Sentencia Civil de Corte Suprema de Justicia (Panama), 1ª de lo Civil, 13 de Julio de 2006

PonenteJosé A. Troyano
Fecha de Resolución13 de Julio de 2006
EmisorPrimera de lo Civil

VISTOS:

La licenciada N.V. DE RAMOS, en su condición de JUEZA EJECUTORA DEL BANCO NACIONAL DE PANAMÁ, ha interpuesto sendos recursos de apelación contra dos resoluciones fechadas el 2 de abril de 2004, ambas proferidas por la Directora General de Registro Público. La primera de ellas calificó como defectuosos los Asientos 86241 del Tomo 2003 y 16797 del Tomo 2004 del Diario, mientras que la segunda hizo lo mismo en relación con los Asientos 106167 del Tomo 2003 y 16770 del Tomo 2004 del Diario, todos los cuales afectan las Fincas No. 13335, 17538 y la 23067, inscritas en la Sección de Propiedad de la Provincia de Panamá.

Los citados recursos de apelación fueron acumulados mediante providencia dictada el 25 de enero de 2006, por razón de economía procesal, toda vez que se trata del mismo medio de impugnación con pretensiones idénticas.

En las resoluciones apeladas el Registro Público calificó como defectuosos y suspendió las inscripciones de los Asientos antes mencionados, manifestando que de acuerdo con sus constancias registrales, sobre las Fincas 13335, 17538 y 23067 pesaba un embargo previo, lo cual expuso en ambas resoluciones fechadas el 2 de abril de 2004, cuya parte pertinete reproducimos:

"...pesa inscrito embargo propuesto del Banco del Istmo, S.A. contra Tenería Tauro, S.A. decretado mediante Auto #1170 de 13 de junio de 2000, remitido por Oficio #1054 de 22 de junio del 20001 del Juzgado Décimo Tercero (sic) del Circuito Civil, hasta la concurrencia de la suma de B/1,243,220.43, ingresado bajo Asiento 65825 Tomo 2001 del Diario..." (F. 21 del expediente con Entrada. 188-04 y F. 25 del expediente con Entrada. 15-06).

Por su parte, la JUEZA EJECUTORA DEL BANCO NACIONAL fundamenta la apelación que comprende la suspensión, por defectuosos, la inscripción del Asiento 86241 del Tomo 2003 y del Asiento 16797 del Tomo 2004, el cual es consultable de fojas 28 a 31 del expediente con Entrada No.188-04 y que en adelante identificaremos como Recurso A, con los siguiente argumentos:

PRIMERO: Mediante Escritura Pública número 308 de 10 de enero de 2001, de la Notaría Primera del Circuito de Panamá. EL BANCO NACIONAL DE PANAMÁ, otorgó Préstamo Industrial a la Sociedad TENERIA TAURO S.A. garantizado con hipoteca de bienes inmuebles (finca 13335, 17538 y 23067), todas inscritas al rollo 1, documento 1, de la Sección de la Propiedad, del Registro Público, Provincia de Panamá, hipoteca debidamente inscrita en el Registro Público, Sección de Hipoteca y Anticresis a la ficha 240003, documento 2011776 del 13 de febrero de 2001.

SEGUNDO: Que el PRIMER BANCO DEL ISTMO S.A., inició un Proceso Ejecutivo de Mayor Cuantía contra T.T.S.A., el cual fue radicado en el Juzgado Décimo Tercero (sic) del Circuito del Primer Circuito Judicial de Panamá.

TERCERO: Que dentro del Juicio a que se refiere el hecho anterior, se dictó el Auto No.1170 del 13 de junio de 2001, mediante el cual se embargó las fincas dadas en garantía al BANCO NACIONAL DE PANAMÁ.

CUARTO: Que en el mencionado juicio, el Juez de la causa nunca le exigió al ejecutante, aportar un certificado del Registro Público de las fincas embargadas, tal como lo exige el artículo 1669 del Código Judicial.

QUINTO: La no presentación del Certificado del Registro Público de las fincas embargadas, originó que EL BANCO NACIONAL DE PANAMÁ, no fuera notificado del susodicho juicio y por lo tanto no hiciera valer sus derechos.

SEXTO: La Hipoteca constituida a favor de EL BANCO NACIONAL DE PANAMÁ, tiene el rango de Primera Hipoteca, por lo cual nuestro derecho tiene prelación sobre el derecho requerido por EL PRIMER BANCO DEL ISTMO S.A.

SEPTIMO: Al enterarse el BANCO NACIONAL DE PANAMÁ, de la existencia del embargo a que se refiere el hecho cuarto anterior, interpuso un Incidente de Rescisión de Embargo, el cual está por resolver ante el Juzgado Décimo Tercero (sic) del Circuito del Primer Circuito Judicial de Panamá, pero pendiente que se resuelva una Advertencia de Inconstitucionalidad que atiende la Corte suprema de Justicia.

OCTAVO: Con fundamento en el derecho real de hipoteca, el BANCO NACIONAL DE PANAMÁ, ejecutó las fincas dadas en garantía y mediante remate verificado el día 8 de septiembre de 2003, se adjudicó las fincas dadas en garantía.

(Fs. 28 a la 30, expediente con Entrada 188-04).

Con iguales razones la impugnadora sustenta el recurso que comprende el Asiento 106167 del tomo 2003 y el Asiento 16770 del Tomo 2004 del Diario, consultable de fojas 37 a 39 del expediente con Entrada 15-06, al cual nos referiremos de ahora en adelante como Recurso B.

A su vez, la recurrente al sustentar ambos recursos solicita que esta Sala decrete lo siguiente:

"...solicitamos a los Honorables Magistrados de la Sala Civil, que se nos conceda los tres meses adicionales de que habla el artículo No. 42 del Decreto Ejecutivo No. 62 de 10 de junio de 1980, reformado por el Decreto Ejecutivo No. 106 de 30 de agosto de 1999, ya que el Registro Público no concede el plazo adicional..."(F. 31 del expediente con Entrada 188-04 y F. 40 del expediente con Entrada 15-06).

Expuestos los fundamentos de la decisión impugnada y los argumentos de la recurrente, procede la Sala a decidir los méritos del recurso, no sin antes hacer los siguientes señalamientos.

En virtud del proceso ejecutivo hipotecario por cobro coactivo que le sigue la recurrente a la sociedad TENERÍA TAURO S.A., el JUZGADO EJECUTOR DEL BANCO NACIONAL DE PANAMÁ, por medio del auto N. 262 J-3 de 30 de julio 2003 libró mandamiento de pago ejecutivo y decretó embargo sobre las fincas No. 13335, 17538 y 23067 todas, inscritas en la Sección de Propiedad de la Provincia de Panamá. Dicha resolución ingresó al Registro Público el 6 de agosto de 2003, bajo el Asiento 86241 del Tomo 2003 del Diario. (Primer Asiento referente al Recurso "A")

Con posterioridad, el JUZGADO EJECUTOR DEL BANCO NACIONAL DE PANAMÁ, por medio del auto No. 324-J-3 de 9 de septiembre de 2003, adjudicó definitivamente, a título de compra en venta judicial, las Fincas No. 13335, 17538 y la 23067, inscritas en la Sección de Propiedad de la Provincia de Panamá. Dicha resolución ingresó el 22 de septiembre de 2003 al Registro Público, bajo Asiento 106167 del Tomo 2003 del Diario. (Primer Asiento concerniente al Recurso "B")

El 29 de enero de 2004, el Registro Público dictó dos autos suspendiendo los anteriores Asientos y calificándolos como defectuosos, porque al ingresar el embargo y remate mencionados sobre las fincas en cuestión, pesaba sobre ellas un embargo previo, decretado por el Juzgado Decimotercero del Circuito del Primer Circuito Judicial de Panamá, Ramo Civil, a favor del BANCO DEL ISTMO, S.A., el cual había ingresado bajo Asiento 65825 del Tomo 2001 del Diario. En el caso del primer Asiento referente al embargo, igualmente señaló que se citaran los datos completos de la sociedad TENERÍA TAURO, S.A.; que se encontraba pendiente de inscripción el Asiento 78204 del Tomo 2003 del Diario en el cual la sociedad TENERÍA TAURO, S.A. da 3 Fincas de su propiedad en pago de sus obligaciones al BANCO NACIONAL DE PANAMÁ; y que se encontraba pendiente de inscripción un secuestro decretado por el Juzgado Ejecutor del Instituto de Acueducto y Alcantarillados Nacionales contra la Finca 23067. Por otra parte, en la resolución que calificó defectuoso el segundo Asiento que contenía la inscripción del remate, adicionó el Registro Público que sobre las Fincas en cuestión no constaban mejoras inscritas; pidió que se aclarase la descripción de las Fincas y, por último, señaló que, igualmente, sobre las citadas Fincas se encontraba pendiente de inscripción el Asiento 78204 del Tomo 2003, por medio del cual TENERÍA TAURO S.A. da 3 Fincas de su propiedad en pago de sus obligaciones al BANCO NACIONAL DE PANAMÁ.

Ulteriormente, mediante auto No.50-J-3 de 9 de febrero de 2004, ingresado por medio del Asiento 16770 del Tomo 2004 del Diario, (segundo Asiento respectivo al Recurso "A") el JUZGADO EJECUTOR DEL BANCO NACIONAL DE PANAMÁ, corrigió el Asiento 86241, citando sólo los datos de la sociedad TENERÍA TAURO, S.A. y reiterando en todas sus partes el auto N. 262 J-3 de 30 de julio 2003, que libró mandamiento de pago ejecutivo y decretó embargo sobre las Fincas No. 13335, 17538 y 23067.

De manera paralela, el JUZGADO EJECUTOR DEL BANCO NACIONAL PANAMÁ, mediante auto No.51-J-3 de 9 de febrero de 2004, ingresado mediante Asiento 16770 del Tomo 2004 del Diario del Registro Público,(segundo Asiento pertinente al recurso "B") corrigió el Asiento 106167 haciendo solo dos indicaciones: que en las Fincas en conflicto no constan inscritas mejoras y describiendo a qué R. y Documento corresponden las mencionadas Fincas. Además, reiteró en todas sus partes la resolución de adjudicación anteriormente presentada.

Como consecuencia de ello, el 2 de abril de 2004 el Registro Público dictó dos resoluciones calificando defectuosos los Asientos 86241 del Tomo 2003 del Diario y 16797 del Tomo 2004 del Diario (Recurso "A") y los Asientos 106167 del Tomo 2003 del Diario y 16770 del tomo 2004 del Diario (recurso "B") y suspendiendo sus inscripciones, debido a que sobre las Fincas 13335, 17538 y 23067 pesa embargo decretado por el Juzgado Decimotercero del Circuito del Primer Circuito Judicial de Panamá, Ramo Civil, mediante auto 1170 de 13 de junio de 2001, por razón del proceso ejecutivo hipotecario promovido por el BANCO DEL ISTMO, S.A. contra TENERÍA TAURO, S.A. Dichas resoluciones son las que ahora se impugnan en apelación.

Una vez expuestos los antecedentes de la controversia, la Sala observa que en el caso que nos ocupa se trata de inscribir un embargo y la adjudicación definitiva por compra judicial de tres Fincas, como resultado de un proceso ejecutivo hipotecario por cobro coactivo. No obstante, sobre dicha Fincas el Registro Público había inscrito con anterioridad otro embargo, en virtud de proceso ejecutivo hipotecario instaurado por BANCO DEL ISTMO, S.A. contra la sociedad dueña de las Fincas dadas en hipoteca, TENERÍA TAURO, S.A.

Lo que se discute, entonces, es la preeminencia respecto a la entrada al Registro Público de los autos de embargo provenientes del JUZGADO EJECUTOR DEL BANCO NACIONAL y del Juzgado Decimotercero de Circuito Civil. No obstante, la apelante al sustentar los recursos que nos ocupan, se refiere enfáticamente a que se le conceda tres meses adicionales a los cuales se refiere el artículo 42 del Decreto Ejecutivo No. 62 de 10 de junio de 1980, reformado por el Decreto Ejecutivo No. 106 de 30 de agosto de 1999, que a la letra dice:

ARTICULO 58. Modifíquese el artículo 42 del Decreto Ejecutivo No. 62 de 10 de junio de 1980 que quedará así:

Artículo 42. Cuando un documento, que por su naturaleza sea registrable, haya sido calificado defectuoso y suspendida su inscripción y transcurran dos meses sin que el interesado comparezca a notificarse de esta calificación, podrá notificarse mediante Edicto fijado por un término de cinco días hábiles en lugar visible de la oficina y en la oficina regional a través de la cual hubiere ingresado el documento, si ese fuere el caso. Transcurrido este término se cancelará el asiento del Diario y la nota que afecte la inscripción a que se refiere el documento.

Si antes de vencerse el término señalado el interesado se notificare y desde la fecha de tal notificación transcurren tres meses sin haberse subsanado el defecto, también podrán hacerse las cancelaciones mencionadas.

Si se tratare de comunicaciones judiciales, los dos meses se contarán a partir de la fecha del oficio en que el Director/a General comunica al Tribunal del caso, la resolución de suspensión. Y transcurrido dicho término, se comunicará asimismo al J. la fijación del Edicto y posteriormente, las cancelaciones efectuadas, de manera que consten en el expediente.

...

La parte recurrente se refiere al procedimiento establecido en la citada disposición legal, por medo del cual el Registro Público puede proceder a la cancelación de una comunicación judicial que haya ingresado a dicha institución y haya sido calificada defectuoso y suspendida su inscripción y, con base en ello solicita que no se cancelen aún los Asientos del Diario por encontrarse defectuosos.

La Sala debe señalar que algunas resoluciones relacionadas con este procedimiento pueden impugnarse mediante recurso de apelación como, en efecto, se ha hecho en numerosas ocasiones (confrontar resoluciones de 5 de agosto de 1998, 19 de febrero 2003 y 10 de enero de2003, entre otras). No obstante, debemos manifestar que ello no es viable en el caso que nos ocupa, en vista de que lo que debe determinarse es si procede o no la inscripción de dichos Asientos, toda vez que nos encontramos ante una impugnación concerniente a la calificación que hace la registradora de los Asientos y no del procedimiento concerniente a la cancelación de los mismos, el cual es una consecuencia del procedimiento anterior y que es, como se señaló anteriormente, al que se refiere la recurrente al citar el artículo 42 del Decreto Ejecutivo No. 62 de 10 de junio de 1980, reformado por el Decreto Ejecutivo No. 106 de 30 de agosto de 1999.

Ahora bien, la apelante no ataca o refuta directamente los dos puntos que plantea la registradora para calificar de defectuosos los respectivos documentos y, en consecuencia, suspender su inscripción. Solo hace mención a que fueron corregidos los Asientos en controversia, pero no explica ni hace ninguna referencia al punto primordial que es como se dijo, que las Fincas No. 13335, 17538 y 23067 por mandato judicial se encuentran bajo los efectos de una medida ejecutiva de embargo previa, a la que se intenta hacer valer.

Tal como consta en el expediente, al ingresar el 6 de agosto del 2003 el primer Asiento, el 86241 del Tomo 2003 del Diario, referente al auto No. 324-J-3 de 9 de septiembre de 2003, por medio del cual el JUZGADO EJECUTOR DEL BANCO NACIONAL DE PANAMÁ decretó el embargo de las Fincas en conflicto, en el Registro Público ya había ingresado bajo Asiento 65825 del Tomo 2001 del Diario, el auto No. 1170 de 13 de junio del 2001, mediante el cual el Juzgado Decimotercero de Circuito ordenó embargo de las mencionadas Fincas propiedad de TENERIA TAURO, S.A., a favor del BANCO DEL ISTMO, S.A.

Consecuentemente, el auto No. 1170 de 13 de junio del 2001, proferido por el Juzgado Decimotercero de Circuito e ingresado bajo Asiento 65825 del Tomo 2001 del Diario, tiene prelación sobre el embargo decretado por el JUZGADO EJECUTOR DEL BANCO NACIONAL DE PANAMÁ, toda vez que el auto en mención ingresó primero al Registro Público por medio del Diario de dicha institución, y, por tanto, es la fecha de esa presentación la que determina la fecha de inscripción y el orden de prelación, al tenor de lo dispuesto en el artículo 111 del Decreto 9 de 13 de enero de 1920, y el artículo 1761 del Código Civil, los cuales manifiestan lo siguiente:

Artículo 111. La presentación al Diario fija la fecha de toda inscripción, inclusive las provisionales, para los efectos del artículo 1761 del Código Civil.

Artículo 1761. Los títulos sujetos a inscripción que no están inscritos, no perjudican a terceros sino desde la fecha de su presentación en el Registro.

Con referencia al principio de prelación consagrado en las normas anteriormente transcritas, esta corporación de justicia ha manifestado en resolución fechada 9 de enero de 1999, lo siguiente:

Las disposiciones legales transcritas ponen en evidencia que la fecha de presentación al Diario del Registro Público, es la que determina el momento a partir del cual dichos documentos surten efecto respecto de terceros y, en el evento de existir varios títulos que se refieren al mismo bien, determina también el orden en que éstos deben ser inscritos.

Por lo anteriormente expuesto, la Sala concluye que las dos resoluciones proferidas por el Registro Público fechadas 2 de abril de 2004, se ajustan a derecho y deben ser confirmadas, toda vez que el auto No. 1170 de 13 de junio del 2001, proferido por el Juzgado Decimotercero de Circuito Judicial de Panamá, ingresado bajo Asiento 65825 del Tomo 2001, ingresó al Diario del Registro Público antes que el auto No.262-J-3 de 30 de julio del 2003 y el auto No. 324-J-3 de 9 de septiembre de 2003, del JUZGADO EJECUTOR DEL BANCO NACIONAL DE PANAMÁ.

Por las razones expuestas, la CORTE SUPREMA, SALA DE LO CIVIL, administrando justicia en nombre de la República y por autoridad de la Ley, CONFIRMA las dos Resoluciones de 2 de abril 2004, proferidas por la Dirección General del Registro Público, las cuales califican de defectuosos y suspenden las inscripciones de los Asientos 86241 del Tomo 2003, 16797 del Tomo 2004 y los Asientos 106167 del Tomo 2003, 16770 del Tomo 2004 del Diario, que afectan las Fincas No. 13335, 17538 y 23067, inscritas en la Sección de Propiedad de la Provincia de Panamá.

  1. y N..

JOSÉ A. TROYANO

GRACIELA J. DIXON -- HARLEY J. MITCHELL D.

MANUEL JOSÉ CALVO (Secretario)

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR