Sentencia Civil de Corte Suprema de Justicia (Pleno), 1ª de lo Civil, 28 de Mayo de 2013

Ponente:Hernán A. De León Batista
Fecha de Resolución:28 de Mayo de 2013
Emisor:Primera de lo Civil

VISTOS: Sometido al conocimiento de esta S. Colegiada, cursa el recurso extraordinario de casación interpuesto por la parte actora, dentro del proceso ordinario que AIR VENTURES, S.A. le sigue a NEGUEV PROPERTIES INTERNATIONAL CORP., medio de impugnación dirigido contra la resolución expedida por el Tribunal Superior del Segundo Distrito Judicial, calendada 25 de julio de 2008 (fs.302-308), a través de la cual, fue revocada la Sentencia No.35 de 21 de agosto de 2007 (fs.218-225), dictada por el Juzgado Primero del Circuito de Coclé, Ramo de lo Civil, de forma tal que se negó lo pedido por el pretensor y se le condenó en costas en ambas instancias, las cuales fueron tasadas en la suma de siete mil balboas. Agotadas las ritualidades inherentes al proceso, luego de acatada la orden de corrección proferida por esta S., del libelo en que el recurrente sustenta su disconformidad con el fallo emitido en sede de apelación, fue admitida la causal de infracción de normas sustantivas de derecho, en concepto de error de hecho sobre la existencia de la prueba, lo que influyó sustancialmente en lo dispositivo de la resolución recurrida, mientras que el otro concepto de error probatorio de la causal de fondo fue rechazado. Seguidamente, transcurrió la etapa de alegaciones de fondo, ocasión que fue aprovechada por ambos litigantes, por lo que el presente negocio se encuentra en estado de decidir, no obstante resulta necesario exponer antes, a modo de ilustración, un resumen de los antecedentes, para luego adentrarse en el estudio de la causal invocada y de los motivos que le dan base. V.. ANTECEDENTES. Un examen atento de las constancias procesales revela que la sociedad AIR VENTURES, S.A. pretende que se realicen cinco declaraciones, concernientes a que se deje sentado que NEGUEV PROPERTIES INTERNATIONAL CORP. ocupa, de manera ilegal, un área de 492.83 m2 de superficie de la finca No.20141, inscrita al Rollo No.20105, Documento 1 de la Sección de Propiedad, de la Provincia de Coclé, de su propiedad, además de que se le ordene devolver dicho terreno a favor de la demandante. Adicionalmente, la casacionista aspira que se conmine a su contraparte a abrir un área de 750.48 m2 que ocupa ilícitamente, y que corresponde a la servidumbre de acceso del inmueble distinguido con el número 20141, y que se le conmine a realizar, a sus costas, la demolición y remoción de la estructura edificada por ella, en las áreas correspondientes a la servidumbre y a la porción del bien raíz mencionado. Por último, AIR VENTURES, S.A. persigue que se condene a la demandada al pago de la suma de B/.50,000.00 en concepto de daños y perjuicios por privarle del goce, uso y disfrute de su bien inmueble. El negocio en referencia quedó radicado en el Juzgado Primero del Circuito Judicial de Coclé, Ramo Civil y, una vez admitida la demanda, fue corrida en traslado a NEGUEV PROPERTIES INTERNATIONAL CORP., quien la contestó. El J. del conocimiento, después de analizar las piezas de convicción que integran la presente causa, y confrontarlas con las afirmaciones de los litigantes, resolvió la litis mediante la Sentencia No.35 de 21 de agosto de 2007 (cfr. fs.218-225), en la que se accedió a reconocer que NEGUEV PROPERTIES INTERNATIONAL CORP. ha ocupado de forma ilegal los terrenos señalados en el libelo introductor, y se ordenó la devolución de tales fundos a favor de la actual promotora del recurso. Igualmente, se reconoció en el fallo aludido que esa parte tiene derecho a hacer suyas las obras edificadas, previo avalúo e indemnización, se negó el resto de lo pretendido y se condenó en costas a la contradictora, por el orden de diez mil balboas. Contra la resolución prenombrada, la casacionista promovió recurso de apelación, con pruebas en segunda instancia, y surtido el trámite de la alzada, el Tribunal Superior del Segundo Distrito Judicial, a través de la resolución de 25 de julio de 2008 (fs.302-308), decidió: "...En mérito de lo expuesto, el Tribunal Superior del Segundo Distrito Judicial, administrando justicia en nombre de la República y por autoridad de la Ley, REVOCA la Sentencia No 35 de 21 de agosto de 2007, emitida por el Juzgado Primero del Circuito de Coclé, Ramo Civil, dentro del proceso ordinario de declarativo (sic) de Mayor Cuantía interpuesto por AIR VENTURES, S.A. contra NEGUEV PROPERTIES INTERNACIONAL CORP y en su lugar NIEGA lo pedido por la parte actora. Se CONDENA en costas a la parte demandante en ambas instancias en la suma de siete mil balboas (B/.7,000.00)." DEL RECURSO DE CASACIÓN. Como fuere manifestado en los párrafos que preceden, la sociedad AIR VENTURES, S.A., formalizó recurso de casación contra el fallo emitido por el Tribunal que conoció de la impugnación dirigida contra la decisión de primera instancia, invocando dos modalidades de la causal de fondo, correspondientes a la infracción de normas sustantivas de derecho por error de hecho sobre la existencia de la prueba y error de derecho en cuanto a la apreciación de la prueba, lo que ha influido sustancialmente en lo dispositivo de la resolución recurrida. De ambos conceptos de la causal invocada, después de la orden de corrección girada por esta S. Colegiada, sólo fue admitido el concepto de infracción correspondiente a error de hecho sobre la existencia de la prueba que ha influido sustancialmente en lo dispositivo de la resolución, medio de rebatimiento que se fundamenta en cuatro (4) motivos, los cuales, para mayor ilustración se transcriben de forma literal: "PRIMERO: La sentencia de segunda instancia contiene el grave error jurisdiccional de no haber tomado en consideración, en absoluto, el documento público (copia autenticada) que obra a foja 282 del expediente, que contiene copia autenticada del plano No.RC-202-10660 de fecha 2 de julio de 1996, que corresponde al plano original que conformo (sic) la Finca 20141, inscrita al rollo 20105, documento 1 de la sección de propiedad de la provincia de Coclé, documento que describe el polígono en donde se encuentra la propiedad del D., que señala sus linderos superficie (sic) y localización, lo cual es expresivo de una realidad geográfica-jurídica de gran interés en las pretensión (sic) de la parte actora, situación omitida consecuentemente, por efectos del error anotado, al momento de dictar la sentencia objeto de la presente casación, omisión probatoria determinante para determinar las áreas de la finca 20141 afectada (sic) por la ocupación de la parte demandada, la cual vulnera lo señalado en la norma legal que rige para los documentos públicos como medios probatorios idóneos. SEGUNDO: La sentencia de segunda instancia contiene el grave error jurisdiccional de no haber tomado en consideración, en absoluto, el documento público (copia autenticada) que obra a foja 83 del expediente, que contiene plano confeccionado por el técnico agrimensor R.E.M., plano que representa localización y ubicación regional de las Fincas 10199, inscrita al rollo 1, documento 1 de la sección de propiedad de la provincia de Coclé de propiedad de la sociedad demandada NEGUEV PROPIERTIES INTERNATIONAL CORP, y la finca 20141 inscrita al rollo 20105, documento 1, de la sección de la propiedad de la provincia de Coclé, de propiedad del recurrente, la sociedad AIR VENTURES, S.A., plano que señala la situación real de la finca de la parte actora con respecto a la propiedad de la sociedad demandada, que al momento de dictar sentencia se omitió su valoración, siendo esta esencial en la pretensión de la parte actora, omisión probatoria que afecta la parte dispositiva de la Resolución (sic) impugnada, ya que la prueba omitida determina las áreas y superficies de las fincas en conflicto, error este que vulnera lo establecido por nuestro ordenamiento jurídico en cuanto a los documentos como medios probatorios idóneos, situación que al momento de fallarse la controversia fue omitida por el tribunal. TERCERO: La sentencia recurrida adolece del vicio de haber sido dictada con prescindencia total, del documento público identificado como Certificación (sic) del registro público de fecha 19 de marzo de 2008, solicitado por el tribunal por intermedio de nota No.296-08, que consta a foja 284 del expediente, el cual contiene las medidas, linderos, superficie y cabida superficiaria de la Finca 20141, inscrita al rollo 20105, documento 1 de la sección de la propiedad de la provincia de Coclé, de propiedad de la sociedad AIR VENTURES, S.A., certificación que además señala que el Plano No.RC-202-10660, establece los linderos, medidas y área de la referida finca, al omitir la sentencia recurrida la existencia de la prueba correspondiente al certificado de la finca 20141, infringe la sentencia recurrida las disposiciones legales que reconocen la calidad de pruebas legales los documentos públicos. CUARTO: La resolución impugnada, al desconocer el material probatorio expresados (sic) en los motivos anteriores, inadvirtió las medidas, superficie y áreas en vueltas (sic) en la controversia y la naturaleza jurídica que las reviste, derivada de está (sic) condición, lo cual a su vez lo llevó a desconocer e infringir las normas jurídicas que determinan la propiedad privada y debieron dar lugar a la reivindicación solicitada en la demanda." (fs. 355-358) Como normas de derecho infringidas, el casacionista indica el artículo 780 del Código Judicial y el artículo 337 del Código Civil. EXAMEN DE LA SALA. Vistos los argumentos planteados por el procurador judicial de la recurrente, y cumplidas las formalidades consustanciales a este medio de impugnación, procede esta Colegiatura a pronunciarse sobre el fondo del problema planteado. Con la finalidad advertida, y dando inicio a este examen, resulta pertinente y adecuado destacar que el concepto de casación en el fondo invocado, error de hecho en cuanto a la existencia de la prueba, se produce cuando el despacho sentenciador de segunda instancia advierte la existencia de un elemento acreditativo que no figura en el proceso o, desconoce la presencia de una pieza de convicción que se encuentra en el litigio. Así las cosas, la lectura de los motivos transcritos con prelación, revela que la gestora del recurso sostiene que el Tribunal Superior ignoró tres documentos públicos, lo que desde el punto de vista de la casacionista, afectó de forma determinante la parte dispositiva del fallo impugnado. En ese sentido, deviene necesario reproducir lo que a la sazón dispuso la sentencia impugnada, en su parte pertinente, para dilucidar, en primer lugar, si los documentos públicos que se dicen ignorados, fueron o no objeto de consideración por el despacho jurisdiccional que conoció la alzada: "Teniendo en cuenta lo dispuesto en la norma antes mencionada, debemos evaluar los dictámenes periciales presentados con el resto del material probatorio que reposa dentro del proceso. En las certificaciones del Registro Público que se acreditan a fojas 284 a 287, constan los límites, medidas y linderos de las fincas 20141, propiedad de Air Ventures y 10199 propiedad de Neguev Properties Internacional Corp., sin embargo, no figuran como colindantes ninguna de las dos entre sí, como tampoco se acreditan (sic) servidumbre alguna sobre la finca 10199. Dentro de los planos confeccionados por los peritos, nos llama la atención que la finca 10199 propiedad de la demandada, no tendría acceso al Océano Pacífico, pero en la certificación del Registro Público, figura dentro de sus límites precisamente este Océano, además que el Administrador Regional de Catastro de Coclé, en nota visible a fojas 281, expresa que no han podido ubicar en esas oficinas plano de la finca 10199, no pudiendo certificar si existe o no servidumbre que colinde con la misma, por lo que no hay coincidencia entre lo expuesto por los peritos y el resto de las pruebas principalmente de carácter documental que figuran dentro del proceso. Los informes periciales presentados por los peritos designados, tanto por el Tribunal como por la actora, no se encuentran fundamentados con el resto de las pruebas que militan dentro del expediente. Estos peritos han expresado en sus respectivos informes datos de campo, medidas y linderos completamente diferentes a las contenidas en las certificaciones del Registro Público y no explican la razón de ello, ni mucho menos qué datos utilizaron de referencia para sus informes." (fs.305-306) T. este extracto de la parte motiva de la resolución objeto del presente recurso extraordinario, y confrontado con el primer cargo de injuricidad en que la censura fundamenta su disconformidad, relativo a que el Tribunal ad quem ignoró el documento público, consistente en copia autenticada del plano No.RC-202-10660, apreciable al folio 282 del dossier, que corresponde al plano original que conformó el bien raíz identificado con el número 20141, perteneciente al recurrente, cabe concluir que los mencionados operadores jurídicos, efectivamente no consideraron tal documentación, remitida como prueba de informe por la Dirección de Catastro y Bienes Patrimoniales, Oficina Regional de Coclé, en respuesta al oficio No.295 de 27 de febrero de 2008, expedido por el Tribunal Superior del Segundo Distrito Judicial. Lo anterior resulta así, habida cuenta que en el fallo objeto de censura se realiza una labor de justipreciación de los planos confeccionados por los peritos, para sustentar su dictamen técnico, emitido con ocasión a una experticia practicada en el área donde están ubicadas las fincas propiedad de las partes en el proceso, y sin embargo, en la resolución señalada no se efectúa ponderación alguna del documento incorporado como resultado de la relatada prueba de informe. Ahora bien, cabe discernir si esta desatención probatoria tuvo incidencia trascendental en la parte dispositiva del fallo atacado, puesto que sólo así se configuraría el error in iudicando reseñado por la casacionista; esto es, el yerro advertido como consecuencia de la exclusión valorativa del plano que descansa a foja 282 del infolio, debe ser de tal magnitud que afecte la decisión surtida en grado de apelación, en cuanto a las conclusiones vertidas en ella, para que proceda el cargo de injuricidad enfilado en su contra. En ese orden de ideas, un examen atento del plano tantas veces mencionado, arroja que el mismo es alusivo a un globo de terreno, ubicado en la provincia de Coclé, Distrito de A., Corregimiento de Río Hato, que será segregado de la finca No.4783, inscrita el Tomo 442, Folio 70, propiedad de FANCY DE PANAMA, S.A. a favor de INMOBILIARIA DEELISAAC, S.A. El precitado documento público, incorporado en copia autenticada, data del año 1996, fue levantado por RAFAEL MORENO, Técnico en Ingeniería con especialización en Topografía, y registra que la porción de terreno a segregar, de la Finca No.4783, tiene una extensión de 5517.85 m2, que colinda al Sur con el Océano Pacífico, al Oeste con la Finca No.19602, y que su límite Norte, que tiene una longitud de 169.78 metros de largo, colinda con una servidumbre. Por lo tanto, a juicio de esta Corporación de Justicia, lo relevante de la omisión incurrida en la evaluación del plano apreciable al folio 282 del proceso de marras, radica en que la supresión de esa pieza de convicción llevó al Tribunal de segunda instancia a concluir desacertadamente, al momento de someter a escrutinio el material acreditativo allegado, que había escasez de medios de comprobación para acceder a lo solicitado, esto es, que dada la inopia probatoria se justificaba la revocatoria de la sentencia proferida en primer nivel, que resultaba favorable a la casacionista AIR VENTURES, S.A. Siendo que mediante el plano No.RC-202-10660, ignorado por el Tribunal ad quem, se demuestra la existencia de una servidumbre a lo largo del límite norte del globo de terreno que eventualmente pasó a ser la finca No.20141, perteneciente a la recurrente, cuya reivindicación fue negada en segunda instancia, y que se advierte que tal inmueble colinda al sur con el Océano Pacífico, resulta indispensable confrontar, con el resto de las pruebas esta representación, la cual, según certifica la Dirección General de Catastro del Ministerio de Hacienda y Tesoro, resulta correcta, de conformidad con los datos de campo presentados. De allí que, como adujo la censura, la infracción probatoria cometida por el Tribunal Superior, condujo a la vulneración del artículo 780 del Código Judicial, ya que el desconocimiento del documento público auténtico que reposa a foja 282 conllevó a que en la presente causa, ese plano se viera despojado de su condición de elemento acreditativo, lo que lleva aparejado que se coartara el derecho del dueño de una heredad a accionar contra el poseedor de la cosa, para lograr la reivindicación de su tierra, potestad recogida en el artículo 337 del Estatuto Civil, disposición que también fue trasgredida a través de la sentencia impugnada. En atención a lo expresado con prelación, la información que se extrae de la meritación de la probanza referida, permite concluir a esta Superioridad que cabe el reconocimiento del yerro advertido por la proponente del recurso, en cuanto se relaciona con este motivo objeto de examen, por lo cual, siendo fundada la causal alegada por la casacionista, lo procedente es invalidar el fallo acusado, y dictar la resolución que corresponda, sin olvidar que con base en el artículo 1195 del Código Judicial, resulta innecesario el estudio de los demás motivos aducidos por la impugnadora. A continuación, esta S. de Decisión, convertida en Tribunal de instancia, según lo normado en la disposición anteriormente señalada, dictará la sentencia de reemplazo, de conformidad con las consideraciones que seguidamente serán expuestas. A través del fallo proferido por el J. de conocimiento, cuya revocatoria solicita la demandada vencida en primera instancia, se declaró que NEGUEV PROPERTIES INTERNATIONAL CORP., ocupa ilegalmente un área de 492.83 m2 de la superficie del inmueble distinguido con el número 20141, cuyo propietario es AIR VENTURES, S.A., así como también una extensión de 750.48 m2 correspondiente a la servidumbre de acceso a la finca de la pretensora. Como consecuencia de lo anterior, la resolución citada ordenó la reivindicación de los terrenos ocupados indebidamente, a favor de AIR VENTURES, S.A, y le confirió a esta persona jurídica, con sustento en el artículo 373 del Código Civil, derecho a hacer suyas las obras edificadas, previa indemnización y avalúo realizado por peritos, o a exigir a su contraparte el pago del precio del terreno, previo dictamen pericial. Por último, el J. a quo negó el resto de lo pedido y condenó a la contradictora a pagar la suma de diez mil balboas en concepto de costas. Sostiene la demandada-recurrente que su contraparte no acreditó la existencia de servidumbre, puesto que el susodicho gravamen no se encuentra debidamente inscrito en el Registro Público de Panamá, y tampoco se refleja en la certificación expedida por esa autoridad, concerniente a la finca No.10199, inscrita al tomo 1291, folio 390 de la propiedad, de la provincia de Coclé, perteneciente a NEGUEV PROPERTIES INTERNATIONAL CORP. De igual manera, la referida litigante aduce que el bien raíz del cual AIR VENTURES, S.A. es dueña se encuentra constituido en ribera de mar, por lo que está ocupando tierras del Estado y no tiene cabida la reclamación presentada por esa sociedad. Respecto al fundo sobre el que ostenta propiedad la persona jurídica identificada como NEGUEV PROPERTIES INTERNATIONAL CORP., la impugnadora manifiesta que quedó revelado que no existe ninguna servidumbre que colinde con ese inmueble, realidad que afirma reproducen los certificados del Registro Público correspondientes a ambos predios en litigio, e igualmente sostiene que no hay lindero en común entre las dos fincas, requisito necesario dada la pretensión reivindicativa de AIR VENTURES, S.A. En cuanto a la valoración de las piezas de convicción, la apelante observa que tanto el aseguramiento de pruebas, como las declaraciones vertidas por los expertos ELADIO GUTIÉRREZ y M.A.S., fueron erróneamente estimados, ya que la confección de los planos perimetrales se basó en un certificado de propiedad del Registro Público que no proporcionó las medidas y linderos de los inmuebles, con lo cual no pudo verificarse que el bien raíz registrado bajo el número 10199 se encuentra ocupando ilegalmente parte de los dominios del postulante. Por último, llama la atención de la censura, el hecho de que el plano visible al folio 282, aprobado por la Dirección de Catastro y Bienes Patrimoniales, remitido como prueba de informe en segunda instancia, documento por medio del cual se constituyó la finca No.20141, no incluye la cabida, medidas y linderos de ese terreno, sino que hace referencia a las constancias que reposan en el Registro Público. Planteada la postura de alzada de NEGUEV PROPERTIES INTERNATIONAL CORP., que no fue replicada por su contraparte, resulta oportuno advertir que el juzgador de primera instancia se fundamentó en los dictámenes periciales emitidos por los expertos que participaron de un aseguramiento de pruebas efectuado a petición de AIR VENTURES, S.A. (ver fs.79-80, 97-109). A través de esa diligencia, que valga denotar fue evacuada mediante inspección judicial, realizada en los predios de la finca No.20141, inscrita al documento 310210 de la Sección de la Propiedad, de la Provincia de Coclé, los profesionales M.A.Z.Q., Técnico en Ingeniería con especialización en Topografía, y ELADIO GUTIERREZ, T., plantearon en sus respectivos informes periciales, que levantaron un plano sobre el área en cuestión, pudiendo determinar que tal terreno tiene una superficie de 1,599.80 m2, dentro del cual existe una extensión de 492.83 m2 afectada por una cerca perimetral, así como también se encuentra ocupado un espacio de 750.48 m2 que comprende una servidumbre de acceso al inmueble aludido. Adicionalmente, los expertos describieron una serie de mejoras edificadas sobre las zonas cuya reivindicación se pretende e identificaron como lindero norte del inmueble perteneciente a AIR VENTURES, S.A., la finca No.10199, inscrita al Tomo 1291, Folio 390, de la Provincia de Coclé, bajo el dominio de NEGUEV PROPERTIES INTERNATIONAL CORP., como lindero sur el Océano Pacífico y como linderos Este y Oeste, respectivamente, un lote de Urbanización Nueva Santa Clara, S.A. y la finca No.19602, propiedad de Santa Clara Resort, Inc. Como colofón, los técnicos aludidos observaron que el propietario del inmueble numerado 10199, obstruyó el acceso a la dueña de la finca No.20141, que tiene salida a la Calle Bella Vista, a través del C.P., según los planos de referencia confeccionados, y aportados como anexo por tales especialistas. Valga hacer la aclaración que, el aseguramiento de pruebas objeto de análisis tiene eficacia probatoria debido a que los profesionales intervinientes en esa diligencia se ratificaron de sus respectivos dictámenes periciales, hecho corroborable de los folios que van del 173 al 176. Iniciando con el examen de los cargos de agravio enfilados contra la sentencia que desató la litis, en el sentido de que las fincas que son parte del pleito deben tener forzosamente algún lindero en común, situación que la demandada recurrente aduce no se produce, el examen de la conclusión vertida por los expertos revela que efectivamente existe colindancia entre esos bienes, debido a que el inmueble identificado con el número 10199, perteneciente a NEGUEV PROPERTIES INTERNATIONAL CORP. se encuentra ocupando áreas tanto de la servidumbre que está en el lado norte de la propiedad de AIR VENTURES, S.A., así como terrenos que forman parte del citado bien raíz. Este hecho es confirmado por el plano No.202-10660, visible a foja 282, aportado como resultado de una prueba de informe evacuada en segunda instancia, dirigida a la Dirección de Catastro y Bienes Patrimoniales con sede en Coclé, en que se verifica que la porción de terreno segregada de la finca No.4783, que eventualmente fue registrada como la finca No.20141, colinda al norte con una servidumbre, realidad que también reproduce el certificado del Registro Público, visible a las fojas 283 y 284. Verificando en esta ocasión el argumento esbozado por la apelante, relativo a que el bien inmueble cuya titularidad ostenta AIR VENTURES, S.A. constituye lo que se conoce como ribera de mar, y que por tanto, pertenece al Estado, debe concluirse que esa tesis no tiene asidero, por cuanto dicha aseveración formulada por la contradictora, carece de elementos acreditativos que le brinden sustento. Dirigiendo ahora la atención hacia los documentos públicos con los cuales la demandada busca demeritar la inspección judicial evacuada como prueba anticipada, documentos aportados en copia simple, objetados por la pretensora, y que descansan de foja 39 a 72 del dossier, los mismos no llenan tal cometido, puesto que, existiendo matriz o protocolo de éstos en la oficina que los expidió, no fueron objeto de cotejo, requisito que establece el artículo 840 del Código Judicial, como condición para conferirles poder de convicción. Como cierre, resulta llamativo que la propia promotora de la alzada, en el memorial en que sustenta el aludido medio de impugnación, admite que quedó evidenciado con una certificación del Registro Público, que el inmueble dentro del cual existe una porción ocupada por la parte demandada, es de propiedad de AIR VENTURES, S.A., aunque el mencionado documento no identifica la cabida y los linderos de la finca, extremo que admite sí quedó señalado a través de la pericia llevada a cabo de forma prejudicial. Agotado el abordaje de los puntos de disenso que la censura presentó contra la sentencia No.35 de 21 de agosto de 2007, proferida por el Juzgado Primero de Circuito de Coclé, Ramo de lo Civil, sin que proceda el reconocimiento de ninguno de ellos, corresponde confirmar dicha resolución en todas sus partes y condenar en costas a la apelante, con fundamento en lo dispuesto en el artículo 1072 del Estatuto Procedimental. Por último, y en otro orden de ideas, es imperativo realizar un llamado de atención al Tribunal Superior del Segundo Distrito Judicial, habida cuenta que se observa que el mismo descuidó su deber de saneamiento en sede de apelación (art.1151 C.J.), puesto que, en infracción del artículo 1137 del Código Judicial, permitió la sustanciación de la alzada, pese a que la recurrente no sustentó su apelación en debido término, considerando que no procedía anunciar pruebas en segunda instancia, habiendo manifestado esa parte, en días anteriores, al momento de notificarse de la sentencia de primera instancia, sólo su intención de impugnar, esto es, cabe recordar que el anuncio de pruebas en alzada debe ser realizado de manera simultánea a la interposición del recurso de apelación, contrario sensu, el recurrente deberá sustentar su impugnación dentro del término de ley, requerimiento con el cual incumplió la censura. En mérito a lo expuesto, la Corte Suprema, S. de lo Civil, administrando justicia en nombre de la República y por autoridad de la Ley, CASA la Sentencia de 25 de julio de 2008, dictada por el Tribunal Superior del Segundo Distrito Judicial, dentro del Proceso Ordinario propuesto por AIR VENTURES, S.A. contra NEGUEV PROPERTIES INTERNATIONAL CORP. y, actuando como Tribunal de segunda instancia, CONFIRMA la Sentencia No.35 de 21 de agosto de 2007, dictada por el Juzgado Primero de Circuito de Coclé, Ramo Civil. Las obligantes costas a cargo de la demandada recurrente se fijan en la suma de QUINIENTOS BALBOAS (B/.500.00). N.. HERNÁN A. DE LEÓN BATISTA HARLEY J. MITCHELL D. -- OYDÉN ORTEGA DURÁN SONIA F. DE CASTROVERDE (Secretaria)