Sentencia Civil de Corte Suprema de Justicia (Pleno), 1ª de lo Civil, 17 de Marzo de 2014

Ponente:Oydén Ortega Durán
Fecha de Resolución:17 de Marzo de 2014
Emisor:Primera de lo Civil
 

VISTOS: La S. Civil de la Corte Suprema de Justicia, mediante Resolución de 16 de noviembre de 2009, admitió el Recurso de Casación presentado por la firma de abogados BERRIOS & BERRIOS, en representación de la sociedad CORPORACIÓN PANAMEÑA DE ENERGÍA, S.A. dentro del Proceso Oral acumulado interpuesto por E.V.A., J.D.V.A. Y PRODUCTOS QUÍMICOS, S.A. (PETROQUIM) contra CORPORACIÓN PANAMEÑA DE ENERGÍA, S.A. ( COPESA). El Recurso de Casación respectivo se interpuso contra la Resolución de veintiuno (21) de noviembre de dos mil ocho (2008), emitida por el Primer Tribunal Superior del Primer Distrito Judicial, que modifica la Sentencia número diecisiete (17) de dieciocho (18) de abrilde 2008, proferida por el Juzgado Séptimo de Circuito de lo Civil del Primer Circuito Judicial de Panamá. Estando el Proceso en etapa de pronunciar la Sentencia de fondo, la S. advierte, que la firma forense BERRIOS Y BERRIOS, apoderados especiales de la sociedad demandada CORPORACIÓN PANAMEÑA DE ENERGÍA, S.A. (COPESA), ha presentado con fecha 23 de junio de 2010 un memorial contenido en los siguientes términos: "En el negocio indicado al margen superior del presente escrito, solicitamos se declare que se ha producido el fenómeno jurisprudencial de sustracción de materia; ya que el acta del 30 de noviembre del 2004, protocolizada en la Escritura Pública N°21374, del 2 de diciembre de 2004, expedida por la Notaría Novena del Circuito Notarial de Panamá y la cual se inscribió en la Ficha No.335672, Documento 708356, el 14 de diciembre de 2004, en el Registro Público, se dejó sin efecto mediante la Escritura 13439, del 20 de julio de 2009, expedida por la Notaría Primera del Circuito Notarial de Panamá y la cual se inscribió en la Ficha N°335672, Sigla N°S.A., Documento R.N.°1736824, del Registro Público, con fecha del 5 de marzo del 2010. Acompañamos para los fines pertinentes, copia autenticada de la Escritura Pública N°13439, del 20 de julio de 2009, expedida por la Notaría Primera del Circuito Notarial de Panamá y la cual insistimos deja sin objeto el presente proceso, con lo cual, no tiene sentido alguno la formalización de las declaraciones impetradas por los demandantes." Para determinar la procedencia de la petición formulada por la representación judicial de la parte demandada, en cuanto a declarar la existencia de la "sustracción de materia" requerida, debe la S. establecer, entre otros aspectos, en qué consistió el "objeto" de la Demanda, según el cúmulo de pretensiones propuestas en el respectivo libelo, para lo cual es necesario realizar una evaluación a los antecedentes del Proceso oral bajo estudio y determinar lo procedente de acuerdo a las constancias del Proceso oral bajo estudio. ANTECEDENTES Conforme consta en el dossier, E.V.A. interpuso Proceso oral contra la CORPORACIÓN PANAMEÑA DE ENERGÍA, S.A., requiriendo la impugnación de la denominada Reunión extraordinaria de la Junta de Accionistas de la sociedad anónima mencionada celebrada el día catorce (14) de octubre de dos mil cuatro (2004), inscrita el día veintinueve (29) de octubre de dos mil cuatro (2004) (fs.3), en la Sección Mercantil del Registro Público, bajo Documento R.N.o.691029, Ficha No.335672. Del libelo de Demanda presentado, se observa que el demandante ha requerido que la jurisdicción civil correspondiente proceda a reconocer las siguientes PRETENSIONES: "1. Se declare la nulidad de la Reunión Extraordinaria de la Junta de Accionistas de la sociedad anónima CORPORACIÓN PANAMEÑA DE ENERGÍA, S.A. ( COPESA), celebrada el día catorce (14) de octubre de dos mil cuatro (2004), inscrita en la Sección Mercantil del Registro Público, al Documento R.N.o.691029, Ficha No.335672, el día veintinueve (29) de octubre de dos mil cuatro (2004), de la Notaría Octava del Circuito de Panamá. 2. Se declare la nulidad de todos los acuerdos y resoluciones adoptadas por la sociedad anónima CORPORACIÓN PANAMEÑA DE ENERGÍA, S.A.(COPESA), mediante la Reunión Extraordinaria de la Junta de Accionistas celebrada el día catorce (14) de octubre de dos mil cuatro (2004), inscrita en la Sección Mercantil del Registro Público, al Documento R.N.o.691029, Ficha No.335672, el día veintinueve (29) de octubre de dos mil cuatro (2004), a través de la Escritura Pública No.20097 de 26 de octubre de 2004, de la Notaría Octava del Circuito de Panamá. 3.Se declaren nulos, cualesquiera actos y resoluciones emitidos y efectuados por la sociedad anónima CORPORACIÓN PANAMEÑA DE ENERGÍA, S.A. (COPESA), con posterioridad a la Reunión Extraordinaria de la Junta de Accionistas, celebrada el día catorce (14) de octubre de dos mil cuatro (2004), inscrita en la Sección mercantil del Registro Público, al Documento R.N.o.691029, Ficha No.335672, el día veintinueve (29) de octubre de dos mil cuatro (2004), a través de la Escritura Pública No.20097 de 26 de octubre de 2004, de la Notaría Octava del Circuito de Panamá. 4.Se ordene al Registro Público de la República de Panamá, que proceda a la cancelación del Asiento en la Sección Mercantil, mediante el cual se inscribió en dicha entidad pública, la denominada Reunión Extraordinaria de la Junta de Accionistas de la sociedad anónima CORPORACIÓN PANAMEÑA DE ENERGÍA, S.A. (COPESA), celebrada el día 14 de octubre de dos mil cuatro (2004), inscrita en la Sección Mercantil del Registro Público, al Documento R.N.o.691029, Ficha No.335672, el día veintinueve (29) de octubre de dos mil cuatro, a través de la Escritura Pública No.20097 de 26 de octubre de 2004, de la Notaría Octava del Circuito de Panamá. 5. Se ordene al Registro Público de la República de Panamá, que no lleve a cabo la inscripción de ningún acto o resoluciones emitidos y efectuados por la sociedad anónima CORPORACIÓN PANAMEÑA DE ENERGÍA, S.A. (COPESA), con posterioridad a la denominada Reunión Extraordinaria de la Junta de Accionistas de la sociedad anónima CORPORACIÓN PANAMEÑA DE ENERGÍA, S.A. (COPESA),celebrada el día catorce (14) de octubre de dos mil cuatro (2004), inscrita en la Sección Mercantil del Registro Público, al Documento R.N.o.691029, Ficha No.335672, el día veintinueve (29) de octubre de dos mil cuatro (2004), a través de la Escritura Pública No.20097 de 26 de octubre de 2004, de la Notaría Octava del Circuito de Panamá. 6. Que la sociedad anónima CORPORACIÓN PANAMEÑA DE ENERGÍA, S.A. (COPESA), sea condenada a pagar la totalidad de las costas y gastos que genere el presente proceso judicial. La Demanda propuesta por los demandantes se fundamenta en los siguientes H., que la S. transcribe para su adecuado análisis y comprensión: "PRIMERO:El Capital Social de la sociedad anónima CORPORACIÓN PANAMEÑA DEENERGÍA, S. A. (COPESA), corresponde a setenta millones (70,000,000.00) de Acciones comunes nominativas y al portador, sin valor nominal. En lo sucesivo identificada como COPESA. SEGUNDO:Que actualmente el señor E.V.A. es propietario de los siguientes Certificados de Acciones Comunes, emitidas, en circulación, totalmente pagadas y liberadas de COPESA: 1.Certificado de Acciones No. 5 representativo de quinientos mil (500,000) Acciones Comunes emitidas, en circulación, totalmente pagadas y liberadas de COPESA. 2.Certificado de Acciones No. A-3 representativo de dos millones setecientos sesenta mil (2,760,000) Acciones Comunes, emitidas, en circulación, totalmente pagadas y liberadas de COPESA. Que en total el señor E.V.A. es propietario de tres millones doscientos sesenta mil (3,260,000), Acciones Comunes emitidas, en circulación, totalmente pagadas y liberadas de COPESA. TERCERO:De conformidad con la Escritura Pública No. 20097 de 26 de octubre de 2004, de la Notaría Octava del Circuito de Panamá, a los veintiún (21) días del mes de abril del año dos mil tres (2003), ante el D.B.V.C., Notario Público Octavo compareció personalmente el señor V.L.B.A., señalando que actuaba en condición de P. y Representante Legal de COPESA, y entregó para su protocolización Certificación sobre reunión extraordinaria de la Junta de Accionistas de COPESA, celebrada el día 14 de octubre de 2004, en lo referente a la aprobación de regirse bajo las disposiciones del Pacto Social original; inscrita en la Sección Mercantil del Registro Público, al Documento R.N.o. 691029, Ficha No. 335672, el día veintinueve (29) de octubre de dos mil cuatro (2004). En lo sucesivo identificada como LA RESOLUCIÓN OBJETO DE IMPUGNACIÓN. CUARTO: Es falso lo expresado en LA RESOLUCIÓN OBJETO DE IMPUGNACIÓN, en el sentido de que: ...Los suscritos, V.L.B.A., actuando en su condición de P., y E.S.M., actuando como S.A.-hoc para este acto, según decisión expresada por la mayoría de los accionistas de COPESA, por este medio certifiquen lo siguiente:... ; puesto que no es cierto que la mayoría de los accionistas de COPESA, hayan designado al señor E.S.M. como S.A.-hoc, máxime que de conformidad con la propia RESOLUCIÓN OBJETO DE IMPUGNACIÓN, se señala en la segunda declaración, que estuvo presente el señor E.V.A., S. de la Junta Directiva de COPESA. QUINTO:Es falso lo expresado en LA RESOLUCIÓN OBJETO DE IMPUGNACIÓN,en el sentido de que: . . . Los suscritos, V.L.B.A., actuando en su condición de P., y E.S.M., actuando como S.A.-hoc para este acto, según decisión expresada por la mayoría de los accionistas de COPESA, por este medio certifiquen lo siguiente:... CUARTO: Que presidio la reunión el señor V.L.B.A., P. titular de la Sociedad, y el señor E.S.M., actuó como secretario Ad-hoc para esta reunión por decisión de la mayoría de los accionistas.... ; toda vez que no es cierto que la mayoría de los accionistas de COPESA, hayan designado al señor E.S.M. como S.A.-hoc, máxime que de conformidad con la propia RESOLUCIÓN OBJETO DE IMPUGNACIÓN, se señala en la segunda declaración, que estuvo presente el señor E.V.A., S. de la Junta Directiva de COPESA. SEXTO: Es falso lo expresado en LA RESOLUCIÓN OBJETO DE IMPUGNACIÓN, en el sentido de que: "...Los suscritos, V.L.B.A., actuando en su condición de P., y E.S.M., actuando como S.A.-hoc para este acto, según decisión expresada por la mayoría de los accionistas de COPESA, por este medio certifiquen lo siguiente:... SEXTO: Que las siguientes decisiones fueron adoptadas por el voto de la mayoría (ochenta y dos por ciento/82%) de los accionistas en la aludida reunión...."; puesto que las decisiones a que se hace referencia en el documento, no fueron adoptadas por la mayoría de los accionistas de conformidad con el Pacto Social de COPESA. Se ha violado la Cláusula Octava (i) del Pacto Socia! de COPESA, lacual señala que el tipo de decisiones expuestas requerirán el voto afirmativo del ochenta y cincopor ciento (85%) de las acciones comunes emitidas y en circulación de COPESA, lo cual no ha sucedido. Máxime que se señala que han sido adoptadas decisiones por el ochenta y dos por ciento (82%) de los accionistas, es decir por una cifra inferior a la legalmente requerida por el Pacto Social de COPESA. SÉPTIMO:Es falso lo expresado en LA RESOLUCIÓN OBJETO DE IMPUGNACIÓN, en el sentido de que:"...Los suscritos, V.L.B.A., actuando en su condición de P., y E.S.M., actuando como S.A.-hoc para este acto, según decisión expresada por la mayoría de los accionistas de COPESA, por este medio certifiquen lo siguiente:...OCTAVO: Que acto seguido se le aclaró que los libros (2) de actas estuvieron en custodia en el Banco Disa, S.A., hasta el mes de julio del presente año, cuando fueron recuperados por la firma A., F. &R., y luego remitidos al administrador judicial para su efectiva custodia. Los mismos reposan en la administración de COPESA. Además, se procedió a entregar al señor E.V., en ese mismo momento copia notariada de ambos libros que fue recibida a satisfacción..."; ya que no es cierto que el día 14 de octubre de 2004 el señor EDUARDOVALLARINO haya recibido a satisfacción los documentos mencionados. Reiteramos que no es cierto que la mayoría de los accionistas de COPESA, hayan designado al señor E.S.M. como S.A.-hoc. OCTAVO: Es falso lo expresado en LA RESOLUCIÓN OBJETO DE IMPUGNACIÓN, en el sentido de que:"...Los suscritos, V.L.B.A., actuando en su condición de P., y E.S.M., actuando como S.A.-hoc para este acto, según decisión expresada por la mayoría de los accionistas de COPESA, por este medio certifiquen lo siguiente:...NOVENO: Que adicionalmente, el señor J.J. presentó copia de documento entregado a su persona por el señor D.L. en representación de Nations lnternational Ltd., titulado DRAFT-April 29, 2004 at 4:00 P.M. PROPOSED SPECIAL RESOLUTION. ESPECIAL GENERAL EXTRA-ORDINARY MEETING OF SUBSCRIBERS OF ZARES AND EQUITY OWNERS OF CORPORACION PANAMEÑA DE ENERGIA, S.A. (COPESA) (The Company) ("BORRADOR 29 DE ABRIL DE 2004 A LAS 4:00 p.m. PROPUESTA PARA UNA RESOLUCION ESPECIAL. REUNION EXTRAORDINARIA ESPECIAL GENERAL DE LOS SUSCRIPTORES Y PROPIETARIOS EN EQUIDAD DE LA CORPORACION PANAMEÑA DE ENERGIA, S.A.). Este documento también fue entregado previamente a casi todos los accionistas en el mes de julio del presente año, a excepción de la señora A.R.... " Reiteramos que no es cierto que la mayoría de los accionistas de COPESA, hayan designado al señor E.S.M. como S.A.-hoc. NOVENO:Es falso lo expresado en LA RESOLUCIÓN OBJETO DE IMPUGNACIÓN, en el sentido de que:"...Los suscritos, V.L.B.A., actuando en su condición de P., y E.S.M., actuando como S.A.-hoc para este acto, según decisión expresada por la mayoría de los accionistas de COPESA, por este medio certifiquen lo siguiente:...DÉCIMO: Que dicho documento se presentó en la Reunión de Accionistas celebrada el día 1 de julio de 2004, y en el mismo se ponía en conocimiento a los Accionistas y Directores de la Sociedad de ciertas fallas cometidas en las dos (2) Reuniones de la Junta de Accionistas celebradas el 2 de junio de 1998, dado que a la fecha en que se celebraron estas reuniones la Sociedad no había emitido Acciones....." Reiteramos que no es cierto que la mayoría de los accionistas de COPESA, hayan designado al señor E.S.M. como S.A.-hoc. DÉCIMO:Es falso lo expresado en LA RESOLUCIÓN OBJETO DE IMPUGNACIÓN, en el sentido de que: "...Los suscritos, V.L.B.A., actuando en su condición de P., y E.S.M., actuando como S.A.-hoc para este acto, según decisión expresada por la mayoría de /os accionistas de COPESA, por este medio certifiquen lo siguiente:... UNDÉCIMO: Que aparentemente dicho documento es el resultado de la debida diligencia que se llevó a cabo en la venta potencial de la empresa COPESA a la empresa Fortuna, en el cual se detectaron ciertas irregularidades, tales como la expresión de que se encontraban presentes todos los tenedores de todas las acciones emitidas y en circulación de la Sociedad, cuando en realidad, para esa fecha, no se habían emitido acciones y solo los suscriptores del Pacto Social, conforme a la Ley, podían acordar las decisiones y los cambios tomados en las aludidas reuniones, además de otros señalamientos...." Reiteramos que no es cierto que la mayoría de los accionistas de COPESA, hayan designado al señor E.S.M. como S.A.-hoc. DÉCIMO PRIMERO: Es falso lo expresado en LA RESOLUCIÓN OBJETO DE IMPUGNACIÓN, en el sentido de que: ...Los suscritos, V.L.B.A., actuando en su condición de P., y E.S.M., actuando como S.A.-hoc para este acto, según decisión expresada por la mayoría de los accionistas de COPESA, por este medio certifiquen lo siguiente:....DUODÉCIMO: Que la señora A.R. estuvo de acuerdo en que se enmendaran las fallas, pero aclaro que !o dicho en el punto nueve del documento presentado, en donde se señala que la minuta de la primera reunión del 2 de junio de 1998 contiene información falsa, errónea y malintencionada, señaló que no aceptaba los términos en que se espesó (sic) dicha idea, dado que la aceptación de estos términos implicaría la confesión de la comisión de un delito. Agrego que esta minuta se hizo de apuro para cumplir con compromisos del Banco...." Reiteramos que no es cierto que la mayoría de los accionistas de COPESA, hayan designado al señor E.S.M. como S.A.-hoc. DÉCIMO SEGUNDO: Es falso lo expresado en LA RESOLUCIÓN OBJETO DE IMPUGNACIÓN, en el sentido de que: "...Los suscritos, V.L.B.A., actuando en su condición de P., y E.S.M., actuando como S.A.-hoc para este acto, según decisión expresada por la mayoría de los accionistas de COPESA, por este medio certifiquen lo siguiente:. . DECIMOCUARTO: Que la Asamblea de Accionistas después de escuchar al señor E.V. y la señora A.R. reconoció las fallas advertidas y acordó que de hecho la sociedad se regirá por lo establecido en el Pacto Social original de manera ¡nmediata y que posteriormente se estudiara a profundidad el documento presentado. ...". DÉCIMO TERCERO: Es falso lo expresado en LA RESOLUCIÓN OBJETO DE IMPUGNACIÓN, en el sentido de que: "...Los suscritos, V.L.B.A., actuando en su condición de P., y E.S.M., actuando como S.A.-hoc para este acto, según decisión expresada por la mayoría de los accionistas de COPESA, por este medio certifiquen lo siguiente:. . . DECIMOQUINTO: Que el P. manifestó que de acuerdo al Código de Comercio los Directores de la empresa están obligados a corregir y subsanar hechos violatorios de la Ley, por lo que es importante que se subsanen las fallas advertidas a fin de no caer en la responsabilidad prevista en el artículo 444 del Código de Comercio...." DÉCIMO CUARTO: Es falso lo expresado en LA RESOLUCIÓN OBJETO DE IMPUGNACIÓN, en el sentido de que:"...Los suscritos, V.L.B.A., actuando en su condición de P., y E.S.M., actuando como S.A.-hoc para este acto, según decisión expresada por la mayoría de los accionistas de COPESA, por este medio certifiquen lo siguiente:. ..DECIMOCTAVO: Que el P. entonces concluyó, que dada la afinidad de criterios, en que se reconoce las fallas cometidas, en las reuniones indicadas con anterioridad de fecha 2 de junio de 1998, la Sociedad no puede continuar convalidando lo establecido en estas reuniones, por lo que concluye, basado en todo lo anterior, que la mayoría de los presentes estuvieron de acuerdo con reconocer la aplicación del Pacto Social original y que posteriormente las otras consideraciones que se presentan en el informe de Nations lnternational, Ltd. serian revisadas, tal como manifestaron los presentes....". De conformidad con el Pacto Social de COPESA, el Código de Comercio, y la Ley de Sociedades Anónimas, el señor V.L.B.A. no está autorizado para concluir las afirmaciones arriba expuestas; máxime que se hace referencia a una Asamblea General de Accionistas, que como Es sabido solo tiene derecho a voto para tomar decisiones, los Accionistas, calidad que no ostenta el prenombrado señor V.L.B.A.. DÉCIMO QUINTO: Habida consideración de los HECHOS antes expuestos, LA RESOLUCIÓN OBJETO DE IMPUGNACIÓN ha sido realizada e inscrita en el Registro Público de manera completamente fraudulenta, ilícita, ilegal y contraria al Pacto Social de COPESA, contraria al Código de Comercio, contraria a la Ley No. 32 de 1927 sobre Sociedades Anónimas, y sus regulaciones, y ha afectado y podría seguir afectando derechos adquiridos de los accionistas de COPESA." Dentro del libelo respectivo, la representación judicial de la parte demandante solicitó con carácter de urgencia lo siguiente: "Como quiera que nos encontramos dentro de los treinta (30) días hábiles enunciado (sic) en el artículo 418 del Código de Comercio, por este medio tenemos a bien solicitar con carácter de URGENCIA al Juzgador de la causa, ordene la suspensión de todos los acuerdos y resoluciones adoptadas por la sociedad denominada CORPORACIÓN PANAMEÑA DE ENERGÍA, S.A. (COPESA), mediante la Reunión Extraordinaria de la Junta de Accionistas de la sociedad anónima denominada CORPORACIÓN PANAMEÑA DE ENERGÍA, S.A. (COPESA), celebrada el día catorce (14) de octubre de dos mil cuatro (2004), inscrita en la Sección Mercantil del Registro Público, al Documento R.N.o.691029, Ficha No.335672, el día veintinueve (29) de octubre de 2004, a través de la Escritura Pública No.20097 de 26 de Octubre de 2004, de la Notaría Octava del Circuito de Panamá."(fs.14). Mediante Auto No.31 de 7 de enero de 2005, el Juzgado Sexto de Circuito de lo Civil del Primer Circuito Judicial de Panamá, ADMITE la Demanda en referencia y ordena correr en traslado a la demandada y NIEGA por improcedente, la solicitud de suspensión de los acuerdos y resoluciones adoptados, ya que el término previsto por la norma invocada por el actor precluyó."(fs.46). Una vez notificada la Demanda respectiva, la firma de abogados COCHEZ, LANDERO-MARTÍNEZ contesta los hechos, aceptando los identificados como PRIMERO, SEGUNDO Y TERCERO y respecto al CUARTO de estos H., el mismo es negado señalando que "tal como consta en la referida Acta, el señor E.S.M. fue designado para actuar en la referida Asamblea de Accionistas como S.A.-hoc, por la mayoría de los accionistas presentes en la referida reunión." Los hechos restantes fueron contestados por la parte demandada, de la siguiente manera: "QUINTO: Este hecho como está expuesto es falso y por tanto lo negamos. Al igual que indicamos en la contestación del hecho anterior, el señor E.S.M. si fue designado para actuar como S.A.-hoc en la referida Asamblea de Accionistas, por la mayoría de las acciones emitidas y en circulación presentes en la referida reunión. SEXTO:Este hecho como esta (sic) expuesto es falso y por tanto lo negamos. La Reunión de Junta de Accionistas de CORPORACION PANAMEÑA DE ENERGIA, S.A., celebrada el 14 de Octubre de 2004, no violó la Cláusula Octava (i) del Pacto Social, porque dicha disposición exigía un quórum calificado de por lo menos el 85% de las acciones emitidas y en circulación para poder llevar a cabo las Asambleas de Accionistas. Sin embargo, quedó claramente establecido en la referida Acta que estaban representadas el 100% de las mismas, por lo cual si existía el quórum reglamentario, por lo que citamos a continuación la declaración segunda: SEGUNDO: Que estaban presentes en la aludida reunión el señor J. JURADO en su propio nombre y representación y en nombre y representación de la sociedad ELECTRIC MACHINERY ENTERPRISES y también en nomhre y representación de NATIONS INTERNATIONAL LTÐ. Según proxy de fecha 5 de octubre de 2004 presentado en la reunión, el señor R.R.R.O. en nombre y representación de las sociedades INGENIERIA R-M, S.A. y MARINO, S.A., según poderes presentados en la reunión, el señor L.A. en nombre y representación del señor JOSE E.V. el señor EÐUARDO VALLARINO ARJONA en su propio nombre y representación y en nombre y representación de la sociedad INVERSIONES PROQUIMSA, S.A. y la señorita A.R., actuando en su propio nombre y representación, los cuales constituyen eI 100% de las acciones comunes emitidas y en circulación de la Sociedad. (Lo resaltado es nuestro) SÉPTIMO:Este hecho es falso en la forma en que viene expuesto y por lo tanto lo negarnos. En la referida Acta de la Asamblea General Extraordinaria de Accionistas de la sociedad CORPORACION PANAMEÑA DE ENERGÍA, S.A. (COPESA) celebrada el día 14 de octubre de 2004, se dejó constancia clara de que al señor E.V.A. se le hizo entrega de copia notaria (sic) de ambos libros de actas. No obstante, que la decisión de entregarle las copias autenticadas de los mismos no le fuera satisfactoria es otra situación distinta, pero lo cierto es que sí le fueron entregados los referidos libros. Igualmente en la parte final de este hecho se reitera la aseveración de que el señor E.S.M. no fue designado como S.A.-hoc por la mayoría de los accionistas, lo cual desmentimos nuevamente porque efectivamente el susodicho sí fue designado para actuar como S.A.-Hoc en la mencionada reunión por la mayoría de las acciones comunes emitidas y en circulación de la sociedad. OCTAVO:Este hecho como esta expuesto es falso y por tanto lo negamos. Es completamente cierto que en la reunión de la Asamblea General Extraordinaria de Accionistas de la CORPORACIÓN PANAMEÑA DE ENERGÍA, S.A. (COPESA), tal como lo crética (sic) el hecho noveno, el señor J.J. presentó copia del documento que se describe, siendo cierto además que dicho documento había sido entregado previamente a casi todos los accionistas en el mes de julio del año 2004. Pero observamos que nuevamente en la parte final del hecho octavo de la demanda oral que nos, ocupa se hace mención de que no es cierto que la mayoría de los accionistas cle COPESA hayan designado al señor E.S.M. como S.A.-Hoc, lo cual ya hemos explicado hasta la saciedad en las contestación a los hechos anteriores, por lo que ahora no entendemos es si el demandante se refiere a que es falsa la declaración contenida en la certificación novena del Acta, o al hecho de que el señor S.M. fue designado para actuar como S.A.-Hoc en la referida reunión, pues en conclusión, ambas afirmación (sic) contenidas en el Acta impugnada son totalmente ciertas. NOVENO:Este hecho como esta expuesto es falso y por tanto lo negamos. Reiteramos que tanto el contenido de la certificación décima del Acta que se acusa de falsa, como la designación del señor E.S.M. como S.A.-hoc de la referida reunión celebrada el día 14 de octubre de 2004, son totalmente ciertas. DÉCIMO: Este hecho como esta expuesto es falso y por tanto lonegamos. Repetimos que tanto el contenido de la certificación Undécima del Acta que se acusa de ,falsa, como la designación del señor E.S.M. como S.A.-hoc de la referida reunión celebrada el día 14 de octubre de 2004, son totalmente ciertas. DÉCIMO PRIMERO: Este hecho como esta expuesto es falso y por tanto lo negarnos. Reiteramos nuevamente que tanto el contenido de la certificación Duodécima del Acta que se acusa de falsa, como la designación del señor E.S.M. como S.A.-hoc de la referida reunión celebrada el día 14 de octubre de 2004, son totalmente ciertas. DÉCIMO SEGUNDO: Este hecho es falso en la forma en que esta expuesto, por lo tanto lo negamos, El contenido de la declaración o certificación Ðécimo Cuarta del Acta que se acusa de falsa, es totalmente cierta y corresponde a la decisión adoptada en la referida Asamblea Extraordinaria de Accionistas de la sociedad COPESA celebrada el pasado 14 de octubre de 2004. DÉCIMO TERCERO: Este hecho es falso en la forma en que viene expuesto, por lo tanto lo negarnos. Reiteramos que el contenido de la declaración o certificación Décimo Quinta del Acta que se acusa de falsa, es totalmente cierta y corresponde a la decisión adoptada en la referida Asamblea de Accionistas de la sociedad COPESA celebrada el pasado 14 de octubre de 2004. DÉCIMO CUARTO: Este hecho es falso en la forma en que viene expuesto, por lo tanto lo negarnos. Debemos reiterar que el contenido de la declaración o certificación Ðécimo Octava del Acta que se acusa de falsa, es totalmente cierta y corresponde a la decisión adoptada en la referida Asamblea de Accionistas de la sociedad COPESA celebrada el pasado 14 de octubre de 2004. En cuanto a la aseveración de que el señor V.L.B.A. no está autorizado para concluir las (sic) afirmación arriba expuestas, debemos dejar sentado que el señor BERRIO ANDERSON en su condición de Director y D. de la sociedad, no concluyó las afirmaciones contenida (sic) en tales hechos ni tampoco voto(sic) para la toma de tales decisiones en calidad de accionista, como falsamente lo pretende hacer ver el demandante. Lo cierto es que en la referida reunión del 14 de octubre de 2004 estaban presentes y/o representados el 100% de las acciones comunes emitidas y en circulación de la empresa y fueron precisamente estos (los accionistas), los que tomaron las decisiones que se describen en la referida Acta. DÉCIMO QUINTO: Este no es un hecho, sino apreciaciones subjetivas y carentes de fundamento legal del demandante y por tanto las negamos. Las decisiones que se adoptaron en la Junta de Accionistas de 14 de octubre de 2004, se hicieron de conformidad con las disposiciones del Código de Comercio, la Ley No.32 de 27 de febrero de 1927 y el Pacto Social de CORPORACIÓN PANAMEÑA DE ENERGÍA, S.A." (fs.52-55) Conjuntamente con la referida contestación, la representación judicial de la parte demandada promovió Excepción de prescripción, para lo cual utilizó como fundamento principal de sus pretensiones, el artículo 418 del Código de Comercio. Al respecto, alegó que "desde la fecha en que se celebró la reunión de Accionistas que por este medio se impugna, es decir, desde el 14 de octubre de 2004, hasta la fecha de presentación de la presente demanda, a saber, el 21 de diciembre de 2004, han transcurrido más de dos (2) meses y siete (7) días, rebasando en exceso el término fatal de treinta (30) días que concede el Artículo 418 del Código de Comercio, para que el accionista pueda protestar contra los acuerdos de una Junta General de Accionistas tomados en oposición a la Ley, al Pacto Social o a los estatutos."(fs.56). En atención a la preexistencia de dos (2) Procesos orales interpuestos por la sociedad PROQUIM, S.A. y J.D.V.A. en contra de la demandada CORPORACIÓN PANAMEÑA DE ENERGÍA, S.A. (COPESA), que se tramitaban en el Juzgado Undécimo y Décimo Quinto de Circuito Civil, respectivamente, el Juzgado Sexto de Circuito de lo Civil del Primer Circuito Judicial de Panamá, mediante Auto No.1503/358-04 de 24 de noviembre de 2005, ORDENA ACUMULAR ambos expedientes al Proceso radicado en el referido Juzgado Sexto.. (fs.95-99). Como quiera que contra dicha decisión, la firma PATTON, MORENO & ASVAT interpuso Recurso de apelación, el Primer Tribunal Superior del Primer Distrito Judicial, mediante Resolución de 17 de mayo de 2006, "CONFIRMA en todas sus partes el Auto No.1503 de 24 de noviembre de 2005 emitido por el J. Sexto de lo Civil del Primer Circuito Judicial de Panamá."(fs.114-119). EL RECURSO DE CASACIÓN Por conducto de la firma forense BERRÍOS & BERRÍOS, la sociedad CORPORACIÓN PANAMEÑA DE ENERGÍA, S.A. interpuso Recurso de Casación en el Fondo, para lo cual fueron invocadas T.C., que la S. ha de analizar en forma separada. PRIMERA CAUSAL: "Infracción de las normas sustantivas de derecho por concepto de violación directa de la norma de derecho, lo cual ha influido de modo sustancial en lo dispositivo del fallo recurrido." MOTIVOS DE LA CAUSAL. "PRIMERO: El Tribunal de Segunda Instancia, al Proferir su decisión del 21 de noviembre de 2008, declara no probada la excepción de prescripción propuesta por la parte demandada y confirma la sentencia N°17 del 18 de abril del año 2008, proferida por el J. del conocimiento, mediante la cual se declaran nulos, cualquiera actos, resoluciones emitidas y efectuados (sic) por la sociedad anónima CORPORACIÓN PANAMEÑA DE ENERGÍA, (COPESA), con posterioridad a la reunión extraordinaria de la Junta de Accionistas, celebrada el día 14 de octubre de 2004, e inscrita en la Sección Mercantil del Registro Público, al documento R.N.°691029, Ficha 335672 el día 29 de octubre de 2004, de la Notaría Octava del Circuito de Panamá, a pesar de que la impugnación se hizo después del "término fatal", consagrado en la norma sustantiva que regulan (sic) el derecho de los accionistas a impugnar las decisiones adoptadas por la Junta de Accionistas. SEGUNDO: El Tribunal de Segundo Grado, confirmó la sentencia apelada, dictado (sic) por el J. de la Causa, en violación directa de las normas sustantivas que consagran el derecho de todos los accionistas a protestar contra los acuerdos de la Junta de Accionistas, que hayan sido tomados en contravención a la Ley, al Pacto Social o los Estatutos, y sin que dentro del término fatal de treinta (30) días, hayan demandado los actores la nulidad ante el J. competente, que está facultado, si lo considera de urgencia, suspender temporalmente la ejecución (sic) de lo acordado hasta que se resuelva en el fondo la presente demanda. TERCERO: El Tribunal de la Alzada, al confirmar la sentencia del Inferior, violó en forma directa la norma sustantiva que establece un término fatal de treinta (30) días para impugnar los actos de la junta de accionistas, con lo cual, debió declarar probada la excepción de prescripción propuesta por la parte demandada y, en consecuencia revocar en todas sus partes la sentencia N°17 del 18 de abril del año 2008, proferida por el Juzgado de la causa, puesto que, este yerro ha influido en lo sustancial del fallo cuestionado por este recurso." Para sustentar esta causal, el Recurrente estimó violado el artículo 418 del Código de Comercio, pues, "dicho Tribunal yerra al pretender que la excepción de prescripción propuesta por la parte demandada no fue probada dentro del Proceso Oral (acumulado) antes indicado y, por lo tanto, modifica para negar la excepción antes mencionada y confirma en todo lo demás la sentencia N°17 del 18 de abril del año 2008, proferida por el J. del conocimiento, mediante la cual se declaran nulos, cualquiera actos, resoluciones emitidos y efectuados por la sociedad anónima CORPORACIÓN PANAMEÑA DE ENERGÍA (COPESA), con posterioridad a la Reunión Extraordinaria de la Junta de Accionista, celebrada el día 14 de octubre de 2004;" ---concluyendo además en que,--- "los demandantes E.V.A., J.D.V.A. Y PRODUCTOS QUÍMICOS, S.A. (PROQUIMSA), estuvieron debidamente representados en la reunión extraordinaria de la Junta de Accionista (sic), de la Sociedad Corporación Panameña de Energía (Copesa), celebrada el día 14 de octubre de 2004, mediante su apoderado el señor L.A., tal como consta a foja 68 a 73, del expediente principal, por lo que, el término fatal de treinta días (30), que consagra la norma en mención, le era perfectamente aplicable en el presente negocio y, en consecuencia, no existe duda alguna que procedía la prescripción negada por el Tribunal de la Alzada." SEGUNDA CAUSAL: Infracción de las normas sustantivas de derecho por concepto de indebida aplicación de la norma sustantiva de derecho, lo cual ha influido de modo sustancial, en lo dispositivo del fallo recurrido." "PRIMERO: El Tribunal de la alzada, en la sentencia que desató la alzada, aplicó indebidamente la norma sustantiva general aplicable a los actos de ciertos funcionarios y administradores de una sociedad en lugar la especial para impugnar los actos de los accionistas en el "término fatal de 30 días", con lo cual, descartó la prescripción alegada por la sociedad demandada en base, como se ha dicho, al aplicar indebidamente el término prescriptivo en el negocio subjudice. SEGUNDO: El Tribunal ad quem, en la sentencia que resolvió la apelación, aplicó indebidamente la norma sustantiva general sobre la prescripción de los actos de ciertos funcionarios o administradores en lugar de la especial contenida por la ley sustantiva para los actos de los accionistas en el "término fatal de 30 días;" con lo cual, descartó el instituto de la prescripción alegada por la sociedad demandada. TERCERO: El Tribunal ad quem, en la sentencia que resolvió la apelación, aplicó indebidamente la norma que regulan (sic) la prescripción de los actos de ciertos funcionarios y administradores de una sociedad a los actos de los accionistas que sólo pueden impugnarse en el término fatal de 30 días, con lo cual, se descartó la prescripción de la acción alegada por la sociedad demandada, con lo cual influyó en lo dispositivo del fallo atacado por este recurso." En apoyo de esta causal, la firma Recurrente estimó como violado el numeral 3 del artículo 1652 del Código de Comercio, de forma directa, por omisión, ya que en su opinión, "dicho Tribunal aplica indebidamente la prescripción de carácter general retenida para ciertos actos de los funcionarios y administradores de las sociedades, en lugar de la prescripción especial para impugnar los actos de los accionistas dentro del "término fatal de 30 días", con lo cual, la norma in examine ha sido aplicada indebidamente en el negocio subjudice." TERCERA CAUSAL: "Infracción de las normas sustantivas de derecho por concepto de Error de derecho en cuanto a la apreciación de la prueba, lo cual ha influido de modo sustancial en lo dispositivo del fallo recurrido." MOTIVOS DE LA CAUSAL: Para sustentar la validez de esta causal, la firma casacionista planteó en dos Motivos su inconformidad con la Sentencia del Ad quem, destacando en el primero de éstos que la Escritura Pública No.20097 del 26 de octubre de 2004, de la Notaría Octava del Circuito Notarial de Panamá, fue valorada erróneamente,"ya que dicho Tribunal, ni siquiera entró en una lectura del contenido de la misma," ----"la cual da cuenta de que los demandantes si participaron en el acto cuestionado y, por lo tanto, se ha desconocido el valor de plena prueba del instrumento notarial antes aludido." En el otro Motivo, la censura estimó que la Sentencia que resolvió la apelación respectiva "valoró erradamente, las copias autenticadas de la Escritura Pública número 20097, del 26 de octubre de 2004, antes aludida e inscrita en el Registro Público de Panamá," ---- toda vez que, " dicho Tribunal ni siquiera entró en una lectura de su contenido y tampoco aplicó, como era su deber, las reglas de la sana crítica, puesto que, no la confrontó con el resto de las pruebas allegadas a la encuesta." Como disposiciones legales violadas, la firma BERRÍOS & BERRÍOS señaló en esta causal, los artículos 781 y 836 del Código Judicial, infracción que se estimó ocurrida respecto a dichas normas legales, en forma directa, por omisión y por comisión respectivamente, y, además, acusó como infringidos los artículos 34 y 44 de la Ley 32 de 1927, estimándose estos últimos como violados en forma directa por omisión. En resumen, en el Recurso de Casación interpuesto, la censura ha requerido de esta S. Civil, que se "CASE la sentencia recurrida, se REVOQUE, en todas sus partes la decisión del 21 de noviembre de 2008, proferida por el Tribunal de la causa y, en su lugar, se declare prescrita la acción para impugnar el acta de la Junta de Accionistas contenida (sic) la Escritura Pública número 20097, del 26 de octubre de 2004, con la correspondiente condena en costas de las instancias y de casación y el pago de los gastos procesales causados." DECISIÓN DE LA SALA: La S. considera pertinente, establecer si las diferentes proposiciones que fueron acordadas por la mayoría de los accionistas de la sociedad CORPORACIÓN PANAMEÑA DE ENERGÍA, S.A.(COPESA), en la reunión extraordinaria celebrada el día 21 de noviembre de 2008 y que fuera protocolizada mediante la Escritura Pública No.13,439 de 20 de julio de 2009, extendida en la Notaría Primera del Circuito de Panamá, resuelven los aspectos controvertidos que dieron nacimiento al Proceso oral promovido por E.V. A., J.D.V. y PRODUCTOS QUÍMICOS, S.A.( PROQUIM) contra la sociedad CORPORACIÓN PANAMEÑA DE ENERGÍA, S.A.(COPESA). Al efecto, observa la S., que la Resolución objeto de impugnación, según se describe a fojas 4 del dossier, está constituida por decisiones acordadas en "Reunión extraordinaria de la Junta de Accionistas de la sociedad anónima denominada CORPORACIÓN PANAMEÑA DE ENERGÍA, S.A.(COPESA), celebrada el día catorce (14) de octubre de dos mil cuatro (2004), inscrita en la Sección Mercantil del Registro Público, al Documento R.N.° 691029, Ficha N°335672, el día veintinueve (29) de octubre de dos mil cuatro (2004), a través de la Escritura Pública No.20097 de 26 de Octubre de 2004, de la Notaría Octava del Circuito de Panamá." (fs.4-6). Sintetizadas las pretensiones que fueron requeridas originalmente por los demandantes y reseñados los Antecedentes iniciales del Proceso oral bajo estudio, corresponde analizar las decisiones aprobadas por la Junta de Accionistas en la sesión celebrada el día 21 de noviembre de 2008, conforme constan en la Escritura Pública 13,439 de 20 de julio de 2009 de la Notaría Primera del Circuito, para establecer la procedencia de lo que requiere la representación judicial de la parte demandada, CORPORACIÓN PANAMEÑA DE ENERGÍA, S.A. (COPESA), que se concentra en la petición de "sustracción de materia" como ha sido formalizada por la firma forense BERRÍOS & BERRÍOS. De acuerdo a las constancias del Proceso, la sociedad Recurrente está inscrita en la ficha 335672, R. 56267 e Imagen 0082 de la Sección Mercantil del Registro Público de la República de Panamá. Como consta en el Acta respectiva, la aludida reunión "se celebró, previa citación, en las oficinas de Carlton & Fields, Attorneys at Law, ubicadas en CNL Center at City Commons, 450 S., O.A., Suite 500, Orlando, Florida 32801-3336, Estados Unidos de América, el día viernes 21 de noviembre de 2008, a partir de las diez de la mañana (10:00 A.M.)." Al iniciarse la sesión, se estableció que estaban presentes el señor J.J.U., quien manifestó que participaba en su propio nombre y también en representación de la sociedad ELECTRIC MACHINERY ENTERPRISES INC.; el señor R.R.R.O., quien explicó que actuaba en representación de las sociedades INGENIERÍA R-M, S.A. y MARTINO, S.A. Igualmente, el señor T.M. manifestó que representaba a la accionista NATIONS ENERGY CORPORATION y que participaría en la reunión por vía del teléfono. El accionista J.J. dejó constancia que en la sede de la reunión se había recibido, vía fax, una nota que remitió el accionista E.V.A., dejando constancia que la convocatoria para esta reunión ha sido hecha en forma incorrecta o ilegal porque, según su opinión, el señor V.L.B.A. no podía hacer dicha convocatoria por encontrarse suspendido en el cargo de P. de la sociedad por una orden que dictó el J. Decimoséptimo del Circuito Civil de Panamá. Continuando su exposición, el señor Jurado comunicó a los presentes, que estimaba que el accionista E.V.A. no tenía conocimiento de todos los detalles de la orden de suspensión que emitió ese J. y que, por no conocer tales detalles, tenía una opinión parcial e incompleta de dicha orden, puesto que, "según recuerda, en esa orden el J. incluyó el restablecimiento de la junta directiva y los dignatarios anteriores, siendo que, antes de eso, V.L.B.A. era el P. de la sociedad, todo lo cual, dijo, es acreditado por el propio Registro Público de Panamá en una certificación que obtuvo hace pocos días, que trajo a la reunión y que va a poner en conocimiento de todos." Asimismo y según consta en la respectiva Acta,"al iniciarse la sesión, los accionistas presentes, los representados por poder y la accionista que participa por medio del teléfono, decidieron por unanimidad que la reunión debía ser presidida por el señor J.J.U., y decidieron, igualmente por unanimidad, que actuara como S. el señor R.R.O., en atención a que tanto el P. como el S. titulares de la sociedad no se han apersonado a la reunión. Acto seguido, el P. elegido para la reunión declaró abierta la sesión y manifestó, que como primeros temas a considerar debían examinarse la convocatoria realizada para convocar la reunión y la verificación de la asistencia de los accionistas a la misma." (fs.550 anverso y reverso). La S. considera necesario, destacar algunos aspectos que constan en el Acta de la reunión extraordinaria de accionistas protocolizada en la Escritura Pública No. 13439 de 20 de julio de 2009 y en especial, los descritos en el Punto (4), del Capítulo III, relativo a la "Agenda para la reunión" y enunciados como: "Lo que propongan los accionistas;"así como los Acuerdos finales aprobados en la reunión extraordinaria de los accionistas de la CORPORACIÓN PANAMEÑA DE ENERGÍA, S.A.(COPESA), celebrada el día 21 de noviembre de 2008, (fojas 557 vuelta y 560 en adelante), los que para la debida ilustración se transcriben a continuación: "Al llegar a este punto de la agenda, el accionista J.J.U. pidió la palabra y explicó que deseaba hacer algunas proposiciones a la Asamblea para que fueran consideradas en la reunión.B... Como primera proposición indicó que consideraba conveniente para la sociedad que se dejara sin efecto lo que los accionistas habían acordado en la reunión que celebraron el 30 de noviembre de 2004. Explicó que en dicha reunión se modificó la junta directiva y los dignatarios de la sociedad, pero que los accionistas E.V.A. y J.D.V.A., han iniciado sendos procesos judiciales contra lo decidido en dicha reunión, procesos en los que se ha ordenado la suspensión en el Registro Público de varias inscripciones y decisiones de los accionistas, situación que complica y hasta impide que la sociedad pueda realizar sus actividades en la forma en que la inmensa mayoría de accionistas desea, y que, entre otras razones, impidió que se concluyera el proceso de refinanciamiento de deudas con acreedores, lo que, a su vez, condujo a la quiebra de la sociedad. Agregó que de esta manera, dejando sin efecto lo acordado en la mencionada reunión, los procesos judiciales correspondientes terminarían por sustracción de materia o por carecer de objeto, lo que permitiría normalizar la situación registral de la sociedad y que ésta pudiera realizar e inscribir sus actos en forma usual. (fs.558). "La proposición fue ampliamente discutida por los accionistas, quienes decidieron por unanimidad, aprobarla." (Subraya la S.). ... Con carácter de tercera propuesta, el accionista J.J.U. indicó que consideraba que la ocasión era propicia para que la Asamblea de Accionistas evaluara la conveniencia de ratificar y aclarar la decisión que había adoptado en la reunión que celebró el 14 de octubre de 2004, en lo atinente a que la sociedad se rigiera por las cláusulas y disposiciones del pacto social original y a dejar sin efecto lo que supuestamente se acordó en las supuestas reuniones que supuestamente se celebraron el 2 de junio de 1998, específicamente en lo que concierne a las reformas al pacto social que se pretendieron introducir en esas supuestas reuniones. ... Discutidos y aprobados los diversos temas de la agenda de la reunión, los accionistas pidieron que se hiciera constar las decisiones que habían adoptado en el acta de la reunión, y que la parte resolutiva de la misma llevara el texto que se indica a continuación:- La Asamblea de Accionistas de CORPORACIÓN PANAMEÑA DE ENERGÍA, S.A.(COPESA), debidamente convocada y reunida el día viernes 21 de noviembre de 2008, a partir de las diez de la mañana (10:00 a.m.), en las oficinas de Carlton & Fields, Attorneys at Law, ubicadas en CNL Center at City Commons, 450 S., O.A., Suite 500, Orlando, Florida 32801-3336, Estados Unidos de América, luego de discutir ampliamente los diversos temas y proposiciones que se han presentado en la reunión, acuerda, dispone y resuelve: Primero: Dejar sin efecto lo que los accionistas acordaron en la reunión que celebraron el 30 de noviembre de 2004, cuya acta fue protocolizada en la escritura pública número 21374 de 2 de diciembre de 2004, emitida en la Notaría Octava del Circuito de Panamá, la que se inscribió en la ficha 335672, documento 708356, del Registro Público el día 14 de diciembre de 2004, y comunicar tal decisión a los juzgados panameños en los que se pide la nulidad de dicha reunión. Segundo: Modificar la junta directiva y los dignatarios de la sociedad para que tales organismos queden conformados de la siguiente manera: (a) Los miembros de la junta directiva son los señores R.R.R.O., J.J.U., V.L.B.A., E.A.S.M., J.D., T.M. y M. de Concini, todos con dirección en el tercer piso del edificio Banco Aliado, ubicado en Calle 50 y calle 56, Obarrio, B.V., ciudad, distrito y provincia de Panamá, República de Panamá. (b) Los dignatarios son: V.L.B.A. como P.; R.R.O. como V.; G.L.B. como S. y E.A.S.M. como Tesorero. Tercero: Ratificar la decisión que los accionistas adoptaron en la reunión que celebraron el 14 de octubre de 2004 en la ciudad de Panamá, en lo atinente a que la sociedad se rigiera por las cláusulas y disposiciones del pacto social original, y a dejar sin efecto lo que supuestamente se acordó en las supuestas reuniones de accionistas que supuestamente se celebraron el dos (2) de junio de mil novecientos noventa y ocho (1998), específicamente en lo que concierne a las reformas al pacto social que se pretendieron introducir en esas supuestas reuniones. Cuarto: Aumentar el capital social accionario de la sociedad a cuatrocientos millones (400,000,000) de acciones comunes y sin valor nominal, para que dichas acciones sean ofrecidas a título de dación en pago como parte del repago de la deuda que COPESA mantiene con DEL MAR MASTER FUND LTD., y autorizar a la junta directiva para que proceda a emitir los certificados de tales acciones. Quinto: Ratificar, como en efecto la Asamblea de Accionistas ratifica, en todas sus partes, las actuaciones y gestiones llevadas a cabo por los señores V.L.B.A. y E.A.S.M. cuando han actuado como P. y como S., respectivamente, en diversas reuniones de la sociedad; solidarizarse, respaldar y reiterar como buenas y válidas tales actuaciones, como en efecto la Asamblea de Accionistas las respalda y reitera; relevar, como en efecto la Asamblea de Accionistas releva, de toda responsabilidad civil, penal o administrativa que pudiera derivarse para los mencionados señores B.A. y S.M. por sus actuaciones en la sociedad y en sus reuniones, y autorizar que la empresa remita a los tribunales que corresponda las certificaciones que sean necesarias para acreditar esta decisión. Como los accionistas manifestaron que no tenían ningún otro asunto que considerar, el P. de la reunión declaró terminada la sesión, lo que hizo a las cuatro de la tarde (4:00 p.m.).(fs.560-561). Continuando con el análisis, la S. consideró necesario, determinar el estado actual del Proceso de Quiebra instaurado en contra de la empresa CORPORACIÓN PANAMEÑA DE ENERGÍA, S.A. (COPESA), por lo que esta Colegiatura por conducto de la Secretaría de la S.,mediante Oficio No.306-12 de 31 de julio de 2012,(fs.564)requirió al Juzgado Séptimo de Circuito del Primer Circuito Judicial, Ramo Civil, que extendiera copia autenticada del Auto No.1100 de 12 de octubre de 2006, en que se declaró el estado de quiebra de la CORPORACIÓN PANAMEÑA DE ENERGÍA, S.A. (COPESA), que había sido solicitado anteriormente por el BANCO CONTINENTAL DE PANAMÁ, S.A.D.R. fue remitida a esta S., mediante "Oficio No.1287-259-06 quiebra de fecha 9 de agosto de 2012," emitido por el referido Juzgado (fs.565), Auto 1100 localizable de fojas 566 a 569. Posteriormente, mediante Oficio No.316-12 de 14 de agosto de 2012, se solicitó al referido Despacho judicial informar en qué estado se encuentra el Proceso de quiebra de la referida empresa y dicho Tribunal, mediante "Oficio No.1354-259-06 quiebra, de 27 de agosto de 2012," comunicó que "el proceso en referencia sí culminó en esta instancia y se encuentra en los Archivos Centrales del Órgano Judicial, conforme salida No.509 del 22 de septiembre de 2008"(fs.581); razón por la cual y a requerimiento de esta S., dicho Despacho remitió copia autenticada del Auto No.1248 de 12 de agosto de 2008," cuya parte resolutiva se trascribe a continuación: "En mérito de lo antes expuesto, quien suscribe, JUEZ SÉPTIMO DE CIRCUITO DEL PRIMER CIRCUITO JUDICIAL DE PANAMÁ, RAMO CIVIL, administrando justicia en nombre de la República y por autoridad de la Ley, ADMITE EL DESISTIMIENTO DEL PROCESO UNIVERSAL DE QUIEBRA promovido por DEL MAR MASTER FUND. LTD. contra CORPORACIÓN PANAMEÑA DE ENERGÍA, S.A., (COPESA) En consecuencia, hace las siguientes declaraciones: 1. Que se ha terminado el estado de quiebra de CORPORACIÓN PANAMEÑA DE ENERGÍA, S.A. (COPESA); 2. Que se rehabilita a la sociedad fallida CORPORACIÓN PANAMEÑA DE ENERGÍA, S.A. (COPESA), y por consiguiente la misma está en pleno goce de sus facultades para disponer y administrar sus bienes y su patrimonio; 3. Se levanta el embargo y el depósito judicial de todos los bienes, libros, papeles y demás documentos objeto de la medida decretado (sic) mediante Auto No.1100 del 12 de octubre de 2006; 4. Que se deja sin efecto la designación como curador de la quiebra del Licenciado C.A.J. CAMPOS; en consecuencia, se le de la gestión realizada (sic), tal cual lo prevé el artículo 1831 del Código Judicial; 5. Que se deja sin efecto la orden emitida por este despacho dirigida a la Dirección General de Correos y Telégrafos a fin de retener la correspondencia de CORPORACIÓN PANAMEÑA DE ENERGÍA, S.A. (COPESA); 6. Que se deja sin efecto la orden emitida por este despacho jurisdiccional dirigida a la Dirección General del Registro Público, para que se abstuviera de inscribir títulos emanados de CORPORACIÓN PANAMEÑA DE ENERGÍA, S.A. (COPESA); 7. Que se deja sin efecto la orden emitida por este despacho jurisdiccional dirigida a la Dirección General de Migración y Naturalización, a fin de impedir al representante legal de CORPORACIÓN PANAMEÑA DE ENERGÍA, S.A. (COPESA); y la anotación en la matrícula general de comerciantes; 8. Que se deja sin efecto la acumulación de todos los procesos civiles en los cuales la sociedad fallida CORPORACIÓN PANAMEÑA DE ENERGÍA, S.A. (COPESA), figuraba como parte actora o demandada, y que fueron remitidos a este despacho en virtud del fuero de atracción del proceso universal de quiebra. En consecuencia, se dispone su devolución a sus juzgados de origen. 9. Revoca la resolución de 4 de agosto de 2008. Una vez ejecutoriada la presente resolución, comuníquese lo pertinente a los bancos de la localidad, así como al curador de la quiebra, a la Dirección General de Correos y Telégrafos, a la Dirección General del Registro Público, a la Dirección de Migración y Naturalización, a la Autoridad Nacional de los Servicios Públicos y a cualquier otra persona, autoridad o empresa que se estime pertinente. Lo reseñado demuestra que el Proceso de Quiebra promovido contra la demandada CORPORACIÓN PANAMEÑA DE ENERGÍA, S.A. (COPESA), culminó con la Resolución No.1248 de 12 de agosto de 2008, emitida por el Juzgado Séptimo del Circuito Civil del Primer Circuito Judicial, que la S. ha transcrito parcialmente en párrafos anteriores, razón por la cual el otorgamiento del Poder que fuera conferido por dicha demandada a la firma BERRIOS & BERRÍOS, es acorde a la normativa que rige el Proceso especial de Quiebra, en atención a que bajo la vigencia del mismo, el único habilitado para conferir Poderes lo era el Curador designado por el Tribunal que atiende tal trámite. En ejercicio del Poder conferido por la parte demandada, la firma BERRÍOS & BERRÍOS, ha presentado solicitud a nombre de la sociedad CORPORACIÓN PANAMEÑA DE ENERGÍA, S.A. (COPESA), en la que solicita a esta Colegiatura se declare la existencia de la sustracción de materia. Dicha petición está contenida en los siguientes términos: "En el negocio indicado al margen superior del presente escrito, solicitamos se declare que se ha producido el fenómeno jurisprudencial de sustracción de materia; ya que, el acta del 30 de noviembre del 2004, protocolizada en la Escritura Pública No.21374, del 2 de diciembre de 2004, expedida por la Notaría Novena del Circuito Notarial de Panamá y la cual se inscribió en la Ficha N° 335672, Documento 708356, el 14 de diciembre de 2004, en el Registro Público, se dejó sin efecto mediante la Escritura N° 131439, del 20 de julio de 2009, expedida por la Notaría Primera del Circuito Notarial de Panamá y la cual se inscribió en la Ficha N° 335672, Sigla N° S.A., Documento R.N.° 1736824, del Registro Público, con fecha del 5 de marzo de 2010. Acompañamos, para los fines pertinentes, copia autenticada de la Escritura Pública N°13439, del 20 de julio de 2009, expedida por la Notaría Primera del Circuito Notarial de Panamá y la cual insistimos deja sin objeto el presente proceso, con lo cual, no tiene sentido alguno la formalización de las declaraciones impetradas por los demandantes." (fs. 547). Ante esta solicitud y considerando lo expuesto anteriormente, advierte la S., que además del cúmulo de pretensiones contenidas en el libelo de Demanda presentado por la parte actora (fs.4-6), en que se requiere la declaratoria de nulidad de la Reunión Extraordinaria de la Junta de Accionistas de la referida sociedad, celebrada el día 14 de octubre de 2004 y la de todos los Acuerdos y resoluciones adoptadas en dicha sesión, así como de cualesquiera otros actos y resoluciones efectuadas por dicha sociedad con posterioridad a la reunión extraordinaria en referencia, se ha solicitado también, que se ordene al Registro Público la cancelación del asiento de la Sección mercantil mediante el cual se inscribió la referida reunión y, asimismo, que "no se lleve a cabo la inscripción de ningún acto o resoluciones emitidas y efectuadas por la sociedad anónima CORPORACIÓN PANAMEÑA DE ENERGÍA, S.A. (COPESA), con posterioridad a la denominada Reunión Extraordinaria de la Junta de Accionistas"--- de la referida entidad,---"celebrada el día catorce (14) de octubre de dos mil cuatro (2004), inscrita en la Sección Mercantil del Registro Público, al Documento R.N.o.691029, Ficha No.335672, el día veintinueve (29) de octubre de dos mil cuatro (2004), a través de la Escritura Pública No.20097 de 26 de octubre de 2004, de la Notaría Octava del Circuito de Panamá." Igualmente, observa la S., que la firma forense PATTON, MORENO & ASVAT, en representación de los demandantes, ha planteado en su escrito de oposición al Recurso de Casación interpuesto por la firma BERRÍOS & BERRÍOS contra la Sentencia de 21 de noviembre de 2008 emitida por el Primer Tribunal Superior de Justicia, que esta Colegiatura NO CASE dicha Sentencia de segunda instancia y, asimismo, que no se acceda a ninguna de las pretensiones de la sociedad CORPORACIÓN PANAMEÑA DE ENERGÍA, S.A. Ante estas evidencias, estima la S., que lo procedente es resolver el Recurso de Casación propuesto y abstenerse de considerar la petición para que se declare la "sustracción de materia" requerida, pues, atender tal solicitud desconociendo los planteamientos formulados en dicho Recurso desnaturaliza la misión que impone la Ley a esta Corporación, entre otras razones, porque dicha sustracción de materia como instituto especial conducente a la finalización del Proceso, no es procedente ante las circunstancias y planteamientos contenidos en la presente encuesta; decisión a la que debe la S. Civil avocarse, ante las especiales connotaciones existentes en este Proceso y por ello así debe resolverse. Por lo tanto, teniendo en cuenta los antecedentes que quedan reseñados, la S. advierte, que el Recurso de Casación propuesto por la representación judicial de CORPORACIÓN PANAMEÑA DE ENERGÍA, S.A. (COPESA), ha sido sustentado invocando tres causales de fondo, a saber: Infracción de las normas sustantivas de derecho por concepto de Violación directa, Indebida aplicación y Error de derecho en cuanto a la apreciación de la prueba, todo lo cual supone haber influido de modo sustancial en lo dispositivo del fallo recurrido. Por lo tanto, la S. se avoca a confirmar, la validez jurídica y la sustentación fáctica de los argumentos contenidos en los cargos formulados a la Sentencia del Ad quem, para establecer si los mismos prosperan y determinar así las consecuencias respectivas correspondientes. En esencia, los planteamientos esbozados en los Motivos que sustentan las causales de Violación directa e Indebida aplicación, giran en torno a considerar que la negativa del Primer Tribunal Superior en declarar probada la Excepción de prescripción de la acción propuesta por la parte demandada, se centraliza en que según lo dispone el artículo 418 del Código de Comercio, los demandantes tenían un "plazo fatal" de treinta (30) días, contados a partir de la celebración de la Junta de Accionistas respectiva, para protestar y demandar la nulidad de las decisiones acordadas ante el J. competente y que, por lo tanto, al no haber presentado las acciones correspondientes dentro de dicho plazo, el referido Tribunal Superior debió declarar probada la Excepción de prescripción invocada. A consecuencia de lo anterior, el casacionista estimó infringido en forma directa por omisión, el artículo 418 del Código de Comercio y en igual concepto de infracción, el numeral 3 del artículo 1652 del referido Código; por lo que a su juicio, se estima que dicho Tribunal erró al declarar que la referida Excepción no fue probada dentro del Proceso oral, razón por la cual el juzgador "aplica indebidamente la prescripción general retenida (sic) para ciertos actos de los funcionarios y administradores de las sociedades, en lugar de la prescripción especial para impugnar los actos de los accionistas dentro del "término fatal de 30 días." En los motivos que sustentan la causal de Error de derecho en la apreciación de la prueba, la censura estimó que la Sentencia del Ad quem violó directamente, por omisión, el artículo 781 del Código Judicial, porque dicho Tribunal "valoró erradamente las copias autenticadas de la Escritura Pública número 20097, del 26 de octubre de 2004, de la Notaría Octava del Circuito Notarial de Panamá, mediante la cual se protocoliza certificación sobre reunión extraordinaria de la Junta de Accionistas de la sociedad CORPORACIÓN PANAMEÑA DE ENERGÍA, celebrada el 14 de octubre de 2004," pues, dicho instrumento notarial "da cuenta de que los demandantes si participaron en el acto cuestionado y, por lo tanto, se ha desconocido el valor de plena prueba del instrumento notarial antes aludido," lo que implica que el Ad quem, no aplicó "las reglas de la sana crítica, puesto que, no la confrontó con el resto de las pruebas allegadas a la encuesta." Como queda expuesto, el Recurso de Casación propuesto por la representación judicial de la sociedad CORPORACIÓN PANAMEÑA DE ENERGÍA, S.A., se concentra en la tesis que sostiene que la pretensión requerida por los demandantes se encuentra prescrita. Con relación a este aspecto, en los fundamentos que sustentan las causales de Violación directa e Indebida aplicación, la censura estima violados los artículos 418 y el numeral 3 del artículo 1652 del Código de Comercio, respectivamente. Para los fines de rigor, la S. se permite transcribir, el contenido de dichas normas: "Artículo 418:"Todo accionista tendrá derecho a protestar contra los acuerdos de la Junta General de Accionistas tomados en oposición a la Ley, al Pacto Social o los Estatutos, pudiendo, dentro del término fatal de treinta (30) días, demandar la nulidad ante el J. competente quien, si lo considera de urgencia, podrá suspender la ejecución de lo acordado hasta que quede resuelta la demanda. En ningún caso se procederá a dicha suspensión si el accionista al demandar escoge la vía ordinaria." "Artículo 1652: Prescribirán en tres años: 1... 2... 3.Las acciones que puedan competir contra los liquidadores, gerentes o administradores de las mismas sociedades por razón de su encargo; 4....................................................................." Y en relación con la causal de Error de derecho en cuanto a la apreciación de la prueba, se ha estimado que la Sentencia del Ad quem violó los artículos 781 y 836 del Código Judicial y los artículos 34 y 44 de la Ley 32 de 1927, sobre sociedades anónimas, los cuales la S. transcribe a continuación: Código Judicial "Artículo 781:Las pruebas se apreciarán por el juez según las reglas de la sana crítica, sin que esto excluya la solemnidad documental que la ley establezca para la existencia o validez de ciertos actos o contratos. El juez expondrá razonadamente el examen de los elementos probatorios y el mérito que les corresponde." "Artículo 836: Los documentos públicos hacen fe de su otorgamiento, de su fecha, y de las certificaciones que en ellos haga el servidor que los expidió. Las declaraciones o afirmaciones que hagan el otorgante u otorgantes en escritura pública o en cualquier documento público tendrá valor entre éstos y sus causahabientes, en lo dispositivo, y aún en lo enunciativo siempre que tengan relación directa con lo dispositivo del acto o contrato. Deben ser tomadas en cuenta en su integridad, con las modificaciones y aclaraciones, y el juez las apreciará en concurrencia con las otras pruebas del expediente, y según las reglas de la sana crítica. Pero respecto a terceros, el juez las apreciará sólo en lo que se refieran de modo directo a lo dispositivo del acto o contrato, tomando en cuenta asimismo las otras pruebas del expediente y apreciándolas según las reglas de la sana crítica." Ley 32 de 1927. "Artículo 34: Podrá estipularse en el pacto social que los tenedores de cualquiera clase determinada de acciones no tendrán derecho de votación, o podrá restringirse o definirse ese derecho con respecto a las distintas clases de acciones. Estas estipulaciones en el pacto social prevalecerán en todas las votaciones que tengan lugar y en todos los casos en que la ley exija votación o consentimiento por escrito de los tenedores de todas las resoluciones o de una parte de las mismas. Podrá también estipularse en el pacto social que se requiere el voto de más de la mayoría de cualquier clase de acciones para fines determinados." "Artículo 44: Los acuerdos tomados en cualquier Junta en que todos los accionistas estén presentes, ya sea personalmente o por mandatario, serán válidos; y los acuerdos tomados en una reunión en que haya quórum habiendo renunciado a la citación todos los ausentes, serán válidos para todos los fines enumerados en la renuncia, aunque en cualquiera de los casos arriba mencionados no se haya hecho la citación en la forma prevista por la Ley, por el pacto social o por los estatutos." Puntualizados como lo han sido los aspectos relevantes del Recurso de Casación bajo análisis, la S. considera prudente, transcribir algunos de los argumentos exteriorizados por la firma forense PATTON, MORENO & ASVAT, tal como aparecen reflejados en el Alegato de fondo pronunciado respecto al Recurso de Casación presentado por la firma BERRÍOS & BERRÍOS, los cuales facilitan el pronunciamiento de esta Colegiatura hacia la mejor solución de la presente controversia. Al respecto, los argumentos que considera la S. necesario destacar, se sintetizan de la siguiente manera: "El Recurso de Casación de COPESA se centra en el argumento de que el Tribunal Superior violó el artículo 418 del Código de Comercio, que hace mención a un término de treinta (30) días. Pues bien, ese término fatal de treinta (30) días no tiene efectos prescriptivos para la acción que instituye esa misma disposición legal. En realidad, ese término de treinta (30) días tiene que ver con la caducidad del derecho que tiene el accionista afectado con el acuerdo societario acusado de nulo, para poder solicitar una medida cautelar de suspensión del mencionado acuerdo. Es decir, vencido el término de treinta (30) días el accionista que se dispone a solicitar la nulidad del acuerdo social no podrá solicitar la medida cautelar de suspensión de que trata el Artículo 418 del Código de Comercio. Y es que sucede, que el tema de la prescripción de las acciones para impugnar acuerdos sociales tiene una regulación especial en una norma posterior: nos referimos al Artículo 1652 numeral 2 del Código de Comercio, que de forma clara y prístina regula el importante tema de la referencia. El argumento de la parte recurrente es que el término de treinta (30) días de que trata el Artículo 418 del Código Judicial (sic), se trata de un término de prescripción de la acción, pero si se acepta esta teoría se estaría admitiendo la posibilidad de que un mismo hecho jurídico tenga una doble regulación en el Código de Comercio en lo que respecta a la prescripción de la acción. Nosotros estimamos, que ello no es así pues el termino de que trata el Artículo 418 del Código de Comercio está ligado solamente a la caducidad del derecho para obtener una medida cautelar de suspensión del acuerdo acusado de nulo. O., que no tiene lógica, ni sentido jurídico que nuestro sistema de derecho mercantil tenga dos (2) disposiciones diferentes ( los Artículos 418 y 1652) en torno a un mismo fenómeno jurídico como lo es la prescripción de las acciones de nulidad contra los actos y acuerdos corporativos. En este orden de ideas, vale anotar que conforme a nuestra legislación comercial el único término de prescripción de las acciones de nulidad de actos y acuerdos corporativos es el que consagra el numeral 2 del artículo 1652 del Código Judicial, que dice así: "Artículo 1652: Prescribirán en tres años: 2°. Las acciones derivadas del contrato de sociedad y de operaciones y obligaciones de la sociedad para con los socios para con la sociedad y de socios entre sí por razón de la sociedad..." (fs.535-536). Como bien se expresa en el referido Alegato sustentado por la firma PATTON, MORENO & ASVAT, la anterior constituye la corriente doctrinal y jurisprudencial asumida por la S. Primera de la Corte Suprema de Justicia, en torno al tema de la prescripción de las acciones de nulidad de actos y acuerdos corporativos, que fuera adoptada en la Sentencia de 31 de mayo de 1994, proferida dentro del Proceso ordinario interpuesto por L.A.G. contra M.P. HERRERA Y TÉCNICA DE INGENIERÍA Y ARQUITECTURA, S.A. En la referida Sentencia de 31 de mayo de 1994, esta Colegiatura se expresó en los siguientes términos: "Para la S. los cargos formulados en el Recurso de Casación en estudio carecen de todo fundamento, ya que, tal como lo advierte el ad quem, el hecho de que la Ley 32 de 1927 derogara expresamente las normas que en el Código de Comercio regulaban este tipo de sociedades no puede interpretarse en el sentido de que tal derogatoria deja sin efecto las normas de carácter general que reglamentan los actos de comercio, siempre que las mismas no resulten incompatibles con la ley especial. Tal es el caso de las normas que contiene el Código de Comercio sobre prescripción de acciones que dimanan de los actos de comercio y, específicamente, las acciones derivadas del contrato de sociedad, cualquiera que se el tipo de sociedad de que se trate, conforme aparece en el artículo 1652 de dicha excerta." Como corolario de lo anterior, exponen finalmente los apoderados de la parte demandante, que " en caso de estimarse que el Artículo 418 del Código de Comercio, contiene un término de prescripción de la acción de nulidad de acuerdos corporativos (que a nuestro juicio se trata de una norma de caducidad referida a la medida de suspensión), necesariamente tendríamos que recurrir a la solución contenida en el segundo párrafo del artículo 14 del Código Civil, y siendo consecuentes con dicha regla de interpretación legal se tendría que aplicar el artículo 1652, numeral 2 del Código de Comercio, que se trata de la disposición consignada en el artículo posterior." (fs.538). En otro orden de ideas, específicamente, en lo que se refiere al número de accionistas presentes y la validez de los acuerdos adoptados en la reunión celebrada por la Junta General de Accionistas el día 14 de octubre de 2004, cuya nulidad fue solicitada en el libelo de Demanda presentada por los demandantes E.V., J.D.V. y PRODUCTOS QUÍMICOS, S.A., la S. advierte, que en los Motivos que sustentan la Tercera causal contenida en el Recurso de Casación bajo estudio, se invocan como violados, entre otros, los artículos 34 y 44 de la Ley 32 de 1927. Con relación a este tema, la S. considera necesario, rescatar los planteamientos esbozados por el Juzgado Séptimo de Circuito del Primer Circuito Judicial, en la Sentencia No.17 de 18 de abril de 2008, en especial, los siguientes: "El Tribunal observa que CORPORACIÓN PANAMEÑA DE ENERGÍA, S.A. (COPESA) fue constituida mediante Escritura Pública 6906 de 19 de septiembre de 1997 y dicha sociedad se encontraba regida por los estatutos instituidos por sus suscriptores y que se encuentran plasmados en dichos documentos notariales. En dicha Escritura de constitución no se indica en ninguna de sus cláusulas disposición que establezca la existencia de un quórum calificado para la Junta de Accionistas. De hecho, en el pacto social constitutivo se señala textualmente que el aumento o disminución del capital autorizado se hará mediante junta de accionistas, requiriéndose el voto a favor de 2/3 partes de las acciones emitidas. Posteriormente, mediante Escritura Pública No.5547 de 17 de junio de 1998, la sociedad modificó el pacto social original y específicamente dispuso que para constituir quórum en las reuniones de la Junta General de Accionistas se requiere la presencia o representación del 85% de las acciones emitidas y en circulación. Igualmente, dicha Escritura señala que: "Las decisiones de la Junta de Accionistas sobre los puntos aquí enunciados requerirán el voto afirmativo del OCHENTA Y CINCO por ciento (85%) de las acciones comunes emitidas y en circulación." (foja 36 del expediente). Dichas decisiones según la Escritura-son: 1. El aumento o disminución del capital autorizado; 2. La reforma o modificación del Pacto Social; ....................................................................... 10.. .(Énfasis del Tribunal)." Ahora bien, tal como expresa la parte demandada, el día 14 de octubre de 2004 se celebró otra Junta extraordinaria de accionistas y en la misma se aprobó"... regirse bajo las disposiciones del pacto social original." Dicho en otras palabras, se restableció la vigencia del pacto constitutivo el cual había sufrido una serie de modificaciones hasta esa fecha o, mejor dicho, se modificó el Pacto Social. Entrando en materia, debemos aclarar que quórum es el término jurídico que se refiere al número requerido de asistentes a una sesión de cualquier cuerpo de deliberación o parlamentario para que sea posible adoptar una cesión (sic) válida. Hay que distinguir entre dos tipos de quórum. El primero es el quórum de asistencia, es decir, la cantidad o proporción de miembros que deben estar presentes para la sesión de un cuerpo colegiado y el segundo, es el quórum que exige la mayoría especificada o calificada para tomar un acuerdo (mayoría calificada). En el caso que nos ocupa, la Escritura Pública No.5547 de 17 de junio de 1998, la cual de sustento jurídico para la pretensión de los demandantes consagra ambas formas o tipos de quórum. En su cláusula octava (foja 35 del expediente) se señala de forma clara el quórum de asistencia necesario para efectuar deliberaciones, expresando que: "Para constituir quórum en la reuniones de Junta General de Accionistas se requiere la presencia o representación del OCHENTA Y CINCO POR CIENTO (85%) de las acciones emitidas y en circulación." Por otro lado, se señala un quórum de mayoría calificada para tomar ciertas decisiones. En ese sentido, la mencionada escritura señala de forma tajante que: Las decisiones de la Junta de Accionistas sobre los puntos aquí enunciados requerirán el voto afirmativo del OCHENTA Y CINCO por ciento (85%) de las acciones comunes emitidas y en circulación." (foja 36 del expediente). Una de dichas decisiones-que requiere la aprobación de la mayoría calificada-es la de "2. La reforma o modificación del Pacto Social." De una lectura de la Escritura Pública No.5547 de 17 de junio de 1998, deducimos que para tomar una decisión que guardase relación con alguno de los 10 puntos que establece el documento regía la regla de la mayoría, lo cual no es más que un mecanismo mediante el cual se establece que para adoptar una decisión colectiva se requiere la aceptación de un número especificado de miembros. De acuerdo a las pruebas aportadas por las partes, arribamos a la conclusión de que en la reunión de 14 de octubre de 2004, sí se cumplió con el quórum deliberativo (asistencia), es decir, acudió el cien por ciento (100%) de las acciones emitidas y en circulación a dicho acto. Eso es así puesto tanto los demandantes como los demandados han aceptado tal hecho. (Declaración quinta de la Escritura No.20097 de 26 de octubre de 2004)."(fs.409-411) ..... "Por último, pero no por ello deja de ser menos importante, está el punto contenido en la declaración decimosexta de la Escritura No.20097 de 26 de octubre de 2004, contentiva de la Junta de Accionistas impugnada y celebrada el 14 de octubre de 2004. Dicha declaración señala que "DECIMOSEXTO: Que el señor J. JURADO estuvo de acuerdo en corregir las fallas advertidas y señaló que por lo tanto quedaba la Sociedad regida por el Pacto Social original." (foja 25 del expediente). Dicho de otra manera, se estipuló mediante este mecanismo que las modificaciones efectuadas al Pacto Social de la sociedad, realizadas mediante Escritura Pública No.5547 de 17 de junio de 1998 y que contenían el sistema de mayoría calificada para ciertos actos ya no regirían y, por tanto, la sociedad sería gobernada por el Pacto Social original contenido en la Escritura Pública No.6906 de 18 de septiembre de 1997. Tal hecho para este Juzgador es una MODIFICACIÓN al Pacto Social y, en tal sentido, al momento de realizarse la reunión de 14 de octubre de 2004 y hacerse esta modificación, era menester para dicha declaración contar con la mayoría calificada del ochenta y cinco por ciento (85%) de los accionistas, de acuerdo a lo estipulado en la Escritura Pública No.5547 de 17 de junio de 1998. Al sólo contarse en la reunión de Accionistas de 14 de octubre de 2004 con EL VOTO del OCHENTA Y DOS POR CIENTO (82%) de los accionistas para hacer una modificación al Pacto Social, se violó lo dispuesto en la cláusula octava, literal(j), punto 2, de la Escritura Pública No.5547 de 17 de junio de 1998, contentiva del Acta de la Junta de Accionistas celebrada el 2 de junio de 1998, el cual claramente disponía que se requería una mayoría calificada del ochenta y cinco por ciento (85%) de las acciones para reformar o modificar el Pacto Social. Así las cosas, este hecho conlleva a la nulidad del acto atacado." (fs.412-413) (Subraya la S.). Para esta Colegiatura, también resultan de importancia, los planteamientos emitidos por el Primer Tribunal Superior del Primer Distrito Judicial, en la parte final de la Sentencia de 21 de noviembre de 2008, que ha sido impugnada mediante el Recurso de Casación correspondiente y, al efecto, la S. los reproduce a manera de ilustración: "El demandado apelante ha señalado como agravio de la sentencia de instancia que el juzgador desconoció los parámetros legales que legitiman una decisión en la Asamblea de Accionistas cuando se encuentra la mayoría de los votantes; pero lo dispuesto en el artículo 44 de la ley de sociedades anónimas, regula, en términos generales, la materia, que puede encontrar límites de acuerdo a convención de la estructura social, como es el caso de la sociedad Corporación Panameña de Energía, S.A. en la que claramente se ha delimitado la cantidad de votos para realizar ciertas actividades y tomar ciertas acciones. El artículo 34 de la Ley de Sociedades Anónimas establece la posibilidad de que ciertos temas sean tomados por mayorías calificadas, legitimando con ello las condiciones establecidas por los propios accionistas. La Corte en sentencia del 8 de marzo del 2002 ha señalado: "Es cierto que la ley de sociedades es parca al momento de referirse a la mayoría para adoptar decisiones, si bien se desprende de la regla general de la mayoría contrario sensu. El artículo 34 de la Ley 32 de 1927 señala en su último párrafo que puede estipularse en el Pacto Social la existencia de mayoría reforzada para fines determinados, en cuya redacción podría derivarse dicho principio como una excepción y el principio de la mayoría como la regla general. J.P.Fábrega señala sobre el particular que "en contraposición de la medida extrema que prevé el primer párrafo del artículo 34, el tercero permite establecer en el pacto social el requisito de una mayor cantidad de votos para la toma de ciertas decisiones. En virtud de ello, podría disponerse en el documento constitutivo la necesidad de contar con una cantidad de votos superiores a la simple mayoría de acciones representada en la asamblea de accionistas o, incluso, de las acciones emitidas y en circulación, o de una mayoría calificada de tenedores de una clase de acciones para la aprobación de una determinada resolución."(Tratado sobre la Ley de Sociedades Anónimas Panameña, pág.183). Es así como la directiva societaria introducida mediante Acta de Junta Extraordinaria de Accionistas celebrada el 2 de junio de 1998 (foja 28 y 36) dispone en su cláusula octava que "las decisiones de la Junta de Accionistas sobre los puntos aquí enunciados requerirán el voto afirmativo del OCHENTA Y CINCO por ciento (85%) de las acciones comunes emitidas y en circulación," resulta sujeta a derecho y la sumisión a tal regla debe ser amparada jurisdiccionalmente." (fs.444-445).(Subraya la S.). Con fundamento en las anteriores consideraciones, realizada la evaluación en torno a las distintas situaciones planteadas en el análisis general del Proceso que se analiza y atendiendo la doctrina consultada, así como la corriente jurisprudencial que ha quedado expuesta, esta Corporación es del criterio, que no prosperan los cargos formulados en las tres Causales invocadas por la representación judicial de la sociedad demandada CORPORACIÓN PANAMEÑA DE ENERGÍA, S.A. (COPESA). Asimismo, considera esta Colegiatura, que son infundadas también las violaciones imputadas al Ad quem, en cuanto a la violación de los normas legales que fueron estimadas como infringidas por la Sentencia de 21 de noviembre de 2008, emitida por el Primer Tribunal Superior del Primer Distrito Judicial dentro del presente Proceso Oral y así debe resolverse. En consecuencia, la Corte Suprema de Justicia, SALA DE LO CIVIL, administrando justicia en nombre de la República y por autoridad de la Ley, NO CASA la Sentencia de 21 de noviembre de 2008, emitida por el Primer Tribunal Superior del Primer Distrito Judicial dentro del Proceso Oral acumulado interpuesto por E.V.A., J.D.V.A. y PRODUCTOS QUÍMICOS, S.A. (PROQUIM, S.A.) contra CORPORACIÓN PANAMEÑA DE ENERGÍA, S.A. (COPESA). Las respectivas costas se fijan en la cantidad de QUINIENTOS BALBOAS (B/.500.00). N., MAG. OYDÉN ORTEGA DURÁN MGDO. H.A.D.L.B. M.. HARLEY J. MITCHELL D. (CON SALVAMENTO DE VOTO) LICDA. S.F.D.C. SECRETARIA DE LA SALA CIVIL /dmj. OYDÉN ORTEGA DURÁN HERNÁN A. DE LEÓN BATISTA -- HARLEY J. MITCHELL D. S.F.D.C. (Secretaria)