Sentencia Contencioso de Supreme Court (Panama), 3ª de lo Contencioso Administrativo y Laboral, 27 de Diciembre de 2019

PonenteCecilio A. Cedalise Riquelme
Fecha de Resolución27 de Diciembre de 2019
EmisorTercera de lo Contencioso Administrativo y Laboral

Tribunal: Corte Suprema de Justicia, Panamá

S.: Tercera de lo Contencioso Administrativo

Ponente: Cecilio A. Cedalise Riquelme

Fecha: 27 de diciembre de 2019

Materia: Casación laboral

Casación laboral

Expediente: 1074-18

VISTOS:

El Licdo. R.R. actuando en nombre y representación de O.E.S.M., interpuso recurso de casación laboral contra la Sentencia de 9 de agosto de 2018 dictada por el Tribunal Superior de Trabajo del Primer Distrito Judicial, dentro del proceso laboral promovido contra WÜRTH CENTROAMÉRICA, S.A.

ANTECEDENTES DEL CASO

El señor O.E.S.M. reclamó la suma de B/1,027,565.28 en concepto de vacaciones vencidas de 2012 al 2015, décimo tercer mes proporcional de agosto de 2016, prima de antigüedad, reembolso ilegal de pago de arrendamiento de vivienda, agua, luz y taza de aseo, vacaciones vencidas por el no reconocimiento del pago en especie, reembolso ilegal de boletos de avión de la familia Escalada correspondiente al año 2011, bonificación por terminación laboral adeudada en concepto de dos años de salarios, más intereses, costas y demás recargos.

Indicó que inició labores desde el día doce de marzo del año 1990 a través de la empresa WÜRTH ESPAÑA,S.A. pasando en el mes de junio de 2003 a desempeñar funciones como máximo representante para Centroamérica del GRUPO WÜRTH en particular para Panamá, Costa Rica y República Dominicana, a través de la empresa WÜRTH CENTROAMÉRICA,S.A., devengando un salario de B/19,000.00 mensuales, ( B/15,000.00 de salario base y B/4,000.00 de salario en especie). Sostuvo que la empresa le adeuda:

· Vacaciones vencidas de los años 2012, 2013, 2014 y 2015 por la suma de B/60,000.00, a razón de B/15,000.00 por año

· Décimo Tercer mes proporcional del mes de agosto de 2016 por la suma de B/4,201.92

· Prima de antigüedad de 26 años de servicios por la suma de B/115,329.71

· Reembolsos ilegales realizados por el trabajador a favor del empleador por la suma de B/323,561.02, toda vez que desde el año 2003 el empleador se comprometió a pagar el alquiler de su residencia, agua, aseo y luz, en concepto de salario en especie, pero a partir del 2009 se le exigió que reembolsara estos pagos

· Vacaciones vencidas por B/52,363.63 por el no reconocimiento del pago en especie por la suma de B/4,000 del dos de junio de 2003 al 28 de junio de 2016

· Reembolso ilegal del trabajador al empleador por la suma de B/16,109 por el pago de boletos de avión de la familia Escalada correspondientes al año 2011, para viajar a su país de origen, España

· Bonificación de B/456,000 por terminación laboral adeudada por su empleador en concepto de dos años de salarios

La empresa contestó que el trabajador fue contratado a partir del 2 de junio de 2003 por la sociedad panameña WÜRTH CENTROAMÉRICA, S.A. como gerente general, que el último salario del trabajador fue de B/15,000 y no comprendía salario en especie. Aceptó como cierto que al trabajador no se le hubieran pagado las vacaciones vencidas de los años 2012, 2013, 2014 y 2015, su décimo tercer mes proporcional de agosto de 2016 y la prima de antigüedad, señalando que serían consignadas en el acto.

El Juzgado Primero de Trabajo de la Primera Sección absolvió a WÜRTH CENTROAMÉRICA,S.A. de la demanda laboral presentada en su contra. Señaló que la suma de B/4,000.00 excede el 20% del salario que alega devengaba y el salario en especie no incluye el concepto de pagos de servicios públicos domiciliarios como los que reclama el demandante. Además, que en el contrato de trabajo entre las partes del 9 de septiembre de 2013, no consta pacto alguno en cuanto al pago de salario en especie

Indicó que del material probatorio no se puede establecer el pago de salario en especie ni que el trabajador tenga derecho a reclamar los reembolsos. Menciona el testimonio de la señora N. que indicó que la política de la empresa era pagar la vivienda a sus directores los cuatro primeros años y que no incluía el pago de ningún servicio básico como agua y electricidad y que luego el señor Escalada debió cambiar el contrato a título personal. Sobre los reclamos de diferencia salarial y reembolsos, concluyó que quedó demostrado que el pago del alquiler de la vivienda obedecía a un acuerdo por un tiempo determinado siguiendo políticas de la empresa y que no corresponde al pago de salario en especie, sin que exista fundamento para reclamar el pago de agua, aseo y electricidad.

Respecto a la solicitud de una bonificación, señaló que alude a un preaviso, de modo que su conocimiento no le corresponde y el conflicto por la terminación de la relación laboral fue de conocimiento de las Juntas de Conciliación y Decisión. Sobre el pago de tiquetes aéreos, dijo que no aportó prueba alguna del derecho que se invoca. A su vez, dejó anotado que la empresa cumplió con el pago de los derechos adquiridos con la consignación de un certificado de depósito judicial que fue entregado.

Al presentar recurso de apelación, la parte demandante solicitó que se revoque la Sentencia y se absuelva la empresa y se ordene pagar todas las prestaciones laborales reclamadas en la demanda. La empresa pidió que se desestimara el recurso de apelación y se mantuviera la sentencia en todas sus partes.

El Tribunal Superior confirmó la Sentencia del Juzgado de Trabajo, coincidiendo en que del material probatorio no se puede concluir que se hubiese pactado con el demandante el pago de salario en especie, que no consta ninguna estipulación entre las partes con relación a su pago, ni del examen de los elementos probatorios resulta concluyente que la parte demandada esté obligada a esta prestación y tampoco se estableció que existiera una costumbre o un uso de la empresa que generara tales derechos. Respecto al preaviso, señaló que dicho reclamo no corresponde a los Juzgados de Trabajo y sobre los tiquetes aéreos, que no se acreditó el derecho a recibir sumas por ese concepto.

FUNDAMENTO DEL RECURSO DE CASACIÓN

El Licdo. R.E.R.M. actuando en su condición de apoderado judicial de O.E.S.M., interpuso recurso de casación contra la Sentencia de 9 de agosto de 2018 proferida por el Tribunal Superior de Trabajo del Primer Distrito Judicial en el proceso presentado contra WÜRTH CENTORAMÉRICA, S.A.

Indica que se trata de un proceso laboral común con una cuantía mayor de mil balboas en el que se absolvió por derechos adquiridos, costas, gastos e intereses legales y solicita que se case la Sentencia, revocándose en su totalidad. Señala que se ha incurrido en error de hecho y de derecho en la apreciación de la prueba que ha influido en lo dispositivo del fallo, infringiéndose las siguientes disposiciones:

Artículo 14, numerales 1,2 y 5 del Código de Trabajo:

" Toda alteración a la estructura jurídica o económica de la empresa, o la sustitución del empleador, se regirá por las siguientes reglas:

· La alteración o la sustitución no afectaran las relaciones de trabajo existentes en perjuicio de los trabajadores.

· Sin perjuicio de la responsabilidad legal entre ambos, conforme al derecho común en todo caso el empleador sustituido será solidariamente responsable con el nuevo empleador, por las obligaciones derivadas de los contratos o de la ley, nacidas antes de la fecha de la sustitución y hasta por el término de un año, contado a partir de la fecha de notificación a que se refiere el ordinal siguiente. Concluido este plazo, la responsabilidad subsistirá únicamente para el nuevo empleador.

...

5. En ningún caso afectarán los derechos y acciones de los trabajadores, ni alterarán la unidad del empleador, el fraccionamiento económico de la empresa en la que presten sus servicios, ni los contratos, arreglos o combinaciones comerciales que tiendan a disminuir o distribuir las responsabilidades del empleador. ..."

Sostiene que esta norma ha sido violada de forma directa por omisión ya que el Tribunal Superior de Trabajo al no pronunciarse ni conceder el derecho al trabajador de percibir prestaciones laborales basadas en 26 años de trabajo con esta empresa transnacional, omite esta norma y por ende su efecto y su alcance. Dice que de acuerdo a las pruebas documentales a fojas 82, 83 y 84 el señor Escalada laboró por 26 años.

Artículo 6 del Código de Trabajo

" En caso de conflicto o duda sobre la aplicación o interpretación de las disposiciones de trabajo legales, convencionales o reglamentarias, prevalecerá la disposición o la interpretación más favorable al trabajador "

Señala que esa norma ha sido violada toda vez que el Tribunal Superior de Trabajo al solo reconocer los 13 años laborados que aduce la empresa demandada, sin apreciar la existencia de las pruebas documentales a fojas 82,83, 84 y 100, desconoce y no concede efecto a esta disposición legal. Sostiene que debe aplicarse lo que más favorezca al trabajador y en este caso es el pago de los 26 años de trabajo ininterrumpidos y que se viola la norma al no reconocerse el pago de salario en especie basado en una declaración de parte de una persona a la que no le constan los hechos, al no haberse valorado de forma correcta el contrato que establece en su cláusula séptima que son válidos los acuerdos salariales y por no reconocerse derechos adquiridos en base a una adenda al contrato.

Artículo 140 del Código de Trabajo:

S.rio es la retribución que el empleador debe pagar al trabajador con motivo de la relación de trabajo, y comprende no solo lo pagado en dinero y especie, sino también las gratificaciones, percepciones, bonificaciones, primas, comisiones, participación en las utilidades y todo ingreso o beneficio que el trabajador reciba por razón del trabajo y como consecuencia de este

Alega que esta norma ha sido violada de forma directa por comisión ya que consta conforme a los acuerdos salariales que se pactó salario en especie en concepto de vivienda, los contratos de alquiler donde consta que la empresa es responsable contractual y diligencia exhibitoria que indica que la empresa paga el alquiler, por lo que le deben ser pagados al trabajador, los reembolsos ilegales que la empresa le obligó a hacer de forma unilateral.

Considera que se viola esta norma al darle pleno valor probatorio como prueba testimonial a la declaración de la señora A.N.K. porque la misma es directiva y representante legal de la empresa y es errada la valoración probatoria sobre el contrato de tiempo indefinido el cual estipula la validez de los acuerdos salariales vulnerándose el derecho del trabajador al pago del salario en especie.

Artículo 197 del Código de Trabajo

" Las condiciones del contrato de trabajo solamente podrán ser modificadas:

· Por la Convención Colectiva de trabajo y el reglamento interno de trabajo en los casos y con las limitaciones previstas en este Código.

· Por el mutuo consentimiento.

En estos casos se permitirá la alteración siempre que no conlleve directa o indirectamente una disminución, renuncia, dejación o adulteración de cualquier derecho reconocido a favor del trabajador.

La alteración de las condiciones de trabajo que infrinja esta norma será ineficaz y el trabajador podrá pedir, a su opción, el cumplimiento de las condiciones contractuales originales o dar por terminado el contrato, por causa imputable al empleador. "

Argumenta que el fallo al contener error de hecho sobre la existencia de las pruebas ( acuerdos salariales, contratos de alquiler y diligencia exhibitoria) deja en evidencia la violación directa por comisión de la norma, puesto que consta que hubo un desmejoramiento y por tener el derecho adquirido al salario en especie, se le deben pagar al trabajador los reembolsos ilegales que hizo. Además, que incurre en error de derecho sobre la valoración de las pruebas al estar acreditado que si se pactó salario en especie.

Artículo 730 del Código de Trabajo

" Sirven como pruebas los documentos, la confesión, la declaración de parte, el testimonio de terceros, la inspección judicial, los dictámenes periciales, los informes, los indicios, los medios científicos, y cualquier otro elemento racional que sirva a la formación de la convicción del Juez, siempre que no estén expresamente prohibidos por la ley, ni sean contrarios a la moral o al orden público.

Puede asimismo disponerse calcos, reproducciones o fotografías de documentos, objetos, lugares o personas.

Es permitido, para establecer si un hecho puede o no realizarse de determinado modo, proceder a la reconstrucción del mismo. "

Expresa que esta norma es adjetiva y se invoca como el medio por el cual se acredita y deja en evidencia la violación de manera directa de las normas sustantivas mencionadas.

Artículo 144 del Código de Trabajo

Por salario en especie se entiende únicamente la parte que recibe el trabajador o su familia en alimentos, habitación y vestidos que se destinan a su consumo personal inmediato.

No se computarán como salario en especie los suministros de carácter gratuito que otorgue el empleador al trabajador, los cuales no podrán ser reducidos del salario en dinero.

Para los efectos legales, mientras no se determine en cada caso concreto el valor de la remuneración en especie, se estimará éste como equivalente al veinte por ciento del total del salario que recibe el trabajador. En ningún caso el salario en especie pactado podrá ser mayor del veinte por ciento del salario total.

Sostiene que la norma se viola de manera directa porque el Tribunal Superior de Trabajo indica que no procede el pago del salario en especie por estar el mismo excedido del 20 % que dictamina la ley. Agregó que el salario en especie pactado debe ser pagado y solo aplica el tope del 20% cuando no se ha pactado el cálculo del mismo.

Artículo 732 del Código de Trabajo

" Las pruebas se apreciarán por el Juez según las reglas de la sana crítica, sin que esto excluya la solemnidad documental que la ley establezca para la existencia o validez de ciertos actos o contratos.

El juez expondrá razonadamente el examen de los elementos probatorios y el mérito que les corresponda. "

Artículo 797 del Código de Trabajo

" El interrogatorio se practicará en lo conducente con arreglo a las normas sobre prueba testimonial, incluyendo la facultad de repreguntar . El Juez apreciará la declaración tanto en lo favorable como en lo desfavorable, en concordancia con las otras pruebas del proceso, y según las reglas de la sana crítica"

Artículo 812 del Código de Trabajo

" Un testigo no puede formar por sí solo plena prueba; pero sí gran presunción cuando es hábil. No obstante se tendrá por prueba suficiente cuando, a juicio del juzgador, declare con absoluta sinceridad y pleno conocimiento de los hechos, según las circunstancias especiales del caso"

Señaló que los artículos 732, 797 y 812 del Código de Trabajo son normas adjetivas que han sido violadas y las mismas sirven de vía para acreditar y dejar en evidencia la violación directa de las normas sustantivas ya que es evidente que el Fallo no ha sido valorado bajo el examen de pruebas exigidas por la debida sana crítica.

DECISIÓN DE LA SALA

De acuerdo a la normativa sobre el recurso casación laboral, su objeto principal es enmendar los agravios inferidos a las partes en las resoluciones judiciales de segunda instancia que hacen tránsito a cosa juzgada o que puedan causar perjuicios irreparables o graves. Además, debe procurarse la exacta observancia de las leyes y uniformarse la jurisprudencia nacional.

Está reservado para los autos y sentencias que ponen fin al proceso o imposibilitan su continuación, pronunciados en conflictos individuales o colectivos con una cuantía mayor de mil balboas y cuando se relacionen con la violación del fuero sindical, gravidez, riesgo profesional o declaratoria de imputabilidad de huelga, independientemente de la cuantía.

El recurso que analizamos cumple con los presupuestos enunciados porque ha sido promovido contra una sentencia de segunda instancia del Tribunal Superior de Trabajo del Primer Distrito Judicial que pone fin a un proceso laboral común. Fue presentado cumpliendo con indicarse el nombre y apellido de las partes, la fecha de la resolución recurrida, el fin perseguido y las disposiciones infringidas con el concepto de su infracción. Toda vez que de acuerdo a lo dispuesto en el artículo 926 del Código de Trabajo sólo producen la inadmisibilidad los defectos u omisiones que hagan totalmente imposible el conocimiento y no se presenta ninguno de esta clase, se entrará a resolver.

Se invoca tanto error de hecho como error de derecho en la apreciación de las pruebas. Al contrario de la conclusión del Tribunal Superior que consideró no probado el salario en especie, el casacionista estima que el mismo fue demostrado, por lo que alega que se han violado normas sustantivas, reclamando que no han sido satisfechos los derechos adquiridos que se derivan de esta parte del salario, que los reconocidos fueron calculados desde el dos de junio de 2003, y no, desde el 12 de marzo de 1990, fecha en que alega inició la relación laboral y que se le adeudan reembolsos ilegales realizados a la empresa, en concepto de pago de vivienda. Además, considera que otras violaciones se derivan de que no se le haya devuelto el pago de tiquetes aéreos.

No se coincide con el casacionista que alega la violación del artículo 14 del Código de Trabajo, numerales 1, 2 y 5, normativa que se refiere a la alteración jurídica o económica de la empresa o la sustitución del empleador.

En el caso particular que se examina, se aportó un contrato de trabajo entre la empresa WÜRTH CENTROAMÉRICA, S.A. y el señor O.E.S.M., firmado el 9 de septiembre de 2013 (fs. 79 a 80), en el cual se deja constancia de la antigüedad de la relación laboral entre las partes, señalándose que la misma es desde el día dos de junio del año 2013. Este documento aclara totalmente el período que ambas partes identifican como la fecha a partir de la cual corren los derechos que se generan por la relación laboral y en vista de ello, no procede agregar ningún otro período, distinto al reconocido en el mismo por el trabajador y la empresa demandada. Consecuentemente, es correcto lo resuelto por el Tribunal Superior ya que estableció que la relación laboral se inició a partir del dos de junio de 2003 sin incurrir en la violación del artículo 14 del Código de Trabajo.

Tampoco se infringe el artículo 6 del Código de Trabajo porque no existe duda ni conflicto, sobre la información en cuanto a la fecha de inicio ni con relación a la falta de competencia del Juzgado para conocer del reclamo de una bonificación que el trabajador indica que se le adeuda en base a una adenda al contrato porque se trata de un preaviso por finalización de la relación de trabajo, el cual no es de su conocimiento.

Otro de los artículos que se invocó como violado es el 140 del Código de Trabajo. Alega el trabajador que para el cálculo de derechos adquiridos, debió incluirse B/4,000.00 mensual en concepto de salario en especie y se le deben devolver las sumas que pagó por su vivienda y servicios básicos desde el año 2009.

También se alega la infracción del artículo 144 sobre salario en especie. Conforme a su texto, es salario en especie, únicamente la parte que el trabajador o su familia reciben en alimentos, habitación y vestidos para su consumo personal inmediato. Esta misma norma dispone que cuando no se determine en un caso concreto el valor del salario en especie, éste será del veinte por ciento y en ningún caso podrá ser mayor al veinte por ciento del salario total. En atención a esta disposición, debemos concluir que los gastos en servicios públicos no constituyen salario en especie, y éste está limitado, no pudiendo sobrepasar el 20% del salario total.

De las constancias procesales, tenemos que no se demostró que el alquiler del período reclamado por el trabajador tuviera que ser pagado por la empresa. Entre los documentos, aportó el contrato de fecha 9 de septiembre de 2013 que no menciona salario en especie y en las propuestas salariales no aparece la firma del trabajador.

Respecto a las pruebas testimoniales, tanto la parte trabajadora como empleadora, adujeron a la señora A.N. y ésta declaró que el acuerdo de las partes consistió en que se le pagara la vivienda al trabajador los cuatro primeros años. En opinión de esta S., ello explica el hecho de que los contratos de alquiler estén suscritos por el trabajador a nombre de la empresa puesto que él era el G. y también la causa de que en lo sucesivo el trabajador reembolsara los pagos en concepto de vivienda, por lo que la suma respectiva no constituye salario en especie.

Después de aducir el testimonio en mención, la empresa ha objetado lo declarado, señalando que la señora N. representa a la empresa. Sin embargo, en todo caso quedó acreditado que no cabe agregar salario en especie a la remuneración para el cálculo de las prestaciones ni procede que la empresa devuelva alguna suma por este concepto ya que no realizó ningún descuento ilegal de alquiler al trabajador que justifique lo que se reclama.

Era el propio trabajador el que realizaba el pago a la empresa por el monto del alquiler de su vivienda, de lo que se desprende que procedía de esta forma porque era lo acordado y dicha circunstancia se confirma con la diligencia de Acción Exhibitoria solicitada por el trabajador. En el informe a foja 234 se indica:

" 2. Tuvimos acceso al sistema AXAPTA que es un programa de gestión empresarial que desarrolla y automatiza procesos operacionales y administrativos, especializándose en sectores como: sistema de contabilidad electrónico, ventas, etcétera, que permite registrar las operaciones de la empresa de manera cronológica y ordenada. Adjunto los informes impresos del M. General, Cuenta de Contabilidad No. 1-100-106-151, O.E.S.M., desde el 01 de enero de 2009 al 21 de julio de 2016. Esta cuenta recoge todos los pagos de alquiler del inmueble de Costa Bay para este período. Y a partir del mes de agosto de 2012 los gastos de electricidad y agua, hasta el 21 de agosto de 2016.

Hago la observación que estos egresos están registrados en una cuenta de ACTIVO: Cuentas por Cobrar Empleados, lo cual nos indica que estaba previsto la recuperación de estos pagos, ... "

Las prestaciones fueron correctamente calculadas en base al salario en dinero de B/15,000 alegado en la demanda y aceptado por la empresa y como fueron consignados los derechos adquiridos teniendo en cuenta esta suma, no se adeuda ninguna diferencia y tampoco la empresa debe devolver lo reclamado como reembolso ilegal.

No se incurrió en la infracción de los artículos 140 y 144 del Código de Trabajo porque el salario utilizado para los cálculos fue el demostrado y tampoco se infringió el artículo 197 del Código de Trabajo puesto que no se acreditó una violación a las condiciones contractuales. Al contrario, de las constancias del expediente resulta el pago del trabajador por su vivienda sin que exista alguna prueba de inconformidad o desacuerdo a lo largo del tiempo.

En cuanto a las normas adjetivas cuya vulneración se alega, artículos 730, 732, 797, 812 del Código de Trabajo, fueron aplicados en debida forma sin que el Tribunal Superior incurriera en la vulneración de las normas sustantivas analizadas, por lo que no se ha demostrado ningún motivo para casar la Sentencia.

En consecuencia, la S. Tercera de la Corte Suprema de Justicia, administrando justicia en nombre de la República y por autoridad de la Ley, NO CASA la Sentencia de 9 de agosto de 2018, proferida por el Tribunal Superior de Trabajo del Primer Distrito Judicial, dentro del proceso laboral interpuesto por O.E.S.M. VS WÜRTH CENTROAMÉRICA,S.A..

Asimismo, se DISPONE que la actuación surtida o levantada con ocasión del presente recurso de casación laboral se remita al Tribunal Superior para que sea adjuntada al expediente principal.

Sin costas,

Notifíquese,

CECILIO A. CEDALISE RIQUELME

LUIS RAMÓN FÁBREGA SÁNCHEZ -- ABEL AUGUSTO ZAMORANO

KATIA ROSAS (Secretaria)

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR