Sentencia Civil de Corte Suprema de Justicia (Pleno), 1ª de lo Civil, 7 de Abril de 2015

Fecha de Resolución: 7 de Abril de 2015
Emisor:Primera de lo Civil
 

VISTOS: La presente resolución contiene la ponderación del recurso de casación que fuera interpuesto por M.Á.G. D.F., M.F.Á., R.F.Á., G.F.Á.Y.E.F.Á. contra la Sentencia del 123 del 27 de octubre del 2014 proferida por el Tribunal Superior del Cuarto Distrito Judicial, en el proceso Sumario incoado por los casacionistas contra la señora J.F. ESTÉVEZ DE HERMIDA. En este sentido, se observa que se está ante una sentencia que culmina con el proceso ensayado; sin embargo, no se advierte de la demanda la fijación de condena. A pesar de ello y como quiera que la pretensión era de carácter declarativo y que conllevaba a la adjudicación de bienes que superaban la cuantía establecida por ley, según el inventario y avalúo de la sucesión de la cual los demandantes pretenden ser incluidos de acuerdo con la foja 96 del infolio, corresponde, en estos momentos, examinar las causales que enfilaron los demandantes. Para comenzar, tenemos que el recurso está mal dirigido, si bien es cierto que esta sola infracción no es la causa definitiva para la inadmisión, es dable recordarle al letrado que el recurso se dirige al Presidente de la Sala Civil de la Corte Suprema de Justicia, esto es, según el artículo 101 del Código Judicial y no como está expuesto. La primera causal de fondo es "infracción de normas sustantivas de derecho por error de derecho en cuanto a la apreciación de la prueba", que a criterio de los recurrentes, influyó en lo dispositivo de la resolución. La jurisprudencia y la doctrina han establecido que el error de derecho en cuanto a la apreciación de la prueba consiste en que a la prueba se le otorga un valor que no tiene, se le niega la ponderación jurídica a un medio de convicción que fue debidamente presentado al proceso, o se le da el valor probatorio a una prueba que fue admitida o evacuada de manera ineficiente en el proceso; es decir, que la valoración que se le otorga al medio, no va acorde con las normas que regentan su admisibilidad y estimación dentro del proceso. En el primer motivo, los recurrentes plantean que el Tribunal Superior, "no reconoció la existencia y contenido" de ciertos documentos, cuyas fojas son enunciadas; contexto que alude a la existencia de otra causal que no es la alegada, asimismo, el segundo motivo, aun cuando pueda manifestarse que complementa al primero, carece de cargo, toda vez que no aporta nuevos elementos, pues no expone el propósito de estas pruebas, ni mucho menos el error en su valoración. Ninguno de los dos motivos describe cómo la inadecuada evaluación de los medios de prueba fue determinante en la decisión de fondo. El tercero, para culminar, lleva a colegir que los recurrentes refieren otra causal, ya que señalan que "no se revisó el expediente"; además que no se ponderaron ciertas declaraciones, convirtiéndose en un alegato de instancia, donde el yerro en la valoración del medio de convicción no fue expuesto. Por otra parte, no se explica cómo el error incidió en la sentencia de segunda instancia. Con relación a las normas conculcadas y la explicación en que lo han sido, no se citan las normas sustantivas, aspecto importante en la construcción del recurso, toda vez que es producto de la deficiente valoración de las pruebas que conlleva la infracción de aquellas y que a la vez incide en la decisión. En cuanto al único artículo citado, el 781 del Código Judicial, advierte la Sala que su comentario confirma que la causal no es la correcta, situación que lleva a esta Corporación a desestimarla. Para finalizar, la segunda causal de fondo fue denominada por los recurrentes así: "infracción de normas sustantivas de derecho por error de hecho en cuanto a la existencia de la prueba, por omitir la existencia de la prueba (documental que fueron aceptadas por la parte demand (sic) en el proceso) y que fueron apreciadas y valoradas por el juez de primera instancia, pero ignoradas y no observadas por el Tribunal Superior, al reformar la sentencia de primera instancia. Lo cual ha influido sustancialmente en lo dispositivo de la sentencia de segunda instancia...". La Sala observa, que tal como está expuesta, fue mal denominada, pues no debe explicarse, ni comentarse cuando es citada, su correcto nombre es: "infracción de normas sustantivas de derecho por error de hecho en cuanto a la existencia de la prueba". Por ello se le recuerda al letrado, que así debe identificarse en el recurso. Soportada en dos motivos, la causal carece de cargos, no se identifican las pruebas que no fueron evaluadas, lo que estas debían demostrar ni mucho menos se estableció cómo este yerro incidió en la sentencia de segundo grado. La lectura de los dos motivos solamente revela cómo debió el Tribunal Superior resolver la alzada, argumentos que convierten los dos motivos como alegaciones de instancia. Al igual que la primera causal, solamente se citó el artículo 780 del Código Judicial sin establecer cuáles normas sustantivas fueron quebrantadas, situación esencial en el recurso y que los recurrentes no tomaron en cuenta. Todos los errores en la construcción del recurso dan a lugar a desestimar también la segunda causal y por ende el recurso ensayado con las respectivas costas al tenor del artículo 1181 del Código Judicial. En virtud de las motivaciones esgrimidas, LA SALA PRIMERA DE LO CIVIL, DE LA CORTE SUPREMA DE JUSTICIA, administrando justicia en nombre de la República y por autoridad de la Ley, RESUELVE: INADMITIR el recurso de casación interpuesto por M.Á.G. D.F., M.F.Á., R.F.Á., G.F.Á.Y.E.F.Á. contra la Sentencia No. 123 del 27 de octubre del 2014 proferida por el Tribunal Superior del Cuarto Distrito Judicial, en el proceso sumario incoado por los recurrentes contra la demandada J.F. ESTÉVEZ DE HERMIDA. Condena a los recurrentes a cancelar el monto de DOSCIENTOS BALBOAS CON 00/100 (B/.200.00). N., HARLEY J. MITCHELL D. OYDÉN ORTEGA DURÁN -- SECUNDINO MENDIETA G. SONIA F. DE CASTROVERDE (Secretaria)