Sentencia Contencioso de Corte Suprema de Justicia (Panama), 3ª de lo Contencioso Administrativo y Laboral, 13 de Mayo de 2022

PonenteCecilio A. Cedalise Riquelme
Fecha de Resolución13 de Mayo de 2022
EmisorTercera de lo Contencioso Administrativo y Laboral

Tribunal: Corte Suprema de Justicia, Panamá

Sala: Tercera de lo Contencioso Administrativo

Ponente: Cecilio A. Cedalise Riquelme

Fecha: 13 de mayo de 2022

Materia: Casación laboral

Casación laboral

Expediente: 22398-2021

VISTOS:

La Lic. A.M.A. de la firma MENDOZA, ARIAS, VALLE & CASTILLO actuando en nombre y representación de MANPOWERGROUP PANAMÁ PACÍFICO, S.A. y el Licdo. M.G.B., actuando en nombre y representación de R.D.R.R. interpusieron sendos recursos de casación laboral contra la Sentencia de 2 de marzo de 2021, emitida por el Tribunal Superior de Trabajo del Primer Distrito Judicial, dentro del proceso abreviado de impugnación de reintegro: MANPOWERGROUP PANAMÁ PACÍFICO,S.V.R.D.R.R..

ANTECEDENTES DEL CASO

La Lic. A.M.A. de la firma MENDOZA, ARIAS, VALLE Y CASTILLO en representación de Manpowergroup Panamá Pacífico, S.A. presentó un proceso abreviado de impugnación del mandamiento de reintegro emitido por la Dirección Regional de Trabajo, Área Especial Panamá Pacífico mediante Auto No. 010-DRE- APP- 53-19 de 12 de noviembre de 2019, en el que ordena reintegrar a su puesto de trabajo a R.D.R.R..

El Juzgado Primero de Trabajo de la Primera Sección a través de la Sentencia No. 93 de 27 de noviembre de 2020, mantuvo el Auto No. 010-DRE- APP- 53-19 de 12 de noviembre de 2019 dictado por la Dirección Regional de Trabajo- Área Especial que ordenó el reintegro del trabajador. A su vez, con relación a la sanción por desacato, mantuvo el Auto No. 023-DRE-APP-53-19 de 26 de noviembre de 2019 y dejó sin efecto el Auto No. 035-DRE-APP-53-19 de 13 de diciembre de 2019.

Expresó que no existe duda del fuero que protegía al trabajador al momento de su despido, por lo que de conformidad con el artículo 383 del Código de Trabajo, la empresa empleadora requería de autorización previa para proceder con el despido. Agregó que no encontró razones suficientes que sustentaran la modificación de las multas impuestas. La decisión fue apelada tanto por la empresa como por el trabajador.

El Tribunal Superior de Trabajo del Primer Distrito Judicial confirmó la decisión del Juzgado de Trabajo, indicando que se observa que el trabajador R.R. fue uno de los firmantes del listado de comunicación con fecha de 18 de septiembre de 2019 para la solicitud de constitución de una Organización Social de trabajadores de la empresa Manpowergroup Panamá Pacífico, S.A. y teniéndose que el mismo fue despedido el 14 de octubre de 2019, el trabajador gozaba de fuero sindical de sindicato en formación, toda vez que desde el momento que se haga la notificación a la Dirección Regional o General de Trabajo para la formación de un sindicato, éste se considerará en formación y sus miembros gozarán de fuero sindical, hasta por treinta días hábiles siguientes, si durante ellos no han formalizado la solicitud de inscripción del sindicato. Además, indicó que no hay en el expediente constancia de autorización judicial para realizar el despido del trabajador.

Respecto a la solicitud para que se llamara al proceso a la empresa PSA Panamá International Terminal S.A., el Tribunal indicó que la comunicación de los firmantes para la constitución de la organización sindical, fue única y exclusivamente de un sindicato tipo empresa en la empresa Manpowergroup Panamá Pacífico, S.A. por lo que de modo alguno podría esta solicitud de sindicato en formación dentro de la empresa Manpowergroup Panamá Pacifico, S.A. surtir efectos legales para la empresa PSA Panamá InternaTional Terminal,S.A., puesto que no consta que se haya entablado la formación de un sindicato tipo industrial. Adicionalmente, que no consta que se haya probado una unidad económica, caso en el cual, los trabajadores de todas ellas podrían asociarse en un solo sindicato de empresa según lo dispuesto en el artículo 345 del Código de Trabajo.

Sobre las multas indicó que en el expediente no existe constancia alguna que justifique la renuencia de la empresa impugnante y no basta que dicho reintegro sea aceptado en la diligencia realizada a tal fin, sino que debe darse al trabajador ocupación efectiva, lo que no ocurrió.

FUNDAMENTO DE LOS RECURSOS DE CASACIÓN ACUMULADOS

La Lic. A.M.A. de la firma MENDOZA, ARIAS, VALLE & CASTILLO en representación de Manpowergroup Panamá Pacífico, S.A. interpuso recurso de casación laboral contra la Sentencia de 2 de marzo de 2021 proferida por el Tribunal Superior de Trabajo del Primer Distrito Judicial, por medio de la cual se confirmó la Sentencia No. 93 de 27 de noviembre de 2020 del Juzgado Primero de Trabajo de la Primera Sección. Solicita que se case la Sentencia y por consiguiente se revoque la Orden de Reintegro. Señaló como infringidos los siguientes artículos:

- Artículo 385 del Código de Trabajo referente a cómo se obtiene la protección del fuero sindical para los que deseen gestionar la formación de un sindicato: Sostiene que fue interpretado erróneamente por el Tribunal Superior de Trabajo; que dentro del proceso no consta que la comunicación a la institución se haya realizado con la cantidad de trabajadores que exige la norma y la certificación que se aporta como prueba para acreditar el supuesto fuero no señala tampoco que para el día 14 de octubre de 2019 este trabajador contaba con fuero para el momento del despido y mucho menos si se cumplió con lo que exige el artículo 385, pues solo se aprecia un número reducido de trabajadores los cuales no alcanzan al mínimo de trabajadores.

- Artículo 381 del Código de Trabajo que contempla a los miembros de los sindicatos en formación, entre los trabajadores que gozarán de fuero sindical: Indica que esta norma fue interpretada erróneamente, toda vez que la Certificación1669.DPOS.2019, del 15 de octubre de 2019 del Departamento de Organizaciones Sociales del Ministerio de Trabajo y Desarrollo Laboral no puede reconocer fueron alguno al señor R. y mucho menos el reconocimiento de ser miembro de un sindicato en formación. Sostiene que la certificación menciona a menos de 10 trabajadores y no hay otros elementos dentro del expediente que acrediten la existencia de algún fuero, por lo que debe revocarse.

- Artículo 128 del Código de Trabajo sobre la obligación del empleador de dar ocupación efectiva al trabajador conforme a las condiciones convenidas: Considera que las multas impuestas a la empresa son ilegales toda vez que la orden de reintegro se cumplió en su totalidad.

- Artículo 733 del Código de Trabajo que dispone que el juez practicará personalmente todas las pruebas y si no puede por razón del territorio, las comisionará: Sostiene que el Tribunal violó esta norma en el concepto de no aplicación porque la empresa solicitó un cúmulo de pruebas a fin de determinar si existía el fuero por sindicato en formación al momento de la terminación laboral sin embargo ninguna de estas pruebas fueron practicadas.

Por su parte, el Lic. M.G.B. en nombre y representación del señor R.D.R.R. también presentó recurso de casación laboral contra la Sentencia de 2 de marzo de 2021 proferida por el Tribunal Superior de Trabajo del Primer Distrito Judicial, por medio de la cual se confirmó la Sentencia No. 93 de 27 de noviembre de 2020 del Juzgado Primero de Trabajo de la Primera Sección.

Solicita que se enmiende y case la Sentencia impugnada y en su lugar se devuelva el expediente al Ministerio de Trabajo a fin de que culmine el proceso que fue dejado en suspenso por responsabilidad del Ad quem y del A quo y se llame al proceso a la empresa PSA PANAMÁ INTERNATIONAL TERMINAL,S.A.. Indica que fueron infringidas las siguientes normas:

- Artículo 1 del Código de Trabajo sobre la regulación de las relaciones entre el capital y el trabajo, sus bases y el Papel del Estado: Sostuvo que el Ad quem no tuteló los derechos y garantías que consagra nuestro ordenamiento laboral, considerados como mínimos en favor de los intereses de su representado.

- Artículo 8 del Código de Trabajo sobre la Nulidad de las estipulaciones, actos o declaraciones que impliquen disminución, adulteración, dejación o renuncia de los derechos reconocidos a favor del trabajador: Indica que el concepto de infracción consiste en una violación de carácter directa y por comisión por parte de los Magistrados del Tribunal Superior de Trabajo, al no acceder a la solicitud de corregir y enmendar la Resolución dictada por el A quo en el sentido de llamar al Proceso a la empresa PSA PANAMA INTERNATIONAL TERMINAL, S.A. por ser este el verdadero y real patrono de su representado, dándole validez a un convenio o contrato de trabajo elaborado y suscrito con la empresa MANPOWERGROUP PANAMÁ PACÍFICO,S.A. que de acuerdo a prueba aportada al proceso bajada de la página Web de Panamá Emprende, acredita que esta solo está facultada para ejercer dos (2) tipos de actividades económicas, Agencia de Colocación de Trabajadores y suministro de personal.

- Artículo 62 del Código de Trabajo que define el contrato de trabajo: Sostiene que el concepto infringido consiste en una violación directa y por comisión, conculcándose la norma porque su representado prestó servicios personales de forma única y exclusiva a la empresa PSA PANAMA INTERNATIONAL TERMINAL,S.A., en condiciones de subordinación jurídica, acreditándose así la existencia de una relación de trabajo con ésta y no con la empresa MANPOWERGROUP PANAMÁ PACÍFICO, S.A.

- Artículo 63 del Código de Trabajo sobre la determinación de la relación de trabajo o de los sujetos de la misma sin tener en cuenta los actos y contratos simulados, la participación de interpuestas personas como empleadores, entre otros: Señala que la violación es de carácter directa y por comisión, por dársele valor a un contrato de trabajo celebrado con una interpuesta persona, actuando como supuesto empleador de su poderdante.

- Artículo 64 del Código de Trabajo que define subordinación jurídica: Indica que la violación es de carácter directa y por comisión, porque el Tribunal Superior le dio validez a un contrato simulado suscrito entre su mandante y Manpowergroup Panamá Pacífico, S.A., siendo PSA PANAMA INTERNATIONAL TERMINAL,S.A. quien a través de sus representante y personal de dirección ejerció sobre su poderdante actos de subordinación jurídica.

- Artículo 66 del Código de Trabajo sobre la presunción del contrato y la relación de trabajo: Expresa que el concepto de infracción es la violación de carácter directa y por comisión por parte de los señores del Tribunal Superior al desconocer que su representado prestó servicios como Operador Portuario única y exclusivamente a la empresa PSA INTERNATIONAL TERMINAL,S.A. y no con M.P.P., S.A.

- Artículo 88 del Código de Trabajo que define quienes son representantes del empleador y el artículo 89 que detalla quienes son intermediarios: Considera que estas normas han sido violadas de manera directa y por comisión por el Tribunal Superior porque la actora es un intermediario de PSA PANAMA INTERNATIONAL TERMINAL,S.A., obligando a esta en todas las relaciones con sus trabajadores, obligación que ha sido exonerada, violentada y conculcada por el Ad quem.

- Artículo 90 del Código de Trabajo relativo a las empresas que ejecutan trabajos de manera exclusiva o principal para el beneficio de otra empresa: Indica que la violación se verifica de manera directa y por comisión por parte del Tribunal Superior porque en todo caso que se trate de empresas que ejecutan trabajos de manera exclusiva y principal para beneficio de otra empresa, ésta será reputada como empleadora pero ambas serán solidariamente responsables.

- Artículo 381 del Código de Trabajo que señala que gozan de fuero sindical los miembros de los sindicatos en formación y el artículo 383 del Código de Trabajo que establece que el trabajador amparado por fuero no puede ser despedido sin previa autorización de los tribunales de trabajo: Sostiene que han sido violados de manera directa y por comisión por el Tribunal Superior, por no haber llamado al proceso a la empresa PSA PANAMA INTERNATIONAL TERMINAL,S.A. a fin de que haga valer sus derechos e igualmente responda por sus obligaciones y responsabilidades, permitiendo la desvinculación de su mandante para con esta empresa quien es el verdadero empleador.

- Artículo 978 del Código de Trabajo que establece la competencia del Ministerio de Trabajo y Desarrollo Laboral para conocer la solicitud de reintegro en caso que se alegue despido que viole el fuero sindical, el artículo 16 de la Ley 53 de 1975 que señala los casos en los que procede el recurso de apelación ante el Ministro y el artículo 18 de la Ley 53 de 1975 que indica el trámite del mismo: Indica que respecto de los mismos, se ha violentado la garantía del debido proceso al no haberse permitido que culminase el proceso abreviado de reintegro iniciado por el Tribunal Competente.

- Artículo 885 del Código de Trabajo sobre las gestiones o manifestaciones que tienen el efecto de una notificación personal, el artículo 980 del Código de Trabajo sobre el trámite de la solicitud de reintegro y el artículo 981 del Código de Trabajo sobre el término para impugnar el mandamiento de reintegro: Señala que M.P.P.S. conocía el mandamiento de reintegro desde que el día 3 de diciembre de 2019 cuando otorgó poder ante Notario Público y para el día 19 de diciembre de 2019, cuando presentó el proceso, ya le había precluido el término de tres días que tenía para hacerlo.

OPOSICIÓN AL RECURSO DE CASACIÓN PRESENTADO POR EL LIC.MARTÍN GONZÁLEZ IBARRA

La Licda. A.M.A. de la firma Mendoza, A., Valle & Castillo se opuso al recurso de Casación propuesto en representación del trabajador R.D.R.R.. Solicita que se rechace señalando que debe cumplir con los requisitos mínimos establecidos por la ley, no se trata de una tercera instancia y no hay margen para que se haga un examen ex novo del proceso.

Sostuvo que no se violaron los artículos 1,8,62,64,66,88 y 89 del Código de Trabajo porque no existe evidencia para acreditar la relación de trabajo con PSA PANAMA INTERNATIONAL TERMINAL, S.A.

Respecto a los artículos 885, 980 y 981 del Código de Trabajo sostuvo que no han sido violados porque la demanda no fue presentada extemporáneamente por lo que no existe prescripción de la acción. Agregó que no hay infracción de la Ley 53 de 1975 porque el Juez tiene plena facultades para conocer y pronunciarse sobre las multas, aunque considera que son arbitrarias e ilegales. Solicitó que se case la Sentencia, no en el sentido solicitado por la contraparte, sino en el sentido de revocarse el mandamiento de reintegro.

DECISIÓN DE LA SALA

Nos corresponde revisar los recursos de casación presentados en atención a los artículos 924, 925 y 926 del Código de Trabajo. El objeto principal del recurso de casación laboral es enmendar los agravios inferidos a las partes en las resoluciones judiciales de segunda instancia que hacen tránsito a cosa juzgada o que puedan causar perjuicios irreparables o graves. Además, debe procurarse la exacta observancia de las leyes y uniformarse la jurisprudencia nacional.

De acuerdo a la normativa que regula la interposición del recurso de casación, el mismo está reservado para los autos y sentencias que ponen fin al proceso o imposibiliten su continuación, pronunciados en conflictos individuales o colectivos con una cuantía mayor de mil balboas y cuando se relacionen con la violación del fuero sindical, gravidez, riesgo profesional o declaratoria de imputabilidad de huelga, independientemente de la cuantía.

Los recursos bajo análisis cumplen con los presupuestos enunciados, toda vez que han sido promovidos contra una sentencia de segunda instancia del Tribunal Superior de Trabajo del Primer Distrito Judicial que pone fin a un proceso abreviado de impugnación de mandamiento de reintegro.

Se atendieron los requisitos de presentación del recurso, la indicación de la clase de proceso, el nombre de las partes, la fecha de la resolución recurrida, su naturaleza y el fin perseguido.

Toda vez que de acuerdo a lo dispuesto en el artículo 926 del Código de Trabajo sólo producen la inadmisibilidad los defectos u omisiones que hagan totalmente imposible el conocimiento y no se presenta ninguno de esta clase, se entrará a resolver.

La Lic. A.M.A. de la firma Mendoza, A., V.&.C. considera que la Sentencia de segunda instancia infringe el artículo 385 del Código de Trabajo aduciendo que fue interpretado erróneamente. Dice que la certificación del Departamento de Organizaciones Sociales del Ministerio de Trabajo y Desarrollo Laboral no puede reconocer fuero alguno y mucho menos el reconocimiento al señor R. de ser miembro de un sindicato en formación porque no se cumple el requisito de ser un grupo de veinte trabajadores.

El Artículo 385 del Código de Trabajo establece:

Los trabajadores, o sus representantes, que estén organizando un sindicato, podrán para obtener la protección del fuero sindical, notificar a la Dirección Regional o General de Trabajo, por comunicación escrita, la voluntad del grupo de gestionar la formación del sindicato, con una declaración de los nombres y generales de cada uno de ellos, y la empresa, establecimiento o negocio donde trabajan. Para formular esta comunicación bastará con que el grupo sea mayor de veinte trabajadores.

Sólo desde el momento en que se haga la notificación de que trata este artículo, el sindicato se considerará en formación, y sus miembros gozarán de fuero sindical, hasta por los treinta días hábiles siguientes, si durante ellos no han formalizado la solicitud de inscripción del sindicato, conforme al artículo 352. Una vez formalizada la solicitud de inscripción, los trabajadores continuarán gozando de fuero sindical en la forma que prescriben los artículos 381 ordinal 1 y 384 ordinal 1.

En caso de que se hagan objeciones a la solicitud de inscripción del sindicato, el fuero se extenderá por todo el tiempo que se concede para subsanar las objeciones. Una vez subsanadas, el fuero sindical de los miembros del sindicato en formación se regirá por las reglas señaladas en los artículos 381 y 384

Revisadas las pruebas del expediente se coincide con el Tribunal Superior en que se demostró que el trabajador R.D.R.R. estaba protegido por el fuero sindical al momento del despido, toda vez que de acuerdo a lo informado en la Certificación No. 1669.Dos.2019 de 15 de octubre de 2019, aparece en el listado de trabajadores que comunicaron el 18 de septiembre de 2019 la formación de una Organización Social de Trabajadores en la empresa y dado que se puso término a la relación laboral, mediante nota del catorce de octubre de 2019, para ese momento el trabajador estaba bajo la protección del fuero sindical.

La interpretación del Tribunal Superior es correcta toda vez que la certificación del Departamento de Organizaciones Sociales da cuenta de que el señor R. es uno de los trabajadores que dejaron constancia por escrito de su voluntad de gestionar el sindicato, por lo tanto, en ese contexto el empleador quedaba obligado a solicitar autorización judicial para despedir, toda vez que la actividad para establecer una organización social no debe quedar truncada con un despido que limite el ejercicio de la libertad sindical, amparada por el Código de Trabajo, la Ley y los Convenios Internacionales.

A partir del 18 de septiembre empezaba la protección del fuero hasta los treinta días siguientes, y dicho término estaba vigente al momento de la terminación de la relación laboral ( fs. 18 del expediente principal).

La certificación da fe del cumplimiento de la comunicación establecida en el artículo 385 del Código de Trabajo y confrontada con la carta de despido, permitió al Tribunal concluir válidamente que existía la protección del fuero sindical, sin que lo alegado sobre violaciones a la norma, logre desvirtuar lo acreditado a través de las pruebas mencionadas, por lo cual no prospera el cargo de infracción.

Otra de las normas que la empresa considera infringida es el artículo 381 del Código de Trabajo. Revisada la actuación, tampoco el Tribunal incurrió en interpretación errónea al reconocer el fuero sindical del trabajador por ser miembro de un sindicato en formación, toda vez que correspondía dicha protección conforme a lo acreditado en el proceso.

Con relación al artículo 128 del Código de Trabajo que establece entre las obligaciones del empleador, darle ocupación efectiva al trabajador conforme a las condiciones convenidas, el casacionista alega que fue violado por interpretación errónea porque considera que las multas impuestas a la empresa son ilegales por haberse cumplido la orden de reintegro en su totalidad. El Tribunal indicó que no basta que el reintegro sea aceptado en la diligencia realizada a tal fin sino que debe al trabajador ocupación efectiva, por lo que este cargo no prospera.

La última de las normas que la empresa casacionista considera infringida, es el artículo 733 del Código de Trabajo, que indica que el Juez practicará personalmente todas las pruebas o si no puede por razón del territorio, las comisionará. Al respecto,debemos señalar que esta es una norma procesal y el recurso de casación sólo procede por la violación de normas sustantivas y del análisis efectuado, se ha concluido que ninguna de las normas sustantivas invocadas por la empresa ha sido violada. De lo anterior, ninguno de los cargos hasta aquí examinados dan lugar a que se case la Sentencia.

Respecto a las disposiciones infringidas anunciadas por el Lic. M.G.B., se alega la violación del artículo 1 del Código de Trabajo pero de esta norma no se deriva una violación concreta que pueda someterse a escrutinio. Se trata de una declaración de los principios que rigen las relaciones entre el capital y el trabajo, donde se establece el carácter y fines del marco regulatorio laboral, el papel del Estado y los fines que se procura alcanzar, de allí que no habiéndose sustentado una infracción particular, no prospera el cargo.

En cuanto al artículo 8 del Código de Trabajo, se invocó violado, sosteniéndose que la infracción a esta norma se produce porque no se accedió a la solicitud de corregir y enmendar la resolución dictada por el A quo de llamar al proceso a la empresa PSA PANAMÁ INTERNATIONAL TERMINAL, S..A.

Dicha circunstancia no guarda relación con la norma impugnada. El artículo 8 del Código de Trabajo se refiere a la nulidad de estipulaciones, actos o declaraciones que hagan los contratantes que impliquen disminución, adulteración, dejación o renuncia de los derechos reconocidos a favor del trabajador. Se menciona el contrato suscrito por el trabajador con la empresa Manpowergroup Panamá, Pacífico, S.A. pero no se desprende del mismo una renuncia de derechos, ni de manera expresa ni tácita, por lo cual no se estima demostrado el cargo invocado.

Se acusa la violación de los artículos 62, 63, 64, 66, 88, 89, 90 en torno al argumento de que el trabajador prestó servicios a PSA INTERNATIONAL TERMINAL S.A., sosteniéndose que existió relación de trabajo con dicha empresa y que el contrato suscrito con Manpowergroup Panamá Pacífico S.A. no es válido y el Tribunal Superior le dio valor. Sin embargo, la discusión en el presente proceso de impugnación del mandamiento de reintegro estaba circunscrita a los temas indicados en el artículo 981 del Código de Trabajo que dice:

" El empleador puede impugnar el mandamiento dentro de los tres días siguientes a su notificación, en cuyo caso se seguirán los trámites del proceso abreviado de trabajo. En este sólo se resolverá respecto a la existencia de la relación de trabajo, del despido o del fuero. "

El Auto impugnado había ordenado el reintegro a la empresa Manpowergroup Panamá Pacífico, S.A.. Al revisar las pruebas que acompañan la solicitud de reintegro del trabajador, observamos la carta de despido de la empresa Manpowergroup Panamá Pacífico, S.A. y la Certificación No. 1669. DOS.2019 de 15 de octubre de 2019 que se refiere a la certificación de la formación de una nueva Organización Social de Trabajadores de la empresa ManpowerGroup Panamá Pacífico, S.A.

Estos antecedentes los tuvo en cuenta el Tribunal Superior de Trabajo para explicar porque no consideró procedente el llamamiento de tercero al proceso, criterio con el cual coincidimos. El Tribunal explicó que la constitución de la organización sindical era de un sindicato tipo empresa, y no podía surtir efectos legales para la empresa PSA PANAMÁ INTERNATIONAL TERMINAL,S.A. por no constar que se haya entablado la formación de un sindicato tipo industrial.

Adicionalmente, el Tribunal Superior expresó que no consta que se haya probado unidad económica entre las empresas mencionadas, por lo cual no podría aplicarse el artículo 345 del Código de Trabajo, en el sentido de que los trabajadores de ambas, en ese caso, pudieran asociarse en un sindicato de empresa, por lo que vemos que se motivó debidamente que no se accediera al llamamiento de tercero.

En el presente caso, se debatía la existencia de fuero sindical, presentándose prueba en ese sentido, sólo con relación a la empresa ManpowerGroup Panamá Pacífico S.A.. Por lo tanto, al considerar improcedente la petición de llamamiento de tercero al proceso, en base a las constancias del expediente, el Tribunal Superior no incurrió en la violación de los artículos 62, 63, 64, 66, 88, 89, 90, 381 y 383 del Código de Trabajo.

Con relación a la alegada violación al artículo 978 del Código de Trabajo, y los artículos 16 y 18 de la Ley 53 de 1975 que se refieren a la competencia del Ministerio de Trabajo para conocer el proceso de reintegro y a su trámite, además de que la procedencia del recurso de casación, como hemos señalado, sólo es por errores in iudicando, cabe tener en cuenta que el presente proceso abreviado de impugnación del mandamiento de reintegro ordenado a la empresa ManpowerGroup Panamá Pacífico, S.A. fue tramitado por el Juzgado de Trabajo y, posteriormente, por el Tribunal Superior de Trabajo en ejercicio de la competencia que les correspondía, por lo que al resolver dentro de ese marco,no se infringieron las disposiciones mencionadas.

El proceso abreviado está concebido para situaciones que requieren una actuación sumaria, aplicándose las disposiciones sobre procesos comunes, pero atendiendo las normas especiales del artículo 991 del Código de Trabajo que procuran evitar dilaciones. Entre éstas: todas las notificaciones son por edicto, salvo la de la demanda a la parte demandada; no se admite la acumulación de procesos, incidentes, reconvenciones ni articulaciones de ningún género; concluida la audiencia se fallará, se notificará en el mismo acto; el Juez requerido deberá conocer la acción, aun cuando las normas de competencia engendraren dudas razonables.

Respecto a los artículos 885, 980 y 981 del Código de Trabajo que se refieren a la notificación por conducta concluyente, la procedencia del mandamiento de reintegro y el término de tres días con que cuenta el empleador para impugnar la orden de reintegro, el casacionista dice que fueron infringidos porque considera que la parte actora impugnó el mandamiento de reintegro de forma extemporánea. Dicho cargo no prospera porque sus argumentos en ese sentido no pueden ser considerados ya que constituyen una excepción de prescripción que ha alegado de manera tardía.

El artículo 576 del Código de Trabajo establece:

" Cuando un Juez considere justificados los hechos que constituyen una excepción, aunque ésta no se haya invocado ni alegado, deberá reconocerla en la sentencia y fallar el pleito en consonancia con la excepción reconocida; sin embargo, respecto a la excepción de prescripción es preciso que se alegue expresamente antes de la ejecutoria de la primera providencia que señale la fecha de audiencia. "

La primera providencia que señaló la fecha de audiencia es del 12 de febrero de 2020 y el edicto de su notificación se desfijó el 14 de febrero de 2020, por lo que se ha alegado prescripción fuera del término previsto en el artículo 576 del Código de Trabajo, mucho después de que quedara ejecutoriada la resolución en cuestión. La excepción ha sido invocada en el recurso de casación de manera extemporánea por lo que no prospera el cargo que se sustenta en ella. Es importante tener presente que determinadas peticiones para que puedan debatirse deben efectuarse dentro del tiempo señalado.

Del análisis efectuado, resulta que el proceso abreviado de impugnación del mandamiento de reintegro se surtió, sin que el Tribunal Superior incurriera en las violaciones que se aducen en los recursos interpuestos, por lo cual no se casará la Sentencia.

En consecuencia, la Sala Tercera de la Corte Suprema de Justicia, administrando justicia en nombre de la República y por autoridad de la Ley, NO CASA la Sentencia de 02 de marzo de 2021, proferida por el Tribunal Superior de Trabajo del Primer Distrito Judicial, dentro del proceso abreviado de impugnación del mandamiento de reintegro interpuesto por MANPOWERGROUP PANAMÁ PACÍFICO,S.A. contra R.D.R.R..

Asimismo, se DISPONE que la actuación surtida o levantada con ocasión del presente recurso de casación laboral se remita al Tribunal Superior para que sea adjuntada al expediente principal.

Las costas de casación se fijan en B/250.00

Notifíquese,

CECILIO A. CEDALISE RIQUELME

MARÍA CRISTINA CHEN STANZIOLA -- CARLOS ALBERTO VÁSQUEZ REYES

KATIA ROSAS (Secretaria)

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR