Sentencia Generales de Supreme Court (Panama), Sala 4ª de Negocios Generales, 11 de Abril de 2008

PonenteVictor L. Benavides P.
Fecha de Resolución11 de Abril de 2008
EmisorSala Cuarta de Negocios Generales

VISTOS:

El Dr. E.R.L., ha presentado en su calidad de apoderado especial de la señora M.E.C.D.R.,solicitud a la Sala Cuarta de Negocios Generales para el reconocimiento y ejecución de la sentencia de divorcio proferida por la Corte del Circuito del Condado de T., WV, Estados Unidos de América, por la cual se declara disuelto el vínculo matrimonial que la mantiene unida al señor L.D.C..

ANTECEDENTES

Los señores L.D.C. M.E.C.D.R., contrajeron matrimonio el día veintidós (22) de mayo de mil novecientos cincuenta y cuatro (1954), en el Juzgado Primero Municipal, Corregimiento de Barrio Norte, Distrito de Colón, Provincia de C., el cual se encuentra inscrito al Tomo número 9 de matrimonios de la Provincia de Colón, Partida número 588.

Posteriormente se produce la disolución del vínculo matrimonial mediante sentencia de fecha diez (10) de junio mil novecientos sesenta (1960), dictada por la Corte de Circuito del Condado de T., WV, Estados Unidos de América.

En base a lo anterior, el apoderado judicial solicita que se reconozca y se ejecute en la República de Panamá, la sentencia extranjera en estudio toda vez, que la misma cumple con lo establecido en el artículo 1419 del Código Judicial.

OPINIÓN DE LA PROCURADORA

Admitida la solicitud presentada ante esta Corporación, se le corrió traslado a la señora Procuradora General de la Nación, quien en su Vista No.3 de 10 de enero de 2008, manifiesta que A...se debe acceder al reconocimiento de la resolución reclamada, de conformidad con lo pedido por el Licenciado E.R.L. en representación de M.E.C.D.R. @.

DECISIÓN DE LA SALA

El ordenamiento jurídico vigente, exige para la ejecución en nuestro país de una sentencia dictada en el extranjero: que la misma haya sido dictada a consecuencia del ejercicio de una pretensión personal; que no haya sido dictada en rebeldía, entendiéndose por tal, el caso en que la demanda no haya sido personalmente notificada al demandado, dentro de la jurisdicción del Tribunal de la causa, a menos que el demandado rebelde solicite la ejecución; que la obligación para cuyo cumplimiento se haya procedido sea lícita en Panamá; y, que copia de la sentencia sea auténtica.

En cuanto a la licitud de la sentencia extranjera, se observa que efectivamente, la misma es conforme a lo establecido en el artículo 1419 del Código Judicial, ya que, dicha sentencia fue dictada a consecuencia del ejercicio de una acción personal, se aprecia que toda la documentación proveniente del extranjero se encuentra debidamente autenticada por las autoridades consulares y legalizada por el funcionario de Autenticación y Legalización del Ministerio de Relaciones Exteriores de la República de Panamá, requisitos necesarios para que se declare su ejecutabilidad en la República de Panamá; en cuanto a la causal no se ha especificado claramente cual ha sido la misma para decretar la disolución del vínculo matrimonial, pero se puede apreciar que los cónyuges convinieron un acuerdo matrimonial relativo al cuidado, custodia y control de la entonces menor de edad S. M.C., lo cual estimamos que es compatible con la causal del mutuo consentimiento, ya que las partes han acordado conjuntamente dar por terminado el vínculo que les unía, además es la propia demandada, quien solicita la ejecución de la sentencia extranjera, aplicándose el supuesto establecido en el numeral 2 del artículo 1419 del Código Judicial.

Luego de examinadas las piezas que conforman el expediente, la solicitud y los documentos que la acompañan, apreciamos que se cumple con los requisitos exigidos por la ley panameña para que sea reconocida la sentencia y su ejecución en nuestro territorio; por lo que, concordamos con la opinión vertida por la señora Procuradora General de La Nación, debiendo entonces acceder a la petición formulada.

En consecuencia, LA CORTE SUPREMA DE JUSTICIA, SALA DE NEGOCIOS GENERALES, actuando en nombre de la República y por autoridad de la ley, RECONOCE Y DECLARA EJECUTABLE en la República de Panamá, la sentencia dictada por la Corte del Circuito del Condado de T., WV, Estados Unidos de América, dentro del proceso de divorcio propuesto por L.D.C. de nacionalidad estadounidense y M.C.R. con cédula de identidad personal No.3-28-263, la cual declara disuelto el vínculo matrimonial que los mantiene unidos.

SE AUTORIZA a la Dirección General del Registro Civil de la República de Panamá, que realice las anotaciones e inscriba, en los libros correspondientes, la sentencia antes señalada, en los mismos términos que ella indica.

N. y cúmplase,

VICTOR L. BENAVIDES P.

HARLEY J. MITCHELL D. -- ESMERALDA AROSEMENA DE TROITIÑO

CARLOS H. CUESTAS G. (Secretario)

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR