Sentencia Contencioso de Corte Suprema de Justicia (Pleno), 3ª de lo Contencioso Administrativo y Laboral, 10 de Junio de 2003

Ponente:Adán Arnulfo Arjona L.
Fecha de Resolución:10 de Junio de 2003
Emisor:Tercera de lo Contencioso Administrativo y Laboral
RESUMEN

EXCEPCION DE PRESCRIPCIÓN, INTERPUESTA POR EL LICDO. IAN ERIC ROJAS HERRERA EN REPRESENTACIÓN DE ANGEL SANTOS GONZALEZ QUINTERO, DENTRO DEL PROCESO EJECUTIVO POR COBRO COACTIVO QUE EL MUNICIPIO DE PANAMÁ LE SIGUE

 

VISTOS:

El licenciado I.R.H. actuando en nombre y representación de A.S.G.Q., ha presentado excepción de prescripción, dentro del proceso ejecutivo por cobro coactivo que el Municipio de Panamá le sigue.

Argumenta la parte actora que el Juzgado Ejecutor del Municipio de Panamá inició proceso coactivo contra el señor A.S.G.Q., el día 31 de octubre de 1996, librando mandamiento de pago por la vía ejecutiva a favor del Municipio de Panamá, hasta la concurrencia de CUATROCIENTOS VENTIÚN BALBOAS (B/.421.00).

En esta misma fecha, señala el apoderado legal, que dicho Juzgado decretó medida precautoria de secuestro a favor del Municipio de Panamá, sobre el automóvil marca Toyota Crecida, año 1983, placa 312710-95-96, propiedad del señor G.Q..

Continúa explicando que la suma que el Municipio de Panamá pretende cobrarle al señor G.Q., tiene su origen en una serie de multas en concepto de Boletas de estacionómetros, que transcurren desde los meses de octubre, noviembre y diciembre de 1995, al igual que durante los meses de enero, febrero, marzo, abril, mayo, julio, agosto, septiembre, octubre de 1996, tal y como se aprecia a fojas 7, 8 y 9 del expediente administrativo que reposa en dicha Institución.

El artículo 96 de la Ley 106 de 1973 establece un plazo específico de 5 años para la prescripción de las obligaciones derivadas de los tributos municipales, y por ende, para la prescripción del derecho del Municipio para cobrar las multas de estacionómetro.

De acuerdo al análisis realizado por el incidentista, en atención a dicha norma las multas causadas durante los meses de octubre, noviembre, diciembre de 1995; y de enero a octubre de 1996 han prescrito de pleno derecho en su totalidad y por lo tanto es incobrable.

Por los razones expuestas, le solicita a la Sala que declare la prescripción de la acción promovida por el Municipio de Panamá contra el señor G.Q..

CONTESTACIÓN DE LA ENTIDAD EJECUTANTE

El Juez Ejecutor a través de su apoderada judicial se opuso a la solicitud de prescripción, alegando que la acción de secuestro decretada el 31 de octubre de 1996, interrumpe la prescripción, de acuerdo al artículo 738 del Código Fiscal.

También expone que en atención al artículo 3 del Acuerdo No. 56 de 9 de octubre de 1990, las boletas de estacionómetro constituyen una tasa por identificarse como un servicio que presta el Municipio en concepto de estacionamiento y en este caso el contribuyente no está gravado en concepto de rentas por ejercer una actividad lucrativa.

En base a lo anterior, señala que la Ley 106 de 1973, reformada por la Ley 52 de 1984, establece que los impuestos municipales prescriben a los 5 años de haberse causado, por lo que dicha prescripción sólo se aplica a los impuestos municipales y no a las tasas, constituido en el presente caso por las boletas de estacionómetro.

OPINIÓN DE LA PROCURADURÍA DE LA ADMINISTRACIÓN

La Procuradora de la Administración mediante V.F. No. 449 de 9 de septiembre de 2002, manifestó que el Juez Ejecutor del Municipio de Panamá, el 31 de octubre de 1996, decretó formal medida de secuestro sobre bienes de ÁNGEL S.G., interrumpiendo la prescripción que por el transcurso del tiempo pudiera señalarse en contra del Municipio de Panamá.

En este sentido, solicita a la Sala que declare no probada la prescripción de la obligación, salvo prueba en contrario. (Fs. 15-19)

DECISIÓN DE LA SALA

Encontrándose el proceso en este estado, los Magistrados que integran la Sala Tercera entran a resolver lo pertinente.

Se trata de un proceso ejecutivo por cobro coactivo en el cual el Municipio de Panamá persigue cobrar la suma de CUATROCIENTOS VEINTIUN BALBOAS (B/.421.00), en concepto de boletas de estacionómetros morosas a cargo de A.S.G.Q..

Mediante resolución de 31 de octubre de 1996, el Juzgado Ejecutor del Municipio de Panamá decretó formal medida precautoria de secuestro sobre el Auto marca Toyota, modelo C., año 1983, motor 21R0406858, tamaño 2100, chasis KX60141339, número de placa 312710-95-96, de propiedad de A.S.G.. (F.15 y 16 del expediente ejecutivo)

En esta misma fecha se libró mandamiento de pago contra A.S.G.Q., y a favor del Municipio de Panamá, hasta la concurrencia indicada en el párrafo anterior. Dicha resolución le fue notificada al excepcionante el 14 de mayo de 2002. (Ver fojas 20 y 22)

Es necesario puntualizar que la Sala ha manifestado que la infracción por permanecer estacionado después de expirado el tiempo de estacionómetro, constituye una falta administrativa, la cual origina la imposición de multas y cuya responsabilidad se extingue en la forma que establece el Código Penal, de conformidad a lo regulado en los artículos 878 y 897 del Código Administrativo. (Ver sentencias de 15 de mayo de 2002 y 9 de mayo de 1995)

El Código Penal, en el Título IV de "Extinción de las Acciones Penales y de la Penas", en el artículo 97, señala que si la pena fuese pecuniaria, prescribe en el plazo de cinco (5) años.

De acuerdo al Informe de Boletas activas impuestas por el Municipio de Panamá al vehículo con la placa 312710, consultable de la foja 7 a la 12 del expediente que contiene el proceso ejecutivo, éstas comprenden los meses de octubre, noviembre, diciembre de 1995 y enero, febrero, marzo, abril, mayo, junio, julio, agosto, septiembre y octubre de 1996.

Bajo esta constancia, se advierte que desde que se causaron las boletas de estacionómetro a la fecha en que el señor G.Q. se notificó del auto que libra mandamiento de pago en su contra, el 14 de mayo de 2002, han transcurrido más de cinco (5) años, período que rebasa el término contenido en el artículo 97 del Código Penal para que se extinga la acción por penas pecuniarias.

En jurisprudencia de esta Corporación de Justicia se ha reiterado que en los procesos ejecutivos por cobro coactivo, el auto ejecutivo equivale a la presentación de la demanda, y la debida notificación o publicación de este auto interrumpe la prescripción, en virtud de lo estipulado en el artículo 669 del Código Judicial, que a la letra dice:

"La presentación de la demanda interrumpirá el término para la prescripción de cualquier pretensión que se intente, siempre que antes de vencerse el término de la prescripción, se haya sido notificado la demanda a la parte demandada, o se haya publicado en un periódico de circulación nacional diaria o en la Gaceta Oficial un edicto emplazatorio o un certificado del secretario del juzgado respectivo en el cual se haga constar dicha presentación." (El subrayado es nuestro)

De las consideraciones anotadas, concluye este Tribunal que el incidente ha sido probado y así procede a declararlo.

En consecuencia, la Sala Tercera de la Corte Suprema, administrando justicia en nombre de la República y por autoridad de la Ley, DECLARA PROBADA la excepción de prescripción promovida por el licenciado I.R.H. en representación de A.S.G.Q., dentro del proceso ejecutivo por cobro coactivo que el Municipio de Panamá le sigue.

N..

ADÁN ARNULFO ARJONA L.

ARTURO HOYOS -- WINSTON SPADAFORA FRANCO

JANINA SMALL (Secretaria)