Sentencia de Corte Suprema de Justicia (Panama), 2ª de lo Penal, 20 de Septiembre de 1999

PonenteHUMBERTO A. COLLADO T
Fecha de Resolución20 de Septiembre de 1999
EmisorSegunda de lo Penal

VISTOS:

Conoce la Sala del auto de 4 de julio de 1997, proferido por el Segundo Tribunal Superior de Justicia, mediante el cual abre causa criminal contra C.W.S., J.A.P. y ROQUELINO ABADIA como presuntos infractores de las normas penales que se refieren a los delitos de homicidio, en grado de tentativa y de asociación ilícita para delinquir y además, en cuanto al último de los nombrados, también como presunto infractor de las normas referentes al delito de extorsión, advirtiéndose que la decisión que se tome versará únicamente en lo que se refiere a la imputada CATALINA WILLIS SHCKS pues de los tres sumariados es la única que interpuso y sustentó en su oportunidad recurso de apelación contra lo decidido por el Tribunal Primario.

El presente sumario se inicia el día 29 de junio de 1995, cuando el señor A.R. DE LA ROSA concurre a las oficinas de la Policía Técnica Judicial e interpone formal denuncia por la comisión del delito de extorsión en su contra, señalando que el 25 de ese mes y año había recibido una carta manuscrita, donde se le comunicaba que una persona allegada a su persona había ofrecido la suma de B/.19,000 para matarlo, agregándole que en conversación con un amigo le había aconsejado que no lo hiciera "porque se iba a meter en un problema".

En la carta le daba el número de su teléfono, por lo que posteriormente lo llamó, manifestándole que su nombre era ROQUELINO ABADIA, de nacionalidad colombiana. Con esa persona, indica el denunciante, habló como tres veces por teléfono y en una de esas conversaciones éste le manifestó que había hablado con su amigo, a quien le informó que no iba a hacer la cuestión, por lo que "supuestamente su compañero se enojó", "diciéndome en conjunto solicitarme o quitarme a mi la suma de seis mil balboas, con las condiciones que él me iba a decir cuál era la persona allegada a mi que había tramado todo este asunto y que me iba a sorprender al saber quien era la persona allegada a mi que había tramado este asunto y que me iba a sorprender al saber de quien se trataba".

Expresó el denunciante DE LA ROSA que el día 28 de junio de 1995 le comunicó a la persona con quien hablaba por teléfono, que una vez tuviera el dinero que se le exigía lo llamaría "para citarnos en algún lugar", informando en la ampliación de denuncia de fojas 10, que acordó reunirse con la persona con quien hablaba por teléfono, previo acuerdo con la Policía Técnica Judicial en el Mc Donalds de calle 50, a las diez y media de la mañana del día 30 de junio de 1995 y cuando llegué y

... me iba a sentar en el puesto que me indicaron la P.T.J. luego el sujeto que me estaba haciendo la seña, me llamó por mi nombre RUBEN, yo mire (sic) y me sente (sic) con él (sic) sujeto ahí me comenzo (sic) a explicar que él me había seguido una vez saliendo de mi casa, con mis hijos y la madre de ellos, que ibamos para C., que durante el camino él (ROQUELINO ABADIA) me iba a liquidar, luego él decidió dar la vuelta en el Puente de Las Américas en la noche de ese mismo día que era un domingo, mi esposa de nombre C.W.S., cédula 8-391-506 me llamó al apartamento para invitarme a cenar con mis hijos, yo me negué porque me sentía mal de salud, según el Colombiano ABADIA, ella llamó al cubano JAVIER para informarle que ibamos a cenar, y hiciera (sic) el trabajo de matarme en el restaurante, como ese día yo me negué, ella (C. llamó a JAVIER, y decirle (sic) que no iba a ver (sic) ninguna cena. En ese mismo lugar (M.D., me doy cuenta que (sic) personas estaban involucradas en el complot para matarme. Que el dinero por matarme iba a ser pagado desde Miami por el padre de JAVIER, y otra persona cubana estaban (sic) haciendo negocio de dinero falso, según información del señor ABADIA. Me dijo que el día que ellos (JAVIER y él) estaban chequiando (sic) mi casa donde yo vio (sic) fueron detenidos y llevados a la Policía de San Francisco. Adicional este sujeto (ABADIA), mencionó un nombre de otra persona que se llama ANTONIO, supuestamente iba a hacer el trabajo de matarme, yo le pregunté donde vivía esa persona y me dijo que no se acordaba exactamente. Yo trate (sic) de sacarle la información sobre el sujeto ANTONIO, y él me...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR