Sentencia Civil de Corte Suprema de Justicia (Pleno), 1ª de lo Civil, 25 de Mayo de 2015

Ponente:Oydén Ortega Durán
Fecha de Resolución:25 de Mayo de 2015
Emisor:Primera de lo Civil

VISTOS: Con el propósito de emitir la decisión de fondo correspondiente, la Sala procede a analizar los Recursos de Casación promovidos por el Licdo. E.E.G.A. quien actúa en representación de DRESDNER BANK LATEINAMERIKA AG y por la firma forense MORGAN & M0RGAN, en su calidad de Apoderados judiciales de MMG TRUST, S.A. (antes MMG FIDUCIARY & TRUST CORP.), dentro de la Medida precautoria interpuesta por A.I.V.A., en su condición de R.L. de la Sucesión Intestada de G.J.A.S. ( Q.E.P.D.),quien actúa en su propio nombre y de su mejor hijo J.G.S.V., ambos herederos declarados sin perjuicio de terceros de referido fallecido. Una vezadmitidos los respectivos Recursos de Casación ycumplidos como han sido los trámites respectivos, corresponde a esta Colegiatura realizar el análisis de los mismos para culminar con la expedición de la Resolución final correspondiente. ANTECEDENTES Según consta en el memorial contentivo de la solicitud de MEDIDA PRECAUTORIA respectiva (fs.1-7), la firma forense GUILLÉN & ASOCIADOS, actuando en su calidad de Apoderados judiciales de A.I.V.A.; R.L. de la Sucesión Intestada de G.J.A.S. ( Q.E.P.D.) y quien actúa en su propio nombre y de su mejor hijo J.G.S.V., ambos herederos declarados sin perjuicio de terceros de referido fallecido, fundamentó su solicitud para requerir tal Medida, en los siguientes HECHOS: "PRIMERO: El último párrafo del artículo 29 de la Ley 1 de 1984, otorga el derecho de solicitar la constitución de medida precautoria, por el Fiduciario, a todo aquel a quien la ejecución del F. pueda ocasionar perjuicios. SEGUNDO: La ejecución del F. 9, celebrado entre G.J.A.S., portador del P. alemán #3212006336 en su calidad de Fideicomitente, firmado por este último en la ciudad de San José República de Costa Rica para el 24 de noviembre de 1993 y el DRESDNER BANK LATEINAMERIKA AG (anteriormente Banco Deutsch-Sudamerikanische Bank AG) en su calidad de FIDUCIARIO, firmado en la ciudad de Panamá para el 30 de noviembre de 1993 puede causar perjuicio a mi representada A.I.V.A. y su mejor hijo J.G.S.V.. La peticionaria A.I.V.A. fundamenta su petición de la Medida precautoria indicada, entre otras razones, en que ella "y su mejor hijo J.G.S.V., son herederos declarados sin perjuicio de terceros, conforme al Auto Num.378 del 27 de marzo de 2007 expedido por el Juzgado Décimo Cuarto de Circuito Civil del Primer Circuito Judicial de Panamá, por lo que en consecuencia la ejecución del fideicomiso 9, antes referido, les puede causar perjuicio, en tanto les impide heredar o suceder los bienes patrimoniales de G.J.A.S. (Q.E.P.D.), ya que dichos bienes conforman o integran el Patrimonio Fideicomitido, conforme al Contrato de F. 9 antes referido y el causante falleció el 15 de diciembre de 1997, impidiendo en consecuencia su ejecución, el inventario de dichos bienes dentro de la sucesión intestada del dicho causante."(fs.2). A tales efectos, la referida demandante en la parte final de su petición formuló una Solicitud específica contenida en los siguientes términos: "Por los hechos y consideraciones antes expuestos, solicito respetuosamente al J. que conoce de la presente causa, ordene a los demandados Dresdner Bank Lateinamerika AG anteriormente Deutsch-Sudamerikanaische NBank AG, y MMG FIDUCIARY & TRUST CORP; la Constitución de Caución como Medida Precautoria, a favor de la sucesión intestada de G.J.A.S. (Q.E.P.D.),que se ventila ante el Juzgado Décimo Cuarto de Circuito Civil del Primer Circuito Judicial de Panamá, conforme a lo dispuesto en el Auto #378 del 27 de marzo de 2007 y a favor de la Sra. A.I.V.A. y su menor hijo J.G.S.V., quien actúa en su condición de representante legal de la referida sucesión intestada y en su propio nombre y de su menor hijo J.G.S.V.."(fs.5). Surtidos los trámites legales respectivos, el Juzgado Séptimo de Circuito de lo Civil del Primer Circuito Judicial de Panamá, mediante Auto No.1563 de 20 de octubre de 2008, resolvió la petición de medida precautoria en los siguientes términos: "En mérito de lo expuesta, el JUEZ SÉPTIMO DE CIRCUITO DE LO CIVIL DEL PRIMER CIRCUITO JUDICIAL DE PANAMA, DENIEGA la medida precautoria solicitada por A.I.V. contra en contra (sic) de DRESDNER BANK LATEINAMERIKA AG ( Anteriormente DEUTSCH SUDAMERIKANAISCHE BANK AG) Y MMG FIDUCIARY & TRUST CORP. Por ejecutoriada esta resolución, agréguese este cuaderno al expediente principal. Derecho: Ley 1 de 1984, artículo 465 del Código Judicial."(fs.460). Inconforme con la decisión anterior la firma forense GUILLÉN & ASOCIADOS interpuso Recurso de apelación, el cual fue resuelto por el Primer Tribunal Superior de Justicia mediante Auto de 19 de mayo de 2009 (fs.475-483), que en su parte resolutiva expuso lo siguiente: "Por las consideraciones que se han dejado expuestas, el PRIMER TRIBUNAL SUPERIOR DE JUSTICIA administrando justicia en nombre de la República y por autoridad de la Ley; PREVIA REVOCATORIA del Auto N°1563 de fecha 20 de octubre de 2008, dictado por el J. Séptimo de Circuito de lo Civil del Primer Circuito Judicial de Panamá, ADMITE la Medida Precautoria solicitada por la señora A.I.V.A. y por consiguiente, FIJA en la suma de QUINIENTOS MIL BALBOAS CON 00/100 (B/.500.000.00) en concepto de caución que deben consignar los fiduciarios DRESDNER BANK LATEINAMERIKA AG (antes DEUTSCH SUDAMERIKANAISCHE BANK AG) y MMG FIDUCIARY & TRUST CORP., a favor de la Sucesión Intestada del señor G.J.A.S. (q.e.p.d.) que se ventila en el Juzgado Décimo Cuarto de Circuito de lo Civil del Primer Circuito Judicial de Panamá." En la parte motiva de la referida Resolución, el Tribunal Superior Ad quem esbozó los argumentos en que fundamentó su decisión, los que por su importancia la Sala transcribe a continuación. "Luego de ponderar los reparos que la apoderada judicial de la recurrente le dispensó al auto bajo examen, este Tribunal Colegiado, de salida, debe señalar que el J. del grado inferior erró al negar la medida precautoria solicitada por la señora A.I.V.A., argumentando que la caución de que trata el artículo 29 de la Ley 1 de 1984 es sólo para garantizar la administración del fideicomiso a favor del fideicomitente o beneficiario y, según el citado J. a-quo, para acceder a ella, debe acreditarse "una descuidada o incorrecta administración de los bienes fideicomitidos,"situación que a su entender no aconteció. Y es que, aclara el Tribunal que, si bien el primer párrafo del citado artículo 29 de la Ley 1 de 1984 hace mención de una caución especial de buen manejo a favor del fideicomitente o beneficiario, tal caución especial no es la que solicita la parte actora en su libelo, sino que lo que persigue es que, de conformidad con lo dispuesto en el último párrafo del referido artículo 29, se fije caución a cargo del fiduciario por los perjuicios que se puedan ocasionar con la ejecución del fideicomiso. Como vemos, a diferencia de lo expuesto por el J. circuital, para acceder o no a la precitada medida precautoria, basta simplemente con que la persona que la solicita pueda sufrir perjuicios por la ejecución del fideicomiso y, en el caso que nos ocupa, la parte actora claramente pone de manifiesto al juzgador de instancia los perjuicios que se le están ocasionando y los que pueden seguir ocasionándole en virtud de la imposibilidad de disfrutar, como herederos declarados del señor G.J.A.S. (q.e.p.d.), de los bienes que forman parte del F. 9 que ascienden a la suma de B/.10,200,477.64 conformado por "los dineros, valores, propiedades o demás que se encuentren depositado (sic) o contabilizados o que se depositarán o contabilizarán" en la Cuenta identificada con el N°1252100, ver fojas 32-37 del infolio) y que pertenecían a este último hasta tanto se resuelva el Proceso Ordinario al que accede la presente medida precautoria. Frente a lo arriba expresado y atendiendo los argumentos de censura en los que fundamenta la recurrente su alzada, considera oportuno señalar esta Superioridad que el tema de si las pretensiones que persigue la parte actora en el libelo de demanda sean principales o secundarias es irrelevante, ya que lo que importa es aquel a quien pueda ocasionársele perjuicios por la ejecución de un fideicomiso puede solicitar al J. de la causa fije caución a cargo del fiduciario, situación que, como quedó dicho, acontece en el expediente de marras, razón por la cual lo procedente es revocar el auto apelado y, en su lugar, fijar el monto que el fiduciario debe consignar por los perjuicios que puedan ocasionársele a la señora A.I.V.A. por la ejecución del comentado F. 9." (fs.480-483). (Destaca la Sala). Ante esta decisión, la firma forense MORGAN & MORGAN, apoderada judicial de MMG FIDUCIARY & TRUST CORP. e igualmente, el Licdo. E.G.A., apoderado sustituto de DRESDNER BANK LATEINAMERIKA AG. interpusieron recursos de reconsideración contra la misma, los que constan de fojas 493-497 y a fojas 523-525, respectivamente. Asimismo, la firma forense GUILLÉN & ASOCIADOS, apoderada judicial de la parte actora, presentó escritos de oposición a los aludidos recursos, tal y como consta a fojas 507-512 y 530-536 del presente dossier. En virtud de las referidas gestiones, el Primer Tribunal Superior de Justicia, mediante Resolución de 17 de agosto de 2009 (fs.557-568), resolvió lo siguiente: "Por las consideraciones que se han dejado expuestas, el PRIMER TRIBUNAL SUPERIOR DE JUSTICIA, administrando justicia en nombre de la República y por autoridad de la Ley, RESUELVE lo siguiente: DECLARA EXTEMPORÁNEO y sin valor alguno el escrito de oposición presentado por la apoderada judicial de la parte actora, al recurso de reconsideración interpuesto por el apoderado judicial sustituto de DRESDNER BANK LATEINAMERIKA AG (antes DEUTSCH SUDAMERIKANAISCHE BANK AG.). RECHAZA DE PLANO, por improcedentes, los recursos de apelación presentados por los apoderados judiciales de MMG FIDUCIARY & TRUST CORP., y DRESDNER BANK LATEINAMERIKA AG (antes DEUTSCH SUDAMERIKANAISCHE BANK AG), así como los anuncios de casación, razón por la cual se NIEGA la concesión del término para formalizar los mismos. DENIEGA los recursos de reconsideración impetrados por la firma forense MORGAN & MORGAN, apoderada judicial de MMG FIDUCIARY & TRUST CORP., y por el Licenciado EDUARDO E. GÓMEZ ALMANZA, apoderado judicial sustituto de DRESDNER BANK LATEINAMERIKA AG (antes DEUTSCH SUDAMERIKANAISCHE BANK AG), contra el Auto de fecha 19 de mayo de 2009. De conformidad con lo preceptuado en el segundo párrafo del artículo 1075 del Código Judicial se condena en costas a DRESDNER BANK LATEINAMERIKA AG (antes DEUTSCH SUDAMERIKANAISCHE BANK AG) y MMG FIDUCIARY & TRUST CORP., las que se tasan en la suma de CIEN BALBOAS (B/100.00) para cada recurrente. NO ACCEDE a la solicitud de ejecución de la medida precautoria formulada por la apoderada judicial de la parte actora A.I.V.A.. Se tiene a la firma MORGAN & MORGAN, como apoderada judicial de MMG FIDUCIARY & TRUST CORP., en los términos y condiciones del poder conferido, consultable a fojas 487-488 del presente cuaderno." Dentro del término legal respectivo, la firma MORGAN & MORGAN como Apoderada judicial de MMG TRUST(antes MMG FIDUCIARY & TRUST CORP),anunció Recurso de Casación (fs.499) en contra de la Resolución del 19 de mayo de 2009, Recurso éste que luego de ordenarse su corrección se ADMITE por la Sala mediante proveído de 7 de octubre de 2013 (fs.1132-1133). Igualmente, el Licdo. E.E.G.A. en representación de DRESDNER BANK LATEINAMERIKA AG, manifiesta su intención de promover igual Recurso (fs.528-529), que se ADMITE poresta Colegiatura mediante Resolución de 28 de mayo de 2013. (fs.1106-1116);recibiéndose de ambas empresas demandadas los respectivos alegatos de fondo. (1140-1151). RECURSO DE CASACIÓN DE DRESDNER LATEINAMERIKA AG. El Licdo. E.E.G.A., actuando en representación de la sociedad DRESDNER LATEINAMERIKA AG. interpuso el Recurso de Casación en el fondo anunciado y en el mismo invoca como Causal única, la INFRACCIÓN DE NORMAS SUSTANTIVAS DE DERECHO EN CONCEPTO DE VIOLACIÓN DIRECTA, lo que ha influido sustancialmente en lo dispositivo de la resolución recurrida." Como propuesta y fundamento de esta Causal se invocan 4 Motivos, que la Sala se permite transcribir para su ilustración. "PRIMERO: La Resolución del 19 de mayo de 2009, proferida por el Primer Tribunal Superior de Justicia del Primer Distrito Judicial de Panamá, incurrió en infracción de normas sustantivas de derecho, al ordenar a una persona que no es fiduciario, como es el caso del DRESDNER, la consignación de una caución que la Ley permite únicamente en contra de quien ostente la condición de fiduciario. Si el Tribunal Superior no hubiese incurrido en la violación comentada de seguro no habría fallado en la forma como lo hizo en la resolución impugnada. SEGUNDO: La Resolución de 19 de mayo de 2009, proferida por el Primer Tribunal Superior de Justicia del Primer Distrito Judicial de Panamá, incurrió en infracción de normas sustantivas de derecho al ordenar al DRESDNER y a MMG TRUST, S.A.(antes MMG TRUST FIDUCIARY & TRUST CORP.), la consignación de una caución de buen manejo en la ejecución de un fideicomiso, lo que hizo a favor de personas que no reconocen la existencia y validez del instrumento de fideicomiso sino que lo han impugnado de nulo, con lo cual niega el derecho reconocido en la Ley de que estas cauciones se establezcan en contra de fiduciarios únicamente para garantizar la ejecución adecuada del fideicomiso y no para garantizar la posible indemnización que se pueda causar por la anulación de un instrumento de fideicomiso. Si el Tribunal Superior no hubiese incurrido en la violación comentada de seguro no habría fallado en la forma como lo hizo en la resolución impugnada. TERCERO: La Resolución de 19 de mayo de 2009, proferida por el Primer Tribunal Superior de Justicia del Primer Distrito Judicial de Panamá, incurrió en infracción de normas sustantivas de derecho, toda vez que decreta la medida cautelar solicitada por la demandante pese a que no está en consonancia con el proceso al cual accede dicha medida y, de hecho, no garantiza la ejecución de las resultas del proceso en el cual se decretó, sino que al no existir homogeneidad o correlación entre la medida precautoria y el proceso en el cual se decreta, la situación jurídica cautelable que la resolución impugnada pretende proteger es la que acontece en un proceso de sucesión autónomo y distinto, radicado en otro tribunal distinto al tribunal de la causa, en este caso el Juzgado Decimocuarto de Circuito Civil del Primer Circuito Judicial de Panamá. Si el Tribunal Superior no hubiese incurrido en la violación contemplada de seguro no habría fallado en la forma como lo hizo en la resolución impugnada. CUARTO: La Resolución de 19 de mayo de 2009, proferida por el Primer Tribunal Superior de Justicia del Primer Distrito Judicial de Panamá, incurrió en infracción de normas sustantivas de derecho, al no reconocer el derecho conferido en la Ley a toda persona en contra de la cual se decrete una medida cautelar de que el solicitante de la medida cautelar presente fianza de perjuicios o contracautela, para que responda por los eventuales perjuicios que puedan causarse con la adopción y ejecución de la medida cautelar. Si el Tribunal Superior no hubiese incurrido en la violación comentada de seguro no habría fallado en la forma como lo hizo en la resolución impugnada." Como normas infringidas por el Ad quem, el Apoderado Casacionista considera que fueron violados el Artículo 29 de la Ley N°1 de 5 de enero de 1984 y el Artículo 569 del Código Judicial. Conforme al criterio del referido Apoderado judicial, el Artículo 19 de la Ley N°1 de 5 de enero de 1984, fue infringido "en el concepto de violación directa por comisión, desde el momento en que el Tribunal Ad quem aplicó la norma al caso concreto, pero desconociendo derechos consignados en ella en forma perfectamente clara." Además, la censura considera, que "con la medida cautelar decretada por el Tribunal Superior se desconocen derechos subjetivos igualmente reconocidos en la norma"--- puesto que--- "la caución de que trata la norma sólo puede ser exigida a la persona que ostente la condición de fiduciario y, en este caso, el DRESDNER no es fiduciario del fideicomiso constituido por el señor G.J.A.S. (Q.E.P.D.), sino que el fiduciario de ese fideicomiso es MMG TRUST, S.A. (antes MMG FIDUCIARY & TRUST CORP.) Por tanto, al ordenarse la consignación de una caución con fundamento en el artículo 29 de la Ley N°1 de 1984, a una persona que no tiene la condición de fiduciario, cuando la norma expresamente indica que esa caución sólo procede en contra del fiduciario, se ha violado la norma de manera directa y por comisión." Finalmente, el casacionista estima que el Artículo 569 del Código Judicial ha sido violado por el Tribunal Superior respectivo en forma directa por omisión, dado que se "desconoció aplicar los derechos que tal disposición reconoce, como son (i) Que las medidas innominadas accedan a un proceso que conoce o conocerá el propio J. que decreta la medida, (ii) Que la medida precautoria constituya la medida más apropiada para proteger o conservar el derecho que se pretende reclamar en el proceso y (iii) Que se cumpla con la presentación de fianza de daños y perjuicios." RECURSO DE CASACIÓN DE MMG TRUST El Recurso de Casación en el Fondo presentado por la firma forense MORGAN & MORGAN ha sido sustentado invocando únicamente la Causal de"Infracción de normas sustantivas de derecho en el concepto de Violación directa, que ha influido sustancialmente en lo dispositivo de la resolución recurrida." Dicha Causal ha sido sustentada en 4 Motivos, que la Sala los transcribe a continuación para la ilustración de rigor. "PRIMER MOTIVO: Al emitirse el Auto de 19 de mayo de 2009, el Tribunal Superior procedió contrario a derecho, al decretar una medida precautoria que fue solicitada por una persona- heredero declarado sin perjuicio de tercero- que no se encuentra legitimada para aducir que ha sido afectada por la ejecución del fideicomiso, habida consideración que son el fideicomitente o el beneficiario del fideicomiso, los únicos que pueden realizar este tipo de reclamación, por lo tanto, dicha actuación ha influido en lo dispositivo de la resolución impugnada. SEGUNDO MOTIVO: El Tribunal Superior al proferir el fallo censurado, incurre en violación de normas sustantivas de derecho, toda vez que decreta la medida cautelar solicitada por el actor a pesar de que ésta no se encuentra en consonancia con la pretensión que se ejerce dentro del proceso a la cual accede dicha medida cautelar, siendo así porque la medida cautelar decretada responde a los posibles daños y perjuicios que se pueden causar con la ejecución del fideicomiso mientras que la pretensión ejercida en el proceso busca la nulidad del fideicomiso. Al no advertir la incongruencia que se da entre la pretensión de la demanda y la acción cautelar solicitada y decretada, el Tribunal Superior incurre en la causal invocada al decretar una medida cautelar que viola la normativa legal aplicable. TERCER MOTIVO: El Primer Tribunal Superior de Justicia, al proferir Auto de 19 de mayo de 2009, incurrió en un error de derecho, al decretar la medida precautoria solicitada por la parte demandante, toda vez que accedió a dicha petición, a pesar de que el solicitante de la medida precautoria no plasmó ni acreditó un motivo justificado para temer que sus pretensiones fueren a resultar ilusorias en sus efectos, lo que trajo como consecuencia que se acceda a la medida precautoria en violación a la ley sustancial lo cual ha influido en la parte dispositiva del fallo recurrido. CUARTO MOTIVO: El Tribunal de segundo grado al emitir la resolución judicial que se impugna vía casación, vulnera el ordenamiento jurídico, al proceder a decretar una medida precautoria sin que se hubiere fijado previamente la caución o fianza que tenía que consignar el solicitante de la medida a efecto de garantizar los daños y perjuicios que la constitución de dicha medida precautoria, pudiere ocasionar a la parte demandada, con lo cual se infringen normas de derechos que han traído como consecuencia, que nuestro representado se vea obligado a consignar una caución sin la debida contra cautela que le garantizará los daños y perjuicios que pueda sufrir a consecuencia de haberse decretado la medida precautoria en su contra."(1123-1125). Respecto a esta Causal de fondo, la censura estima que la Sentencia recurrida ha infringido los Artículos 29 de la Ley N°1 de 5 de enero de 1984 y el artículo 569 del Código Judicial. Según la firma Recurrente, la norma contenida en el Artículo 29 de la referida Ley N°1 "resultó infringida al emitirse el fallo recurrido, de forma directa por comisión, ya que el Tribunal Superior al acceder a decretar la medida precautoria partió de la premisa equivocada que lo solicitado se ajustaba a la parte final de la norma legal antes comentada al establecer que "Aquel a quien la ejecución del fideicomiso pueda ocasionar perjuicios podrá pedir al J. que ordene al fiduciario constituir caución como medida precautoria." Agregando la censura, que "si bien dicho precepto legal permite constituir caución como medida precautoria, tal situación solo tiene lugar para aquellos casos donde se alegue que el fiduciario está causando perjuicios productos (sic) de la ejecución del fideicomiso. Es decir, solo para aquellos casos, donde se alegue que el fiduciario no se encuentre ejecutando el fideicomiso conforme a lo establecido en el mismo, se podrá solicitar al J. que el fiduciario consigne una caución por los perjuicios que pueda ocasionar por la ejecución del fideicomiso, situación muy distinta, a la que se presenta en este caso." También se vulnera el artículo 29 de la Ley N°1 de 5 de enero de 1984, en forma directa por omisión insiste la firma casacionista, "al estimar el juzgador de la segunda instancia que la medida precautoria solicitada por el actor procedía, pasando por alto, que la petición impetrada por el demandante se sustenta no en su condición de fideicomitente o beneficiario del fideicomiso, sino como heredero declarado, sin perjuicio de tercero, de una sucesión que se ventila en otro despacho Juzgado Décimo Cuarto de Circuito Civil del Primer Circuito Judicial de Panamá-, supuesto que evidentemente no contempla norma legal en estudio." Respecto a la violación del Artículo 569 del Código Judicial, la censura considera que "si bien, la medida precautoria que ha sido decretada por el fallo censurado, encuentra su regulación legal en el artículo 29 de la Ley N°1 de 5 de enero de 1984, el propio Tribunal reconoció que dicha norma legal no establecía criterios para decretarla, por lo tanto, debió para los efectos de analizar su procedencia, tomar en consideración los postulados previstos para las medidas cautelares innominadas que se encuentran reguladas en el artículo 569 del Código Judicial." (fs.1128). Por otro lado, la firma Recurrente añade como argumento adicional para sustentar la violación de dicha norma, en forma directa por omisión, que "antes de proceder a decretar la medida precautoria, el juzgador debió analizar si la solicitud presentada por el demandante, fue acompañada con alguna prueba que acreditara al menos sumariamente un motivo justificado para temer que sus pretensiones-nulidad del fideicomiso y sus pretensiones indemnizatorias- fueren a resultar ilusorias en sus efectos, en caso de no consignarse la caución requerida y ante la eventualidad de obtener una Sentencia definitiva a favor de la parte actora. No obstante lo anterior, la solicitud de medida precautoria se encuentra carente de la prueba sumaria que requiere el artículo 569 del Código Judicial, por lo tanto, se acredita su vulneración en forma directa por omisión;"requiriendo finalmente a este Tribunal de Casación, "que una vez admitido el recurso se CASE el Auto de 19 de mayo de 2009, por haberse demostrado la infracción de la ley sustantiva en el concepto de violación directa y consecuentemente, una vez constituido en Tribunal de instancia, se sirva CONFIRMAR la decisión emitida por el Juzgado Séptimo de Circuito Civil del Primer Circuito Judicial de Panamá."(fs.1128-1129). CRITERIO DE LA SALA La Sala se avoca a confirmar si, en efecto, y tal como se enuncia en el Motivo Primero del Recurso de Casación propuesto por la empresa DRESDNER LATEINAMERIKA AG, el Primer Tribunal Superior del Primer Distrito Judicial incurrió en infracción de normas sustantivas de derecho, al ordenar a una persona que no era Fiduciario, como lo alega dicha casacionista, la consignación de una caución que la Ley permite exigir únicamente a quien ostente tal condición. A tales propósitos, advierte esta Colegiatura, que en el presente dossier se observa de fojas 143 a fojas 155 y en calidad de Aseguramiento de pruebas, una diligencia practicada por el Juzgado Séptimo Civil del Primer Circuito Judicial de Panamá a solicitud de la actora A.I.V.A., en la que consta un Informe presentado por los P.M.L.C.B., designada por la referida señora y por A.C.R., designado por dicho Juzgado y que fuera rendido a consecuencia de una diligencia Exhibitoria referente al F. 9 celebrado por el F.G.J.A.S., el día 24 de noviembre de 1993 y del cual se extraen, entre otros, los siguientes elementos probatorios: "OBJETO DILIGENCIA EXHIBITORIA Conforme a la información suministrada y recabada se pudo constatar que el F. 9 celebrado el 24 de noviembre de 1993, por G.J.A.S., portador del pasaporte alemán #3212006336 en su calidad de Fideicomitente, con el Dresdner Bank Lateinamerika Ag (anteriormente Deutsch-Sudamerikanische Bank Ag)- Al haber establecido que se trata de la misma relación contractual de F., según hemos indicado, pasamos a rendir dictamen pericial sobre los extremos solicitados en la diligencia exhibitoria. (fs.143). .... ACTA DE REUNIÓN DEL FIDUCIARIO ENMIENDA AL CONTRATO DE FIDEICOMISO IRREVOCABLE 9 El Dresdner Bank Lateinamerika AG, Sucursal Panamá, en su calidad de Fiduciario del Contrato de F. 9, suscrito entre el Dresdner Bank Lateinamerica AG, Sucursal Panamá y el Fideicomitente el día 6 de diciembre de 1993, en adelante el "F.", celebró una reunión el día 20 de junio de dos mil cinco (2005), en su domicilio en la ciudad de Panamá. En la reunión se encontraba debidamente representado el Dresdner Bank Lateinamerika AG, Sucursal Panamá, único Fiduciario mediante sus apoderados los señores H.H. y S.S.. También participó un representante de MMG FIDUCIARY & TRUST y S.S.. También participó un representante de MMG FIDUCIARY & TRYST(sic) CORP. una sociedad anónima panameña, debidamente inscrita a la Ficha 350411, R. 61837, e imagen 0030 del Registro Público de Panamá, autorizada para ejercer el negocio fiduciario mediante Resolución FID No.11-98, desde el año 1998. Presidió la reunión el señor H.H., G. General y apoderado especial del Fiduciario. Actuó como S. de la reunión el Sr. S.S., G. y apoderado especial del Fiduciario. El motivo de la reunión fue la discusión de la enmienda al contrato de F. por renuncia del Fiduciario y la designación de su sustituto, así como la designación de un nuevo Agente Residente para el contrato. Luego de presentadas la mociones, se acordó la siguiente resolución del Fiduciario. (Destaca la Sala). SE RESUELVE: PRIMERO: Enmendar el contrato de F. para designar a MMG FIDUCIARY & TRUST CORP, como nuevo Fiduciario en base a la renuncia irrevocable del Fiduciario actual Dresdner Bank Leteinamerika AG, Sucursal Panamá, con efecto inmediato a partir de la clausura de esta reunión. (Lo resalta la Sala). ...... SEXTO: Sustituir al Agente Residente de "el F.", el cual será la firma de abogados panameña MORGAN & MORGAN, con oficinas ubicadas en Swiss Tower, Piso 16, Calle 53 E, Marbella, Apartado Postal No.0832-00232, W.T.C., Panamá, República de Panamá. Al no haber más asuntos que tratar, el Presidente de la reunión la declaró clausurada el mismo día 20 de junio de 2005."(fs.144-145). Los elementos probatorios anteriormente transcritos, permiten a la Sala concluir, que ha quedado demostrado el cargo contenido en el Primer Motivo que sustenta la Causal de Violación directa invocada en el Recurso de Casación interpuesto por la representación judicial de la entidad demandada DRESDNER LATEINAMERIKA AG (Antes DRESDNER BANK LATEINAMERIKA AG.), resultando evidente la violación directa y por comisión incurrida por el Tribunal Ad quem respecto al Artículo 29 de la Ley No.1 de 5 de enero de 1984, que textualmente dispone lo siguiente: "Artículo 29: El fiduciario no estará obligado obligado a dar caución especial de buen manejo a favor del fideicomitente o beneficiario, al (sic) menos que el instrumento de fideicomiso así lo establezca. Esta disposición es sin perjuicio de las garantías que se exijan a las personas autorizadas para ejercer el negocio de fideicomiso. Aquél a quien la ejecución del fideicomiso pueda ocasionar perjuicios podrá pedir al juez que ordene al fiduciario constituir caución como medida precautoria." Observa la Sala, igualmente, que como se enuncia en el Motivo Segundo del Recurso de Casación bajo estudio, "la medida cautelar decretada responde a los posibles daños y perjuicios que se pueden causar con la ejecución del fideicomiso mientras que la pretensión ejercida busca la nulidad del fideicomiso" y que, asimismo, como resulta del contenido del Motivo Tercero, "se accedió a dicha petición, a pesar de que el solicitante de la medida precautoria no plasmó ni acreditó motivo justificado para temer que sus pretensiones fueran a resultar ilusorias en sus efectos," todo lo cual implica que se han comprobado los cargos endilgados a la Sentencia objeto del Recurso tal como han sido planteados en los Motivos Segundo y Tercero antes enunciados. Advierte finalmente esta Colegiatura, tal como se expone en el Motivo Cuarto del Recurso bajo análisis, que el Ad quem "al proceder a decretar una medida precautoria sin que se hubiere fijado previamente la caución o fianza que tenía que consignar el solicitante de la medida a efecto de garantizar los daños y perjuicios que la constitución de dicha medida precautoria, pudiere ocasionar a la parte demandada," infringió la norma de derecho específica contenida en el Artículo 29 de la Ley N°1 de 5 de enero de 1984, que regula el F. y asimismo, lo dispuesto en el Artículo 569 del Código Judicial, en cuanto a que la peticionaria de la medida precautoria cuestionada, señora A.I.V.A. no presentó prueba sumaria ni la fianza de daños y perjuicios, exigida en dicho Artículo 569 del Código Judicial, todo lo cual confirma la infracción denunciada en el Recurso de Casación respectivo, infracciones éstas que influyeron sustancialmente en lo dispositivo de la Resolución recurrida, conforme ha sido planteado por el Recurrente en los Motivos que sustentan el aludido Recurso de Casación. En razón a lo anteriormente expuesto y demostrado como está que la entidad DRESDNER LATEINAMERIKA AG, (Antes DRESDNER BANK LATEINAMERIKA AG.), no ostentaba el cargo de Fiduciario el día 19 de mayo de 2009, fecha en que fue resuelto por el Tribunal Superior la apelación interpuesta contra el Auto No.1563 expedido por el Juzgado Séptimo de lo Civil del Primer Circuito Judicial de Panamá, al haberse producido el cambio de Fiduciario en la persona jurídica MMG FIDUCIARY & TRUST CORP.,lo que procede es dar cumplimiento a lo dispuesto en los párrafos primero y segundo del Artículo 1195, del Código Judicial, que en forma expresa disponen lo siguiente: "La Corte no tomará en cuenta causales de Casación que no hayan sido invocadas en el escrito de formalización del recurso. Si la Corte encuentra fundada alguna de las causales alegadas, no considerará las restantes; infirmará el fallo acusado y dictará en su lugar la resolución que corresponda. La Corte se halla, en este caso, respecto del fallo de primera instancia, en la misma situación que estaba el Tribunal Superior. La sentencia no admite recurso alguno." ( Lo destaca la Sala). .... En ejercicio de tal facultad y en cumplimiento a lo ordenado en la norma aludida, esta Colegiatura considera que resulta pertinente CASAR la Resolución recurrida y proveer lo conducente para infirmar el fallo acusado, a objeto que convertida la Sala en Tribunal de instancia, proceda a dejar sin efecto la decisión proferida por el Ad quem y resuelva lo pertinente conforme a las pretensiones planteadas por la representación judicial de la empresa DRESDNER BANK LATEINAMERIKA AG, antes DEUTSCH SUDAMERIKANAISCHE BANK AG. En tal sentido, estima esta Colegiatura, que resulta ostensible la violación incurrida por el Ad quem respecto al Artículo 29 de la Ley N°1 de 5 de enero de 1984, puesto que del texto de la misma resulta inminente que en dicho Artículo se hace alusión a la fianza de buen manejo como una medida de garantía que tiene principal incidencia respecto a la adecuada ejecución de las responsabilidades del Fiduciario y que en el supuesto del Contrato de F. 9 celebrado por el señor G.J.A.S., no fue acordado expresamente en los términos de dicha norma especial. En tal virtud, considera la Sala, que al haberse demostrado los cargos contenidos en los Motivos que sustentan el Recurso de Casación propuesto por la representación judicial de la entidad demandada DRESDNER LATEINAMERICKA AG (antes DRESDNER BANK LATEINAMERIKA AG.), resulta evidente la violación directa del Artículo 29 de la Ley No.1 de 5 de enero de 1984, en el rango como fue planteado por el Licdo. E.E.G.A., lo que implica como consecuencia inmediata proferir una Sentencia mediante la cual se proceda a CASAR la decisión del Ad quem y así debe resolverse. En tal virtud, considera esta Colegiatura, que al prosperar los cargos expuestos en los Motivos que sustentan la Causal de Infracción de normas sustantivas de derecho en concepto de Violación directa y al haberse demostrado la infracción incurrida endilgada a la Sentencia proferida por el Ad quem, lo que procede es aplicar lo dispuesto en el Artículo 1195 del Código Judicial y CASAR la Sentencia recurrida para que convertida la Sala en Tribunal de instancia se proceda a CONFIRMAR el Auto No.1563 de 20 de octubre de 2008, proferido por el Juzgado Séptimo de Circuito de lo Civil del Primer Circuito Judicial de Panamá y así debe resolverse. En consecuencia, la CORTE SUPREMA DE JUSTICIA, SALA DE LO CIVIL, administrando justicia en nombre de la República y por autoridad de la Ley, CASA la Resolución de 19 de mayo de 2009, emitida por el Primer Tribunal Superior de Justicia y convertida en Tribunal de instancia, RESUELVE: CONFIRMAR el Auto No.1563 de 20 de octubre de 2008 proferido por el Juzgado Séptimo de Circuito de lo Civil del Primer Circuito Judicial de Panamá, dentro de la Medida Precautoria promovida por A.I.V.A. contra DRESDNER BANK LATEINAMERIKA AG (anteriormente DEUTSCH SUDAMERIKANIASCHE BANK AG) y MMG FIDUCIARY & TRUST CORP. Las costas de segunda instancia se fijan en la suma de B/.500.00 (QUINIENTOS BALBOAS CON 00/100) N. y devuélvase, OYDÉN ORTEGA DURÁN SECUNDINO MENDIETA-- HARLEY J. MITCHELL D. (CON SALVAMENTO DE VOTO) SONIA F. DE CASTROVERDE Secretaria