Sentencia Civil de Corte Suprema de Justicia (Pleno), 1ª de lo Civil, 16 de Diciembre de 2009

Ponente:Oydén Ortega Durán
Fecha de Resolución:16 de Diciembre de 2009
Emisor:Primera de lo Civil

VISTOS:

Mediante Resolución de quince (15) de enero de dos mil ocho (2008), esta Sala de lo Civil admitió los Recursos de Casación presentados por la firma forense JIMÉNEZ-SORIANO & ASOCIADOS, en su condición de apoderado judicial de D.D.C.E.M. y su menor hija L.R.D.E., por un lado y por el otro, la firma de abogados WATSON & ASSOCIATES, en su condición de apoderado judicial de E.C.G., quien actúa en nombre y representación de su menor hija K.D.D.C., ambos Recursos contra la Resolución de 14 de septiembre de 2007, dictada por el Primer Tribunal Superior del Distrito Judicial de Panamá, dentro del Proceso de Sucesión Intestada de R.D.N.. (Q.E.P.D.)

En forma oportuna, esta S. otorgó el término legal correspondiente para que las partes alegaran sobre el fondo del Recurso, etapa que fue aprovechada por las partes recurrentes, tal como consta en escritos visibles de fojas 219 a 227.

A fojas 229 - 240 del expediente, consta la Vista Fiscal No. 10 de 8 de mayo de 2009, por la cual la Procuradora General de la Nación, emite concepto sobre el fondo del Recurso de Casación en estudio, luego de habérsele corrido traslado, en cumplimiento del trámite correspondiente.

ANTECEDENTES

Mediante Auto No. 903-355-05 del veintiuno (21) de junio de dos mil seis (2006), el Juzgado Primero de Circuito de lo Civil del Primer Circuito Judicial de Panamá, declaró abierto el Juicio de Sucesión intestada del señor R.D.N. (q.e.p.d.); además que son sus herederos sin perjuicio a terceros, M.D.P., R.D.P., R.D.P., F.D.G., K.D.D.C., L.R.D.E. y D. delC.E.M..

Luego del cumplimiento de las etapas procesales correspondientes, el Tribunal A-quo, mediante Auto No. 490/355-05 de cuatro (4) de mayo de dos mil siete (2007), dejó en posesión legítima de los bienes del causante, a todos sus herederos declarados, por lo que consecuentemente adjudicó a éstos dichos bienes, en los que entre otros, se encuentra la cuenta de depósito a plazo fijo No. 70-8-14-01378-3 de Banistmo, por la suma de B/.80,000.00, la cual se encuentra a nombre de R.D.N. (q.e.p.d.) (o) L.R.D.E. (o) K.D.D.. En este sentido, el juzgador primario al adjudicar dicha cuenta, distribuyó sus fondos de tal manera que a las herederas, K.D.D.C. y L.R.D.E., recibiesen cada una, la suma de TREINTA MIL CUATROCIENTOS SETENTA Y SEIS BALBOAS CON DIECINUEVE CENTÉSIMOS (B/.30,476.19), y el resto de los herederos recibiesen cada uno de ellos, la suma de TRES MIL OCHOCIENTOS NUEVE BALBOAS CON CINCUENTA Y DOS CENTÉSIMOS (B/.3,809.52).

En uso de sus facultades y derechos, los señores M.C.D.P., R.D.P., R.D.P. y F.D.G., mediante apoderados judiciales, sustentaron en tiempo oportuno Recurso de Apelación contra el Auto descrito en el párrafo precedente, objetando la decisión de este Tribunal en cuanto a la distribución que se dio entre los herederos declarados del señor R.D.N. (q.e.p.d.), sobre la suma contenida en la cuenta de depósito a plazo fijo No. 70-8-14-01378-3 de Banistmo. Al respecto, los apelantes sustentaron el Recurso de Apelación argumentando que el Tribunal A-quo no fue equitativo en la repartición de la cuenta de depósito a plazo fijo en mención, ya que éste debió darse por partes iguales a todos los herederos declarados, máxime que la decisión tomada en el Auto respectivo, se dio sin ningún pronunciamiento por parte del juzgador, que contuviese algún razonamiento o motivación jurídica que diese como conclusión la decisión tomada sobre el tema específico.

El apoderado judicial de la señora E.C.G., quien actúa en nombre de su menor hija K.D.D.C., por una parte, y por la otra el apoderado judicial de D. delC.E.M. y L.R.D.E., en tiempo oportuno presentaron escrito de oposición al Recurso de Apelación incoado contra el Auto emitido por el juzgador primario, argumentando que la cuenta de depósito a plazo fijo, objeto del Recurso impugnativo, no debió incorporarse a la masa herencial del señor R.D.N. (q.e.p.d.), toda vez que esta cuenta según certificación emitida por la misma entidad bancaria (fs. 65), se encuentra a nombre del de cujus, "o" de L.R.D.E. "o" K.D.D., y como quiera que la normativa que regula este tipo de depósito bancario establece que cada uno de los propietarios es dueño de la totalidad de la suma en depósito y la muerte de alguno de los titulares no afecta el derecho de giro ni el de propiedad del resto de los cuenta-habientes, no debió incorporarse esta cuenta entonces, dentro de la masa herencial.

El Primer Tribunal Superior del Primer Distrito Judicial de Panamá, mediante Resolución de catorce (14) de septiembre de dos mil siete (2007), resuelve el Recurso de Apelación, modificando la decisión de primera instancia, únicamente en lo que respecta al ordinal C de su parte resolutiva, de manera que el mismo quede así:

"C. Cuenta de Plazo Fijo No. 70-8-14-01378-3, depositado en BANISTMO con un monto de B/.80,000.00, la cual será repartida en partes iguales a todos los herederos, más los intereses que a la fecha haya generado dicha cuenta.

SE MANTIENE la resolución en todo lo demás."

Es contra esta Resolución que las recurrentes han interpuesto Recurso de Casación, que esta S. se avoca a resolver.

RECURSO DE CASACIÓN DE D.D.C.E.M. y L.R.D. ESCALA.

El Recurso de Casación es en el fondo, siendo la única causal invocada la de infracción de normas sustantivas de derecho por el concepto de violación directa, la cual según el recurrente, ha influido sustancialmente en lo dispositivo de la Resolución recurrida.

El recurrente, fundamenta esta causal en cuatro (4) motivos que se transcriben así:

PRIMERO

Con violación de la regla sustantiva de derecho que establece que la muerte de cualquiera de los cuenta-habientes no afecta el derecho de propiedad de él o de los otros cuenta-habientes sobre la totalidad de la cuenta de depósito bancario "o", el Tribunal Superior decidió ordenar que se repartieran en partes iguales entre los herederos declarados, la suma contentiva del plazo fijo No. 70-8-14-01378-3 del Banistmo, toda vez que a su entender así lo determina la ley sustantiva, conculcando así el principio citado, pues afecta la propiedad de los otros cuenta-habientes menores de edad L.R.D. ESCALA o K.D.D..

SEGUNDO

La resolución atacada pese a reconocer el hecho de que estábamos en presencia de un contrato de cuenta bancaria de depósito "o" identificado como plazo fijo No. 70-8-14-013778-3 del Banistmo, decidió ordenar que el producto de esta cuenta se repartiera en partes iguales entre todos los herederos declarados, infringiendo el precepto legal sustantivo que preceptúa que las obligaciones que nacen de los contratos tienen fuerza de ley entre las partes que los suscriben y deben cumplirse al tenor de los mismos.

TERCERO

La resolución recurrida al ordenar que las sumas contenidas en la cuenta bancaria de depósito "o" No. 70-8-14-01378-3 del Banistmo, fuese repartida en partes iguales entre los herederos declarados del cujus, conculcó la regla legal que estatuye que los contratantes pueden establecer los pactos, cláusulas y condiciones que tengan por conveniente, siempre que no sean contrarias a la ley, a la moral y al orden público.

CUARTO

Con violación de la norma legal que establece que si los términos de un contrato son claros, deben respetarse el sentido literal de sus cláusulas, la resolución impugnada decidió ordenar que el producto, de la cuenta bancaria de depósito "o" correspondiente al plazo fijo No. 70-8-14-01378-3 de Banistmo, fuese repartida en partes proporcionales entre los herederos declarados.

Como normas de derecho consideradas infringidas, se señalan los artículos 976, 1106 y 1132 del Código Civil; y el artículo 3 de la Ley 42 de 1984, los cuales establecen lo siguiente:

Artículo 976: Las obligaciones que nacen de los contratos tienen fuerza de ley entre las partes contratantes, y deben cumplirse al tener de los mismos.

Artículo 1106: Los contratantes pueden establecer los pactos, cláusulas y condiciones que tengan por conveniente, siempre que no sean contrarios a la ley, a la moral ni al orden público.

Articulo 1132: Si los términos de un contrato son claros y no dejan duda sobre la intención de los contratantes, se estará al sentido literal de sus cláusulas.

Si las palabras parecieren contrarias a la intención evidente de los contratantes, prevalecerá ésta sobre aquéllas.

Artículo 3 (Ley 42 de 1984): La expresión "o" en las cuentas bancarias de depósitos de dinero, para designar la relación entre las personas a cuyo nombre está la cuenta, hará entender que cada una de ellas es dueña de la totalidad de la cuenta, y en consecuencia:

  1. La firma de cualquiera de ellas es suficiente para retirar fondos, ordenar pagos, cerrar la cuenta, revocar o suspender retiros de fondos y órdenes de pago, ceder o gravar los derechos derivados de la cuenta y lo demás que cuenta-habientes y Banco acuerden.

  2. Cada una de dichas personas responderá por la totalidad de la cuenta en caso de sobregiro o saldo deudor de la cuenta por la cantidad debida al Banco en tal concepto.

  3. La orden de embargo, secuestro, suspensión o retención de pagos decretada por la autoridad competente sobre los fondos de cualquiera de los cuenta-habientes recae sobre la totalidad de la cuenta hasta la concurrencia de la suma indicada en la orden.

  4. La muerte o la declaración judicial de ausencia, presunción de muerte, interdicción, quiebra o concurso de acreedores o la liquidación de cualesquiera de los cuenta-habientes no afecta el derecho de giro ni el de propiedad de el o de los otros sobre la totalidad de la cuenta.

RECURSO DE CASACIÓN PROPUESTO POR ELIZABETH CABALLERO GUERRA EN REPRESENTACIÓN DE SU MENOR HIJA K.D.D.C..

El Recurso es igualmente en el fondo, y como única causal invocada corresponde la de infracción de normas sustantivas de derecho por el concepto de violación directa, la cual según la recurrente, ha influido sustancialmente en lo dispositivo de la Resolución recurrida, consagrada en el artículo 1169 del Código Judicial.

El recurrente fundamenta la causal invocada en dos (2) motivos, que señalan lo siguiente:

PRIMERO

El Primer Tribunal Superior de Justicia al modificar sustancialmente la decisión proferida en primera instancia y adjudicar, por parte iguales, a todos los herederos intestados declarados en el presente proceso la cuenta bancaria de plazo fijo No. 70-8-14-01378-3, existente en el Primer Banco del Istmo, S.A. a nombre del De Cujus "o" de L.R.D. ESCALA "o" de nuestra representada, desconoció la naturaleza jurídica de las cuentas o depósitos bancarios tipo "o" consignada en la Ley sustantiva, utilizada para designar la relación entre las personas a cuyo nombre ésta (sic) la cuenta o depósito bancario y cuya utilización da a entender que cada una de las personas indicadas en estas cuentas son propietarias de la totalidad de los saldos habidos en las mismas, violando con esto el principio antes indicado, situación que influyó en lo dispositivo del fallo.

SEGUNDO

El Primer Tribunal Superior de Justicia al modificar sustancialmente la decisión proferida en primera instancia y adjudicar, por parte iguales, a todos los herederos intestados declarados en el presente proceso la cuenta bancaria de plazo fijo No. 70-8-14-01378-3, existente en el Primer Banco del Istmo, S.A. a nombre del De Cujus, "o" de LOURDES RAQUE DUCASA ESCALA "o" de nuestra representada, violó la regla de derecho que indica que en las cuentas o depósitos bancarios, tipo "o", la muerte de cualquiera de los cuentahabientes o titulares de la misma, no afecta el derecho de giro, ni el de propiedad de él o de los otros cuentahabientes sobre la totalidad de la cuenta, situación que influyó en lo dispositivo del fallo censurado.

Las normas citadas como infringidas dentro del Recurso de Casación, son el artículo 3 de la Ley 42 de 1984, previamente trascrito y el artículo 628 del Código Civil, el cual señala lo siguiente:

"Artículo 628: La sucesión es la transmisión de los derechos activos y pasivos que componen la herencia de una persona muerta, a la persona que sobrevive, a la cual la ley o el testador llama para recibirla.

L. heredero al que sucede a título universal, y legatar4io al que sucede a título singular."

CRITERIO DE LA SALA

La causal de fondo invocada en ambos Recursos de Casación que esta Sala procede a analizar en esta ocasión, corresponde a la de infracción de normas sustantivas de derecho por el concepto de violación directa, causal ésta que se configura cuando una norma cuyo texto es claro, es infringida, o se contraría, o se desconoce el derecho contemplado en ella; o si bien, se deja de aplicar a un caso que se requiera de su aplicación.

Ambos Recursos de Casación, citan como norma infringida el artículo 3 de la Ley 42 de 1984, al señalar que la misma ha sido violada directamente por omisión, toda vez que señalan los casacionistas, que la norma en comento, consagra el derecho de propiedad que tienen cada uno de los cuenta-habientes de una cuenta de depósito bancario tipo "o", sobre la totalidad de los fondos contenidos en ella, de manera tal que el fallecimiento de uno de los cuenta-habientes, no afecta el derecho de propiedad del resto.

Dado que ambos Recursos argumentan la misma infracción sobre el artículo 3 de la Ley 42 de 1984, norma que fue previamente transcrita, esta S. emitirá sólo un pronunciamiento al analizar ambos Recursos.

Para poder determinar la violación o no del derecho consagrado en la norma, compete entonces revisar los hechos reconocidos en la Resolución recurrida, los cuales son tomados como ciertos y probados por esta S., ya que los mismos no han sido objetados por ninguno de los recurrentes. A pesar de que la causal de fondo invocada, que corresponde a la de violación directa, se produce independientemente de toda cuestión de hecho, es importante el reconocimiento de estos a fin de determinar la existencia de la violación o no del derecho reclamado, por lo que vemos entonces que, el Tribunal Ad-quem en la Resolución recurrida, respecto a la cuenta de depósito a plazo fijo objeto de controversia, señaló lo siguiente:

"El Tribunal observa que a foja 114 del expediente el apoderado judicial de L.R.D.E. y K.D.D. solicita al Tribunal a-quo "la corrección del Auto que establece el monto de la masa herencial para que en la misma sean incluidas las cuentas que mantenía el causante en Banistmo, estas son una cuenta de ahorro y el depósito a plazo fijo No. 70-8-14-01378-3 a nombre de R.D. por la suma de B/.80,000.00

Igualmente se señala que el único recurso impugnativo fue el propuesto por la firma Infante y P.A. en los términos que se han descrito precedentemente.

Dado que la Representante del Ministerio Público y el Opositor coinciden en señalar que la cuenta en comento al tener la conjunción disyuntiva "o" entre sus propietarios, otorga el derecho a L.R.D.E. y K.D.D. sobre el montaje de la cuenta bancaria, el Tribunal debe señalar lo siguiente: si bien, la cuenta estuvo a nombre de las tres personas y que cualquier de ellos era el propietario de la misma, al momento de incluirse dentro de la masa herencial y no objetarlo ninguna de las dos personas restantes, el tribunal de primer grado infiere el consentimiento de que los dineros de la cuenta formen parte de la masa herencial, por considerar que pertenecían los dineros, al causante. Además, han sido los otros propietarios de la cuenta los que, a través de apoderado judicial, han solicitado la inclusión del dinero dentro de la masa herencial.

No es por tanto, procedente mediante recurso impugnativo, y que irían en detrimento de la posición de hecho y de derecho que otorga la resolución al único apelante, que disiente por motivo distinto la resolución declaratoria de herederos. En igual sentido, no es procedente modificar la resolución en lo anotado por la Fiscal con respecto a un vehículo.

..."

De la trascripción previamente realizada, que señalan los hechos reconocidos por parte del Tribunal Ad-quem, dentro de la Resolución recurrida, observa la Sala que en efecto, la cuenta a plazo fijo objeto de conflicto dentro del Proceso de sucesión intestada del señor R.D.N. (q.e.p.d.), al momento de su deceso, se encontraba a nombre del causante "o" de K.D.D. "o" L.R.D.E., estas últimas menores de edad, y quienes además eran hijas del de cujus y son herederas declaradas dentro del referido Proceso de sucesión intestada.

En este sentido, observa la Sala que el hecho de que, en desconocimiento o no de la ley o de sus derechos, las partes solicitarán la inclusión a la masa herencial de la cuenta de depósito a plazo fijo objeto de controversia dentro del Proceso de sucesión, no es justificación para que tanto el juzgador de primera, como de segunda instancia, ignorasen el aplicar o advertir la existencia de la legislación específica que regula este tipo de depósito bancario, máxime si las personas a cuyos derechos de propiedad se ven vulnerados, son menores de edad y como tales, le compete en dado caso a quienes ejerzan su guarda crianza y representación legal, condiciones para poder desprenderse de los bienes que le pertenecen y deberes de salvaguardar sus derechos.

Esta Sala comparte el criterio de los recurrentes, en considerar que la cuenta de depósito a plazo fijo No. 70-8-14-01378-3, de Banistmo, a nombre de R.D.N. "o" K.D.D.C. "o" L.R.D.E., se encuentra regulada y amparada bajo la Ley 42 de 1984, la cual les reconoce el derecho de propiedad a las menores de edad y cuenta-habientes del referido plazo fijo, por lo que el Tribunal Ad-Quem, al tener conocimiento de tal situación, debió aplicar la norma específica correspondiente.

La Sala se ha pronunciado con anterioridad, sobre la posición de esta Corporación de Justicia ante situación similar, estableciendo la posición en la que se encuentran el resto de los cuenta-habientes de un depósito bancario tipo "o" ante el fallecimiento de uno de ellos, por lo que considera preciso traer a colación fallo de once (11) de julio de 1996, Magistrado Ponente, E.S., en donde se expuso lo siguiente:

"Al examinarse los cargos de injuricidad y las infracciones que el recurrente le endosa a la sentencia de segunda instancia, no encuentra la Sala un asidero real o un apoyo concreto para inferir que el fallo se haya dictado en violación de las normas de derecho sustantivo denunciadas por la parte ejecutada como desconocidas por el juzgador. Acerca del articulo 3 de la Ley 42 de 1984 y su aplicación en este caso, la sentencia de la Corte del 17 de enero de 1992 ya se encargó de esclarecer cuál es su verdadero alcance y precisión. Muy claro se dejó dicho en la sentencia que esa disposición legal autorizaba a M.A.? VDA. DE GAL?N a cerrar la totalidad de la cuenta de plazo fijo bajo su titularidad y a ordenar, como lo hizo, la apertura de otra cuenta nueva a plazo fijo a su nombre "O" el de CARLOS ARTURO GAL?N MARINE, motivo por el cual esta última persona tenga plenos derechos de disponer, con completa libertad, de los fondos de esa nueva cuenta que debió constituirse oportunamente con los depósitos de la que se dejaba cancelada por órdenes de quien tenga indiscutible derecho para hacerlo. Si por alguna razón, totalmente ajena a la voluntad de los titulares (en particular de la señora M.A.? VDA. DE GAL?N), THE CHASE MANHATTAN BANK, N.A. no acató las instrucciones que en el sentido anterior se le dieron, dejando de cumplir una de sus obligaciones como depositario, al banco no se le puede eximir de responder por las consecuencias que luego se derivan de esa omisión. Encuentra la Sala que allí, en el incumplimiento de la obligación que tenga el banco, hay que ubicar la causa de lo acontecido más adelante, dando lugar a que el dinero depositado en la cuenta No. 0000836 terminase siendo entregado en su totalidad a los herederos de M.A.? VDA. DE GAL?N, pero, al mismo tiempo, impidiéndole a CARLOS ARTURO GAL?N MARINE (en virtud y como consecuencia directa de la omisión en que incurriera el banco al no actuar oportunamente) disponer de bienes que legalmente le pertenecían desde antes que el Juez Quinto del Circuito procediese a dictar las órdenes que convirtieron esos fondos en parte de los activos de una sucesión intestada.

No basta el argumento en que se refugia la parte ejecutada y que se expresa en que el banco le entregó la totalidad del saldo de la cuenta a los herederos de M.A.? VDA. DE GAL?N, en cumplimiento de una orden judicial, para afirmar que el fallo del Tribunal Superior desconoce en forma inexplicable el artículo 6 de la Ley 42 de 1984, al insistirse en la tesis de que por ese motivo la obligación es inexistente. Esa disposición legal solo se ocupa de las ordenes de embargo, secuestro, suspensión o retención de pagos decretadas sobre los fondos de una cuenta por la autoridad competente, y no es en ninguno de tales supuestos en donde encaja la situación que debe resolverse en este caso. Los antecedentes y la historia procesal de este negocio revelan, como claramente lo recoge la sentencia de esta Sala dictada el 17 de enero de 1992, que si el banco entregó, por órdenes del Juzgado Quinto de Circuito, los fondos depositados en la cuenta a personas distintas a los titulares de la misma, ello fue producto de la desobediencia en que incurrió la entidad bancaria al dejar de cumplir, por culpa solamente atribuible a ella misma, las instrucciones que, con antelación a la fecha de la orden del Juez Quinto, debió acatar sin dilación de ninguna especie. (lo resaltado es de la Sala).

De lo antes trascrito, reiteramos entonces que, del texto contemplado en el artículo 3 de la Ley 42 de 1984, se desprende con claridad el derecho de propiedad y disposición del dinero depositado en la cuenta de depósito a plazo fijo No. 70-8-14-01378-3 de Banistmo, que tienen las cuenta-habientes de ésta, es decir, las menores de edad L.R.D.E. y K.D.D.. Asimismo se desprende de la norma en comento, que el derecho de propiedad reconocido, no se ve afectado por la muerte del señor R.D.N. (q.e.p.d.), quien al momento de su muerte era un cuenta-habiente de la referida cuenta de depósito a plazo fijo.

No comparte la Sala el criterio del Tribunal Ad-quem, en considerar justificado y apoyar la posición del A-quo al inferir que la suma de dinero depositada en la cuenta de depósito a plazo fijo de Banistmo, le perteneciera únicamente al señor R.D.N. (q.e.p.d.), en virtud de la solicitud realizada por el apoderado legal de las otras cuenta-habientes de que se incorporase la aludida cuenta al caudal hereditario, toda vez que es responsabilidad y deber del Tribunal, el conocimiento de la ley y los derechos que esta le provee a los menores de edad, condiciones que clasifican en este caso, al resto de las cuenta-habientes.

Esto es así, no sólo por la ausencia de evidencia dentro del Proceso, que indique que los dineros depositados en la cuenta de depósito a plazo fijo en conflicto, pertenecían únicamente al causante, sino por la condición de menores de edad del resto de las cuenta-habientes, razón por la cual se infiere que fue el señor R.D.N. (q.e.p.d.), quien en vida suscribió el respectivo contrato de cuenta de depósito a plazo fijo con el Banco respectivo, estableciendo los derechos de propiedad sobre las sumas depositadas en la misma, tanto para él como a favor de sus menores hijas. Además, tales derechos en virtud de lo señalado en el artículo 336 del Código de Familia, son irrenunciables por alguno de los padres, disposición legal que también establece la prohibición de los padres en el ejercicio de la representación legal de sus hijos menores de edad, de despojarse de los bienes de extraordinario valor de estos, sin que medie causa justificada y autorización de la autoridad competente.

Es en virtud de las consideraciones previamente expuestas, que esta S. considera configurada la causal de fondo invocada en ambos Recursos de Casación, correspondiente a la infracción de normas sustantivas de derecho por el concepto de violación directa de la ley que le reconoce el derecho a todos los cuenta habientes de una cuenta de depósito bancario tipo "o", el derecho de propiedad y disposición de la totalidad de la suma depositada, lo que consecuentemente conlleva a casar la Resolución recurrida.

En merito de lo antes expuesto, la Corte Suprema de Justicia, SALA DE LO CIVIL, administrando justicia en nombre de la República y por autoridad de la Ley, CASA la Resolución de catorce (14) de septiembre de dos mil siete (2007) emitida por el Tribunal Superior del Primer Distrito Judicial de Panamá, y convertida en Tribunal de instancia, MODIFICA el Auto No. 490/355-05 del cuatro (4) de mayo de dos mil siete (2007), proferido por el Juzgado Primero de Circuito de lo Civil del Primer Circuito Judicial de Panamá, en el sentido de que se excluye de los bienes herenciales del señor R.D.N. (q.e.p.d.), la cuenta de depósito a plazo fijo No. 70-8-14-01378-3, de Banistmo, por el monto de B/.80,000.00, la cual se encuentra a nombre de R.D.N. (q.e.p.d.) "o" L.R.D.E. "o" K.D.D.C., de manera que éstas puedan ejercer su derecho de propiedad sobre la referida cuenta bancaria.

C., N. y Devuélvase,

OYDÉN ORTEGA DURÁN

ESMERALDA AROSEMENA DE TROITIÑO -- HARLEY J. MITCHELL D.

SONIA F. DE CASTROVERDE (Secretaria)