Sentencia Penal de Corte Suprema de Justicia (Pleno), 2ª de lo Penal, 7 de Junio de 2019

PonenteHarry Alberto Díaz González
Fecha de Resolución 7 de Junio de 2019
EmisorSegunda de lo Penal

VISTOS:

Conflicto de Competencia suscitado entre el Tribunal Superior del Tercer Distrito Judicial y el Tribunal Superior de Apelaciones del mismo Distrito Judicial, en el Hábeas Corpus Preventivo contra el apremio corporal ordenado contra el señor M.A.C. por el Juzgado Municipal del Distrito de San Félix, Provincia de Chiriquí.

ANTECEDENTES

El día 29 de abril de 2019 la licenciada D.M.S.O. presentó ante la Oficina Judicial de la Provincia de Chiriquí acción de hábeas corpus preventivo a favor del señor M.A.C. contra el Juzgado Municipal del Distrito de San Félix, Provincia de Chiriquí, el cual ordenó el apremio corporal y sancionó por desacato a su representado por incumplimiento de cuotas alimenticias atrasadas a favor de K.C.S..

Mediante Resolución de 29 de abril de 2019 los Magistrados que integran el Tribunal Superior de Apelaciones del Tercer Distrito Judicial se inhiben de conocer la acción de hábeas corpus preventivo presentada a favor del señor M.A.C. y disponen remitir esta causa constitucional al Tribunal Superior del Tercer Distrito Judicial.

El Magistrado C.H.C.G.P. del Tribunal Superior del Tercer Distrito Judicial a través del Oficio No. 458 de 30 de abril de 2019, informó que no son los competentes para dirimir el presente negocio ni tampoco para establecer la competencia del recurso, ni mucho menos para promocionar un conflicto de competencia ante la Corte Suprema de Justicia.

En Resolución de 30 de abril de 2019 el Tribunal Superior de Apelaciones del Tercer Distrito Judicial ordena remitir la presente acción de hábeas corpus preventivo presentada a favor del señor M.A.C. en virtud de la orden de apremio corporal y sanción por desacato por incumplimiento de cuotas alimenticias atrasadas a favor de K.C.S. a la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia, a fin de que dirima el conflicto de competencia suscitado entre este tribunal y el Tribunal Superior del Tercer Distrito Judicial.

OPINIÓN DE LA PROCURADURÍA GENERAL DE LA NACIÓN

La licenciada K.I.P.D., Procuradora General de la Nación, mediante Vista No. SPA-09 de 23 de mayo de 2019, con relación al presente conflicto de competencia es de la opinión que corresponde a los Jueces de Circuito Judicial en el Ramo Penal perteneciente a la circunscripción territorial en la que actúa el Juez Municipal del Distrito de San Félix.

Lo anterior, fundamentado medularmente en lo siguiente:

"De allí que para determinar cuál es el Tribunal competente para conocer de la acción constitucional de hábeas corpus promovido, debe atenderse a las reglas de competencia que, sobre la materia, establece el artículo 2611 del Código Judicial, cuyo texto es el siguiente:

...

3. Los Jueces de Circuito en el ramo de lo penal por actos que procedan de autoridad o funcionario con mando y jurisdicción en un distrito de su circunscripción; y

...

Atendiendo al contenido del numeral 3 de la precitada disposición procesal, es claro que la competencia para conocer de la acción constitucional propuesta recae en los Jueces de Circuito de lo Penal, toda vez que la autoridad que emitió la orden de apremio corporal atacada tiene mando y jurisdicción en un distrito."

ANÁLISIS DE LA SALA

Luego de examinar las constancias procesales de la presente encuesta, esta Superioridad estima necesario expresar las siguientes consideraciones:

De acuerdo con el numeral 4 del artículo 40 del Código Procesal Penal, la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia es la competente para dirimir el presente conflicto de competencia suscitado entre el Tribunal Superior del Tercer Distrito Judicial y el Tribunal Superior de Apelaciones del citado Distrito Judicial.

En el caso particular, vemos que fue presentado ante la Oficina Judicial de la Provincia de Chiriquí acción de hábeas corpus preventivo a favor del señor M.A.C. contra el Juzgado Municipal del Distrito de San Félix, Provincia de Chiriquí, el cual ordenó el apremio corporal por incumplimiento de cuotas alimenticias atrasadas a favor de K.C.S.. De ello debemos discernir que estamos ante un Juez Municipal Mixto realizando funciones específicas de Juez de Familia.

En esa línea de pensamiento, nos encontramos que por un lado el Tribunal Superior de Apelaciones del Tercer Distrito Judicial tomó como fundamento para no asumir la competencia de este negocio constitucional que "...el artículo 41 numeral 1 del Código Procesal Penal asigna competencia al Tribunal Superior de Apelaciones para conocer acciones de hábeas corpus únicamente contra decisiones emitidas por autoridades judiciales del Sistema Penal Acusatorio, en consecuencia, por tratarse esta acción de habeas (sic) corpus preventivo por motivo de un apremio corporal por cuotas alimenticias incumplidas, éste Tribunal carece de competencia para entrar a conocer de esta acción"

Por su parte el Tribunal Superior del Tercer Distrito Judicial expuso: "...se observa que el mismo se encuentra detenido a órdenes del Juzgado Municipal del Distrito de San Félix, por lo que mal podríamos dar trámite a una acción constitucional, contra una orden emitida por un funcionario con mando y jurisdicción solamente en un Distrito...".

Ahora bien, al analizar el artículo 41 del Código Procesal Penal que versa sobre las competencias de los Tribunales Superiores de Apelaciones vemos que los mismos poseen competencia privativa en materia penal de la acción de hábeas corpus dentro de los procesos que se rigen bajo las reglas del sistema penal acusatorio, por lo cual mal podríamos determinar que la competencia para conocer de esta acción de hábeas corpus preventivo sea el Tribunal Superior de Apelaciones del Tercer Distrito Judicial, teniendo en cuenta que el acto bajo estudio proviene de un Juez Municipal Mixto en funciones de juez de familia.

Con respecto a las normas consignadas en el Código Judicial que regulan las atribuciones de los Tribunales Superiores vemos que el numeral 1 del artículo 127 ibídem, establece lo siguiente:

"Artículo 127. Los Tribunales Superiores conocerán en primera instancia de los siguientes procesos:

1. De las acciones de Hábeas Corpus y de Amparo de Garantías Constitucionales contra servidores públicos con jurisdicción en una provincia."

Es así que al estar ante un acto proferido por un Juzgado Municipal, mismo que ostenta jurisdicción en un distrito, tampoco podría ser este caso de conocimiento en primera instancia de un Tribunal Superior.

Prosiguiendo con el desarrollo del tema el numeral 9 del artículo 161 del Código Judicial dispone las funciones de los Jueces de Circuito así:

"Artículo 161. Son funciones de los Jueces de Circuito, además de las detalladas en los artículos anteriores, las siguientes:

...

9. En el Ramo de lo Penal, de los recursos de Hábeas Corpus, por actos que procedan de autoridad o funcionario con jurisdicción en un Distrito de su Circunscripción."

De lo anterior, podemos colegir que el Código Judicial previó que indistintamente a la naturaleza del acto serían los Jueces de Circuito Ramo de lo Penal quienes deban conocer de los recursos de Hábeas Corpus emanados de autoridad o funcionario con jurisdicción en un Distrito de su Circunscripción; frente a esto el que debe asumir el conocimiento de la presente causa será el Juzgado de Circuito en el Ramo de lo Penal de la circunscripción territorial en la que actúa el presente Juzgado Municipal del Distrito de San Félix, Provincia de Chiriquí.

Sin embargo no escapa del conocimiento de esta Sala Penal, que evidentemente con la implementación del nuevo sistema de juzgamiento penal a través de la Ley 63 de 2008, los Jueces de Circuito pasaron a ser jueces liquidadores de causas del Sistema Inquisitivo Mixto, situación que a todas luces finalizara en un futuro próximo en cada Distrito Judicial de nuestro país, sopesando incluso que hoy en día existen Juzgados Liquidadores que ya han finiquitado sus funciones, por lo cual ulteriormente no existirán Juzgados de Circuito a los cuales pudiéramos remitir estas causas.

Es por ello que en virtud de este escenario cierto y con fundamento en lo establecido en el numeral 1 del artículo 41 del Código Procesal Penal, a pesar de que no sean temas penales serán los Tribunales Superiores de Apelaciones quienes conozcan de la acción de hábeas corpus en primera instancia para todos estos casos que puedan suscitarse en circunscripciones territoriales en las cuales ya no existan Juzgados de Circuito (Liquidadores), teniéndose en cuenta que la acción de hábeas corpus es autónoma e independiente y que nuestro nuevo Código de Procedimiento Penal estableció claramente que serán los Tribunales Superiores de Apelaciones los que deban conocer en primera instancia de la acción de hábeas corpus, siendo estos a su vez los tribunales más aptos para analizar estas privaciones de libertad, ajustándose en consecuencia estas acciones a lo instituido en el Código Procesal Penal para su trámite y decisión.

Así las cosas y de conformidad con lo establecido en el numeral 9 del artículo 161 del Código Judicial, estima esta Superioridad que lo correspondiente conforme a derecho es que se asigne competencia para conocer de la causa bajo análisis al Juzgado de Liquidación de Causas de la circunscripción territorial en la que actúa el presente Juzgado Municipal del Distrito de San Félix, Provincia de Chiriquí.

PARTE RESOLUTIVA

En mérito de lo expuesto, la CORTE SUPREMA, SALA SEGUNDA DE LO PENAL, administrando justicia en nombre de la República y por autoridad de la ley, DISPONE fijar la competencia para conocer del presente negocio al Juzgado de Liquidación de Causas de la circunscripción territorial en la que actúa el presente Juzgado Municipal del Distrito de San Félix, Provincia de Chiriquí.

HARRY ALBERTO DÍAZ GONZÁLEZ

JERÓNIMO MEJÍA E. -- JOSÉ EDUARDO AYU PRADO CANALS

ELVIA VERGARA DE ORDÓÑEZ

(Secretaria)