Sentencia Contencioso de Corte Suprema de Justicia (Pleno), 3ª de lo Contencioso Administrativo y Laboral, 11 de Diciembre de 2009

Ponente:Victor L. Benavides P.
Fecha de Resolución:11 de Diciembre de 2009
Emisor:Tercera de lo Contencioso Administrativo y Laboral
 

VISTOS:

El Licenciado ALBERTO R. MENDOZA CRUZ actuando en su condición de apoderado judicial de la sociedad SERVICIOS R.P. MARIA, S.A., cuyo representante legal es la señora J.C.B.; ha presentado EXCEPCIÓN DE PRESCRIPCIÓN dentro del Proceso Ejecutivo por Cobro Coactivo que le sigue el MUNICIPIO DE PANAMÁ.

Que mediante Oficio No.1858/JE/SJ/2008 de 12 de septiembre de 2008, fue remitido a ésta Superioridad a fin de darle el trámite correspondiente de conformidad a la competencia que nos atribuye el numeral 4 del artículo 97 (98) del Código Judicial en concordancia con el artículo 1780 (1804) de la misma excerta legal.

ARGUMENTOS DE LA EXCEPCIONANTE

Sostiene la demandada que la supuesta deuda que en concepto de impuestos municipales pretende cobrar el Juez Ejecutor de la Tesorería del Municipio de Panamá, se trata de impuestos vencidos que van desde el día 31 de marzo de 2001 al 30 de abril de 2003.

Que en las piezas procesales que constan en el expediente existe estado de cuenta de impuestos que datan del 30 de junio de 1996 hasta la fecha en que se dicta el auto que libra mandamiento de pago en contra de SERVICIOS R.P. MARIA, S.A. de fecha 06 de mayo de 2008; y que han transcurrido más del término de los cinco (05) años previstos en el artículo 96 de la Ley 106 de 1973.

Concluye solicitando a éste Tribunal que declare probada la excepción de prescripción propuesta.

ARGUMENTOS DE LA INSTITUCIÓN EJECUTANTE

En lo medular del escrito de oposición, la ejecutante señala que el estado de cuenta que consta en el expediente de fecha 06 de mayo de 2008, no establece morosidad en el pago de impuestos municipales desde el día 30 de junio de 1996, como lo plantea el contribuyente, sino desde el día 31 de marzo de 2001 hasta el 31 de mayo de 2008; y que si bien el artículo 96 de la Ley 106 de 1973 establece la prescripción de impuestos, la misma no se encuentra probada.

Aunado a lo anterior señala, que la prescripción se encuentra actualmente interrumpida mediante el auto de fecha 06 de mayo de 2008, por lo que solicitan se declare no probada la solicitud de prescripción presentada por el contribuyente.

CONCEPTO DE LA PROCURADURÍA DE LA ADMINISTRACIÓN

Mediante la Vista No.1032 de 31 de diciembre de 2008, el Procurador de la Administración emitió su concepto, en el cual alega que a su juicio, se ha configurado una prescripción parcial puesto que, si bien se advierte que el apoderado judicial de la excepcionante se notificó del auto que libra mandamiento de pago el 01 de septiembre del 2008, es a partir de la fecha de emisión del auto que surte efecto inmediato la interrupción del término de prescripción.

Por consiguiente, sostiene que debe entenderse prescrita la acción de la entidad ejecutante para hacer efectivo el cobro de los impuestos municipales del 31 de marzo de 2001 al 30 de abril de 2003 según el estado de cuenta que sirvió de recaudo ejecutivo.

DECISIÓN DE LA SALA

Previo al correspondiente pronunciamiento en relación al caso que nos ocupa, realizaremos un breve recorrido al expediente de marras, con el propósito de determinar si en efecto se han cumplido con todos los requisitos necesarios para atender la petición que se nos ha presentado en esta ocasión y, si ha sido presentada en el término procesalmente oportuno.

Ahora bien, en un minucioso recorrido procesal observamos que mediante el Auto de fecha 06 de mayo de 2008 se libro mandamiento de pago en contra del contribuyente SERVICIOS R.P. M., S.A., utilizando como recaudo ejecutivo la nota de acreditación de la deuda de tributos emitida por el Tesorero Municipal junto con su respectivo estado de cuenta, la cual se enmarca en el supuesto contenido en el numeral 2 del artículo 1779 del Código Judicial.

Vemos entonces, que el día primero (01) de septiembre de 2008 se le corre en traslado a la demandada quien otorga poder para su representación judicial y seguidamente el día cuatro (04) de septiembre interpone la presente excepción, la cual se encuentra presentada en debida forma y dentro del término establecido en el artículo 1682 del Código Judicial.

Se procedió entonces a la admisión de la excepción de prescripción de la obligación, mediante Auto de treinta (30) de septiembre de 2008, y en el mismo la Sala Tercera le dio traslado al ejecutante y al Procurador de la Administración.

Visto lo anterior, al absolver que se han cumplido todas las etapas procesales inherentes a éste tipo de procesos y al percatarse que no se han cometido pretermisiones que pudieran invalidar lo actuado, corresponde a la Sala decidir la causa, previa las siguientes consideraciones.

Según C.V.I., en su libro "Doctrina y Jurisprudencia del Código Civil", señala que: "El instituto de la prescripción constituye un concepto fundamental en el juego de las relaciones jurídicas ... para conseguir la necesaria seguridad jurídica que la vida comunitaria exige...". En ese sentido, se entiende por prescripción al modo jurídico de adquirir derechos y extinguir obligaciones por el transcurso del tiempo.

La prescripción, constituye el factor que alude a la pérdida o preclusión de la oportunidad de formular un determinado reclamo o interponer una acción judicial. Dicha noción deriva del principio de seguridad jurídica, conforme al cual las acciones fundadas en reclamos de naturaleza legítima, ostentan un período generalmente descrito en la ley, para su ejercicio.

Nos encontramos entonces ante una obligación de carácter tributario, específicamente impuestos, tasas, derechos y contribuciones municipales, mismos que se encuentran contemplados en la Ley No.106 de 1973 modificada por la Ley No.52 de 1984, y la Ley No.55de 1973 modificada por la Ley No.32 de 1996.

El artículo 96 de la Ley No.106 de 1973 señala en su texto, que las obligaciones resultantes de los impuestos municipales prescriben a los cinco (05) años de haberse causado.

Para verificar el término de prescripción de una acción determinada, resulta imprescindible considerar el momento en que comienza la prescripción, frente a lo cual ha establecido VALENCIA ZEA la siguiente prevención:

"La prescripción de las obligaciones comienza a contarse desde el momento en que el acreedor puede exigir la prestación adeudada o desde el momento en que dispone de una acción para exigir el cumplimiento ante los jueces, conforme a la regla tradicional: ACTIONI NON NATAE PRESCRIBITUR." (VALENCIA ZEA, A.; DERECHO CIVIL, TOMO III, De las Obligaciones, Octava edición, Editorial Temis, Bogotá, Colombia, 1990, p.465).

Tenemos entonces que, la prescripción en este tipo de obligaciones comienza a contarse desde la fecha en que fueron causadas, tal como nos señala el artículo 96 de la precitada ley.

Ahora bien, del estado de cuenta presentado como recaudo ejecutivo se desprenden obligaciones que van desde el día 31 de marzo de 2001 hasta el 31 de mayo de 2008.

Que toda vez que el auto que libra mandamiento de pago fue notificado a la demandada el día primero (01) de septiembre de 2008, es a partir de ésta fecha que se considera suspendido el término de prescripción de la obligación.

Lo anterior encuentra asidero jurídico, en lo dispuesto en el artículo 669 del Código Judicial, que dispone:

"Artículo 669: El término de la prescripción se interrumpe:

La presentación de la demanda interrumpirá el término para la prescripción de cualquier pretensión, que se intente, siempre que antes de vencerse el término de la prescripción se haya notificado la demanda a la parte demandada, o se haya publicado en un periódico de circulación nacional diaria o en la Gaceta Oficial un edicto emplazatorio o un certificado del Secretario del Juzgado respectivo en el cual se haga constar dicha presentación." (el subrayado es de la Sala)

En ese mismo sentido, ésta Superioridad se ha pronunciado en reiteradas ocasiones. A manera de ejemplo, citamos un extracto de las siguientes resoluciones:

Sentencia de cinco (05) de agosto de 2008

Sobre el particular se destaca que efectivamente han prescrito los tributos adeudados, a partir del mes marzo de 1992 hasta el mes de septiembre de 2002, tal como se colige de lo dispuesto en el artículo 96 de la ley 106 de 1976, puesto que la prescripción alegada por el excepcionante, fue interrumpida el 19 de diciembre de 2007 con la notificación del Auto de 24 de octubre de 2007, mediante el cual se libró mandamiento de pago ejecutivo en su contra y a favor del Municipio de Panamá por la suma de tres mil ochocientos ochenta y cinco balboas con 20/100 (B/.3,885.20), desglosados de la siguiente forma: mil novecientos ochenta balboas con 00/100 (B/.1,905.20) en concepto de recargos más intereses. Debe recordarse que en estos procesos de ejecución coactiva, el Auto que libra mandamiento de pago equivale a la presentación de la demanda, y su debida notificación interrumpe la prescripción.

Sentencia de cuatro (04) de agosto de 2009

Así entonces, que si bien el proceso ejecutivo que motivo la presente excepción y que libra mandamiento el auto ejecutivo contra el ejecutado quedó notificado el 9 de enero de 2009, y antes de esa fecha no existe constancia que la entidad ejecutante haya realizado gestión alguna para el cobro de los impuestos municipales detallados arriba, interpreta la Sala que para efecto de definir la prescripción de la obligación debe computarse desde cuando era exigible el pago del impuesto respectivo hasta la fecha en que la entidad ejecutante realizó la primera gestión, es decir, 9 de enero de 2009.

Visto lo anterior, coincidimos con el criterio vertido por el Procurador mediante su V.F., en cuanto a que, efectivamente la prescripción no recae sobre la totalidad de la deuda que pretende cobrar el Municipio de Panamá. Sin embargo, discrepamos del término señalado por éste, pues, como ya vimos, la prescripción de la obligación se interrumpió el día primero de septiembre de 2008 con la notificación a la demandada y no el día de emisión del auto que libra mandamiento de pago.

En tales condiciones, y una vez realizado el análisis jurídico-fáctico correspondiente, podemos concluir que efectivamente se ha configurado la prescripción alegada por la parte demandada, pero solo en cuanto a los impuesto causados en el periodo comprendido del 31 de marzo de 2001 al 31 de agosto de 2003; por lo que no le queda más a esta Superioridad que acceder parcialmente a su pretensión, a lo que pasaremos a continuación.

En consecuencia, el resto de la Sala Tercera (Contencioso-Administrativa) de la Corte Suprema de Justicia, administrando justicia en nombre de la República y por autoridad de la Ley, DECLARA PARCIALMENTE PROBADA la EXCEPCIÓN DE PRESCRIPCIÓN incoada por SERVICIOS R.P. MARIA, S.A. dentro del Proceso Ejecutivo por Cobro Coactivo que le sigue el MUNICIPIO DE PANAMÁ, solo por los periodos comprendidos del 31 de marzo de 2001 al 31 de agosto de 2003.

N..

VICTOR L. BENAVIDES P.

WINSTON SPADAFORA FRANCO -- ADÁN ARNULFO ARJONA L.

JANINA SMALL (Secretaria)