Sentencia Civil de Corte Suprema de Justicia (Pleno), 1ª de lo Civil, 8 de Noviembre de 2013

Ponente:Oydén Ortega Durán
Fecha de Resolución: 8 de Noviembre de 2013
Emisor:Primera de lo Civil
 
CONTENIDO

VISTOS: La licenciada E.I.F.A., actuando como apoderada judicial de F.Y.S., ha interpuesto Recurso de Casación contra la Resolución de 15 de enero de 2013, emitida por el Tribunal Superior del Segundo Distrito Judicial (Coclé y Veraguas), la cual modifica la Sentencia No. 46 de 6 de junio de 2012, emitida por el Juzgado Primero del Circuito Judicial de la Provincia de Veraguas, Ramo Civil dentro del Proceso Ordinario propuesto por AGENCIA DE SEGURIDAD URRACÁ, S.A., contra F.Y.S.. Ingresado el negocio en la S. Civil y previo reparto de rigor, se fijó en lista por el término establecido en el artículo 1179 del Código Judicial para que las partes presentaran sus alegatos sobre la admisibilidad del Recurso, término éste que solo fue aprovechado por la parte demandada del Proceso, como consta en escrito visible a foja 1834 del expediente. Por consiguiente, procede la S. a determinar si el Recurso de Casación cumple con los presupuestos que establece los artículos 1170, 1175 y 1180 del Código Judicial, a fin de determinar si procede su admisión. En este aspecto se ha podido verificar que el mismo fue enunciado y presentado en tiempo oportuno, por persona hábil y que la Resolución objeto del mismo es de aquéllas contra las cuales lo concede la ley por razón de su naturaleza, según los términos establecidos en el numeral 1 del artículo 1164 y 1174 del Código Judicial. El presente Recurso está dirigido correctamente al Presidente de la S. Civil de la Corte Suprema de Justicia, tal como dispone el artículo 101 del Código Judicial. El Recurso de Casación es en la forma y en el fondo. En cuanto a la Causal en la forma, se invoca una (1) Causal, a saber: "Por haber sido dictada en apelación ilegalmente concedida". En relación a la Causal de fondo, se invocan dos (2) conceptos: "Infracción de normas sustantivas de derecho por concepto de aplicación indebida, lo que ha influido sustancialmente en lo dispositivo de la resolución recurrida" e "Infracción de normas sustantivas de derecho por concepto de error de hecho sobre la existencia de la prueba", lo que ha influido sustancialmente en lo dispositivo de la resolución recurrida". Las Causales serán examinadas de manera separada por esta S.. ÚNICA CAUSAL DE FORMA: El Recurrente invoca la única Causal de forma de la siguiente manera: "Por haber sido dictada en apelación ilegalmente concedida." Esta Causal de forma se sustenta mediante tres (3) M., los cuales se transcriben a continuación. "PRIMERO: Mediante Sentencia de 15 de enero de 2013 dictada por el Tribunal Superior del Segundo Distrito Judicial (Coclé y Veraguas), dentro del proceso ordinario de mayor cuantía interpuesto por Agencia de Seguridad Urracá, S.A.V.F.Y.S., con ocasión del recurso de apelación anunciado por las partes y oposición al mismo, resuelve, después de fundamentar el fallo legalmente a favor del apelante-parte que: "modifican la Sentencia No. 46 de seis (6) de junio de 2012, emitida por el Juzgado Primero del Circuito de Veraguas, Ramo Civil, en cuanto a fijar las costas de primera instancia en la suma de ocho mil setecientos treinta y un balboas con ochenta centavos (B/.8731.80) quedando la condena total en la suma de cincuenta y cinco mil once balboas con dieciocho centavos (B/.55,011.18), en el presente proceso ordinario de Mayor Cuantía incoado por AGENCIA DE SEGURIDAD URRACA S.A. contra F.Y.S.. Dicho fallo se confirma en lo demás" (fs.1799 a 1800); resolución que se dicta en contravención con normas adjetivas de derecho que impiden al juzgador conceder apelación en efecto suspensivo si no se han agotado los recursos para debatir el tema sobre inconformidad de costas impuestas, como es aquella que regula el procedimiento de aclaración de sentencia, defecto que dejó en indefensión al demandado, no observado en la resolución recurrida, infringiendo directamente la ley de manera omitiva, lo que ha incidido en lo dispositivo de la resolución recurrida. SEGUNDO: El Ad Quem al no observar que las costas fijadas por el A quo no son apelables, que solo son susceptibles de aclaración en la forma prevista en la ley de manera distinta a la forma adoptada por el actor por disconformidad con las costas de B/.300.00 impuestas (fs.469 anverso, 470,471-472), colocó en indefensión al demandado apelante al conceder apelación tácita a ambas partes (fs. 1737), de lo cual no se percata el juzgador de segunda instancia, concediendo en consecuencia término de cinco (5) días al apelante y cinco (5) días al opositor, término aprovechado por el demandante recurrente ilegalmente (fs. 1764, 1766, 1768-1771), presentando oposición el demandado (fs. 1783-1794 y 1795) en término, lo que produjo un criterio de invalidación de escrito del demandado opositor defecto que causó extrema indefensión precisamente por la apelación ilegalmente concedida, infringiendo el Ad Quem la ley adjetiva en cuanto a la forma como deben concederse las apelaciones anunciadas, solo en lo desfavorable al apelante, tomando en cuenta que en cuanto a costas solo se pueden modificar por el A quo, valga la redundancia, en los términos expresados en la ley, lo que ha incidido en lo dispositivo del fallo recurrida. TERCERO: Al no percatarse el Ad Quem de que la apelación está mal concedida a una de las partes por razón de que no se agotó el procedimiento de aclaración de sentencia, no anula lo actuado desde el infolio 1737 y siguientes, defecto que se aprecia en contradicción con la norma adjetiva de derecho, causando total indefensión al no decidir en el fondo dadas la oposición del demandado ante los alegatos del recurrente actor que cambia el estilo de su escrito (ver fs. 471-472) con lo alegado en segunda instancia (fs. 1768-1771), sin embargo el Ad Quem acoge la apelación y escrito de alegatos de fs. 471-472 de manera ilegal, esto por apelación ilegalmente concedida, invalidando la oposición a dicho alegato justificado en omisión de otro trámite no aplicable, infringiendo la ley, lo que ha incidido en lo dispositivo del fallo recurrido." Al analizar los tres (3) M. en que se sustenta la Causal de forma, esta S. observa que el Casacionista no reclamó la falta que denunció en el Recurso de Casación, es decir, no reclamó la reparación de la falta en la instancia en que se cometió ni en la siguiente, por lo tanto, no se cumplió en esta ocasión con el requisito antes expuesto. Aunado a lo anterior, se aprecia que el Recurrente indica en los M. que "modifican la Sentencia No. 46 de seis (6) de junio de 2012, emitida por el Juzgado Primero del Circuito de Veraguas, Ramo Civil, en cuanto a fijar las costas de primera instancia en la suma de ocho mil setecientos treinta y un balboas con ochenta centavos (B/.8731.80) quedando la condena total en la suma de cincuenta y cinco mil once balboas con dieciocho centavos (B/.55,011.18), en el presente proceso ordinario...". Pero dichas argumentaciones utilizadas en los M. son incorrecta, pues el reclamo que se hace se refiere a la imposición de costas, que por su naturaleza, no es susceptible de ser impugnada mediante el Recurso de Casación. Con respecto al apartado consistente en la citación de las normas de derecho que se consideran infringidas y explicación de cómo lo han sido, el Recurrente cita los artículos 1136, 999, 1151, 476, 481 y 469 del Código Judicial. Al examinar la explicación de cada una de estas normas, se observa que no se precisó el cargo de injuridicidad. Por consiguiente, no admite esta única Causal de forma invocada. PRIMERA CAUSAL DE FONDO: El Recurrente invoca la primera Causal de fondo de la siguiente manera: "Infracción de normas sustantivas de derecho por concepto de aplicación indebida, lo que ha influido sustancialmente en lo dispositivo de la resolución recurrida." Esta Causal de fondo se sustenta mediante cuatro (4) M., los cuales se transcriben a continuación. "PRIMERO: Mediante sentencia de 15 de enero de 2013 dictada por el tribunal Superior del Segundo Distrito Judicial (Coclé y Veraguas), dentro del proceso ordinario de mayor cuantía interpuesto por Agencia de Seguridad Urracá, S.A.V.F.Y.S., con ocasión del recurso de apelación anunciado por las partes y oposición al mismo, el Ad Quem resuelve: "modifican la Sentencia No. 46 de seis (6) de junio de 2012, emitida por el Juzgado Primero del Circuito de Veraguas, Ramo de lo Civil, decide el Ad Quem modificar las costas de primera instancia en la suma de ocho mil setecientos treinta y un balboas con ochenta centavos (B/.8731.80), quedando la condena total en la suma de cincuenta y cinco mil once balboas con dieciocho centavos (B/.55,011.18), en el presente proceso Ordinario de Mayor Cuantía incoado por AGENCIA DE SEGURIDAD URRACA S.A. contra F.Y.S... añadiendo que se confirma en lo demás" (fs. 1800); fallo totalmente ilegal porque en la parte motiva aplica indebidamente normas sustantivas de derecho (fs.1799) contradictorias al procedimiento de segunda instancia en proceso ordinario, causando indefensión al demandado por considerar sin valor alguno su alegato y oposición (fs.1772 a 1783-1794, 1795), a pesar de haber sido presentado ambos en término de conformidad con la ley, lo que ha influido en lo dispositivo del fallo recurrido. SEGUNDO: El Ad Quem al resolver que modifican la sentencia recurrida solo en el aspecto de aumentar las costas de primera instancia de B/.300.00 en que estaba (Ver fs.469) a B/.8,731.18 (fs. 1800), en consecuencia quedando la condena total en la suma de B/.55,011.18 y confirmarla en todo lo demás, ha incurrido en aplicación indebida de las normas de derecho al motivar y fundamentar su decisión en normas de derecho adjetiva y sustantiva no aplicable a la instancia correspondiente, infringiendo la ley, ya por la improcedencia del tema objeto del debate en cuanto a costas alegado por el demandante (fs. 471-4729, ya por que el demandante alega en cuanto a lo principal solicitando a la vez modificar las costas en su aparte final (fs. 1768-1771), desconociendo alegato subsiguiente declarado extemporáneo a pesar de estar en término conforme a la ley y negando escrito de oposición al alegato del demandante presentado en término conforme a la ley (fs. 1783-1794, 1795), lo que ha influido en lo dispositivo del fallo recurrido. TERCERO: El Ad quem al resolver en la forma expuesta en el primer motivo, no aplicó la norma de procedimiento para negar la solicitud de aumento de costas, pues consta en el dossier que la parte demandante al ser notificado de la sentencia recurrida (fs. 469), éste no se sometió al procedimiento aclaratorio, actuación que crea impedimento para resolver de la manera en que se hizo ya que las normas sustantivas en dicha instancia solo permite mediante tramite incidental y antes de que se ejecutoríe la misma resolver nuevas pretensiones taxativamente enunciadas, pero de ninguna manera la relativa al tema de costas mal impuestas por el A quo, como se dijo en el fundamento de la sentencia (fs. 1797-1798), dando como resultado que se haya configurado nueva pretensión cuando dice "quedando la condena total en la suma de..." mayor a la impuesta en primera instancia que no es el objeto ya que no se trataba de prestación superviniente accesoria o complementaria de la pedida en primera instancia, en consecuencia no está contemplado al aumento de capital-pago total de primera instancia, por lo que al resolver aumentar y quedar la condena total en la suma de B/.55.011.18 (fs. 1800), el Tribunal incurre en aplicación indebida de la norma sustantiva de derecho que le impide tocar la sentencia en cuanto a capital-costas, lo que ha influido en lo dispositivo del fallo recurrido. CUARTO: El Ad Quem al dictar su resolución recurrida por el presente recurso omitió aplicar debidamente la norma sustantiva de derecho que le indica lo que es objeto del recurso, siendo que lo principal fue sustentado para confirmar la misma, que el demandado se opuso a las alegaciones, que éste sustentó debidamente y en tiempo oportuno su oposición (fs. 1768 a 1771, 1772 a 1782, 1783 a 1794), válidamente aportada y no como se dijo en el folio 1795, que de ningún modo debió anular o desconocer, violando con su motivación de folio 1799 claras normas de procedimiento a seguir, irrespetando con su decisión de fs. 1797-1800 el debido proceso legal, lo que ha influido sustancialmente en lo dispositivo del fallo recurrido." Al examinar los cuatro (4) M. en que se sustenta dicho concepto de la Causal de fondo, la S. considera que los M. no contienen cargo de injuridicidad que se endilga a la Resolución recurrida, debido a que lo reclamado por el Casacionista en el Recurso se funda en que "decide el Ad Quem modificar las costas de primera instancia en la suma de ocho mil setecientos treinta y un balboas con ochenta centavos (B/.8731.80), quedando la condena total en la suma de cincuenta y cinco mil once balboas con dieciocho centavos (B/.55,011.18), en el presente proceso ordinario...". Sobre este caso la S. se ha pronunciado de la siguiente manera en la jurisprudencia de fecha de 23 de julio de 2007: "La segunda causal de fondo es la "Infracción de la normas sustantiva de derecho por violación directa de la Ley, que ha influido sustancialmente en lo dispositivo de la resolución recurrida". Sin embargo, dicha modalidad está fundamentada en tres motivos, cuyas argumentaciones son inaceptables, pues, el reclamo que se hace en ellos radica en el hecho que el Ad-quem no condenó en costas a la parte demandada, para lo cual se cita, incluso, en el siguiente apartado, el artículo 1071 del Código Judicial, norma que guarda relación con dicha situación. Y es que sobre este tema, la S. en repetidos pronunciamientos ha mantenido el criterio que la materia de imposición de costas, por su naturaleza, no es susceptible de ser impugnada mediante el recurso extraordinario de casación, por tratarse de una cuestión accesoria al proceso, ajena a la causa principal del mismo." En este sentido, esta Superioridad ha indicado que la imposición de costas por su naturaleza, no es susceptible de ser impugnada mediante el Recurso extraordinario de Casación, por tratarse de una cuestión accesoria al Proceso. En el siguiente apartado referente a la citación de las normas de derecho consideradas infringidas y la explicación de cómo lo han sido, se advierte que la Casacionista cita los artículos 481, 1279, 1150, 999, 1148 y 469 del Código Judicial. En cuanto a las normas antes citadas, se puede apreciar que en la explicación de las mismas, no se indica cargo alguno de ilegalidad. Por lo anteriormente expuesto, esta S. infiere que este primer concepto de fondo (aplicación indebida), no es susceptible de recurrir en Casación, por lo que esta S. procederá a decretar su inadmisión. SEGUNDA CAUSAL DE FONDO: El Recurrente invoca la segunda Causal de fondo de la siguiente manera: "Infracción de normas sustantivas de derecho por concepto de error de hecho sobre la existencia de la prueba", lo que ha influido sustancialmente en lo dispositivo de la resolución recurrida." Esta Causal de fondo se sustenta mediante tres (3) M., los cuales se transcriben a continuación. "PRIMERO: Que la sentencia de 15 de enero de 2013, dictada por el Tribunal Superior del Segundo Distrito Judicial (Coclé y Veraguas), dentro del proceso ordinario de la marginal, con ocasión del recurso de apelación anunciado en lo principal por ambas partes con la respectiva oposición presentada en término de acuerdo a la ley (fs. 1769-1771, 1772-1882, 1783-1784, al resolver que modifican la Sentencia No. 46 de seis (6) de junio de 2012, emitida por el Juzgado Primero del Circuito de Veraguas, Ramo de lo Civil, en cuanto a fijar las costas de primera instancia en la suma de ocho mil setecientos treinta y un balboas con ochenta centavos (B/.8731.80), quedando la condena total en la suma de cincuenta y cinco mil once balboas con dieciocho centavos (B/.55,011.18), en el presente proceso Ordinario de Mayor Cuantía incoado por AGENCIA DE SEGURIDAD URRACA S.A. contra F.Y.S., añadiendo que la confirman en lo demás. (fs.1799 a 1800); el Ad Quem hizo suyo el criterio del A quo que rola a fs 466-468, lo que es totalmente ilegal por tener la creencia probatoria plena y completa de que por razón de incumplimiento del pago de la suma de B/.26865.99 en concepto de seguro social, prima de riesgos profesionales, decimo tercer mes, multas y recargos de ley dejadas de pagar en el período comprendido de enero 2005 a diciembre 2008 (fs. 10-11), a causa de auditoría (sic) de la que fue objeto el actor por el departamento de Auditoria de Empresas de la Caja del Seguro Social (fs. 379-400), con el consecuentemente arreglo de pago y cancelación (fs. 20,21, 341) y como el demandado fungía como presidente y representante legal para el período 2004-2008, fue lo que dio lugar a su reemplazo por la omisión incurrida en el ejercicio de sus funciones como director y administrador de la empresa al no deducir las cuotas obrero patronales de los salarios de los empleados de los que no era descontado la cuota obrero patronal, que basta la negligencia, descuido y omisión como lo indica la actora, lo que da lugar a que la empresa saliera perjudicada, considerando que la culpa equivale a dolo como indica la ley objetiva lo que de acuerdo a la sana crítica da por sentado que existe responsabilidad civil por parte del demandado de conformidad con la ley, accediendo por dichas causas a la pretensión, a la cuantía pedida según documentos que obran a folios 12,13,20,21 del proceso, intereses, costas y gastos por secretaría; criterio contrario a derecho ya que fue estimado en base a pruebas inexistentes en el dossier para acreditar dolo y solidaridad de la obligación pretendida, así como también apreciaron otras existentes en el dossier que no endilgan responsabilidad civil derivada del delito, incurriendo en error de hecho sobre la existencia de la prueba, lo que influyó sustancialmente en lo dispositivo del fallo recurrido. SEGUNDO: El Ad quem al hacer suyo el criterio del A quo, es decir, resolver que modifican la sentencia recurrida solo en el aspecto de aumentar las costas de primera instancia de B/.300.00 en que estaba (Ver fs.469) a B/.8,731.18 (fs. 1800), en consecuencia quedando la condena total en la suma de B/. 55,011.18 y confirmarla en todo lo demás, tiene la creencia equivocada de que los hechos que sustentan la pretensión están acreditados, cuando la realidad del caudal probatorio cuya lectura visible a folio 10-11, 341 le demuestra que por la fecha de inicio de la supuesta acción dolosa del demandado, aceptación y abono a cuenta realizada por el actor, ocurrió cinco (5) años antes de ser interpuesta la demanda (fs.2-5), que entre las pruebas y contrapruebas presentadas, admitidas y practicadas a las partes (fs.6-107, 128-130,137-138,141-400,478-1709) no existe documento pleno y completo que sancione con responsabilidad penal al demandado respecto de los hechos de la demanda, que el dolo no ha sido acreditado en el dossier por delito alguno para beneficio del demandado, además de que no apareció la existencia de otras piezas probatorias autenticas legalmente producidas (fs. 11,12,13,14,15,16,17,18,19,20,21) que demuestran extemporaneidad de la pretensión señalada en el libelo de la demanda a fs. 2-3, incurriendo tanto el Ad quem como el A quo en error de hecho al apreciar prueba de delito que no existen en autos, por la que resulta improcedente e inadmisible el tema principal objeto del debate (fs.2,1768-1771), al cual nos opusimos (ver fs. 1772-1782,1783 a 1794) en término de acuerdo a la ley, que de haber observado la inexistencia de la prueba de de (sic) mala fe o dolo, el fallo hubiese sido otro muy contrario al confirmado, lo que ha influido en lo dispositivo del fallo recurrido. TERCERO: El Ad quem yerra al confirmar la sentencia del A quo al no acreditarse por ningún medio probatorio que lo demandado fuera condenado por su omisión o porque se beneficio de la omisión que dice el actor haber cometido, así como tampoco evidencia responsabilidad penal por supuesto ilícito endilgado, porque consta en autos sobreseimiento provisional respecto a delito contra el patrimonio económico, falsedad de documentos privados-en cheques no comprobada, tal como consta en los folios que rolan a folios 481-492,834,915-920,921-925,1350-1352,1424-1428,1657-1658,1691 1693,1705-1706, por tanto no existe en el dossier prueba completa del "MALA FE, DOLO O CULPA" que configure la las (sic) normas de derecho objetivo citadas para arribar al criterio esbozado en la sentencia recurrida para confirmarla, lo que constituye error de hecho sobre la existencia de la prueba, lo que ha influido en lo dispositivo del fallo recurrido." De los tres (3) M. trascritos, esta S. observa que al igual que en la Causal anterior, no se llegó a concretar cargo de ilegalidad contra la Sentencia recurrida, ya que el Recurrente nuevamente incurre en denunciar sobre las costas de primera instancia y que como se explicó no es materia de Recurso de Casación, ya que se trata de un asunto accesorio al Proceso. Sumado a lo anterior, esta S. observa que en los M. antes mencionados, el Recurrente ha señalado una serie de fojas sin especificar las pruebas, al igual que utilizó una redacción argumentativa. Además, no estableció cómo el yerro probatorio influyó sustancialmente en lo dispositivo del Fallo recurrido. Respecto a las normas de derecho consideradas como infringidas en la Causal de fondo, se citan los artículos 780 y 834 del Código Judicial, al igual que los artículos 1644, 34C, 974 y 977 del Código Civil. En cuanto a los artículos antes señalados, se ha podido apreciar que en la explicación de las normas citadas, no se logró precisar cómo se dio su infracción. Al igual que en la primera Causal de fondo, esta segunda Causal debe inadmitirse, de modo que así se pronunciará esta S. en la parte resolutiva de este fallo. En mérito de lo antes expuesto, LA SALA PRIMERA DE LO CIVIL DE LA CORTE SUPREMA DE JUSTICIA, administrando justicia en nombre de la República y por autoridad de la ley, NO ADMITE la única Causal de forma y NO ADMITE la primera y la segunda Causal de fondo del Recurso de Casación interpuesto por la licenciada E.I.F.A., actuando como apoderada judicial de F.Y.S., contra la Resolución de 15 de enero de 2013, emitida por el Tribunal Superior del Segundo Distrito Judicial (Coclé y Veraguas), la cual modifica la Sentencia No. 46 de 6 de junio de 2012, emitida por el Juzgado Primero del Circuito Judicial de la Provincia de Veraguas, Ramo Civil dentro del Proceso Ordinario propuesto por AGENCIA DE SEGURIDAD URRACÁ, S.A., contra F.Y.S.. Las obligantes costas a cargo de la parte recurrente, se fijan en la suma de CIEN BALBOAS (B/.100.00). N., OYDÉN ORTEGA DURÁN HERNÁN A. DE LEÓN BATISTA -- HARLEY J. MITCHELL D. SONIA F. DE CASTROVERDE (Secretaria)