Sentencia Civil de Corte Suprema de Justicia (Pleno), 1ª de lo Civil, 15 de Marzo de 2007

PonenteAlberto Cigarruista Cortez
Fecha de Resolución15 de Marzo de 2007
EmisorPrimera de lo Civil

VISTOS:

La firma forense ABOGADOS MARÍTIMOS Y ASOCIADOS (AMYA), actuando como apoderada judicial de EXXONMOBIL MARINE FUELS LIMITED, han presentado Recurso de Apelación contra la Sentencia No.6 de 22 de julio de 2005 dictada por el Segundo Tribunal Marítimo dentro del proceso ordinario que PETRO-MARINE SERVICE INC. le sigue a EXXONMOBILMARINE FUELS LIMITED y MUNDINAVES, LTDA.

Según consta de fojas 1672 a 1674 mediante la sentencia apelada se resolvió lo siguiente:

"En mérito de lo expuesto, la suscrita JUEZ DEL SEGUNDO TRIBUNAL MARÍTIMO DE PANAMÁ, administrando justicia en nombre de la República y por autoridad de la Ley, RESUELVE:

PRIMERO

RECHAZAR DE PLANO por extemporáneo la solicitud de declinatoria de competencia propuesta por EXXONMOBILE MARINE LIMITED dentro del proceso ordinario interpuesto por PETRO-MARINE SERVICES, INC.

SEGUNDO

CONDENAR a EXXONMOBILE MARINE LIMITED a pagarle a la demandante PETRO-MARINE SEVICES, INC., la cantidad de OCHENTA Y TRES MIL DOSCIENTOS SESENTA CON 00/100 (US$.83,260.00) en concepto de indemnización por daños y perjuicios, más los intereses legales respectivos, y las costas que ha generado el presente proceso, las que por trabajo en derecho se calculan en la cantidad de DIECISIETE MIL SEISCIENTOS CINCUENTA Y DOS CON 00/100 (US$.17,652.00). Liquídese por la Secretaria del Tribunal las costas que determinan el artículo 430 en sus numerales 2, 3, y 4 una vez ejecutoriada la presente resolución.

TERCERO

ABSOLVER a MUNDINAVES LIMITADA, tercera llamada al proceso por EXXONMOBILE MARINE LIMITED dentro del proceso ordinario interpuesto por PETRO-MARINE SERVICES, INC y condena a EXXONMOBILE MARINE LIMITED a pagarle en concepto de costas por el trabajo en derecho la cantidad de DIECISIETE MIL SEISCIENTOS CINCUENTA Y DOS CON 00/100 (US$.17,652.00).

Liquídese por la Secretaria del Tribunal las costas que se le han ocasionado a MUNDINAVES LIMITADA, de acuerdo al artículo 431, numeral 2, 3, 4, una vez ejecutoriada la presente resolución.

CUARTO

NEGAR LA DEMANDA en reconvención propuesta por EXXONMOBILE MARINE LIMITED en contra de PETRO-MARINE SERVICES, INC., y la condena a pagar las costas del proceso, las que por el trabajo en derecho se calculan en la cantidad de CINCUENTA Y TRES MIL VEINTICUATRO BALBOAS CON 81/100 (US$.53,024.81).

Liquídese por la Secretaría del Tribunal las costas en que incurrió PETRO-MARINE SERVICES, INC., con respecto a la demanda en reconvención y que corresponden a las fijadas en los numerales 2, 3 y 4 del artículo 430 del CPM.

NOTIFÍQUESE Y CÚMPLESE,

..." (fs. 1672 -1674)

Seguidamente, esta S. hará un recuento de los antecedentes del caso y posteriormente procederá a realizar el examen de los cargos que atribuye el apelante contra la sentencia de primera instancia y a la confrontación de éstos con la parte motiva de la misma.

ANTECEDENTES DEL CASO:

La empresa PETRO-MARINE SERVICES, INC. presentó demanda ordinaria, con acción de secuestro, contra EXXON MOBIL MARINE LIMITED a fin de que se le condenara a pagarle la suma de US$88,500.00 en concepto de indemnización por daños y perjuicios sufridos como consecuencia del incumplimiento contractual de parte de la demandada (EXXONMOBIL), durante la ejecución del contrato de compraventa de combustible (bunker) ocurrido en Cartagena, Colombia. Entre los hechos que fundamentan esta demanda podemos destacar los siguiente:

"...

CUARTO

Durante los primeros días del mes de Septiembre de 2000, la demandante PETRO-MARINE intercambió comunicaciones telefónicas y por e-mail con la demandada para adquirir combustible marino, Marine Gas Oil (M.G.O.) en las instalaciones de la demandada en Cartagena, Colombia.

...

SEXTO

El día 11 de septiembre de 2000 la demandada Exxon Mobil emitió la confirmación de bunker, para la entrega de PetroMarine, a bordo de la M.N American Tanker (sic.), por 260 tonelada métricas, precio US$ 231 mtd, para el día 12 de septiembre de 2000. El pago acordado era 30 días de la fecha de entrega, y de acuerdo a la demandada, la venta estaba sujeta a los términos y condiciones de Mobil Oil Limited. En dicha confirmación la demandada no informó a la demandante de ningún requisito adicional con respecto a la documentación requerida para recibir el combustible y luego zarpar del puerto.

SEPTIMO

En efecto la demandante adquirió el día 11 de Septiembre de 2000, la cantidad de 295,223 galones de M.G.O., siendo recibidos por el buque American Trader , mediante Recibo de Suministro (Delivery Ticket) No.014610. La mencionada nave zarpó, con la documentación proporcionada por la demandada sin tener ningún problema con las autoridades colombianas.

OCTAVO

El día 14 de Septiembre de 2000 la demandada EXXONMOBIL emitió la factura No.58008914RI, a la demandante PETRO-MARINE amparando la cantidad de 965 tonelada métricas. La mencionada factura incluyó un precio distinto al establecido en la nominación, ya que la nominación fue de US$231.00 por tonelada métrica y la factura es de US$232.00 por tonelada métrica, lo que totaliza US$965.00 cobrados en exceso por la demandada.

...

DÉCIMO PRIMERO

El día 13 de Septiembre de 2000, la demandada EXXONMOBIL envió a la demandante la confirmación de Bunker, para suministrar 946 tonelada métricas de M.G.O. a un precio de US$250.00 por tonelada métrica, para ser entregado al buque American Trader en el Puerto de Cartagena el día 15 de septiembre de 2000. Nótese que el precio del segundo embarque era de US$19.00 más por tonelada métrica que el primer embarque.

...

DÉCIMO CUARTO

El día 17 de septiembre de 2000 la demandada procedió a entregar la cantidad 288.530 galones de M.G.O., mediante el Recibo de Suministro No.014614, siendo el combustible recibido por el buque American Tanker.

DÉCIMO QUINTO

El día 17 de septiembre de 2000, habiendo zarpado la M.N American Trader del Puerto de Cartagena, la M.N American Trader fue detenida por autoridades colombianas, Dirección de Policía Fiscal y Aduanas. Con motivo de la detención del buque, el combustible fue DECOMISADO al no tener el buque la documentación legal que amparaba la exportación de combustible, denominado DEX.

DÉCIMO SEXTO

La detención del buque y el decomiso del combustible se debió al incumplimiento por parte de la demandada de sus obligaciones contractuales y legales bajo la ley colombiana. La violación del contrato se origina en el incumplimiento de la cláusulas de los términos y condiciones, especialmente aquellas que se refieren a la obligación del vendedor de cumplir con el pago de impuestos locales y con la documentación requerida, siendo esto por cuenta del comprador.

Adicionalmente, bajo la ley colombiana, el vendedor, en este caso la demandada, es el agente de retención del mencionado impuesto y la respectiva declaración, lo que no hizo la demandada.

DÉCIMO SÉPTIMO

La demandada EXXONMOBIL en ningún momento informó a la demandante, previo a la entrega del combustible, la existencia de requerimientos legales de exportación en Colombia, al contrario, en la primera venta el combustible fue entregado a la M.V. AMERICAN TANKER sin ninguna condición distinta a la segunda venta. La demandada, de haber requerimientos documentales e impositivos en Colombia debió no solo informar a la demandante, sino debió cumplirlos desde la primera venta de combustible.

DÉCIMO OCTAVO

El Código de Procedimiento Marítimo de Panamá, establece en el Artículo 557 la determinación de la ley aplicable a conflictos marítimos. En este caso, el ordinal 13 determina que la ley aplicable es la que las parte pacten expresamente y en su defecto la ley del lugar donde se prestó el servicio. En el presente caso, las partes pactaron contractualmente la aplicación de la ley norteamericana, por lo que dicha ley es aplicable.

DÉCIMO NOVENO

La detención del buque y el decomiso del combustible han ocasionado serios perjuicios a la demandante, no sólo por el pago del flete muerto, sino por la demora del buque de cinco días, la no disponibilidad del combustible y el lucro cesante, sumas que se establecen de la siguiente manera:

a.- Flete Muerto US$32,500.00

b.- Demoras (4 x $4,000 diarios) US$16,000.00

c.- Gastos adicionales estimados US$10,000.00

d.- Lucro cesante estimado US$30,000.00

TOTAL US$88,500.00

..." (Fs.1598 a 1601).

Con la demanda la parte actora incorporó diversas pruebas documentales, según constan de fojas 13 a la 54.

Por su parte la demandada al contestar la demanda aceptó los hechos octavo, noveno, décimo y décimo segundo, negando el resto de los hechos al igual que la cuantía solicitada por la demandante y la aplicación del derecho norteamericano.

La demandada rechazó la pretensión de la actora argumentando que ésta omitió indicarle que el bunker suministrado era para la exportación; sostiene que la obligación que tiene el vendedor de pagar impuestos, sólo nace cuando el comprador le brinda dicha información y a la vez se obliga a reembolsarle el importe de los impuestos, cargo que se hace en la misma factura y que debe cancelar a su presentación. Dicho procedimiento por el que puede optar el comprador está consignado en las "Condiciones Generales de venta aplicables".

Adicionalmente la demandada presentó una demanda de reconvención, fundamentada en el impago de las facturas No.58001184 y 58001707 relativas a ventas de bunker, la cuales totalizan la suma de US$453,498.75, más los intereses moratorios calculados al 2% mensual.

La demandada (EXXONMOBIL) además llamó como tercero a MUNDINAVES, LTD, para que se incorporara al proceso a tomar la posición de demandada y respondiera a PETROMARINE por la pretensión ejercida en su contra. Dicho llamamiento se sustentó en que MUNDINAVES se dedica a la actividad de agente naviero, representando a la demandante en la transacción, además de estar domiciliada en el lugar donde se perfeccionó el contrato (Cartagena-Colombia). Por tanto, de acuerdo al artículo 1492 del Código de Comercio Colombiano, sería solidariamente responsable con el armador por las obligaciones contraídas en el país donde fue abastecida la nave.

Dicha parte llamada como tercero, contestó el libelo de la demanda principal y también se refirió a los argumentos que expresó la demandada en su demanda de reconvención (Fs.525 a 539). En torno a estos últimos manifestó que no participó en el proceso de negociación, nominación, entrega y recibo del producto. También señala que no existe vínculo entre ella y las empresas demandante y demandada, debido a que actuó como agente marítimo de la M/N AMERICAN TANKER, por tanto desconoce si la demandada posee o no documentos relativos a la compra del producto. Sostiene que en tierra representaba al armador de la nave y no a PETROMARINE SERVICES, ya que esta empresa no es armadora de la mencionada motonave. Así, entre otras consideraciones niega la interpretación que hizo MUNDINAVES del artículo 1489 del Código de Comercio de Colombia y sostiene que su función como agente marítimo se limitaba a cumplir con los trámites relacionados al arribo y permanencia del buque en puerto; que según las normas que regulan el régimen aduanero colombiano, no tiene obligación alguna con el pago de impuestos de exportación y reitera que no participó directa ni indirectamente en la negociación, entrega, recibo etc. del combustible llamado MGO en el que fueron partes las empresas PETROMARINE y EXXONMOBILE. Finalmente, pidió al tribunal que condenara en costas ejemplares a la demandada, debido a que no ha probado su grado de responsabilidad en este proceso y reitera las pruebas que acompañó con su contestación de llamamiento como tercero.

Posteriormente, se celebró la audiencia preliminar (fs.343-358) y se determinaron los puntos de consenso y los controvertidos.

Los puntos controvertidos en cuanto a la demanda principal son: la determinación de las condiciones contractuales aplicables; la aplicación o no de la legislación norteamericana; en quién recaía la obligación de pagar los impuestos en Colombia, y si era obligación del vendedor advertir al comprador de la obligación de realizar dichos pagos; determinar si los perjuicios reclamados derivan de causas imputables al vendedor; determinar si cabe responsabilidad a los terceros llamados al proceso; y, determinar si la venta de ambos embarques se hizo bajo el entendimiento de que el destino del combustible era para la exportación o para consumo de la nave.

Para efectos de la demanda de la demanda de reconvención, se establecieron como puntos controvertidos los siguientes: determinar si la demandante adeuda a la demandada el precio correspondiente a la primera venta del combustible, al haber mediado orden de secuestro por el Tribunal; y, determinar si la demandante adeuda a la demandada el pago de la segunda entrega del combustible, luego de determinar a quién es imputable el decomiso.

EL RECURSO DE APELACIÓN: (fs. 1680 a 1714)

Luego de que el recurrente hace un recuento de los antecedentes del caso, procede a sintetizar las conclusiones a las que arribó la juzgadora primaria, calificándolas de erradas al haber accedido a las pretensiones de la actora, en los siguientes términos:

  1. - Que EXXONMOBIL ostenta la condición de "exportador", por tanto le correspondía realizar el pago de los impuestos aduaneros.

  2. - Debido a la cantidad de bunker, el lugar del buque en que se depositó, el intervalo entre las dos compras y el lugar de destino, se podía inferir que el objeto era la exportación y no el abastecimiento de la nave; y,

  3. - Que el pago de los impuestos no correspondía al Agente Naviero de la demandada (MUNDINAVES) quien fue llamado al proceso, toda vez que no podía fungir como "intermediario aduanero".

    A juicio del censor, las mencionadas conclusiones del fallo impugnado "descansan sobre pruebas mal valoradas e interpretación errónea de la ley impositiva applicable", respecto a los tres temas que a continuación pasa a explicar y que consisten en los siguientes:

  4. - "Los Términos y Condiciones Generales que rigen ambas ventas de combustible entre EXXONMOBIL y PETROMARINE";

  5. - "Legislación impositiva aplicable (de la República de Colombia) que determina quién está obligado a realizar el pago de los impuestos de exportación"; y,

  6. - "El proceso Administrativo Aduanero que tuvo lugar en la República de Colombia que implicó el decomiso del bunker objeto de la segunda venta, y su posterior liberación". (Cfr. fs.1680).

    Así las cosas, repite la apelante, la "errada valoración" de los citados elementos fue lo que condujo a la juez a-quo a proferir una sentencia condenatoria contra EXXONMOBIL, y a liberar de responsabilidad a MUNDINAVES (tercero llamado al proceso), procediendo entonces a desarrollar sus argumento sobre cada uno de los aspectos cuestionados.

    "1. De los Términos y Condiciones Generales aplicables a la venta del bunker que EXXONMOBIL hizo a PETROMARINE." (Fs.1681)

    La recurrente inicia señalando que la juzgadora coincidió con ella (EXXONMOBIL), respecto a que las "Condiciones Generales" aplicables no eran las aludidas por la actora (PETROMARINE) (Mobil International Aviation and M.S.I., visibles a fs.18) sino las reflejadas en el documento contentivo de la confirmación (Términos y Condiciones Generales de Mobil Oil Limited, versión de abril de 1999) el cual se encuentra a fojas 26 del expediente.

    La apelante cita algunos párrafos de la sentencia, específicamente los que constan entre fojas 1631 a 1633. (ver fs.1681 y 1682).

    En ese sentido, continúa expresando el impugnante, para efectos de determinar a quién correspondía realizar el pago de los impuestos aduaneros, la juez toma en consideración las estipulaciones contenidas en los "Términos y Condiciones de MOBIL OIL COMPANY LIMITED", cuya traducción está a fojas 770 a 773, lo cual complementa con la evacuación de pruebas testimoniales y periciales en el acto de audiencia ordinaria.

    Seguidamente se alude a lo que concluyó la juez, luego de analizar las pruebas testimoniales y periciales (ver fs.1612 y 1613), indicando que la demandada no podía excepcionar, que no fue informada por la actora que el bunker no era para la exportación, ya que no logró acreditar los usos y costumbres del comercio; además de lo cual, dijo la a-quo que, de acuerdo a los términos y condiciones de la MOBIL OIL Co. Limt. y la legislación impositiva colombiana, el pago de los impuestos son obligación del exportador.

    A juicio del recurrente dichas consideraciones resultan erradas, debido a que si bien los usos y costumbres del comercio son fuentes de las obligaciones, "éstos se pueden acreditar mediante pruebas testimoniales, en el caso de marras no era dable cimentar parte de la decisión de fondo sobre la base de que EXXONMOBIL no alcanzó, mediante sus testigos y peritos, acreditar los usos y costumbres alegados"(fs.1683). Ello es así, continúa la censura, debido a que los usos y costumbres sólo son fuentes de obligaciones en ausencia de convenio entre las partes (contrato) y legislación aplicable al caso. Por tanto, habiendose pactado la aplicación de los términos de MOBIL OIL COMPANY LIMITED, que en sus puntos 5 y 7 tratan sobre el punto controvertido (a quién corresponde el pago de los impuestos) y existiendo legislación aduanera en el país donde se produjo la venta (Colombia), "la práctica de pruebas testimoniales y periciales tendientes a dilucidar a cargo de quién (vendedor o comprador) correspondía el pago de los impuestos de importación, no se tradujo en otra cosa que una actividad probatoria estéril que no debió ser tomada en consideración por la sentencia de fondo"(fs.1684)

    Posteriormente el apelante reitera que la sentencia otorgó una interpretación inadecuada a los términos y condiciones de MOBIL OIL COMPANY LIMITED, versión abril de 1999, cláusulas 5 y 7, que aparece traducida de fojas 1636 a 1637 y transcribe a fojas 1684.

    Sobre dichas cláusulas comenta que aun cuando en cierta medida presentan una redacción complicada, su atenta lectura debe orientar a la postura asumida por EXXONMOBIL (o sea su propia postura). Seguidamente el recurrente cita lo que consideró la sentencia (a fojas 1648 a 1649) y argumenta que bajo ninguna circunstancia puede llegarse a la conclusión que EXXONMOBIL ostenta la condición de "exportador", ni que era de su cargo realizar el pago de los impuestos de exportación.

    Explica la censura que de acuerdo a la cláusula 5, "cuando el combustible se entrega al comprador sin hacer el cargo relativo a los impuestos de exportación, se entiende que ello debe realizarlo el comprador, de otra forma no tendría sentido que dicha cláusula literalmente exprese que 'el combustible puede entregarse al comprador sin el pago de impuestos', reservandose el vendedor el derecho de repetir del comprador cualquier suma en concepto de impuestos, cargas, intereses o multas si dicha omisión le repercutiere"(fs.1686, subrayado es del apelante).

    En cuanto a la cláusula 7, explica el recurrente que, regula el supuesto contrario pues de ella sí se puede deducir la obligación del vendedor de realizar el pago de impuestos a las autoridades respectivas, ya que se refiere a la inclusión del impuesto en la factura (retención del mismo). En ese sentido resulta lógico que, si se hace la retención también se debe realizar el pago, aunque deba hacerlo a través de un intermediario (corredor de aduanas), cargo adicional que se comunica al comprador en las confirmaciones (bunker confirmation) en la sección de costos adicionales (extra costs).

    Considerando lo anterior, alega el apelante que en vista de que EXXONMOBIL no retuvo a PETROMARINE el importe del impuesto de exportación (veáse facturas de fs. 16 y 26), "debe entenderse la aplicación de la cláusula 5 de los términos y condiciones generales pactados, esto es, que la responsabilidad recae (acorde con la legislación impositiva colombiana, como ya veremos) en el comprador". (fs.1687)

    Sobre ese aspecto el recurrente llama la atención de que "la actora no aporta ninguna prueba que acredite que se le informó al vendedor su intención de comprar combustible para la exportación, o que haya cubierto los impuestos, todo lo contrario, su postura se basa en que de acuerdo a las condiciones que rodearon la venta, la finalidad de exportación era evidente".(fs.1688 énfasis es del apelante)

    Finalmente el censor concluye este punto argumentando que a EXXONMOBIL se le atribuye responsabilidad por los perjuicios que alega haber sufrido PETROMARINE a causa del impago de impuestos, que nunca se añadieron a la facturación, cuyo pago le incumbe personalmente y que por sus actividades no puede presentarse como desconocedor de tal obligación, la cual, además de la condiciones generales de venta, le impone la legislación impositiva colombiana.

    "2. Determinación del obligado a pagar los impuestos de exportación, de conformidad con la legislación impositiva de la República de Colombia" (fs.1689)

    Según manifiesta el impugnador, la juez de la causa erróneamente llega a considerar que la obligación que corre a cargo de EXXONMOBIL derivada de los Términos y Condiciones Generales son idénticos o se compaginan con los consignados en la ley impositiva de Colombia, cuando en realidad lo que ocurre (como se explicó antes) "es que sólo en circunstancias específicas EXXONMOBIL asume (frente al cliente) la obligación de realizar el pago de los impuestos que, por mandato legal le corresponden exclusivamente al comprador, en este caso a PETROMARINE"(fs.1689). Esto significa, según el recurrente, que aunque EXXONMOBIL llegase a obligarse con el cliente en tal sentido, a la luz de la ley impositiva el "exportador" no transfiere dicha condición al vendedor.

    Sin embargo, indica el recurrente, la juez de la causa se ve precisada a otorgar a EXXONMOBIL la condición de "exportador" para poder fundamentar la condena de éste por los perjuicios derivados del impago de impuestos.

    Seguidamente, a fojas 1690 del escrito de apelación se transcribe el artículo 3 del Decreto No.2685 de 1999 que regula las obligaciones aduaneras en Colombia, el cual también fue citado en la sentencia apelada (a fojas 1645 a 1650), dentro del cual se mencionan a diversas personas como posibles responsables de las obligaciones aduaneras, pero respecto al caso que nos ocupa, advierte el censor, se identifican dos personas: "el exportador y el transportador"; y repite, que el problema radica en la identificación como exportador que la juzgadora atribuye a EXXON MOBIL.

    De esa forma, "y también basado en opiniones subjetivas de testigos y peritos, el concepto de exportador es tergiversado y forzado a encuadrar en la posición contractual de EXXONMOBIL"(fs.1692). Reitera el censor que, a su juicio, la confusión de la juez de primera instancia surge por su errada interpretación de las mencionadas cláusulas 5 y 7 de las Condiciones Generales aplicadas a la venta de bunker, pues se da por sentado que en todo momento es la vendedora quien debe pagar los impuestos.

    "3. El Proceso Administrativo Aduanero que tuvo lugar en la República de Colombia, y que conllevó al decomiso temporal del bunker vendido a PETROMARINE" (fs.1693)

    La parte apelante alega que además de los errores interpretativos antes referidos en que incurrió la a-quo, también dedujo responsabilidad de la demandada por razón del proceso administrativo aduanero que se dio en Colombia, debido al decomiso temporal del combustible que se efectuó en el mismo. Adicionalmente, por la incorrecta interpretación de tal proceso, también concluyó en la exoneración de MUNDINAVES, LTDA., decisión que tampoco se ajusta a derecho.

    Indica que la sentenciadora se equivocó en su análisis del Requerimiento al concluir que EXXONMOBIL ostentó la condición de "exportador", transcribiendo lo que se expresó en la misma a fojas 1648 (ver fs.1694 a 1695).

    En cuanto a la resolución que resolvió el procedimiento administrativo seguido a EXXONMOBIL "Y" MITET ALEJANDRO TOMAS MIGUEL (Capitán de la M/N AMERICAN TANKER), el apelante argumenta que la sentencia impugnada pareciera asumir que dicho proceso sólo se dirigió contra EXXONMOBIL y, por tanto, considera que es atribuible a ésta el decomiso del bunker que se hizo a la M/N AMERICAN TANKER. Consecuentemente, la sentencia "llega a la errada conclusión de que la sanción de decomiso es consecuencia 'directa' del actuar omiso de EXXONMOBIL, lo cual no se compadece con la normativa de la República de Colombia".(fs.1696)

    Asimismo alega el recurrente que la sanción de decomiso sólo fue temporal, toda vez que la resolución que milita a fojas 401-407, decide dejar sin efecto el mismo por virtud de que la sanción de decomiso por "intentar exportar mercancías en forma oculta" contenida en el Decreto 2685 de 1999 fue derogada con posterioridad, antes que las autoridades aduaneras profirieran la decisión de fondo. En otro orden de ideas, expresa el recurrente que la sentencia exoneró de responsabilidad a MUNDINAVES basada en las motivaciones contenidas en el Auto de Archivo No.001055 y que consisten en que dicha empresa al no poder fungir como "intermediario aduanero" no estaba obligada a realizar el pago de impuestos; y que, además de acuerdo con el artículo 1492 del Código de Comercio de Colombia, ello no era obligación de los agentes navieros (en este caso, como Agentes de la M/N AMERICAN TANKER).

    Sobre la referida consideración opina el apelante que no se discute el hecho de que MUNDINAVE no posea licencia que le permita fungir como intermediario aduanero; sin embargo, continúa argumentando, esa excepción también cabe a EXXONMOBIL quien tampoco puede fungir como tal pero que al no decirse nada sobre ella, tácitamente se insinúa que esa excepción no aplica a ésta última.

    El siguiente punto abordado en el recurso de apelación, se titula "De la demanda en Reconvención"(fs.1707). Sostiene la censura que luego de acreditado que EXXONMOBIL no debe responder por los perjuicios sufridos por PETROMARINE (a causa de sus propios actos), la demanda en reconvención resulta viable. Indica que originalmente se pidió la condena de PETROMARINE por la suma de US$453,498.75, suma que integraba el precio de las dos ventas de combustible; sin embargo, dado que con posterioridad se consignó el pago del primer embarque (US$223,880.00) del cual se cauteló US$106,325.00 y el remanente fue cobrado por EXXONMOBIL, aún se adeudaba la suma secuestrada más el precio del segundo embarque (US$229,618.75), totalizando la suma de US$335,943.75. Esta petición, según advierte el recurrente, se hizo cuando se interpuso la demanda de reconvención, pero sucedió que con posterioridad las Autoridades de Aduanas dispusieron la devolución del equivalente en dinero del combustible (mediante resolución emitida luego de celebrada la audiencia ordinaria). Por ello en este instante procesal no resulta posible compeler a la demandada en reconvención (PETROMARINE) al cumplimiento del contrato (porque no sólo implica obligarla a pagar el precio sino que EXXONMOBIL tendría que entregarle el combustible objeto de la segunda venta), más cuando el precio en el mercado está en constante fluctuación. Por tanto, entre el cumplimiento y la resolución, el reconvencionista ha optado por la resolución del contrato de compraventa del segundo embarque, con la condena de perjuicios de acuerdo al precio en el instante, cálculo que por no estar determinado en el expediente amerita su condena en abstracto.

    En otro orden de ideas manifiesta el apelante que aunque su posición es que no está obligada al pago de indemnización a favor de PETROMARINE, sin embargo, en caso de que la Sala estime lo contrario procede a realizar un recuento de su no viabilidad por las siguientes razones:

    1- Lucro cesante: expresa el recurrente que de los US$30,000.00 que la actora solicitó en ese concepto, la sentencia le concedió US$29,760.00, lo cual es improcedente porque el documento de fs.626, expedido por RIO ENERGY DE PANAMA, no es suficiente para acreditar que había intención de formalizar la transacción de reventa, por lo que mal podrían demostrar las utilidades posteriores que se derivarían de la misma.

    2- Flete muerto: Advierte el censor que si por flete se entiende el arrendamiento o alquiler de una nave, por flete muerto debemos entender el arrendamiento pagado en vano al armador, es decir, sin que se haya sacado provecho de dicho arrendamiento. De manera que, a juicio del recurrente, resulta contradictorio conceder indemnización por lucro cesante y a la vez conceder flete muerto, "puesto que el lucro cesante resulta de debitar del precio de reventa del combustible todos los gastos en que se incurrió para su compra, transporte y comercialización, lo cual incluye el flete." (Fs.1710)

    3- Cargos por demora: El apelante señala que se le condenó a la suma de US$16,000.00 a razón de US$4,000.00 diarios por la retención de la motonave AMERICAN TANKER en Cartagena, condena que a su juicio también resulta improcedente, aun cuando se desestimaran sus argumentos sobre el rechazo de la pretensión, "toda vez que quedó acreditado con el documento visible a fojas 760-761, que la detención de la motonave también obedeció a que el zarpe estaba vencido 36 horas"(fs.1710).

    4- Honorarios pagados para la defensa del Capitán de la nave: Sostiene el censor que se condena a la suma de US$5,000.00 por la defensa del Capitán de la M/N AMERICAN TANKER dentro de las investigaciones efectuadas por las autoridades aduaneras de Colombia, condena que resulta improcedente ya que "según se explica en la citada prueba de fs. 760-761, la detención de la nave también obedeció al vencimiento de 36 horas de zarpe". Adicionalmente indica que su inclusión obedeció a actos que personalmente le incumbieron.

    5- Costas: Sobre este punto cuestiona el censor que, de acuerdo con la Tarifa de Honorarios de Abogados, las costas que correspondían a favor de PETROMARINE en proporción a la condena ascendían a la suma de US$16,652.00 y no a US$17,652.00. Igualmente, alega, los honorarios por la representación de un tercero (MUNDINAVES) en un proceso ordinario corresponden al 50%; por tanto el 50% de US$16,652.00 sería US$8,326.00. Sin embargo, en caso de desecharse los argumentos de su defensa, lo procedente sería que se le exonerara de dicho pago ya que cuando se pidió el llamamiento de MUNDINAVES, dicha empresa estaba siendo investigada por las autoridades colombianas; sin contar con que en su momento el tribunal estimó viable el llamamiento.

    Para concluir, el proponente de este recurso de apelación solicita a la Sala Civil que REVOQUE la sentencia del a-quo y que en su lugar "ABSUELVA" a EXXONMOBIL de las pretensiones ejercidas por PETROMARINE; "DECLARE RESUELTO" el contrato de compraventa de combustible (segunda venta por la suma de US$229,618.75) suscrito entre MOBIL MARINE SERVICES y PETRO-MARINE SERVICES INC. por causas imputables a ésta última y se le condene en abstracto a indemnizar los perjuicios correspondientes; y que se "CONDENE" al tercero llamado al proceso a ocupar la posición de demandado y a pagarle a la demandante la indemnización de los perjuicios correspondientes.

    En consideración a lo que se deja expuesto, esta Corporación procederá a realizar la confrontación de los cargos que se endilgan a la sentencia con las motivaciones de la misma.

    CRITERIO DE LA CORTE:

    Antes de entrar a emitir un pronunciamiento sobre los cargos formulados en el recurso de apelación, cabe reiterar que nos encontramos frente a un proceso ordinario marítimo propuesto por la empresa panameña PETRO MARINE SERVICES, INC. contra EXXONMOBILE MARINE FUEL LIMITED (EXXONMOBIL), a fin de que ésta última fuese condenada a pagarle los daños y perjuicios ocasionados por la aprehensión y decomiso de la mercancía consistente en diesel marino, originado en el incumplimiento de ésta (la vendedora) con las obligaciones necesarias para la salida de esa carga de la República de Colombia, como son poseer el documento de exportación y el pago de impuesto local. Dicha carga era transportada a bordo del tanquero M/N AMERICAN TANKER, cuyo agente naviero era MUNDINAVES LIMITADA, llamada como tercero al proceso por la demandada, presentando ésta última demanda de reconvención contra la actora.

    La sentencia de primera instancia condenó a la demandada, en base a que la venta de bunker tenía que considerarse para la exportación y que el pago de los impuestos correspondientes estaba a cargo del vendedor (la demandada). Adicionalmente, absolvió al tercero y negó la demanda de reconvención.

    Como se tiene señalado la demandada, como parte agraviada, impugnó la sentencia de primer grado manifestando las siguientes acusaciones:

    1- La indebida interpretación del contrato de compraventa de combustible marítimo (bunker) por parte del a-quo.

    Como se pudo observar en el escrito de apelación se acusa a la sentencia recurrida de haber llegado a la conclusión de que a EXXONMOBIL le correspondía el pago de los impuestos aduaneros en Colombia, en base al análisis que efectuó de diversas piezas probatorias y de la interpretación que hizo sobre algunas estipulaciones contractuales.

    Sobre lo argumentado por el censor cuestionando la valoración que hizo el sentenciador sobre diversos medios de prueba practicados en el proceso (pruebas testimoniales y periciales), esta Corporación debe recordar que como tribunal de apelación en materia marítima nos está vedado adentranos en la discusión de los hechos que se desprenden de los elementos probatorios previamente analizados por el a-quo, al disponerlo así el artículo 483 del Código de Procedimiento Marítimo, norma que para la segunda instancia del proceso marítimo, únicamente permite la discusión de asuntos de derecho.

    Sin embargo, dado que el apelante acusa al sentenciador de haber fundamentado su decisión de condenar a la demandada, en "una actividad probatoria estéril que no debió ser tomada en consideración por la sentencia de fondo", y que en lugar de ello debió únicamente considerar el convenio existente entre las partes, es decir, los términos y condiciones de MOBIL OIL COMPANY LIMITED, cláusulas 5 y 7, respecto a las cuales, según el recurrente, el a-quo otorgó una interpretación inadecuada (pues considera que bajo ningún punto de vista podía llegar a la conclusión que EXXONMOBIL tenía la condición de exportador, ni que le correspondía pagar los impuestos de exportación); esta Sala procederá a revisar lo que expresó el juzgador primario sobre dicho pacto y específicamente la interpretación que hizo de las cláusulas mencionadas.

    El sentenciador inicia señalando que la fuente de obligación de la demanda primigenia es el contrato de compra y venta de combustible marino suscrito entre PETROMARINE y EXXONMOBIL, debatiéndose el incumplimiento contractual que la demandante le imputa a la demandada, siendo el punto controvertido los términos y condiciones que sirvieron de sustento a la relación comercial. Ambos aceptaron que negociaron para la compra y venta de dos embarques de combustible marino, siendo el segundo decomisado por la autoridades colombianas, luego de haberse entregado a la compradora PETROMARINE (entregado en la M/N AMERICAN TANKER). Según la actora la causa del decomiso fue el incumplimiento de los trámites ante la aduana de Colombia para la exportación del combustible, obligación que era responsabilidad de la demandada. Esta última se defiende sosteniendo que no hubo indicación clara de parte de la demandante respecto al destino que le daría al combustible luego de su compra (consumo-venta-exportación) y que de esa información surgiría su obligación de asumir los costos arancelarios o de exportación.

    Así, el tribunal puntualiza que la primera fuente de obligación entre las partes la constituye el contrato de compra y venta de gas marino y, específicamente los términos contractuales o negociaciones respecto al segundo embarque; advierte que la actora sustenta su pretensión en base a la ley norteamericana; mientras que la demandada basa su defensa en los términos y condiciones generales de MOBIL OIL LIMITED, versión de abril de 1999 (fs.71). Finalmente, de los argumentos planteados por las partes el tribunal determinó que las negociaciones de ambas compras de combustible se efectuaron en forma escrita y específica, mediante la confirmación del suministro de bunker, el precio, la cantidad comprada, fecha de pago y lugar de entrega. Mientras que los demás derechos y obligaciones de las partes "se entienden aceptados por referencia, esto es lo referente a los términos y condiciones generales de la Mobil Oil Limited, versión de abril de 1999"(fs.1632).

    El juzgador continuó manifestando que el documento contentivo de dichos términos contractuales fue aportado por la demandada en idioma inglés al contestar la demanda y su traducción fue incorporada en la audiencia ordinaria, tal como consta a fojas 770 a 773, documento que al no ser objetado por la parte actora gozaba de pleno valor en cuanto a su autenticidad y veracidad.

    Luego de lo expuesto, esta Superioridad procederá al examen específico de las diversas consideraciones que hizo el a-quo en torno al referido documento contentivo de los términos y condiciones de MOBIL OIL COMPANY LIMITED.

    Respecto a la afirmación que a lo largo del proceso hizo la demandada, de que la obligación de cancelar los impuestos en la aduana de Colombia le correspondían al comprador- demandante o a la agencia naviera (MUNDINAVES), el tribunal expresó lo siguientes:

    "... En ese orden de ideas, la demandada ha invocado la cláusula quinta contenida en los términos y condiciones de la Mobil Oil Company Limited, versión abril de 1999 y señala, según su interpretación, que 'Para que el Vendedor pueda asumir los costos que se establecen en la regla 5 .... es necesario que el comprador haya indicado al Vendedor que asumirá dichos costos y que la compra es para la exportación'. (fs.72).

    Este tema fue objeto de aseguramiento de pruebas

    consistente en el interrogatorio formulado por PETROMARINE a EXXONMOBIL, en

    donde ambas partes indican, respectivamente lo siguiente: ... (f.1633-1635.

    En el expediente existen distintos documentos, que

    reflejan o acreditan el proceso de negociación para la primera o segunda compra

    y venta de combustible, consistentes en las distintas comunicaciones; dichos

    documentos le dan certeza a este Tribunal de la forma usual como PETROMARINE Y

    EXXONMOBIL mantenían sus negociaciones; no obstante en el contenido de dichos

    documentos no le establecen de forma taxativa al Tribunal, a quién le

    correspondía la obligación de pagar los impuestos de exportación del

    combustible o que PETROMARINE como

    compradora, tenía la obligación de declararle a EXXONMOBIL que el

    combustible era para exportación." (Fs.1633-1636).

    De lo expresado por la juez se desprende que, el tema relativo a la interpretación que de la cláusula 5 hizo la demandada fue objeto de un aseguramiento de pruebas, donde ambas partes tuvieron la oportunidad de participar. También indica que a pesar de los múltiples documentos que dan certeza sobre la forma en que las parte realizan sus negociaciones, no hay ninguno que diga expresamente a quién le correspondía pagar los impuestos para la exportación del combustible. Por ello pasa a transcribir las cláusulas 5 y 7 del Mobil Oil Co. Limited, en las que vislumbra la solución a dicho punto controvertido. Veamos:

    "En los términos y condiciones de Mobil Oil Company

    Limited, versión abril de 1999, está inserta la cláusula (5) y la séptima (7)

    que para esta Juzgadora, dan luces en cuanto a la solución de la presente

    controversia, por ende procedemos a transcribirla, tal como consta en el

    documento que consta a fojas 770-773.

    5. FIANZA DE EXPORTACIÓN O REINTEGROS

    Los productos destinados al uso de exportación,

    importados bajo fianzas o Productos reintegrados fabricados de crudo importado,

    si disponible puede ser entregado por el Vendedor sin el pago por el Comprador

    de cualesquiera impuestos de ventas o

    utilización, aranceles, u otros impuestos o cargos a ellos; provisto, sin

    embargo, que el Comprador deberá

    reembolsar al Vendedor de cualquiera de tales impuestos o cargas evaluados, incluyendo sus intereses o

    multas, o cualquier reintegro negado después de la entrega por razón de la

    omisión del comprador o su navío de calificar para ello o de presentar las

    pruebas necesarias dentro del período de tiempo requerido especificado por las

    regulaciones o procedimientos locales aplicables.

    (fs.771). (El énfasis es del Tribunal).

    "7. IMPUESTOS

    La suma de cualesquiera impuestos, derechos o tasas aduaneras gubernamentales presentes o futuros (no a partir de la fecha efectiva de este Contrato incluido en el precio o de otra forma pagado por el Comprador) en o medio por (a) su Contrato, (b) los Productos o constituyente de ello o la fabricación, almacenaje, venta utilización, exportación, importación, transporte, entrega o manejo de tales Productos o constituyentes será adicionado al precio de la compra y será pagadero por el Comprador a la presentación de la factura. Las provisiones de la cláusula 6 también serán aplicables a tales pagos." (fs.772). (El énfasis es del Tribunal).

    Este documento como el resto de los que se producen, tanto en la primera como en la segunda compra y venta de combustible fueron utilizados por los apoderados judiciales de la demandante y demandada y de MUNDINAVES, tercera llamada al proceso, al evacuarse los testimonios y el dictamen de los peritos. De igual forma, en la evacuación de las citadas pruebas fueron utilizadas las piezas procesales contentivas del expediente administrativo seguido por la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales en contra de la demandada EXXONMOBILE.

    De esta manera, EXXONMOBILE trajo al proceso en calidad

    de testigo a

    ...

    Para determinar en quién recae la responsabilidad del

    decomiso del combustible por infracción de las leyes aduaneras de Colombia,

    esta Juzgadora debe valorar las constancias procesales de acuerdo a lo

    preceptuado en el artículo 205 de la Ley No.8 de 1982

    ...

    Esta Juzgadora debe retomar el hecho de que la fuente de

    obligación de la presente demanda, lo constituye el contrato de compra y venta

    para el segundo embarque de combustible marino suscrito entre PETROMARINE y

    EXXONMOBILE, del cual sólo tenemos como cierto los términos y condiciones de

    Mobil Oil Company Limited, versión abril de 1999, que por referencia integran o

    forman parte del contrato suscrito entre las partes, y sobre los cuales este

    Tribunal emitirá su interpretación luego de valorados, el resto del recaudo

    probatorio que consta en autos.

    En cuanto al contenido contractual, advierte esta

    Juzgadora luego de la lectura de la transcripción de la audiencia ordinaria que

    EXXONMOBIL además de incorporar como prueba al proceso, el documento contentivo

    de los términos y condiciones de Mobil Oil Company Limited, versión abril de

    1999, aduce como prueba la experticia de los peritos V.O. Y Agudelo

    Castro, con el fin de acreditar que la costumbre comercial para la compra y

    venta de combustible marino, es determinante para calificar la intención de las

    partes en cuanto al destino del combustible, es decir si es para consumo o para

    reventa

    ..."

    (Fs. 1636-1639)

    Luego de lo expuesto, el tribunal pasa a efectuar una extensa evaluación de la prueba pericial, para posteriormente examinar el documento concerniente al Requerimiento Especial Aduanero donde se decide el decomiso del segundo embarque de combustible marino, objeto de este proceso (ver desde fs.1639 a 1647), para finalmente concluir expresando:

    "Para esta Juzgadora, el contenido de la resolución antes

    indicada es clara al identificar el hecho de que el combustible transportado a

    bordo de la nave AMERICAN TANKER, era para la exportación y no para el consumo

    de esta nave. En dicha resolución igualmente se identifica como exportador a la demandada EXXONMOBIL; quien además se

    le imputa el hecho de incumplir con las obligaciones ante División de Servicio

    a Comercio Exterior, grupo de Exportaciones, al no requerir el documento de

    exportación y por otro lado, según la resolución comentada

    ...

    Por otro lado, los documentos que se producen en la

    compra y venta del segundo embarque de combustible marino, se observa y se

    identifica como vendedora a EXXONMOBIL, por lo cual estando en el territorio

    nacional de Colombia debe tenerse como exportadora, toda vez que es la que

    vende el combustible marino a una sociedad que está radicada fuera de dicho país.

    Las pruebas antes analizadas, conlleva a la conclusión de que según los términos y condiciones de Mobil Oil Company Limited, versión abril 1999, específicamente en razón del contenido de la cláusula quinta (5) y la séptima (7) de dichos términos, y según la legislación aduanera de la República de Colombia, EXXONMOBIL, tenía bajo su responsabilidad cumplir con los impuestos de exportación y obtener los documentos que amparaban la exportación del combustible (DEX) objeto del presente contrato, además de cumplir con los otros requerimientos que conlleva dicha exportación, como se deja establecido en las motivaciones y consideraciones del requerimiento Especial Aduanero No.000108 emitido por la División de Fiscalización Aduanera. Es decir, como lo afirmó el representante legal de PETROMARINE, los costos adicionales de la compra y venta debieron ser establecidos por la vendedora-exportadora EXXONMOBIL en la factura; es decir que debieron ser trasladados o complementarse al precio del combustible, tal como lo determina la cláusula numero siete (7) de los términos y condiciones de Mobil, versión 1999.

    Por otro lado, en la resolución 1659 de 26 de agosto de 2002 (fs.1159-1178) emitida por la Administración de Aduanas de Cartagena División Jurídica Aduanera y que resuelve aplicar el principio de favorabilidad a favor de la demandada, se determina claramente que dicho principio opera producto de la derogatoria de la causal que motiva la aprehensión del combustible marino objeto de este proceso; a pesar de que en la misma resolución se deja plasmado que "... la aprehensión de la mercancía se encontraba de conformidad con la ley y era legítima ...." (fs.1164). (El énfasis es del Tribunal).

    Queda claro igualmente, que el proceso administrativo se

    siguió en contra de EXXONMOBIL por incumplimiento de los trámites exigidos por

    las disposiciones aduaneras para la nacionalización del combustible objeto de

    este proceso, causa fundamental del decomiso,

    ..." (Fs. 1648, 1649 y1650).

    De todo lo que se deja expuesto esta Sala de la Corte ha podido observar que el documento denominado MOBIL OIL COMPANY LIMITED (versión abril -1999), incorporado por referencia a la contratación de compra venta internacional de combustible que nos ocupa, fue aportado como prueba por la parte demandada (ahora apelante) a este proceso para tratar de demostrar que no le correspondía cumplir con las exigencias arancelarias impuestas por las autoridades colombianas, que conllevó al incumplimiento del aludido contrato. Además, según lo indicó el a-quo, dicho documento fue utilizado por los apoderados de todas las partes involucradas en esta causa al evacuarse sus diversas pruebas periciales y testimoniales.

    En ese orden de ideas, esta Corporación debe señalar en cuanto al mencionado documento contentivo de los términos y condiciones de Mobil Oil Company Limited que, debido a que el mismo integra o forma parte del contrato de compra y venta de combustible marino suscrito entre PETROMARINE y EXXONMOBIL y, dado que ésta última trató de probar a través de dos de sus cláusulas a cuál de las partes le correspondía asumir una carga o efecto inherente al negocio jurídico que celebraron, resulta evidente que no nos encontramos ante un problema de violación de normas sobre interpretación de contratos o de hermenéutica, pues de ser así la operación de interpretación del contrato tendría que involucrar un análisis jurídico, por parte del juez independiente de toda cuestión de hecho, lo cual no se da, sino que por el contrario, en este salta a la vista evidente que la intención del agraviado (apelante) ha sido tratar de acreditar un hecho a través una supuesta indebida interpretación del referido documento, a fin que se le exonere de la responsabilidad a él atribuida por el incumplimiento contractual. De allí que el tribunal de primera instancia se vio precisado a considerar no sólo el contenido de las cláusulas del aludido documento sino también las circunstancias anteriores y concominantes al contrato, al igual que las pruebas que acreditaban esas circunstancias. Es decir que, a juicio de esta S., el error que se imputa al sentenciador gira en torno a la constatación de los hechos que se generan o derivan de la relación jurídica contractual, siendo un cargo probatorio que no implica discusión de puntos de derecho. Consecuentemente dicho cargo no prospera.

    2- Los cargos que se endilgan en el punto número 2 y 3 del recurso de apelación guardan relación con el cuestionamiento que se hizo en el punto anteriormente examinado (el número 1), pues se argumenta que el juez le atribuyó a EXXONMOBIL la condición de exportador para poder fundamentar la condena de éste por el impago de impuestos, considerando erróneamente que la obligación de la demandada derivada del documento contentivo de los términos y condiciones generales que rigen la contratación, se compagina con lo dispuesto en la ley impositiva de Colombia. En ese sentido, continúa alegando, el juez basó ese concepto tergiversado de exportador en opiniones subjetivas de peritos y testigos.

    Como ya lo señaló esta Sala y se desprende de las consideraciones transcritas del contenido del fallo, para efectos de precisar si la obligación relativa al pago de los impuestos de exportación le correspondía al vendedor o al comprador del combustible (y así determinar quién era el responsable del decomiso del mismo y del consecuente incumplimiento contractual) el juzgador tuvo que considerar diversos elementos y medios de prueba, en adición al contenido del Mobil Oil Co. Limited, siendo una de las piezas fundamentales (para tener certeza en su determinación) el examen de lo que disponía la legislación aduanera de Colombia, a través del documente en que se encontraba el Requerimiento Especial Aduanero No.000108 (emitido por la División de Fiscalización Aduanera) donde se propone el decomiso del segundo embarque de combustible marino objeto de este proceso; documento que se encuentra entre las piezas procesales del proceso administrativo que instauró la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales (de Colombia) contra la demandada (vendedora) (Cfr. fs.1645 y sig.).

    Siendo así y en vista que el apelante persiste en atacar el contenido y valoración de las pruebas testimoniales y periciales para fundamentar el referido cargo, esta Superioridad debe abstenerse de entrar al examen del contenido de las mismas, en base a lo dispuesto por nuestra legislación procesal marítima. El mismo criterio se aplica a la pretensión del censor para que este Tribunal de apelación se ocupe de hacer un análisis del proceso administrativo que se efectuó en Colombia y de la valoración que del mismo hizo el a-quo, al calificar de errada a la conclusión arribada por el fallo impugnado en el sentido de que la sanción de decomiso era consecuencia directa del actuar omiso de EXXONMOBIL.

    Igualmente, los cargos que se señalan a la sentencia en cuanto a la exoneración de responsabilidad de MUNDINAVES, como tercero llamado al proceso, tampoco prosperan pues el demandado-apelante pretende que se aplique el mismo criterio o excepción que en el fallo impugnado se consideró respecto a aquella, al determinar que no tenía la obligación de pagar los impuestos de exportación correspondiente por el hecho de que fungía como agente naviero (de la nave en que se transportaría el combustible) y no como intermediario aduanero. En ese orden de ideas, resulta evidente que la condición de la demandada era de "parte" (vendedora) dentro de la relación contractual, no de agente naviero, y en base a la misma el sentenciador expresó razonadamente las motivaciones que lo llevaron a concluir que estaba a su cargo el pago de impuestos.

    El siguiente cargo se refiere a la demanda de reconvención que propuso la demandada, fundamentado en el supuesto de que esta S. estime acreditado el hecho de que EXXONMOBIL no tiene la obligación de responder por los perjuicios que sufrió PETROMARINE a causa del decomiso del combustible objeto del contrato de compra venta, que conllevó el incumplimiento del mismo.

    En vista de que esta Corporación no ha variado la decisión del fallo apelado en cuanto a la demanda principal, al abstenernos de realizar un nuevo examen o valoración de los medios de prueba aportados por las partes (apreciados por el a-quo), no es del caso entrar al examen de la demanda de reconvención, aunado a lo cual cabe advertir que al apelante en su escrito hace un recuento de la misma, sin plantear cargos concretos contra el pronunciamiento emitido por a-quo sobre ese particular.

    Finalmente, tampoco es procedente atender a los cuestionamientos que expresa el recurrente sobre lo que concedió la sentencia en los conceptos de lucro cesante, flete muerto, cargos por demora, etc., toda vez que lo argumentado respecto a esos puntos se refiere al desacuerdo del censor con la apreciación o valoración realizada por parte del a-quo respecto a diversas pruebas documentales, que a su juicio no demostraban las sumas que solicitaba la actora.

    En lo que respecta al tema de las costas sobre el cual el apelante sostiene que el a-quo incurrió en un error de cálculo, pues lo condenó por la suma de US$17,652.00, cuando lo que correspondía de acuerdo a la cuantía de la condena era la cantidad de US$16,652.00, esta Sala debe señalar que el sentenciador realizó acertadamente dicho cálculo en consideración al monto de la condena que es de US$83,260,00, a la que aplicó la tarifa mínima de honorarios profesionales de manera progresiva y combinada. En cuanto a la suma impuesta por la representación del tercero, a juicio de esta S. le asiste razón al apelante en el sentido de que corresponde aplicar el 50% de la tarifa establecida para las partes, pues así lo establece la tarifa de honorarios para los procesos ordinarios en su punto 2.1, sin embargo, el cálculo que hizo el recurrente no es correcto ya que en este caso la suma correspondiente sería de US$8,826.00. De allí que esta Corporación procederá a modificar la sentencia apelada en ese concepto.

    En mérito de lo expuesto, la Corte Suprema, SALA DE LO CIVIL, administrando justicia en nombre de la República y por autoridad de la Ley, MODIFICA la sentencia No.06 de 22 de julio de 2005, dictada por el Segundo Tribunal Marítimo de Panamá, en el punto TERCERO de su parte resolutiva, específicamente en el monto de la condena en costas que se impone a la demandada, a favor de MUNDINAVES LIMITADA (tercero llamado al proceso), que quedará en la cantidad de US$ 8,826.00; y CONFIRMA en todo lo demás la citada sentencia dictada dentro del presente proceso ordinario marítimo instaurado por PETRO-MARINE SERVICES, INC. contra EXXONMOBIL MARINE LIMITED.

    Las obligantes costas a cargo del recurrente en apelación se fijan en la suma de MIL DOLARES CON 00/100 (US$.1,000.00).

    N. y D..

    ALBERTO CIGARRUISTA CORTEZ

    HARLEY J. MITCHELL D. -- JOSÉ A. TROYANO

    ELIGIO MARIN CASTILLO (Secretario Encargado)