Sentencia Generales de Corte Suprema de Justicia (Panama), 4ª de Negocios Generales, 30 de Diciembre de 2021

PonenteAngela Russo de Cedeño
Fecha de Resolución30 de Diciembre de 2021
EmisorCuarta de Negocios Generales

Tribunal: Corte Suprema de Justicia, Panamá

Sala: Cuarta de Negocios Generales

Ponente: A.R. de Cedeño

Fecha: 30 de diciembre de 2021

Materia: Exequator / reconocimientos de sentencias extranjeras

Divorcio

Expediente: 839812021

VISTOS:

El Licenciado A.A.M.B., como abogado principal y el Licenciado N.W.W. como abogado sustituto, en calidad de Apoderados Judiciales de la señora Y.J.V.C., quien actúa en nombre de su hija menor de edad (H.J.G.V.), han presentadosolicitud ante la Sala de Negocios Generales para el Reconocimiento y Ejecución de la Sentencia Extranjera de Divorcio, fechada uno (1) de julio de dos mil quince (2015), proferida por la Corte Superior de Arizona, Condado de Maricopa, Estados Unidos de América, mediante la cual se declara disuelto el vínculo matrimonial que unía a los señores K.V.G.W. (Q.E.P.D.) y B.A.A.B..

ANTECEDENTES DEL CASO

Los apoderados judiciales de la señora Y.J.V.C., quien actua en representación de su hija menor de edad (H.J.G.V.), señalan que el señor K.V.G.W. y la señora B.A.A.B., contrajeron nupcias matrimoniales ante el Juzgado Primero Municipal del Distrito de C., Provincia de C., el cinco (5) de julio de mil novecientos setenta (1970); el cual fue inscrito en el Acta N° 3-21-293, del Libro de Matrimonios de la precitada provincia en la República de Panamá.

Indica que la señora B.A.A.B. solicitó a la Corte Suprema de Arizona, Condado de Maricopa, Estados Unidos de América, la Disolución del Matrimonio, el cual se registró con el Caso N° FN2014-002160; y que de dicha unión matrimonial no existen hijos menores de edad.

Señala que, mediante DECRETO DE CONSENTIMIENTO DE DISOLUCIÓN DE MATRIMONIO, fechado uno (1) de julio de dos mil quince (2015), la CORTE SUPREMA DE ARIZONA, CONDADO DE MARICOPA, ESTADOS UNIDOS DE AMÉRICA, admite el acuerdo de voluntad de las partes existentes entre el señor K.V.G.W. y la señora B.A.A.B..

Manifiesta que, se solicita la referida inscripción de divorcio, toda vez que al no ser reconocida y ejecutada se le ocasionaría una lesión patrimonial a la menor de edad H.J.G.V. habida entre el señor K.V.G.W. (Q.E.P.D.) y la señora Y.J.V.C..

Que la Corte Superior de Arizona, Condado de Maricopa, Estados Unidos de América, en el PUNTO 3 de la Sentencia, referente a la Disposición de Propiedades estableció lo siguiente:

"3.DISPOSICIÓN DE PROPIEDADES

A. EL ESPOSO es otorgado la siguiente propiedad personal como propiedad única y separada, libre y clara de toda reclamación de la ESPOSA y sujeto a cualquier gravamen al respecto.

1) Cualquier y todos los vehículos en nombre/en posesión del ESPOSO, sujeto a gravamen al respecto.

2) El bote, posesión del ESPOSO, está sujeto a gravamen al respecto.

3) Todas las cuentas bancarias en cualquier institución financiera a nombre del ESPOSO, sin importar donde se encuentre la cuenta.

4) Jubilación/pensión a nombre del ESPOSO, sujeto a una asignación por medio de un tipo apropiado de Orden de Relaciones Domésticas necesario para que el ESPOSO pague a la ESPOSA la suma de $2,300.00 mensual en concepto de manutención del cónyugue, así detallado en el Parágrafo 5 a continuación.

5) La mitad de toda la propiedad personal ubicada en la residencia en Phoneix, Arizona.

6)Toda propiedad personal, posesión del ESPOSO en Panamá.

7) Todos los bienes inmuebles a nombre del ESPOSO en Panamá

8) Todo derecho, título e intereses en, y para los muebles, mobiliario, y electrodomésticos ubicados en, o, a la residencia del ESPOSO.

9) Toda la ropa, joyas y artículos de adorno personal del ESPOSO..."

Adjuntó como sustento probatorio lo siguiente:

  1. Certificado de Matrimonio inscrito mediante Acta N°3-21-293 en la Dirección Nacional de Registro Civil, franqueado con tres balboas (B/.3.00) en timbres fiscales (foja 5).

  2. Certificado de D. a nombre del señor K.V.G.W., inscrito en Acta N°3-216-275 en los libros de la Provincia de C., franqueado con tres balboas (B/. 3.00) en timbres fiscales (foja 6)

  3. Certificado de Nacimiento de (H.J.G.V), inscrito en los libros de la Provincia de C., franqueado con tres balboas (B/. 3.00) en timbres fiscales (foja 7).

  4. Copia autenticada y legalizada de la sentencia emitida por la Corte Superior de Arizona, Condado de Maricopa, Estados Unidos de América, con su traducción del idioma inglés al español, por traductor público autorizado (foja 8-30).

Mediante Providencia fechada nueve (9) de septiembre de dos mil veintiuno (2021), se admitió y corrió traslado de la presente solicitud, por el término de cinco (5) días, al P. General de la Nación de acuerdo a lo preceptuado en el artículo 1420 del Código Judicial.

OPINIÓN DE LA PROCURADURÍA GENERAL DE LA NACIÓN

Mediante Vista Nº 44 del ocho (8) de noviembre dos mil veintiuno (2021), el señor P. General de la Nación, Encargado, señaló:

"...

Conforme al primer requisito del artículo objeto de análisis, constato que la sentencia de divorcio ha sido el resultado del reconocimiento de pretensiones personalísimas de los señores K.V.G.W. y B.A.A.B., siendo su intención dar por terminada su relación conyugal.

Se denota de la lectura de la sentencia sometida al proceso de exequatur (sic) que, B.A.A.B. y K.V.G.W., fueron notificados de todos los actos del proceso de divorcio, destacándose así que la sentencia no fue dictada en rebeldía de alguna de las partes, cumpliéndose de esta forma con lo establecido en el numeral 2 del artículo 1419 del compendio normativo señalado.

De acuerdo a la exigencia establecida en el numeral tercero del artículo 1419 del Código Judicial, el cual dispone que la sentencia cuyo reconocimiento y ejecución se solicita se ajuste a nuestro orden público interno, constato que en la sentencia extranjera de divorcio que se pide reconocer, visible a fojas 23-30, queda plasmado que las partes hacen esta solicitud basándose en que "el matrimonio está irremediablemente roto", alegando que no hay perspectiva razonzable para la reconciliación, causal que, si bien no se expresa taxativamente en el Código de Familia de Panamá, se asemeja al "Mutuo Consentimiento", regulado en el artículo 212 numeral 10 del Código de Familia, precepto que establece los supuestos en los que se sustentan los divorcios en nuestro país.

Ahora bien, tomando en cuenta que la solicitante del exequatur (sic) es la menor M.J.G.V., representada por su madre Y.J.V.C., consideramos que la misma carece de legitimidad para demandar el reconocimiento de la demanda extranjera en el presente proceso.

[...]

De lo anterior, podemos concluir que, en el proceso que nos ocupa, la solicitante H.J.G.V., representada por su madre Y.J.V.C., carece de legitimidad activa, por lo que resulta un impedimento que la misma presente solicitud de reconocimiento de sentencia extranjera de divorcio, toda vez que no es parte de la relación conyugal ni le compete un intéres directo en dicha relación jurídica, siendo que los derechos de los hijos menores son independientes.

Ahora bien, al ser la menor H.J.G.V., hija de Y.J.V.C. y el señor K.V.G.W., tal cual consta en el Certificado de Nacimiento, visible a foja 7, nacida el día 29 de octubre de 2012, se puede presumir que el interés de la demandante al solicitar el reconocimiento de la sentencia de divorcio en la República de Panamá, guarda relación con la posible herencia a recibir, puesto que, al momento en que el Tribunal extranjero emite la misma, se le otorga un grupo de bienes a favor del señor K.V.G.W., algunos de los cuales están ubicados en la República de Panamá. A continuación, procedo a citar un extracto de la sentencia extranjera de divorcio:

"3. DISPOSICIÓN DE PROPIEDADES

A. EL ESPOSOes otorgado la siguiente propiedad personal como propiedad única y separada, libre y clara de toda reclamación de la ESPOSA y sujeto a cualquier gravamen al respecto.

·Cualquier y todos los vehículos en nombre/en posesión del ESPOSO, sujeto a gravamen al respecto.

·El bote, posesión del ESPOSO, está sujeto a gravamen al respecto.

·Todas las cuentas bancarias en cualquier institución financiera a nombre del ESPOSO, sin importar donde se encuentre la cuenta.

·La Jubilación/pensión a nombre del ESPOSO, sujeto a una asignación por medio de un tipo apropiado de Orden de Relaciones Domésticas necesario para que el ESPOSO pague a la ESPOSA la suma de $2,300.00 mensual en concepto de manuntención del conyuge 8 (sic), así detallado en el Parágrafo 5 a continuación.

·La mitad de toda la propiedad personal ubicada en la residencia en Phoenix, Arizona.

·Toda propiedad personal, posesión del ESPOSO en Panamá.

·Todos los bienes inmuebles a nombre del ESPOSO en Panamá.

·Todo derecho, título e intereses en, y para los muebles, mobiliario, y electrodómesticos ubicados en, o, a la residencia del ESPOSO en Panamá y de otro modo en posesión del ESPOSO.

·Toda la ropa, joyas y artículos de adorno personal del ESPOSO".

[...]

De lo antes expuesto, podemos concluir que, al haberse realizado el matrimonio de los señores K.V.G.W. y B.A.A.B., en la República Panamá (sic), tal como consta en el Certificado de Matrimonio visible a fojas 5, los bienes inmuebles que forman parte de la sociedad conyugal se rigen por las normas del territorio panameño, por lo que no le era dable al juez extranjero disponer de los mismos; y que el proceso de sucesión sobre tales bienes, debe surtirse ante la jurisdicción panameña. En ese sentido, le correspondería a la señora JENIBETH (sic) J.V.C., iniciar un proceso de sucesión ante los Tribunales Civiles competentes, a nombre de la menor, para que las respectivas autoridades puedan cumplir con el procedimiento establecido en las leyes panameñas y decidir sobre aquellos bienes a nombre del padre.

Finalmente, se advierte que, el objeto del proceso, es decir la inscripción del divorcio en Panamá, resulta irrelevante, puesto que a foja 6 del expediente se confirma, con el certificado de defunción, la muerte del señor K.V.G.W. el día cuatro (4) de agosto de 2021. En consecuencia, esto conllevó a que el matrimonio entre el señor K.V.G.W. y la señora B.A.A.B. se declarará disuelto por "D." en la República de Panamá (f.5).../

En virtud de lo antes expuesto, el Señor P. General de la Nación, Encargado es de la opinión de no acceder a la petición de reconocimiento y ejecución, en la República de Panamá, de la sentencia de divorcio presentada por el Licenciado A.A.M.B.

DECISIÓN DE LA SALA

La presente solicitud de Reconocimiento y Ejecución de Sentencia Extranjera fue presentada el veintisiete (27) de agosto de dos mil veintiuno (2021), por lo que su ejecutabilidad deberá ser verificada en atención a la Ley N°61 de 7 de octubre de 2015, que subroga la Ley N°7 de 8 de mayo de 2014 y adopta el Código de Derecho Internacional Privado de la República de Panamá.

La Sala Cuarta de Negocios Generales de la Corte Suprema de Justicia es idónea para examinar las Resoluciones Judiciales pronunciadas en país extranjero y decidir si pueden ser o no ejecutadas en la República de Panamá. Así lo establece el numeral 2 del Artículo 100 del Código Judicial, en concordancia con el artículo 157 del Código de Derecho Internacional Privado que señala:

"La solicitud para que se declare si debe o no cumplirse una sentencia del tribunal extranjero será presentada en la Sala Cuarta, de Negocios Generales, de la Corte Suprema de Justicia de la República de Panamá, salvo que, conforme a los respectivos tratados, deba conocer del asunto otro tribunal...".

En ese sentido, le corresponde a esta Superioridad verificar el cumplimiento de los requisitos legales contenidos en el artículo 156 del Código de Derecho Internacional Privado, siendo los siguientes:

"1. Que la sentencia haya sido dictada por un tribunal competente, es decir, que no haya conculcado la competencia privativa de los tribunales panameños. Se entiende que la competencia sobre los bienes inmuebles ubicados en la República de Panamá es de competencia privativa de los jueces panameño. "

La sentencia objeto del presente exequátur, fue proferida como consecuencia de una pretensión personal, porque se trata de una sentencia de divorcio en donde las partes, la señora BÁRBARA ANNADONICAM BAPTISTE y el señor K.V.G.W., al momento de realizarse la solicitud de divorcio, ambos "residían en el Estado de Arizona y dicho domicilio se había mantenido durante al menos 90 días antes de completar la Solicitud de Disolución de Matrimonio"; por lo tanto, el Juez de la Corte Superior de Arizona, Estados Unidos de América, es la Autoridad Jurisdiccional competente para todo lo concerniente a las demandas de divorcio, así como los derechos derivados de la respectiva sentencia, por ser el correspondiente a la ley del domicilio conyugal, tal como lo contemplan las reglas de conflicto contenidas en el artículo 11 del Código de la Familia y el artículo 38 del Código de Derecho Internacional Privado.

En cuanto al análisis del segundo párrafo del artículo 156 ut supra, donde establece que la competencia de los bienes inmuebles ubicados en la República de Panamá contienen competencia privativa de los jueces panameños y en este caso en particular se puede apreciar que el Tribunal foráneo en el literal en su sentencia estableció "I. El acuerdo de propiedad celebrado entre las partes y establecido en este documento a continuación es justo y equitativo en cuanto a la disposición de la propiedad y deudas y es razonable para todos los asuntos".

Por lo que, en atención a las Propiedades situadas en la República de Panamá, el Tribunal extranjero señaló lo siguiente:

"3. DISPOSICIÓN DE PROPIEDADES

A. El ESPOSO es otorgado la siguiente propiedad personal como propiedad única y separada, libre y clara de toda reclamación de la ESPOSA y sujeto a cualquier gravamen al respecto.

1) Cualquier y todos los vehículos en nombre/en posesión del ESPOSO, sujeto a gravamen al respecto.

2) El bote, posesión del ESPOSO, está sujeto a gravamen al respecto.

3) Todas las cuentas bancarias en cualquier institución financiera a nombre del ESPOSO, sin importar donde se encuentre la cuenta.

4) La Jubilación/pensión a nombre del ESPOSO, sujeto a una asignación por medio de un tipo apropiado de Orden de Relaciones Domésticas necesario para que el ESPOSO pague a la ESPOSA la suma de $2,300.00 mensual en concepto de manuntención del cónyuge 8 (sic), así detallado en el Parágrafo 5 a continuación.

5) La mitad de toda la propiedad personal ubicada en la residencia en Phoenix, Arizona.

6) Toda propiedad personal, posesión del ESPOSO en Panamá.

7) Todos los bienes inmuebles a nombre del ESPOSO en Panamá.

8) Todo derecho, título e intereses en, y para los muebles, mobiliario, y electrodómesticos ubicados en, o, a la residencia del ESPOSO en Panamá y de otro modo en posesión del ESPOSO.

9) Toda la ropa, joyas y artículos de adorno personal del ESPOSO.

.../" (Fojas 22-24). (Lo resaltado es de la Sala).

Aunado a lo antes mencionado, se observa que lo consagrado en el actículo 60 del Código Internacional Privado, en concordancia con el artículo 10 del Código de la Familia establecen lo siguiente:

Artículo 60: Los bienes se rigen por la Ley del país de su situación.

La ley de la situación de los bienes regula la existencia, la calificación, el régimen de publicidad, la adquisición y la pérdida de los derechos sobre los bienes.

Los tribunales panameños serán competentes para conocer de las acciones derivadas de los derechos reales de los bienes situados en la República de Panamá.

"Artículo 10: El régimen patrimonial de los cónyuges se rige por la ley del lugar donde se haya celebrado el matrimonio, salvo que las partes, de comun acuerdo, hayan celebrado capitulaciones matrimoniales o señalado un régimen económico distinto al legal."

De las normas transcritas, se puede inferir, que los bienes inmuebles que fueron mencionados en la sentencia de divorcio, si están ubicados en la República de Panamá y las partes (cónyuges) de común acuerdo no establecieron capitulaciones matrimoniales no pueden ser objeto de disposiciones por los tribunales extranjeros, dado que los mismos son de competencia privativa de los Jueces Panameños por lo que, a todas luces el "DECRETO DE CONSENTIMIENTO DE DISOLUCIÓN DE MATRIMONIO SIN PACTO" proferido por la Corte Superior de Arizona, Condado de Maricopa, Estados Unidos de América, en cuanto a las estipulaciones efectuadas sobre los bienes inmuebles que se encuentran radicado en nuestro país, transgrede el cumplimiento de las formalidades legales establecidas en nuestra Ley.

2. Que la sentencia no haya sido dictada en rebeldía, entendiéndose por tal, para los efectos de este artículo, el caso en que la demanda no haya sido personalmente notificada al demandado.

Se considera rebeldía cuando el demandado se mantiene en ausencia dentro del proceso, tal cual lo indica el numeral 2 del artículo 156 del Código de Derecho Internacional Privado. Se entiende que la sentencia extranjera fue dictada en rebeldía, cuando la demanda no haya sido personalmente notificada al demandado.

Se desprende de la lectura de la sentencia, que tanto la demandante como el demandado comparecieron, al proceso junto a sus apoderados legales, tal como se aprecia a foja 29, por lo que no se configura la figura de la rebeldía en la presente causa.

"3. Que la sentencia pronunciada por tribunal extranjero no conculque principios o derechos fundamentales del orden público panameño."

En relación a la licitud de la obligación, del análisis de la sentencia podemos determinar que si bien es cierto se ha establecido como causal de divorcio "irremediablemente roto y no hay una perspectiva razonable para la reconciliación", se desprende de la sentencia que ambas partes estaban de acuerdo con disolver el vínculo matrimonial, ya que existió un acuerdo para dividir sus bienes, lo que nos demuestra que hubo aceptación de ambos cónyuges en disolver el matrimonio, voluntad que nuestra jurisprudencia ha asimilado al mutuo acuerdo, siendo esto compatible con el numeral 10 del artículo 212 del Código de la Familia, cumpliendo además con el término de dos (2) años de convivencia entre los cónyuges, antes de iniciar el proceso de divorcio; toda vez que, se casaron el cinco (5) de junio de mil novecientos setenta (1970) y se divorciaron el uno (1) de julio del dos mil quince (2015).

Por otro lado, también se debe verificar el cumplimiento de los requisitos del artículo 218 del Código de la Familia de la República de Panamá; sin embargo, en la sentencia dictada por la Corte Superior de Arizona, Condado de Maricopa, Estados Unidos de América, se aprecia en su literal "E. que "No hay niños menores de este matrimonio y la ESPOSA no está embarazada." por ende no es necesario el estudio de la citada normativa. (foja 22).

Por otra parte, es importante señalar que el matrimonio contraído por los señores K.V.G.W. (Q.E.P.D.) y B.A.A.B., fue declarado disuelto por defunción, tal como se aprecia a foja 5 del certificado de matrimonio y sustentado con el certificado de defunción visible a foja 6.

No obstante, es conveniente acotar y aclarar que la solicitud de Reconocimiento de Ejecución de la sentencia de divorcio bajo estudio fue presentada por la señora Y.J.V.C. en representación de su hija menor de edad (H.J.G.V), quien a su vez es reconocida en la Dirección Nacional de Registro Civil como hija del señor K.V.G.W. (Q.E.P.D.), consultable a foja 7 del presente dossier;por lo que, el propósito de la peticionaria es de acreditar que la verdadera causal de disolución del vínculo matrimonial no fue por defunción del señor antes citado, sino por la sentencia de divorcio proferida por la Corte Superior de Arizona, Condado de Maricopa, Estados Unidos de América, mediante sentencia de fecha uno (1) de julio de dos mil quince (2015), y que la señora BÁRBARA ADONICAM BAPTISTE, no obstenta el título de viuda, lo cual implicaría el derecho a participar de una herencia.

Aunado a ello, la menor de edad H.J.G.V. en atención a las pruebas presentadas demuestra su parentesco familiar con el hoy occiso por ser su padre, siendo ello así el reconocimiento de la sentencia es primordial para lograr que la menor haga valer sus derechos, ante las exigencias y presupuestos legales de nuestro ordenamiento jurídico.

De lo antes expuesto, se colige que la intervención dentro de la causa de la señora Y.J.V.C. en representación de su hija menor de edad (H.J.G.V.) emerge de la relación sustancial existente entre (H.J.G.V) y su padre el señor el K.V.G.W. (Q.E.P.D.), dado que, los efectos patrimoniales que se producen por la disolución del vínculo matrimonial por muerte o por divorcio, podría causarle un perjuicio, demostrando así que actualmente cuenta con legitimidad para actuar en el presente proceso tal como se preceptúa en el artículo 275 del Código de la Familia, que establece:

"Artículo 275. Las acciones que correspondan al hijo o hija menor de edad o discapacitado podrán ser ejercitadas indistintamente por su representante legal, por el Ministerio Público o por la Defensoría del Menor. El hijo o hija mayor de edad llevará su propia representación".

"4. Que la copia de la sentencia sea auténtica y, si fuera el caso, debidamente traducida al idioma español."

Advierte la Sala, que la sentencia objeto de la presente solicitud, cumple con los requisitos de autenticidad requerido por Ley, pues se encuentra debidamente traducida al español por Traductor Público Autorizado y legalizada mediante certificación emitida por el Ministerio de Relaciones Exteriores de la República de Panamá (foja 21, reverso).

Siendo así las cosas y, en atención a lo expresado en líneas anteriores, este Tribunal no comparte parcialmente el criterio esbozado por el P. General, Encargado, de No Acceder a la petición de exequátur presentada por el Licenciado A.A.M.B.

En consecuencia, LA SALA CUARTA DE NEGOCIOS GENERALES DE LA CORTE SUPREMA DE JUSTICIA, en nombre de la República y por autoridad de la Ley, RECONOCE Y DECLARA PARCIALMENTE EJECUTABLE en la República de Panamá, la Sentencia Extranjera de Divorcio, fechada uno (1) de julio de dos mil quince (2015), proferida por la Corte Superior de Arizona, Condado de Maricopa, Estados Unidos de América, mediante la cual se declara disuelto el vínculo matrimonial que mantenía unido a los señores K.V.G.W. (Q.E.P.D.) con cédula N°3-72-2580 (con certificado de defunción con número de inscripción 3-216-275) y ala señora B.A.A.B. con cédula de identidad personal N°3-48-209.

Y DECLARA NO EJECUTABLE por no cumplir con los requisitos que exige nuestro ordenamiento jurídicolasdisposiciones de Propiedades conferidas sobre los bienes inmuebles ubicados en Panamá, siendo las siguientes:

"3. DISPOSICIÓN DE PROPIEDADES

A. El ESPOSO

[...]

6) Toda propiedad personal, posesión del ESPOSO en Panamá.

7) Todos los bienes inmuebles a nombre del ESPOSO en Panamá.

8) Todo derecho, título e intereses en, y para los muebles, mobiliario, y electrodómesticos ubicados en, o, a la residencia del ESPOSO en Panamá y de otro modo en posesión del ESPOSO.

.../".

SE AUTORIZA a la Dirección Nacional de Registro Civil de la República de Panamá, que realice las correcciones y anotaciones pertinentes e inscriba en los libros correspondientes, la sentencia de divorcio antes señalada, en los mismos términos que ella indica, previo registro en el libro de salida respectivo.

Fundamento de Derecho

Artículos 100, 1419 del Código Judicial, artículo 10, numeral 10 del artículo 212, artículos 218, 275 del Código de la Familia y los artículos 60, 156 de la Ley N°61 de 7 de octubre de 2015, que subroga la Ley N°7 de 8 de mayo de 2014 y adopta el Código de Derecho Internacional Privado de la República de Panamá.

N. y Cúmplase,

ANGELA RUSSO DE CEDEÑO

LUIS RAMÓN FÁBREGA S. - MARÍA EUGENIA LÓPEZ NARIAS

YANIXSA Y. YUEN (Secretaria General)

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR