Sentencia de Corte Suprema de Justicia (Pleno), 1ª de lo Civil, 2 de Noviembre de 1999

Ponente:LUIS CERVANTES DÍAZ
Fecha de Resolución: 2 de Noviembre de 1999
Emisor:Primera de lo Civil
RESUMEN

DEMANDA CONTENCIOSO ADMINISTRATIVA DE PLENA JURISDICCIÓN INTERPUESTA POR LA FIRMA GALINDO, ARIAS Y LÓPEZ, EN REPRESENTACIÓN DE GRADIENT, S. A., PARA QUE SE DECLARE NULA, POR ILEGAL, LA RESOLUCIÓN NO. 8307-95 D. G. DE 11 DE AGOSTO DE 1995, DICTADA POR EL DIRECTOR GENERAL DE LA CAJA DE SEGURO SOCIAL, SUS ACTOS CONFIRMATORIOS Y PARA QUE SE HAGAN O... (ver resumen completo)

 
CONTENIDO

VISTOS:

La firma forense G., A. y L., actuando en nombre y representación de GRADIENT, S.A., ha interpuesto demanda contencioso administrativa de plena jurisdicción para que sean declaradas nulas, por ilegales, la Resolución No. 8307-95 D. G. de 11 de agosto de 1995, dictada por el Director General de la Caja de Seguro Social y actos que la confirman.

El demandante pide que la Sala declare además, como consecuencia de la declaratoria de nulidad de los actos impugnados, que no adeuda suma alguna a la institución de seguridad social.

Admitida la presente acción se corrió en traslado a la Directora General de la Caja de Seguro Social y a la señora Procuradora de la Administración, por el término de ley.

Oportunamente se admitió y ordenó practicar las pruebas presentadas. La única prueba testimonial practicada fue la declaración jurada el señor G.I. (fs. 102 a 106).

Presentado el alegato de conclusión, por el demandante, legible de fojas 107 a 122, y vencido el término correspondiente, el negocio está listo para resolver.

  1. CONTENIDO DEL ACTO IMPUGNADO

    Mediante la Resolución No. 8307-95 D. G. de 11 de agosto de 1995, el Director General de la Caja de Seguro Social condenó a la empresa GRADIENT, S. A. a pagar a esa institución la suma de treinta mil ciento ochenta y cuatro balboas con veinte centésimos (B/.30,184.20), en concepto de seguro social, prima de riesgos profesionales y recargos de ley, sumas dejadas de pagar, durante el período comprendido entre enero de 1988 y octubre de 1994, más los intereses que se causen hasta la fecha del pago de las cuotas adeudadas.

  2. HECHOS DE LA DEMANDA

    El demandante objeta el alcance y, por consiguiente, la condena impuesta por la Caja de Seguro Social en relación con las siguientes personas, porque éstas recibieron de la empresa pagos por servicios profesionales y no salarios: D.C., H.C., M.C., C.C., L.M., M.D. de P., M.T. de St. Omer, H.C., R.R.R., R.F., N. de Garzón, J. de G., D.Q., G.R., P.U., M.C., A.N. y A.R..

    Agrega el demandante que estas personas, en su mayoría, prestaron sus servicios a la empresa durante los fines de semana, pues eran empleados permanentes de otras empresas.

    En el hecho décimo segundo se refirió al caso del señor C.C., quien prestó servicio a GRADIENT, S.A. con el fin de obtener el cobro de cuentas difíciles.

    En el caso de D.Q., manifestó que fue contratada especialmente para la reorganización de los archivos del departamento de operaciones, y realizó su labor en abril de 1992, por lo recibió un sólo pago de B/.266.00.

    Se refirió también a M.C., quien asegura fue contratada para incorporar datos de planilla al nuevo sistema de computadoras.

    Objeta igualmente la condena impuesta por los pagos registrados a favor de G.I. y H.I., quienes como directores de la empresa recibieron pagos por la realización de diversos proyectos, por tanto, los pagos recibidos por estos trabajos especializados no pueden clasificarse como salarios, pues no se trata de trabajadores de la empresa.

    A R.V. y M. delC.A. les pagaron bonificaciones en concepto de participación en las ganancias, que no están sujetas al pago de cuotas de seguro social. Además, a R.V., quien era empleado permanente de la empresa, se le pagaban gastos de representación. Erróneamente estos gastos representación fueron considerados contablemente como servicios profesionales; no obstante, esto no afecta la naturaleza de la prestación económica, por tanto, están exentos del pago de cotizaciones.

  3. INFORME DE CONDUCTA DE LA ENTIDAD DEMANDADA

    La Directora General de la Caja de Seguro Social, en Informe de Conducta legible de folios 48 a 53, manifestó a la Sala que la demanda interpuesta por GRADIENT, S.A. carece de fundamento jurídico.

    La funcionaria demandada asegura que por medio de las investigaciones realizadas, la Caja pudo determinar que Gradient, S.A. periódicamente solicita los servicios de personal que labora para otras empresas, quienes son remunerados por servicios profesionales (fs. 52).

    Asegura que las personas incluidas en el alcance, contratadas para realizar trabajos específicos los fines de semana son también empleados de la empresa.

    En relación a los señores H. y G.I., indicó que las sumas que recibieron en concepto de bonificaciones son susceptibles de pago de cotizaciones del régimen de seguridad social (fs. 50).

    Al referirse al señor R.V., la funcionaria afirma que la empresa en sus declaraciones de renta de 1989 y 1990 registró los pagos que él recibió como servicios profesionales.

  4. VISTA FISCAL DE LA PROCURADURÍA DE LA ADMINISTRACIÓN

    La señora Procuradora de la Administración, en su Vista Fiscal No. 509 de 13 de noviembre de 1997 (fs. 54 a 79), se opuso a los cargos de violación atribuidos al acto impugnado y solicitó a la Sala no acceder a las peticiones del demandante.

    La representante del Ministerio Público considera que los vínculos de subordinación jurídica y dependencia económica entre las personas mencionadas en el informe y la empresa demandante, fueron debidamente comprobados por la Caja de Seguro Social, pues tanto los empleados de GRADIENT, S.A., como los trabajadores de otras empresas que integran la unidad económica, laboraron jornadas extraordinarias remuneradas con pagos incorrectamente clasificados como servicios profesionales (fs. 70).

    La señora Procuradora de la Administración estima que yerra la parte actora al considerar que los directores, dignatarios y accionistas de una sociedad, que prestan al mismo tiempo algún tipo de servicio personal a la empresa, no pueden desarrollar vínculos de subordinación jurídica o de dependencia económica.

    Sobre el cargo de violación al artículo 96 del Código de Trabajo, la señora Procuradora de la Administración se pronunció en los siguientes términos:

    En las investigaciones realizadas por la Caja de Seguro Social, se pudo determinar que GRADIENT S. A., opera conjuntamente con las empresas H.I. y Cía., S.A., Intermédica, S.A., M. Internacional S.A., Servicio Autobahn, S.A., Arrendadora Técnica, S.A., y Brown Brothers Investments and Trading; y que periódicamente solicita los servicios de personal que labora y cotiza en éstas, remunerándoles bajo el concepto de servicios profesionales. Por lo tanto, en vez de aplicarlo indebidamente, la Caja ha aplicado el artículo 96 del Código de Trabajo para el supuesto de hecho contemplado en él, esto es, ha reputado como trabajadores de GRADIENT S. A., los empleados de otras empresas, que al componer con ella una unidad económica y utilizar indistintamente o simultáneamente los servicios de varias personas, son consideradas todas como un sólo empleador y responden solidariamente por todas las obligaciones derivadas de la relación de trabajo, incluyendo las de seguridad social.

  5. DISPOSICIONES QUE SE CITAN COMO VIOLADAS Y EL CONCEPTO DE LA INFRACCIÓN

    El demandante considera que la Resolución No. 8307-95 D. G. y sus actos confirmatorios conculcaron los artículos 2 y 62, acápite b), del Decreto Ley 14 de 1954, el artículo 1 de la Ley 60 de 1968, el último párrafo del artículo 5 de la Ley 1 de 1986, que modificó el artículo 142 del Código de Trabajo, y los artículos 62, 64 y 96 del Código de Trabajo; cuyo texto transcribimos a continuación:

    Ley Orgánica de la Caja de Seguro Social

    Artículo 2: Quedan sujetos al régimen obligatorio del Seguro Social:

    a) ...

    b) Todos los trabajadores al servicio de personas naturales o jurídicas que operen en el territorio nacional.

    ...

    Artículo 62: Para los efectos del Seguro Social privarán las siguientes definiciones:

    a) ...

    b) Sueldo: La remuneración total, gratificación, bonificación, comisión, participación en beneficios, vacaciones o valor en dinero y en especie, que reciba el trabajador del patrono o empleador o de cualquier persona natural o jurídica como retribución de sus servicios o con ocasión de éstos. Se exceptúan del pago de cuotas de seguro social los viáticos, dietas y preavisos. También se exceptúan las gratificaciones de navidad o aguinaldos y los gastos de representación mensual, siempre que no excedan a un mes de sueldo. En el caso de exceder al mes de salario se gravará solamente el diferencial que exceda al respectivo mes de salario. Igualmente se exceptúan del pago de cuotas de Seguro Social la participación en beneficios que otorgue el empleador a sus trabajadores siempre y cuando esta participación beneficie a no menos del setenta por ciento (70%) de los trabajadores de la empresa y no exceda ni sustituya el total del salario anual. Para los efectos del porcentaje establecido en forma precedente, no se considerarán dentro del mismo a los ejecutivos y empleados que sean socios o accionistas del empleador o patrono, si éste fuese persona jurídica, así como a los parientes de los ejecutivos, socios o accionistas, dentro del cuarto grado de consanguinidad o segundo de afinidad. Si el patrono o empleador fuese una persona natural, excluirá de este porcentaje a los parientes y directivos en los referidos grados de parentesco, a los dueños de la empresa y a los ejecutivos de la misma.

    Además, se exceptúan del pago de cuotas de seguro social las sumas que reciba el trabajador en concepto de indemnización con motivo de la terminación de la relación de trabajo, así como las sumas recibidas por los servidores públicos que se acojan a planes de retiro voluntario;

    ...

    (Texto del artículo 62, modificado por la Ley 30 de 1991).

    Decreto de Gabinete No. 60 de 1968

    Artículo 1: Las ganancias que distribuyan los patronos a sus trabajadores estarán exentas del pago de cuotas del Seguro Social.

    Ley No. 1 de 1986

    Artículo 5: El Artículo 142 del Código de Trabajo quedará así:

    Artículo 142: El salario solamente podrá fijarse por unidad de tiempo (mes, quincena, semana, día u hora) y por tareas o piezas. Cuando el salario fuere pactado por unidad de tiempo las partes podrán acordar, en adición del mismo, primas complementarias, comisiones y participación en las utilidades. El salario por tareas o piezas se fijará en atención a las obras ejecutadas, siempre que se garantice un trabajo que no exceda de ocho horas, o período menor, independientemente del resultado obtenido. El mínimo que debe garantizarse no será inferior al salario mínimo que corresponda.

    El empleador y el trabajador podrán convenir y modificar las condiciones de la remuneración por tareas, piezas, comisiones o primas complementarias. Las fluctuaciones periódicas del ingreso del trabajador debidas a oscilación en la producción, las ventas o el rendimiento no se entenderán como aumento o reducción del salario para los efectos del Artículo 159 de este Código, salvo que ambos contratantes expresamente convengan lo contrario.

    Los pagos que el empleador haga al trabajador en concepto de primas de producción, bonificaciones y gratificaciones se considerarán como salario únicamente para los efectos del cálculo de vacaciones, licencia por maternidad y la prima de antigüedad a que tenga derecho el trabajador. Para los efectos de las contribuciones y prestaciones del régimen de seguridad social regirán las normas especiales correspondientes. Sin perjuicio de los anterior, no se considerarán como salario, sean permanentes u ocasionales, los pagos que efectúe el empleador al trabajador en concepto de mejoras al décimo tercer mes, bonificaciones, gratificaciones, primas de producción, donaciones y participación en las utilidades, aun cuando tal participación se realice en forma de suscripción o tenencia de acciones y aun cuando sólo beneficie a uno o varios trabajadores de la empresa. Para los efectos de lo dispuesto en los Artículo 70 y 197 de este Código, estas bonificaciones, gratificaciones, las mejoras del décimo tercer mes, las primas de producción, las donaciones y la participación en las utilidades no se considerarán como costumbres o usos, ni como condiciones de trabajo.

    Código de Trabajo

    Artículo 62: Se entiende por contrato individual de trabajo, cualquiera que sea su denominación, el convenio verbal o escrito mediante el cual una persona se obliga a prestar sus servicios o ejecutar una obra a favor de otra, bajo la subordinación o dependencia de ésta.

    Se entiende por relación de trabajo, cualquiera sea el acto que le dé origen, la prestación de un trabajo personal en condiciones de subordinación jurídica o de dependencia económica.

    La prestación de un trabajo a que se refiere el párrafo anterior y el contrato celebrado producen los mismos efectos.

    La existencia de la relación de trabajo determina la obligación de pagar el salario.

    Artículo 64: La subordinación jurídica consiste en la dirección ejercida o susceptible de ejercerse, por el empleador o sus representantes, en lo que se refiere a la ejecución del trabajo.

    Artículo 96: Cuando varias personas o empresas laboren o funcionen en un mismo local, o como unidad económica, y utilicen indistinta o simultáneamente los servicios de un trabajador, se considerarán como un solo empleador y responderán solidariamente por todas las obligaciones derivadas de la relación de trabajo, independientemente de quien figure como empleador en el contrato.

    ...

    El demandante considera conculcado el artículo 2 de la Ley Orgánica de la Caja, porque se ha incluido en el alcance de la Auditoría practicada a la empresa y se exige el pago de cuotas de seguro social por personas que no son trabajadores de la empresa, y que, por tanto, no están sujetos al régimen obligatorio de seguridad social.

    Se ha producido la violación del artículo 1 del Decreto de Gabinete No. 60 de 1968, según el actor, al pretender la Caja cobrar cuotas sobre las sumas pagadas a M. delC.A. y R.V., en concepto de participación en las ganancias, cuando esta norma exime del pago de cuotas en esos casos. Por esta razón, también considera infringido el último párrafo del artículo 5 de la Ley 1 de 1986.

    Sobre la violación al artículo 62 de la Ley Orgánica de la Caja, el demandante menciona en su demanda que la Caja ha aplicado esta disposición a un supuesto que no corresponde, pues las personas que se está obligando a pagar cuotas obrero patronales, no son trabajadores de la empresa. Lo ha infringido igualmente, al no aplicarlo a los gastos de representación mensuales de R.V., ya que estas sumas no exceden el salario mensual del trabajador.

    El demandante expuso el cargo de violación del artículo 96 del Código de Trabajo en los términos que a continuación transcribimos:

    "El concepto de unidad económica establecido en el Artículo 96 del Código de Trabajo permite única y exclusivamente su aplicación con el propósito de garantizar, a los trabajadores, sus prestaciones laborales. Dicha figura surge como un mecanismo de protección al sujeto débil de la relación capital/trabajo, y no es aplicable para determinar si una persona es o no trabajador de una empresa para los propósitos del régimen obligatorio del Seguro Social.

    A propósito, la Corte Suprema de Justicia ha sentado el precedente de que la legislación de la seguridad; por tanto, no cabe que ante situaciones de una u otra naturaleza, se apliquen disposiciones de carácter laboral para resolver reclamaciones de seguridad social y viceversa.

    Además, tómese en cuenta que el artículo 96 del Código de Trabajo respecto de reclamaciones de los trabajadores es de aplicación excepcional, púes (sic) el único responsable de las prestaciones laborales es quien aparezca como patrono y sólo extraordinariamente se extiende a los accionistas esa responsabilidad. De allí que ni por aplicación extensiva, ni por aplicación analógica cabe poner en juego el concepto de unidad económica de materia exclusiva laboral a pretensiones de LA CAJA.

    LA CAJA ha aplicado dicha norma para suplir, artificialmente, los requisitos indispensables para la determinación de la existencia de una relación laboral, es decir, la dependencia económica y la subordinación jurídica, cuando en efecto, la citada norma no es aplicable al caso que nos ocupa. De lo anterior, resulta que LA CAJA ha violado el Artículo 96 del Código de Trabajo en el concepto de indebida aplicación, al haber aplicado su texto a un supuesto distinto que solo (sic) se adopta exclusivamente a las reclamaciones que pretenden los trabajadores frente a sus patronos.

    La aplicación indebida del artículo 62 del Código de Trabajo se produce cuando la Caja reconoce la dependencia o subordinación a que se refiere esta norma, en el caso de los señores H. y G.I., quienes por el contrario son mandatarios de la empresa.

  6. DECISIÓN DE LA SALA

    El Departamento de Auditoría a Empresas de la Caja de Seguro Social, con fundamento en el artículo 67 del Decreto Ley No. 14 de 1954, procedió a examinar los libros de contabilidad, comprobantes de pago, planillas y demás documentos de la empresa GRADIENT, S. A. En esta inspección se detectaron omisiones en concepto de pago de cuotas de seguro social y prima de riesgos profesionales, por un total de B/.141,603.50, lo que originó un alcance de B/.30,184.20, adeudado a la institución.

    Con fundamento en el Informe de Auditoría AE.I.95-71, que reposa en el expediente administrativo, distinguido con el No. 71, fue emitido el acto impugnado, Resolución No. 8307-95 D. G. de 11 de agosto de 1995, mediante el cual el Director General de la Caja de Seguro Social condenó a GRADIENT, S.A. a pagarle la suma de treinta mil ciento ochenta y cuatro balboas con veinte centésimos (B/.30,184.20), en concepto de seguro social, prima de riesgos profesionales y recargos de ley, sumas dejadas de pagar, durante el período comprendido entre enero de 1988 y octubre de 1994, más los intereses que se causen hasta la fecha del pago de la cantidad adeudada.

    Posteriormente, la Directora General de la Caja, al resolver el recurso de reconsideración interpuesto por GRADIENT, S.A., emitió la Resolución No. 1320-96 D. G. de 24 de septiembre de 1996, mediante la cual mantuvo en todas sus partes la Resolución No. 8307-95 D. G. de 11 de agosto de 1995 (fs. 150 y 151 del expediente administrativo).

    Interpuesto el recurso de apelación (fs. 156 a 158 del expediente No. 71), fue emitida por la Junta Directiva de la Caja la Resolución confirmatoria No. 14,842-97-J. D. de 23 de junio de 1997 (fs. 160 a 162 del Expediente No. 71).

    Dada la estrecha vinculación entre las normas legales citadas como violadas y los cargos de infracción, la Sala los evaluará conjuntamente.

    Reposa en el expediente administrativo, distinguido con el No. 71 el informe pericial rendido por R.C. e I. de V., ambos nombrados por la Caja de Seguro Social para practicar diligencia de acción exhibitoria a los libros de contabilidad y demás documentos de Gradient, S.A., a solicitud de esta empresa (fs. 133 a 145 del expediente administrativo).

    Los peritos señalan que GRADIENT, S.A. está ubicada en Ave. Justo Arosemena y Calle 44, Bella Vista, Edif. La Casa del Médico, y opera conjuntamente con las empresas HORACIO ICAZA Y CÍA, S.A., INTERMÉDICA, S.A., MÉDICA INTERNACIONAL, S.A., SERVICIO AUTOBAHN, S.A., ARRENDADORA TÉCNICA, S.A. y BROWN BROTHERS INVESTMENTS AND TRADING.

    A su vez, señalan los peritos en su informe que GRADIENT, S.A. solicita periódicamente los servicios del personal que labora y cotiza en estas empresas, remunerándolos como servicios profesionales.

    A fojas 11 y 12 del citado peritaje (fs. 134 y 135), se detallan las personas incluidas en el alcance que laboran para otras empresas, que según la Caja, integran un bloque económico identificado como La Casa del Médico. Ellas son: D.C., H.C., C.C., L.M., M.D. de P., M.T. de S.O., H.C., H.I., G.I., R.F., J. de González, G.R. y P.U., quienes cotizan para H.I. y Cía, S.A.; M.C., registrado como empleado regular de Intermédica, S.A.; J.D., en Médica Internacional y R.R.R., quien funge como empleado de Servicios Autobahn, S. A.

    Tanto la Caja como la Procuraduría de la Administración consideran que estas personas fueron remuneradas por jornadas extraordinarias de trabajo y no por servicios profesionales prestados, como alega el actor, pues la empresas donde cotizan, forman una unidad económica.

    El antes transcrito artículo 96 del Código de Trabajo, en la parte que nos atañe establece claramente que cuando varias personas o empresas laboren o funcionen en un mismo local, o como unidad económica, y utilicen indistinta y simultáneamente los servicios de un trabajador, se considerarán como un solo empleador y responderán solidariamente por todas las obligaciones derivadas de esa relación de trabajo, sin importar quien funja como empleador en el contrato.

    En fallo fechado el 30 de abril de 1999, bajo la ponencia de la Magistrada M.A.F. de A., al evaluar el concepto de unidad económica, se expuso lo siguiente:

    Las empresas Agencia Buen Exito, S.A. y el Almacén El Exito, S.A., fueron consideradas por la Caja de Seguro Social como un grupo de empresas, como una unidad económica, y que por laborar los señores J.Y.L. y B.Y.L. en Agencia Buen Exito, S.A., empresa con quien mantienen una relación laboral, debe el Almacén El Exito, S.A., como una empresa del mismo grupo, pagar las cuotas obrero patronales sobre las comisiones por ventas pagadas a estos señores.

    La Agencia Buen Exito, S.A. y el Almacén El Exito, S.A. tienen sus oficinas en el mismo local, en Avenida B No. 13A-45 Altos, del Corregimiento de S.A. (fs. 49 y 46), y los señores J.Y.L. y B.Y.L. son trabajadores de Almacén El Exito, S.A., pero estos hechos no necesariamente prueban que los pagos que reciban estos trabajadores de cualesquiera de las otras empresas del grupo empresarial constituyan salarios. Es la naturaleza de la relación lo que determina el concepto en que las empresas hacen pagos a las personas que les prestan servicios y la obligación de cotizar a la seguridad social surge como consecuencia de la existencia de la relación obrero patronal.

    El caso de aquellas personas que laboran para otras empresas que conforman un grupo empresarial con Gradient, S.A., la Sala considera que constituye salario por trabajos ocasionales, no sujeto al Régimen de la Caja de Seguro Social, el pago hecho a algunos de los trabajadores por la empresa Gradient, S.A., para la cual no trabajan, cuando se trata de personal contratado para trabajos específicos los fines de semana, fuera de su horario normal de trabajo.

    En los Anexos 1 y 2, que reposan de fojas 129 a 131 del expediente administrativo, se lee copia de dos inventarios llevados a cabo el día domingo 2 de diciembre de 1989 y el sábado 17 de noviembre de 1990, en los que participaron las siguientes personas: D.C., H.C., C.C., M.D. de P., M.T. de S.O., H.C. y M.C..

    Se observa igualmente en el detalle de omisiones, Anexo 2 del Informe de Auditoría (fs. 6 a 10), que en su mayoría estos pagos se registraron en los meses noviembre y diciembre, fechas en que por lo general las compañías hacen inventario de sus activos.

    Los hechos expuestos demuestran que la labor que desempeñaron en la empresa atendía a una necesidad momentánea, de corta duración, que puede clasificarse como trabajo ocasional, según el artículo 81 del Código de Trabajo, vigente hasta 1995. Esta norma definió el trabajo ocasional como de corta duración, que corresponde a una prestación de servicio derivada de una exigencia momentánea del empleador, accesoria o no, relacionada directamente con el giro de sus actividades normales, con plazo de duración que no podrá exceder de un mes. (El artículo 81 del Código de Trabajo fue derogado por el artículo 70 de la Ley 44 de 1995).

    Es decir, que estos trabajadores además de ser trabajadores permanentes de otras empresas del grupo, fueron trabajadores ocasionales de Gradient, S.A., en horas no laborables en la empresa para las que trabajan permanentemente.

    Sobre los trabajadores ocasionales, es necesario tomar en consideración lo estipulado en el artículo 2, literal c), de la Ley Orgánica de la Caja de Seguro Social:

    "Artículo 2: Quedan sujetos al régimen obligatorio del Seguro Social:

    ...

    1. Los trabajadores independientes, los estacionales y los ocasionales. Esta obligatoriedad se hará efectiva cuando la Caja reglamente las condiciones de admisión de los mismos, así como las reglas para fijar cotizaciones, prestaciones y demás normas especiales." (El subrayado es de la Sala).

    Esta norma prevé que la obligatoriedad al régimen de seguro social de los trabajadores ocasionales se hará efectiva cuando la Caja reglamente las condiciones de admisión y demás. A falta de tal reglamento, los trabajadores ocasionales no están sujetos al régimen obligatorio de seguro social.

    Por tanto, los pagos que recibieron por esta labor no están sujetos a deducciones de seguro social.

    En el caso de R.V., en el hecho décimo tercero de la demanda, la firma demandante manifiesta que la decisión de darle participación en las ganancias al señor R.V. fue tomada antes del 31 de diciembre de 1991, en que entró en vigencia la Ley 30 de 1991, que modificó el artículo 62 de la Ley Orgánica de la Caja de Seguro Social, que exige que la participación en las ganancias beneficie a no menos de un 70% de los empleados y que no sea superior ni sustituya el salario anual del trabajador, para que esté exenta del pago de las cuotas de seguro social. Por ello, alega que debe aplicarse a este caso el Decreto de Gabinete No. 60 de 1968, que eximía del pago de la cuota del Seguro Social todos los pagos hechos a los trabajadores en concepto del participación en las ganancias.

    Sin embargo, a juicio de la Sala aún cuando se hubiere probado que los pagos se hicieron en concepto de participación en las utilidades, lo que no ocurrió, la Ley aplicable al caso es el artículo 62 de la Ley Orgánica de la Caja de Seguro Social, modificado por la Ley 30 de 1991.

    A fojas 98 del expediente administrativo No. 71 reposa copia del acta de la sesión extraordinaria de la Junta de Accionistas de Gradient, S.A., fechada el 17 de diciembre de 1992, donde se tomó la decisión de pagarle al señor R.V. como bonificación, y no participación en las utilidades, la suma de B/.55,000.00, por los logros alcanzados, según los informes financieros elaborados al 30 de noviembre de 1992. Consta también en el expediente administrativo el Memorándum fechado el 21 de diciembre de 1992 en el que se ordena el pago de la bonificación aprobada (fs. 106), a fojas 7, en el detalle de omisiones, levantado por el Departamento de Auditoría a Empresas de la Caja, que el pago se hizo efectivo en diciembre de 1992, y a fojas 39, en el detalle de deducciones de la Declaración Jurada de Renta de Gradient, S.A. para el año de 1992,.

    Sobre los pagos hechos al señor R.V. la señora Procuradora de la Administración opinó lo siguiente:

    Toda vez que los pagos en concepto de bonificaciones hechos al S.R.V. fueron realizados después del 31 de diciembre de 1991 y dado que no se cumplieron los requisitos exigidos por la norma vigente y aplicable en ese momento para esa situación jurídica, cual era el artículo 62 literal b) del Decreto-Ley Nº 14 de 1954 tal y como quedó modificado por el artículo 46 de la Ley Nº30 de 1991, es nuestro parecer que dichos pagos, aunque efectivamente se reputan como participación en las utilidades, estaban sujetos al pago de cuotas de seguro social.

    En sentencia de 6 de mayo de 1994, la Sala hizo un recuento de las modificaciones que ha sufrido el artículo 62 de la Ley Orgánica de la Caja de Seguro Social, en cuanto a la obligatoriedad de pagar cuotas de seguro social, sobre la participación en las ganancias que las empresas pagan a sus trabajadores, en los siguientes términos:

    "El Decreto de Gabinete No. 60 de 27 de noviembre de 1968, (Gaceta Oficial No. 16,263 de 19 de diciembre de 1968), mediante el cual se otorgan incentivos para que se distribuya entre los trabajadores parte de las ganancias de las empresas, en su artículo 1º exime las sumas pagadas a los trabajadores en concepto de participación en las utilidades del pago de las cuotas del Seguro Social, sin hacer excepciones. Esta norma modificó el aparte b) del Artículo 62 de la Ley 14 de 1954, orgánica de la Caja de Seguro Social que consideraba la "participación en beneficios" como parte del salario.

    De acuerdo con el artículo 5 (último párrafo) de la Ley Nº 1 de 17 de marzo de 1986, no se considerarán como salario, sean permanentes u ocasionales, los pagos que efectúe el empleador al trabajador en concepto de mejoras al décimo tercer mes, bonificaciones, gratificaciones, primas de producción, donaciones y participación en las utilidades, aún cuando tal participación se realice en forma de suscripción o tenencia de acciones y aún cuando sólo beneficie a uno o varios trabajadores de la empresa.

    La Sala Tercera de la Corte Suprema de Justicia ha interpretado reiteradamente el artículo 1º del Decreto de Gabinete Número 60 de 1968, que modificó el artículo 62 aparte b) de la Ley 14 de 1954, en el sentido de que debe eximirse del pago de las cuotas de Seguro Social las utilidades que los empleadores distribuyan a los trabajadores, variando así la interpretación que de esta norma había hecho la Sala en sentencia de 17 de septiembre de 1984, de acuerdo con la cual las sumas que lo empleadores distribuyeran a los trabajadores en concepto de utilidades quedaban exentas del pago de las cuotas de Seguro Social solamente si eran pagadas a un número elevado o a la totalidad de los trabajadores.

    ...

    Posteriormente, el artículo 46 de la Ley 30 de 1991 modificó, adicionándolo, el artículo 62 literal b) de la Ley 14 de 1954, Orgánica de la Caja de Seguro Social y exceptúa "del pago de cuotas de Seguro Social la participación en beneficios que otorgue el empleador a sus trabajadores siempre y cuando esta participación beneficie a no menos del setenta por ciento (70%) de los trabajadores de la empresa y no exceda ni sustituya el total del salario anual. Para los efectos del porcentaje establecido en forma precedente, no se considerarán dentro del mismo a los ejecutivos y empleados que sean socios o accionistas del empleador o patrono, si éste fuese persona jurídica, así como a los parientes de los ejecutivos, socios o accionistas, dentro del cuarto grado de consanguinidad o segundo de afinidad." (Registro Judicial de mayo de 1994, pág. 315).

    Por tanto, tal como ya hemos expresado, no le asiste la razón al demandante cuando afirma que la ley aplicable al caso del señor V. debe ser el Decreto No. 60 de 1968, porque la ley vigente cuando se aprobó el pago y se realizó era la Ley 30 de 1991, de acuerdo con la cual el pago hecho en concepto de bonificación y no de participación en las ganancias, tal como se probó en autos, no estaba exento del pago de cuotas de seguro social.

    El demandante alega que el pago que hizo en enero de 1990 a M. delC.A., fue en concepto de participación en las ganancias y no por servicios profesionales. Los auditores de la Caja consideraron que estos pagos eran sueldos y los gravaron como tales.

    Tal como demuestran las listas de empleados, legibles a fojas 34 y 38, M. delC.A. era empleada regular de Gradient, S.A. en 1989 y 1990 y el pago, sobre el cual la Caja de Seguro Social estima que debe pagarse cotización, se hizo en enero de 1990.

    Si al momento en que se hizo efectivo el pago, M. delC.A. era empleada regular de Gradient, S.A., este pago no correspondía a servicios profesionales, como lo registraron los auditores de la Caja de Seguro Social en el Detalle de Omisiones (fs. 9 del expediente administrativo). En el libelo de la demanda y en su alegato de conclusión la parte actora alega que pagó una bonificación, en concepto de participación en las ganancias, limitándose a hacer estas afirmaciones en cuanto a la naturaleza de la prestación laboral pagada a M. delC.A., pero ni al expediente administrativo, ni al presente proceso se ha incorporado prueba alguna tendente a probar estas afirmaciones, por tanto, el cargo debe desestimarse.

    Cabe en este punto, aclarar que antes de la Ley 44 de 1995 que modificó el artículo 142 del Código de Trabajo, las bonificaciones no estaban exentas de las cotizaciones del régimen de seguridad social.

    En cuanto al caso del señor H.I., la Sala observa en el detalle de omisiones que acompaña el Informe de Auditoría AE. I. 95-71 que él recibió en febrero de 1991 la suma de B/.17,500.00, y en diciembre de 1992, la suma de B/.40,000.00, ambos pagos contabilizados como bonificación; y G.I., recibió en febrero de 1991 la suma de B/.12,500.00, pago también contabilizado como bonificación, y en abril de 1992 la suma de B/.850.00, contabilizados como servicios profesionales.

    En relación con estos pagos el demandante alega que a ambos se les instó, en su condición de directores, a desarrollar proyectos extraordinarios para impulsar el crecimiento de la empresa, y que dicha labor no estaba sometida ni a horario ni a subordinación jurídica.

    Del Anexo 8 al 10 del Expediente No. 71 (fs. 98 a 104) reposan copias de los documentos que confirman el pago de estas sumas a los señores I.. En primer lugar, a fojas 98 se lee copia del acta de la sesión extraordinaria celebrada por la Junta de Accionistas de GRADIENT, S.A. el 17 de diciembre de 1992. En dicha sesión la Junta de Accionistas resolvió pagarle a H.I., la suma de B/.40,000.00, en concepto de bonificación. A fojas 99 consta el Memorándum enviado a Contabilidad ordenando el pago de esa cantidad a favor del señor H.I., y a fojas 101 se lee copia del cheque fechado 22 de febrero de 1991, a favor de H.I. por B/.17,500.00, por bonificación, y a fojas 103, copia del cheque fechado 22 de febrero de 1991, por B/.12,500.00, pagado en concepto de bonificación. Si estos pagos correspondían a bonificaciones, tal y como lo ha manifestado la parte actora, deben descontarse de estas sumas, las cuotas de seguro social y prima de riesgos profesionales, de conformidad con los preceptos vigentes en febrero de 1991 y diciembre de 1992, que no eximen los pagos hechos en concepto de bonificaciones del pago de las cuotas de seguro social. Por tanto, este cargo también debe desestimarse.

    En relación con los B/.850.00 que la empresa pagó a G.I. en abril de 1992, por servicios profesionales, el demandante manifiesta que fue "incentivado" a elevar la productividad de la empresa y a desarrollar mayores mercados, en su condición de director, y que, cumplida a cabalidad la meta, se le pagó la comentada suma. La Sala ya ha aclarado que aunque una persona sea accionista o dignatario de una empresa, si ocupa un cargo o realiza una función que tiene que ver con el normal desarrollo de las actividades de la empresa, y la compañía lo remunera por esa labor, debe considerarse esa remuneración como salario.

    Por lo expuesto la Sala estima que la suma de B/.850.00 pagada por GRADIENT, S.A. al señor H.I., está sujeta a las deducciones de cuotas de seguro social.

    Por otra parte, considera la Sala que la cantidad de B/.750.00, pagada mensualmente a R.V., clasificada en el Informe de Auditoría como servicios profesionales, constituye, como asegura el demandante gastos de representación, por tanto, no sujetos al pago de cuotas de seguridad social. A esta conclusión llega este tribunal, luego de evaluar el expediente administrativo, No. 71. Legible de fojas 43 a 45 está la copia del Contrato de Trabajo celebrado entre el señor R.V. y H.I., en representación de Gradient, S.A., cuya cláusula quinta indica que el señor V. percibirá una remuneración de B/.1,500.00, más B/.750.00, en concepto de gastos de representación. Lo mismo señalan una serie de cartas emitidas por Gradient, S.A. en diferentes fechas, legibles de fojas 46 a 55 y 68 a 77.

    En cuanto al señor C.C. es prudente hacer las siguientes observaciones:

    A fojas 135 del expediente administrativo, dentro del informe rendido por los peritos designados por la Caja de Seguro Social, que participaron en la diligencia exhibitoria a los libros de contabilidad, planillas y demás documentos de las empresas investigadas, figura el señor C.C. como empleado regular de la empresa H.I. y Cía., S. A.

    El señor C.C., además de ser un trabajador ocasional de Gradient, S.A., como se puede constatar, por ejemplo, de la copia de los dos inventarios llevados a cabo los días, domingo 2 de diciembre de 1989 y el sábado 17 de noviembre de 1990 (fs. 129 y 131), ejecuta funciones simultáneamente para varias empresas de este consorcio económico. Esto es así, toda vez que el demandante ha manifestado que, para 1992, el señor C. se encargaba del cobro de cuentas difíciles de Gradient, S.A., tanto en la empresa privada como en instituciones gubernamentales, por lo que se le pagó por estos servicios profesionales (fs. 31). Así lo reitera el señor G.I. en declaración jurada, legible a fojas 104.

    El señor G.I. al ser interrogado sobre las funciones del señor C. manifestó que "el (sic) cobraba cuentas malas y le pagábamos camarones." Ante las preguntas de si el señor C. estaba sujeto a instrucciones o a un horario fijo, el señor I. contestó que no, pues la empresa estaba interesada en los resultados, y no en los medios utilizados por el señor C. para obtener el cobro.

    Se desprende pues, de los hechos anteriormente expuestos, que el señor C. llevaba a cabo su labor de cobro de cuentas difíciles de Gradient, S.A., paralelamente a sus funciones como empleado de H.I. y Cía., S.A., pues, tal como ha manifestado la parte actora, tenía entre las cuentas por pagar, cuentas pendientes de instituciones gubernamentales, y difícilmente, puede hacerse algún trámite en ellas los fines de semana o después de las 5:00 p. m., pues, en términos generales, las instituciones gubernamentales no laboran fuera de este horario.

    En el presente negocio, el demandante solamente alega que el señor C. se encargaba del cobro de cuentas y el peritaje antes mencionado demuestra que él es empleado regular de otra de las empresas del grupo, por lo que correspondía al demandante demostrar que esta labor que realizaba para Gradient, S.A. no incidía o afectaba en modo alguno con sus funciones en H.I. y Cía., S.A., lo que no ha hecho ni en el proceso ante la Caja ni en la presente acción. Por tanto, el cargo endilgado por este caso, debe igualmente ser desestimado.

    Igual es la situación de P.U., quien según memorándum, legible a foja 89 del expediente administrativo fue remunerado por Gradient, S.A. por la gestión de cobro de cuentas de vigencias expiradas del Ministerio de Salud y en el informe pericial antes mencionado, rendido por los peritos R.C. e I. de V., figura el señor P.U. como empleado regular de HORACIO ICAZA Y CÍA, S. A. (fs. 134).

    Tal como se dejó expuesto en el caso anterior, si el demandante no ha probado que las gestiones de cobro que hacía para Gradient, S.A. no las desempeñaba al mismo tiempo que sus labores regulares para H.I. y Cía, S.A., se entiende que se trata de un trabajador que labora para ambas empresas indistintamente, por tanto, de la suma de B/.59.50 que recibió en noviembre de 1992, deben hacerse las deducciones de seguro social que corresponden.

    En el caso de M.C., A.N., N. de Garzón y D.Q., quienes fueron contratadas para hacer trabajos específicos en Gradient, S.A. y por éstos recibieron un sólo pago (a excepción de M.C. quien recibió dos pagos: el primero, en enero de 1993 y, el último, en febrero de 1993), es decir que no hay evidencia de continuidad en los pagos, la Sala considera que también se trata de trabajadoras ocasionales.

    M.C. fue contratada para incorporar datos de las planillas en el nuevo sistema de computadoras (fs. 81 y 83 del expediente administrativo), por lo que se le pagó en enero de 1993 la suma de B/.48.26 y en febrero de 1993, B/.63.45 (detalle de omisiones, fs. 6).

    A.N. recibió de Gradient, S.A. un solo pago de B/.162.50 en enero de 1993 (detalle de omisiones, fs. 6), por la reorganización del cuarto de archivos de contabilidad (fs. 85 del expediente administrativo).

    D.Q. trabajó para Gradient, S.A. en el año de 1991, según consta en el listado de empleado que acompaña la declaración de renta de Gradient, S.A., legible a fojas 28 del expediente administrativo y en abril de 1992 recibió el pago de B/.266.00 por la reorganización de archivos.

    Norma de G. registra en noviembre de 1992 un solo pago de B/.92.75 y figura en el listado de empleados de Gradient, S.A., para 1993 (fs. 32 del expediente administrativo).

    Ya explicamos en párrafos anteriores que los trabajadores ocasionales no están sujetos al régimen obligatorio de seguro social, porque no existe a la fecha reglamento que regule dicha incorporación, por tanto, los pagos que recibieron M.C., A.N., N. de Garzón y D.Q. por las labores antes detalladas tampoco son sujetos de deducciones de seguro social, por disponerlo así el artículo 2 de la Ley Orgánica de la Caja.

    1. de R. registra en el detalle de omisiones el pago de la suma de B/.150.00 en febrero de 1993, que el demandante asegura que corresponden a servicios profesionales. Se puede constatar en el informe pericial a que nos hemos referido, a fojas 135 del expediente administrativo, que A. de R. no aparece en los años investigados como empleada regular de ninguna de las empresas de este grupo y tampoco en ninguno de los listados de empleados de Gradient, S.A., de las declaraciones de renta de esos años, legibles de fojas 27 a 42 del expediente administrativo. Por ello, la Sala concluye que efectivamente prestó un servicio ocasional a la empresa Gradient, S.A. y como tal, fue remunerado y por las razones antes expresadas esta suma no está sujeta al pago de las cuotas obrero patronales.

    En los casos de J.D., empleado regular de Médica Internacional, S.A. (fs. 135 del expediente administrativo, Informe Pericial), R.F., trabajador de H.I. y Cía, S. A. (fs. 135 del expediente administrativo, Informe Pericial), J. de G., cotiza en H.I. y Cía, S. A. (fs. 135 del expediente administrativo, Informe Pericial), L.M., empleado de H.I. y Cía, S. A. (fs. 135 del expediente administrativo, Informe Pericial), R.R., cotiza en Servicios Autobahn, S. A. (fs. 135 del expediente administrativo, Informe Pericial) y G.R., trabajadora de H.I. y Cía, S. A. (fs. 135 del expediente administrativo, Informe Pericial); el demandante no ha aportado las pruebas, ni en el presente negocio ni en la vía gubernativa ante la Caja de Seguro Social, para aclarar cuál fue la labor que desempeñaron para Gradient, S.A., en qué horario la llevaron a cabo, para establecer que la labor prestada a Gradient, S.A. no fue desarrollada simultáneamente con las funciones en las empresas donde trabajaban. El demandante se ha limitado a alegar que estas personas le prestaron servicios profesionales.

    Por los motivos expuestos, en cuanto J.D., R.F., J. de González, L.M., R.R. y G.R., los cargos de violación endilgados al acto impugnado, también deben ser desestimados.

    En esta sentencia la Sala ha distinguido dos situaciones diferentes que se han dado en la empresa Gradient, S. A., en relación con las otras empresas del grupo "La Casa de Médico".

    En una de estas situaciones los trabajadores de planta de una de las empresas del grupo prestaron servicios ocasionales a otra de estas empresas, fuera de sus horas de trabajo. En estos casos, los salarios que reciben como trabajadores ocasionales están excluidos del régimen obligatorio de la Caja de Seguro Social (artículo 2, literal c) de la Ley Orgánica del Seguro Social).

    En la otra situación, los trabajadores de planta de una de las empresas del grupo prestó servicios simultáneamente a dos o más de estas empresas. En estos casos, todos los salarios que se le paguen a estos trabajadores están sujetos al régimen de seguro social.

    En consecuencia, la Sala Tercera, de lo Contencioso-Administrativo, administrando justicia en nombre de la República y por autoridad de la ley, DECLARA PARCIALMENTE NULA la Resolución No. 8307-95 D. G. de 11 de agosto de 1995, dictada por el Director General de la Caja de Seguro Social y sus actos confirmatorios; DECLARA que no están sujetas al pago de cuotas obrero patronales las sumas pagadas por GRADIENT, S.A. a D.C., H.C., M.D. de P., M.T. de St Omer, H.C., M.C., M.C., A.N., N. de Garzón, D.Q. y A. de R.; que constituyen gastos de representación, no sujetos al pago de cuotas obrero patronales, la suma de B/.750.00 pagada mensualmente a R.V., desde noviembre 1989 a diciembre de 1990; ORDENA que se calculen las cuotas de seguro social, prima de riesgos profesionales y recargos calculados sobre estas cantidades, con el fin de que sean restadas de la condena; y DECLARA QUE NO ES ILEGAL el resto de la condena impuesta a GRADIENT, S.A. en la Resolución No. 8307-95 D. G. de 11 de agosto de 1995.

    N..

    (fdo.) L.C.D.

    (fdo.) A.H.

    (fdo.) E.M.M.

    (fdo.) J.S.

    Secretaria