dictados por el Primer Tribunal Marítimo de Panamá.

En el Auto No.307, el Tribunal de primera instancia resolvió:

"DECLARAR no probada la 'excepción de falta de legitimación en la causa pasiva' planteada por la demandante/demandada en reconvención LIBERTY RELEASE COMPANY CORPORATION.

CONTINUAR con el presente proceso, teniéndose como demandada en reconvención a la empresa LIBERTY RELEASE COMPANY CORPORATION.

NO HAY CONDENA EN COSTAS con fundamento en lo establecido en el artículo 439 de la Ley de Procedimiento Marítimo". (f. 1834)

En el Auto No. 308, el juzgador A quo decidió lo siguiente:

"DECLARAR no probada la 'excepción por prescripción' planteada por la demandante/demandada en reconvención LIBERTY RELEASE COMPANY CORPORATION.

CONTINUAR con el presente proceso, incluyendo la demanda en reconvención planteada por la AUTORIDAD DEL CANAL DE PANAMÁ (ACP).

NO HAY CONDENA EN COSTAS con fundamento en lo establecido en el artículo 439 de la Ley de Procedimiento Marítimo". (f.1835)

Contra estas decisiones, la firma DE CASTRO & ROBLES, apoderada judicial de LIBERTY RELEASE COMPANY CORPORATION, anunció oportunamente recursos de apelación, medios impugnativos que fueron sustentados en término, como se aprecia de fojas 1854-1868, 1869-1910 del expediente, respectivamente.

Cabe precisar que la AUTORIDAD DEL CANAL DE PANAMA, mediante apoderado judicial, presentó oportunamente sus escritos en los cuales se opone a las apelaciones interpuestas, libelos que reposan a fojas 1963-1982, 1983-2001 del infolio, respectivamente.

Dicho lo anterior, corresponde el análisis de la encuesta planteada, atendiendo en primer lugar, un reclamo de extemporaneidad de las excepciones promovidas, para luego, de no prosperar el reparo de formalidad expuesto, realizar un examen sustancial de los hechos y consideraciones de fondo sobre los cuales gira la presente controversia.

En los Autos 307 y 308, el Juzgador de primera instancia se pronunció en términos similares, señalando respecto al reclamo de extemporaneidad de las excepciones alegadas por la parte actora y contrademandada en reconvención lo siguiente:

"Es criterio de este Juzgador que antes de que se adoptara el texto uniforme que contempla las reformas realizadas a los procesos marítimos, aquellos que ya tuviesen términos que hubiesen empezado a correr o tuviesen diligencias y actuaciones iniciadas, se regirán por la ley vigente al tiempo de su iniciación, es decir, que los términos para invocar las excepciones, las defensas y el contenido de la misma, comenzaron a producir sus efectos bajo el amparo de la ley anterior. En este sentido puede el Tribunal señalar lo establecido en el artículo 125 de la Ley 12 de 23 de enero de 2009 y el artículo 32 del Código Civil, este último que a la letra dice:

'Artículo 32: Las leyes concernientes a la sustanciación y ritualidad de los juicios, prevalecen sobre las anteriores desde el momento en que deben empezar a regir, pero los términos que hubieren empezado a correr y las actuaciones y diligencias que ya estuvieren iniciadas se regirán por la ley vigente al tiempo de su iniciación'.

Por las razones expuestas en párrafos anteriores, considera este Juzgador que la petición planteada por la demandante-demandada en reconvención, LIBERTY RELEASE COMPANY, S.A. fue presentada de manera extemporánea por no haberse producido dentro de los términos señalados en la Ley 8 de 1982 reformada (artículo 106 y ss)...". (V. fojas 1820-1821; 1828-1829)

A pesar de lo anterior, precisa manifestar que el Tribunal de primera instancia estimó conveniente pronunciarse con respecto a la solicitud de falta de legitimación en la causa pasiva planteada, a pesar de considerarla extemporánea.

Sobre el punto de la extemporaneidad de las excepciones, la representación judicial de LIBERTY RELEASE COMPANY CORPORATION, quien a la sazón es la parte excepcionante, manifiesta en sus escritos de apelación que las excepciones de falta de legitimidad pasiva y de prescripción son esenciales para la tramitación del proceso, por lo cual no procede el rechazo de dicha solicitud, bajo el amparo del artículo 106 de la Ley 8 de 1982, antes de la reforma del 2009, o del artículo 109 de la Ley 8 de 1982, posterior a la reforma del 2009.

Al respecto, la AUTORIDAD DEL CANAL DE PANAMA, a través de su apoderado judicial, indica en sus escritos de oposición a las apelaciones que son extemporáneas las excepciones, ya que fueron promovidas vencido el término para su alegación.

Frente a este punto indispensable del debate, esta Superioridad comparte los argumentos de extemporaneidad vertidos, puesto que resulta evidente que la parte demandada en reconvención interpuso las excepciones fuera de los términos que el ordenamiento jurídico le concede para tal fin.

En este sentido, un análisis del expediente advierte que la demanda fue presentada el 18 de enero de 2008, y contestada por la AUTORIDAD DEL CANAL el 25 de septiembre de 2008. En su contestación, la AUTORIDAD DEL CANAL promovió demanda de reconvención, la cual fue admitida mediante resolución de 30 de septiembre de 2008.

LIBERTY RELEASE COMPANY CORP, contestó la demanda de reconvención el 30 de octubre de 2008, sin invocar las excepciones de prescripción y falta de legitimidad pasiva.

Cabe indicar que el 30 de marzo de 2009, se realizó la audiencia preliminar a que hace referencia el artículo 501 de la Ley 8 de 1982, con la sola comparecencia de la representación judicial de la AUTORIDAD DEL CANAL, fijándose como fecha para la audiencia ordinaria el día 15 de septiembre de 2009, la cual fue suspendida a petición de ambas partes el día 6 de julio de 2009.(Ver foja 212)

Fue hasta el 23 de octubre de 2009, que LIBERTY RELEASE COMPANY CORP, presentó las excepciones de prescripción y falta de legitimidad pasiva que fueron resueltas a través de los autos impugnados.

De este recorrido procesal, esta Corporación observa notoriamente la extemporaneidad de las excepciones propuestas.

Bajo esta línea de pensamiento, conviene precisar que tanto el artículo 72 de la Ley 8 de 1982, antes de la reforma del 2009, como el artículo 75 de la Ley 8 de 1982, posterior a la reforma del 2009, señalan con claridad que las excepciones pueden interponerse al contestar la demanda, en las alegaciones o mediante los recursos ordinarios.

Con esto debe quedar claro que las excepciones, ya sean comunes o de previo y especial pronunciamiento, deben invocarse en los términos indicados en el párrafo anterior, por respeto al debido proceso, ya que es una garantía de seguridad jurídica para las partes involucradas en la causa, y no altera el curso normal de trámites del proceso. Dicho de otra manera, la Ley de Procedimiento Marítimo no permite la invocación de excepciones en cualquier momento, sino en los términos precisos expuesto en la Ley.

Por ello, es que a juicio de esta Corporación resulta evidente la extemporaneidad, ya que lo invocado por LIBERTY RELEASE COMPANY CORPORATION, eran excepciones destinadas a enervar la pretensión accionada por la demandante en reconvención, AUTORIDAD DEL CANAL DE PANAMA, para lo cual tenía que promoverse al contestar la demanda, en las alegaciones o mediante los recursos ordinarios.

Incluso, si considerásemos bajo una interpretación extensiva que lo invocado por la demandada en reconvención era un incidente y que por dicha razón, no son aplicables las limitantes legales fijadas procesalmente para la interposición de excepciones, debe la Sala estimar que los escritos son extemporáneos, ya que la consideración de que la acción ensayada a través de la reconvención está prescrita, o que el demandado en reconvención carece de legitimidad pasiva, son hechos coexistentes con la proposición de la reconvención, razón por la cual el término para su interposición precluía "cinco días siguientes a la notificación de la contestación de la demanda o dentro del término de cinco días siguientes al término de contestación de la demanda, cuando ésta no haya sido contestada", a tenor de lo dispuesto por el artículo 104 de la Ley 8 de 1982, antes de la reforma del 2009.

De lo expuesto, la Sala advierte que la consideración de que la acción promovida en reconvención está prescrita, o que el demandado en reconvención carece de legitimidad pasiva, no puede encontrar fundamento en el artículo 109 de la Ley de Procedimiento Marítimo, toda vez que estas defensas no se refieren a algún vicio que anule el proceso o a alguna circunstancia esencial para la tramitación del mismo.

Por tal razón, ante la ostensible extemporaneidad de las excepciones propuestas por LIBERTY RELEASE COMPANY CORPORATION, y comoquiera que el Tribunal de primer grado le dio trámite a las excepciones invocadas, es de lugar confirmar la decisión del A quo, sólo que por consideraciones distintas.

Respecto a la apelación contra el Auto No.152 de 21 de mayo de 2010, el Juez de primera instancia resolvió lo siguiente:

"1. RECHAZAR DE PLANO por extemporánea, la solicitud de integración de litisconsorte necesario pasivo a la sociedad AMBICIOUS ACCES CORP.

  1. INTEGRAR de oficio a la sociedad AMBICIOUS ACCES CORP. a este proceso en calidad de Litisconsorte necesario pasivo". (f.1912)

El Juez de la causa sustentó su decisión de integrar de oficio a la sociedad AMBICIOUS ACCES CORP. "por el notorio hecho que la barcaza NEW YORK V era remolcada por el remolcador LOS SANTOS V, cuya propiedad se atribuye a la sociedad mencionada, quien puede finalmente tener interés en el deslinde de responsabilidad en la causa que nos ocupa o impedir con su ausencia que se satisfagan las peticiones de las partes involucradas en este proceso". (f.1912)

Contra lo resuelto mediante Auto No.152, la AUTORIDAD DEL CANAL DE PANAMA promovió recurso de apelación, fundamentando su impugnación, básicamente, en lo siguiente:

"Consideramos que la integración de oficio al presente proceso de la sociedad AMBICIOUS ACCES CORP. no es en lo absoluto necesario para la plena satisfacción de las peticiones de todas y cada una de las partes y la ausencia de AMBICIOUS ACCES CORP. del proceso en nada perjudica interés alguno de ésta. Al respecto, como lo hemos venido exponiendo en párrafos anteriores y así lo manifestó el Juez A quo en la Audiencia Preliminar, lo medular en este caso es que los daños y perjuicios causados por el derrame de combustible transportado en el pique de proa de la barcaza NEW YORK V, derivan en que precisamente dicha barcaza transportaba combustible en un lugar indebido, en violación de su Permiso de Navegación y a las normas de navegación marítimas vigentes; así como de convenios internacionales ratificados por Panamá, tal y como consta a fojas 1926 y 1927.

De tal modo, para la determinación de los hechos que conforman la demanda tanto como la reconvención, es claro que las partes que actualmente integran este litigio son las únicas necesarias en este proceso, porque la pretensión, objeto, causa y cosa pedida solo atañen a las partes que actualmente integran el proceso. Así los hechos se centran en el incidente ocurrido el 8 de noviembre de 2004, cuando la Barcaza NEW YORK V hace contacto con el muelle del Puerto de Balboa dándose un derrame de combustible en dicha área, siendo que la demandante y demandada en reconvención , atribuye la responsabilidad al práctico de la ACP y ésta última, también demanda en reconvención porque dicho combustible era transportado por la Barcaza NEW YORK V en violación a las normas locales e internacionales de navegación. Siendo así, para los fines del debido proceso y de lógica jurídica no resulta necesario integrar a la sociedad AMBICIOUS ACCES CORP. puesto que la relación procesal entablada en este proceso satisface los requerimientos indispensables para que el Juez Marítimo pueda fallar en el fondo la controversia". (fs.1957-1958)

Por su parte, la representación judicial de LIBERTY RELEASE COMPANY se opuso a la apelación interpuesta en síntesis sustentando su disenso en lo siguiente:

"Una barcaza (en este caso la NEW YORK V) es un artefacto naval, sin propulsión ni tripulación propia, por lo que estaba siendo remolcada en este caso en particular, por el Remolcador LOS SANTOS V, propiedad de AMBICOUS ACCES CORP.

A fin de determinarse las responsabilidades y obligaciones de las partes por la colisión, se debe entrar a analizar la posible responsabilidad del R.L.S.V., ya que la maniobra (s) en si es responsabilidad del remolcador y el piloto de la ACP que tenía el mando y control del Remolcador LOS SANTOS V, al cual la barcaza NEW YORK estaba amarrada, por no tener propulsión propia. Más aún, la Junta de Inspectores en su opinión, y sin que implique una aceptación a la misma, señaló que hubo culpa de parte de la barcaza NEW YORK V y el Remolcador LOS SANTOS V en que el vigía en la proa de la barcaza cisterna - quien era miembro de la tripulación del Remolcador LOS SANTOS V por ser la barcaza NEW YORK V un artefacto naval, sin propulsión ni tripulación propia - también estaba asignado a supervisar las operaciones de línea en la proa y no alertó que la barcaza iba a golpear la defensa en el Muelle 7. Como podemos observar la ACP considera que el Remolcador LOS SANTOS V es parte esencial en este incidente.

Como quiera que se va a hacer una determinación en este juicio de las responsabilidades y obligaciones de cada parte por la colisión, los propietarios del remolcador LOS SANTOS V tienen un interés directo en este proceso toda vez que se va a fallar sobre su responsabilidad, por lo que tienen derecho a ser oídos ya que la resolución que se dicte les afectará directamente. Una decisión en donde se le atribuya culpa a ellos, sinque se se les permita ser parte del proceso, perjudica sus intereses". (fs.2250-2251)

Explicado lo anterior, debe esta Superioridad rememorar que el presente negocio surge por una colisión suscitada el 8 de noviembre de 2004, durante el proceso de atraque, de la barcaza NEW YORK V, propiedad de LIBERTY RELEASE, contra una defensa del puerto de B., la cual produjo un derrame de petróleo que estaba en el tanque 1 de la carga de la barcaza en las aguas del puerto de Balboa.

Por ello, siendo que el remolcador LOS SANTOS V, participó en la maniobra de atraque de la barcaza NEW YORK V, el 8 de noviembre de 2004, hecho generador de los daños y perjuicios que se reclaman tanto en la demanda primaria como en la demanda de reconvención, considera esta Corporación acertada la integración oficiosa ordenada por el Juez de primera instancia, integración procesal que permitirá que todos los involucrados en el suceso génesis de este proceso, participen para deslindar las responsabilidades correspondientes según se determine en el expediente.

Por ello, esta Corporación confirmará los Autos apelados sin condena en costas.

En mérito de lo expuesto, la SALA PRIMERA DE LO CIVIL DE LA CORTE SUPREMA DE JUSTICIA, CONFIRMA los Autos No.307 y 308 de 2 de diciembre de 2009, y el Auto No.152 de 21 de mayo de 2010, dictados por el Primer Tribunal Marítimo de Panamá, dentro del Proceso Ordinario Marítimo propuesto por LIBERTY RELEASE COMPANY CORPORATION contra AUTORIDAD DEL CANAL DE PANAMA.

Sin condena en costas.

N.,

HERNÁN A. DE LEÓN BATISTA

HARLEY J. MITCHELL D. -- OYDÉN ORTEGA DURÁN

SONIA F. DE CASTROVERDE (Secretaria)