Sentencia Civil de Supreme Court (Panama), 1ª de lo Civil, 24 de Septiembre de 2004

PonenteAlberto Cigarruista Cortez
Fecha de Resolución24 de Septiembre de 2004
EmisorPrimera de lo Civil

VISTOS:

El licenciado A.V.M., en su condición de apoderado judicial de AGRO INDUSTRIAL PANAMERICANA , S.A., ha interpuesto recurso de casación contra la Resolución de 2 de abril de 2004, dictada por el Tribunal Superior del Segundo Distrito Judicial de Panamá, en el Incidente de Excepciones (petición antes de tiempo y ser condicional la obligación que se demanda), presentados dentro del proceso ejecutivo de mayor cuantía instaurado por AGRO INDUSTRIAL PANAMERICANA, S.A. contra AGRO COMERCIAL DEL PACÍFICO y COMERCIAL OMEGA, S.A.

Cumplidas las reglas de reparto, el negocio se fijó en lista a fin de que las partes alegaran en cuanto a la admisibilidad, término que fue aprovechado tanto por la parte opositora como por el recurrente, tal como consta de fojas 109 a 116.

Seguidamente, corresponde a esta Superioridad decidir la admisibilidad definitiva del recurso, de conformidad con los presupuestos señalados en el artículo 1180 del Código Judicial, es decir:

  1. Si la resolución objeto del recurso es de aquellas contra las cuales lo concede la ley;

  2. Si el recurso ha sido interpuesto en tiempo;

  3. Si el escrito por medio del cual fue interpuesto reúne todos los requisitos ordenados por el artículo 1175; y,

  4. Si la causal expresada es de las señaladas por la ley.

En primer término, se ha podido observar que en este caso se cumple con los dos primeros presupuestos antes citado, ya que la resolución impugnada se trata de una sentencia dictada en segunda instancia por un Tribunal Superior dentro de un proceso de conocimiento; además, el recurso fue interpuesto en tiempo oportuno. Sin embargo, en cuanto a los requisitos ordenados por el artículo 1175 ibídem, la Sala ha podido constatar que presenta algunas deficiencias, que deberán ser corregidas por el recurrente.

Se invoca como única causal de fondo la "Infracción de normas sustantivas de derecho en concepto de error de derecho en cuanto a la apreciación de la prueba que ha influido sustancialmente en lo dispositivo de la resolución recurrida", tal como lo preceptúa el artículo 1169 del Código Judicial.

Los motivos que sirven de fundamento a la causal, taxativamente expresan:

PRIMERO

La Resolución de 2 de abril de 2004 dictada por el Tribunal Superior de Justicia del Segundo Distrito Judicial no apreció y por tanto no valoró las pruebas que existen en contra del demandado COMERCIALES OMEGA, S.A.,como son desconocer la carta de fecha 15 de abril de 2002 y que reposa en el expediente.

SEGUNDO

El Tribunal Superior de Justicia del Cuarto (sic) Distrito Judicial, al dictar la Resolución de 2 de abril de 2004, no apreció y por tanto no valoró correctamente la prueba que reposa en el expediente consistente en la Escritura Pública No.6125 de 28 de junio de 2001, en la cual se demuestra el contrato con la empresa COMERCIALES OMEGA, S.A.

TERCERO

Que efectivamente AGRO INDUSTRIAL PANAMERICANA, S.A. no tiene la obligación de probar que notificó a COMERCIAL OMEGA, S.A. toda vez que en materia de excepciones la carga de la prueba corresponde al EXCEPCIONANTE (ejecutado).

CUARTO

Que a consecuencia de la falta de apreciación de prueba que reposa en el expediente, se dictó un fallo absolutorio, a pesar de que los medios probatorios demuestran que la demandada COMERCIALES OMEGA, S.A., tenían conocimiento del término otorgado para cancelar la obligación.

QUINTO

Que de haber apreciado correctamente las pruebas que reposan en el expediente, el Tribunal Superior del Segundo Distrito Judicial no hubiera resuelto la controversia a favor de las pretensiones del demandado" (fs.93-101).

Al analizar los motivos transcritos, la Sala observa que su redacción es imprecisa y contradictoria, de manera que no dan a conocer el obligante cargo de injuridicidad contra la resolución que se impugna. El motivo primero resulta incongruente con la causal invocada, pues se alude que el Tribunal Superior "no apreció y por tanto no valoró las pruebas que existen en contra del demandado", lo que presupone el desconocimiento del elemento probatorio por parte del Ad-quem, que produce el error de hecho en la existencia de la prueba. En el segundo motivo, el casacionista se limita a expresar que la Escritura No.6125 de 28 de junio de 2001, "en la cual se demuestra el contrato con la empresa...." no fue valorada correctamente por el Tribunal Superior, con lo cual pareciera cuestionarse asuntos relativos a la interpretación contractual, lo que en casación sólo puede ser impugnado mediante una de las tres primeras causales de fondo, no por las probatorias.

Se observa, además, que tampoco indica el recurrente el número de la foja en donde aparece ubicada la prueba que considera mal valorada por el Tribunal Superior. Al respecto, se estima conveniente indicarle al casacionista que respecto a la causal invocada, no basta mencionar en los motivos la prueba que se dice mal valorada sino que debe, además, especificársele, señalando la foja del expediente que la contiene, así como una descripción objetiva de la manera en que la mala valoración se produjo y su influencia o efecto en lo dispositivo del fallo.

En cuanto a los motivos restantes, se colige que sólo contienen apreciaciones subjetivas del recurrente, las cuales resultan impropias, conforme a la técnica de casación.

De igual manera, al entrar la Sala al estudio de las disposiciones infringidas y la explicación de tal violación, advierte errores que no pueden ser aceptados en esta etapa de admisibilidad.

El casacionista debe concretarse a citar y explicar la disposición infringida por la sentencia impugnada, de manera tal que se pueda entender con claridad cómo el Tribunal Superior la vulneró.

La técnica de casación no permite que al explicarse la infracción de la norma se hagan alegaciones, se citen párrafos doctrinales ni de las sentencias del juzgador a-quo ni del Tribunal Superior, así como tampoco aludir o referirse a otras normas derecho, como lo hace el recurrente en este apartado, toda vez que ello traería confusión al momento de resolver el fondo del recurso.

Asimismo, del concepto de infracción expresado con respecto a algunas normas procesales, también se colige una causal distinta (error de hecho sobre la existencia de la prueba). Esto se evidencia cuando el recurrente expresa sobre el artículo 856 del Código Judicial que el Tribunal Superior infringió dicha norma, "toda vez que no valoró la carta de fecha 15 de abril de 2000...".También, respecto al artículo 784 del Código Judicial, cuando señala que el Tribunal Superior vulneró dicha disposición legal, "...toda vez que no apreció las pruebas que reposan en el expediente..."

La doctrina nacional y la jurisprudencia de esta Sala han sido constantes en señalar que la causal de "error de derecho en la apreciación de la prueba" en nuestro sistema, se produce cuando el elemento probatorio se examina, se toma en cuenta, se le analiza, pero no se le atribuye el valor probatorio, la eficacia probatoria, los efectos, que conforme a la ley le corresponde. Se desconoce una norma valorativa. El punto de referencia es el valor probatorio; valoración mas no el contenido obligacional. (Cfr. F.P., J., Casación y Revisión, Edición 2001, pág. 111).

Por consiguiente, deberá el casacionista corregir las anomalías anotadas dentro del término ley, conforme lo dispone el artículo 1181 del Código Judicial.

En mérito de lo expuesto, la CORTE SUPREMA, SALA DE LO CIVIL, administrando justicia en nombre de la República y por autoridad de la ley, ORDENA LA CORRECCIÓN del recurso de casación presentado por AGRO INDUSTRIAL PANAMERICANA, S.A., mediante apoderado judicial, contra la Resolución de 2 de abril de 2004, dictada por el Tribunal Superior del Segundo Distrito Judicial de Panamá, en el Incidente de Excepciones (petición antes de tiempo y ser condicional la obligación que se demanda), presentados dentro del proceso ejecutivo de mayor cuantía instaurado por AGRO INDUSTRIAL PANAMERICANA, S.A. contra AGRO COMERCIAL DEL PACÍFICO y COMERCIAL OMEGA, S.A.

NOTIFÍQUESE.

ALBERTO CIGARRUISTA CORTEZ

ROGELIO A. FÁBREGA ZARAK -- JOSÉ A. TROYANO

SONIA F. DE CASTROVERDE (Secretaria)

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR