Sentencia Civil de Supreme Court (Panama), 1ª de lo Civil, 22 de Mayo de 2017

PonenteOydén Ortega Durán
Fecha de Resolución22 de Mayo de 2017
EmisorPrimera de lo Civil

VISTOS:

El Licenciado Téofanes L.Á. apoderado judicial sustituto de las demandantes Y.V. y R.D.G. (sustitución a fs. 2679), así como el Licenciado J.S. apoderado judicial de la demandante V.C., S.A. (poder a fs. 459, T.I., anunciaron y formalizaron Recurso de Casación contra la Resolución de 6 de febrero de 2014 (fs. 2658-2676) proferida por el Primer Tribunal Superior del Primer Distrito Judicial, mediante la cual confirmó la Sentencia No. 34 de 22 de octubre de 2010 (fs. 2493-2504), dictada por el Juzgado Quinto de Circuito de lo Civil del Primer Circuito Judicial dentro del Proceso Sumario Acumulado con Demanda de reconvención que las Recurrentes promovieron contra GLOBAL BANK CORPORATION.

Determinada la admisibilidad del Recurso promovido (Resolución de 7 de abril de 2015 y Resolución de 14 de agosto de 2015, fs. 2732-2739 y fs. 2753-2754, respectivamente), corresponde resolver la controversia planteada para lo cual se relatan los antecedentes del caso.

Y.V., por conducto del Licenciado A.S.G. (poder a fs. 100, Tomo I), promovió Proceso sumario contra Global Bank Corporation "con el objeto que de acuerdo a las reglas del Proceso Sumario, el Tribunal determine o declare que es nulo el AUTO 1148 DE 24 DE OCTUBRE DE 2008, dictado por el Juzgado Sexto de Circuito Civil del Primer Circuito Judicial de Panamá, dentro del Proceso Ejecutivo Hipotecario con Renuncia de Trámite, propuesto por Colabanco, S.A., ahora Global Bank Corporation, contra la sociedad V.C., S.A." (fs. 101),

Mediante Auto No.1173/09 de 14 de octubre de 2009 (fs. 161-162), el Juzgado Quinto de Circuito de lo Civil del Primer Circuito Judicial de Panamá admitió la referida Demanda y ordenó acumular a este expediente tanto el Proceso Sumario presentado por R.D.G.G. como el Proceso Sumario instaurado por V.C., S.A., todos propuestos contra Global Bank Corporation. Las Demandas propuestas por R.D.G.G. y V.C., S.A. fueron admitidas a través de los Autos No. 1171/09 y 1172/09 ambas fechas 14 de octubre de 2009 (fs. 340 y 466, respectivamente).

Cabe señalar, que la pretensión formulada por R.D.G.G. consiste en que:

"el Tribunal determine o declare que es nulo el AUTO DE EMBARGO NÚMERO 3016 DE 25 DE AGOSTO DE 1998, dictado por el Juzgado Sexto de Circuito Civil del Primer Circuito Judicial de Panamá, dentro del Proceso Ejecutivo Hipotecario con Renuncia de Trámite propuesto por el Banco Confederado de América Latina, S.A. ahora Global Bank Corporation, contra la sociedad V.C., S.A."(fs. 281).

Por su parte, la pretensión formulada por V.C., S.A. va dirigida a lo siguiente:

"que de acuerdo a las reglas del Proceso Sumario, el Tribunal determine o declare que es NULO EL AUTO 1148 DE OCTUBRE 24 DE 2008, proferido por el Juzgado Sexto de Circuiuto de lo Civil del primer Circuito Judicial de Panamá, dentro del Proceso Ejecutivo Hipotecario, incoado por el Banco Confederado de América Latina, S.A. (COLABANCO, S.A.), ahora Global Bank Corporation."(fs. 460)

Notificada de las Demandas, la demandada otorgó poder a favor de la firma de abogados Bufete IGRA, como apoderado judicial principal y a los L.M.T.E.A. y C.E.V.J., en calidad de apoderados judiciales sustitutos (fs. 469, tomo II). Fue la Licenciada M.T.E.A. quien presentó las respectivas contestaciones a las Demandas propuestas (fs. 472-475, fs. 476-480 y fs. 485-489). De igual forma, presentó Demanda de reconvención contra Y.V. y R.D.G.G. (fs. 481-484 y fs. 490-493, respectivamente), siendo admitida a través del Auto No. 52/2010 de 15 de enero de 2010, fs. 495) y contestada por las demandadas en reconvención (fs. 498-501 y fs. 502-508).

Llevada a cabo las fases propias de este Proceso, el Juzgado de primera instancia decidió la controversia a través de la Sentencia No.34 de 22 de octubre de 2010 (fs. 24-93-2504), resolviendo lo siguiente:

"PRIMERO: NIEGA las declaraciones solicitadas por los demandantes R.G., V.C., S.A. y Y.V., dentro del proceso Sumario por ellos incoado en contra de GLOBAL BANK CORPORATION.

SEGUNDO

NIEGA la demanda de reconvención incoada por GLOBAL BANK CORPORATION en contra de Y.V.Y.V. R.G.

TERCERO

Declara PROBADAS las Excepciones de Petición antes de Tiempo y de Legitimación en la Causa alegadas por GLOBAL BANK CORPORATION en sus contestaciones de demanda.

Las costas como se han causado." (fs. 2503-2504)

Contra esta decisión los apoderados judiciales de ambas Partes interpusieron Recurso de apelación. Por otro lado, la representación judicial de la demandante V.C., S.A. solicitó la práctica de pruebas en segunda instancia, aportando para tal fin una serie de documentos (fs. 2535 y fs. 2544-2631). Determinada la admisibilidad de las pruebas solicitadas (Resolución de 26 de abril de 2011, fs. 2635-2636) y realizados los trámites propios de esta instancia, el Primer Tribunal Superior Del Primer Distrito Judicial dictó la Resolución de 6 de febrero de 2014 (fs. 2658-2676), decidiendo confirmar la Sentencia recurrida, compensando las costas.

Como ya se expuso, lo decidido por el Ad quem fue impugnado por los demandantes. Mediante Resolución de 7 de abril de 2015 (fs. 2732-2739), la Sala admitió la primera Causal de forma y la segunda Causal de fondo del Recurso de Casación interpuesto por el Licenciado Teófanes L.Á., apoderado judicial de las demandantes Y.V. y R.D.G. (fs. 2701-2712) y a través de la Resolución de 14 de agosto de 2015 (fs. 2753-2754) se admitió la primera Causal de fondo del Recurso de Casación corregido presentado por el Licenciado J.S., apoderado judicial de V.C., S.A.

CONTENIDO DEL RECURSO

En cuanto al Recurso de Casación en la forma "Por haberse omitido algún trámite o diligencia considerada esencial por la ley" (fs. 2701), el Licenciado Teófanes L.Á. lo desarrolló en dos Motivos, a saber:

PRIMERO

En la demanda sumaria que interpusimos en nombre de nuestros mandantes, con la finalidad de que se declare la nulidad del Proceso Ejecutivo Hipotecario y del remate de los bienes de mis representados a favor de COLABANCO, S.A., el Primer Tribunal Superior, con violación a la ley procesal, omitió cumplir el trámite contemplado en el Código Judicial mediante el cual, por estar tramitándose en el Juzgado Décimo Séptimo un Proceso de Revisión y auditoría de la cuantía del préstamo otorgado por dicho banco a V.C., S.A. (fs. 123) y del cual el Juzgado Sexto de lo Civil tenía conocimiento como consta en los oficios recibidos de fs. 2224 en adelante, por ser ambos procesos incompatibles, estaba obligado a abstenerse de efectuar el remate; por lo que al efectuarlo existe nulidad del referido remate.

SEGUNDO

Como quiera que el Auto No. 1148 de fecha 24 de octubre de 2008, consultable a fs. 2408 es de fecha posterior a la Sentencia de 12 de marzo de 2008, dictada por el Primer Tribunal Superior (fs. 123), los cuales son incompatibles entre sí, y de los cuales tenía conocimiento el Juez Sexto del Circuito de lo Civil de Panamá, el Primer Tribunal Superior estaba obligado, conforme al Código Judicial, a ordenar la suspensión del remate o a declarar la nulidad de la diligencia de remate, y sin embargo omitió cumplir con dicho trámite que es esencial por la ley." (fs. 2701-2702)

La Casación en el fondo, "INFRACCIÓN DE NORMAS SUSTANTIVAS DE DERECHO POR VIOLACIÓN DIRECTA DE LA LEY SUSTANTIVA, LO CUAL HA INFLUÍDO SUSTANCIALMENTE EN LO DISPOSITIVO DE LA RESOLUCIÓN RECURRIDA" (fs. 2711), fue desarrollado en un único Motivo, a saber:

"PRIMERO: El Primer Tribunal Superior desconociendo el derecho de mis representados de ejercer sus derechos sustantivos como terceros en este Proceso Ejecutivo Hipotecario argumenta que sus reclamaciones son extemporáneas debido a que al momento de ejercer sus derechos no se había dictado el remate de sus propiedades, con lo cual al aplicara (sic) la norma sustantiva que faculta a un tercero a reclamar contra una venta judicial, desconoció en contra de mis representados un derecho claramente consagrado en la norma que faculta a todo propietario a reclamar por una venta sin trámite mediante un Proceso Sumario" (fs. 2711)

La disposición legal que alega infringida es el artículo 1032 del Código Judicial, respecto a la Casación en la forma. En cuanto a la Casación en el fondo, el artículo 1748 lex cit.

Por su parte, el Licenciado J.S. apoderado judicial de V.C., S.A., promovió Recurso de Casación en el fondo en cuanto a la "INFRACCIÓN DE NORMAS SUSTANTIVAS DE DERECHO POR ERROR DE HECHO SOBRE LA EXISTENCIA DE LA PRUEBA, LO CUAL INFLUYÓ SUSTANCIALMENTE EN LO DISPOSITIVO DE LA RESOLUCIÓN RECURRIDA" (fs. 2743), desarrollado en los siguientes Motivos, a saber:

PRIMERO

El Primer Tribunal Superior, al confirmar en el proceso sumario la Sentencia del Juzgado Quinto del Circuito de lo Civil de Panamá, quien declaró probada la Excepción de Petición antes de tiempo interpuesta por Global Bank, ignoró completamente el Informe contable de los Peritos C.P.A. M.C., R.A.P. y L.S., rendidos ante el Juzgado Decimoséptimo de lo Civil de Panamá, con fecha 22 de enero de 2003, consultable a fs. 122 del expediente, prueba aportada legalmente al proceso, en donde los peritos concluyeron que la línea de crédito otorgada por Colabanco a V.C., S.A. a través de los diferentes préstamos por B/.285,092.64 fue cancelada en su totalidad incluyendo el capital, los intereses y Feci, efectuando mi representada pagos de más. Si el Primer Tribunal Superior hubiera tomado en cuenta esta prueba sustancial no hubiera aprobado la referida Excepción de Petición antes de tiempo, toda vez que la deuda cuyo pago reclama Colabanco, tramitada en el Juzgado Sexto, ya había sido cancelada. Por tanto, el Primer Tribunal Superior incurrió en error de hecho sobre la existencia de la prueba, lo cual influyó sustancialmente en lo dispositivo de la resolución recurrida.

SEGUNDO

Igualmente el Primer Tribunal Superior pasó por alto, desconociendo, la Sentencia ejecutoriada, de fecha 12 de marzo de 2008, consultable de fs. 123 a 154, que es un documento público y en donde el mismo Primer Tribunal Superior, al quedar comprobado que mi representada no le debe nada al acreedor por haberle pagado la totalidad de la deuda, condenó a Colabanco a pagarle a V.C., S.A. la suma de B/ 24,412.62 en concepto de Indemnización por los daños y perjuicios que le ocasionó a consecuencia del incumplimiento del contrato de línea de crédito. Si el Ad-Quem no hubiera ignorado esta prueba sustancial del proceso ejecutivo hipotecario hubiera fallado a favor de mi representada el proceso sumario interpuesto, y no hubiera aprobado la Excepción de Petición antes de tiempo propuesto por la ejecutante hipotecaria. Al no tomar en cuenta esta prueba sustancial del proceso el Primer Tribunal Superior incurrió en error de hecho sobre la existencia de la prueba, lo cual influyó sustancialmente en lo dispositivo de la resolución recurrida." (fs. 2743-2744).

En cuanto a las disposiciones legales que alegan infringidas el Recurrente se refirió a los artículos 780, 786 y 1744 del Código Judicial y el 1043 del Código Civil.

CRITERIO DE LA SALA

Como aspecto introductorio resulta esencial indicar que el Recurso de Casación en la forma tiene lugar cuando determinado caso de los estipulados en el artículo 1170 del Código Judicial concurra en la tramitación del Proceso objeto de estudio. Se requiere que la alegada omisión u actuación sea producida por la Autoridad Judicial de la Causa, ya sea por el A-quo o por el Ad-quem y en ese sentido va dirigido el artículo 1194 del Código Judicial, al preceptuar que:

"El Recurso de Casación en cuanto a la forma no será admisible si no se hubiere reclamado la reparación de la falta en la instancia en que se haya cometido y también en la siguiente, si se cometió en la primera, salvo si el reclamante hubiere estado legítimamente impedido para hacerlo o se tratare de un vicio insubsanable o no convalidable.

Si la causa que motiva el recurso ha tenido lugar en la última instancia y no ha habido posibilidad de reclamar contra ella, se admitirá el recurso." (Resalta la Sala)

En este caso, al invocar la Casación en la forma es requisito esencial que la supuesta irregularidad haya ocurrido en alguna de las instancias donde fuese atendido el Proceso, sea el Juzgado Quinto de Circuito de lo Civil del Primer Circuito Judicial de Panamá, por ser el Juzgado de conocimiento en primera instancia, o por el Primer Tribunal Superior del Primer Distrito Judicial en calidad de Ad quem.

Al aplicar lo anterior a este examen, en donde el Recurrente invoca el Caso que estipula el numeral 1 del artículo 1170 del Código Judicial, "Por haberse omitido algún trámite o diligencia considerada esencial por la ley", corresponde analizar el proceder de la Autoridad que supuestamente incurrió en la alegada omisión.

En ese sentido, el Recurrente expresó en el primer Motivo que "el Primer Tribunal Superior, con violación a la ley procesal, omitió cumplir el trámite contemplado en el Código Judicial mediante el cual, por estar tramitándose en el Juzgado Décimo Séptimo un Proceso de Revisión y auditoría de la cuantía del préstamo otorgado por dicho banco a V.C., S.A. (fs. 123) y del cual el Juzgado Sexto de lo Civil tenía conocimiento como consta en los oficios recibidos de fs. 2224 en adelante, por ser ambos procesos incompatibles, estaba obligado a abstenerse de efectuar el remate; por lo que al efectuarlo existe nulidad del referido remate" (Resalta la Sala, fs. 2701-2702).

Por lo anterior, dicha Parte consideró infringido el artículo 1032 del Código Judicial, ya que "el Primer Tribunal Superior no suspendió el remate de los bienes de mis representados, ni se abstuvo de seguir el trámite del proceso ejecutivo hipotecario con renuncia de trámites, a pesar de que el Auto No. 1148 de fecha 24 de octubre de 2008, consultable a 2408, dictada por el Juez Sexto del Circuito de lo Civil de Panamá es incompatible con la Sentencia de 12 de marzo de 2008, dicta por el Primer Tribunal Superior (fs. 123), y que la norma lo obliga a abstenerse de practicar esa diligencia, concretamente en este caso, el remate o proceso efectivo" (Resalta la Sala, fs. 2703). Como se advierte, para el Recurrente, el Ad quem omitió el trámite que establece el artículo 1032 del Código Judicial, al no suspender el remate de los bienes de la Parte Recurrente y permitir que se continuara el trámite del Proceso ejecutivo hipotecario con renuncia de trámite.

De lo expuesto, la Sala advierte que el Recurrente reclama del Ad quem, el proceder propio en otro Proceso del cual no tiene competencia. Esto es así, ya que el referido remate o la tramitación del "proceso ejecutivo hipotecario con renuncia de trámites" se refieren al caso de conocimiento del Juzgado Sexto de Circuito de lo Civil del Primer Circuito Judicial de Panamá.

Se tiene presente que la competencia del Ad quem la establece el artículo 1131 del Código Judicial, al disponer que el "Recurso de Apelación tiene por objeto que el superior examine la decisión dictada por el juez de primera instancia y la revoque o reforme",siendo dicha decisión en este caso, la Sentencia No. 34 de 22 de octubre de 2010 (fs. 2493-2504) dictada por el Juzgado Quinto de Circuito de lo Civil del Primer Circuito Judicial de Panamá, en donde las pretensiones formuladas que se decrete la nulidad del Auto No. 3016 de 25 de agosto de 1998 (fs. 634-636, tomo III) y del Auto No. 11748 de 24 de octubre de 2008 (fs. 2408-2410, tomo V), dictadas ambas por el Juzgado Sexto de Circuito de lo Civil del Primer Circuito Judicial de Panamá, en el Proceso Ejecutivo Hipotecario promovido por Global Bank Corporation contra V.C., S.A. (pretensiones a fs. 101, 281 y 460).

Por tanto, en atención al objeto del Recurso de apelación la competencia del Ad quem se centra a determinar la legalidad de lo decidido en primera instancia, siendo ajeno a su conocimiento lo expuesto por el Recurrente, en cuanto a que se suspendiera el remate, así como la tramitación de un Proceso distinto a este. Así las cosas, no concurre la alegada infracción del artículo 1032 del Código Judicial, careciendo de sustento lo advertido en este primer motivo.

En el segundo Motivo de esta Causal de forma, la Sala advierte que lo expuesto es similar al primer Motivo, ya que el Recurrente considera que "el Primer Tribunal Superior estaba obligado, conforme al Código Judicial, a ordenar la suspensión del remate o a declarar la nulidad de la diligencia de remate, y sin embargo omitió cumplir con dicho trámite que es esencial por la ley."(fs. 2701-2702). La norma supuestamente infringida es la misma indicada anteriormente, es decir, el artículo 1032 del Código Judicial. Así las cosas, a este segundo Motivo le resultan aplicable las consideraciones que la Sala desarrolló respecto al primero. En consecuencia, tampoco procede el segundo Motivo.

En cuanto a la Casación en el fondo, "INFRACCIÓN DE NORMAS SUSTANTIVAS DE DERECHO POR VIOLACIÓN DIRECTA DE LA LEY SUSTANTIVA, LO CUAL HA INFLUÍDO SUSTANCIALMENTE EN LO DISPOSITIVO DE LA RESOLUCIÓN RECURRIDA" (fs. 2711), el Recurrente considera que "El Primer Tribunal Superior desconociendo el derecho de mis representados de ejercer sus derechos sustantivos como terceros en este Proceso Ejecutivo Hipotecario argumenta que sus reclamaciones son extemporáneas debido a que al momento de ejercer sus derechos no se había dictado el remate de sus propiedades, con lo cual al aplicara (sic) la norma sustantiva que faculta a un tercero a reclamar contra una venta judicial, desconoció en contra de mis representados un derecho claramente consagrado en la norma que faculta a todo propietario a reclamar por una venta sin trámite mediante un Proceso Sumario" (Resalta la Sala, fs. 2711).

Como norma que alega infringida, el Recurrente invoca el artículo 1748 del Código Judicial, al considerar que el Ad quem desconoció el derecho que dicha norma reconoce, en cuanto a que todo propietario cuyo bienes hayan sido afectados por un acreedor en un remate puede reclamar y ejercer sus derechos vía Proceso Sumario. Cabe señalar, que el contenido del citado artículo es el siguiente:

Los derechos que tengan los ejecutados o el tercero propietario con título inscrito contra el acreedor por causa de la venta sin trámite de proceso ejecutivo, los harán valer mediante proceso sumario

A fin de determinar, si concurre la alegado Concepto de violación directa, corresponde analizar la posición que el Ad quem desarrolló sobre el particular, a saber:

". . . se observa que respecto a dos de los demandantes primigenios (Y.V.Y.R.G., se configura la Excepción de Falta de Legitimación activa en la causa, toda vez que los mismos no son ni parte ni han sido reconocidos como terceros en el proceso Ejecutivo Hipotecario tramitado ante el Juzgado Sexto de Circuito de lo Civil del Primer Circuito Judicial de Panamá, ya que no comprobaron que tenían un derecho real, de dominio, de hipoteca o prendario.

Es por ello, que no están legitimados en la causa para accionar, y pretender se decreten nulidades de un proceso en el que no ostentan la calidad de parte, por lo que tal situación impide que este Tribunal Colegiado pueda pronunciarse favorablemente con relación a las personas de tales demandantes, toda vez que no consta ningún título inscrito como acreedores, que les permita accionar en los términos establecidos en los artículos 1689, 1748 y 1767 del Código Judicial." (Resalta la Sala)-(fs. 2673-2674)

Como se aprecia, la posición del Ad quem es que Y.V. y R.G. no acreditaron "un derecho real, de dominio, de hipoteca o prendario" respecto al bien embargado, lo que motivó a decretar "la Excepción de Falta de Legitimación activa en la causa", en consecuencia, no podían "accionar en los términos establecidos en los artículos 1689, 1748 y 1767 del Código Judicial." (fs.2674).

En otros términos, dado que los referidos demandantes no acreditaron su legitimación activa en este Proceso, mal pudieran accionar acorde con la facultad que le confieren los artículos 1689, 1767 y la norma que alega infringida, 1748 del Código Judicial. Así las cosas, la Sala considera que el Ad quem aplicó adecuadamente el citado artículo 1748 del Código Judicial, ya que al preceptuar dicha norma que "Los derechos que tengan los ejecutados o el tercero propietario con título . . ." (Resalta la Sala), exige que se acredite dicha condición a fin de promover la defensa permitida a través del Proceso sumario.

Desarrolladas las consideraciones requeridas a fin de desatar la controversia planteada por el Licenciado Teófanes L.Á., apoderado judicial de R.D.G.G. y Y.V., no prosperando las Causales invocadas, procede la Sala a atender el Recurso de Casación promovido por el Licenciado J.S., apoderado judicial de la demandante V.C., S.A.

Como ya se indicó, dicha Parte Recurrente promovió Recurso de Casación en el fondo respecto al Concepto de "error de hecho sobre la existencia de la prueba", indicando en el primer Motivo que el Ad quem "ignoró completamente el Informe contable de los Peritos C.P.A. M.C., R.A.P. y L.S., rendidos ante el Juzgado Decimoséptimo de lo Civil de Panamá, con fecha 22 de enero de 2003, consultable a fs. 122 del expediente, prueba aportada legalmente al proceso, en donde los peritos concluyeron que la línea de crédito otorgada por Colabanco a V.C., S.A. a través de los diferentes préstamos por B/ 285,092.64 fue cancelada en su totalidad incluyendo el capital, los intereses y Feci, efectuando mi representada pagos de más. Si el Primer Tribunal Superior hubiera tomado en cuenta esta prueba sustancial no hubiera aprobado la referida Excepción de Petición antes de tiempo, toda vez que la deuda cuyo pago reclama Colabanco, tramitada en el Juzgado Sexto, ya había sido cancelada". (Resalta la Sala)-(fs. 2743-2744).

De la observancia de las consideraciones desarrolladas por el Ad quem (véase fs. 2672-2675), la Sala aprecia que efectivamente dicha Autoridad judicial no apreció ni valoró el referido informe contable. Más bien, para declarar probada la alegada excepción de petición antes de tiempo, se fundamentó en los siguientes hechos:

". . . toda vez que V.C., S.A. . . . actúa en forma anticipada, alejándose del sentido de la norma que utiliza como fundamento, toda vez que dicha norma habla que se puede atacar por vía sumario, toda venta judicial llevada sin los trámites legales, situación que no es la que nos ocupa.

En ese sentido, advierte esta Colegiatura, que la parte demandada primigenia, alegó en su defensa excepción de petición antes de tiempo, respecto a la cual el Juez a-quo manifestó, que en efecto la misma se configuró, ya que el remate no se ha efectuado, es decir, que no se ha afectado con una venta en pública subasta el supuesto derecho que tengan sobre las propiedades embargadas.

Sobre el particular, comparte esta Superioridad el criterio vertido por el Juez de la causa, sumándole la apreciación que para el momento en que los actores presentan su demanda (7 de mayo de 2009), la venta judicial no se había llevado a cabo y no es hasta el 30 de julio de 2010 que el Juzgado Sexto de Circuito de lo Civil del Primer Circuito Judicial de Panamá, mediante Auto N°888-10 aprueba el remate efectuado el día 28 de julio de 2009 y se adjudica definitivamente las fincas embargadas a la sociedad VIDLER ENTERPRISES, INC., (fs. 2604-2612), por tanto, su petición es antes de tiempo, ya que debemos recordar que en este proceso no se está discutiendo el hecho de que si se escogió la vía correcta (proceso sumario) para accionar por parte de los demandantes primigenios, sino si en primer lugar, los actores primigenios estaban legitimados y si promovieron su acción en el momento correcto y en las circunstancias contenidas en las normas aplicables al caso (artículos 1689 y 1748 del Código Judicial)." (Resalta la Sala)-(fs. 2674-2675)

Como se aprecia, el Ad quem estimó que la reclamación formulada por la Recurrente a través de este Proceso sumario fue presentada antes de haberse dado la venta judicial del bien que fuese embargado en el Juzgado Sexto de Circuito de lo Civil del Primer Circuito Judicial de Panamá.

Al respecto, la Sala considera que el artículo 1748 del Código Judicial taxativamente preceptúa que mediante Proceso sumario se puede hacer valer los derechos "que tengan los ejecutados o el tercero propietario con título inscrito contra el acreedor por causa de la venta sin trámite de proceso ejecutivo" (Resalta la Sala). Así pues, se requiere de la venta del bien para luego realizar el reclamo que faculta dicha norma legal.

En este caso consta que al momento de admitirse las Demandas propuestas, es decir, el día 14 de octubre de 2009, a través de los Autos No. 1171/09, 1172/09 y 1173/09 (fs. 340, 466 y 161, respectivamente), tomando en cuenta que se trata de Procesos acumulados, no consta que se había realizado la venta de los bienes embargados; en consecuencia, aún no se podía ventilar el reclamo presentado a través de este Proceso, ya que este es "por causa de la venta".

Así pues, acorde con el artículo 1748 del Código Judicial, no se requería del referido informe contable a través del cual la Recurrente alega que "la línea de crédito otorgada por Colabanco a V.C., S.A. a través de los diferentes préstamos por B/ 285,092.64 fue cancelada en su totalidad incluyendo el capital, los intereses y Feci, . . ." (fs. 2744).

Más bien y tal como ya se indicó, el declarar probada la excepción de petición antes de tiempo, es porque no concurre el supuesto de hecho exigido por el referido precepto legal, en cuanto a la realización de la venta de los bienes embargados en el respectivo Proceso Ejecutivo Hipotecario. Así las cosas, se estima que la no valoración de la prueba alegada no influyó en lo dispositivo de la Resolución recurrida. En consecuencia, no fueron infringidas las disposiciones legales alegadas artículos 780, 786, 1744 del Código Judicial y el 1043 del Código Civil. De esta manera, se desacredita el primer Motivo.

En el segundo Motivo, la Parte Recurrente considera que "Igualmente el Primer Tribunal Superior pasó por alto, desconociendo, la Sentencia ejecutoriada, de fecha 12 de marzo de 2008, consultable de fs. 123 a 154, que es un documento público y en donde el mismo Primer Tribunal Superior, al quedar comprobado que mi representada no le debe nada al acreedor por haberle pagado la totalidad de la deuda, condenó a Colabanco a pagarle a V.C., S.A. la suma de B/24,412.62 en concepto de Indemnización por los daños y perjuicios que le ocasionó a consecuencia del incumplimiento del contrato de línea de crédito. Si el Ad-Quem no hubiera ignorado esta prueba sustancial del proceso ejecutivo hipotecario hubiera fallado a favor de mi representada el proceso sumario interpuesto, y no hubiera aprobado la Excepción de Petición antes de tiempo propuesto por la ejecutante hipotecaria. " (Resalta la Sala)-(fs. 2743-2744).

Como se observa, lo expuesto es similar al anterior Motivo en el sentido que en esta ocasión, la parte Recurrente considera que si el Ad quem no hubiese ignorado la Sentencia de 12 de marzo de 2008 (fs. 123-154), mediante la cual considera que quedó "comprobado que mi representada no le debe nada al acreedor por haberle pagado la totalidad de la deuda", hubiese reconocido la pretensión y "no hubiera aprobado la Excepción de Petición antes de tiempo propuesto por la ejecutante hipotecaria".

Tal como ya se señaló, no se trata de la inobservancia de determinada prueba que motivó la configuración de la excepción referida, sino la ausencia del supuesto de hecho que exige el artículo 1748 del Código Judicial a fin de promover este Proceso Sumario. Por tanto, a pesar que el Ad quem de igual forma, no valoró la referida Sentencia, dicho proceder no influyó sustancialmente en lo dispositivo de la Resolución reclamada, desacreditándose así lo que el Recurrente expuso en este Motivo.

Atendidos los Recursos de Casación promovidos y dado que ninguno de ellos prosperó, corresponde resolver a las consideraciones desarrolladas imponiendo las costas de rigor.

Por las consideraciones expuestas, la CORTE SUPREMA DE JUSTICIA, SALA PRIMERA DE LO CIVIL, administrando justicia en nombre de la República y por autoridad de la Ley, NO CASA la Resolución de 6 de febrero de 2014, proferida por el Primer Tribunal Superior del Primer Distrito Judicial mediante la cual confirmó la Sentencia No.34 de 22 de octubre de 2010, dictada por el Juzgado Quinto de Circuito de lo Civil del Primer Circuito Judicial dentro del Proceso Sumario Acumulado con Demanda de reconvención, que Y.V., R.D.G. y V.C., S.A. promovieron contra GLOBAL BANK CORPORATION.

Las imperativas C. se fijan en la cantidad de B/.300.00, a razón de B/. 100.00 por Recurrente.

N. y Devuélvase,

OYDÉN ORTEGA DURÁN

ANGELA RUSSO DE CEDEÑO -- HERNÁN A. DE LEÓN BATISTA

SONIA F. DE CASTROVERDE (Secretaria General)

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR