Sentencia Civil de Corte Suprema de Justicia (Panama), 1ª de lo Civil, 15 de Octubre de 2014

PonenteSecundino Mendieta
Fecha de Resolución15 de Octubre de 2014
EmisorPrimera de lo Civil

VISTOS: Conoce esta Superioridad del Conflicto de Competencia suscitado entre el Juzgado Decimosexto de Circuito del Primer Circuito Judicial de Panamá, Ramo Civil y el Juzgado Octavo de Circuito del Primer Circuito Judicial de Panamá, Ramo Civil, (Libre Competencia y Asuntos de Consumidor) en virtud de la demanda ordinaria promovida por SERGIE B. GRABCHENKO e IGOR SHULMAN, ambos varones domiciliados en el territorio nacional en contra la sociedad REVOLUTION TOWER CORP. El proceso que nos ocupa fue presentado para el conocimiento de la Jurisdicción ordinaria, y quedó radicado previo cumplimiento de las reglas de reparto en el Juzgado Decimosexto de Circuito del Primer Circuito Judicial de Panamá, Ramo Civil, con el propósito de que se declárese rescindido el contrato de promesa de compraventa suscrito entre SERGIE B. GRABCHENKO e IGOR SHULMAN, y REVOLUTION TOWER CORP., y que el demandado sea condenado al pago de la suma de NOVENTA Y DOS MIL SEISCIENTOS SESENTA Y CUATRO BALBOAS CON 00/100 (B/.92, 664.00), más los intereses legales generados desde que se iniciaron los pagos hasta la fecha efectiva de la devolución. La demanda en cuestión fue admitida, conforme el procedimiento aplicable al proceso ordinario, hasta ponerlo en estado de resolver, advirtiendo la juzgadora de primera instancia en dicha etapa procesal, la existencia de causal de nulidad, (falta de competencia), motivo por el cual por medio de Auto Nº 23 de 06 de enero de 2014, (fs. 630 a 632) declara la nulidad de lo actuado en el proceso y declina por razones de competencia al Juzgado de Circuito de lo Civil, Libre Competencia, en turno de la Provincia de Panamá, a fin de que aprehenda el conocimiento del negocio. Como sustento a su decisión, indicó en el segundo párrafo de la foja 631, lo que a la letra se transcribe: "De los hechos de la demanda se desprende, que los promitentes compradores y hoy demandantes, eran los consumidores finales del bien inmueble objeto del referido contrato, por lo que a juicio del tribunal, las normas aplicables son las establecidas en la Ley 45 de 31 de octubre de 2007 que ' Dicta normas de Protección al Consumidor y Defensa de la Competencia' y modificada por la Ley 29 de 2 de junio de 2008, que reforma artículo del Código Fiscal y de la Ley 3 de 1985, como medida de apoyo al consumidor, y dicta otras disposiciones." Conforme el párrafo transcrito, las modificaciones que se realizaron a la Ley Nº 45 de 31 de octubre de 2007, en su artículo 79, fue el sustento para la decisión adoptada por la Juez Decimosexta de Circuito del Primer Circuito del Circuito Judicial de Panamá, Ramo Civil, y a la Jurisdicción especial de Libre Competencia y Asuntos del Consumidor. Recibido en dicha Jurisdicción especial, el expediente fue asignado al Juzgado Octavo de Circuito del Primer Circuito Judicial de Panamá, Ramo Civil, quien luego de examinar el proceso remitido, procedió a través de Auto Nº 600 de 12 de junio de 2014, acogerse a lo dispuesto en el artículo 714 del Código Judicial, el cual previene al juzgador de rehusar el conocimiento del negocio, generar un conflicto de competencia, a fin de que sea dirimido por el superior jerárquico, recayendo esta decisión en la Sala Primera de lo Civil, por no tener un superior común ambos juzgados que pueda dirimir la causa. Atendiendo a lo expresado, se avoca esta Corporación de Justicia a dilucidar la controversia sometida a nuestro conocimiento, lo que obliga confrontar las normas que regulan el procedimiento de la Jurisdicción especial de Libre Competencia y Asuntos del Consumidor, con las reglas aplicables a la Jurisdicción ordinaria. En este contexto, conocido es que la Jurisdicción Civil como se le conoce también, por regla conocerá de los procesos que contempla el Libro Segundo del Código Judicial, y en su defecto las que no estén atribuidas por razón de competencia a otra materia especial, siendo el fundamento jurídico lo establecido en el artículo 159, literal C, numeral 14 del Código Judicial, cuyo texto dice: "Artículo 159: Es competencia de los Jueces de Circuito conocer en primera instancia: a...b...c... Los Jueces de Circuito también conocen en primera instancia de las siguientes materias. 1... 14... Procesos civiles y penales que no están atribuidos por la Ley expresamente a otra autoridad, y todos los que les atribuyan las leyes." Ahora bien, el conflicto de competencia que nos ocupa guarda relación con la jurisdicción especial de Libre Competencia y Asuntos de Consumidor, por lo que nos corresponde analizar lo dispuesto en la Ley Nº 45 de 31 de octubre de 2007, "Que dicta normas sobre protección al consumidor y defensa de la competencia y otra disposición", que en su artículo 124 establece la competencia de la dicha jurisdicción, y cuyo texto es del tenor siguiente: "Artículo 124. Competencia. Se crean tres juzgados de circuito del ramo civil en el Primer Distrito Judicial de Panamá, que se denominarán Juzgados Octavo, Noveno y Décimo del Primer Circuito Judicial de Panamá, y un juzgado de circuito en Colón. Adicionalmente, se crea un juzgado de circuito del ramo civil en Coclé, en Chiriquí y en Los Santos, que se denominarán Juzgado Segundo de Coclé, Juzgado Cuarto de Chiriquí y Juzgado Segundo de Los Santos, respectivamente, para conocer de estas causas en sus respectivos distritos judiciales. Estos juzgados conocerán exclusiva y privativamente de las causas siguientes: 1. Reclamaciones individuales o colectivas promovidas de acuerdo con la presente Ley. 2. Controversias que se susciten con motivo de la aplicación o interpretación de la presente Ley, en materia de monopolio y protección al consumidor. 3..." De acuerdo con el contenido de la disposición transcrita, corresponde a su ámbito de aplicación, conocer de la causa desde el momento en que en la relación contractual se incluya como parte a un consumidor de servicios finales, concepto que también ofrece la legislación que comentamos, al señalarlo en el artículo 33, cuando dispuso: "Artículo 33. Definiciones. Para efectos de este Título, los siguientes términos se entenderán así: 1. Proveedor. Industrial, comerciante, profesional o cualquier otro agente económico que, a título oneroso o con un fin comercial, proporcione a otra persona un bien o servicio de manera profesional y habitual. 2. Consumidor. Persona natural o jurídica que adquiere de un proveedor bienes o servicios finales de cualquier naturaleza" De los conceptos que anteceden, observa la Sala que en primera instancia, la relación que surge entre las partes contratantes en la promesa de compraventa de fecha 26 de septiembre de 2006, es decir, entre REVOLUTION TOWER CORP. (vendedor) y SERGEI GRABCHENKO e IGOR SHULMAN (compradores), para la adquisición de un bien inmueble distinguido como unidad (oficina 31D) en el edificio REVOLUTION TOWER, deviene de una relación de consumo, por lo que recaería el conocimiento de la causa en la jurisdicción de Libre Competencia y Asuntos del Consumidor, por tratarse de una promesa de compraventa en construcciones nuevas. Sin embargo, tal como lo expresó la juzgadora que provocó el conflicto de competencia, el contenido del contrato deja entrever otra realidad. Y es que, en las cláusulas tercera y cuarta (ver fs.52 a 55), se estableció que la unidad ofrecida en venta, e incluso el edificio en el cual estará ubicado el local, será utilizada con fines comerciales, lo que desvirtúa la competencia que tendría el Juzgado Octavo de Circuito del Primer Circuito Judicial de Panamá, Ramo Civil, (Libre Competencia y Asuntos de Consumidor) para conocer de la presente causa, ya que si bien se trata de una construcción de un bien inmueble nuevo, no es menos cierto que no será empleado con fines residenciales. En el mismo orden de ideas, precisa examinar el contenido del Decreto Ejecutivo Nº 46 de 23 de junio de 2009, que reglamenta la Ley Nº 45 de 2007, en el cual se presentan algunas definiciones que nos permiten advertir con mayor claridad cuando nos encontramos ante una relación de consumo, concepción que es imprescindible para desatar el conflicto de competencia y con ello resolver la controversia que se ensaya. Así pues, el artículo Nº 2 del citado reglamento, expone a quien se considera consumidor, cuya transcripción se presenta seguidamente: "Artículo 2. Definiciones. Para efectos del presente Reglamento se observarán las siguientes definiciones: 1. Autoridad de Protección al Consumidor y Defensa de la Competencia... 2. Consumidor: Personas naturales o jurídicas que adquieran o disfruten de bienes o servicios como destinatarios finales o quien demuestre que ha recibido un bien o servicio a título oneroso ó adquirió los mismos de parte del consumidor inicial como destinatario final estableciéndose una relación de consumo. No obstante, para los efectos de este tipo de destinatario final, quedan exceptuadas las normas de información que normalmente está el proveedor obligado a suministrar antes de la decisión de compra. No serán considerados consumidores, las personas naturales o jurídicas que adquieran o utilicen bienes o servicios para integrarlos en procesos de producción, transformación, comercialización o prestación de servicios a terceros." Al tenor del concepto que provee la citada reglamentación, tenemos que le asiste razón a la Juez Octava de Circuito del Primer Circuito Judicial de Panamá, Ramo Civil, (Libre Competencia y Asuntos del Consumidor) en no avocar el conocimiento del proceso ordinario propuesto por SERGEI B. GRABCHENKO e IGOR SHULMAN contra REVOLUTION TOWER CORP., y cuyo procedimiento adelantó el Juzgado Decimosexto de Circuito del Primer Circuito de Panamá, Ramo Civil, para la adquisición de un bien inmueble que de acuerdo al contrato de promesa de compraventa suscrito, sería dedicado para uso comercial (local), y no como un bien inmueble nuevo con fines de habitación o vivienda (residencial) como destino final por el consumidor. En atención a la normativa que regula la materia de Libre Competencia y Asuntos del Consumidor, estima la Sala que el conocimiento del presente negocio corresponde al Juzgado Decimosexto de Circuito del Primer Circuito Judicial de Panamá, Ramo Civil, por ser competencia de la Jurisdicción Civil u Ordinaria. En mérito de lo antes expuesto, la SALA PRIMERA DE LO CIVIL DE LA CORTE SUPREMA DE JUSTICIA, administrando justicia en nombre de la República y por autoridad de la Ley, FIJA la competencia para conocer del proceso civil ordinario promovido por SERGEI B. GRABCHENKO e IGOR SHULMAN contra REVOLUTION TOWER CORP., en el Juzgado Decimosexto de Circuito del Primer Circuito Judicial de Panamá, Ramo Civil, por ser de su conocimiento. Ingresado al Juzgado de la causa, prosígase con el trámite que corresponda. N., SECUNDINO MENDIETA HARLEY J. MITCHELL D. -- OYDÉN ORTEGA DURÁN SONIA F. DE CASTROVERDE (Secretaria)

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR