Sentencia Generales de Corte Suprema de Justicia (Pleno), 4ª de Negocios Generales, 31 de Mayo de 2016

Ponente:Luis Ramón Fábrega Sánchez
Fecha de Resolución:31 de Mayo de 2016
Emisor:Cuarta de Negocios Generales

VISTOS: El licenciado C., fundamenta su solicitud en los siguientes hechos: "PRIMERO: Que el día 31 de mayo de mil novecientos ochenta y nueve, nuestra poderdante la sra. V.C.C.C. y EL Sr. G.D.M.G.J. contrajeron matrimonio, lo cual consta inscrito en el tomo número 236 de matrimonio de la provincia de Panamá, partida número 786, de la DIRECCIÓN GENERAL DE REGISTRO CIVIL DE LA REPÚBLICA DE PANAMÁ. SEGUNDO: Que a consecuencia de esa unión matrimonial la Sra. V.C. CHECA CABRERA Y EL SR G.D.M.G.J., tomaron como domicilio el ESTADO DE GEORGIA, CONDADO DE L., ESTADOS UNIDOS DE AMÉRICA. TERCERO: Que luego de 8 meses de convivencia matrimonial el SR G.D.M.G.J., solicita la anulación del matrimonio que lo une, con la sra V.C.C.C., antes los tribunales del condado de L., ESTADO DE GEORGIA, en el caso Nº 90-CV-155-GARY D. Mc GUINNESS, JR versus V.C.M.G.. CUARTO: Que el 9 de agosto de 1990, el TRIBUNAL SUPERIOR DEL CONDADO DE L., ESTADO DE GEORGIA, decreta la anulación del matrimonio existente entre EL SR GARY D. MC GUINNESS JR Y la Sra V.C.C.C.. Y el tribunal manifiesta que esta anulación tienen efecto de un divorcio entre las partes" (v. fjs. 2-3). Con la solicitud de exequátur se acompaña como prueba, la siguiente documentación: Certificación de Fiel Copia de su Original expedida por el Secretario del Tribunal Superior para el Condado de L., Georgia; Resolución fechada 9 de agosto de 1990 proferida por el Tribunal Superior del Condado de L., Estado de Georgia, Estados Unidos con sus respectivas traducciones al idioma español; Certificado de Matrimonio expedido por la Dirección Nacional de Registro Civil con su correspondiente impuesto de timbre. La Sala Cuarta de Negocios Generales es competente para examinar las resoluciones judiciales pronunciadas en país extranjero, incluso las arbitrales, para efecto de decidir si pueden ser o no ejecutables en la República de Panamá (v. artículo 100, #2 del C.J.). En ese sentido corresponde a esta Colegiatura, verificar el cumplimiento de los requisitos mínimos exigidos por Ley, para que una sentencia extranjera sea ejecutable en Panamá, mismos que se encuentran enumerados en el artículo 1419 del Código Judicial que señala: "...Sin perjuicio de lo que se dispone en tratados especiales, ninguna sentencia dictada en país extranjero podrá ser ejecutada en Panamá, si no reúne los siguientes requisitos: 1. Que la sentencia haya sido dictada a consecuencia de una pretensión personal, salvo lo que la ley disponga especialmente en materia de sucesiones abiertas en países extranjeros; 2. Que ni haya sido dictada en rebeldía, entendiéndose por tal, para los efectos de este artículo, el caso en que la demanda no haya sido personalmente notificada al demandado, habiéndose ordenado la notificación personal por el tribunal de la causa, a menos que el demandado rebelde solicite la ejecución; 3. Que la obligación para cuyo cumplimiento se ha procedido sea 4. lícita en Panamá; y 5. Que la copia de la sentencia sea auténtica...". Una vez analizado el contenido de la presente solicitud, se desprende de la lectura de la sentencia objeto de la misma, que estamos en presencia de un "decreto de anulación de matrimonio" dictado a consecuencia de la solicitud efectuada por el señor GARRY D. MC GUINNES, JR., en contra de la señora V.C.M.G.; decreto que para las autoridades del Estado de Georgia, tiene los mismos efectos de un divorcio, conforme lo estipula el Código de Georgia, Título 19, Capítulo 4, No. 5 (O.C.G.A. Sección 19-4-5) al señalar: "Un decreto de anulación, cuando se rindió, tendrá el efecto de un divorcio total entre las partes de un matrimonio nulo y devolverá las partes en el mismo a su estado original antes del matrimonio...". Sin embargo, a pesar de que nos encontramos frente a una sentencia dictada a consecuencia de una pretensión personal, por tratarse de una anulación de matrimonio con efectos de divorcio; que no se considera que ha sido dictada en rebeldía pues quien solicita su reconocimiento y ejecución en el territorio panameño; lo es quien funge como demandada en la jurisdicción extranjera; la misma no cumple con el requisito contenido en el numeral 3 del artículo 1419 del Código Judicial, es decir, "que la obligación para cuyo cumplimiento se ha procedido no es lícita en Panamá." La licitud corresponde a que la ley extranjera aplicable al caso concreto no sea contraria al orden público panameño. En este caso, la nulidad del matrimonio en Panamá se da por causas específicas, taxativamente contempladas en la Ley (Código de Familia, artículos 224 y s.s.), circunstancias que no han sido acreditadas en la sentencia que pretende se ejecute en Panamá; así como tampoco se hace referencia a circunstancias justificativas de la decisión adoptada por el tribunal foráneo, que permita su adecuación a alguna de las causales de divorcio contempladas en el artículo 212 del Código de la Familia. En atención a lo antes expuesto, esta Corporación de Justicia se ve imposibilitada para verificar la licitud de la obligación contenida en la sentencia objeto del presente exequátur, motivo por el cual se procederá a declararla no ejecutable. En consecuencia, la CORTE SUPREMA DE JUSTICIA, SALA UNITARIA, administrando justicia en nombre de la República y por autoridad de la Ley, DECLARA NO EJECUTABLE en la República de Panamá, laSentencia Extranjera proferida por el Tribunal Superior del Condado de L., Estado de Georgia, Estados Unidos de América, fechada 7 de agosto de 1990; mediante la cual se decreta la anulación del matrimonio celebrado entre los señores GARRY D. MC GUINNES JR., y V.C.C.C.. N. y Cúmplase, LUIS RAMÓN FÁBREGA SÁNCHEZ HERNÁN A. DE LEÓN BATISTA -- JOSÉ EDUARDO AYU PRADO CANALS YANIXSA Y. YUEN C. (Secretario)