Sentencia Civil de Corte Suprema de Justicia (Pleno), 1ª de lo Civil, 10 de Marzo de 2010

Ponente:Oydén Ortega Durán
Fecha de Resolución:10 de Marzo de 2010
Emisor:Primera de lo Civil
 

VISTOS:

La firma de abogados CANO CÓRDOBA & ASOCIADOS, en su condición de apoderada judicial del señor J.J.J., ha interpuesto Recurso de Casación contra la Resolución de once (11) de junio de dos mil nueve (2009), proferida por el Tribunal Superior de Familia, la cual confirma la Sentencia No. 839 de veintiséis (26) de noviembre de dos mil ocho (2008), emitida por el Juzgado Tercero Seccional de Familia del Primer Circuito Judicial de Panamá, dentro del Proceso de Divorcio interpuesto por la señora MARGIELYS JAIME RAMÍREZ contra el Recurrente.

Ingresado el negocio en la Sala Civil y previo reparto de rigor, se fijó en lista por el término establecido en el artículo 1179 del Código Judicial para que las partes presentaran sus alegatos sobre la admisibilidad del Recurso, término éste aprovechado por ambas partes del Proceso, lo cual es visible de fojas 420 a 426.

Por tratarse de un Proceso relativo al estado de familia, esta Corporación de Justicia corrió traslado a la Procuradora General de la Nación por el término de tres (3) días, para que emitiese concepto en cuanto a la admisibilidad del Recurso de Casación, situación que se da a través de la Vista No. 5 de 22 de enero de 2010, la cual es visible de fojas 428 a 441 del expediente.

Así las cosas, procede la Sala a determinar si el Recurso cumple con los presupuestos que establece el artículo 1180 del Código Judicial para determinar su admisibilidad.

Al respecto, consta a foja 391 del expediente, que el Recurso fue anunciado dentro del término establecido en el artículo 1173 del Código Judicial, por persona hábil para ello y la Resolución impugnada es recurrible en Casación por su naturaleza, al tratarse de una Resolución de segunda instancia proferida por un Tribunal Superior, fundada en preceptos jurídicos que rigen en la República, dentro de un Proceso de Divorcio, por lo que no hay que ceñirse al requisito de la cuantía establecida en el artículo 1163 del Código Judicial.

El Recurso de Casación es en el fondo, y se invocan cuatro conceptos distintos de dicha Causal, por lo que esta S. procederá al análisis individual de cada uno de ellos.

PRIMERA CAUSAL: se cita en el escrito de formalización del Recurso de Casación como primera causal, "infracción de normas sustantivas de derecho, en concepto de violación directa, que influyó sustancialmente en lo dispositivo de la resolución recurrida".

Esta primera causal se sustenta a través de un motivo único que señala lo siguiente:

"PRIMERO: Cuando el Tribunal Superior de Familia dicta la Sentencia de 11 de junio de 2009, confirmando en todas sus partes la Sentencia No. 839, de 26 de noviembre de 2008, proferida por el Juzgado Tercero Seccional de Familia del Primer Circuito Judicial de Panamá, que declara el divorcio dentro del presente proceso "con fundamento en la causal segunda del artículo 212 del Código de la Familia" (f.388), viola la ley sustancial aplicada como fundamento de la sentencia porque desconoce un derecho claramente consagrado en dicho precepto que establece tres causales distintas y no una como se aplica en la resolución. La infracción a este precepto influyó sustancialmente en la parte dispositiva del pronunciamiento recurrido."

Como bien se ha referido a ello en constantes ocasiones esta Sala, la Causal de fondo invocada, violación directa de la Ley sustantiva, se produce cuando se contraviene o contraría o desconoce el texto de una norma o se deja de aplicar a un caso que requiere de su aplicación, independientemente de toda cuestión de hecho.

Luego de analizado el motivo único que sustenta la primera Causal de fondo invocada, no se desprende de él cargo de injuridicidad cónsono con dicha Causal. Esto es así, ya que además de que el Recurrente contraría la técnica requerida para la exposición de los motivos, al citar un extracto de la Resolución recurrida dentro del mismo, expone apreciaciones subjetivas y utiliza una redacción argumentativa; siendo además que lo denunciado es su interpretación con relación a la Causal de divorcio contemplada en el numeral 2 del artículo 212 del Código de Familia, la cual por supuesto, es contraria al criterio expuesto por el Ad-quem dentro de la Resolución recurrida.

Situación idéntica sucede en el segundo acápite del Recurso correspondiente a la citación de las normas sustantivas de derecho consideradas infringidas y la explicación de cómo lo han sido. En este sentido se cita únicamente la violación del numeral 2 del artículo 212 del Código de Familia, pero en la explicación de la supuesta infracción de esta norma, a pesar de que la Recurrente señala que esta norma ha sido violada de forma directa por comisión, el resto del texto va encausado a plasmar la interpretación subjetiva de la Casacionista con relación a la Causal de divorcio contemplada en la norma, la cual es contraria al reconocido por el Ad-quem, lo que en consecuencia evidencia que dicha Causal resulte ininteligible.

SEGUNDA CAUSAL: La segunda Causal invocada en el presente Recurso de Casación, se expone de la siguiente forma: "infracción de normas sustantivas de derecho, en concepto de aplicación indebida, que influyó sustancialmente en lo dispositivo de la resolución recurrida", la cual es sustentada a través de dos motivos que exponen lo siguiente:

"PRIMER MOTIVO: Cuando la Sentencia de 11 de junio de 2009, dictada por el Tribunal Superior Familia (sic), sostiene "en virtud de lo anterior corresponderá a los Estados Partes y en consecuencia, a sus organismos encargados de administrar justicia, proteger y velar para una eliminación efectiva de violencia contra la mujer" (f.387), aplica indebidamente la disposición legal, derivada de un instrumento internacional, que consagra el derecho de toda mujer a una vida libre de violencia, basada en su género, pero que no ha sido establecida para regular la vida en el matrimonio que descansa en el principio de igualdad de derechos entre los cónyuges. La aplicación indebida de esta disposición legal influyó sustancialmente en la parte dispositiva de la sentencia.

SEGUNDO MOTIVO: Cuando la Sentencia recurrida tiene por hecho probado que "los malos tratamientos se conforman por toda actitud que no reconozcan al otro cónyuge el lugar y la consideración que se merece en esa condición, sin que sea necesaria su gravedad, sino que sean frecuentes, como se aprecia dentro del dossier, menoscabando la autoestima de la esposa" (fs.387-388), y termina confirmando la sentencia de primera instancia "con fundamento en la causal segunda del artículo 212 del Código de la Familia" (fs.388); aplica indebidamente la regla de derecho sustantivo que dispone que solo es causal de divorcio el trato cruel o psíquico que hace imposible la paz y el sosiego doméstico, y no "los malos tratamientos" ni el menoscabo a "la autoestima de la esposa" como lo tuvo por probado. Esta aplicación indebida influyó en lo dispositivo de la sentencia."

El jurista panameño J.F.P. en su obra CASACIÓN Y REVISIÓN CIVIL, expone un concepto bastante ilustrativo de cuándo se configura la Causal de fondo correspondiente a la aplicación indebida de la norma, manifestando al respecto lo expuesto a continuación:

"La indebida aplicación de la ley se produce cuando entendida rectamente una norma en sí misma y sin que medien errores de hecho o de derecho, se hace aplicación de la regla jurídica contenida en ella a un hecho probado pero no regulado por ella, o sea, como anota C., la "aplicación de la norma jurídica a un hecho no conforme a con su hipótesis"...

Constituye un fenómeno distinto tanto de la violación directa como de la interpretación errónea, en que una disposición legal cuyo contenido que no se discute ha sido aplicada a un caso extraño a ella. En la aplicación indebida la norma es entendida correctamente, se aplica a supuestos de hecho que no están comprendidos en la misma; ocurre, por ejemplo, cuando se aplica una disposición general a un caso substraído por la ley al imperio de aquella disposición, o cuando una disposición general se aplica a casos no comprendidos en ella...

...

La indebida aplicación de una norma por lo general conlleva la violación directa de la que debió aplicarse." (J.F.P. y Aura E. Guerra de V., "CASACIÓN Y REVISIÓN Civil, Penal y Laboral", Editora Sistemas Jurídicos, S.A., Panamá, 2001)

Observa entonces la Sala, que luego del análisis de los motivos expuestos que sustenta la segunda Causal de fondo invocada, los mismos contienen citas de extractos de la Resolución recurrida, situación que, al igual que fue señalado en el análisis de la primera Causal, contraría la técnica requerida para la exposición de los motivos a fin de formalizar el Recurso de Casación. Bien lo manifiesta la doctrina nacional con relación al Recurso de Casación, además, esta Corporación de Justicia ha emitido constante jurisprudencia señalando que dentro de los motivos, no deben realizarse citas doctrinales, de normas de derecho o jurisprudenciales.

Además del hecho de que los motivos han sido expuestos contrario a la técnica requerida para los mismos, se evidencia que no contienen cargo de injuridicidad, por el contrario, resulta confuso que dentro de la primera Causal de fondo correspondiente a violación directa, la Recurrente se refiera a la infracción del numeral 2 del artículo 212 del Código de Familia, ya que el mismo según ella ha sido violado de forma directa por comisión, y en la segunda Causal correspondiente a aplicación indebida, se refiera a la infracción de esta misma norma, y en ambas Causales, expone situaciones fácticas reconocidas por el Ad-quem como justificación de la aplicación de dicha norma.

Ambos motivos exponen apreciaciones subjetivas de la Casacionista, con relación a su disconformidad con el criterio del Ad-quem en cuanto a la valoración del material fáctico que consta en el Proceso, en virtud de lo cual se dio la aplicación de las normas citadas como infringidas; situación que no es propia a las dos primeras Causales invocadas (violación directa y aplicación indebida) que se producen independientemente de elementos de hecho, razón por la cual esta Sala considera igualmente que la segunda Causal es ininteligible.

TERCERA CAUSAL: Cita el escrito de formalización del Recurso como tercera causal invocada, la de "infracción de normas sustantivas de derecho, en concepto de error de hecho sobre la existencia de la prueba, que influyó sustancialmente en lo dispositivo de la resolución recurrida".

Esta tercera causal es sustentada a través de un motivo único, el cual se procede a transcribir:

"MOTIVO ÚNICO: La sentencia censurada incurre en error de hecho sobre la existencia de la prueba cuando sostiene que "si bien no contamos con la evaluación psicológica ordenada por el Tribunal primario a las partes, por el Centro de Prevención y Orientación Familiar, a nuestra consideración, la falta de esta prueba no quiere decir, que los malos tratos ejecutados por el demandado (referidos por los testigos y argumentados por la demandante) no han afectado el estado emocional de la señora J., y que incluso, hiciesen imposible la paz y el sosiego doméstico dentro del hogar conyugal." (fs.386-387) El error de hecho consiste en haber dado por existente una prueba científica, aunque había aceptado que no existía, para concluir que la demandante fue afectada en su estado emocional, asumiendo un rol legalmente reservado al campo técnico y científico del peritaje. Este error influyó en la parte dispositiva de la sentencia."

Al igual que en los motivos que sustentan las dos primeras Causales, la Recurrente contraviene la técnica requerida para formular los mismos, bajo circunstancias idénticas a las expuestas con anterioridad por esta Sala al analizar las Causales anteriores.

Aparte del hecho de que los motivos no han sido expuestos conforme a la técnica requerida, resulta evidente la confusión y contrariedad expuesta por la Casacionista, cuando al citar el extracto de la Resolución recurrida, deja en evidencia el reconocimiento por parte del Ad-quem de la inexistencia de una prueba, y que a pesar de ello los demás elementos probatorios demuestran los hechos reconocidos; y sin embargo, se expone como cargo que la Resolución recurrida valoró dicha prueba inexistente.

Las normas de derecho citadas como infringidas que sustentan esta tercera causal de fondo, son los artículos 966 del Código Judicial y el numeral 2 del artículo 212 del Código de Familia, siendo esta última igualmente citada como infringida dentro de las dos primeras causales correspondientes a violación directa y aplicación indebida.

Se ha omitido citar como norma infringida, el artículo 780 del Código Judicial, el cual esta S. ha exigido debe ser expuesto dentro de la Causal de error de hecho, toda vez que consagra de manera general los elementos que sirven como prueba dentro de un Proceso.

Estos defectos producen la ininteligibilidad de esta tercera Causal de fondo.

CUARTA CAUSAL: Corresponde tal como se cita en el escrito de formalización del Recurso, a la "infracción de normas sustantivas de derecho, en concepto de error de derecho en cuanto a la apreciación de la prueba, que influyó sustancialmente en lo dispositivo de la resolución recurrida".

Son cinco los motivos que sustentan esta Causal de fondo, los cuales incumplen de la misma forma que en las Causales anteriores, la técnica requerida para la formalización del Recurso de Casación, ya que dentro de los mismo, la Casacionista cita extracto de las declaraciones testimoniales a las cuales le atribuye un error probatorio, seguido de citar extracto de la Resolución recurrida, para luego plasmar un argumento de la valoración subjetiva de la prueba correspondiente.

Resulta claro en consecuencia, que al igual que las tres Causales de fondo anteriores, no pueda desprenderse cargos de ilegalidad concretos contra la Resolución recurrida, de conformidad con la Causal de Casación invocada.

Igual situación encuentra esta S. al analizar el siguiente acápite correspondiente a la citación de las normas sustantivas de derecho y la explicación de cómo lo han sido, ya que además de que se omite citar el artículo 781 del Código Judicial, que consagra el principio general de valoración probatoria que debe tener todo juzgador, y sobre el cual esta S. ha exigido su citación en la Causal de error de derecho; las explicaciones de las supuestas infracciones de los artículos citados, contienen apreciaciones subjetivas y argumentativas de la Recurrente.

Se advierte además la ininteligibilidad de esta Causal cuando se cita como norma sustantiva infringida, el numeral 2 del artículo 212 del Código de Familia, la cual también fue denunciada como infringida dentro de las dos primeras Causales correspondientes a violación directa y aplicación indebida.

Los defectos que padece el presente Recurso de Casación en su totalidad, resultan que el mismo sea ininteligible, por lo que llevan a esta S. a concluir que no procede declarar su admisión.

En mérito de lo antes expuesto, LA SALA PRIMERA DE LO CIVIL DE LA CORTE SUPREMA DE JUSTICIA, administrando justicia en nombre de la República y por autoridad de la ley, NO ADMITE del Recurso de Casación interpuesto por la firma de abogados CANO CÓRDOBA & ASOCIADOS, en su condición de apoderada judicial del señor J.J.J., contra la Resolución de once (11) de junio de dos mil nueve (2009), proferida por el Tribunal Superior de Familia, la cual confirma la Sentencia No. 839 de veintiséis (26) de noviembre de dos mil ocho (2008) emitida por el Juzgado Tercero Seccional de Familia del Primer Circuito Judicial de Panamá, dentro del Proceso de Divorcio interpuesto por la señora MARGIELYS JAIME RAMÍREZ contra el Recurrente.

Sin condena en costas en virtud de lo establecido en el artículo 1077 del Código Judicial.

C., N. y Cúmplase,

OYDÉN ORTEGA DURÁN

ALBERTO CIGARRUISTA CORTEZ -- HARLEY J. MITCHELL D.

SONIA F. DE CASTROVERDE (Secretaria)