Sentencia Civil de Supreme Court (Panama), 1ª de lo Civil, 6 de Junio de 2006

PonenteAlberto Cigarruista Cortez
Fecha de Resolución 6 de Junio de 2006
EmisorPrimera de lo Civil

VISTOS:

Dentro del Proceso Ordinario Marítimo que PESQUERA J.P., S.A. le sigue a SANDERS CORPORATION, S.A. DE C.V., la firma forense CARREIRA PITTÍ P.C. ABOGADOS actuando como apoderados judiciales de la parte actora han interpuesto Recurso de Apelación contra el Auto No.147 de 13 de agosto de 2004 dictado por la Juez Suplente del Primer Tribunal Marítimo de Panamá, mediante el cual resuelve "TENER como TERCERO dentro del presente proceso a KARPI MARITIME CORPORATION LTD. ...", en virtud del artículo 38 de la Ley 8 de 1982 reformada.

La resolución apelada fue dictada en virtud de una solicitud de intervención de tercero (fs.76 del expediente ), presentada por la firma forense DE CASTRO & ROBLES en representación de KARPI MARITIME CORPORATION , alegando que ésta última es propietaria registral de la M/N FRIO LONDON, que se encuentra secuestrada en Panamá, por lo que ha recibido numerosos reclamos de los propietarios, consignatarios y/o partes interesadas en el remanente de la carga, quienes la responsabilizan por la demora e incumplimiento del contrato de transporte.

Por su parte los apoderados de la demandante, PESQUERA J.P., S.A., solicitan al juzgador que no permita la intervención del tercero hasta que no aporte las pruebas que evidencien la relación contractual entre la nave de su propiedad y la carga y las pruebas que sustenten la situación económica de los pagos parciales o totales de los fletes, combustibles, tripulación etc.

Así a juicio del tribunal, la solicitud se enmarca en lo dispuesto por el artículo 39 del CPM, que establece que con la respectiva petición se presentarán o aducirán pruebas. En ese sentido, continúa expresando que, con el escrito de intervención se presentó copia del "Lloyd's Maritime Directory 2003" donde el peticionario aparece como dueño de la M/N FRIO LONDON; también se aportó el poder notariado otorgado por el capitán de la nave a la firma que presenta esta solicitud; adicionalmente constan copias autenticadas por el capitán, de los recibos emitidos por ellos que describen la carga de atún. Así, en base al artículo 204 ibídem., la juzgadora tiene como válidas las pruebas presentadas por el solicitante.

En cuanto al interés alegado en el proceso por KARPI MARITIME, considera el a-quo que "resulta probable que los dueños de la motonave secuestrada pueden haber sido perjudicados con la medida ...." (énfasis y subrayado de la Corte); asimismo sostiene que las pruebas aportadas "prima facie" por el posible interviniente son suficientes para probar su genuino interés, por lo que estima que no es conducente la solicitud de pruebas que hacen a fojas 377 los apoderados de la actora.

RECURSO DE APELACIÓN

Por su parte los apoderados de la demandante en su escrito de apelación, que corre de fojas 833 a 838, como antecedentes expresan que varias empresas mexicanas, entre las que se encuentra su representada, instauraron procesos ordinarios marítimos contra la empresa SANDERS CORPORATION, S.A. DE C.V. (SANDERS) a la que le vendieron varias toneladas de atún, sin haber podido cobrar el precio respectivo. Debido a estos proceso ordinarios y otros (para ejecución de crédito marítimo contra la carga) que se siguen ante el Primero y Segundo Tribunal Marítimo la carga a bordo de la nave FRIO LONDON fue secuestrada, siendo posteriormente rematada (ante su posible deterioro) encontrándose el producto de su venta a disposición de los tribunales para garantizar las resultas de los procesos.

Afirma el censor que en varios casos seguidos contra SANDERS, la empresa KARPI MARITIME CORP., LTD (en adelante KARPI) ha solicitado su intervención como tercero en base a dos pretensiones:

1- Que se condene a la demandante del proceso (en este caso PESQUERA J.P.) a pagar el costo diario desde que se efectuó el secuestro.

2- Que se descargue la mercancía secuestrada y se cubran los gastos de la carga.

Alega el apelante que en este caso se formula una intervención de tercero, con una pretensión de condena imperfecta y carente de cuantía, sin la estructura necesaria de una demanda y sorpresivamente se le concede la intervención como tercero coadyuvante.

Sobre las pretensiones del solicitante, argumenta el recurrente que el tribunal no tomó en cuenta que:

1- La carga secuestrada fue rematada hace meses, por lo que la pretensión de obtener orden de descarga de la mercancía no es materia del proceso.

2- Que la fletante por viaje (la empresa Lavinia Corporation) de la M/N FRIO LONDON interpuso una demanda reclamando daños y perjuicios contra la carga.

El censor llama la atención en cuanto a que la misma firma DE CASTRO & ROBLES que representa a KARPI (como propietaria de la nave) en esta solicitud de intervención como tercero, también compareció ante esta jurisdicción demandando el pago de fletes y daños y perjuicios pero en nombre de LAVINIA CORPORATION (en adelante LAVINIA) en calidad de fletadora por tiempo de la nave FRIO LONDON (en virtud de contrato que suscribió con KARPI) y como fletante por viaje (en virtud de contrato suscrito con EUROFISH EMPORIUM) de la M/N FRIO LONDON. En esa acción L. promovió secuestro de la carga de atún abordo de la referida nave, alegando tener un crédito marítimo privilegiado contra la carga por la suma de US$639,301,71, más US$9,265.24 diarios hasta que se permitiera el zarpe de la nave, con lo cual se puede observar que la empresa LAVINIA presentó su legitimidad para reclamar los derechos, que ahora KARPI declara tener a su favor.

Sobre este particular manifiesta el apelante que resulta extraño que ante un mismo tribunal se hayan presentado pretensiones similares por los fletantes y fletadores la nave y no se haya considerado tal circunstancia para rechazar la solicitud de intervención en este caso.

Finalmente se argumenta que la solicitud de intervención no cumplió con los requisitos legales para ser considerado parte (coadyuvante) del proceso, porque del memorial todo indica que está ejerciendo una acción personal contra el demandante por razón del secuestro. Dicha pretensión se refiere a daños y perjuicios por la ejecución del secuestro "contra la carga de atún de SANDERS que se encontraba en su barco (no secuestrado)", lo cual tendría que tramitarse mediante un procedimiento distinto a la intervención coadyuvante.

Además, sostiene la parte recurrente que los documentos presentados por KARPI no satisfacen la carga probatoria que la ley impone al interviniente, como es demostrar la titularidad de su derecho y su legitimación para pedir, lo que sí probó L. al demostrar ser fletador (ver caso L.V. CARGA A BORDO DE M/N FRIO LONDON); aunado a esto se advierte la ausencia de una cuantía determinada y el concepto en que se le adeuda.

Contrario a la interpretación del a-quo al considerar que el tercero pretende coadyuvar a alguna de las partes, a juicio del censor, en todo momento se advierte un ataque contra la demandante a la que se le solicita un resarcimiento.

CRITERIO DE LA SALA CIVIL

Antes de entrar al examen del punto controvertido, esta S. se permite hacer referencia a determinadas circunstancias que constan en este expediente y que han sido reconocidas por el Primer Tribunal Marítimo, específicamente, en la resolución de 6 de noviembre de 2003 (fs. 771 a 775) proferida para efectos de reconocer y aceptar la venta anticipada del atún transportado a bordo de la M/N FRIO LONDON realizada por el Segundo Tribunal Marítimo. Veamos:

Advierte el Primer Tribunal Marítimo que en ese tribunal se ventilan dos procesos distintos dentro de los cuales se decretó secuestro sobre la carga de atún transportada a bordo de la M/N FRIO LONDON.

Por un lado, el proceso ordinario marítimo que PESQUERA J.P., S.A. le sigue a SANDERS CORPORATION, S.A. DE C.V., en el cual mediante auto de 8 de agosto de 2003 se decretó secuestro sobre la carga de atún a bordo de la nave FRIO LONDON por la suma de US$292,415.00, a fin de que se condene a la demandada por el incumplimiento de transferir a la demandante el monto convenido como pago del precio de atún pactado en Contrato de Compraventa suscrito entre ambos y los consecuentes daños y perjuicios e intereses. (dentro de éste proceso se interpuso el recurso de apelación que ocupa a esta Sala)

Por otro lado, continúa indicando el Primer Tribunal Marítimo, se tramita también el Proceso para la Ejecución de Crédito Marítimo Privilegiado que LAVINIA CORPORATION, representada por la firma DE CASTRO &ROBLES, le sigue a LA CARGA transportada a bordo de la M/N FRIO LONDON, decretando ese tribunal secuestro de la carga existente en dicho buque por la suma de US$639,301.71, en concepto de pago de flete y daños y perjuicios diarios hasta el zarpe de la nave.

Además indica que ante el Segundo Tribunal Marítimo se tramitan varios procesos ordinarios marítimos que diversas empresas mexicanas le siguen a SANDERS, procesos en los que se interpusieron medidas de secuestro contra el atún existente en la M/N FRIO LONDON.

El Segundo Tribunal ordenó la venta anticipada de la carga de atún cautelada mediante los referidos secuestros, considerando que la misma es perecedera y susceptible de perder su valor comercial. Dicha venta fue efectuada en pública subasta el día 10 de octubre de 2003 por la suma de US$2,217,355.90, se adjudicó el atún libre de gravámenes y se ordenó que la suma se mantuviera afectada por los secuestros recaídos sobre la carga vendida, ya que la misma garantizaría las resultas de los procesos que se encontraban en el Primero y Segundo Tribunales Marítimos.

Todo esto se comunicó al Primer Tribunal para que adoptara las medidas necesarias para el levantamiento y sustitución de los bienes objeto de los secuestros.

De fojas 76 a 79 (Tomo 1) consta el escrito de solicitud de intervención como tercero que presenta la firma DE CASTRO & ROBLES en representación de KARPI MARITIME CORPORATION dentro del presente proceso ordinario que PESQUERA J.P. le sigue a SANDERS. En dicho escrito los apoderados de la empresa KARPI alegan, como fundamento para que se acceda a su intervención, que esta es la propietaria registral de la M/N FRIO LONDON detenida en Panamá en virtud de secuestro decretado, en este proceso, sobre parte de la carga que transporta; por esa razón señalan que han recibido "numerosos reclamos por parte de los propietarios, consignatarios y/o partes interesadas en el remanente de la carga que no ha sido objeto de secuestro, quienes responsabilizan a nuestros representados por la demora experimentada, incumplimiento del contrato de transporte, así como los consecuentes daños y perjuicios ocasionados por la acción unilateral y desmedida de los demandantes PESQUERA J.P., S.A. de C.V."(fs.77) Esta solicitud la hace con fundamento en el artículo 38 del CPM.

Finalmente, el a-quo consideró que la solicitud de intervención se enmarcaba en lo preceptuado por el artículo 39 del CPM, que exige la presentación pruebas que demuestren "el interés alegado", concluyendo sobre dicha acreditación, a pesar de estimar que resultaba "probable" que los dueños de la nave pudiesen haber sido perjudicados con la medida, que las pruebas aportadas en este caso eran suficientes para probar el "genuino interés".

Luego de lo que se deja expuesto, esta Sala debe disentir del criterio del Primer Tribunal Marítimo pues resulta evidente la improcedencia de la intervención de KARPI MARITIME CORPORATION LTD (en adelante KARPI) como tercero coadyuvante dentro de este proceso ordinario instaurado por PESQUERA J.P., S.A. DE C.V. (en adelante PESQUERA JUAN PABLO) contra la empresa SANDERS CORPORATION S.A. DE C.V. (en adelante S., como lo consideró el a-quo en base a lo normado por el artículo 39 del CPM. Ello es así por las siguientes razones:

Si bien es cierto que la empresa solicitante de la intervención acompañó con su escrito una serie de pruebas que demuestran su relación con la M/N FRIO LONDON en el sentido de ser su propietaria registral, valga aclarar que dicha nave no es parte en este proceso ordinario, además de que los referidos documentos aportados como pruebas no demuestran de manera alguna que el solicitante esté vinculado al Contrato de Compraventa cuyo incumplimiento e indemnización se reclama en este proceso. Ninguno de esos documentos guarda relación con el tema que se debate en esta causa, por lo que carecen de valor o mérito para evidenciar la legitimación de la empresa solicitante para participar como tercero coadyuvante de alguna de las partes.

Según se observa, la solicitud de intervención de KARPI (como propietario de la nave) la hace recaer en los daños y perjuicios que sufrió por el secuestro de la carga que transportaba la nave FRIO LONDON, practicado en Panamá, argumentando que debido a dicho secuestro recibió reclamos de partes interesadas en la carga por la demora e incumplimiento de un contrato de transporte.

Sobre lo manifestado por la solicitante KARPI, según lo destaca el a-quo en el fallo apelado, sólo acreditó ser el propietario registral de la nave FRIO LONDON, que el capitán de la nave otorgó poder a la firma que presenta esta solicitud y aportó copias autenticadas (por el capitán) de recibos que describen cargas de atún. Sin embargo, esta Superioridad debe señalar que el solicitante no ha presentado el contrato de transporte por cuyo incumplimiento dice estar afectado como consecuencia del secuestro, o, la prueba de los reclamos que dice haber recibido en virtud de ese hecho, así como tampoco ha demostrado que en el momento en que se secuestro la nave él personalmente se estuviese beneficiando de la explotación de la misma, al haberse comprometido al transporte de carga mediante el respectivo contrato, y que por ello hubiese sido perjudicado por el secuestro.

Así las cosas, a juicio de esta S., tomando en cuenta lo que plantea el solicitante y las pruebas aportadas con su escrito de intervención, no se justifica la decisión de acceder o admitir su intervención como tercero coadyuvante de alguna de las partes en este proceso ordinario, ya que en esta causa se debate el incumplimiento en el pago por la venta de una carga de atún que la demandante (PESQUERA J.P. efectuó con la demandada (SANDERS) y la consecuente indemnización debido a ese hecho. Mientras que, como bien lo anotó el apelante, lo que pretende el solicitante es un resarcimiento por los efectos de la medida cautelar practicada en este proceso, que en todo caso debe tramitarse mediante un procedimiento distinto al de una intervención coadyuvante.

En otro orden de ideas, esta Sala no puede pasar por alto y debe reiterar el hecho de que aun cuando KARPI acreditó ser el propietario de la M/N FRIO LONDON, no demostró su legitimación para pedir como afectado o perjudicado por el secuestro de la carga (pescado y cualquier otra propiedad de S.) que venía a bordo de la nave, pues además de que resulta evidente que dicho secuestro no se decreto contra la nave, aún considerando que la misma se vio afectada al suspenderse su tránsito temporalmente, el tercero no aportó el supuesto contrato de transporte que, según alega, no pudo cumplir debido al secuestro que se practicó. Por el contrario, es un hecho notorio que es otra empresa, L.C., quien ha acreditado su legitimidad para reclamar los derechos sobre la nave, afectados por el secuestro, según lo evidencia el proceso especial para la ejecución de crédito marítimo privilegiado que ésta instauró contra la aludida carga, en su condición de fletadora por tiempo y fletante por viaje de la M/N FRIO LONDON, en virtud de contratos de fletamento suscritos con KARPI MARITIME CORPORATION LTD. y el otro posteriormente celebrado con EUROFISH EMPORIUM, para la explotación de la nave. En dicho proceso especial, que también se tramita en el Primer Tribunal Marítimo, la empresa LAVINIA demandó como crédito privilegiado el pago del flete, más daños y perjuicios, por la suma de US$639,301.71, más la suma de US$ 9,265.24 diarios hasta que se le permitiera zarpar a la nave.

Como es sabido, el que demuestra que se está beneficiando con la explotación o con el usufructo de una nave se presume su propietario o poseedor, para efectos de la titularidad tanto de derechos como de obligaciones respecto a la misma. En ese sentido la Sala comparte el criterio del censor al señalar que los documentos probatorios aportados por KARPI no satisfacen la carga probatoria que la ley impone al interviniente pues no acreditan la titularidad de su derecho (como transportista) y su legitimación para pedir en virtud de un contrato de transporte, a lo que se suma el hecho de que en el otro proceso seguido en esta jurisdicción marítima la empresa LAVINIA demostró tener la condición de fletador y fletante de la nave FRIO LONDON.

Lo que se deja expuesto es suficiente para revocar la resolución apelada y en su lugar negar la solicitud de intervención del tercero en este caso.

En mérito de lo expuesto, la Corte Suprema, SALA DE LO CIVIL, administrando justicia en nombre de la República y por autoridad de la Ley, REVOCA el Auto No.147 de 13 de agosto de 2004 dictado por la Juez Suplente del Primer Tribunal Marítimo dentro del proceso ordinario que PESQUERA J.P. , S.A. de C.V. le sigue a SANDERS CORPORATION, S.A. de C.V., y en su lugar, NIEGA la solicitud de intervención de tercero propuesta por los apoderados especiales de KARPI MARITIME CORP. LTD.

Las costas a cargo del solicitante se fijan en la suma de DOSCIENTOS BALBOAS CON 00/100 (B/.200.00).

N. y D..

ALBERTO CIGARRUISTA CORTEZ

HARLEY J. MITCHELL D. -- JOSÉ A. TROYANO

MANUEL JOSE CALVO C. (Secretario)

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR