Sentencia Civil de Corte Suprema de Justicia (Panama), 1ª de lo Civil, 25 de Abril de 2013

Fecha de Resolución25 de Abril de 2013
EmisorPrimera de lo Civil

VISTOS: A fin de emitir pronunciamiento de mérito, la Sala Civil de la Corte Suprema de Justicia entra a conocer el recurso de casación interpuesto por H.C.L.C. en contra de la Sentencia de 21 de septiembre de 2010 proferida por el Primer Tribunal Superior del Primer Distrito Judicial, en el proceso sumario que le sigue a BANCO NACIONAL DE PANAMA. ANTECEDENTES HEDLEY C.L.C. entabló proceso sumario contra BANCO NACIONAL DE PANAMA, el cual quedó radicado en el Juzgado Segundo de Circuito, de lo Civil, del Primer Circuito Judicial de Panamá. El objeto de la pretensión ejercitada mediante la correspondiente demanda, consiste en la declaración, por parte de la juez de la causa, de la nulidad de lo actuado, a partir del folio 28, del proceso ejecutivo hipotecario por jurisdicción coactiva, propuesto por la demandada en este proceso, en contra del demandante, el cual se ventiló en el Juzgado Ejecutor del BANCO NACIONAL DE PANAMA. En su escrito de contestación, la demandada negó la mayoría de los hechos alegados por el actor, se opuso a la pretensión y alegó la excepción de prescripción de la acción, con fundamento en el artículo 1689 del Código Judicial. De igual forma procedió el F. Superior Especializado en Asuntos Civiles, en su correspondiente libelo de contestación. Cumplidos los trámites procesales correspondientes a la instancia, el a quo dictó la Sentencia No.9 de 30 de enero de 2009 por la cual declaró probada la excepción de prescripción. La anterior resolución fue apelada por el demandante en el acto de notificación, y el recurso fue sustentado en tiempo oportuno. Mediante Sentencia de 21 de septiembre de 2010 el Primer Tribunal Superior de Justicia confirmó el fallo recurrido en apelación. Es contra esta resolución que se interpone el presente recurso de casación, respecto del cual la Sala conoce y se apresta a decidir. RECURSO DE CASACION Y CRITERIO DE LA SALA El recurrente ha invocado la causal única de fondo (infracción de normas sustantivas de derecho) en el concepto de aplicación indebida. El único motivo que sustenta la causal, ha sido expresado en los siguientes términos: "A pesar que la pretensión ejercida en el presente proceso, no tiene plazo de prescripción señalado por la ley, la sentencia le ha aplicado indebidamente la norma que establece el plazo de un año para reclamar la nulidad del remate, cuando para los efectos dicha norma no es la aplicable, porque no se persigue la nulidad del remate, sino del proceso ejecutivo hipotecario por cobro coactivo en su totalidad, por haber infringido derechos y garantías fundamentales del ejecutado." El casacionista estima infringidos los artículos 1689 del Código Judicial y 1701 del Código Civil. Procede la Sala, a continuación, a consultar el criterio del tribunal de apelación, visible a fojas 515 y 516 (fs.6 y 7 del fallo), el cual se transcribe a continuación: "Así las cosas, la discusión medular en este proceso radica en determinar si efectivamente la acción ejercida por el demandante se encuentra prescrita, conforme se determinó en el fallo objeto del recurso de apelación, considerando que lo demandado es la declaratoria de nulidad de lo actuado, hasta la foja 28 del expediente contentivo del proceso ejecutivo hipotecario por cobro coactivo que en su contra promovió el BANCO NACIONAL DE PANAMA, mismo que fue del conocimiento del Juzgado Ejecutor del Banco Nacional de Panamá, Casa Matríz. En este orden de ideas, se observa que a declaratoria de nulidad que la parte actora pretende sea declarada abarca incluso el Auto No.269.J-3 de 7 de octubre de 2002, primera resolución proferida con ocasión a dicho proceso por cobro coactivo, correspondiente al auto ejecutivo (...), razón por la cual su derecho descansa en lo establecido en el artículo 1689 del Código Judicial, disposición contenida en los capítulos a que remite el artículo 1777 lex cit., norma que regula el proceso por cobro coactivo. Esta normativa dispone que el auto que resuelve el proceso ejecutivo o la sentencia que decide excepciones admite impugnación por medio del proceso sumario, actuación que fue desplegada por el recurrente, no obstante, dicho derecho de impugnación debe ser ejercido antes de que se cumpla el año de fenecido el proceso ejecutivo o incidente de excepción de que se trate o de lo contrario se considerará caduco. Es así que con base a esta última exigencia fue que el despacho jurisdiccional primario declaró probada la excepción de prescripción alegada tanto por el BANCO NACIONAL DE PANAMA, como por la FISCALIA SUPERIOR ESPECIALIZADA EN ASUNTOS CIVILES, al considerar que habiendo sido promovida la demanda sumaria el día 21 de febrero de 2006 y estando fenecido el proceso de cobro coactivo para el 8 de enero de 2004, fecha en la cual quedó ejecutoriada la resolución mediante la cual se aprobó el remate y se adjudicó definitivamente el bien dado en garantía por el ejecutado; el plazo de un año conque contaba el señor H.C.L. se encontraba vencido en exceso, por lo cual su acción estaba prescrita." Del extracto transcrito se aprecia claramente que el Primer Tribunal Superior ha hecho suyos los criterios vertidos por el tribunal de primera instancia, al considerar que a la demanda de nulidad de lo actuado, instaurada por LENNAN CHIARI, le resulta aplicable la normativa concerniente a la caducidad del derecho para impugnar el auto que resuelva el proceso ejecutivo, por remisión que hace el artículo 1777 del Código Judicial, a las disposiciones generales en materia de procesos ejecutivos. Dado que, entre estas disposiciones generales se encuentra el artículo 1689, que es el que determina la caducidad del derecho a impugnar el auto ejecutivo, han considerado los tribunales de instancia, en particular, el Tribunal Superior, que esta disposición resulta aplicable para resolver la excepción de prescripción alegada por los opositores, en un proceso en el cual lo que se demanda es la nulidad parcial de lo actuado, y no de una determinada actuación judicial. El fundamento de tal parecer, por parte del tribunal de alzada, es que la declaratoria de nulidad que se demanda alcanza o incluye el auto que decide el referido proceso, por lo que resulta aplicable a la acción de nulidad sobre lo actuado, el término de caducidad previsto a propósito de la impugnación del auto que resuelva el proceso ejecutivo. Ante esta situación, resulta claro que, hasta cierto punto, le asiste la razón al recurrente, toda vez que la norma contenida en el artículo 1689 del Código Judicial no resulta exactamente aplicable al punto controvertido, no sólo por lo alegado por el casacionista, es decir, que se refiere a la nulidad de la resolución que decide el proceso ejecutivo, y no a la nulidad de lo actuado en dicho proceso, sino también porque dicha disposición establece un término de caducidad y no de prescripción, y lo que se trata de resolver es una excepción de prescripción. La norma en cuestión es del tenor siguiente: "Artículo 1689. El auto que resuelva el proceso ejecutivo o la sentencia que decida excepciones admite impugnación por medio del proceso sumario. El derecho de impugnación caduca al año de fenecido el respectivo proceso ejecutivo o incidente de excepciones. Si la impugnación fuere propuesta por el ejecutante dentro de los seis días siguientes a la ejecutoria de la sentencia que reconozca las excepciones y diere caución equivalente a la de secuestro, se mantendrá el embargo y el proceso sumario se tramitará a continuación en el expediente que contiene el proceso ejecutivo." También le asiste la razón al recurrente al señalar que no existe una norma que establezca un específico término de prescripción para la acción de nulidad instaurada en este proceso, por lo que procede, ante el vacío legal que se presenta, determinar la norma aplicable de manera supletoria, pues no se puede llegar al extremo de aceptar la imprescriptibilidad de la correspondiente acción. Sobre este punto, el recurrente alega la aplicabilidad del artículo 1701 del Código Civil, el cual establece un término de prescripción de siete años, para las acciones personales que no tengan señalado término especial de prescripción. Al respecto, cabe señalar que las acciones personales a las cuales se refiere el artículo 1701 del Código Civil, son aquellas que ejerce el acreedor de una relación obligatoria respecto de un deudor, a fin que el tribunal de la causa se pronuncie sobre la pretensión de aquel, consistente en obtener una sentencia de condena en contra de dicho deudor, al cumplimiento de una determinada prestación. En la acción de nulidad que se ejercita en el presente proceso, no se pretende la condena de la parte demandada, sino que el tribunal declare la nulidad de lo actuado, por lo que el presente caso no se ajusta a la hipótesis de hecho prevista en la referida norma sustantiva. Ahora bien, el artículo 470 del Código Judicial establece un orden de fuentes supletorias, para las lagunas legales que se presenten en el Libro II de dicho texto legal. Así, ante la falta de una norma que establezca un término de prescripción de la acción de nulidad de lo actuado en el proceso, la norma que guarda mayor semejanza con el caso que se presenta es, precisamente, la que han venido aplicando los tribunales de instancia, a saber, el artículo 1689 del Código Judicial. El propio recurrente parece seguir este criterio al haber escogido la vía sumaria, prevista en el mismo artículo 1689. Así las cosas, estima la Sala que no procede casar la sentencia recurrida. En mérito de lo expuesto, la CORTE SUPREMA, SALA CIVIL, administrando justicia en nombre de la República y por autoridad de la ley, NO CASA la Sentencia de 21 de septiembre de 2010 proferida por el Primer Tribunal Superior de Justicia, en el proceso sumario que H.C.L.C. le siguiera a BANCO NACIONAL DE PANAMA. Las costas de casación se fijan en la suma de trescientos balboas (B/.300.00) Notifíquese, HARLEY J. MITCHELL D. HARRY A. DIAZ -- HERNÁN A. DE LEÓN BATISTA SONIA F. DE CASTROVERDE (Secretaria)

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR