Sentencia Generales de Supreme Court (Panama), Sala 4ª de Negocios Generales, 7 de Marzo de 2008

PonenteEsmeralda Arosemena de Troitiño
Fecha de Resolución 7 de Marzo de 2008
EmisorSala Cuarta de Negocios Generales

VISTOS:

La señora A.L.A.O., a través de su apoderada judicial la licenciada Z.I.A., interpuso ante la Sala Cuarta de Negocios Generales de la Corte Suprema de Justicia, solicitud para que sea reconocida y ejecutada en la República de Panamá, la Sentencia Extranjera de Divorcio, fechada 30 de agosto de 2005, dictada por la Corte de Circuito, Noveno Circuito Judicial, en el Condado de Orange, Florida, Estados Unidos de América, mediante la cual se declara disuelto el vínculo matrimonial que la mantenía unida al señor R.E.S..

ANTECEDENTES

La apoderada judicial de la peticionista, fundamentó su solicitud en los siguientes hechos:

La señora A.L.A.O., contrajo matrimonio con el señor R.E.S.I., el día dos (2) de mayo de mil novecientos noventa y siete (1997), ante el Juzgado 4 Municipal, Corregimiento de S.A., Distrito de Panamá, Provincia de Panamá, República de Panamá, inscrito en el Tomo 260 de matrimonios de la Provincia de Panamá, Partida Número 6.

Ambas partes fijaron su residencia en los Estados Unidos de América desde aproximadamente ocho (8) años, y de esta unión nació A.E.S.A., el día 6 de agosto de 1997.

Los señores A.A. y R.S., solicitaron la disolución del vínculo matrimonial por la causal de Mutuo Consentimiento, ante la autoridad competente del Condado de Orange, Estado de Florida, Estados Unidos de América.

En el proceso de Divorcio estuvieron presentes ambas partes, cumpliendo con los trámites de rigor y brindando su consentimiento para que la declaratoria de la disolución del vínculo matrimonial fuera viable.

La Corte de Circuito del Noveno Circuito Judicial en y para el Condado de Orange, Estado de Florida, Estados Unidos de América, mediante sentencia final de 30 de agosto de 2005, la cual fue debidamente notificada, disolvió el vínculo matrimonial.

Una vez admitida la presente solicitud, se le corrió traslado a la Procuradora General de la Nación, quien mediante Vista Nº 77 de 13 de septiembre de 2007, manifestó:

"...

Al analizar los documentos descritos en párrafo anterior

y que anexa su solicitud la letrada Z.I.A.G., apreciamos que

estos se encuentran acorde a los

requisitos de forma que establece el

artículo 1419 del Código Judicial, para

proceder a reconocer y ejecutar una sentencia

proveniente del extranjero, en este caso una de divorcio, ya que se adjuntó copia

autenticada de la sentencia debidamente legalizada y traducida, presentándose igualmente, el Certificado

de Matrimonio que demuestra la

inscripción del mismo ante nuestras autoridades.

En relación con el fondo del asunto, vemos que la ruptura es fundamentada sobre la base que el matrimonio está "irremediablemente roto" constatando que entre las partes existe un acuerdo marital, situación que puede ser asimilada a la causal de M. consentimiento que establece nuestra legislación, ya que el matrimoniotiene más de dos (2) años de haberse celebrado, por tanto, cumple con lo previsto en el artículo 212, numeral 10 del Código de la Familia; advirtiéndose que no vulnera nuestro derecho interno y sobre todo no se dicta en rebeldía la sentencia, dado el conocimiento de ambos del proceso, pues se evidencia por la existencia del acuerdo por lo que es viable la solicitud impetrada".

DECISIÓN DE LA SALA

De conformidad con lo que establece el numeral 2 del artículo 100 del Código Judicial, y luego de haber cumplido con el procedimiento establecido para la homologación de sentencias extranjeras, esta Corporación pasa a examinar la viabilidad de la solicitud de reconocimiento y ejecución de la Sentencia Extranjera fechada 30 de agosto de 2005, proferida por la Corte de Circuito del Noveno Circuito Judicial en el Condado de Orange, Florida, Estados Unidos de América, y determinar si la misma cumple con los requisitos de forma y de fondo exigidos por nuestra legislación.

En tal

sentido, el artículo 877 del Código Judicial establece que, los documentos

procedentes del extranjero deben estar debidamente autenticados, bien sea por

vía consular o diplomática a través del mecanismo de la apostilla. A foja 10 a 17 del expediente, consta copia

de la sentencia debidamente legalizada por las autoridades diplomáticas

correspondientes, su respectiva traducción al idioma español y certificado de

matrimonio expedido por el Registro Civil de Panamá.

Al analizar la documentación aportada en atención a lo establecido en los numerales 1 y 2 del artículo 1419 del Código Judicial, se advierte que la sentencia examinada fue dictada en ejercicio de una pretensión personal (divorcio), donde ambas partes presentaron un acuerdo en el cual dispusieron todo lo relativo a la disolución del vínculo matrimonial, lo que permite concluir que la resolución no fue dictada en rebeldía.

En lo referente a la licitud de la decisión a cumplirse, para lo cual se procede a su autorización, compartimos el criterio vertido por la Procuradora General de la Nación, pues si bien no se señala directamente la causal de divorcio que se invoca, los señores A.A. y R.E.S., presentaron un acuerdo en donde ambos pactaron, entre otras cosas, la disolución del matrimonio y todo lo referente a la custodia, guarda y crianza de los hijos, la pensión alimenticia y seguros médicos para el hijo menor de edad. Además, han transcurrido aproximadamente diez (10) años de la fecha en que se realizó el matrimonio y dos (2) años desde que se decretó el divorcio, por lo que tal argumentación se adecua a la causal de "mutuo consentimiento", contenida en el numeral 10 del artículo 212 del Código de la Familia. Es decir que, la presente solicitud no violenta el orden público interno de nuestro país.

Frente a lo expuesto, la Sala estima que la solicitud y los documentos que la acompañan, cumplen con los requisitos exigidos por nuestra legislación para que la sentencia extranjera sea reconocida y ejecutada en nuestro territorio, y así debe declararse.

En consecuencia, la CORTE SUPREMA, SALA CUARTA DE NEGOCIOS GENERALES, administrando justicia en nombre de la República y por autoridad de la Ley, RECONOCE Y DECLARA EJECUTABLE en la República de Panamá la Sentencia Extranjera fechada 30 de agosto de 2005, dictada por la Corte de Circuito del Noveno Circuito Judicial, en el Condado de Orange, Florida, de los Estados Unidos de América, mediante la cual se decretó disuelto el vínculo matrimonial entre A.L.A.O. y R.E.S.I..

SE AUTORIZA a la Dirección de Registro Civil para

que lleve a cabo las anotaciones respectivas en su libro de divorcio, de

acuerdo a los términos de la presente resolución.

NOTIFÍQUESE Y CÚMPLASE.

ESMERALDA AROSEMENA DE TROITIÑO

VICTOR L. BENAVIDES P. -- HARLEY J. MITCHELL D.

CARLOS H. CUESTAS G. (Secretario General)

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR