Sentencia Civil de Supreme Court (Panama), 1ª de lo Civil, 6 de Agosto de 2020

PonenteOlmedo Arrocha Osorio
Fecha de Resolución 6 de Agosto de 2020
EmisorPrimera de lo Civil

Tribunal: Corte Suprema de Justicia, Panamá

S.: Primera de lo Civil

Ponente: Olmedo Arrocha Osorio

Fecha: 06 de agosto de 2020

Materia: Civil

Casación

Expediente: 304182020

VISTOS:

Mediante Auto No.302-20 de 04 de marzo de 2020 (fs.45-47), el Juzgado Primero de Circuito de lo Civil de la Provincia de Veraguas, rehusó avocar el conocimiento del Proceso Ejecutivo Hipotecario de Bien Mueble propuesto por COOPERATIVA DE SERVICIOS MÚLTIPLES SAN ANTONIO, R.L. (CACSA, R.L.) en contra de E.R. y UNIÓN DE COLEGIALES VERAGUENSES, S.A. (UDELCOVE), que le fuese enviado por el Juzgado Cuarto de Circuito de lo Civil de la Provincia de Chiriquí, en consecuencia, remitió el expediente a esta S. Primera de lo Civil de la Corte Suprema de Justicia, para que dirima el conflicto planteado.

La COOPERATIVA DE SERVICIOS MÚLTIPLES SAN ANTONIO, R.L. (CACSA, R.L.), por conducto del Licenciado J.J.P.S., promovió Proceso Ejecutivo Hipotecario de Bien Mueble en contra de E.R. y UNIÓN DE COLEGIALES VERAGUENSES, S.A. (UDELCOVE) (fs. 2-7), con el propósito que se libre ejecución en contra de las demandadas hasta la concurrencia de VEINTIÚN MIL OCHOCIENTOS SESENTA Y UN BALBOAS CON 94/100 (B/.21,861.94).

El Juzgado Cuarto de Circuito de lo Civil de la Provincia de Chiriquí, mediante Auto No.1371 de 25 de noviembre de 2019 (fs.26-28), se abstiene de conocer el proceso ejecutivo y ordena su remisión al Juzgado de Circuito Civil de la Provincia de Veraguas, en turno, indicando lo siguiente:

"Observa el Tribunal, que luego de revisar la presente demanda, podemos ver que las demandadas E.R., reside en la Provincia de Veraguas, Distrito de Atalaya y UNIÓN DE COLEGIALES VERAGÜENSES, S.A. (UDELCOVE), representada legalmente por E.S.D.V. ó ENRIQUE DELGADO , reside en la Provincia de Veraguas, Distrito de Santiago y que el documento aportado como recaudo ejecutivo denominado la Escritura Pública N°579 de 24 de febrero de 2014 visible de fojas 9 a 15, fue firmado ante la Notaria Pública del Distrito de Veraguas, aunado el vehículo que se otorgó como garantía hipotecaria se encuentra inscrito y opera en el Distrito de Cañazas, Provincia de Veraguas, por lo que debe declinarse la competencia de este proceso al Juzgado de Circuito Civil en turno de la Provincia de Veraguas, de conformidad con lo establecido en los Artículos 256 y 259, caso primero del Código Judicial."

Recibido el expediente, su reparto le correspondió al Juzgado Primero de Circuito de lo Civil de la Provincia de Veraguas, quien dictó el Auto No.302-20 de 04 de marzo de 2020 (fs. 45-47), rehusando avocar el conocimiento del referido proceso y ordenando remitirlo a la S. Primera de lo Civil de la Corte Suprema de Justicia, para que dirima el conflicto que se presenta.

Para arribar a dicha decisión, el Juzgado Primero de Circuito de lo Civil de la Provincia de Veraguas, expuso que en el presente caso prevalece lo dispuesto en el artículo 259 caso sexto del Código Judicial, que le otorga competencia al juez del lugar donde debe cumplirse la obligación contraída y siendo que la obligación debe cumplirse en las oficinas de la demandante ubicadas en Puerto Armuelles, Provincia de Chiriquí o en cualquier otra oficina de la demandante, la competencia la tiene el Juzgado de Circuito Civil de la Provincia de Chiriquí; agregando que a su criterio existe una prórroga de competencia por parte de la demandante al acudir a dicho juzgado.

CRITERIO DE LA SALA

Procede la S. a determinar cuál es el Juzgado competente para conocer del Proceso Ejecutivo Hipotecario de Bien Mueble que interpuso la COOPERATIVA DE SERVICIOS MÚLTIPLES SAN ANTONIO, R.L. (CACSA, R.L.), en contra de E.R. y UNIÓN DE COLEGIALES VERAGUENSES, S.A. (UDELCOVE). El conflicto de competencia se centra entre el Juzgado Cuarto de Circuito de lo Civil de la Provincia de Chiriquí y el Juzgado Primero de Circuito de lo Civil de la Provincia de Veraguas.

Para resolver el presente conflicto, se hace necesario citar los artículos 243, 249, y 256 del Código Judicial, los cuales son del siguiente tenor literal:

"Artículo 243. La competencia que se fija por razón del lugar donde debe ventilarse el proceso puede ser prorrogada.

Se entiende que hay prórroga de competencia cuando un Tribunal, que no es llamado a conocer del proceso por razón de su cuantía o del lugar donde debe ventilarse, conoce de ella por voluntad de las partes.

...

Artículo 249. La prórroga es tácita por parte del demandante cuando éste ocurre a determinado tribunal, interponiendo la demanda; y por parte del demandado por el hecho de hacer, después de contestada la demanda, cualquier gestión que no sea la de promover incidente de nulidad por falta de competencia.

Artículo 256. Por razón del lugar donde debe ventilarse el proceso, como regla general en los procesos civiles, el Juez competente es el del domicilio del demandado; y en los actos de procesos no contenciosos de carácter civil, el del interesado.

El proceso judicial examinado, en efecto, admite prórroga de competencia; es decir, las partes pueden libremente determinar, entre dos o más jueces de la misma categoría, quién asume preventivamente la competencia del litigio.

Ciertamente, la regla general que rige este tema es que el juez que asuma la competencia debe ser el del domicilio del demandado (artículo 256 del código Judicial); no obstante, esta competencia, que es territorial, puede ser prorrogada a tenor de lo dispuesto en el artículo 243 lex cit.

En el caso examinado, la parte demandante ha optado por presentar su reclamación judicial en el Juzgado Cuarto de Circuito de lo Civil de la Provincia de Chiriquí. Por tanto, de acuerdo al artículo 249 ibídem, se debe entender con esto que ha hecho uso de la posibilidad procesal de prorrogar tácitamente la competencia.

Así pues, le corresponderá a la parte demandada, al notificarse de este proceso, decidir si eleva este asunto a debate, promoviendo el respectivo Incidente de Nulidad por Falta de Competencia, en caso de estar en desacuerdo con la prórroga de la competencia realizada por la actora, tal como disponen los artículos 249, 717 y 734 numeral 1, del Código Judicial o, si no, prorrogar también la competencia en el Juzgado Cuarto de Circuito de lo Civil de la provincia de Chiriquí, según permite la norma antes referida.

Ahora bien, en base a lo señalado con anterioridad, observa esta S. Civil que, surgen unos puntos que deben ser aclarados antes de que sea devuelto este expediente al juzgado designado. En este sentido, tenemos que el artículo 43 de la Ley No.129 de 31 de diciembre de 2013 dispone que "La ejecución de la hipoteca de bien mueble será judicial de acuerdo con las normas establecidas en esta Ley o extrajudicial si las partes han previsto ese mecanismo de ejecución...". Más adelante, en su artículo 55 establece que "En caso de no proceder la ejecución extrajudicial, o cuando a pesar de proceder, el acreedor garantizado opte por la ejecución judicial, se hará efectiva la garantía por el proceso ejecutivo hipotecario establecido en el Código Judicial...", pero sujeto a las condiciones especiales establecidas en la misma ley.

Así estas condiciones especiales, establecidas en la referida Ley, únicamente limitan las excepciones que puede interponer el deudor. Por ello, sólo tendrá derecho a alegar la excepción de pago total, prescripción y falsedad de firma del contrato de hipoteca de bien mueble o del formulario de inscripción o alteración del texto del contrato que contiene la obligación principal o del contrato de hipoteca de bien mueble o de su registro; mas no limita los incidentes que puede interponer el demandado, como sí ocurre en un proceso ejecutivo hipotecario con renuncia de trámites. De allí que, resultaría factible en este caso, una vez la parte demandada se notifica del mandamiento de pago, pueda promover aquellos incidentes relacionados con los presupuestos procesales, entre ellos los que versan sobre cuestiones de competencia. Lo anterior en vista que, al tratarse de un proceso ejecutivo en el que no existe el trámite de contestación de la demanda, se debe tomar en consideración la fecha en que se notifica el auto que libra mandamiento de pago, para los efectos de determinar si acoge o no la prórroga de competencia la parte demandada.

Lo anterior obedece debido a que, observa esta S. Civil, la demandante solicita que este proceso ejecutivo hipotecario de bien mueble sea tramitado conforme a los trámites que rigen los procesos ejecutivos hipotecarios con renuncia de trámite (art.1744 del Código Judicial), con fundamento en la renuncia al domicilio y al trámite pactado en la Cláusula Décimo Sexta del contrato de préstamo y línea de crédito renovable con garantía hipotecaria sobre un bien mueble, contenido en la Escritura Pública 579 de 24 de febrero de 2014 de la Notaría Pública del Circuito de Veraguas (fs.13).

Si bien los contratos son ley entre las partes y deben cumplirse al tenor literal de los mismos (principio de pacta sunt servanda), tenemos que en el presente caso esa cláusula resulta inaplicable por contrariar normas de orden público, de las cuales no le es permitido a las partes sustraerse de su aplicación mediante un acuerdo privado.

Ello debido a que la Ley No.129 de 31 de diciembre de 2013, dispone cuál es el procedimiento a aplicar en caso de una ejecución hipotecaria de bien mueble en sede judicial, estableciendo un procedimiento especial para la ejecución de este tipo de acreencia sin permitir renunciar a los trámites del juicio ejecutivo que contempla, por lo que al ser las normas procesales de orden público, mal pueden las partes renunciar a su aplicación.

Aclarado lo anterior y en virtud de todo lo expuesto, esta Superioridad debe concluir que hasta este momento procesal, el Juzgado Cuarto de Circuito de lo Civil de la Provincia de Chiriquí es competente para conocer del Proceso Ejecutivo Hipotecario de Bien Mueble que interpuso la COOPERATIVA DE SERVICIOS MÚLTIPLES SAN ANTONIO, R.L. (CACSA, R.L.), en contra de E.R. y UNIÓN DE COLEGIALES VERAGUENSES, S.A. (UDELCOVE), por lo que se le debe ordenar que imprima al mismo el trámite correspondiente, advirtiéndole que, en todo caso, queda a salvo el derecho de la parte demandada de promover el respectivo Incidente de Nulidad por Falta de Competencia, si a bien lo desea.

Por las consideraciones expuestas, la SALA PRIMERA DE LO CIVIL DE LA CORTE SUPREMA DE JUSTICIA, administrando justicia en nombre de la República y por autoridad de la Ley, FIJA LA COMPETENCIA del Proceso Ejecutivo Hipotecario de Bien Mueble interpuesto por la COOPERATIVA DE SERVICIOS MÚLTIPLES SAN ANTONIO, R.L. (CACSA, R.L.)en contra de E.R. y UNIÓN DE COLEGIALES VERAGUENSES, S.A. (UDELCOVE), en el Juzgado Cuarto de Circuito Civil de la Provincia de Chiriquí.

Se ORDENA a la Secretaría de la S. Civil que para conocimiento de lo decidido, remita al Juzgado Primero de Circuito de lo Civil de la Provincia de Veraguas, copia debidamente autenticada de esta Resolución.

Notifíquese Y DEVUÉLVASE,

OLMEDO ARROCHA OSORIO

HERNÁN A. DE LEÓN BATISTA---ANGELA RUSSO DE CEDEÑO

DAMARIS DEL C. ESPINOSA G. (Secretaria Interina)

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR