Sentencia Civil de Corte Suprema de Justicia (Pleno), 1ª de lo Civil, 17 de Septiembre de 2018

Ponente:Hernán A. De León Batista
Fecha de Resolución:17 de Septiembre de 2018
Emisor:Primera de lo Civil
 
ÍNDICE
CONTENIDO

VISTOS:

Cumplidos los trámites de la sustanciación del recurso se encuentra en estado de decidir sobre el fondo, a lo se procede, previa las consideraciones siguientes.

RESEÑA DE LOS ANTECEDENTES

Los autos de la presente controversia refieren que la demandante interpuso una demanda ordinaria de prescripción adquisitiva de dominio contra los señores VIELKA MAYDE ELLIS DE CASTILLO, ANAYANSI CASTILLO ELLIS, C.A.C.E., JULIO CESAR CASTILLO ELLIS y VIELKA EDITH CASTILLO DE MEJÍA, sobre la cuota parte (equivalente a cuarenta y cinco punto cero cero metros cuadrados 45.00mts.2, de la Finca identificada con el N°2834, inscrita al Tomo 40 I.V.U., F. 482, actualizada con Código de Ubicación N°8AOO, de la Sección de la Propiedad, Provincia de Panamá, que corresponde al lote de terreno identificado con el N°14-447, Corregimiento de San Miguelito, Distrito de San Miguelito, Provincia de Panamá.

La pretensión de la demanda es con el fin que se ADJUDIQUE de manera definitiva a la señora BELLA NIDIA PALACIOS PEÑA de SANTOS, la cuota parte de la propiedad, cuya superficie, medidas, colindancias o linderos son los siguientes:

NORTE: Colinda con el puente de la cruz y mide 22mts2, con 40 cm.

SUR: Colinda con el Lote 14-446 y mide 22mts2. Con 40 cm.

ESTE: Colinda con la vereda y mide 12mts2, con 50cm.

OESTE: Colinda con el Lote 14-448 y el Lote 14-449 y mide 12mts2, con 50cm.

Lo medular de las pretensiones de la demanda, giran en torno a que, mediante la dictación de una resolución judicial, se declare que la señora BELLA NIDIA PALACIOS DE SANTOS ha obtenido, mediante la figura de prescripción adquisitiva de dominio, la posesión de la porción de terreno que se describió en párrafos anteriores.

La demanda se fundamenta en catorce hechos entre los que se narra el porqué de las pretensiones realizadas; la cuantía se estima en la suma de B/25,000.07. (fs.3-14)

En los hechos de la demanda se reclama que la señora BELLA NIDIA PALACIOS DE SANTOS ha habitado de manera permanente desde el año 1962, hasta la fecha, en la casa N°14, 446, localizada en Calle Puente de la Cruz, Urbanización Paraíso (Sector N°1), Corregimiento de M.I..

En la continuación de su relato, el representante judicial indica que desde inicios del año 1997, hasta la presentación de la demanda, ha poseído, cuidado y usufructuado de buena fe, con justo título y ánimo de dueño, de manera pública, pacífica y no interrumpida la cuota parte del inmueble que pretende prescribir, que queda ubicado exactamente al lado de su lote y que se distingue como casa 14,447 y que no consta en algún lugar que los señores ENCARNACIÓN CASTILLO, VIELKA MAYDE ELLIS DE CASTILLO, ANAYANSI CASTILLO ELLIS, JULIO CÉSAR CASTILLO ELLIS y VIELKA EDITH CASTILLO de MEJÍA hubiesen interpuesto u objetado los derechos que pretende por esta vía. En los hechos, agrega además, que la cuota parte del terreno sobre el que ha mantenido la posesión, es sobre cuarenta y cinco metros cuadrados 45Mts.2, ubicados dentro de la finca 2834 o lote N"14, 447, (Cfr. hechos octavo y noveno)

Mediante Auto N°1274 de 14 de agosto de 2015, el Juzgado Primero de Circuito Civil del Segundo Circuito Judicial, declara la admisión de la demanda y ordena correr traslado de la misma a las partes demandadas (fs.38), quienes otorgaron poder al licenciado E.A.T. y a fojas 44-50, quedó ubicada la contestación a la demanda presentada contra sus poderdantes.

Frente a la reclamación formulada en este proceso, el apoderado judicial de los demandados dio contestación a la demanda aceptando, negando y objetando los hechos de la demanda; en particular en el hecho tercero en donde niega que sea cierto que la demandante haya poseído el globo de terreno y agrega que ya existe un proceso ordinario de mayor cuantía, ante el Juzgado Segundo de Circuito, instaurado por la hoy demandante contra sus representados y que el mismo se encuentra en apelación ante el Primer Tribunal superior de Justicia.

Surtidos los trámites inherentes a este tipo de procesos, el Juzgado Primero de Circuito Civil del Segundo Circuito Judicial de Panamá, mediante Sentencia No.17 de 28 de septiembre de 2016, accedió a la pretensión y concede la prescripción adquisitiva de dominio a favor de la señora BELLA NIDIA PALACIOS PEÑA DE SANTOS contra los señores, ENCARNACION CASTILLO, VIELKA MAYDE ELLIS DE CASTILLO, ANAYANSI CASTILLO ELLIS, JULIO CÉSAR CASTILLO ELLIS y VIELKA EDITH CASTILLO de MEJÍA.

Los fundamentos utilizados para dictar la resolución, fueron del tenor siguiente:

"Teniendo claro este sentenciador que la demandante ha superado con creces el tiempo establecido en nuestra Legislación, dado que arriba a más de 20 años de detentar el uso, disposición, goce y disfrute del bien de forma ininterrumpida. Por lo que cabría la figura de la Prescripción Adquisitiva Extraordinario por posesión pública, pacífica e ininterrumpida, con ánimo de dueño, por el término de quince (15) años según el artículo 1696 de nuestro código Civil. Sin embargo, cabe resaltar que la pretensión de la demandante esta(sic) encaminada a la Prescripción Ordinaria de dominio, contemplada en el artículo 1694 del Código Civil, citado muchas veces y por ende, está sometida su petición a todos los requerimientos fundamentales y complementarios que revisten esta figura sustancial.

Se observa que este bien es de apropiación para las personas al ser un bien de propiedad particular tal cual lo acredita la Certificación del Registro Público (vis. A folios 15 y 232), lo cual lo pone en probabilidades de ser apropiado.

...." (fs.240-259)

Contra lo resuelto, la parte demandada anunció y sustentó oportunamente recurso de apelación y adujo pruebas de segunda instancia lo que motivó que la encuesta fuese remitida al Primer Tribunal Superior del Primer Distrito Judicial.

Radicado en el Tribunal Superior del Primer Distrito Judicial y decidida la admisibilidad de las pruebas en segunda instancia -únicamente fue admitida la copia autenticada del proceso declarativo presentado por la señora BELLA NIDIA PALACIOS PEÑA DE SANTOS contra los mencionados demandados. (fs.541-544)

El Tribunal Superior procedió a dictar sentencia confirmando la apelada, con fundamento en los siguientes argumentos:

"Por otro lado, resalta el Tribunal que el proceso que se tramitó en el Juzgado Segundo de Circuito, Ramo Civil, del Segundo Circuito Judicial de Panamá, aun cuando valoró el mismo acuerdo, resolvió mediante Sentencia N°10-15 del 27 de mayo de 2015, las pretensiones demandadas, que son distintas a las declaraciones solicitadas en este proceso sumario de prescripción adquisitiva de dominio.

......

Del informe rendido por el perito del tribunal se advierte que las mejoras fueron hechas por el difunto esposo de la demandante, consistiendo en un muro perimetral y la rampa construida para tener acceso a la casa ubicada en la Finca N°5369, propiedad de la actora.

En la Inspección Judicial practicada en el proceso ordinario que se tramitó en el Juzgado Segundo de Circuito Judicial de Panamá, que consta a folios 407 a 410, aducido como prueba de segunda instancia por la parte demandada, el Perito del tribunal señala que existe:

"... un área destinada como acceso restringido a la finca #5369, de longitud 12.50 metros de ancho de 3.00 metros, dando una superficie de 37.50 metros cuadrados, que está separada por un muro de mampostería y/o concreto, además de contar con un pavimento de concreto, como acceso exclusivo a la vivienda #14446. Un portón de tubos de acero ornamental terminal al final del pavimento y sirve de entrada al área de la finca #5369 propiedad de la Demandante, es decir, que esta superficie de 37.50 metros cuadrados forma parte de los 280 metros cuadrados señalados por el Registro de la Propiedad, o finco #2834 (propiedad del Demandado)

De lo expuesto concluye este Tribunal, que el documento que contiene el Acuerdo de 17 de enero de 1989, celebrado entre Encarnación Castillo y Felix(sic) Santos, que no ha sido redargüido de falso, y por el cual se levantó el muro perimetral, y posteriormente la construcción de la rampa cuya área es objeto del presente proceso de prescripción adquisitiva, acredita el derecho reclamado y que la misma se construyó por la demandante.

Considera el Tribunal, que no han probado de manera alguna los demandados haber construido la rampa o que fuera realizada por su padre Encarnación Castillo 8Q.E.P.D.); como tampoco consta en el expediente actos de dominio o reivindicación sobre esa área por parte de los titulares de la Finca 2834.

De todo lo expuesto se impone confirmar la sentencia venida en alzada, con la consiguiente imposición de costas de segunda instancia ...." (fs.882-884)

EL RECURSO DE CASACIÓN Y DECISIÓN DE LA SALA

En virtud de lo decidido por el Tribunal Superior, la parte demandada recurrió en Casación contra la sentencia de 18 de julio de 2017.

Luego del examen correspondiente, esta S. admitió, a través de la resolución de 8 de enero de 2018, el recurso de Casación en el cual se invoca la causal de fondo en el concepto de error de hecho sobre la existencia de la prueba.

La infracción de normas sustantivas de derecho en la modalidad de error de hecho sobre la existencia de la prueba se sustenta en dos motivos, los cuales transcribiremos a continuación:

"PRIMERO: La sentencia proferida por el Primer Tribunal Superior, incurrió en error de hecho al ignorar la prueba documental que consiste en el expediente promovido por la demandante BELLA NIDIA PALACIOS PEÑA DE SANTOS, en contra de los señores ENCARNACIÓN CASTILLO, VIELKA MAYDE ELLIS DE CASTILLO, ANAYANSI CASTILLO ELLIS, C.A.C.E., JULIO CESAR CASTILLO ELLIS y V.E.C. D.M., que culminó con la Sentencia N°10-15 de 27 de mayo de 2015 Exp 54817/14, proferida por el Juzgado Segundo del Circuito de lo Civil del Segundo Circuito Judicial de Panamá. (fs.271-535), mediante la cual se niegan las pretensiones solicitadas por la demandante BELLA NIDIA PALACIOS DE SANTOS mediante las cuales pretendía que se le adjudicada el mismo globo de terreno que es el objeto del presente proceso.

Al ignorar la prueba señalada, la Sentencia recurrida incurrió en error de hecho, toda vez que si la hubiese valorado. Habría declarado que la actora, BELLA NIDIA PALACIOS PEÑA DE SANTOS, no había ocupado, con ánimo de dueño, el globo de terreno cuya prescripción solicita; pues, al oponerse mis representados VIELKA MAYDE ELLIS DE CASTILLO, ANAYANSI CASTILLO ELLIS, C.A.C.E., JULIO CESAR CASTILLO ELLIS y VIELKA EDITH CASTILLO DE M., en el proceso al que se refiere la prueba (fs.271-535), a las pretensiones de la demandantes se infiere que estos han ejercitado actos de posesión sobre el globo de terreno de la finca de su propiedad, ya que el mismo forma parte del estacionamiento también se infiere de dicha prueba que los demandados han tolerado de buena fe, que la actora utilice el globo de terreno que reclama, para que los vehículos entren a la propiedad de la demandante, ya que no existe otro modo que lo puedan hacer, lo que constituye una mera tolerancia y no la supuesta posesión que alega la demandante en el presente proceso.

La Sentencia del Primer Tribunal Superior también ignoró la Prueba documental que contiene el Expediente 54817, tramitado por el Juzgado Segundo del Circuito de lo Civil del Segundo Circuito Judicial de Panamá, que culminó con la Sentencia N°10-15 de 27 de mayo de 2015(fs.271-535), en la cual se comprueba que ésta no ocupaba el globo te terreno del bien inmueble objeto de la controversia con ánimo de dueño, sino para entrar con su vehículo a su propiedad, mediante un acuerdo celebrado entre el señor F.S. (q.e.p.d.) esposo de la demandante y el señor ENCARNACION CASTILLO, padre de mis poderdantes. Sin embargo, a pesar de constar en el expediente como prueba, el ad quem no la valoró.

Estos errores de hecho en que incurrió el Primer Tribunal Superior al proferir la Sentencia impugnada, influyeron de manera determinante en lo dispositivo de la resolución; ya que, de haber valorado la prueba indicada en este apartado, la Sentencia atacada habría concluido que la actora, BELLA NIDIA PALACIOS PEÑA DE SANTOS, no ha ocupado con ánimo de dueño el globo de terreno consistente en el estacionamiento de la finca objeto del Proceso; ya que la posesión ha sido ejercida por sus legítimos propietarios como su estacionamiento, y que han permitido a la demandante que lo use como entrada a su propiedad, ya que no tiene ninguna otra entrada para su vehículo que no sea por el estacionamiento de mis mandante(sic); por lo que, de haber tomado en cuenta la prueba de marras habría negado sus pretensiones.

SEGUNDO

La Sentencia proferida por el Primer Tribunal Superior, no tomó en cuenta el informe rendido por los Peritos en la diligencia de Inspección Judicial rendida (fs.163-195). El ad quem no valoró esta prueba, a pesar de que consta en el expediente que ambos P. concuerdan en que se trata de una rampa de concreto para la rodadura vehicular, utilizada por la demandante para llegar a su residencia. Por lo que la actora no ha ocupado el globo de terreno del inmueble con ánimo de dueño, sino por la mera tolerancia de sus legítimos propietarios, según acuerdo suscrito entre los señores FELIZ SANTOS (q.e.p.d.) y el señor ENCARNACIÓN CASTILLO, padre de mis mandantes.

Este error de hecho en que incurrió la Sentencia recurrida, al no valorar las preubas(sic) documentales aportadas, influyó de manera determinante en lo dispositivo de la resolución; ya que, al no tomarlas en cuenta, la Sentencia concluyó, equivocadamente, que la actora BELLA NIDIA PALACIOS PEÑA DE SANTOS, ocupó con ánimos de dueño, por más de quince años el globo de terreno consistente en la rampa vehicular de la finca cuya prescripción solicita y declaró probadas las pretensiones de la demanda. (fs.893-896)

El recurrente estima que la resolución de segunda instancia, impugnada en Casación, infringió los artículos 780 y 980 del Código Judicial y los artículos 417 y 1696 del Código Civil.

En primer término, se debe tener presente que quien impugna sostiene que la infracción de normas de derecho en concepto de error de hecho sobre la existencia de la prueba ocurrió por haberse ignorado la prueba documental que consiste en el expediente promovido por la demandante BELLA NIDIA PALACIOS PEÑA DE SANTOS, en contra de los señores ENCARNACIÓN CASTILLO, VIELKA MAYDE ELLIS DE CASTILLO, ANAYANSI CASTILLO ELLIS, C.A.C.E., JULIO CESAR CASTILLO ELLIS y V.E.C. D.M., que culminó con la Sentencia N°10-15 de 27 de mayo de 2015 Exp. 54817/14, proferida por el Juzgado Segundo del Circuito de lo Civil del Segundo Circuito Judicial de Panamá; así como el informe inserto entre fojas 163-195, que rindiera el Perito del Tribunal

Dicho lo anterior, debemos recordar que el error de hecho sobre la existencia de la prueba ocurre por el "desconocimiento del medio o elemento probatorio, el ignorarlo, o dar por existente un elemento probatorio que no obra en el expediente"; de manera que en el caso concreto estaríamos ante la preterición de la prueba, es decir, al ad quem ignoró el medio probatorio.También, sostiene la parte casacionista que el sentenciador ignoró el Informe Pericial del Perito del Tribunal que reposa en fojas 163-195.

Ante esas afirmaciones, debe la Sala remitirse primeramente a la revisión de la sentencia impugnada a fin de verificar los vicios en que incurre según la censura. De allí que, la Sala observa que en la sentencia dictada por el Tribunal no se ignoró ninguno de los documentos que se propugnan como ignorados. Más bien, en ella se dejó establecido que en el documento descrito en el primer motivo del recurso, "... resalta el Tribunal que el proceso que se tramitó en el Juzgado Segundo de Circuito, Ramo Civil, del Segundo Circuito Judicial de Panamá, aún cuando valoró el mismo acuerdo, resolvió mediante Sentencia N°10-15 del 27 de mayo de 2015, las pretensiones demandadas, que son distintas a las declaraciones solicitadas en este proceso sumario de prescripción adquisitiva de dominio." (fs. 882) Negrillas de la Sala.

Por otro lado en cuanto a los informes rendidos por los peritos del Tribunal, que es el documento que se menciona en el segundo motivo, el Tribunal sostuvo:

"Del informe rendido por el perito del Tribunal se advierte que las mejoras fueron hechas por el difunto esposo de la demandante, consistiendo en un muro perimetral y la rampa construida para tener acceso a la casa ubicada en la Finca N°5369, propiedad de la actora.

En la inspección Judicial practicada en el proceso ordinario que se tramitó en el Juzgado Segundo de Circuito Judicial de Panamá, que consta a folios 407 a 410, aducido como prueba de segunda instancia por la parte demandada, el Perito del Tribunal señala que existe: ..." (fs. 883)

Es palmario que en la resolución que se ataca, ambos elementos probatorios, fueron objeto de la calificación realizada por el Tribunal. El hecho que el actor judicial no esté conforme al valor probatorio otorgado a esos documentos, no significa que hayan sido ignorados o dejados de tasar por el sentenciador de grado.

Esta Sala observa que el casacionista expresa que el Primer Tribunal Superior incurrió en error de hecho al ignorar tales pruebas documentales, pero eso no es lo que ha quedado demostrado, luego de analizar la sentencia impugnada. Es decir, que los elementos descritos en ningún momento fueron ignorados por el juzgador de grado, sino que no los consideró de valor tal, como para variar la decisión del a quo, con lo cual no se configura el cargo de error de hecho invocado por el casacionista.

De allí que, esta Corporación considera "necesario insistir, tal cual lo ha hecho en varias ocasiones, que la causal de infracción de normas sustantivas de derecho por error de hecho en la existencia de la prueba, no tiene absolutamente nada que ver con la valoración que se le da a una prueba en el proceso. Hay error de hecho cuando el Tribunal reconoce como existentes en el proceso, un elemento o prueba que no obra en el expediente (suposición de prueba), o ignora o no da por existente en el proceso una prueba que obra en él (preterición de la prueba)." Por tanto, esta Superioridad procede a desestimar el cargo invocado por el casacionista.

Siendo así las cosas, la Sala considera que el Tribunal Superior examinó y valoró las pruebas que según el casacionista fueron ignoradas en la sentencia impugnada, por tanto, no incurre en alguno de los presupuestos en que opera el error de hecho en existencia de la prueba; sino, más bien estaríamos en presencia de una causal de error de derecho en apreciación de la prueba. Consecuentemente para este Alto Tribunal de Justicia no se ocasionan las violaciones de los artículos 780 y 980 del Código Judicial; y tampoco la de los artículos 417 y 1696 del Código Civil, pues no ha prosperado el cargo y la causal se ha desestimado.

En mérito de lo expuesto, LA CORTE SUPREMA DE JUSTICIA, SALA PRIMERA DE LO CIVIL, administrando justicia en nombre de la República y por autoridad de la ley, NO CASA la resolución de 18 de julio de 2017, dictada por el Primer Tribunal Superior de Justicia del Primer Distrito Judicial, dentro del proceso de prescripción adquisitiva de dominio presentado por BELLA NIDIA PALACIOS PEÑA DE SANTOS contra los señores VIELKA MAYDE ELLIS DE CASTILLO, ANAYANSI CASTILLO ELLIS, C.A.C.E., JULIO CESAR CASTILLO ELLIS y VIELKA EDITH CASTILLO DE MEJÍA.

Se condena a la parte demandante, en la suma de CIENTO CINCUENTA BALBOAS SOLAMENTE (B/.150.00).

N..

HERNÁN A. DE LEÓN BATISTA

OYDÉN ORTEGA DURÁN -- ANGELA RUSSO DE CEDEÑO

SONIA F. DE CASTROVERDE (Secretaria)