Sentencia Penal de Corte Suprema de Justicia (Pleno), Sala 2ª de lo Penal, 4 de Abril de 2008

Ponente:Esmeralda Arosemena de Troitiño
Fecha de Resolución: 4 de Abril de 2008
Emisor:Sala Segunda de lo Penal
 

VISTOS:

En grado de apelación, conoce la Sala Segunda de lo Penal del Auto No. 1.P.1. de 09 de enero de 2008, dictado por el Segundo Tribunal Superior de Justicia de Panamá, por el cual se niega el derecho de beneficio de fianza de excarcelación a JOSÉ DARÍO PITTÍ CAISAMO, procesado por el Delito de Tentativa de Homicidio, en perjuicio de DOMINGO PÉREZ TROYA.

DISCONFORMIDAD DEL APELANTE

Argumenta la apelante, que el Segundo Tribunal Superior no tomó en consideración, la declaración del señor R.S.M., testigo de los hechos y amigo del ofendido, quien señaló en su declaración jurada, que el día de los hechos le dijo a JOSE que se fueran a la casa, pero no quiso, y que el imputado J.D.P. lo cortó pero no sabe las razones, pero ambos estaban bien jumados (sic).

Continua expresando que no hubo intención, ni planeación, ni dolo en el hecho cometido por su representado, que si bien es cierto, los cargos formulados en su contra son por el de TENTATIVA DE HOMICIDIO, bien pudieran ser el de lesiones personales, cuya competencia correspondería a los Juzgados Circuitales.

Por último, argumenta que el artículo 2173 del Código Judicial no excluye el beneficio de fianza de excarcelación para los delitos de Tentativa de Homicidio y/o Lesiones Personales y su representado es una persona de condición económica humilde, campesino y amigo del ofendido, que cometió un hecho delictivo, sin mediar premeditación ni dolo y lleva casi un año detenido.

RESOLUCIÓN RECURRIDA

A través del Auto No. 1.P.1. de 09 de enero de 2008, el Segundo Tribunal Superior de Justicia del Primer Distrito Judicial de Panamá, resuelve negar el beneficio de fianza de excarcelación a JOSÉ DARÍO PITTÍ CAISAMO, sindicado por el Delito de Homicidio en Grado de Tentativa, en perjuicio del señor DOMINGO PÉREZ TROYA, ante la falta de interés demostrada por parte del procesado, en querer cumplir la medida cautelar impuesta. (fs. 8-14).

DECISIÓN DE LA SALA DE LO PENAL DE LA CORTE SUPREMA

El cuaderno penal indica que el hecho ocurrió en la Provincia de Darién, Distrito de Pinogana, Corregimiento de Yaviza, Comunidad de Santa Librada, el 18 de febrero de 2007. El señor D.P.T., se encontraba libando licor con el señor J.D.P.C., en el restaurante-bar denominado "La Dueña", propiedad de A.C., y en momentos en que salía de dicho establecimiento, fue atacado por el señor J.P., quien le propinó varias puñaladas, que lo incapacitó definitivamente por 45 días.

La Evaluación Física Médico Forense, suscrita por el D.Z.T., (fs. 36-37), indica que el señor D.P.T., presentó varias heridas punzo cortantes. Heridas en vía de cicatrización de 2.0x1.0cm. A nivel de línea media asilar izquierda. Heridas cortante lineal en vía de cicatrización de 3.0cm. A nivel línea asilar posterior izquierdo. Herida cortante al nivel de región escapular izquierda de 2.0 cm y Herida quirúrgica supra-infraumbical en vía de cicatrización de 18.5cm. El dictamen concluyó que las lesiones producidas a D.P.T., pusieron su vida en peligro. (fs.36 y 37).

Consta en autos la providencia de 22 de febrero de 2007 (fs.11 y 12) mediante la cual el funcionario de instrucción ordenó recibirle declaración indagatoria a JOSE DARIO PITTI CAISAMO por la comisión del DELITO CONTRA LA VIDA Y LA INTEGRIDAD PERSONAL en perjuicio de DOMINGO PÉREZ TROYA, la providencia del 23 de febrero de 2007, que le impuso al procesado las medidas cautelares consistente en la prohibición de abandonar el país sin autorización judicial y la obligación de presentarse los días 15 de cada mes al despacho que tuviese conocimiento del proceso y la providencia de 25 de abril de 2007 que revoca las medidas cautelares impuestas al imputado, y ordena su detención preventiva, debido a su incumplimiento. (fs.51).

Estas actuaciones del agente del Ministerio Público indican que en la presente causa se encuentra acreditado el hecho punible y la probable vinculación del imputado, por cuanto que existen señalamientos directos que lo vinculan con el delito imputado.

Corresponde a la Sala, verificar únicamente los aspectos normativo-procesales que regulan la institución de la excarcelación del sujeto activo del delito mediante fianza, particularmente el mandato que establece el artículo 2158 del Código Judicial que señala que el superior, al resolver la apelación de la resolución judicial que decidió una solicitud de fianza, "... decidirá sin más actuación si hay o no derecho a la admisión de fianza...".

Ahora corresponde verificar si el delito que le imputan a JOSE PITTI es excarcelables bajo fianza. Señala el numeral 1 del artículo 2173 del Código Judicial que no son excarcelables los imputados por delitos que la Ley sanciona con pena mínima de cinco años. Cinco años es la pena mínima de prisión que el artículo 131 del Código Penal contempla por la comisión del DELITO DE HOMICIDIO DOLOSO BÁSICO O TIPO PENAL SIMPLE. Mientras que doce años es la pena mínima de prisión que el artículo 132 del Código Penal establece por el delito de HOMICIDIO DOLOSO AGRAVADO o CUALIFICADO.

El artículo 60 del Código Penal expresa lo siguiente:

"La tentativa será reprimida con pena no menor de un tercio del mínimo ni mayor de los dos tercios del máximo de la establecida para el correspondiente hecho punible"

Al confrontar esta norma sustancial penal con la pena mínima que prevé el artículo 131 del Código penal, se desprende que sería de VEINTE MESES DE PRISIÓN, mientras que la pena mínima por la comisión del delito que establece el artículo 132 de esa disposición legal sería de CUATRO AÑOS DE PRISIÓN, lo que indica que J.P. sería elegible en asignarle una fianza de excarcelación.

Sin embargo, al momento de conceder o no una fianza de excarcelación, además de los parámetros particulares que establecen los artículos 2159 y 2173 del Código Judicial, también es necesario atender los presupuestos que destaca el artículo 2128 del Código Judicial.

Consta en el expediente, la medida cautelar impuesta por el Funcionario de Instrucción a JOSE PITTI, consistente en la prohibición de abandonar el país sin autorización judicial y la obligación de presentarse los días 15 de cada mes al despacho que tenga conocimiento del proceso, no obstante, el procesado hizo caso omiso a una de estas obligaciones, al no reportase en el mes de abril de 2007, además no mostró interés en informar ni justificar a la autoridad pública el motivo de su inasistencia, a pesar de haber sido advertido que la infracción de los deberes de la medida cautelar, conllevaría su sustitución, tal comportamiento evidencia que el imputado no tiene la intención de someterse a la justicia penal.

Cabe precisar, que en la actualidad el procesado se encuentra sujeto a una detención preventiva, impuesta por el Ministerio Público, como resultado de la cancelación de otra medida cautelar menos severa, con fundamento en los artículos 2140, 2152 y 2138 del Código Judicial. En este último precepto consagra la causa aplicable al caso, para que se proceda en derecho, con la cancelación de la misma.

Respecto a lo anterior, esta Superioridad constata, que en efecto, el señor J.P., a pesar de indicar desde su primera declaración indagatoria, su dirección (f.13), que permitió que se le citara sin mayores inconvenientes para una ampliación (fs.18), posteriormente, se aprecia, que adopta una posición contraria, desatendiendo el requerimiento de la autoridad, puesto que se constata su injustificada renuencia en acudir a la autoridad pública a reportarse.

De otra parte, se observa que se ha dispuesto la apertura de causa criminal contra J.P., por la comisión del delito de homicidio en grado de tentativa, en perjuicio de DOMINGO PEREZ TROYA, y se fijó el 09 de octubre de 2009, la fecha para la celebración de audiencia oral, circunstancias estas que aunadas a las anteriores, acrecentan el peligro que el sindicado, se coloque fuera del alcance de la justicia penal, con lo cual se afectaría la consecución de uno de los fines principales del proceso penal, cual es el de garantizar la presencia del imputado durante el juicio.

Ahora bien, a pesar que le asiste razón a la apelante, respecto a que el artículo 2173 del Código Judicial no excluye el beneficio de fianza excarcelación para el Delito de Tentativa de Homicidio, no se debe soslayar que para asegurar la comparecencia del sindicado al proceso, el Tribunal puede aplicar cualquiera de las medidas cautelares establecidas en la Ley, atendiendo a las especiales circunstancias del caso y tomando así en consideración la naturaleza del delito, la personalidad del sindicado, la posible pena a aplicar, y las exigencias inaplazables a las investigaciones relativas a la adquisición y preservación de pruebas, de manera que, las condiciones que permitieran la libertad corporal del imputado dentro del proceso que nos ocupa, por ser un delito que admite fianza de cárcel segura, no constituyen impedimentos para aplicar una medida de detención preventiva, máxime cuando las obligaciones de la medida cautelar concedida han sido incumplidas previamente, como lo demuestran las constancias procesales.

Con base a lo antes expresado, la Sala procede a confirmar la decisión adoptada por el Segundo Tribunal Superior de Justicia, en el sentido de negar el beneficio de fianza de excarcelación, a favor de J.D.P.C., a efectos de asegurar su comparecencia al proceso.

Por lo expuesto, LA CORTE SUPREMA, SALA DE LO PENAL, administrando justicia en nombre de la República y por autoridad de la Ley, CONFIRMA el Auto No. 1.P.1. de 09 de enero de 2008, proferido por el SEGUNDO TRIBUNAL SUPERIOR DEL PRIMER DISTRITO JUDICIAL, que NEGÓ la FIANZA DE EXCARCELACIÓN en favor de J.D.P.C., por la comisión del DELITO DE TENTATIVA DE HOMICIDIO EN PERJUICIO DE DOMINGO PÉREZ TROYA.

NOTIFÍQUESE Y REMÍTASE.

ESMERALDA AROSEMENA DE TROITIÑO

LUIS MARIO CARRASCO -- ANÍBAL SALAS CÉSPEDES

MARIANO HERRERA (Secretario)