Sentencia de Corte Suprema de Justicia (Pleno), 1ª de lo Civil, 26 de Noviembre de 1997

PonenteEDGARDO MOLINO MOLA
Fecha de Resolución26 de Noviembre de 1997
EmisorPrimera de lo Civil

VISTOS:

El licenciado C.J.G.B., en representación de GUADALUPE DE LEÓN, ha interpuesto Demanda Contencioso Administrativa de Plena Jurisdicción para que se declare nula, por ilegal, la Resolución Nº 6382-94 de 29 de junio de 1994, dictada por la Dirección General de la Caja de Seguro Social, los actos confirmatorios y para que se hagan otras declaraciones.

LO QUE SE DEMANDA

La presente acción está dirigida a que se declare la ilegalidad de la precitada Resolución Nº 6382-94 de 29 de junio de 1994, mediante la cual la Dirección General de la Caja de Seguro Social resolvió establecer cuenta por cobrar contra la señora GUADALUPE DE LEÓN por la suma de B/.680.86 por pago hecho en exceso, y el acto confirmatorio contenido en la Resolución Nº 8708-95-D. G. del 8 de noviembre de 1995.

De igual manera, se declare ilegal el punto Cuarto (4º) del Acuerdo Final de Negociación de 7 de enero de 1993, derivado de la Resolución Nº 7437-92-J. D. de 19 de noviembre de 1992.

Con motivo de las citadas declaraciones, se ordene a la Dirección General de la Caja cumplir estrictamente con el contenido del Artículo 29 de la Ley Orgánica de la Caja de Seguro Social, independientemente de cualquier acuerdo negociado con los funcionarios administrativos de la institución, como consecuencia de los cambios de etapas y reclasificación de puestos.

INFORME DE CONDUCTA

De la acción en comento se le dio traslado a la entidad demandada. La Directora Encargada de la Caja de Seguro Social mediante Nota de 10 de octubre de 1996 señaló a esta Superioridad que los pagos en exceso efectuados a la señora GUADALUPE DE LEÓN se originaron en el hecho de que dicha funcionaria recibió sobresueldos por antigüedad de servicios por la suma de B/.680.86, sin que tuviese derecho a ello, dado que en virtud del acuerdo alcanzado en la Caja de Seguro Social y sus funcionarios administrativos, la Institución pagó a dicho servidora un aumento salarial por efectos de cambio de etapa y reclasificación de puestos, con carácter retroactivo desde 1987 a 1993.

En razón de lo anterior, añade dicha funcionaria, la servidora DE LEÓN quedó inhabilitada para recibir el sobresueldo a que se refiere el artículo 29 del Decreto Ley 14 de 1954, puesto que desde esa fecha la Institución le ha venido pagando un salario superior a B/.700.00 mensuales, lo cual la coloca fuera del presupuesto contemplado por la norma precitada para alcanzar el sobresueldo. (F. 61).

Por último, sostiene dicha Directora Encargada que el punto Nº 4 del Acuerdo Final de Negociación Caja de Seguro Social-Funcionarios Administrativos señala que cuando el monto del salario ajustado de un funcionario supera la suma de B/.700.00 mensuales y este ha recibido los importes de tales aumentos, entonces deberá cancelar a la Institución durante el año de 1994, la totalidad del valor percibido en las diferentes vigencias (f. 62).

DE LAS DISPOSICIONES ACUSADAS Y EL CONCEPTO DE LA VIOLACIÓN

El demandante estima infringidos los artículos 29, 22 (acápite b), 26 y 73 de la Ley Orgánica de la Caja de Seguro Social (en adelante Ley Orgánica).

Al referirse a la violación del artículo 29 el recurrente sostiene que la infracción al mismo se ha dado en el concepto de violación directa por omisión o falta de aplicación, ya que dicha norma es de naturaleza imperativa, de carácter automático, y la misma no podía ser objeto de negociación dentro de una situación de hecho originada por la huelga de los empleados administrativos. A su juicio, un Acuerdo de huelga no puede estar por encima de una disposición legal consagrada en la Ley Orgánica, la cual sólo puede ser modificada o derogada mediante un acto legislativo, es decir, que la aplicación del citado artículo 29, no podía bajo ninguna circunstancia ser objeto de negociación, ni tampoco condicionada su aplicación. (F. 35).

En cuanto al artículo 22 (acápite b), la parte actora señala que el mismo ha sido violado directamente por omisión o falta de aplicación, dado que era deber del Director General objetar por escrito y dentro del término señalado, el punto o los puntos del Acuerdo Final de la Negociación CAJA DE SEGURO SOCIAL-FUNCIONARIOS ADMINISTRATIVOS que pugnaron o colisionaron con disposiciones legales consignados en la Ley Orgánica. (F. 36).

Sobre el artículo 17 de la Ley Orgánica, el demandante manifiesta que ha sido violado en el concepto de indebida aplicación de la ley, ya que el alcance y contenido del acápite (b) de dicha norma alude específicamente a Reglamentos Internos de la institución y acuerdos institucionales con otras entidades del Estado, pero no puede aplicarse a una situación de hecho, originada por una huelga de funcionarios. (F. 36).

En torno al artículo 26 de la referida Ley Orgánica, el recurrente manifiesta que la violación al mismo se ha producido en forma directa, por omisión o falta de aplicación. En este sentido, sostiene que frente a una situación de hecho como lo era la declaratoria de huelga, frente a reivindicaciones que comprometían las finanzas de la institución, en razón de exigencias salariales y cambios de etapas y reclasificación de puestos en la estructura de personal, materias de carácter eminentemente técnicos, tanto el Director General, como la Junta Directiva, debieron someter a consulta del Consejo Técnico el conflicto colectivo suscitado entre los funcionarios administrativos y la Caja de Seguro Social, que no se hizo (fs. 37-38).

Finalmente, en torno a la transgresión del artículo 73 de la Ley Orgánica, el actor señala que éste ha sido violado directamente, por omisión o falta de aplicación, ya que en el evento de que se hubiera dado algún aumento no previsto en la ley, porque ya se había producido el tope señalado en la escala consignada en el artículo 29 de la citada ley, bien pudo aplicarse por analogía, el artículo 73, el cual no obliga al beneficiario a devolver al instituto de Seguridad dicha suma, excepto que la misma hubiere sido pagada en base a documentos y declaraciones fraudulentas, situación que no se produjo en el caso que se estudia. (F. 38).

CRITERIO DE LA PROCURADURÍA DE LA ADMINISTRACIÓN

Por medio de la Vista Fiscal Nº 505 de 20 de noviembre de 1996, que corre a páginas 64-75, la Procuradora de la Administración objetó los argumentos de la parte actora. La citada funcionaria indicó que efectivamente, la Caja de Seguro Social efectuó pagos en exceso a favor de la señora GUADALUPE DE LEÓN, que fue lo que originó que recibiera sobresueldos por antigüedad de servicios por la suma de B/.680.86. sin que tuviese derecho a los mismos, y que en virtud del Acuerdo realizado entre los funcionarios de la Caja de Seguro Social y la respectiva institución, los mismos deben ser devueltos.

Añade la citada funcionaria que la señora DE LEÓN quedó excluida para percibir el sobresueldo a que se refiere el citado artículo 29, ya que su salario le fue ajustado con carácter retroactivo durante el período comprendido entre 1987 a 1993, la cual la sitúa fuera del alcance que preceptúa la norma legal citada.

DECISIÓN DE LA SALA

Cumplidos los trámites de rigor, la Sala procede a resolver la presente controversia.

Primeramente, es de lugar señalar que en lo que respecta a los artículos 26 y 73 de la Ley Orgánica, cuya violación se alega, esta Superioridad no entrará a conocer de la acusación, en virtud de que el contenido de los mismos no guarda relación alguna con el caso en estudio. El presente caso, como viene expuesto, se refiere a una resolución que establece una cuenta por cobrar por pagos en exceso a la señora GUADALUPE DE LEÓN, mientras que las disposiciones citadas se refieren: la primera, a la labor del Consejo Técnico como organismo consultivo; y la segunda, está relacionada con las prestaciones en cuanto a los diferentes riesgos (invalidez profesional, maternidad, etc.) que cubre la Caja de Seguro Social. Queda claro que lo previsto en cada uno de los citados artículos, no es aplicable a la presente reclamación judicial, por lo que sólo será revisada la Resolución Nº 6364-94 de 29 de junio de 1994, en relación a los artículos 29 y 22 de la Ley Orgánica, que por estar estrechamente vinculados procede analizarlos en conjunto.

Al adentrarnos a analizar el fundamento de la violación del apoderado legal de la parte actora este Tribunal se percata de que la disconformidad del mismo radica en el hecho de que el Director General de la institución de Seguridad Social debió objetar por escrito los puntos del Acuerdo Final de la Negociación Caja de Seguro Social-Funcionarios Administrativos que pugnaran con las disposiciones de la Ley Orgánica. Que este acuerdo fue aprobado por la Comisión Negociadora el 7 de enero de 1993.

Como vemos, el demandante se refiere a la ilegalidad del Acuerdo, más no a la Resolución Nº 6364-94 mediante la cual la Dirección General de la Caja de Seguro Social resolvió establecer cuenta por cobrar contra la señora GUADALUPE DE LEÓN por la suma de B/.680.86 por pago hecho en exceso. Ahora bien, conviene dejar claro que el referido Acuerdo reitera la excepción contenida en el artículo 29 de la Ley Orgánica de no pagar sobresueldos a los funcionarios que devenguen un salario que supere la suma de B/.700.00 mensuales. De igual manera, también tiene su base en la Ley Nº 92 de 27 de noviembre de 1974, "Por la cual se adoptan medidas de protección al sueldo del empleado público", que en su artículo sexto faculta a las entidades públicas a recuperar las sumas pagadas en exceso al empleado público, cuyo texto es el siguiente:

"ARTÍCULO SEXTO: Las disposiciones de esta Ley no afectan los descuentos por inasistencia o suspensiones del trabajo en virtud de sanción disciplinaria legalmente impuesta al empleado o funcionario público recuperación de sumas pagadas en exceso". (Lo resaltado es de la Sala).

De esta forma, podemos colegir que el Director de la Caja de Seguro Social en ningún momento estaba obligado a objetar el Acuerdo Final de la Negociación Caja de Seguro Social-Funcionarios Administrativos aprobado por la Comisión Negociadora el 7 de enero de 1993, puesto que no era violatorio de la ley en cuanto al pago de sobresueldos desde 1987 a 1993, objeto de demanda en el presente negocio. En este sentido, la señora GUADALUPE DE LEÓN se encuentra dentro de la excepción contemplada en el citado artículo 29 de la Ley Orgánica, así como también dentro del punto cuatro del referido Acuerdo, en torno a que dicha funcionaria devengaba un salario mayor de B/.700.00, por lo que no era merecedora de los sobresueldos que le fueron pagados en exceso.

Cabe añadir que en una situación similar a la que nos ocupa (ALCIBIADES GARCÍA-vs-CAJA DE SEGURO SOCIAL), el criterio expuesto, fue el adoptado por esta Sala en Sentencia de 27 de junio de 1997, cuando indicó que dicho funcionario no era merecedor de los sobresueldos que le fueron pagados en exceso por las razones que se exponen a continuación:

"Frente al argumento esgrimido por el actor, debemos reiterar lo mencionado en los párrafos anteriores a propósito de la supuesta violación del artículo 29 de la Ley 14 de 1954, pues una vez más el demandante se refiere a la ilegalidad del Acuerdo, más no de la Resolución Nº 6364-94. Además queremos dejar claro que el referido acuerdo reitera la excepción contenida en el artículo 29 de la Ley Orgánica de pagar sobresueldos a los funcionarios que devenguen un salario que supere los B/.700.00; y que con base a la Ley Nº 92 de 27 de noviembre de 1974, "Por la cual se adoptan medidas de protección al sueldo del empleado público", en su artículo sexto, se faculta a las entidades públicas a recuperar las sumas pagadas en exceso, ...

Por lo anterior el Director de la Caja de Seguro Social, en ningún momento estaba obligado a objetar el Acuerdo, pues no era violatorio de la ley, en lo que respecta a los pagos de sobresueldo desde 1987 a 1993, que es lo que se está demandando en este proceso. En este sentido el señor A.G. se encuentra dentro del supuesto del artículo 29 de la Ley Orgánica antes transcrito y del punto cuatro del Acuerdo Final de la negociación Caja de Seguro Social-Funcionarios Administrativos, en lo atinente a que el precitado devengaba un salario mayor de B/.700.00, por lo que no era merecedor de los sobresueldos pagados en exceso. Por ello no se acepta el cargo endilgado".

En consecuencia, los Magistrados de la Sala Tercera, Contencioso Administrativo, Corte Suprema, administrando justicia en nombre de la República y por autoridad de la Ley, DECLARAN QUE NO ES ILEGAL la Resolución Nº 6382-94 de 29 de junio de 1994, dictada por la Dirección General de la Caja de Seguro Social.

N..

(fdo.) E.M.M.

(fdo.) MIRTZA A.F. DE AGUILERA

(fdo.) A.H.

(fdo.) J.S.

Secretaria