Sentencia Contencioso de Corte Suprema de Justicia (Panama), 3ª de lo Contencioso Administrativo y Laboral, 10 de Febrero de 2006

PonenteWinston Spadafora Franco
Fecha de Resolución10 de Febrero de 2006
EmisorTercera de lo Contencioso Administrativo y Laboral

VISTOS:

La Licenciada Danabel de R., en representación de la AUTORIDAD DEL CANAL DE PANAMÁ (A.C.P.), ha interpuesto Recurso de Apelación contra la Resolución Nº 71/2005 de 29 de septiembre de 2005, dictada por la Junta de Relaciones Laborales de la Autoridad del Canal de Panamá.

La decisión contenida en la Resolución Nº 75/2005 impugnada, es del tenor siguiente:

"Por todo lo anteriormente expuesto, la Junta de Relaciones Laborales considera que en el presente caso la Autoridad del Canal de Panamá ha cometido una práctica laboral desleal en perjuicio del C.J.C. de conformidad con lo establecido en el Artículo 108, numeral 1 de la Ley Orgánica y en consecuencia ORDENA a la Autoridad del Canal de panamá proceder a efectuar el pago que corresponde al C.J.C. por el tiempo transcurrido entre el momento en que se suscitó el accidente acuático hasta que éste regresó a esta su estación de reporte, momento en que efectivamente concluye en sus labores para todos los efectos legales

Se ordena a la Autoridad del Canal de Panamá, desistir de esta práctica..." (fs. 1-8).

I

I.FUNDAMENTO DEL RECURSO:

La Autoridad del Canal de Panamá -en adelante A.C.P. , objeta la Resolución Nº 71/2005 y peticiona su revocatoria, con fundamento en los aspectos que a continuación se detallan:

1- Falta de Competencia de la Junta de Relaciones Laborales: Sostiene la apelante que la Junta no tiene competencia para conocer de reclamos por presunta violación o aplicación de las normas de las convenciones colectivas, por lo que no debió admitir la denuncia PLD 13/04 ni pronunciarse a favor de las pretensiones del Capitán Chen.

Agrega, que el punto en reclamo, no es competencia de la Junta de Relaciones Laborales, toda vez que conforme al artículo 108 de la Ley Nº 19 de 1997, la A.C.P. sólo incurre en una práctica laboral desleal si se viola alguno de los derechos reconocidos a favor de los trabajadores a través de la Sección Segunda de la Ley Orgánica de esta entidad.

En sentido, afirma que no se ha alegado la ocurrencia de ninguno de los supuestos que se enumeran taxativamente en la Sección Segunda (Relaciones Laborales) del Capítulo V (Administración de Personal y Relaciones Laborales), pues la denuncia se fundamenta en la infracción de una norma de la Convención Colectiva (Artículo 17, sección IV, ordinales "a" al "c"). También, que las violaciones a las Convenciones se impugnan a través de quejas que pueden dar lugar a un arbitraje.

Por otro lado, sostuvo que la Ley Orgánica de la Caja de Seguro Social y el Decreto de Gabinete 70 de 1975 (sic) son normas de orden público que regulan el pago en concepto de riesgos profesionales y rigen para todo los empleados, incluyendo los de la A.C.P. En consecuencia, ante el pago de la prima por parte del patrono, la Caja de Seguro Social es quien cubre los riesgos profesionales de todo trabajador que sufre un accidente de trabajo, a partir de que el mismo ocurre.

Destaca que carece de fundamento legal que se le ordene a la A.C.P. pagar o reconocer a favor del C.C. su salario y demás emolumentos por el tiempo que transcurrió desde que sufrió el accidente de trabajo, el tiempo de traslado en ambulancia al hospital y el que permaneció hospitalizado hasta cuando entregó su tarjeta en la Oficina de la Sección de Prácticos.

Fundamenta su posición en el hecho de que el trabajador tanto a bordo de la ambulancia como en el hospital no estaba en capacidad de trabajar ni seguir órdenes de su empleador, por lo que quedaba obligatoriamente cubierto por Riesgos Profesionales de la Caja de Seguro Social. Agregó, que la Convención Colectiva no establece cuándo se cierra el tiempo del práctico que se accidenta.

En estas circunstancias, estima que no es procedente el pago de prestaciones por parte del empleador desde el tiempo en que ocurrió el accidente acuático hasta que el trabajador C. regresó a su estación de reporte, porque el trabajador no estaba en su trabajo ni en su casa sino recibiendo una atención médica.

II- OPOSICIÓN AL RECURSO

La Unión de Prácticos del Canal de Panamá, se opone a las pretensiones de la apelante, afirmando que la Junta de Relaciones Labores sí tiene competencia para dirimir una controversia por la comisión de una práctica laboral desleal por parte de la Autoridad del Canal de Panamá, a tenor de lo preceptuado en el artículo 113 (numeral 4) de la Ley Orgánica de la A.C.P.

Al respecto sostiene que el artículo 94 de la Sección Segunda, Capítulo V dispone que las relaciones laborales en la A.C.P. se rigen por lo establecido en los reglamentos y las convenciones colectivas y, en la medida que se ha vulnerado un derecho del trabajador reconocido en la Convención Colectiva (artículo 17, sección 11, acápite b.1), la empleadora incurre en un práctica laboral desleal (artículo 108, numeral 1) y resulta procedente el trámite de la presente denuncia ante la Junta de Relaciones de Laborales

Alega que en forma alguna se ha quebrantado el artículo 104 de la Ley Orgánica de la A.C.P., porque esta disposición sólo incluye el deber de incluir en las Convenciones Colectivas un proceso de tramitación de quejas, no siendo este el mecanismo exclusivo para tramitar un reclamo por el ejercicio de una práctica laboral desleal, según el artículo 89 del Reglamento de Relaciones Laborales.

En lo que se refiere al reconocimiento del pago de salario desde el momento en que un práctico sufre un accidente de trabajo y el cierre de labores, advierte que la negativa del pago completo del salario no puede justificarse en las recomendaciones verbales que haya hecho la Caja de Seguro Social sobre el momento en que debe cerrarse el tiempo de labores, toda vez que las relaciones de trabajo se rigen por lo dispuesto en las Convención Colectiva, la cual no ha sido modificada o enmendada hasta la fecha, conforme al procedimiento establecido en el artículo 4, Sección 4 del Convenio Colectivo.

Agrega, que el trabajador queda cubierto bajo el régimen de riesgo profesional de la Caja de Seguro Social a partir de la fecha en que se le otorga la incapacidad, razón por la cual al no haberse emitido una a favor del Capitán Chen, lo procedente era que se le pagara su jornada completa.

En virtud de lo expresado, el opositor peticiona a este Tribunal que resuelva mantener lo dispuesto por la Junta de Relaciones Laborales en la Resolución 71/2005 de 29 de septiembre de 2005.

III.DECISIÓN DE LA SALA

Evacuados los puntos sobre los cuales recae el recurso de apelación formulado contra la Resolución Nº 71/2005 de 29 de septiembre de 2005, dictada por la Junta de Relaciones Laborales de la ACP así como la oposición a los mismos, esta Superioridad pasa a resolver la controversia planteada, previa las siguientes consideraciones.

La competencia de la Sala Tercera de la Corte, para conocer como tribunal de apelación en estos procesos, le fue conferida a través de la Ley 19 de 11 de junio de 1997 "Por la cual se organiza la Autoridad del Canal de Panamá", la cual en su artículo 114 establece que: "...Las decisiones de la Junta de Relaciones Laborales serán inapelables, salvo que sean contrarias a esta Ley, en cuyo caso la apelación se surtirá ante la Sala de lo Contencioso Administrativo de la Corte Suprema de Justicia, cuya decisión será definitiva y obligatoria." (El Tribunal resalta).

También es de lugar precisar que la Autoridad del Canal de Panamá se rige por un sistema laboral especial por mandato del artículo 322 de la Constitución. Ese precepto constitucional lo desarrolla el artículo 81 de la Ley Nº 19 de 1997, cuando establece que a los trabajadores y organizaciones sindicales reconocidas por la ACP únicamente les serán aplicables las normas legales y reglamentarias pertinentes al régimen laboral especial de la ACP y, que sólo de manera excepcional, cuando la Ley 19 así lo disponga expresamente, se aplicarán otras normas legales o reglamentarias.

Dirimido el asunto de la competencia de este Tribunal en cuanto a las recursos de apelación contra las Resoluciones de la Junta de Relaciones Laborales, pasamos a hacer un recuento de los hechos que motivaron el presente proceso.

A.A. del caso.

El día 11de diciembre de 2003, el C.J.C. era transportado en una lancha de la ACP desde Gatún hasta Paraíso Landing, con miras a arribar hasta la Estación de Reporte cuando colisionó con un objeto fijo.

Como consecuencia de este accidente de trabajo, el Capitán fue asistido por paramédicos en Gamboa y, posteriormente, transportado en ambulancia hasta el Hospital San Fernando, centro médico en el cual permaneció recluido hasta el día 12 de diciembre de 2003, otorgándosele una constancia médica que señalaba que podía realizar trabajo ligero del 13 al 16 de diciembre del mismo año.

Ante lo ocurrido la A.C.P. decidió cerrar el tiempo de labores del Capitán Chen a las 2040 horas del 11 de diciembre de 2003, momento en que ocurrió el accidente de trabajo y en la medida que se encontraba en el Hospital debido a un accidente de trabajo, también lo sacó de la rotación.

Luego de estimar que durante el tiempo que el Capitán Chen estuvo en el Hospital no podía realizar trabajo alguno para su empleadora, la A.C.P., lo colocó bajo el programa de Riesgos Profesionales de la Caja de Seguro Social desde que ocurrió el accidente hasta la asignación del trabajo liviano, por lo que no le pagó las prestaciones laborales durante ese lapso de tiempo.

Esta decisión de la A.C.P. motiva al Capitán Chen a presentar una denuncia por práctica laboral desleal en contra de su empleadora, el día 7 de junio de 2004 (fs.1-7, t.I).

La denuncia fue admitida mediante Resolución Nº 2/2005 de 12 de noviembre de 2004 de la Junta de Relaciones Laborales (fs. 33-36, t.I), y resuelta mediante Resolución Nº 71/2005 de 29 de septiembre de 2005, en la cual se ordena a la A.C.P., pagarle al C.J.C. por el tiempo transcurrido entre el momento en que se suscitó el accidente acuático hasta que éste regresó a su estación de reporte, momento en que efectivamente concluye en sus labores para todos los efectos legales.

  1. De los cargos de ilegalidad endilgados a la Resolución Nº 71/2005.

  1. Falta de competencia de la Junta de Relaciones Laborales.

    Previo estudio de las normas que regulan la competencia de la Junta de Relaciones Laborales, la Sala estima importante señalar que el artículo 108 de la Ley Nº 19 de 1997, contempla cuáles conductas por parte de la ACP constituyen prácticas laborales desleales, y entre ellas está, "Interferir, restringir o coaccionar a un trabajador en el ejercicio de cualquier derecho que le corresponda, de conformidad con las disposiciones en la presente sección" (Resalta la Sala), es decir, la comprendida en el Capítulo V denominado "Relaciones Laborales".

    En este sentido, se advierte que no sólo el artículo 95 de la mencionada Ley 19 de 1997, precisa los derechos del trabajador que pertenezca o pueda pertenecer a una unidad negociadora, sino también los artículos 96, 97, 98 y 99 ibídem.

    Ahora bien, los derechos contemplados en el Capítulo V de la Sección Segunda de la Ley 97 de 1997,no deben entenderse como los únicos derechos de los trabajadores, así como tampoco los que exclusivamente pueden constituir una práctica laboral desleal por parte de la Autoridad, en el evento de que se "interfiera" "restrinja" o "coaccione" a un trabajador en su ejercicio. Esto es así, porque dicha sección en su artículo 94 también reconoce claramente que: "Las relaciones laborales de la Autoridad se regirán por lo dispuesto en la presente Ley, en los reglamentos y en las convenciones colectivas..."

    En nuestros días, la Unión de Prácticos del Canal de Panamá cuenta con una Convención Colectiva que consagra que "para los propósitos del pago del sueldo, la hora en que concluye el trabajo es la hora en que al miembro se le regresa a su estación de despacho". Consecuentemente, cualquier actuación por parte de la Autoridad al margen de tal disposición que interfiera o restrinja a un trabajador de la ACP, también puede considerarse como un práctica laboral desleal de su parte y, por ende, ser objeto de una denuncia ante la Junta de Relaciones Laborales, entidad que según el artículo 113 de la Ley 19 de 1997 tiene competencia privativa para resolver este tipo de denuncias.

    Lo antedicho es avalado por el artículo 84 del Acuerdo Nº 18 de 1 de julio de 1999 "Por el cual se aprueba el Reglamento de Relaciones Laborales de la Autoridad del Canal de Panamá", el cual establece como una práctica laboral desleal por parte de la Administración: "No obedecer o negarse a cumplir cualquier disposición de la sección segunda del capítulo V de la ley orgánica" (ordinal 8). También por lo dispuesto en la sección quinta del Reglamento de Relaciones Laborales relativo a las normas sobre competencia en material de prácticas laborales desleales, queprecisa lo siguiente:

    "Artículo 89. Dado un hecho que por su naturaleza y características pueda ser tramitado indistintamente a través del procedimiento negociado para la tramitación de quejas o el de prácticas laborales desleales, el procedimiento que inicie el afectado constituirá la única opción para impugnar el hecho."

    Hemos visto, que está en disputa la negativa de la ACP a cumplir con las normas que consagran el derecho a pago de un práctico a partir del momento en que regresa a su estación de reporte (Sección 11 (b) artículo 17 de la Convención Colectiva de Prácticos); que el artículo 94 de la Sección Segunda de la Ley Orgánica de la Autoridad del Canal de Panamá, señala quelas relaciones laborales se rigen por lo dispuesto en la Ley, Reglamentos y las Convenciones Colectivas y; que el numeral 8 del artículo 108 de la Ley 19 de 1997 dispone que se considera una práctica laboral desleal por parte de la ACP negarse a cumplir cualquier disposición de la sección segunda del capítulo V de la Ley Orgánica.

    Asimismo que un trabajador puede iniciar un proceso por la vía de queja o denuncia por práctica laboral desleal cuando el hecho por su naturaleza o características así lo permita, situación que acontece en el caso en estudio.

    Por tanto, a juicio de la Sala el criterio de la apelante de que la denuncia del Capitán Chen debió ventilarse bajo el procedimiento de queja, no prospera así como tampoco que la Junta de Relaciones Laborales carece de competencia para conocer de un reclamo respecto al derecho de acumular vacaciones de un trabajador de la ACP, en calidad de práctica laboral desleal.

  2. Vulneración al Régimen de Riesgos Profesionales de la Caja de Seguro Social.

    A fin de establecer, si durante el período que el Capitán Chen recibió atención médica hasta que regresó a su Estación de Reporte, estaba cubierto bajo el programa de riesgos profesionales de la Caja de Seguro Social u era obligación de la A.C.P. pagar su salario, conviene hacer las siguientes acotaciones:

    De conformidad con el ordinal (b) de la Sección 9 denominada "Cálculo del Tiempo de Trabajo", de la Convención Colectiva suscrita por la A.C.P. con la Unión de Prácticos del Canal de Panamá, para efectos del pago de sueldo, los prácticos concluyen su trabajo a la hora en que regresan a su Estación de Reporte.

    En el caso del C.C., se advierte que luego del accidente de trabajo recibió atención de los paramédicos, fue trasladado al Hospital San Fernando a las 21:40 horas del 11 de diciembre de 2003 y regresó a la Estación de Reporte a las 16:34 horas del 12 de diciembre del mismo año, con una constancia médica que indicaba que no estaba incapacitado y podía realizar trabajo ligero del 13 al 16 de diciembre de 2003 (Cfr. P.. 84, Tomo I).

    Este trabajo liviano -no es practicaje y ocurre generalmente en una oficina y asigna a los miembros enfermos o lesionados, está contemplado en la Sección 4 de la Convención Colectiva de Prácticos, por lo que se le asignó al Capitán Chen en la medida que había disponible en su lugar de trabajo.

    En estas circunstancias, se colige que el Capitán Chen después de haber sido examinado en el Hospital San Fernando y puesto en observación durante varias horas, no fue incapacitado en virtud del accidente de trabajo que sufrió a las 20:40 horas del día 11 de diciembre de 2003. Esta falta de incapacidad nos conduce a determinar, si la cobertura de riesgos profesionales aplica al caso en estudio.

    Al respecto, debemos indicar que el Decreto de Gabinete Nº 68 de 31 de marzo de 1970, "Por el cual se centraliza en la Caja de Seguro Social la cobertura obligatoria de los Riesgos Profesionales para todos los trabajadores del Estado y de las Empresas Particulares que operan en la República", nos dice que la Caja de Seguro Social pagará subsidio diario en dinero a causa del accidente de trabajo a aquel trabajador que por tal motivo deje de percibir salario, a partir del primer día de incapacidad (Cfr. Art. 19-21).

    No obstante, ha quedado establecido a lo largo del proceso administrativo del Capitán Chen, que el prenombrado en ningún momento fue incapacitado por el médico que lo atendió en el Hospital San Fernandoni dejó de percibir salario en virtud de una incapacidad. Por otro lado, tampoco fue puesto a órdenes de la Caja de Seguro Social para recibir atención médica ni incapacitado por ésta última ante un diagnóstico de sus médicos. Consecuentemente, no resulta aplicable la cobertura de riesgos profesionales de que trata el mencionado Decreto.

    En mérito de lo expuesto, la Sala Tercera de lo Contencioso Administrativo, CONFIRMA la Resolución Nº 71/2005 de 29 de septiembre de 2005 expedida por la Junta de Relaciones Laborales de la Autoridad del Canal de Panamá, en todas sus partes.

    N.,

    WINSTON SPADAFORA FRANCO

    ADÁN ARNULFO ARJONA L. -- VICTOR L. BENAVIDES P.

    JANINA SMALL (Secretaria)

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR