Sentencia Generales de Corte Suprema de Justicia (Pleno), 4ª de Negocios Generales, 28 de Febrero de 2011

Ponente:Aníbal Salas Céspedes
Fecha de Resolución:28 de Febrero de 2011
Emisor:Cuarta de Negocios Generales
 

VISTOS: La licenciada V.D. CASTILLO en su condición de apoderada especial de MARKELA DUDLEY ( MARQUELA ÁVILA), ha presentado escrito en el cual solicita a esta Sala de Negocios Generales el reconocimiento y ejecución de la sentencia extranjera proferida por la Corte de Circuito del Décimo Tercer Circuito Judicial en y para el condado de de Hillsborough, Estado de Florida, Estados Unidos de América en la cual se declara la disolución matrimonial entre MARQUELA ÁVILA y ASUNCIÓN ÁVILA. ANTECEDENTES DEL CASO Este Tribunal Tripartito, mediante Auto de dieciocho (18) de mayo del dos mil diez (2010), concedió a la petente un término de cuarenta y cinco (45) días para que allegara al expediente el acuerdo relativo a la guarda de la menor de edad, JOVANIE A. AVILA, en atención a lo dispuesto en el artículo 218 del Código de la Familia y del Menor.(Cfr. f. 35) El veinticinco (25) de agosto del presente año, la legista solicita prórroga al termino concedido, para cumplir con la presentación del Acuerdo requerido por esta Sala, mismo que se lo otorga a través del Auto con calenda dos (2) de septiembre del año que decurre. (Cfr. f. 40) Antes del vencimiento de la prórroga concedida, la licenciada D.C. entrega el acuerdo solicitado, el cual reposa a foja 44 y 47 de este dossier y renuncia al resto del termino, por lo que pasaremos analizar la presente petición. La solicitud inicial radica en el hecho de que las partes señaladas contrajeron matrimonio el 23 de marzo de 1984, en el Juzgado Municipal de San Miguelito, Corregimiento Amelia Denis De Icaza, Distrito de San Miguelito, mismos que se encuentra inscrito a Tomo 220 de matrimonios de la Provincia de Panamá, Partida No. 1830 de la Dirección General de Registro Civil (vf.25); matrimonio que la Corte de Circuito del Décimo Tercer Circuito Judicial del Condado de Hillsborough, Estado de Florida declara disuelto y los restaura al estatus de solteros, ésto mediante Sentencia de Divorcio de 8 de julio de 2009. Los documentos presentados por la licenciada D.C., para sustentar su petición son: Poder; el Certificado de Matrimonio expedido por la Dirección General del Registro Civil; Copia autenticada de la Sentencia de Divorcio fechada 27 de marzo de 2007, con su respectiva legalización consular (Cfr. fs. 4 a 12 vlta.) y traducción al idioma castellano de la Sentencia señalada (Cfr. fs.13 a 24). OPINIÓN DE LA PROCURADORÍA Cumpliendo con lo normado en el artículo 1420 del Código Judicial, se le dio traslado al P. General de la Nación, Suplente quien mediante Vista No 26 de 30 de abril de 2010, manifestó: "/... ... se observa que el fallo en examen cumple con los requisitos de forma establecidos en el artículo 877 del Código judicial, ya que está debidamente autenticado y legalizado por el Cónsul General de Panamá en Tampa, Florida, Estados Unidos de América; además, ha sido traducido del inglés al español por intérprete público autorizado. En cuanto a los requisitos de fondo, es preciso verificar si la sentencia ha sido dictada a consecuencia del ejercicio de una pretensión personal. En ese sentido vemos que el fallo en examen se dictó con fundamento en la declaración de la disolución de un vínculo matrimonial, es decir, del reconocimiento de un derecho personalísimo; por tanto, se satisface el primer requisito previsto en la norma. ... ..., al examinar la sentencia se aprecia que las partes se sometieron voluntariamente a un convenio de divorcio, el cual se incorporó al fallo, lo cual evidencia la anuencia del demandado en disolver el vínculo marital, razón por la cual se cumple con el requisito previsto en el numeral 2 del artículo 1419 del Código Judicial. En cuanto a la licitud de la pretensión que motivó el pronunciamiento jurisdiccional, aprecio que no se específica expresamente la causal de divorcio; sin embargo, se menciona que éste se concede porque el matrimonio está "irrevocablemente roto", situación que es compatible a la causal contenida en el numeral 10 del artículo 212 del código de la Familia, es decir la disolución del matrimonio por el mutuo consentimiento de los cónyuges. ... En el caso que nos ocupa, se observa que a la fecha en que se presenta la solicitud de divorcio, las partes tenían más de 20 años de estar casados y el convenio de divorcio incluye el régimen de manutención del menor JOVANIE ÁVILA , al igual que la división de bienes y obligaciones entre los cónyuges, razón por la cual se adecúa (sic) a la causal de divorcio por mutuo consentimiento que prevé nuestro ordenamiento. .../" Como corolario de lo expuesto, el señor P. General de la Nación, Suplente recomienda se acceda, a la presente solicitud de Reconocimiento y Ejecución de Sentencia Extranjera de Divorcio, la cual disuelve el matrimonio que mantenía unido a los señores MARQUELA ÁVILA y ASUNCIÓN ÁVILA. (Cfr. f. 33) CONSIDERACIONES DE LA SALA Cumplido con el procedimiento establecido en el Código Judicial panameño para la homologación de sentencias extranjeras, la Sala Cuarta de Negocios Generales pasa a conocer la solicitud presentada con la finalidad de examinar si la sentencia extranjera, dictada por la Corte indicada, de 8 de julio de 2009, cumple con los requisitos de forma y de fondo exigidos por nuestra legislación. De conformidad con el numeral 2 del artículo 100 del Código Judicial, la Sala Cuarta de Negocios Generales está facultada para examinar las resoluciones judiciales pronunciadas en país extranjero. El ordenamiento jurídico vigente, exige para la ejecución en nuestro país de una sentencia dictada en el extranjero, que la misma haya sido dictada a consecuencia del ejercicio de una pretensión personal; que no haya sido dictada en rebeldía, entendiéndose por tal, el caso en que la demanda no haya sido personalmente notificada al demandado, dentro de la jurisdicción del Tribunal de la causa, a menos que el demandado rebelde solicite la ejecución; que la obligación para cuyo cumplimiento se haya procedido sea lícita en Panamá; y, que la copia de la sentencia sea auténtica. Confrontaremos la petición formulada con los artículo 1419 y 877 del Código Judicial, respecto a este último se observa que la documentación se encuentra con su respectiva autenticación consular y la legalización del Ministerio de Relaciones Exteriores (vf. 12 vlta.) Observamos que la sentencia objeto del petitium cumple con los requisitos señalados en el artículo 1419 del Código Judicial, ya que fue en ejercicio de una pretensión personal y se desprende de su contenido que ambas partes participaron en la misma. En cuanto a la licitud de la obligación, se constata que la causal en que se fundamenta la sentencia foránea para disolver el vínculo matrimonial es el hecho de que la relación matrimonial se encuentra irremisiblemente roto; causal no contemplada en el Código de la Familia y del Menor; no obstante, esta situación es asimilada con la causal contenida en el artículo 212 numeral 10 lex cit. Aunado al hecho que el Juez contempló lo relativo a la custodia, al régimen de visita y lo concerniente a la alimentación del menor de edad habido en el matrimonio y que ambas partes presentaron pautas referente a la división de bienes. (Art. 218 Código de la Familia y el menor). Argumentado lo anterior, se concluye que la sentencia extranjera cuyo reconocimiento y ejecución se solicita fue emitida en atención a una pretensión personal, no fue dictada en rebeldía, no violenta el orden público interno y se extendió una copia autenticada de la misma, cumpliéndose con la norma que regula esta materia; por lo que debemos concordar con la recomendación del P. General de la Nación, Suplente y acceder a lo solicitado. En mérito de lo antes expuesto, la CORTE DE SUPREMA DE JUSTICIA, SALA DE NEGOCIOS GENERALES, administrando justicia en nombre de la República y por autoridad de la ley, RECONOCE y DECLARA EJECUTABLE en la República de Panamá, la sentencia extranjera de 8 de julio de 2009, emitida por la Corte de Circuito del Décimo tercer Circuito Judicial en y para el Condado de Hillsborough, Estado de Florida, Estados Unidos de América, donde se concluye que el matrimonio entre MARQUELA ÁVILA (ahora MARQUELA DUDLEY) y ASUNCIÓN ÁVILA es disuelto. SE AUTORIZA a la Dirección General del Registro Civil de la República de Panamá, que realice las anotaciones e inscriba, en los libros correspondientes, la Sentencia de divorcio supracitada. N. y CÚMPLASE ANÍBAL SALAS CÉSPEDES WINSTON SPADAFORA FRANCO -- ALBERTO CIGARRUISTA CORTEZ CARLOS H. CUESTAS G. (Secretario General)