Sentencia Civil de Corte Suprema de Justicia (Pleno), 1ª de lo Civil, 24 de Septiembre de 2019

Ponente:Hernán A. De León Batista
Fecha de Resolución:24 de Septiembre de 2019
Emisor:Primera de lo Civil
 

Tribunal: Corte Suprema de Justicia, Panamá

S.: Primera de lo Civil

Ponente: H.A. De León Batista

Fecha: 24 deseptiembre de 2019

Materia: Civil

Casación

Expediente: 72-19

VISTOS:

Para resolver su admisibilidad ha ingresado el expediente que contiene el recurso de casación promovido por el apoderado judicial de LORENZO DE LEÓN QUINTERO contra la resolución de fecha 14 de diciembre de 2018, dictada por el Tribunal Superior del Tercer Distrito Judicial contra los herederos declarados de la sucesión intestada de DARÍO BARROSO MORALES (q.e.p.d.).

El negocio fue sometido al reparto de rigor y fijado en lista para que las partes presenten sus alegatos sobre la admisibilidad del mismo, término desatendido por las partes.

Queda verificado que la resolución atacada es susceptible de casación por su naturaleza y cuantía (artículos 1163 y 1164 del Código judicial). Además, se corroboró el cumplimiento de los términos establecidos en los artículos 1173 y 1174 del Código Judicial.

Le concierne a esta S. examinar el cumplimiento de los requisitos establecidos en el Código Judicial para su admisión.

El recurso de casación (visible entre fojas 850-854) determina la causal probatoria "Infracción de normas sustantivas de derechos(sic) por error de derecho en cuanto a la apreciación de la prueba, lo que ha influido sustancialmente en lo dispositivo del fallo".

De la lectura del primer motivo, no se desprende claramente en qué consiste el error probatorio; la censura señala la deficiente valoración de ciertos documentos que no individualiza ni señala las fojas donde ese material probatorio quedó ubicado. Además dentro de lo argumentado en el motivo se incluyen otras apreciaciones (obligaciones y cuasi- contratos) que no corresponde alegarse bajo la modalidad probatoria analizada.

El segundo motivo se torna ininteligible porque la parte casacionista empieza señalando que "la eficiente valoración de los términos de los testimonios de (FS831 a FS 836)". En este punto se deja aclarado que en las fojas indicadas está contenida la resolución dictada por el Tribunal Superior del Tercer Distrito Judicial y no testimonio alguno. El resto del motivo resulta incompleto pues se refiere al testimonio de C.C., sin señalar el minuto en que quedó la declaración dentro del CD aportado. En este motivo, además, se hace referencia a la valoración del P. del señor de apellido "M., como Perito del Tribunal, lo cual no es propio, ya que cada cargo debe ser desarrollado en un motivo separado. El resto del contenido se torna ineficaz para demostrar el cargo.

El tercer motivo también se ha redactado ineficazmente, pues se dirige a señalar las fojas de la resolución recurrida (831 a 836); y, a pesar que indica "la deficiente valoración de la prueba pericial", no indica dónde quedó ubicada dentro de las piezas del expediente, ni precisa la prueba pericial a la que se refiere.

Considera la S. que los motivos expuestos no muestran con la claridad requerida en qué consiste el cargo, ni los elementos de prueba que se consideran erróneamente valorados.

En reiterada jurisprudencia, la Corte ha señalado que los motivos constituyen los hechos del Recurso de Casación y deben expresar en términos concretos y específicos los cargos de injuridicidad que se le atribuyen a la resolución impugnada. Así, en sentencia de 2 de junio de 1996, la Corte Suprema sostuvo al respecto lo siguiente:

"Cuando se acusa una sentencia por error, el recurso es una cadena formada por tres eslabones: a) el error y su demostración; b) la consiguiente violación de la Ley sustantiva; c) la incidencia del cargo sobre la parte resolutiva de la sentencia".

De lo citado se colige que no es suficiente mencionar que la prueba no fue apreciada o ignorada, sino examinar y exponer en qué forma se vulneraron los principios de derecho con la inobservancia o desconocimiento de dicha prueba, y cómo este yerro ha influido en lo dispositivo de la resolución recurrida.

En relación al apartado donde se explican las normas vulneradas equivocadamente se enuncia el artículo 831 del Código Judicial, aunque se transcribe el 781 que es el que corresponde invocar.

Cita además, el artículo 131 del Código Civil, que también resulta impertinente en el caso que se analiza, cuando la cita corresponde en realidad al artículo 1673 del mismo cuerpo de leyes. De la misma manera la censura cita el artículo 424 del Código Civil y explica que se califica erradamente la actuación de V.C., pero esta persona ni siquiera ha sido mencionada en los motivos, ni el punto donde quedó ubicado su testimonio.

El recurrente cita además, el artículo 1696 del Código Civil y explica que esta norma fue aplicada sin ninguna justificación porque la posesión del terreno está probada.

También, observa la S., que el recurrente no explica las normas procesales específicas para establecer el valor de los elementos probatorios que considera mal apreciados, mismas que ayudarían a precisar la infracción del derecho sustantivo que alega el recurrente.

Queda visto que la redacción utilizada en este recurso no ha sido la más apropiada para demostrar los cargos que se quiere endilgar a la resolución recurrida; los motivos no han sido eficaces ni contundentes para demostrar el yerro probatorio, ni ha sido puntual el señalamiento de los medios de pruebas que se consideran erróneamente valorados. Siendo así, debe la S. inadmitir el presente recurso de casación.

Por lo anterior, la Corte Suprema de Justicia, S. de lo Civil, administrando justicia en nombre de la República y por autoridad de la Ley, DECLARA INADMISIBLE el recurso de casación interpuesto por LORENZO DE LEÓN QUINTERO contra la resolución de fecha 14 de diciembre de 2018, dictada por el Tribunal Superior del Tercer Distrito Judicial contra los herederos declarados de la sucesión intestada de DARÍO BARROSO MORALES (q.e.p.d.).

La condena en costas a cargo del recurrente se fija en la suma de DOSCIENTOS BALBOAS SOLAMENTE (B/.200.00).

N.,

HERNÁN A. DE LEÓN BATISTA

OYDÉN ORTEGA DURÁN -- ANGELA RUSSO DE CEDEÑO

SONIA F. DE CASTROVERDE

(Secretaria)