Sentencia Civil de Corte Suprema de Justicia (Panama), 1ª de lo Civil, 27 de Noviembre de 2012

PonenteOydén Ortega Durán
Fecha de Resolución27 de Noviembre de 2012
EmisorPrimera de lo Civil

VISTOS: Mediante Auto de 9 de octubre de 2006, esta S. admitió el Recurso de Casación corregido promovido por el Licenciado D.E.C.G., representante judicial de INVERSIONES F.S.A., contra la Resolución de 7 de abril de 2005, dictada por el Primer Tribunal Superior del Primer Distrito Judicial, dentro del Proceso Sumario de Rendición de Cuentas (Acumulado) propuesto por INVERSIONES F.S.A. contra C.J. DE LEE y R.A.L.C.. El Recurso se promovió contra la Resolución de 7 de abril de 2005, dictada por el Primer Tribunal Superior del Primer Distrito Judicial, que modificó la Sentencia No. 23 de 11 de julio de 2002, del Juzgado Primero del Circuito de lo Civil, del Primer Circuito Judicial de Panamá. Una vez agotada la fase de admisibilidad del Recurso, tanto el Recurrente (fs.2226-2231) como la parte demandada (fs. 2232-2235) hicieron uso del término concedido para los alegatos correspondientes. ANTECEDENTES Se trata de dos Procesos Sumarios de Rendición de Cuentas interpuestos por INVERSIONES F.S.A. contra C.J. DE LEE y el otro contra R.A.L.C., ante el Juzgado Primero de Circuito de lo Civil del Primer Circuito Judicial de Panamá, para que dichos señores rindieran declaraciones relacionadas con los cheques girados contra las cuentas de INVERSIONES FATIMA, S.A. 13-16335C 178768, del Primer Banco de Ahorros y la cuenta 01-0002-837367-0 del Banco General de Panamá. El Juzgado primario, cumpliendo con lo establecido en el artículo 1345, 1379, 1380 y 1381 del Código Judicial, dictó el Auto No. 1241 y 1242, ambos de 1 de junio de 1995, donde resolvió ordenar a los demandados, C.J. DE LEE y R.A.L.C., que dentro del término de treinta (30) días rindieran cuenta de su gestión por haber girado cheques de las cuentas de INVERSIONES FÁTIMA , S.A., cuenta N° 13-16335 C 178768 del Primer Banco de Ahorros y la cuenta N° 01-0002-837367-0 del Banco General."(fs. 1410 y 695) Los Demandados señores R.A.L.C., y C.J.D.L., presentaron el 12 de julio de 1995, Informe de Rendición de Cuentas, donde adjuntan Contrato de Obra por Administración entre INVERSIONES FÁTIMA S.A. y Proyectos Urbanisticos, S.A., sobre los cheques girados de las mencionadas cuentas; manifestando los mismos que, estas cuentas se abrieron para dar cumplimiento a la clásusula décima primera del Contrato de Obra por Administración y las cuentas 13-16335-173763 y 01-002837367-0 pertenecían a INVERSIONES FÁTIMA S.A., por ende era quien recibía los balances mensuales del Banco, para su respectiva revisión y conciliación. Adicionalmente en los Informes, se adjuntan listados originales indicando el propósito de cada cheque de las cuentas antes mencionadas, listados originales de los depósitos efectuados en las cuentas de Inversiones Fátima S.A., fotocopias de las cartas emitidas por los auditores Deloitte & Touche dirigidas a INVERSIONES FÁTIMA S.A., entre las que podemos citar, estan la de 28 de mayo de 1993 que "justifican los respectivos pagos y su correcta clasificación dentro del proyecto", la de 2 de septiembre de 1993 que "justifican los pagos efectuados de las cuentas a nombre de Inversiones Fátima S.A., entre otras.(fs.701-1007 y 1493-1766) El 21 de septiembre de 1995, el demandante presentó escritos de oposición a los documentos denominados "Presentación de Rendición de Cuentas" y a la vez solicitó librar ejecución contra R.A.L.C. y C.J.D.L., por la suma que estime A.B. de Daya, en nombre y representación de INVERSIONES FÁTIMA S.A. Señala la demandante que el Informe de Rendición de Cuentas presentado por R.A.L.C. no es congruente con la demanda.(fs.1014-1024). Mediante Auto 1385 y 1386 ambos de 21 de junio de 1995 el Juzgado Primero de Circuito de lo Civil del Primer Circuito Judicial, niega la reclamación formulada por R.L.C. y C.J. DE LEE contra los Autos 1241y 1242 ambos de 1 de junio de 1995, dentro del Proceso Sumario de Rendición de Cuentas. Autos que fueron apelados por los Demandados (fs.1074-1075, 1463-1464). El Primer Tribunal Superior del Primer Distrito Judicial, emitió sendas Resoluciones: una con fecha 18 de diciembre de 1995, donde confirmó el Auto 1386, de 21 de junio de 1995, visible a fojas 1482 a 1485 y otra de fecha 17 de enero de 1996, revocando el Auto N°1385 de 21 de junio de 1995 y confirmando el Auto N° 1242 de 1 de junio del mismo año, ambos Autos dictados por el Juzgado Primero del Circuito de lo Civil del Primer Circuito Judicial de Panamá, visibles a fojas 1092 a 1103, dentro del Proceso de Rendición de Cuentas. Mediante Auto 2536 de 9 de octubre de 1996, el Juzgado Primero de Circuito de lo Civil del Primer Circuito Judicial de Panamá, procedió a decretar la acumulación del Juicio Sumario de Rendición de Cuentas interpuesto por INVERSIONES FÁTIMA S.A., contra R.A.L.C. y C.J.D.L., y en consecuencia ordenó que se tramitará bajo un mismo expediente ambos Procesos. Igualmente este Juzgado ordenó imprimirle a dichos juicios el trámite de la Vía Ordinaria con la consecuente apertura al periódo a pruebas.(fs.1128-1134) La Resolución de 16 de junio de 1997, emitida por el Primer Tribunal Superior del Primer Distrito Judicial, reformó el Auto N°2536 de 9 de octubre de 1996, dictado por el Juzgado Primero del Circuito de lo Civil del Primer Circuito Judicial de Panamá, en el sentido de que la acumulación decretada fuese de la siguiente manera: "Que el proceso que INVERSIONES FÁTIMA, S.A. presentó en contra de C.J.D.L., se acumule al que aquélla incoara en contra de R. (sic) L.C., y lo CONFIRMA en todo lo demás". (fs.1151-1155). El Juzgado Primero de Circuito de lo Civil del Primer Circuito Judicial, medienta Sentencia N° 23 de 11 de julio de 2002, al momento de decidir la controversia, decidió: "NO ACCEDE a hacer las declaraciones solicitadas en estos JUICIOS ACUMULADOS de RENDICIÓN DE CUENTAS PRESENTADOS por INVERSIONES FATIMA, S.A., contra C.J. DE LEE y R.A.L.C., por ser improcedentes las demandas presentadas contra estos demandados, ya que la demandante aceptó que se resolverían mediante Arbitraje los problemas que surgieran entre mandante y mandatario del Juicio de Obra por Administración relacionado con el Edifico CENTRO MAGNA CORP".(fs.2095-2100). Por su parte, el Primer Tribunal Superior del Primer Distrito Judicial, emitió Resolución con fecha 7 de abril de 2005, modificando la Sentencia No. 23, de 11 de julio de 2002, dictada por el Juzgado Primero de Circuito de lo Civil del Primer Distrito Judicial de Panamá, cuya parte resolutiva es del siguiente tenor: "En mérito de lo expuesto, el PRIMER TRIBUNAL SUPERIOR, administrando justicia en nombre de la República y por autoridad de la Ley, MODIFICA la Sentencia N°23 de 11 de julio de 2002, proferida por el Juzgado Primero de lo Civil del Primer Circuito Judicial de Panamá, cuya parte resolutiva quedará de la siguiente manera: NO ACCEDE a las declaraciones pretendidas por la parte actora en los escritos de objeción a la rendición de cuentas presentadas por las demandadas, en el Proceso Sumario de Rendición de Cuenta (sic) (Acumulado) propuesto por Inversiones Fátima, S.A. contra C.J. de Lee y R.A.L.C.. No se condena en costas, pero la parte actora deberá asumir los gastos del proceso."(fs. 2147. Inconforme con el dictamen del Primer Tribunal Superior, el Licenciado D.E.C.G., en representación de Inversiones Fátima S.A., presentó Recurso de Casación en el fondo, a lo que la S. procede a resolver. RECURSO DE CASACION Y DECISION DE LA SALA El Recurso de Casación corregido, interpuesto por el Recurrente está constituido por una (1) Causal de forma y una (1) Causal en el fondo, y el mismo fue admitido por la S. Civil mediante la Resolución de 9 de octubre de 2006. De acuerdo con el artículo 1168 del Código Judicial se procederá a resolver en primer lugar el Recurso de Casación en la Forma, presentado por el Apoderado Judicial de Inversiones Fátima, S.A. Seguidamente la S. resolverá el Recurso de Casación en el Fondo. RECURSO DE CASACION EN LA FORMA "Por Haberse omitido algún trámite o diligencia considerado esencial por La Ley" (ordinal 1 del artículo 1170 del Código Judicial). Esta Causal se sustenta en un (1) solo Motivo, el que el censor expone de la siguiente manera: "PRIMERO: La sentencia fue proferida sin que en el proceso se determinaran cuales (sic) eran las partidas que el tribunal consideraba importantes en la rendición de cuentas, lo que conforme a la ley, constituía diligencia esencial del procedimiento, al haber solicitado el demandante la comprobación del uso de los dineros depositados en las cuentas 01-0002-838367 y 13-16335 C 1787768, que INVERSIONES FÁTIMA , S.A., mantenía en el BANCO GENERAL, S.A. y PRIMER BANCO DE AHORROS, S.A. (PRIBANCO). La definición de las partidas importantes era diligencia esencial en el proceso para determinar la tramitación que correspondía con relación a las mismas, cuya omisión influyó de manera determinante en la parte dispositiva de la resolución recurrida. El pronunciamiento fue resultado de no haber cumplido con la identificación de las partidas sujetas a comprobación, diligencia que resultaba esencial en la rendición de cuentas." Además, el Recurrente expuso como normas infringidas, con la explicación de cómo lo fueron, los artículos 1392 y 1387 del Código Judicial. CRITERIO DE LA SALA Tal como viene expuesto, la Causal en la forma, en el presente Recurso, es por haberse omitido algún trámite o diligencia considerado esencial por la ley. Al examinar la Sentencia recurrida, ante el reclamo del apelante de que los señores R.L.C. y C.J. DE LEE se encontraban en la obligación de sustentar cada una de las partidas importantes del Informe de Rendición de Cuentas, y la comprobación del uso de los dineros depositados, tanto esta S., como el Ad-quem consideran adecuado el Informe, y también, conforme al convenio entre las partes, la facultad de los Demandados (el Contratista Proyectos Urbanisticos, S.A.) de girar contra los fondos depositados de la cuenta corriente del Recurrente (INVERSIONES FÁTIMA S.A.). Esto se desprende del Contrato de Obra por Administración firmado por las partes y que en las cláusulas décima y décima primera, respaldan las actuaciones de los demandados, señores R.L. y C.J.D.L., dichas cláusulas dicen lo siguiente: "DÉCIMA: El DUEÑO Y EL CONTRATISTA acuerdan los siguientes términos sobre aspectos financieros del proyecto: a) El equipo arrendado para satisfacer necesidades del proyecto será contratado a los precios existentes en el mercado. Igual tratamiento se brindará cuando dicho equipo sea propiedad de EL CONTRATISTA." "DÉCIMA PRIMERA: Las partes acuerdan los aspectos inherentes a la apertura de cuenta, flujo de caja, desembolsos y demás aspectos financieros del proyecto en los siguientes términos: a) EL CONTRATISTA, de mutuo acuerdo con el DUEÑO procederá a la apertura de una cuenta corriente denominada PROYECTO Centro Bancario. Esta cuenta se abrirá en el Banco General. b) EL DUEÑO autoriza y faculta a EL CONTRATISTA a girar contra los fondos depositados en esta cuenta, la cual se utilizará exclusivamente para cubrir los costos, gastos y honorarios inherentes al proyecto, según los términos y condiciones establecidos en este contrato. c) EL DUEÑO deberá depositar en esta cuenta los recursos necesarios para cubrir los costos del proyecto según el programa de avance físico y financiero que establezcan previamente las partes contratantes. Para los efectos de esta Cláusula las partes establecerán el flujo de caja correspondiente el cual se adicionará comodocumento integrante del presente contrato. d) Para la debida fiscalización de estos fondos, EL DUEÑO designará al auditor encargado de recibir y aprobar los informes financieros y contables que le presenten EL CONTRATISTA. Estos informes deberán presentarse semanalmente o quincenalmente según lo establezca el auditor, quien a su vez deberá mantener debidamente informado a el DUEÑO sobre la debida utilización de este fondo. e) Una vez recibido el informe de EL CONTRATISTA, el Auditor procederá a su revisión y presentará las observaciones y comentarios que juzgue conveniente sobre el mismo. De igual manera, podrá formularle a EL CONTRATISTA recomendaciones o cambios en el manejo de los recursos, previa aprobación por parte de EL DUEÑO. f) Con el fin de garantizar los recursos necesarios para el avance del proyecto, el Auditor y El CONTRATISTA determinarán en su oportunidad una proyección de recursos mensuales que deben mantenerse a disposición del proyecto. g) La suma establecida para cada período mensual se fijará de acuerdo al avance físico y financiero de la obra. h) Por su parte EL DUEÑO se compromete a mantener a disponibilidad del proyecto los recursos establecidos en el flujo general de caja y de manera particular, las cantidades establecidas por el auditor y EL CONTRATISTA según el avance de la obra. i) EL DUEÑO designará al inspector de LA OBRA comunicando por escrito al CONTRATISTA su nombre, dirección, número de teléfono y le remitirá una copía del Contrato de inspección correspondiente: De igual manera podrá nombrar los inspectores especializados que juzgue conveniente." A fojas 936 a 981 y 982 a 989, se observan las referencias que constan en el expediente sobre los cheques girados por R.A.L.C. contra las cuentas de Pribanco y Banco General respectivamente, y a foja 1725 a 1746 y de 1747 a 1752 se indican igualmente las referencias que constan en el expediente sobre los cheques girados por C.J. DE LEE contra las cuentas de Pribanco y Banco General, S.A., de lo anterior se advierte que no se trata de unos pocos, sino de varios cientos de cheques girados. De lo anterior estima la S., que ante el declarado cumplimiento, claro, sustentado y específico del informe presentado por los demandados, y que estos acompañaron en sus informes, copias de 103 cartas de revisión de los documentos emitidos por la firma de Contadores Deloitte & Touche que justificaron los pagos efectuados contra las cuentas de INVERSIONES FÁTIMA, S.A. en los meses de agosto de 1992 y febrero de 1993, al igual que el listado de los cheques con su debida descripción del propósito de su emisión, no prosperan los cargos de violación endilgados en el primer motivo de la Causal de forma ante la Sentencia impugnada. El Recurrente expuso como normas infringidas, con la explicación de cómo lo fueron, los artículos 1392 y 1387 del Código Judicial. El primero de los preceptos hace relación a cómo deben formarse las cuentas y la prudencia que debe tener el J. para la determinación de la cuantía de las partidas. El artículo en cuestión, es del tenor siguiente: "Artículo 1392. Toda cuenta debe formarse con claridad y especificación. Las partidas importantes deben ser comprobadas si la parte contraria no las admite. El J., a su prudente arbitrio, determinará en cada caso particular, que cuantía deben tener las partidas para que se reputen importantes." El Recurrente, en la explicación con la supuesta norma infringida nos dice que: "El artículo 1392 del Código Judicial fue transgredido por violación directa por omisión." Sigue en su argumentación diciendo que: "La parte demandada rindió informe en el tiempo establecido por el tribunal sobre el manejo de los fondos de las cuentas corrientes 01-0002-838367 y 13-16335 C 1787768, que INVERSIONES FATIMA, S.A. mantenía en BANCO GENERAL, S.A. Y PRIMER BANCO DE AHORROS, S.A. (PRIBANCO). En término oportuno INVERSIONES FATIMA, S.A., objetó la rendición (folios 1014 a 1020 del expediente) rechazando las partidas indicadas, por tanto, no las admitió, y solicitó que las mismas fueran sustentadas justificando el manejo y la disposición de los fondos puestos a cuidado del demandado. El artículo 1392 del Código Judidial obligaba que estas fueran comprobadas, previa calificación de su importancia por parte del juez de la causa". El Juzgado de primera instancia, en virtud de la aludida objeción por parte del Recurrente, dictó el Auto N°2536 de 9 de octubre de 1996, donde ordenó se abriera la causa a pruebas, tal como lo establece el artículo 1387 del Código Judicial, que a texto expreso dice lo siguiente: "Artículo 1387. Si las objeciones versaren sobre puntos de derecho el Tribunal dictará Sentencia, pero si hubiere hechos para probar, abrirá la causa a pruebas y seguirá desde entonces el proceso los trámites de la vía ordinaria." Ante la discusión jurídica y fáctica presentada, el Tribunal de primera instancia decidió abrir el Proceso a prueba donde se practicaron declaraciones testimoniales (fs.2012-2023), reconocimiento de firma (f.1927), inspección judicial y diligencia exhibitoria sobre los documentos de la empresa Inversiones Fátima, S.A. (f.1849) y, finalmente una prueba pericial (f.2011). Estima la S., que el señalamiento que hace el Recurrente en relación al artículo 1392 del Código Judicial, se debe a que fue mal interpretado por éste, toda vez que la norma en mención nos dice: "El J., a su prudente arbitrio, determinará en cada caso particular" (Lo resaltado es de la S.). De allí, que es una potestad del J. y no una obligación, como quiere hacerlo ver el C.. Considera la S. que ante un Proceso de Rendición de Cuentas el Actor debe presentar prueba, de acuerdo con el artículo 1389 del Código Judicial, cuyo texto es el siguiente: "Artículo 1389. Si el que cree tener derecho a exigir cuentas a otros, no pudiere presentar la prueba de que habla el artículo 1379 deberá entablar su pretensión por la vía sumaria, sin ninguna especialidad." La segunda disposición considerada infringida por el Recurrente, es el artículo 1387 del Código Judicial, que dice: "Artículo 1387. Si las objeciones versaren sobre puntos de derecho el Tribunal dictará Sentencia, perosi hubiere hechos para probar, abrirá la causa a pruebas y seguirá desde entonces el proceso los trámites de la vía ordinaria."(Resalta la S.) El Recurrente manifiesta que: "INVERSIONES FÁTIMA, S.A., objetó todas y cada una de las partidas contenidas en el informe presentado por R.A.L.C., lo que requería la comprobación del uso de los dineros depositados en las cuentas 01-0002-838367 y 13-16335 C 1787768, en la etapa procesal correspondiente a práctica de pruebas en proceso ordinario." Sigue señalando el C. que, "La sentencia impugnada omitió abrir el proceso a prueba, siguiendo los tramites (sic) del proceso ordinario, puesto que las objeciones del demandante no versaban sobre puntos de derecho, sino que especificaban los hechos que debían comprobarse para justificar la disposición de los fondos de las cuentas corrientes 01-0002-838367 y 13-16335 C 1787768, que INVERSIONES FATIMA , S.A., mantenía en BANCO GENERAL, S.A. y PRIMER BANCO DE AHORROS S.A.(PRIBANCO) respectivamente." Cabe señalar, que el precepto legal es claro cuando indica que el Tribunal sólo dictará Sentencia, cuando no hay hechos que probar, pero si existieren, abrirá la causa a pruebas y seguirá el Proceso los trámites de la vía Ordinaria. (Resalta la S.) Considera el Ad-quem que: "Una vez que este proceso continúo su trámite por la vía ordinaria, al mismo se integraron diversos medios de pruebas por ambas partes." Entre las pruebas discurridas podemos mencionar: inspección judicial y diligencia exhibitoria sobre los documentos de la empresa INVERSIONES FÁTIMA, S.A. (f.1849), reconocimiento de firmas (f.1927), declaraciones testimoniales (fs.2012-2023) y, finalmente, prueba pericial (f.2011). Observa la S., que ante la importancia de la comprobación de los cargos realizados por los demandados, éstos respaldaron su actuación en la cláusula décima primera del Contrato de Obra por Administración y el Ad-quem fundamentó su actuación en el artículo 1392, ambos anteriormente citados. A continuación citaremos un extracto de la cláusula décima primera cuyo texto reza de la siguiente manera: "DÉCIMA PRIMERA: Las partes acuerdan los aspectos inherentes a la apertura de cuenta, flujo de caja, desembolsos y demás aspectos financieros del proyecto en los siguientes términos: a) EL CONTRATISTA, de mutuo acuerdo con el DUEÑO procederá a la apertura de una cuenta corriente denominada PROYECTO Centro Bancario. Esta cuenta se abrirá en el Banco General. b) EL DUEÑO autoriza y faculta a EL CONTRATISTA a girar contra los fondos depositados en esta cuenta, la cual se utilizará exclusivamente para cubrir los costos, gastos y honorarios inherentes al proyecto, según los términos y condiciones establecidos en este contrato. c) EL DUEÑO deberá depositar en esta cuenta los recursos necesarios para cubrir los costos del proyecto según el programa de avance físico y financiero que establezcan previamente las partes contratantes. Para los efectos de esta Cláusula las partes establecerán el flujo de caja correspondiente el cual se adicionará comodocumento integrante del presente contrato. d) Para la debida fiscalización de estos fondos, EL DUEÑO designará al auditor encargado de recibir y aprobar los informes financieros y contables que le presenten EL CONTRATISTA. Estos informes deberán presentarse semanalmente o quincenalmente según lo establezca el auditor, quien a su vez deberá mantener debidamente informado a el DUEÑO sobre la debidad utilización de este fondo. e) ... f) ... g) ... h) ... i) ..." En efecto, en el literal d) de la Cláusula Décima primera del Contrato de Obra por Administración, firmado entre Proyectos Urbanísticos, S.A. (quien tenía facultad para girar contra fondos depositados de la cuenta corriente de la demandante, INVERSIONES FÁTIMAS, S.A.), se aclara la responsabilidad de los demandados, R.L. y C.J.D.L.. En la cláusula respectiva se lee lo siguiente: "d) Para la debida fiscalización de estos fondos, EL DUEÑO designará al auditor encargado de recibir y aprobar los informes financieros y contables que le presenten EL CONTRATISTA. Estos informes deberán presentarse semanalmente o quincenalmente según lo establezca el auditor, quien a su vez deberá mantener debidamente informado a el DUEÑO sobre la debida utilización de este fondo." De la Cláusula en mención, así como del Contrato respectivo se deduce que las partes no dudaron en acordar procedimientos para el manejo de la cuenta corriente que se abriría para sufragar los desembolso del Proyecto a realizar, con la debida fiscalización de dichos fondos; lo cual incluiría, entre otras cosas, la designación de un Auditor para recibir y aprobar los informes financieros y contables que presentara el contratista, para mantener debidamente informado al dueño (INVERSIONES FÁTIMAS, S.A.). Por tanto, en caso de haber existido una actuación cuestionable de los demandados, R.L. y C.J.D.L., tal hecho hubiese quedado de manifiesto al momento que el Auditor designado rindiera informe al dueño (INVERSIONES FÁTIMAS, S.A.) La S. estima que los Demandados en su Informe de Rendición de Cuentas adjuntaron al mismo una serie de documentos, como: informe de revisión de la firma Deloitte & Touche, firma de auditores contratada por Inversiones Fátima , S.A., para fiscalizar y aprobar los informes financieros y contables que justificaban los pagos emitidos por los demandados; listado de cheques con la descripción del propósito de su emisión; declaraciones que indicaron que los señores R.L.C. y C.J.D.L., habían rendido cuentas en su condición de mandatarios giradores de los cheques de las cuentas del Demandante. Todas estas pruebas demuestran que las actuaciones de los Demandados, se ajustaban a lo pactado en el Contrato de Obra por Administración, firmado entre las partes en litigio. En consecuencia, no habiéndose demostrado los cargos de injuridicidad atribuidos a la Resolución, la S. estima que el Ad-quem no ha omitido algún trámite considerado esencial por la Ley al momento de emitir la Sentencia impugnada. Por tanto, no prosperan los cargos enunciados en el Recurso de Casación, al amparo de la Causal invocada. RECURSO DE CASACION EN EL FONDO " Infraccion de normas sustantivas de derecho, por error de derecho en cuanto a la apreciación de la prueba, lo que ha influido sustancialmente en lo dispositivo de la resolución recurrida". (artículo 1169 del Código Judicial). Esta Causal esta sustentada en un (1) solo Motivo, el cual se transcribe a continuación: "PRIMERO: La resolución objetada incurrrió en error de valoración, al estimar, en violación a las normas legales, que el informe de cuentas presentado por R.A.L.C., (folios 701 a 1007 del expediente), era adecuado, y en él se justificaban los gastos incurridos, los cuales fueron sufragados mediante cheques girados contra las cuentas corrientes 01-0002-838367 y 13-16335 C 1787768, que INVERSIONES FATIMA, S.A., mantenía en BANCO GENERAL , S.A. y PRIMER BANCO DE AHORROS, S.A. (PRIBANCO). El fallo recurrido consideró que el informe fue sustentado debidamente con la documentación aportada con el mismo; no obstante, ninguno de esos documentos acreditó contablemente los gastos en la adquisición de bienes y servicios a nombre de INVERSIONES FATIMA, S.A., que los demandados afirman fueron adquiridos con los desembolsos efectuados contra dichas cuentas. No obstante, la sentencia objetada dio por terminado el proceso, sin acceder a las pretensiones de la parte demandante. De haber valorado la prueba en derecho, se habría resuelto en forma distinta la controversia, lo que influyó de manera deteminante en la parte dispositiva de la resolución impugnada." El C. expuso como normas infringidas, en esta Causal con la explicación de cómo lo fueron, los artículo 781 del Código Judicial, 1409, 1410, 1417 y 1109 del Código Civil. CRITERIO DE LA SALA Procederemos a continuación a analizar la Causal de fondo invocada en el presente Recurso de Casación, de conformidad como fue expuesta en el respectivo escrito de formalización, al igual que los artículos del Código Judicial y luego los artículos del Código Civil supuestamente violados según el C.. Empezamos primero por analizar el Motivo que sustenta la Causal de fondo invocada, que corresponde a la infracción de normas sustantivas de derecho por el concepto de error de derecho en cuanto a la apreciación de la prueba. En el Primer Motivo, señala el C. que el Tribunal de apelación incurrió en error de valoración, al estimar, que el informe de cuentas presentado por R.A.L.C., era adecuado, y en él estaban justificados los gastos incurridos y sufragados con los cheques girados contra las cuentas corriente del Recurrente. El primero de los preceptos anunciados por el Recurrente, el artículo 781 del Código Judicial, se refiere a las reglas de la sana critica, que utiliza el J. para apreciar las pruebas, que dice: "Artículo 781. Las pruebas se apreciaran por el J. según las reglas de la sana critica, sin que esto excluya la solemnidad documental que la ley establezca para la existencia o validez de ciertos actos o contratos. El J. expondrá razonadamente el examen de los elementos probatorios y el mérito que les corresponde." A criterio del apoderado judicial de la parte que recurre, esta norma legal, ha sido violada en forma directa, por omisión, porque "La Resolución recurrida valoró erróneamente en derecho, sin considerar reglas de la sana critica, el informe de cuentas rendido por R.A.L.C., confiriéndole valor probatorio. Continúa señalando el Recurrente que, "La sentencia contradictoriamente a la valoración en derecho del activo probatorio de la causa, refirió que el informe de cuentas era adecuado y por ende determinó que no procedía a acceder a las pretensiones del demandante, a oponerse a la rendición presentada." Ello es así, sostiene el C. entre otras cosas: "En el proceso de rendición de cuentas, desde el momento procesal que la parte demandante objeta la rendición presentada por el demandado, a este último le corresponde la carga de la prueba por el manejo de los fondos puestos a su disposición, que no estuvo en posibilidad de presentar las corroboraciones que justificaran el destino de los fondos de propiedad de INVERSIONES FATIMA, S.A." A fojas 730 a 934 del expediente reposan 103 cartas emitidas por la firma de auditores Deloitte & Touche a INVERSIONES FÁTIMA, S.A., donde le informan el resultado de la revisión de los documentos que justifican los pagos efectuados por los demandados de la cuenta del Demandante, desde el 28 de agosto de 1992 hasta el 6 de febrero de 1995. En este mismo expediente a foja 995 a 1007 constan informes de los Auditores con fecha 28 de mayo de 1993 al 22 de abril de 1994, expedidos al demandante en el que le informan sobre la revisión realizada de los pagos efectuados por los demandados. Igualmente a fojas 936 a 989 del expediente yace el listado de los cheques emitidos con su debida explicación del propósito de pago y otras observaciones. También observa la S., que a fojas 709 a 723 del expediente, constan en el cuaderno de pruebas de la parte demandada, el Contrato de Obra por Administración con las adendas al mismo en la que se detallan claramente los derechos y obligaciones de las partes en litigios. Entre las cláusulas del contrato tenemos: "DÉCIMA PRIMERA: Las partes acuerdan los aspectos inherentes a la apertura de cuenta, flujo de caja, desembolsos y demás aspectos financieros del proyecto en los siguientes términos: a) EL CONTRATISTA, de mutuo acuerdo con el DUEÑO procederá a la apertura de una cuenta corriente denominada PROYECTO Centro Bancario. Esta cuenta se abrirá en el Banco General. b) EL DUEÑO autoriza y faculta a EL CONTRATISTA a girar contra los fondos depositados en esta cuenta, la cual se utilizará exclusivamente para cubrir los costos, gastos y honorarios inherentes al proyecto, según los términos y condiciones establecidos en este contrato. d) Para la debida fiscalización de estos fondos, EL DUEÑO designará al auditor encargado de recibir y aprobar los informes financieros y contables que le presenten EL CONTRATISTA. Estos informes deberán presentarse semanalmente o quincenalmente según lo establezca el auditor, quien a su vez deberá mantener debidamente informado a el DUEÑO sobre la debidad utilización de este fondo." Tal como se puede apreciar de las cláusulas transcritas se infieren facultades que tenían los demandados, en relación a la emisión de los cheques, contra los fondos depositados en la cuenta, para cubrir los costos, gastos y honorarios inherentes al proyecto, según las cláusulas del contrato de Obra por Administración. En el mismo contrato se detallaba quién o quiénes se encargaban de la fiscalización de los fondos y recibir y aprobar los informes financieros y contables. Igualmente la S. se percató que la Sentencia censurada, valoró las objeciones que el Recurrente hizo al Informe de Rendición de Cuentas, tal como consta a foja 1014 a 1020 del expediente. En dicho informe el Recurrente, en la sustentación de su objeción rechazó todas y cada una de las partidas, y al explicar sus razones de objeción, señaló que la cuenta era incongruente con la Demanda y que los cheques no se acompañaban de las facturas. En base a lo anterior, y del análisis y revisión del informe, al igual que toda la documentación adjunta y considerando las objeciones presentadas por el Recurrente, la S. concuerda con el Tribunal de segunda instancia, en que el Informe de Cuenta fue adecuado y valorado debidamente, ya que se ajustaba a lo pactado entre las partes.(fs. 699 a 1007). El C. consideró también infringido, el artículo 1409 del Código Civil, que se transcribe a continuación: "Artículo 1409. El mandatario queda obligado por la aceptación a cumplir el mandato, y responsable de los daños y perjuicios, que de no ejecutarlo, se ocasionen al mandante. Debe también acabar el negocio que ya estuviese comenzado al morir el mandante, si hubiese peligro en la tardanza." En cuanto a esta violación, el Recurrente consideró que: "La Resolución objetada valoró erróneamente el informe de R.A.L.C., considerando las partidas correctas y debidamente comprobadas". Sigue señalando el C. que "la Sentencia de segunda instancia omitió la aplicación del mandato legal citado que obliga al mandatario a responder por los daños y perjuicios que se ocasione al mandante, con motivo del mandato. Los demandados realizaron toda una serie de gastos, los cuales fueron sufragados mediante cheques girados contra las cuentas corrientes 01-0002-838367 y 13-16335 C 1787768, que INVERSIONES FATIMA, S.A., mantenían en BANCO GENERAL, S.A. Y PRIMER BANCO DE AHORROS, S.A. (PRIBANCO), respectivamente y no estuvieron en capacidad de presentar comprobantes, que justificaran contablemente dichos gastos". Continuando con sus apreciaciones, el Recurrente consideró que: "La decisión del Tribunal Superior objetada aceptó la rendición de cuentas y relevó a los demandados de las responsabilidades propias del mandato a las cuales estaban obligados, y de la forma como viene expuesta la rendición, ningún mandatario, podría ser compelido a honrar sus obligaciones de rendir cuentas a su mandante, ya que cualquier explicación, como la ensayada en el presente proceso, sería suficiente para dar cumplimiento al procedimiento, todo ello en violación directa de la norma citada". La S. es reiterativa al exteriorizar que la Sentencia impugnada valoró debidamente el informe de los demandados, coincidiendo con el Tribunal de Segunda instancia en que el informe es adecuado y conforme a lo establecido por las partes, y que los señores RICARDO A. LEE Y C.J.D.L. contaban con la facultad de girar cheques para sufragar los costos, gastos y honorarios inherentes al proyecto contra las cuentas corrientes 01-0002-838367 y 13-16335 C 1787768, que INVERSIONES FATIMA, S.A., mantenían en BANCO GENERAL, S.A. Y PRIMER BANCO DE AHORROS, S.A. (PRIBANCO), respectivamente, conforme lo establece la cláusula décima primera del Contrato de Obra por Administración visible a foja 713 y 714, anteriormente citada. Además, consta en el expediente a fojas 936 a 989 del expediente el listado de los cheques emitidos con su debida explicación del propósito de pago y otras observaciones. Igualmente a fojas 730 a 934 y 995 a 1007 del expediente reposan los informes de los Auditores Deloitte & Touche a INVERSIONES FÁTIMA, S.A., que justifican los pagos efectuados por los demandados de la cuenta del demandante, y se advierte que no se trata de unos pocos sino de varios cientos de ellos. De igual forma considera el Recurrente infringido los artículos 1410 y 1417 del Código Civil, que se transcriben a continuación:: "Artículo 1410. En la ejecución del mandato ha de arreglarse el mandatario a las instrucciones del mandante. A falta de ellas, hará todo lo que, según la naturaleza del negocio, haría un buen padre de familia." "Artículo 1417. El mandatario es responsable no solamente del dolo, sino también de la culpa, que deberá estimarse con más o menos rigor por los tribunales, según el mandato haya sido o no retribuido." Otra disposición legal que se considera violada por el C. es el artículo 1109 del Código Civil, que establece: "Artículo 1109. Los contrato se perfeccionan por el mero consentimiento, y desde entonces obligan, no sólo al cumplimiento de lo expresamente pactado, sino también de todas las consecuencias que, según su naturaleza, sean conforme a la buena fe, al uso y a la ley. Se exceptúan los actos y contratos enumerados en el artículo 1131, los cuales no se perfeccionan mientras no consten por escrito, con especificación completa de las condiciones del acto o contrato y determinación precisa de la cosa que sea objeto de él." Según el C. los artículos trascritos fueron violados por la Sentencia recurrida, de forma directa por omisión, ya que ésta valoró erróneamente el informe de cuentas que rindiera R.A.L.C., y relevarlo de su responsabilidad de sustentar y justificar, los desembolsos contra las cuentas corrientes. Señala el Recurrente que: "La norma legal obligaba a los demandados a actuar con la diligencia de un buen padre de familia en el manejo de las cuentas corrientes de INVERSIONES FATIMA, S.A., y por ende, estaban en la obligación de justificar y sustentar el destino de los fondos confiados a su manejo, lo que jamás pudieron comprobar mediante los medios contables correspondientes, en directa contravención de la norma citada." La S. Civil no comparte el criterio del C. en cuanto a que la Resolución impugnada violó los artículos 1410, 1417 y 1109 del Código Civil, toda vez que la Cláusula Décima primera del Contrato de Obra por Administración que reposa a foja 713 y 714, establece que los demandados estaban autorizados para girar cheques contra los fondos depositados de la cuenta corriente de INVERSIONES FÁTIMA, S.A. Considera la S. que del examen realizado a las pruebas presentadas, adjunta al informe de cuentas mencionadas anteriormente, constituyeron documentos idóneos para documentar y justificar la rendición de cuentas por parte de los demandados. Aunado a esto, consta a fojas 2012 a 2023 del expediente prueba testimonial de los señores V.M.J.B., (fs. 2010 a 2016) auditor de la firma Deloitte & Touche, encargado de la revisión de los desembolsos con sus justificantes de pago, y la señorita S.E.M.G., (fs. 2017 a 2023) Contadora de la Constructra LEE CHOY, donde se puede ver claramente la actuación de los demandados en el manejo de las cuentas. A foja 2013, 2014 y 2016 del expediente constan las preguntas N°2 y 5 de la parte demandada y la pregunta N° 6 de la parte demandante. Entre las preguntas formuladas a los testigos tenemos: Pregunta de la parte demandada. "SEGUNDA PREGUNTA: Describa el testigo de que cuentas se pagaban los gastos relacionados con la construcción del edificio y que procedimiento se seguían para ello. CONTESTO: Habían dos (2) cuentas una era del Banco General y una de Pribanco; cuando yo iba a revisar eran los cheques con las facturas, si era de materiales de construcción debía estar fimado por la persona que recibía en el campo (lugar de la construcción) dicho (sic) materiales, si se referia a planilla se verificaba contra el control de empleados por parte del personal contratado por la familia BIKHU, si eran sub contratos se revisaba el contrato del trabajo, haciamos un informe donde totalizabamos los desembolsos producto de la obra, para que le fueran reembolsados al ingeniero LEE CHOY. QUINTA PREGUNTA: Diga el declarante si sabe donde quedaron los originales de tales informes y documentos cuando usted se retiro. CONTESTO: Antes de retirarme el Ingeniero LEE CHOY le hizo entrega al señor RICARDO TORRES de todos los originales de cheques, facturas, contratos y expedientes de trabajadores de la construcción." Pregunta formulada por la parte demandante. "SEXTA PREGUNTA: R.L.C.Y.C.J. DE LEE entregaron a INVERSIONES FÁTIMA, S.A. los recibos, facturas, comprobantes o documentos que dieran fe del destino de los fondos de los que dispusieron mediante cheques de las cuentas que INVERSIONES FATIMA, S.A. mantenía en el BANCO GENERAL Y PRIBANCO. CONTESTO: SI, les fueron entregadas a RICARDO TORRES."(Resalta la S.) Continuando con las pruebas testimoniales a fojas 1807 a 1813 consta el testimonio de R.A.O. J., quien intervino como A. dirimente y Presidente del Tribunal de Arbitraje constituido por el Juzgado Sexto de lo Civil del Primer Circuito Judicial de Panamá . Entre las preguntas del cuestionario formulada por el D.M. apoderado judicial de los demandados, tenemos la número 3, que dice: "TERCERA PREGUNTA: Diga el declarante si los documentos revisados por el tribunal ARBITRAL incluyeron cheques, o copias de estos, facturas y comprobantes de los gastos pagados por los señores R.L.C. y la señora C.J. DE LEE. CONTESTO: Lo que recuerdo que tiene relación con C.J.D.L. era el planteamiento de INVERSIONES FATIMA, S.A., de unas comisiones pagadas por venta, el tribunal ARBITRAL determinó que eso no era objeto a revisar del TRIBUNAL ARBITRAL porque no formaba parte del contrato de construcción, el tribunal en ese aspecto no se sintió que tenía que dar ningún fallo sobre esa diferencia. Hasta donde yo recuerdo no incluyeron cheques, comprobantes, facturas y copias de estos, ambas partes manifestaron, pusieron a disposición del tribunal toda la documentación que reposaba en cada una de sus oficinas, donde obviamente ahí reposaban cheques, comprobantes, facturas, el tribunal no consideró necesario; para tomar una decisión la revisión de cheques, comprobantes, facturas. El tribunal ARBITRAL consideró innecesario la revisión en detalle de las cuentas presentadas, ya que todas ellas tenían el sello de aprobación de la inspección, que había diso (sic) contratada por INVERSIONES FATIMA, S.A. para darle seguimiento y control al proyecto; por otro lado las cifras no fueron objetadas por INVERSIONES FATIMA, S.A., por consiguiente había coincidencia de aceptación de las partes." De los testimonios citados anteriormente se puede colegir que los demandados, antes de darse el litigio, habían rendido cuentas de los cheques girados contra las cuentas corrientes en su condición de Mandatarios giradores de los cheque de las cuentas corrientes de INVERSIONES FÁTIMA S.A. Igualmente anota La S. que toda la documentación original que sustentaba los pagos efectuados por los demandados fueron entregados al señor R.T. (Jefe de contabilidad de Grupo Bikhu y quien laboraba directamente con la señora A. de Daya), por ende los demandados, no contaban con los documentos originales en la presentación del Informe de Rendición de Cuentas. También observa la S. que del testimonio del I.O. se desprende que el Recurrente en el Proceso Arbitral había aprobado todos los documentos presentados, ya que éste le había impreso su sello de aprobación a la inspección. Adicional a lo antes expuesto, consta en foja 1867 del expediente, la opinión del señor J.C., Contador Público Autorizado y P. designado por la parte demandada, donde formula que: "mis mas (sic) 40 años de experiencia en mi bregar profesional, pocas veces, he visto un control tan bien planificado, como el que vimos en este proyecto." Advierte la S. que el Recurrente insiste en los mismos argumentos expresados en líneas anteriores en cuantos a que la Resolución censurada relevó de responsabilidad a los demandados de sustentar y justificar, mediante documentación los desembolsos contra las cuentas corrientes de INVERSIONES FÁTIMA. S.A. No obstante, debe tenerse presente, a juicio de la S., que los señores R.A.L.C. y C.J.D.L., contaban con la facultad de girar contra los fondos de las cuentas corrientes del C., de acuerdo a lo pactado, en la Claúsula Décima cuarta del Contrato de Obra por Administración, anteriormente citada; y, dadas las explicaciones sobre la dificultad para presentar facturas, recibos y otros documentos originales, en este Proceso debe tenerse que los justificantes por cada uno de los cheques girados fueron sustentados con los otros documentos aportados al presentarse los escritos de rendición de cuentas. Como la Ley no establece cuáles son los documentos que deben presentarse para la justificación o comprobación de las partidas de la cuenta, en esta oportunidad se ha realizado mediante declaraciones testimoniales, periciales y pruebas documentales, que determinan que las cuentas están justificadas al ser parte de los gastos incurridos en el transcurso del desarrollo del Proyecto. Luego del análisis del caudal probatorio, la S. considera que la Resolución de 7 de abril de 2005, dictada por el Primer Tribunal Superior, del Primer Distrito Judicial de Panamá, que no accedió a las declaraciones pretendidas por la parte actora en los escritos de objeción a la rendición de cuentas presentadas por las Demandadas, en el Proceso Sumario de Rendición de Cuenta, se ajusta a derecho. Siendo así las cosas, la S. descarta la censura, por no haber sido infringidas las disposiciones legales contenidas en los artículos 781 del Código Judicial, 1409, 1410, 1417 y 1109 del Código Civil. En consecuencia, la S. Civil arriba al criterio de que la Resolución recurrida en Casación, se ajusta a derecho, negándose la petición del C., en el sentido de que se Case la Resolución impugnada, por no configurarse los cargos esgrimidos en el Recurso. En virtud de lo anterior, la Corte Suprema, SALA DE LO CIVIL, administrando justicia en nombre de la República y por autoridad de la Ley, NO CASA la Resolución de 7 de abril de 2005, dictada por el Primer Tribunal Superior del Primer Distrito Judicial, que no accedió a las declaraciones pretendidas por la parte actora en los escritos de objeción a la rendición de cuentas presentadas por las demandadas, en el Proceso Sumario de Rendición de Cuenta propuesto por INVERSIONES FÁTIMA S.A. contra C.J. DE LEE y R.A.L.C.. En consecuencia, se fijan las costas del Recurso de Casación, de acuerdo a lo dispuesto con el artículo 1196 del Código Judicial, en la suma de doscientos balboas con 00/100 (B/.200.00). N., OYDÉN ORTEGA DURÁN HERNÁN A. DE LEÓN BATISTA -- HARLEY J. MITCHELL D. SONIA F. DE CASTROVERDE (Secretaria)

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR