Sentencia Contencioso de Corte Suprema de Justicia (Pleno), 3ª de lo Contencioso Administrativo y Laboral, 13 de Octubre de 2008

Ponente:Winston Spadafora Franco
Fecha de Resolución:13 de Octubre de 2008
Emisor:Tercera de lo Contencioso Administrativo y Laboral
 
CONTENIDO

VISTOS:

El licenciado R.R. actuando en representación de la empresa SAGNEUS, S.A., ha presentado recurso de casación laboral contra la Sentencia de 1 de agosto de 2008 dictada por el Tribunal Superior de Trabajo del Primer Distrito Judicial dentro del proceso laboral que interpusiera en su contra el señor J.M..

Por medio de la resolución impugnada, el Tribunal Superior de Trabajo, modificó la Sentencia N° 22 de 28 de marzo de 2008, emitida por el Juzgado Tercero de Trabajo de la Primera Sección, dentro del proceso laboral promovido por J.M.S. contra SAGNEUS, S.A., (Hotel Camping Resort) y ordenó el pago de B/.3,466.31 en concepto de vacaciones, XIII mes y prima de antigüedad por diferencia salarial y la confirmó en todo lo demás (fs. 1177 del proceso laboral).

I. ANTECEDENTES DEL RECURSO.

El día 23 de diciembre de 2005, el señor J.M.S. interpuso demanda laboral contra SAGNEUS, S.A. (Hotel Camping Resort), a fin de reclamar el pago de diez mil ciento veinticuatro balboas con sesenta y nueve centésimos (B/. 10,124.69) en concepto de vacaciones, décimo tercer mes, prima de antigüedad, indemnización. A su vez, exigió dieciséis mil cincuenta balboas (B/. 16,050.00); tres mil cuatrocientos balboas (B/. 3,400.00); y veinticinco mil setecientos balboas (B/. 25,700.00) en concepto de diferencia de salario con base a quinientos balboas (B/. 500.00) mensuales en los períodos de 13 de marzo de 2000 al 31 de diciembre de 2002, del 1 enero de 2003 al 5 de junio de 2005 y, del 4 de septiembre de 2004 al 19 de septiembre de 2005, respectivamente.

En lo que se refiere al cálculo de diferencias salariales por trabajos en días sujetos a recargo no pagados -comprendiendo los de descanso obligatorio, domingos, de fiesta y duelo nacional y tiempo compensatorio-, demandó la suma de quince mil doscientos cincuenta y nueve balboas con treinta y tres centésimos (B/. 15,259.33).

Por razón de sobre tiempo, aumentó la cuantía de las prestaciones demandadas, en veintiún mil ochocientos catorce balboas con cuarenta y nueve centésimos (B/. 21,814.49) pues a través del hecho décimo segundo de la demanda afirmó que su jornada regular se excedió en tres horas diarias durante los siete días de la semana desde noviembre y diciembre de 2000 hasta el 19 de septiembre de 2005.

A lo largo del libelo, en el que se incluyeron cuantías adicionales, la parte trabajadora aseveró que la relación laboral inició con su empleadora el 13 de marzo de 2000 y finalizó el 17 de mayo de 2005. También que en su contrato verbal por tiempo indefinido se pactó un salario de quinientos balboas (B/. 500.00) mensuales, no obstante, en principio se le pagaron doscientos (B/. 200.00) y después trescientos (B/. 300.00) (fs. 1-4 del expediente laboral), ambos, más el salario en especie (comida, vivienda y lavandería).

Ante la demanda presentada, el apoderado judicial de la empresa SAGNEUS, S.A., sostuvo que la relación laboral con el señor J.M. el 1 de enero de 2001 y que el salario se pactó sólo en doscientos balboas (B/. 200.00) mensuales, más no se incluyó en especie.

Al respecto, sostiene que de conformidad con la planilla de la Caja de Seguro Social, el salario del señor M. era de doscientos balboas (B/. 200.00) mensuales, por lo que no se le adeuda ninguna diferencia salarial. Adiciona que el demandante jamás laboró en días de descanso obligatorio, de fiesta o duelo nacional, es decir, sujetos a recargo ni en tiempo extraordinario, por tanto, no se adeuda monto alguno sobre estos rubros así como tampoco en concepto de vacaciones, décimo tercer mes, prima de antigüedad ni indemnización (fs. 10-13 del proceso laboral).

El Juez de la causa dirimió la controversia planteada mediante Sentencia Nº 22 de 28 de marzo de 2008, declarando la existencia de salario en especie en el contrato de trabajo celebrado entre las partes en conflicto, por la suma de doscientos setenta y tres balboas con setenta y cinco centésimos (B/. 273.75) y condenó a la empresa SAGNEUS, S.A., a pagar diferencia salarial en concepto de vacaciones, décimo tercer mes, prima de antigüedad, a favor del trabajador y negó las demás pretensiones laborales demandadas (fs. 1141-1148).

Promovido el recurso de apelación contra la decisión adoptada, reiteramos que el Tribunal Superior de Trabajo del Primer Distrito Judicial, a través de la Resolución de 1 de agosto de 2008, modificó la Sentencia Nº 22 de 2008 en el sentido de ordenar el pago de tres mil cuatrocientos sesenta y seis balboas con treinta y un centésimos (B/. 3,466.31) a favor del señor M. en concepto de vacaciones, décimo tercer mes y prima de antigüedad por diferencia salarial, después de concluir que el salario en especie ascendía a doscientos setenta y tres balboas con setenta y cinco centésimos (B/. 273.75) (fs. 1165-1177 ibídem).

La inconformidad de la empresa demanda con la decisión adoptada en segunda instancia, origina la presentación del recurso extraordinario que pasamos a estudiar.

  1. FUNDAMENTO DEL RECURSO.

    Estima el casacionista que la resolución impugnada desconoció el contenido del material probatorio aportado al proceso que demostraba que el salario que devengaba el señor C.R. ascendía a trescientos balboas (B/. 300.00), razón por la cual el salario en especie debió computarse tomando en cuenta el valor estimable a que se refiere el artículo 144 del Código Laboral.

    Sobre el particular, adicionó que la sana crítica no fue utilizada por el Tribunal Superior de Trabajo al momento de valorar las pruebas , es decir, las facturas que supuestamente reflejaban el salario en especie que devengó C.R. en su calidad de trabajador de SAGNEUS, S.A.

    En virtud de lo expresado, solicita a la Sala revoque la Resolución emitida por el Tribunal Superior de Trabajo, y calcule el monto de las prestaciones a pagar a favor del demandante utilizando la fórmula porcentual a que se refiere el último párrafo del artículo 144 del Código de Trabajo, con un salario de trescientos balboas (B/. 300.00), mas no con base en las facturas que reflejan un consumo no personal ni inmediato del trabajador.

  2. DECISIÓN DE LA SALA.

    Se discute ante este Tribunal la cuantía por la cual la autoridad laboral de segunda instancia condenó a la empresa SAGNEUS, S.A. a pagarle al señor M. prestaciones laborales, bajo la premisa de que el salario en especie que se calculó no correspondía al que devengaba el demandante.

    En estas circunstancias, resulta oportuno destacar que el monto del salario en especie se computó después de analizar la serie de facturas aportadas por la empresa demandada que demostraban que al señor M. se le cubrían diariamente sus gastos de alimentación y que el menú que se le servía al prenombrado no era el de los empleados sino a la carta.

    La realidad planteada nos lleva a considerar que para calcular el salario en especie que devengaba el señor M., en efecto, debía utilizarse el contenido de las facturas que fueron incorporadas al proceso por la parte empleadora y cuyo total asciende a la suma de once mil cuatrocientos noventa y siete balboas (B/. 11,497.00) -por un período de 42 meses.

    Sobre el particular, advertimos, tal como lo señalara el Tribunal Superior de Trabajo, que en el caso en estudio le correspondía a la empresa SAGNEUS, S.A., demostrar con elementos probatorios que el monto de las facturas no correspondía al consumo diario ni exclusivo del señor M.. Al haberse omitido esta acreditación, la empresa demandada no logró probar que el salario en especie del demandante no era de doscientos setenta y tres balboas con setenta y cinco centésimos (B/. 273.75), es decir, el producto de B/. 11,497.00 entre 42 meses.

    Evaluadas las constancias de hecho y derecho que integran este proceso laboral, se concluye que al computarse el salario en especie el Tribunal Superior actuó con apego a las normas laborales y la sana crítica. Por tanto, la Sentencia impugnada no vulnera los artículos 144 y 732 del Código de Trabajo, sino que se ajusta a derecho.

    En mérito de lo expuesto, la Sala Tercera de la Corte Suprema, administrando justicia en nombre de la República y por autoridad de la Ley, NO CASA la Sentencia de 1 de agosto de 2008 emitida por el Tribunal Superior de Trabajo dentro del proceso laboral incoado por J.M.S..

    N.,

    WINSTON SPADAFORA FRANCO

    ADÁN ARNULFO ARJONA L. -- VICTOR L. BENAVIDES P.

    JANINA SMALL (Secretaria)