Sentencia de Corte Suprema de Justicia (Pleno), 1ª de lo Civil, 8 de Agosto de 2001

Ponente:ARTURO HOYOS
Fecha de Resolución: 8 de Agosto de 2001
Emisor:Primera de lo Civil
RESUMEN

DEMANDA CONTENCIOSO ADMINISTRATIVA DE PLENA JURISDICCION, INTERPUESTA POR LA FIRMA GALINDO, ARIAS Y LÓPEZ, EN REPRESENTACIÓN DE ANDEAN RENTAL AND LEASING CORP., PARA QUE SE DECLARE NULA POR ILEGAL, LA RESOLUCIÓN Nº213-3510 DE 22 DE JULIO DE 1996, DICTADA POR EL ADMINISTRADOR REGIONAL DE INGRESOS, PROV. DE PANAMÁ, Y LA Nº2133-3511 DE 22 DE JULIO... (ver resumen completo)

 
CONTENIDO

VISTOS:

La firma

G., A. y L., actuando en representación de ANDEAN RENTAL AND LEASING

CORP., ha presentado demanda contencioso administrativa de plena jurisdicción,

con el objeto de que se declare nula por ilegal, la Resolución Nº213-3510 de 22

de julio de 1996, dictada por el Administrador Regional de Ingresos de la

Provincia de Panamá, y la Resolución Nº213-3511 de 22 de julio de 1996, los

actos confirmatorios y para que se hagan otras declaraciones.

Mediante

los actos demandados se resuelve exigir al contribuyente ANDEAN RENTAL AND

LEASIGN CORP. con R.U.C. 34763-129-257631 el pago de Impuesto sobre la Renta e

Impuesto Complementario por la suma de B/.242,781.86 para el año 1992, suma que

será liquidada con un recargo del diez por ciento (10%), y se resuelve imponer

al contribuyente la multa de cuarenta y cuatro mil ciento cuarenta y dos

balboas con 16/100 (B/44,142.16), por no haber cumplido con la obligación de

presentar a la Dirección General de Ingresos las declaraciones de sus rentas,

respectivamente. La renta gravable se

determinó de oficio, luego de una auditoría practicada a ANDEAN RENTAL AND

LEASING CORP., por cuanto no declaró los ingresos que había percibido en el año

1992 por la suma de B/.543,878.77 derivado de la venta de repuestos, y se

detalla así:

Renta GravableB/.543.878.77

Menos: Deducción Básica

Deduccion por dependiente

Gastos Médicos

Seguro Educativo

Intereses Hipotecarios

Intereses Educativos

Renta Neta GravableB/.543.878.77

Impuesto CausadoB/.207.245.45

Menos Retenciones

Menos Créditos de arrastre

Impuesto sobre la Renta a pagarB/.207,247.45

Seguro Educativo o Impuesto ComplementarioB/.13,465.33

SUB-TOTALB/.224,210.78

Más Recargo del 10%B/.21,071.08

TOTAL IMPUESTO SOBRE LA RENTA Y/O

IMPUESTO COMPLEMENTARIO A PAGARB/.242.781.86

  1. La

    pretensión y su fundamento.

    La

    apoderada judicial de la parte actora solicita en el libelo contentivo de la

    demanda, que se declare que es nula por ilegal la Resolución Nº 213-3510 de 22

    de julio de 1996, dictada por el Administrador Regional de Ingresos de la

    Provincia de Panamá, por medio de la cual se exige al contribuyente ANDEAN RENTAL

    AND LEASING CORP., el pago del Impuesto sobre la Renta e Impuesto

    Complementario por la suma de B/242,781.86 para el año 1992 y la Resolución Nº

    213-3511 de 22 de julio de 1996, por medio de la cual se le impone al

    contribuyente la multa de B/44,142.16. También se solicita se declare la

    ilegalidad de la Resolución Nº213-1632 de 15 de 15 de abril de 1997 dictada por

    el Administrador Regional de Ingresos de la Provincia de Panamá mediante la

    cual se confirman las resoluciones anteriores, y, también la ilegalidad de la

    Resolución Nº2O5-026 de 18 de junio de 1997 de la Comisión de Apelaciones, en

    la cual se confirma la Resolución 213-3510 de 22 de julio de 1996 y se modifica

    la Resolución Nº 213-3511 de 22 de julio. Como consecuencia de las

    declaraciones anteriores, se solicita se declare que ANDEAN RENTAL AND LEASING

    CORP., no está obligada a pagar el impuesto sobre la renta, el impuesto

    complementario, el seguro educativo ni la multa a que se refieren las

    resoluciones que anteceden.

    Entre los

    hechos u omisiones fundamentales de la acción, se sostiene que ANDEAN RENTAL

    AND LEASING CORP. no efectuó importación de piezas y repuestos para automóviles

    al territorio nacional, mas sí consta en el expediente que dicha importación la efectuó AGENCIAS

    COSMOS, S.A., quien a su vez se las vendió a MOTORAMA, S.A., y ésta ultima

    hizo el traspaso a FAR EAST MOTOR CORP., el 28 de octubre de 1992. Estas

    operaciones de traspaso, afirma, se efectuaron estando las mercancías en el

    territorio panameño, pero no fue hasta el 20 de noviembre de 1992 en que se

    liquidó el impuesto de importación. Aclara que FAR EAST MOTOR CORP., efectuó la

    venta al Contribuyente el 9 de noviembre de 1992.

    Es de

    conformidad a lo antes anotado, que quien representa a la parte actora sostenga

    que la Administración pasó por alto los traspasos que se dieron con

    anterioridad a la venta final que FAR EAST MOTOR CORP. le efectuó a el

    Contribuyente, para hacerle recaer la obligación de pagar un impuesto que no le

    correspondía en su totalidad. Ello es así, pues, en el caso que la operación de

    venta entre el Contribuyente y Super Repuestos S. A., fuera gravable, el

    impuesto incidiría sobre la diferencia existente entre el precio que el primero

    pagó la adquirir las piezas y repuestos de FAR EAST MOTOR CORP., y el que

    recibió de SUPER MOTORES, S.A., comprador final de las mercancías, misma que

    asciende a la suma de B/.1,878.11. A ello añade, que las referidas piezas y

    repuestos entraron al país por cuenta de Agencias Cosmos, S.A., con mucha

    anterioridad a la fecha en que se pagó el impuesto.

    En cuanto

    a la validez de la factura de venta de las mercancías entre el Contribuyente y

    Super Motores, S.A., que la Administración cuestiona por no tener el sello

    consular, la representante de la parte actora sostiene que dicha operación no

    requería del sello, al tratarse de una venta que se perfeccionó en el

    territorio de la República de Panamá. En tal caso, señala, la exigencia del

    sello consular le competía a AGENCIAS COSMOS, S.A., que fue la empresa

    importadora de las mercancías, lo cual cumplió pues en la liquidación de aduana

    846585 se detalla con número de factura consular 454760 A.

    En cuanto

    a la obligación que según la Administración, el Contribuyente tenía de declarar

    los ingresos percibidos por la operación de venta de las mercancías, el recurre

    es del criterio que no tiene trascendencia que se produzca el endoso de una

    liquidación de aduanas, para los efectos de reputar un ingreso como gravable o

    no. De igual modo se pronuncia con relación a la imputación que la

    Administración le hace al contribuyente sobre la falta de libros, en la medida

    que éstos sólo establecen un principio de prueba entre comerciantes, no así

    cuando se trata de cuestiones mercantiles entre no comerciantes, para lo cual

    aduce lo previsto en el artículo 91 del Código de Comercio.

    Finalmente

    sostiene, contrario a lo expuesto por la Administración, que los peritos

    contadores designados en la etapa administrativa afirmaron en su informe

    pericial, que las mercancías que el contribuyente les vendió a SUPER MOTORES S.

    A.A, correspondían a las mismas que inicialmente AGENCIAS COSMOS S. A., le

    vendió a FAR EAST MOTOR CORP. y ésta le vendió al Contribuyente, con lo cual se

    acredita el costo que representaba para el Contribuyente el precio que pagó por

    las mismas y que la Administración no estima como tal. A ello añade, que en el expediente fueron

    demostradas las "operaciones intermedias, a través de las facturas que se

    cruzaron entre las distintas empresas que sucesivamente se traspasaron la

    mercancía y cuyo valor probatorio nunca objetó la administración.

    Como

    disposiciones legales infringidas figuran los artículos 446, 695, 697 del

    Código Fiscal; el artículo 29 del Decreto 60 de 28 de junio de 1965; el 964

    numeral 6 del Código Fiscal; el artículo 11 de la Ley 76 de 22 de diciembre de

    1976, subrogado por el artículo 1 de la Ley 45 de 31 de octubre de 1980

    conjuntamente con el artículo 36 de la Ley 31 de 30 de diciembre de 1991, en

    sus párrafos a), c) y el Parágrafo 1; y el artículo 91 del Código de Comercio

    que dicen:

    ARTICULO 446: Toda persona que del extranjero envíe mercaderías a

    la República, por conducto distinto del correo debe presentar para su

    certificación al Cónsul de Panamá o a quien lo subrogue, en el puerto o lugar

    de embarque, los siguientes documentos:

    1º La Factura Comercial

    2º La Factura Consular

    3º El Conocimiento de Embarque; y

    4º El permiso respectivo en los casos de importación restringida.

    ARTICULO 695: Renta gravable del contribuyente es la diferencia o

    saldo que resulta al deducir de su renta bruta o ingresos generales, los gastos

    y erogaciones deducibles.

    ARTICULO 697: Se entiende por gastos o erogaciones deducibles, los

    gastos o erogaciones ocasionados en la producción de la renta y en la

    conservación de su fuente.

    "ARTICULO 29: ...

    Se entiende por gasto de conservación de una fuente de renta, aquel en

    que se tenga que incurrir necesariamente para mantenerla en condiciones de

    trabajo, servicio o producción, sin que adquiera aumento de valor por razón del

    gasto."

    ARTICULO 964: Llevarán estampilla por

    valor de

    un centésimo de balboa:

    1. ...

    2. Todo recibo no comprendido en ninguna otra disposición de este

    Capítulo, por cada diez balboas (B/.10.00) o fracción de diez (10) del valor

    expresado en el mismo.

    Se entiende por RECIBO el documento firmado, en que se declare haber

    recibido dinero y el concepto de la percepción."

    ARTICULO 11: Obligación de documentar:

    a) Es obligatoria la expedición de factura o de documentos equivalentes

    para documentar toda operación relativa a transferencia, venta de bienes y

    prestación de servicios, por parte de todas la personas que requieran licencia

    comercial o industrial para operar, así como aquellas personas que realicen

    actividades agropecuarias y agroindustriales. Se exceptúan de esta obligación

    las personas que requieran permiso de operación o permisos municipales

    temporales para realizar su actividad.

    b) Las personas que trabajen en profesiones, sea en forma independiente o

    colegiada, deberán documentar sus ingresos generados por las operaciones o

    servicios que presten, mediante la expedición de facturas o documentos

    equivalentes.

    c) También deberán ser documentadas las devoluciones, descuentos y, en

    general, todo tipo de operaciones realizadas por las personas señaladas en los

    párrafos anteriores, en ejercicio de sus actividades comerciales, industriales,

    agropecuarias, agroindustriales, profesionales o similares.

    Parágrafo 1. La documentación se emitirá en formularios de numeración

    corrida, y, por lo menos, una copia debe quedar en los archivos de quien la

    expida. En los formularios siempre debe figurar impreso el número de Registro

    Unico de Contribuyente (RUC), así como el nombre, razón social o nombre

    comercial.

    Se entiende por factura el documento que se expide para hacer constar

    toda operación a que se hace referencia en este artículo. En dicho documento,

    debe aparecer la fecha de la operación, la descripción del bien o servicios

    objeto de la transacción y el precio o importe total de lo vendido.

    "ARTICULO 91: En las cuestiones mercantiles con persona no

    comerciante, los libros sólo establecen un principio de prueba, que necesita

    ser completada por otros medios probatorios."

    La firma

    recurrente señala que el artículo 446 del Código Fiscal fue violado en el

    concepto de indebida aplicación, en la medida que se le impuso al contribuyente

    la obligación de obtener el sello consular a la factura Nº101 de 9 de noviembre

    de 1992, referente al perfeccionamiento de la venta de piezas y repuestos a

    Super Motores, S.A., como si se tratara de una importación, cuando la

    operación de venta de las citadas mercaderías se dio cuando ya estaban en el

    recinto aduanero de Kinte, S.A.. Mal puede, a su juicio, reclamársele a el

    Contribuyente el cumplimiento de un requisito que le era ajeno, y que en todo

    caso le corresponde a Agencias Cosmos, S.A..

    El

    artículo 695 del C.F., según quien recurre, define qué se debe

    entender por renta gravable del contribuyente que será objeto del impuesto

    sobre la renta, y, para esa determinación incluye la renta de los gastos o

    erogaciones que considera como "deducibles". Afirma que al objetar la

    Administración como deducible el costo que representa el valor de adquisición,

    viola la mencionada disposición en forma directa por omisión, pues, no toma en

    cuenta el costo que significó para el Contribuyente el precio de compra de las

    piezas y repuestos para automóviles y hace responsable a éste del pago del

    impuesto sobre la renta por la totalidad del precio que recibió al vender esas

    piezas y repuestos.

    El artículo

    697 del Código Fiscal, se alega que fue violado por falta de aplicación, ya que

    en el expediente consta el precio que pagó el Contribuyente a FAR EAST MOTOR

    CORP., que representa un costo de adquisición que se tuvo que ocasionar para

    producir renta gravable, ya que de no efectuar esa compra, tampoco el

    Contribuyente hubiese generado ningún ingreso objeto del impuesto. Aclara que

    hay que incurrir en un gasto para que se derive un ingreso gravable, o como

    dice el artículo 697, para que se produzca la renta.

    El

    artículo 29 del Decreto 60 de 28 de junio de 1995, se violó de manera por

    omisión, ya que la Administración no reconoce ni acepta como gasto el costo que

    significa el precio pagado por el Contribuyente, costo necesario para que la

    fuente de la renta se mantuviera en condiciones de producción, por tanto, el

    costo era un gasto deducible.

    Con

    respecto a la violación que se aduce a la primera parte del párrafo segundo del

    artículo 964 del Código Fiscal, quien recurre afirma que fue violado de forma

    directa por omisión, dado que el documento de fecha 28 de octubre de 1992 en el

    cual Motorama, S.A., hace constar que recibió de Far East Motor Corporation la

    suma de B/.88,800.83 "en concepto de pago por la compra de inventario de

    repuestos Mazda", la Administración equivocadamente lo consideró como

    factura, cuando en realidad constituía recibo tal como se deduce de su texto

    que contiene las mismas exigencias que la norma bajo examen requiere para

    considerar un documento como tal. Basada en el mismo argumento se aduce la

    violación del artículo 11 de la Ley de la Ley Nº76 de 22 de diciembre de 1976,

    subrogado por el artículo 1 de la Ley 45 de 31 de octubre de 1980.

    Finalmente

    se alega la violación del artículo 91 del Código de Comercio por falta de

    aplicación, ya que resulta que entre el Fisco y el Contribuyente los libros de

    contabilidad constituyen un principio de prueba y no hacen, por sí solo, plena

    prueba de la operación que efectuó el Contribuyente, por lo que aún en el caso

    que éste hubiese tenido sus libros de contabilidad, no supone que para el Fisco

    la transacción tenía que se aceptada, pues, requerían "otros medios

    probatorios" que hicieran resplandecer la verdad de transacción ejecutada.

  2. el

    informe explicativo de conducta rendido por el Administrador Regional de

    Ingresos de la Provincia de Panamá y la Vista Fiscal de la Procuradora de la

    Administración.

    En Nota

    Nº213-L- 1282 de 9 de septiembre de 1997, que está visible de fojas 38 a 41 del

    Expediente, el Administrador Regional de Ingresos de la Provincia de Panamá

    rindió el respectivo informe explicativo de conducta, en el que detalla que

    luego de que fuera solicitada por el recurrente la práctica de una inspección

    judicial a los libros, archivos y correspondencia de ANDEAN RENTAL & LEASING

    CORP., los peritos tanto del Contribuyente como del Fisco, determinaron que el

    costo para el contribuyente ANDEAN RENTAL AND LEASING CORP., por la adquisición

    de las piezas objeto de la Resolución Nº213-3510 fue por la suma de B/542000.00,

    que lo evidencia la factura Nº 101 de 9 de noviembre de 1992, expedida por la

    sociedad FAR EAST MOTOR CORP., y, que el valor de las piezas y repuestos

    ascendió a la suma de B/543,878.77 respaldada por la factura Nº851 de 24 de

    noviembre de 1992 efectuada por el contribuyente a la sociedad SUPER REPUESTOS,

    S.A.. También señala que ambos peritos sostuvieron en su informe que no existe

    constancia o evidencia que demuestre que el contribuyente ANDEAN RENTAL &

    LEASING CORP., haya realizado la importación de las piezas y repuestos objeto

    de la Resolución Nº213-3510 de 22 de julio de 1996.

    El

    Administrador Regional de Ingresos destaca en su informe, que al absolverse el

    recurso de reconsideración se analizó la prueba documental y se estimó que la

    misma era una copia fotostática, sin numeración corrida y tachada, lo cual no

    cumplió con los requerimientos señalados por el artículo 36 acápite a, c y

    parágrafo 1 de la Ley 31 de 30 de diciembre de 1991. También estima erróneo el

    argumento sostenido por el abogado recurrente al esgrimir que la venta se

    efectuó en Panamá, ya que al verificar la fecha de venta de las piezas objeto

    de la Resolución Nº213-3510, corresponde al día 9 de noviembre de 1992,

    mientras que en la liquidación de aduana incorporada al expediente del

    contribuyente ANDEAN RENTAL AND LEASING CORP., se puede comprobar que la

    introducción de dichas piezas y repuestos se realizó el día 20 de noviembre de

    ese mismo año, lo que indica que la venta se efectuó once días antes a la fecha

    en que las mismas fueron introducidas al territorio nacional y liquidado el

    impuesto correspondiente. En cuanto a la factura Nº101, referente a la fecha

    del perfeccionamiento de la venta de las piezas y repuestos objeto de la

    Resolución Nº 213-3510, la Administración señala que no tiene el sello consular

    exigido en ese entonces de acuerdo a lo contemplado en el artículo 446 del

    Código Fiscal. Finalmente, hace alusión a la liquidación de aduanas expedida a

    nombre de la sociedad AGENCIAS COSMOS, S.A., correspondiente a las piezas y

    repuestos objeto de la Resolución 213-3510 de 22 de julio de 1996, en la que se

    determinó que la misma no aparece endosada a nombre del contribuyente ANDEAN

    RENTAL AND LEASING CORP., por lo que se procedió a considerar dicha actividad

    como una importación en virtud de que el proveedor de las mercancías está

    representado por la sociedad FAR EAST LEASING CORP., sociedad con sede en las

    Islas Vírgenes Británicas, por consiguiente, el contribuyente ANDEAN RENTAL AND

    LEASING CORP., tiene la obligación de declarar los ingresos percibidos en

    virtud de la operación comercial efectuada en el año 1992.

    También

    trae a colación la posición de la Comisión de Apelaciones, que afirma que la

    liquidación de aduanas por sí sola no demuestra que la mercancía allí detallada

    sea la misma que vendió el recurrente a Super Repuestos, S.A., aunado a que

    las operaciones intermedias que alega el Contribuyente, no aparecen probadas en

    el expediente, por lo tanto no pudieron concluir fehacientemente que la

    liquidación aportada guardaba relación con el costo que pretendía deducirse

    ANDEAN RENTAL AND LEASING CORP. De

    igual modo la Comisión de Apelaciones destaca que no consta ninguno de los

    documentos requeridos para nacionalizar la mercancía, tal como lo prevé el artículo

    446 del Código Fiscal.

    Finalmente,

    en cuanto a la venta realizada por ANDEAN RENTAL & LEASING CORP., a SUPER

    MOTORES, S.A., consignada en la factura 851 de fecha 24 de noviembre de 1992,

    se destaca que la factura cumple con los requisitos legales que la Ley exige,

    además que el Contribuyente consignó dicha venta en la Declaración-Pago del

    Impuesto de Transferencia de Bienes Muebles, pagando el correspondiente

    impuesto. Aclara que en el mencionado formulario, en el renglón destinado para

    consignar las compras locales o importaciones para el mes en que supuestamente

    se realizó la compra en controversia, el contribuyente dejó la casilla en

    blanco, quizás porque tal compra no se realizó, ya que, de otra manera se

    hubiera aplicado el correspondiente crédito fiscal. Concluye con que tanto el perito

    del contribuyente como el del Fisco, establecen que el domicilio del proveedor

    es en Islas Vírgenes y que no existe evidencia de que el contribuyente haya

    realizado la importación de la mercadería por lo tanto no se puede aceptar como

    cierta tal compra.

    Por su

    parte, la Procuradora de la Administración, mediante la Vista Fiscal Nº568 de

    19 de diciembre de 1997, se opone a los criterios expuestos por el recurrente,

    razón por la que solicita a la Sala que desestime sus pretensiones. En su

    opinión, la empresa Andean Rental and Leasing Corporation, debió efectuar la

    declaración del impuesto sobre la renta correspondiente al período fiscal 1992,

    dado que existen suficientes elementos de prueba que conducen a aseverar que la

    empresa demandante, debió pagar el impuesto de importación de piezas de

    repuestos para vehículos "Mazda", compradas a la empresa FAR EAST

    MOTOR CORP., con domicilio en Islas Vírgenes Británicas por la suma de

    B/.569,100), las cuales a su vez, fueron vendidas a la empresa Super Repuestos,

    S. A., operación comercial que producía ingresos a la empresa ANDEAN RENTAL AND

    LEASING CORP.. A ello añade que la

    empresa demandante debió presentar durante la investigación de auditoría, todas

    las pruebas que desvirtuaran los cargos que la Administración de Ingresos de la

    Provincia de Panamá le imputaba, conforme lo establece la Ley Nº 76 de 22 de

    diciembre de 1976, subrogada por la Ley Nº45 de 31 de octubre de 1980 y

    posteriormente modificada por la Ley Nº31 de 30 de diciembre de 1991.

    Opina la

    Procuradora de la Administración, en cuanto a las dos liquidaciones de aduanas

    expedidas a nombre de la empresa Agencias Cosmos, cuyo recinto de salida era

    A.K., y que la empresa Andean Rental and Leasing Corp., aportó

    como supuesta prueba del pago del impuesto de importación de las piezas de

    repuestos para vehículos marca "Mazda", que no evidencia que la

    demandante pagó el correspondiente impuesto de importación, pues no se

    encuentra por ningún lado las liquidaciones de aduanas expedidas a nombre de

    Andean Rental and Leasing Corp.

    En

    relación a la factura Nº101 de 9 de noviembre de 1992, a su juicio, no sirve

    como prueba para determinar si en efecto la empresa Far East Motor Corp., le

    compró a la empresa Agencias Cosmos S. A., las piezas de repuesto para

    automóviles marca "Mazda", para luego venderlas a la empresa Andean

    Rental and Leasing Corporation, y ésta a su vez, venderlas a la empresa Super

    Repuestos, S.A., ya que sólo se presentó copia simple de la misma, la cual no

    está debidamente protocolizada por el Cónsul de Islas Vírgenes Británicas,

    conforme lo establecido en el artículo 475 del Código Fiscal.

    También se

    pronuncia con respecto al documento emitido por la empresa Motorama, S.A.,

    como un documento enviado por facsímil, en el cual en su parte superior derecha

    está impresa una numeración tachada y que tampoco pareciera que fuera corrida,

    por lo que estima que no reúne las formalidades establecidas en el parágrafo 1,

    del Artículo 11 de la Ley Nº76 de 1976, subrogado por el Artículo 1 de la Ley

    Nº45 de 1980 y el artículo 36 de la Ley 31 de 1991, que se alega infringido.

    Por último

    sostiene que de la lectura de los informes periciales que aparecen en el

    expediente, se desprende que la empresa debió declarar la operación comercial

    realizada entre la empresa Far East and Leasing Corp., la empresa Andean Rental

    and Leasing Corp., y la empresa Super Repuestos, S.A., correspondiente al

    período fiscal 1992.

    III.

    Decisión de la Sala.

    Evacuados

    los trámites de rigor, la Sala procede a resolver la presente controversia.

    Como queda

    visto, los actos demandadados, expedidos por el Administrador Regional de

    Ingresos de la Provincia de Panamá, están contenidos en la Resolución Nº

    213-3510 de 22 de julio de 1996, en la que se resuelve exigir al contribuyente

    ANDEAN RENTAL AND LEASING CORP., el pago de Impuesto sobre la Renta e Impuesto

    Complementario por la suma de B/242,781.86 para el año 1992, y, la Resolución

    Nº 213-3511 de 22 de julio de 1996, por la que se resuelve imponer al

    contribuyente la multa de B/44,142.16, por no haber cumplido con la obligación

    de presentar ante la Dirección General de Ingresos las declaraciones de sus

    rentas, según lo establecido en disposiciones legales vigentes.

    La Sala

    advierte que el asunto medular se centra en determinar si, en efecto, el

    contribuyente efectuó la importación de piezas y repuestos para automóviles,

    operación a raíz de la cual se le imputa deficiencia fiscal, al no probar con

    certeza de dónde obtuvo la mercancía que vendió y cuál fue el verdadero costo de

    adquisición. La Administración no aceptó en el renglón de "Costos" la

    deducción que efectuó la contribuyente, ANDEAN RENTAL AND LEASING CORP.,

    amparada en la factura Nº101 de 9 de noviembre de 1992, expedida por FAR EAST

    MOTOR CORP., domiciliada en Islas Vírgenes Británicas, por valor de B/.542000.00

    más el impuesto de ventas por valor de B/.27,100.00. La parte actora por su

    lado, afirma en el libelo contentivo de la demanda que la Administración pasó

    por alto la importación previa efectuada de las mercancías objeto de la

    controversia, misma que se acredita con las liquidaciones de aduana antes

    mencionadas y por las facturas cuyo contenido y firma fueron ratificadas. A

    juicio de la Sala, es, pues, necesario esclarecer la operación de compraventa

    que se alega en la demanda y que según el recurrente, se acredita en el

    expediente que la misma se efectuó en el territorio nacional. Veamos.

    A foja 7 y

    8 del expediente administrativo, la Sala observa las liquidaciones de aduana

    Nº846584 y 846585 de 20 de noviembre de 1992, en las que aparece AGENCIAS

    COSMOS S. A., como "importador o consignatario" de piezas y repuestos

    de automóviles, mismos que fueron depositados en la empresa KINTE S. A.. La

    Administración rebate esta prueba documental, sobre la base de en que las

    mencionadas liquidaciones a nombre de AGENCIAS COSMOS S. A., no aparece

    endosada a nombre de ANDEAN RENTAL AND LEASING CORP., además de que por sí

    sola, estas liquidaciones no demuestran que la mercancía allí detallada, sea la

    misma que vendió el recurrente a Super Repuestos S. A.

    También se

    afirma que estando depositada la mercancía en KINTE, S.A., MOTORAMA S. A.,

    filial de AGENCIAS COSMOS S. A., vendió en el mes de octubre de 1992 a FAR EAST

    MOTOR CORP., piezas y repuestos Mazda, para lo cual se adjunta el facsímil

    Nº36-1104 de 28 de octubre de 1992, visible a foja 24 del expediente, en el que

    se hace constar el recibo por parte de FAR EAST MOTOR CORPORATION la suma de

    B/.88,800.83, en concepto de pago por la compra de inventario de repuestos

    M. según el listado que se adjunta. Al documento presentado la

    Administración le objeta que se trata de una fotocopia "sin numeración,

    corrida y tachada", la cual no cumple con los requisitos señalados por el

    artículo 36, acápite a, c y d y parágrafo 1 de la Ley 31 de 30 de diciembre de

    1991.

    A foja 10

    del expediente, figura la Factura Nº101 de 9 de noviembre de 1992, en la que se

    hace constar que FAR EAST MOTOR CORP., le vendió a ANDEAN RENTAL AND LEASING

    CORP., según el recurrente, la misma mercancía por la suma de B/.542,100.00 sin

    incluir el impuesto de 5%. Esta factura fue desestimada por la Administración,

    al no contar con el sello consular de que trata el artículo 446 del Código

    Fiscal.

    ANDEAN

    RENTAL AND LEASING CORP., según la Factura Nº 851 de 24 de noviembre de 1992

    que está visible a foja 11 del expediente administrativo, vende las mercancías

    por la suma de B/.543,878.77 a la sociedad SUPER REPUESTOS S. A., documento que

    a criterio del Administrador Regional de Ingresos, cumple con los requisitos legales

    que la ley exige, además que la venta se consignó en la Declaración-Pago del

    Impuesto de Transferencia de Bienes Muebles, pagando el correspondiente

    impuesto, no obstante, en el renglón destinado para consignar las compras

    locales o importaciones, para el mes que supuestamente se realizó la compra en

    controversia, se dejó la casilla en blanco, "quizás porque tal compra no

    se realizó". (a foja 41). Es importante señalar que en el expediente se

    destaca que las mercancías fueron entregadas por KINTE S. A., en las fechas 3 y

    7 de diciembre, como se observa en las liquidaciones de aduana Nº 846584 y Nº

    846585.

    Luego de

    establecer la posición de las partes y efectuada la relación de los hechos de

    la controversia, la Sala concluye que la razón no le asiste a la parte actora,

    pues, las pruebas incorporadas al expediente no demuestran de manera

    contundente dónde ANDEAN RENTAL AND LEASING CORP., obtuvo la mercancía que

    vendió y cuál fue su costo, ni tampoco descartan la importación de piezas y

    repuestos de vehículos Mazda por parte de esta empresa, operación a raíz de la

    cual se le exige el pago de Impuesto sobre la Renta e Impuesto Complementario y

    se le impone multa por no haber cumplido con la obligación de presentar a la

    Dirección General de Ingresos las declaraciones de sus rentas.

    Es

    oportuno traer a colación los informes periciales rendidos por los peritos

    nombrados tanto por el Fisco como los del Contribuyente, visibles de fojas 48 a

    50 del expediente, expedidos como resultado de la inspección judicial a los

    libros, archivos y correspondencia del contribuyente ANDEAN RENTAL &

    LEASING CORP., que coinciden en señalar que no existe evidencia que ANDEAN

    RENTAL LEASING CORP., haya realizado la importación de las piezas objeto del

    peritaje, y, también coinciden que la evidencia del costo de las mismas figura

    en la factura Nº101 de 9 de noviembre de 1992, emitida por FAR EAST MOTOR

    CORPORATION, empresa que, como ya se ha dicho, está domiciliada en las Islas

    Vírgenes Británicas. Pese a lo señalado en ambas experticias, la Sala es del

    criterio que la documentación base para los resultados arrojados, no revisten,

    para los efectos requeridos, las formalidades que la ley contempla, pues, si se

    parte de lo contenido en la liquidación de aduanas hecha por Agencias Cosmos, S.

    A., es fácil advertir que de la misma no puede establecerse de manera clara si

    las piezas y repuestos objeto de la liquidación, son las mismas que MOTORAMA S.

    A. filial de AGENCIAS COSMOS S. A., le vendió a FAR EAST MOTOR CORP., que a su

    vez le vendió a ANDEAN RENTAL AND LEASING CORP., y éste le vendió a Super

    Repuestos S. A., ni con ello se demuestra las operaciones intermedias alegadas

    por la parte actora efectuadas todas en el territorio nacional. Ante esa

    circunstancia, la Sala es del criterio que la empresa demandante debió pagar el

    impuesto de importación de las piezas de repuestos para vehículo marcada M.,

    lo que no consta en las liquidaciones de aduanas expedidas a nombre de Agencias

    Cosmos S. A., y con ello declarar la operación realizada entre la empresa Far

    East and Leasing Corp., con domicilio en Islas Vírgenes, la empresa Andean

    Rental and Leasing Corp., y la empresa Super Repuestos, S.A, correspondiente al

    período fiscal 1992.

    La Sala de

    igual modo desestima la prueba que la parte actora aduce para demostrar que Far

    East Motor Corp., pagó a Motorama S. A. (Agencias Cosmos S. A.) por el

    "inventario de piezas y repuestos Mazda", contenido en el recibo

    fechado el 28 de octubre de 1992, enviado por facsímil y que obra a foja 24 del

    expediente. Ello es así, dado que el mencionado documento apoya la violación

    que se alega al artículo 964 numeral 6 del Código Fiscal, contenido en el

    Capítulo III, "De las Estampillas", contenido a su vez, en Titulo

    VIII, "Del Impuesto de Timbre", que claramente contiene en sus

    disposiciones generales, que toda persona natural o jurídica que esté obligada

    a cubrir el impuesto de timbre mediante estampilla, deberá adherirlas al

    momento que sea expedida "en el original o en la copia del documento que

    reposa en los archivos, salvo que utilice el sistema declaración o cualquier

    otro sistema o mecanismo autorizado por la Dirección General de Ingresos",

    y que evidentemente no se ha demostrado en este proceso.

    De igual

    modo se desestima la prueba contenida en la factura Nº101 de 9 de noviembre de

    1992, expedida por la empresa Far East Motor Corp., con domicilio en las Islas

    Vírgenes Británicas visible a foja de 10 del expediente, porque al no ser

    descartada la importación de piezas y repuestos Mazda por parte de la empresa ANDEAN

    RENTAL AND LEASING CORP., esta factura, como en efecto expuso la

    Administración, debió estar debidamente certificada por el Cónsul del lugar del

    establecimiento o domicilio del proveedor, según el procedimiento que está

    señalado en los artículos 446 y 475 del Código Fiscal.

    Todos lo

    anteriormente expuesto, desvirtúa las violaciones alegadas, razón por la que lo

    procedentes es, no acceder a las pretensiones formuladas en la demanda.

    En

    consecuencia, la Sala Tercera (Contencioso Administrativa) de la Corte Suprema,

    administrando justicia en nombre de la República y por autoridad de la Ley,

    DECLARA QUE NO SON ILEGALES, la Resolución Nº 213-3510 de 22 de julio de 1996 y

    la Resolución Nº 213-3511 de 22 de julio de 1996, dictadas por el Administrador

    Regional de Ingresos de la Provincia de Panamá, como tampoco lo son sus actos

    confirmatorios.

    N.

    y Cumplase.

    (fdo.)

    A.H.

    (fdo.)

    MIRTZA A.F. DE AGUILERA

    (fdo.)

    A.A.A. L.

    (fdo.)

    J.S.

    Secretaria