Sentencia Civil de Corte Suprema de Justicia (Pleno), 1ª de lo Civil, 27 de Abril de 2015

Ponente:Oydén Ortega Durán
Fecha de Resolución:27 de Abril de 2015
Emisor:Primera de lo Civil

VISTOS: El Licenciado ISAÍAS BARRERA ROJAS, en su condición de apoderado judicial del señor D.D.D.C., interpuso Recurso de Casación contra la Sentencia de veintiséis (26) de septiembre de dos mil catorce (2014), proferida por el Primer Tribunal Superior del Primer Distrito Judicial, la cual revoca la Sentencia número diez (No.10) de cuatro (4) de junio del dos mil trece (2013), dictada por el Juzgado Segundo de Circuito de lo Civil del Tercer Circuito Judicial de Panamá, dentro del Proceso Ordinario propuesto por D.D.D.C. en contra de CONSORCIO ANDINO, S.A., EMPRESA DE TRANSMISIÓN ELÉCTRICA, S.A. y J.V.. Ingresado el negocio en la S. Civil y previo reparto de rigor, se fijó en lista por el término establecido en el artículo 1179 del Código Judicial para que las partes presentaran sus alegatos sobre la admisibilidad del Recurso, término que fue aprovechado únicamente por la parte R., tal como consta del escrito visible de fojas 1057 a 1059 del expediente. Se advierte que el Recurso de Casación fue anunciado e interpuesto por persona hábil, dentro del término especificado por la Ley, conforme lo establecen los artículos 1173, 1174 y 1180 del Código Judicial y que la Resolución impugnada es susceptible de dicho medio extraordinario de impugnación, tanto por su naturaleza y cuantía. Por consiguiente, esta S. procede a determinar si el presente Recurso reúne los requisitos formales establecidos en el artículo 1175 del Código Judicial, necesarios para ser admitido. El Recurso de Casación es en el fondo, invocándose tres conceptos de la Causal de Infracción de Normas Sustantivas de Derecho, siendo el primero el que corresponde al de violación directa. Un solo Motivo fundamenta el primer concepto invocado de violación directa, el cual se trascribe a continuación: "Primer motivo: El Tribunal de la Alzada, al dictar la sentencia recurrida, decidió declarar probada la excepción de falta de legitimación pasiva en la causa, alegada por la demandada Consorcio Andino, S.A., al sostener que no existía entre el demandante y ella vínculo jurídico directo entre ambos, ya que no había contrato alguno que justificara las reclamaciones de la parte actora, decisión ésta que obviamente viola las normas sustantivas de derecho que consagran las fuentes de las obligaciones, de las cuales se reconoce aquellas que nazcan o que surjan a consecuencia de las acciones u omisiones en que intervengan culpa o negligencia, por lo que el desconocimiento y la falta de aplicación de dichas normas sustantivas de derecho, obviamente influyó en lo dispositivo del fallo recurrido, ya que le niega al demandante reclamar los daños y perjuicios que le causó la demandada Consorcio Andino, S.A., al construir negligentemente la Torre 441 de Alta Tensión sobre la servidumbre de paso que había sido constituida a favor del demandante para que él mismo pudiera acceder a su propiedad, de haber aplicado las normas que consagran la responsabilidad extracontractual, no hubiera declarado probada dicha excepción." Del análisis del Motivo único en que se fundamenta al concepto de violación directa, esta S. no encuentra cargo de ilegalidad compatible con el mismo, toda vez que el R. lo que plasma a través de dicho Motivo son apreciaciones subjetivas que evidencian su disconformidad con la decisión proferida por el Ad quem a través del fallo impugnado, utilizando para esto una redacción de tipo argumentativa que contraría la técnica de formalización del Recurso de Casación. El concepto de violación directa se configura cuando una norma cuyo contenido es claro, deja de ser aplicada a una situación fáctica regulada por ella, o bien es aplicada a relación jurídica correspondiente, desconociéndole el derecho consagrado en dicha disposición legal, todo esto indistintamente de cualquier situación fáctica, lo cual no es dable de dilucidar a través de concepto respectivo. En este sentido, observa la S. que el R. hace referencia a que la Resolución recurrida resolvió declarar probada una excepción de falta de legitimación, por considerar el Ad quem que no existe vínculo jurídico entre las partes y de manera seguida, argumenta situaciones de carácter fáctico que según él, obran dentro del Proceso y que demuestran su pretensión, lo cual evidencia una carencia de cargo de ilegalidad compatible con el concepto de violación directa en los términos que exige la doctrina y jurisprudencia de esta S.. Respecto a las normas de derecho consideradas infringidas, se citan los artículos 974, 1644 y 34c del Código Civil, observando la S. que al igual que en los M., el R. fundamenta la explicación de la supuesta infracción de dichas normas, haciendo referencia a situaciones de carácter fáctico, lo cual no es dable de analizar a través del concepto de violación directa. Esta S. observa que el primer concepto invocado que corresponde al de violación directa, adolece de los requisitos mínimos exigidos en el artículo 1175 del Código Judicial, lo cual lo hace inadmisible. El segundo concepto invocado corresponde al de error de hecho sobre la existencia de la prueba, el cual es fundamentado a través de cuatro M. que se exponen de la siguiente manera: "Primer Motivo: El Tribunal de la Alzada, al dictar la resolución de segunda instancia, presumió que el señor J.R.V.O., al momento de firmar la aceptación y/o Convenio sobre Compensación e Indemnización por la Constitución de una Servidumbre Permanente de Paso de Línea de Transmisión suscrita con la Empresa de Transmisión Eléctrica, S.A. (Etesa), sobre la finca de su propiedad No. 3065, el mismo conocía de la existencia de los planos y de los puntos en donde se instalaría la Torre 441, y por tanto, era conocedor que la misma afectaría la servidumbre de paso constituida a favor del señor D.D., presunciones y conclusiones estas que han influido en la parte dispositiva del fallo recurrido, ya que no son ciertas, por lo que con ellas les niega las pretensiones al demandante, máxime que en el expediente no consta prueba alguna que demuestre o corrobore lo señalado por el Tribunal de la Alzada, que indique el lugar donde se instalaría la Torre de Alta Tensión No. 441, ni tampoco existe plano alguno ni documentación que compruebe tales aseveraciones, por lo que, dicho error influyó en lo dispositivo de la resolución recurrida, ya que el Tribunal llegó a la conclusiones inexactas, que motivaron negar las reclamaciones del demandante. Segundo Motivo: El Tribunal de la Alzada, al dictar la resolución objeto de este recurso extraordinario de casación, también presumió erróneamente que tanto el demandante como el demandado (J.V., eran conocedores de la formalización de la servidumbre forzosa, en virtud de que los mismos habían recibido las indemnizaciones correspondientes por la constitución de las torres de alta tensión, dicho error, llevó al Tribunal a negar las pretensiones de la parte actora, a pesar de que en el expediente no existe prueba alguna que demuestre tales presunciones, (planos, documentación, etc.) que señalaran el punto de ubicación de la Torre de Alta Tensión objeto de este proceso, error este, que obviamente influyó en lo dispositivo del fallo recurrido, ya que da por sentado que el demandante y el señor J.V. conocían que la Torre 441 se construiría sobre la servidumbre de paso constituida a favor del señor D.D. (situación que no es cierta), negando así con ello, las reclamaciones que hace el demandante por los daños y perjuicios que se le causó al construirse la torre sobre la servidumbre de paso. Tercer Motivo: El Tribunal de la Alzada, al dictar la Resolución objeto de este recurso extraordinario de casación, ignoró por completo, a pesar de que consta en autos, el informe pericial contable rendido por el perito del Tribunal L.. S.M., (f. 208), así como el testimonio rendido por él mismo (L.. S.M.) que corre a fojas (257 y 258), quien señaló y determinó los daños y perjuicios que sufrió el señor D.D., a raíz de la construcción de la Torre No. 441, sobre la servidumbre de paso que había sido constituida a su favor, el desconocimiento e ignorancia de dicha prueba pericial , influyó en lo dispositivo del fallo recurrido, ya que llevó al Tribunal de la Alzada a considerar que el demandante no había probado los daños y los perjuicios reclamados y mucho menos los había cuantificado, negando con ello las reclamaciones que hacía el demandante la construcción de la torre de alta tensión sobre la servidumbre de paso, por lo que, de haber considerado dicha prueba pericial, se hubiera percatado que el demandante si probó los daños causados a él y la cuantía de los mismos. Cuarto Motivo: El Tribunal de la Alzada, al dictar la resolución objeto de este recurso extraordinario de casación, también ignoró por completo, a pesar de que consta en autos, los informes periciales rendidos por los peritos topógrafos E.B. (perito del Tribunal) - (fs. 236 a 255), así como la del perito F.F. (perito de la parte actora) - (fs. 217 a 235), quienes señalaron categóricamente que la Torre No. 441 de Alta Tensión había sido construida sobre la servidumbre de paso que había sido constituida a favor del señor D.D., y que dicha construcción le causaba daños, ya que era el único de acceso que tenía el demandante para c cesar a su propiedad, y le obstaculizaba el acceso a la misma, el desconocimiento e ignorancia de dichas pruebas periciales, obviamente que influyó en lo dispositivo del fallo recurrido, ya que llevó al Tribunal de la Alzada, a negar las reclamaciones de la parte actora, al sostener que dicha construcción no le impedía el paso al señor D.D. para accesar a finca, de haber considerado y apreciado dicha prueba, el Tribunal Acusado hubiera concluido que la construcción de la torre si afectó al demandante, y que obviamente le impedía el único acceso a su propiedad." En el primer Motivo, al exponerse el cargo de ilegalidad, el R. hace referencia a que el Tribunal Superior asumió que la parte demandante, el señor J.R.V.O., conocía de la existencia de planos y de los puntos en donde se instalaría la Torre 441, sin que, al decir del R., exista dentro del expediente alguna prueba que evidencia tal información. No obstante, el Casacionista expone a través de una redacción de tipo argumentativa y plasmando apreciaciones subjetivas, pruebas documentales cuya valoración llevaron al Ad quem a concluir con lo denunciado y lo dispositivo de la Resolución recurrida, como lo son, la "aceptación y/o Convenio sobre Compensación e Indemnización por la Constitución de una Servidumbre Permanente de Paso de Línea de Transmisión suscrita con la Empresa de Transmisión Electrica, S.A. (Etesa), sobre la finca No. 3065". Asimismo, en el segundo Motivo el R. a través de una redacción contraria a la técnica de formalización del Recurso de Casación, utiliza argumentos para ampliar lo señalado en el Motivo primero, generándose con esto una confusión para esta S., lo cual evidencia la carencia de cargo de ilegalidad compatible con el concepto de error de hecho en cuanto a la existencia de la prueba, toda vez que a pesar de que el R. señala supuesto hechos que no constan dentro del Proceso como evidencia, de igual manera hace mención a las pruebas que supuestamente sirvieron de apoyo al Tribunal para inferir tales hechos. Los M. tercero y cuarto se refieren a unas pruebas periciales, sobre las cuales al decir del R., fueron ignoradas por el Ad quem, pese al hecho de que evidencian el daño reclamado y su cuantificación, manifestando la manera en que esto incide en lo dispositivo del fallo impugnado. Sin embargo, si bien el cargo de ilegalidad expuesto en estos M. resulta compatible con el concepto invocado, se utiliza una redacción de tipo argumentativa y al igual que en los M. primero y segundo, se plasman apreciaciones subjetivas que deben ser eliminadas. Con fundamento en lo anterior, los M. tercero y cuarto deben ser corregidos en el sentido de unificar el cargo a través de un solo Motivo, ya que ambos versan sobre pruebas periciales y debe redactarse exponiendo el cargo de manera sucinta y de conformidad con la técnica de formalización del Recurso de Casación. Las normas de derecho consideradas como infringidas, son los artículos 780, 990 y 966 del Código Judicial y el artículo 1644 del Código Civil. El tercer concepto invocado de la Causal de Casación en el fondo, corresponde al de error de derecho en cuanto a la apreciación de la prueba, el cual se apoya en tres M. que se trascriben a continuación: "Primer Motivo: El Tribunal de la Alzada, al dictar la resolución de segunda instancia, no valoró correctamente las declaraciones testimoniales (declaración de parte) que rindiera el demandado J.V. las cuales corren a fojas (166 a 175 y 191 a 193), específicamente la que corre a foja (169 y 192), y quien señaló que la había puesto en conocimiento a las demandadas (Empresa de Transmisión Electrica, S.A. - Etesa - y Consorcio Andino, S.A.) sobre la existencia de la servidumbre de paso al entregarle los planos y escritura pública de su propiedad, indicándoles también que no podían construir dicha torre en dicho lugar, ya que afectaría la servidumbre de paso que se había constituido a favor del señor D.D., por lo que al no valorar correctamente dicha pruebas, la misma influyó en lo dispositivo del fallo recurrido, ya que llevó al Tribunal de la Alzada a negar las pretensiones del demandante, al sostener que en dichas declaración se demostraba que no existía servidumbre visible en ese momento, de haberse valorado correctamente la declaración de parte se hubiera percatado el Tribunal que las demandadas tenían conocimiento previo a la construcción de dicha torre de la existencia de la servidumbre de paso, y que la construcción de dicha torre sobre dicha servidumbre podía causar algún daño o perjuicio. Segundo Motivo: El Tribunal de la Alzada, al dictar la resolución de segunda instancia, tampoco valoró correctamente la nota, queja o reclamo de fecha 25 de agosto de 2004, que enviara y presentara el señor D.D., la cual corre a foja (129 y 130), a la Empresa de Transmisión Eléctrica, S.A. (Etesa) y a Consorcio Andino, S.A., donde el mismo reclamaba por la construcción que se estaba haciendo de la Torre de Alta Tensión No. 441, sobre la servidumbre de paso que se había constituido a su favor para poder accesar a su propiedad, el error de valoración de esta prueba, influyó en lo dispositivo del fallo recurrido, habida cuneta de que el Tribunal de la Alzada, llegó a sostener que el demandante no había reclamado en tiempo oportuno a los demandados por la construcción de la torre la servidumbre de paso, sino que lo hizo posterior a dicha construcción, situación que no es cierta, ya que de haber valorado correctamente la prueba indicada, se hubiera percatado el Tribunal Acusado que el demandante tenía ya más de dos años de estar reclamándoles a los demandados antes de que se construyera la torre de alta tensión." Esta S. observa que a través de los dos M. en que el R. fundamenta el tercer concepto invocado de la Causal de Casación en el fondo, que corresponde al de error de derecho en cuanto a la apreciación de la prueba, no se desprende cargo de ilegalidad compatible. En este sentido, el R. solo expone en el primer Motivo, la valoración subjetiva que el Casacionista tiene sobre una prueba testimonial y en el segundo, sobre una prueba documental, lo cual no resulta un cargo de ilegalidad compatible. En ninguno de los dos M. se indica en qué consistió el yerro de valoración que se le atribuye al Tribunal Superior, puesto que el solo hecho de indicar a través de una redacción argumentativa, lo que se cree se desprende de las pruebas aludidas, no resulta suficiente. Considera oportuno señalar esta S. que el error de derecho en cuanto a la valoración de la prueba no puede ser concebido con la intención de que esta Colegiatura ejerza una nueva valoración sobre el caudal probatorio denunciado, ya que el cargo de ilegalidad en que se fundamenta dicho concepto debe indicar la infracción de las normas que regulen los principios de valoración de la prueba. En cuanto a las normas de derecho consideradas como infringidas, se citan los artículos 781, 832, 856, 903 y 904 del Código Judicial, al igual que el artículo 1644 del Código Civil. Como quiera que el primer y tercer concepto de la Causal de Casación en el fondo invocada, adolecen de cargos de ilegalidad compatibles con los conceptos respectivos, esta S. procederá a inadmitir los mismos por carecer de los requisitos mínimos exigibles en el artículo 1175 del Código Judicial. En mérito de lo antes expuesto, LA SALA PRIMERA DE LO CIVIL DE LA CORTE SUPREMA DE JUSTICIA, administrando justicia en nombre de la República y por autoridad de la ley, ORDENA LA CORRECCIÓN del segundo concepto y NO ADMITE el primer y tercer concepto del Recurso de Casación interpuesto por el Licenciado ISAÍAS BARRERA ROJAS, en su condición de apoderado judicial del señor D.D.D.C., interpuesto contra la Sentencia de veintiséis (26) de septiembre de dos mil catorce (2014), proferida por el Primer Tribunal Superior del Primer Distrito Judicial, la cual revoca la Sentencia número diez (No.10) de cuatro (4) de junio del dos mil trece (2013), dictada por el Juzgado Segundo de Circuito de lo Civil del Tercer Circuito Judicial de Panamá, dentro del Proceso Ordinario propuesto por D.D.D.C. en contra de CONSORCIO ANDINO, S.A., EMPRESA DE TRANSMISIÓN ELÉCTRICA, S.A. y J.V.. Para la corrección ordenada se concede a la parte R. el término de cinco (5) días, conforme lo señala el artículo 1181 del Código Judicial. N., OYDÉN ORTEGA DURÁN HERNÁN A. DE LEÓN BATISTA -- HARLEY J. MITCHELL D. SONIA F. DE CASTROVERDE (Secretaria)