Sentencia Contencioso de Corte Suprema de Justicia (Pleno), 3ª de lo Contencioso Administrativo y Laboral, 12 de Mayo de 2006

PonenteWinston Spadafora Franco
Fecha de Resolución12 de Mayo de 2006
EmisorTercera de lo Contencioso Administrativo y Laboral

VISTOS:

La firma R. y R., actuando en representación de R.M.V., J.M., G.M., ISIAS BARRERA, V.C.M., presentó demanda Contencioso Administrativa de Nulidad, para que se declare, parcialmente nulo por ilegal, el Contrato de Compraventa Nº 299-03 de 19 de junio de 2003, celebrado entre la Autoridad de la Región Interoceánica y la Iglesia Bautista La Boca.

Mediante el acto impugnado, la autoridad demandada, la Autoridad de la Región Interoceánica (en adelante A.R.I. ) segregó y vendió a la Iglesia Bautista La Boca, un lote de terreno perteneciente a la Finca Nº 161696, inscrita al Rollo 23227, Asiento 1, Documento 18, de la Sección de la Región Interoceánica, Provincia de Panamá, del Registro Público (Ver fs. 1-10 del expediente).

I.ARGUMENTOS DEL DEMANDANTE

Los hechos en que el demandante fundamenta su libelo son los siguientes:

"PRIMERO: La Autoridad de la Región Interoceánica (A.R.I.), sin cumplir con un acto público de selección de contratistas, le adjudicó a título de venta, mediante el Contrato No. 299-03 de 19 de julio de 2003, un lote de terreno de 2,586 metros, identificado en e Plano No. 80814-85677, aprobado por la Dirección de Catastro el 18 de noviembre de 1998. Este contrato fue protocolizado mediante Escritura Pública No. 606 de 17 de diciembre de 20063, de la Notaría Especial del Circuito de Panamá de la Región Interoceánica, e inscrito al Documento 563739, en la Sección de Propiedad, Provincia de Panamá, del Registro Público.

SEGUNDO

El lote de terreno indicado en el hecho anterior fue segregado de la Finca Nº 161696, correspondiente a la finca madre de B., inscrita al Rollo 21.305, Asiento 1, Documento 18, de la Sección Interoceánica, Provincia de Panamá, del Registro Público, e incluyó en la venta los dos lotes descritos en el petitum de esta demanda como LOTES A Y B, cuyos linderos y medidas se vuelven a reproducir a continuación:

  1. Un lote con una cabida de CIENTO NOVENTA Y SIETE PUNTO CERO DOS METROS CUADRADOS (197.002 m2), cuyo perímetro se describe a continuación: Partiendo del punto ubicado más al suroeste, se mide una dirección de N 09º 09' 24'' E y una distancia de 13.018 metros hasta llegar punto 2, colindando con el lote de la Iglesia Bautista de la Boca; desde este punto, se mide una dirección N30º 54' 36''E y una distancia de 5.330 metros hasta llegar al punto 3, colindando con el lote de la Iglesia; desde este punto se mide una dirección N 68º 01' 23''E y una distancia de 7.510 metros hasta llegar al punto 4, colindando con el Lote 972ª, que constituye la Finca 213,247, de propiedad de J.H.W.; desde este punto, se mide una dirección S 21º 58' 37''E y una distancia 14.00 metros hasta llegar al punto 5, colindando con la C.C.; desde este punto se mide una dirección S 66º 54' 19''W y una distancia de 18.497 metros hasta llegar al punto 1 de partida, colindando con el Lote 975, que constituye la Finca Nº192682, de propiedad de los señores RAÚL APA.R.I.CIO Y J.M. DE APARICIO.

  2. Un Lote con una cabida de NOVENTA Y NUEVE metros cuadrados (99 mts.2) que se describe a continuación: Partiendo de la Calle Changamé, bordeando la propiedad J.A.W. NAVARRO (FINCA No. 213247, inscrita en el Documento No. 338540, Asiento 4, de la Sección de la Región Interoceánica, Provincia de Panamá, del Registro Público, identificada como LOTE No. 972 A), hasta llegar a la Calle Principal de la Boca, con una anchura de tres metros (3 mts) y con un largo de treinta y tres metros (33mts) Lote de terreno que constituye el área de uso común o publico.

TERCERO

El Lote A constituye un área de terreno que nunca fue ocupado o utilizado por la referida institución religiosa y que, no obstante, fue segregado de la finca madre y vendida, sin que mediase licitación pública para ello.

CUARTO

El Lote B es un área de uso público, por lo cual es un bien de dominio público y, por tanto, inadjudicable de acuerdo a nuestras normas legales.

QUINTO

Conforme a las normas especiales que regulan los bienes revertidos del Área del Canal de Panamá, las iglesias y congregaciones religiosas tienen derecho a adquirir, mediante venta directa y sin necesidad de acto público, las tierras que estuvieren ocupando, pero no autorizan ala Autoridad de la Región Interoceánica a traspasarles terrenos que no habían venido ocupando y menos aún los de uso público.

SEXTO

Como consecuencia del contrato de compraventa objeto de la presente demanda, se ha privado a otras personas interesadas en adquirir el área de terreno de 197.002 metros cuadrados identificada como LOTE A, del derecho a participar en un acto público de selección de contratista en calidad de postor para adquirirla en propiedad; y de igual manera, se ha impedido la competencia entre tales personas, lo que hubiese permitido obtener al Estado un precio de venta razonable por ese terreno.

SÉPTIMO

Al vender el Lote B, el área de uso público que se ha descrito en el cuerpo de esta demanda, se ha privado a los usuarios de la misma de un derecho que vencían ejerciendo las personas que transitaban por ella, en beneficio de una sola persona jurídica, lo que indica igualmente que esa otra área de terreno no era usada por la Iglesia a la que se le adjudicó, sino por otras personas, lo que vicia el acto de ilegalidad.

OCTAVO

La compraventa objeto de esta acción ha afectado a todos los vecinos y moradores del área, así como a todas aquellas personas que integran la comunidad panameña, a quienes no se les permitió ejercer el derecho de aspirar a la compraventa del área de terreno identificado como LOTE A en esta demanda.

...".

II.DISPOSICIONES SUPUESTAMENTE INFRINGIDAS Y EL CONCEPTO DE VIOLACIÓN

En concepto de la parte actora, el Contrato de Compraventa No. 299-03 de 19 de junio de 2003, celebrado entre la Autoridad de la Región Interoceánica y la Iglesia Bautistas La Boca, presuntamente quebranta lo preceptuado en el numeral 5 del artículo IX del Tratado del Canal de Panamá; artículos 21,101 de la Ley 56 de 27 de diciembre de 1995; artículos 30, 31, 32 de la Ley 5 de 25 de febrero de 1993; el artículo 329, numeral 1 del Código Civil; artículos 3 y 8 del Código Fiscal. Tales normas preceptúan lo siguiente:

Tratado del Canal de Panamá:

"Artículo IX

1-...

2-Los propietarios de edificios y otras mejoras ubicados en el territorio que constituyó la Zona del Canal, a los cuales no fuere aplicable el procedimiento de expedición de licencias antes mencionado o dejare de serles aplicables durante la vigencia o la terminación de este tratado, podrán continuar utilizando el terreno donde estuviere localizada su propiedad sujetos al pago de un precio razonable a la República de Panamá. Si la República de Panamá decidiese vender dicho terreno, ofrecerá a los propietarios aquí expresados, una primera opción de compra de dicho terreno a costo razonable. En caso de organizaciones no lucrativas como las iglesias y organizaciones fraternales, el precio de compra será nominal, de conformidad a la práctica prevaleciente en el resto del territorio de la República de Panamá".

Resalta la demandante

La presente norma, se considera violada por indebida aplicación, al ser aplicada a un supuesto no regulado por ella, pues la A.R.I. al otorgar en venta, sin la realización de acto público, los 197.002 m2 de terreno que no estaban siendo ocupados por la IGLESIA BAUTISTA LA BOCA, como parte de la finca que le adjudicó en virtud del contrato impugnado. La presente norma, señala, sólo permite otorgar la primera opción de compra a las iglesias, congregaciones u organizaciones fraternales, de aquéllas áreas de terreno en donde estuviese localizada su propiedad, pero tal autorización no se aplica a otros terrenos.

Ley 56 de 27 de diciembre de 1995:

"Artículo 21. Los funcionarios responsables deberán seleccionar al contratista en forma objetiva y justa. Es objetiva y justa la selección en la cual se escoge la propuesta más favorable a la entidad y a los fines que ésta busca, con base en lo estipulado en el pliego de cargos".

Artículo 101. La disposición de bienes mediante venta o arrendamiento, por parte de las entidades correspondiente, se realizará por medio del procedimiento de selección del contratista que corresponda, por razón de la cuantía, o por medio de remate, según lo disponga la entidad que realiza el acto.

Sostiene la parte actora, que al no permitir que personas distintas a la Iglesia Bautista La Boca tuvieran participación en dicha adjudicación, la autoridad demandada viola la norma en cuestión, pues ni siquiera tuvo la oportunidad de valorar o ponderar distintas solicitudes que pudieron haberse producido por aspirantes a la compra de los 197.002 metros cuadrados (LOTE A), el cual estaba fuera del área del terreno donde está ubicada la iglesia.. Razón por la cual considera que la adjudicación del título de esta propiedad, no fue objetiva ni justa, violándose el artículo 21 en mención. En este sentido, de igual forma señala que al no seguirse el procedimiento legal correspondiente, se transgrede el artículo 101.

Ley 5 de 25 de febrero de 1993:

"Artículo 30. LA AUTORIDAD publicará avisos, periódicamente, por lo menos durantes seis (6) días en dos (2) periodos de circulación nacional, que informarán, que informarán al público en general de la disponibilidad de Bienes Revertidos que se darán en arrendamiento, venta u otra forma de concesión y contratación, de acuerdo con el Plan General.

Los avisos deberán contener la siguiente información:

1-Ubicación y delimitación de los bienes;

2-Descripción de las características de los bienes;

3-Zonificación o lotificación proyectada y otras formas de utilización;

4-Actividades factibles para los bienes; y

5-Cualquier otra información que se considere conveniente.

Los avisos también pueden publicarse en periódicos acreditados en el extranjero, en donde LA AUTORIDAD considere que pueden existir personas interesadas en el aprovechamiento de que se trate.

Adicionalmente, LA AUTORIDAD publicará avisos, periódicamente, de las fechas en que se celebran las licitaciones públicas, concursos de precios o contratación directa de Bienes Revertidos, por lo menos (30) días calendario de anticipación".

"Artículo 31. Todo contrato que celebre LA AUTORIDAD conforme al artículo anterior, se celebrará previo el procedimiento de licitación pública o concurso de precios, contemplados en el Capítulo IV del Título I del Libro I del Código Fiscal. En estos casos se observarán las siguientes reglas:

1-...

2-Cuando las normas fiscales se refieran al Ministerio de Hacienda y Tesoro, al Ministro o jefe de entidad pública correspondiente o al representante legal de las entidad pública se entenderá que aluden al Administrador General, excepto cuando se trate de autorizaciones para contratación directa e cuyo caso se entenderá que aluden a la Junta Directiva de LA AUTORIDAD.

3-Cuando las normas fiscales se refieran al Presidente de la República, al Órgano Ejecutivo por conducto del Ministerio de Hacienda y Tesoro, al Consejo de Gabinete, a la Comisión Evaluadora o a la Comisión Financiera Nacional se entenderá que aluden a la Junta Directiva de LA AUTORIDAD.

Sin embargo, para la contratación directa, LA AUTORIDAD requerirá la aprobación del Consejo de Gabinete o del Ministerio de Hacienda y Tesoro, según sea el caso, de acuerdo con lo que establece el Código Fiscal".

"Artículo 32. Cuando se hayan cumplido todas las formalidades legales y reglamentarias correspondientes, la Junta Directiva deberá adjudicar definitivamente la licitación o concurso de precios, mediante resolución motivada, a la persona cuya propuesta represente el mayor beneficio para el Estado".

Las disposiciones antes reproducidas pertenecientes a la Ley 5 de 25 de febrero de 1993, preceptúan los procedimientos generales que debe seguir la Autoridad de la Región Interoceánica para la celebración de los contratos de compraventa de los bienes revertidos bajo su custodia y administración. En este sentido, manifiesta que tales procedimientos no fueron cumplidos para la adjudicación de los 197.002 metros cuadrados, los cuales no estaban dentro del perímetro del terreno usado por la Iglesia Bautista La Boca.

En este mismo orden de líneas, indica la parte actora que no se hicieron las publicaciones por un espacio determinado en un periódico de la localidad, con una anticipación de treinta días pata la licitación pública o el concurso. Además, que sólo se le podía vender o adjudicar en forma directa a la Iglesia en mención, el área de terreno que venía utilizando más no aquellas fuera del perímetro.

Código Civil:

"Artículo 329.Son bienes de dominio público:

1-Los destinados al uso público, como los caminos, canales, ríos, torrentes, puertos y puentes construidos por el Estado, las riveras, playas, radas y otros análogos;

2-..."

Tal norma es violada de forma directa por omisión, según la parte actora, al incluirse en el Contrato de compraventa mencionado la franja de terreno de uso común, utilizado como camino, enajenándose así un bien de dominio público.

Código Fiscal:

Artículo 3. Son bienes nacionales, además de los que pertenecen al Estado y de los de uso público, según los enumera la Constitución en sus artículos 208 y 209, todos los existentes en el territorio de la República que no pertenezcan a los Municipios, a las entidades autónomas o semiautónomas si sean individual o colectivamente de propiedad particular

Artículo 8. La administración de los bienes nacionales corresponde al Ministerio e Hacienda y Tesoro (de Economía y Finazas). Los destinados al uso o a la Prestación de un servicio público serán administrados por el Ministerio o entidad correspondiente, de conformidad con reglas normativas y de fiscalización que establezca el Órgano Ejecutivo.

Consideran los demandantes, que tales disposiciones han sido violadas de forma directa por omisión, toda vez que los bienes de uso publico pertenecen al Estado, y por tanto no pueden ser enajenados a una entidad de carácter particular, pues tal y como señala la norma los mismos deben ser administrados por entidades estatales. Quienes recurren, expresan también que las normas del Código Fiscal son aplicables a la A.R.I., según los dispone el artículo 7 del mismo, especialmente en lo que se refiere ala administración de los bienes.

III.INTERVENCIÓN DE PARTES INTERESADAS EN EL PROCESO.

La Iglesia Bautista La Boca, representada por el licenciado R.B.O., parte interesada en el resultado del proceso, presentó oposición a la solicitud de declaratoria de nulidad del contrato impugnado, en su escrito visible de fojas 98 a 108 del presente expediente, toda vez que las mismas son consecuencias de una indebida interpretación de los hechos impugnados por parte del demandante, pues los hechos que motivan las reclamaciones del recurrente lejos de entrar en conflicto con la Ley, se ajustan a la misma, tal como lo evidencia el Informe de Conducta rendido por la A.R.I. Señala, que los Lotes A y B, nunca fueron segregados de la finca madre como argumenta la parte actora, ya que, el lote de terreno de la Iglesia Bautista La Boca, es uno solo, constituido de una superficie 2,586.05 m2, sobre el cuál, está el edificio No. 914, y data de los años de 1940. Estos terrenos fueron vendidos a la iglesia como un todo, para que fuera utilizado a favor de los miembros de la comunidad de la Boca y de acuerdo al plano No. 80814-85677 de 18 de noviembre de 1998.

De igual forma se advierte de fojas 155 a 162, la intervención en el presente proceso del señor R.R.A.A., representado por la firma APARICIO, ALBA Y ASOCIADOS, quien alega que su representado es la persona más afectada con el acto administrativo objeto de impugnación, toda vez que su propiedad colinda con la Iglesia Bautista y el predio de su residencia física, geográficamente siempre comprendió parte de la extensión del terreno que se le ha adjudicado indebidamente a la referida Iglesia. Expresa que del área de terreno que le fue segregada a la Iglesia Bautista La Boca, el contrato impugnado, se incluyeron 197.002 metros cuadrados que siempre fueron ocupados por los residentes de la casa 975 y un lote con 99 metros cuadrados, que corresponden a un área de servidumbre y que nunca fueron ocupados por la Iglesia en cuestión, y además le fueron vendidos sin ser sometidas a licitación pública. En este sentido, explica, se le ha negado a todas las personas integrantes de la comunidad panameña ya que nunca tuvieron el derecho de aspirar a la compraventa del área de terreno en mención, violándose así las normas que regulan la venta de los bienes revertidos y aquellas que limitan el derecho de las congregaciones, iglesias y organizaciones fraternales de beneficencia. Por lo que solicita, que se declare nulo, por ilegal, el Contrato impugnado No. 299-03, a través de la cual la Finca No. 161696, la A.R.I. le segregó a la referida Iglesia 2,586.05 metros cuadrados conforme ha sido planteada la pretensión de los demandantes en el libelo de esta demanda.

De la misma forma, se observan los escritos de alegatos presentados por los demandantes y partes interesadas, en los cuales reiteran los hechos y fundamentos manifestados con anterioridad (271-295 del expediente contencioso).

IV.INFORME EXPLICATIVO DE CONDUCTA Y OPINIÓN DE LA PROCURADORA DE LA ADMINISTRACIÓN

Conforme al trámite procesal, se corrió traslado de la demanda incoada al entonces Administrador General de la A.R.I., a fin de que rindiera un informe explicativo de conducta, de acuerdo a lo contemplado con el artículo 33 de la Ley 1946, mismo que se observa de fojas 90 a 94 de este expediente.

Mientras, la Procuraduría de la Administración emitió su concepto a través de la Vista No. 724 de 27 de diciembre de 2004, tal y como se puede distinguir de fojas 109 a 117 de este expediente, en cual solicita a los Magistrados de esta Sala declarar parcialmente nulo, por ilegal, el contrato de compraventa Nº 299-03, suscrito entre al A.R.I. y la Iglesia Bautista la Boca.

V-CONSIDERACIONES FINALES Y DECISIÓN DE LA SALA

Evacuados los trámites de Ley, la Sala procede a resolver el presente negocio, previas las siguientes consideraciones.

En el caso in examine, se desprende de la Resolución No 095 -01 de 2 de octubre de 2001, de la Junta Directiva de la A.R.I., que ésta autorizó a la Administración General, a través de la Resolución No. 213-98 de 30 de octubre de 1998, para ofrecer en venta y vender a los propietarios de los edificios y otras mejoras en el territorio que constituyó la Zona del Canal, de acuerdo al numeral 5, del artículo IX del Tratado del Canal de Panamá de 1977. Del mismo modo se observa, que por medio de la Resolución No. 093-99 de 28 de mayo de 1999, de la Junta Directiva de la A.R.I., se autorizó a la Administración General para que gestionara ante el Ministerio de Economía y Finanzas y la Contraloría General de la República, la asignación de los valores de venta de los terrenos y mejoras de propiedad del Estado a las organizaciones religiosas, fraternales y educativas que para la fecha eran ocupados, en base a las licencias de uso expedidas antes de la entrada en vigor del Tratado del Canal de Panamá de 1977, y de las asignaciones, concesiones y arrendamientos hechos por el Estado para fines fraternales o educativos.

La Resolución No 095 -01 de 2 de octubre de 2001, de la Junta Directiva de la A.R.I, deja sin efecto lo resuelto por la Resolución No. 093-99, y además dispuso, que se tendría como valor nominal el 5% del valor refrendado de los terrenos de la Nación en las cuales se habían edificado mejoras por parte de las organizaciones religiosas y fraternales, ocupadas en ese momento, en base a las licencia de uso concedidas antes de la entrada en vigor del Tratado del Canal de Panamá, mismas que fueron formalizadas por la A.R.I.

Ahora bien, entre estas licencias, se encuentra la Licencia No. 3214 con fecha de 19 de junio de 1978, por medio de la cual se le otorgó a la Iglesia Bautista La Boca, el uso y el mantenimiento del edificio construido sobre el mismo, destinado para oficiar actividades religiosas, según se observa a fojas 169-173 del expediente contencioso.

Se advierte también, que el Administrador General de la A.R.I., solicitó al Ministerio de Economía y Finanzas la excepción del requisito de selección de contratista y la autorización para contratar directamente con la Iglesia Bautista La Boca, la venta de un lote de terreno donde se localiza el edificio No. 914, ubicado en el Corregimiento de Ancón, Distrito de Panamá, Provincia de Panamá, con un área de 2,586.05 metros cuadrados y que según los avalúos realizados por la Contraloría General de la República y el Ministerio de Economía y Finanzas, el terreno en cuestión tiene un valor refrendado de B/.349,116.75. Por lo que, a través de la Resolución No. 156 de 10 de marzo de 2003, del Ministerio de Economía y Finanzas, se resolvió exceptuar al Administrador General de la A.R.I. del requisito de Solicitud de Precios y se le autoriza a contratar directamente con la Iglesia Bautista La Boca, la venta del lote antes descrito, cuyo valor refrendado de B/349.116.75, resultó por un precio de venta de B/.17,455.84, equivalente al cinco por ciento (5%) del valor refrendado del referido lote, Ver fs. 32 (reverso) del expediente contencioso. Esta venta efectuada de forma directa, se concreta finalmente, a través del Contrato de Compraventa Nº 299-03 de 19 de junio de 2003, celebrado entre la Autoridad de la Región Interoceánica y la Iglesia Bautistas La Boca, protocolizado en Escritura Pública Nº 606 de 17 de diciembre de 2003, de la Notaría Especial de Circuito de Panamá de la Región Interoceánica e inscrito en la Sección de Propiedad, Provincia de Panamá, Documento No. 563739 del Registro Público tal y como se distingue de fojas 1 a 25 del expediente.

Los demandantes solicitan se declare parcialmente ilegal el Contrato en mención, toda vez que en dicha venta se incluyeron dos lotes de terreno, uno con un área de 197 metros cuadrados (Lote A) y otro con un área de 99 metros cuadrados (Lote B) respectivamente, los cuales, según indican, nunca fueron ocupados por la referida institución religiosa y además uno de estos, el Lote B, corresponde a un área de uso público.

Esta S. ha observado, que la Licencia de uso y mantenimiento la Iglesia Bautista La Boca, No. 3214 de junio de 1978, visible a foja 169 y siguientes, le otorga solamente un área de 16,546.5 pies cuadrados.

De igual modo, se advierte según Inspección Judicial, practicada el 5 de septiembre de 2005, visible a fojas 231-235, que luego de practicadas las mediciones de rigor, examinado planos, croquis, fotografías aéreas y testimonios se concluyó lo siguiente:

"...hasta la fecha de la celebración del contrato de compraventa...el área que utilizaba la Iglesia se limitaba a una superficie de 16546.56 pies cuadrados o sea, 1537.78 metros cuadrados según licencia No. 3214 de junio de 1978.

En la actualidad la Iglesia Bautista La Boca tiene en propiedad 2586.05 metros cuadrados según plano No. 80814_ 85677 del 18 de noviembre de 1998, aprobado por la Dirección General de Catastro".

...

Igualmente, en el terreno de objeto de la venta se observó lo siguiente:

"En el croquis adjunto que se dibujó se observa el área de terreno correspondiente al lote identificado como Lote A en la demanda, que corresponde a una superficie de 197.002 mts 2.

...

En el croquis adjunto que se dibujo se observa el área de terreno correspondiente al lote identificado en la demanda como Lote B, que comprende una superficie de 105.50 mts2 aproximadamente que va desde la vía Principal La Boca bordeando toda la propiedad del señor J.H.W.N. hasta llegar a la calle C..

Esta arrea de uso público...antes de que fuera cercada por la Iglesia Bautista La Boca era utilizada como una servidumbre de paso de los vecinos y visitantes del lugar. Aún se aprecia en el terreno su demarcación y aparece la vereda pavimentada del mismo.

....". Ver fs, 239-241.

De igual manera, en la Diligencia de Entrega del Informe Pericial, visible a fojas 262 a 265, los peritos de la Procuraduría señalaron que la superficie, dimensiones y linderos que se identificaron en el plano obrante a foja 207 del expediente, no corresponden a la misma superficie, linderos y medidas del terreno que le fue adjudicado en venta directa a la Iglesia Bautista La Boca.

De igual forma, se observa según declaraciones de testigos que fueron incluidas en dicha adjudicación áreas que no eran utilizadas por la Iglesia Bautista La Boca, antes de la celebración del contrato. Lo anterior se puede corroborar según declaraciones de distintas personas, entre las cuales podemos mencionar, la del señor D.F., Ingeniero Topógrafo, que elaboró el Plano visible a foja 58, el mismo expresa que el área demarcada en negrilla corresponde a los linderos naturales encontrados en el terreno que están siendo divisorios entre las fincas colindantes y que en el momento de la mensura estaban usufructuados por la finca 192682 y el área que encierra los linderos naturales corresponde a 197 metros cuadrados. (Fs. 223 y 224 del expediente contencioso). Así también, se tiene lo expresado por el señor L.M.D.T. (Ver fs. 199 y siguientes), quien vivió casi veinte años en la casa 974 en La Boca (casa que colinda con el terreno adjudicado a la iglesia) y alega conocer bien el área alrededor de la iglesia. El señor D.T., al presentársele el Plano visible a foja 58, se le solicitó que identificara el área ocupada por la Iglesia Bautista La Boca y la no utilizada que le fue vendida y el área por donde pasaba un camino o servidumbre que usaba la comunidad. Al respecto, indicó que el área que usaba la iglesia, era la comprendida en el perímetro viejo que dice Finca 161696, Pollo 21305, Documento 8, arriba dice Iglesia Bautista La Boca. El área nueva de venta directa es identificado por el área 197.002 metros cuadrados que es el perímetro que está subrayado en bold, ésta área nunca la usaba la iglesia. La servidumbre pasaba por el borde de la línea divisoria del terreno que usaba la iglesia que después bordeaba el área de 197 metros que aparece en el plano hacia la vía principal de la Boca. Se aprecia también a fojas 216 y 217, lo manifestado por el señor R.R.R., quien conoce el área desde el año 1978, aproximadamente, trabajando la jardinería. El señor R. confirma que existió una cerca natural y de ciclón que dividía el terreno que ocupaba la Iglesia Bautista La Boca y un área de terreno y el terreno utilizado por las casas 975 y 972. Acerca de la servidumbre utilizada por la comunidad, terreno que bordeando la línea divisoria entre el terreno que usaba la iglesia el terreno de la casa 972 hasta la calle C., confirmó la existencia de éste, camino que expresa era utilizado por él mismo. Así también, se aprecia el testimonio de la licenciada O.G., V.-M. de Gobierno y Justicia quien señaló, en escrito visibles de fojas 267 a 269, que a la iglesia en mención le fue adjudicada un área de terreno mayor a la que venía ocupando y donde se situaba su edificio y según la norma solo se autorizaba la venta directa y simbólica a las iglesias y congregaciones del área donde estaba situada su propiedad, por tanto expresa, que los terrenos que no estaban en esta condición al momento de celebración del contrato debieron licitarse públicamente. En este mismo sentido, se observan otros testimonios residentes en el área y visitantes, visibles a fojas 211-215, 218-220, 225 y 226.

De lo antes expuesto, se logró determinar que el área de terreno que se asignaba a la Iglesia Bautista La Boca en la Licencia No 3214 (ver f. 207) no corresponde al terreno vendido a ésta, pues según el Plano No. 80814_ 85677 del 18 de noviembre de 1998, aprobado por la Dirección General de Catastro el terreno vendido tiene una superficie de 2,586.05 metros cuadrados.

Esta Sala concluye que al momento de procederse con la venta del área se debió evaluar detenidamente el área concedida en la Licencia de uso y Mantenimiento No. 3214, expedida con anterioridad a la celebración del contrato. Y toda vez que el artículo IX, en su numeral 5, del tratado del Canal de Panamá, dispuso: " Los propietarios de edificios y otras mejoras ubicados en el territorio que constituyó la Zona del Canal, a los cuales no fuere aplicable el procedimiento de expedición de licencias antes mencionado o dejare de serles aplicables durante la vigencia o la terminación de este tratado, podrán continuar utilizando el terreno donde estuviere localizada su propiedad sujetos al pago de un precio razonable a la República de Panamá. Si la República de Panamá decidiese vender dicho terreno, ofrecerá a los propietarios aquí expresados, una primera opción de compra de dicho terreno a costo razonable. En caso de organizaciones no lucrativas como las iglesias y organizaciones fraternales, el precio de compra será nominal, de conformidad a la práctica prevaleciente en el resto del territorio de la República de Panamá". Esta disposición se aplica solamente a los terrenos ocupados por la estructura edificativa pero no así demás terrenos colindantes. Por lo que consideramos que dicha norma ha sido desatendida por la A.R.I. y en consecuencia vulnerada.

En este sentido, somos de la opinión que el área de terreno de 197 metros cuadrados y el camino de servidumbre, área de terreno que según testimonios de distintas personas conocedoras del lugar, si existió y que igualmente no era utilizado por la Iglesia Bautista La Boca, y que además no fueron incluidos en la Licencia No.3214, debieron ser sometidas a solicitud de precios por la A.R.I. conforme al procedimiento de venta que para estos casos establece la Ley 56 de 1995. Por lo que la Sala considera que el Contrato impugnado es parcialmente ilegal, respecto a las áreas de terreno señaladas por la parte actora.

De consiguiente, la Sala Tercera de lo Contencioso Administrativo de la Corte Suprema de Justicia, administrando justicia en nombre de la República y por autoridad de la Ley, DECLARA PARCIALMENTE NULO, POR ILEGAL, el Contrato de Compraventa Nº 299-03 de 19 de junio de 2003, celebrado entre la Autoridad de la Región Interoceánica y la Iglesia Bautistas La Boca.

N.,

JACINTO A. CÁRDENAS M.

ADÁN ARNULFO ARJONA L. -- JUAN FRANCISCO CASTILLO

JANINA SMALL (Secretaria)