Sentencia Penal de Corte Suprema de Justicia (Pleno), 2ª de lo Penal, 29 de Junio de 2018

Ponente:Luis Mario Carrasco M.
Fecha de Resolución:29 de Junio de 2018
Emisor:Segunda de lo Penal
 

VISTOS:

El Juzgado Liquidador de Causas de Coclé mediante Sentencia N° 20 de 11 de septiembre de 2015, absolvió a E.A.C.G. de los cargos formulados en su contra, "decisión que fue apelada por la Agencia de Instrucción y en base a una errónea valoración probatoria fue modificada mediante la Sentencia de Segunda Instancia de 22 de diciembre de 2015 proferida por el Tribunal Superior del Segundo Distrito Judicial (Coclé y Veraguas) en el sentido de condenarlo a 45 meses de prisión e inhabilitación para el ejercicio de funciones públicas y puesto de elección popular por el término de dos (2) años (fs. 2948-2968). En contra de esta sentencia va dirigido el presente recurso de casación en el fondo.

  1. CAUSALES ADUCIDAS:

    El recurso se sustentó en dos (2) causales de fondo; sin embargo, luego de realizar el examen de admisibilidad el Tribunal de Casación solamente acogió la primera causal (fs. 3052-3053), que corresponde al "Error de hecho en la existencia de la prueba que ha influido en lo dispositivo del fallo impugnado y que implica violación de la ley sustancia penal", consignada en el artículo 2430 numeral 1 del Código Judicial" y se sustenta en ocho (8) motivos que se plantean a continuación.

    Primer Motivo. Se estima que el Ad quem incurrió en error al ignorar el acta de arqueo, suscrito por A.H., E.A.C.G. y E.I.M. (fs. 23 a 24) y el informe para conocimiento de la autoridad competente suscrito por el Sargento 2do E.M. (fs. 104-106), con los cuales "se acredita que las maletas donde se encontraban los fondos de recaudación mantenían un candado y con combinación, así como que E.C. le entregó las llaves y los fondos a la señora A.H.".

    Segundo Motivo. Guarda relación con las Declaraciones juradas de E.I.M. (fs. 1-6), ALIS FERNANDEZ (fs. 72-77), IDAURA QUEZADA DE JAÉN (fs. 118-124), J.O. (fs. 715-720), las cuales "acreditan que R.C. había realizado múltiples arqueos, auditorías e informes, incluso el 27 de noviembre del 2009 donde se acreditan que (sic) los balances los cuales siempre resultaban satisfactorios".

    Tercer Motivo. Argumenta la casacionista que las declaraciones juradas de ALIS FERNANDEZ (fs. 72-77), A.H. (fs. 125-134); T.M. (fs. 160-167) y D.T. (fs. 701-707) "acreditan el hecho que el día 1 de diciembre de 2009 las cajeras utilizaron dineros con cintillos fechados de 30 de noviembre de 2009".

    Cuarto Motivo. Considera la licenciada DE LEÓN que no se apreciaron las declaraciones juradas de H.R. (fs. 78-84), J.G.M. (fs. 107-109) y A.H. (fs. 125-134), "las cuales tienen el valor de acreditar que EDGAR CHANIS no fue el último en salir de la institución, que el mismo fue revisado por los seguridad de la Lotería Nacional, así como sus pertenencias a la salida del día 30 de noviembre de 2009 y que no mantenía bienes de la institución a su salida".

    Quinto Motivo. Se aduce que el Tribunal Superior ignoró la declaración jurada de A.H. (fs. 125-134), E.M. (fs. 247-254), la declaración patrimonial de A.H. (fs. 2807-2813), la declaración patrimonial de R.C. (fs. 2814-2818), "pruebas que acreditan que EDGAR CHANIS entregó los maletines con el dinero a A.H. y R.C. y que estos dos decidieron no contarlo ni balancearlo nuevamente, ya que, minutos antes había sido balanceado por A.H. y EDGAR CHANIS (fs. 135.), lo cual acredita que EDGAR CHANIS no cometió los actos de apoderamiento ni sustracción de dineros pertenecientes a la Lotería Nacional de Beneficencia".

    Sexto Motivo. Se alega que el Ad quem no valoró el extracto de la cuenta de ahorros de Banco General de EDGAR CHANIS (fs. 461-462), estado de cuenta de la Caja de Ahorros (fs. 511-547), R. de pagos de premio (fs. 2787-2789), Certificación del préstamo de auto otorgado por Banco Delta (fs 2790), documento previo a la formalización de contrato de financiamiento del vehículo Toyota Yaris (fs. 2790-2791), notificación del pago de vacaciones (fs. 2792), préstamo otorgado por el IFARHU (fs. 2795), préstamo hipotecario (fs. 2799-2801), formulario de Beca de la Universidad Latina (fs. 2819), "los cuales comprueban que EDGAR CHANIS no tuvo incremento patrimonial mientras laboró como funcionario de la Lotería Nacional de Beneficencia ni posteriormente; puesto que el auto, la hipoteca y sus estudios universitarios, fueron con financiamiento local".

    Séptimo Motivo. Se sustenta la omisión de valoración de la declaración jurada de ELSA DE LEE (fs. 273-278), "quien señaló que el día 30 de noviembre de 2009 cerró la bóveda con su combinación antes de que E.C. fuera notificado de su destitución (fs.275) y que cuando iba saliendo encontró unas bolsas verdes que se habían dejado afuera de la bóveda y le llamó la atención a A.H. quien estaba nerviosa".

    Octavo Motivo. La licenciada DE LEÓN cuestiona la no valoración de la Diligencia de inspección ocular practicada en la Lotería Nacional de Beneficencia con sede en Penonomé (fs. 223-225), "que tiene el valor de acreditar que hasta el día 1 de diciembre de 2009 las cajeras utilizaron dineros con cintillos fechados de 30 de noviembre".

    En síntesis, afirma la letrada que los elementos mencionados en los ocho (8) motivos evidencian la ausencia de responsabilidad penal del señor C.G., por lo que estima que de no haberse incurrido en este yerro probatorio el resultado del proceso hubiese sido la absolución del precitado.

    En lo que respecta al epígrafe de las disposiciones legales infringidas y el concepto de transgresión se explica la conculcación de los artículos 780 del Código Judicial en concepto de violación directa, por omisión. Asimismo cita el artículo 334 del Código Penal, cuya transgresión estima fue consecuencia de la indebida aplicación.

  2. OPINIÓN DE LA PROCURADURÍA GENERAL DE LA NACIÓN:

    El Señor Procurador General de la Nación, Encargado, M.I.M.B., al evaluar los ocho (8) motivos de la impugnación, sostiene que ninguno de ellos "tiene la trascendencia de variar lo resuelto, máxime que persiste en contra del procesado el resultado de las pericias de la Lotería Nacional de Beneficencia y de la Contraloría General de la República, que son acordes en señalar los manejos irregulares de dinero y la responsabilidad de ello en E.A.C.G.", por lo que no se logra acreditar "la infracción de la norma adjetiva invocada, mucho menos la ocurrencia de motivo alguno que sustenta la causal invocada, el error de hecho en cuanto a la existencia de la prueba".

  3. CONSIDERACIONES DE LA SALA

    Luego de verificar ambas posiciones confrontándolas con las pruebas allegadas al proceso, esta S. debe compartir la decisión adoptada por el Tribunal Ad quem, toda vez que los cargos de injuridicidad planteados por el recurrente no fueron comprobados.

    Ello es así, debido a que el casacionista adujo como única causal válida "Error de hecho en cuanto a la existencia de la prueba, lo cual ha influido en lo dispositivo del fallo recurrido e implica infracción de la ley sustancial penal", por no haberse apreciado las siguientes pruebas: 1. acta de arqueo (fs. 23 a 24) y el informe para conocimiento de la autoridad competente (fs. 104-106); 2. Declaraciones juradas de E.I.M. (fs. 1-6), ALIS FERNANDEZ (fs. 72-77), IDAURA QUEZADA DE JAÉN (fs. 118-124), J.O. (fs. 715-720); 3. Declaraciones juradas de ALIS FERNANDEZ (fs. 72-77), A.H. (fs. 125-134); T.M. (fs. 160-167) y D.T. (fs. 701-707); 4. Declaraciones juradas de H.R. (fs. 78-84), J.G.M. (fs. 107-109) y A.H. (fs. 125-134); 5. Declaraciones juradas de A.H. (fs. 125-134), E.M. (fs. 247-254), la declaración patrimonial de A.H. (fs. 2807-2813), la declaración patrimonial de R.C. (fs. 2814-2818); 6. Extracto de la cuenta de ahorros de Banco General de EDGAR CHANIS (fs. 461-462), estado de cuenta de la Caja de Ahorros (fs. 511-547), R. de pagos de premio (fs. 2787-2789), Certificación del préstamo de auto otorgado por Banco Delta (fs 2790), documento previo a la formalización de contrato de financiamiento del vehículo Toyota Yaris (fs. 2790-2791), notificación del pago de vacaciones (fs. 2792), préstamo otorgado por el IFARHU (fs. 2795), préstamo hipotecario (fs. 2799-2801), formulario de Beca de la Universidad Latina (fs. 2819); 7. Declaración jurada de ELSA DE LEE (fs. 273-278); 8. Diligencia de inspección ocular practicada en la Lotería Nacional de Beneficencia con sede en Penonomé (fs. 223-225). Sin embargo, la revisión de las constancias procesales denota que ninguno de estos elementos logra desvirtuar la vinculación del señor EDGAR CHANIS con el hecho delictivo, como se desarrolla a continuación.

    El tipo penal aplicado a este proceso, en consideración a la fecha en que ocurrieron los hechos, corresponde al artículo 334 (actualmente artículo 338) del Texto Único del Código Penal adoptado mediante Ley N° 14 de 18 de mayo de 2007, cuyo texto es el siguiente:

    El servidor público que sustraiga o malverse de cualquier forma, o consienta que otro se apropie, sustraiga o malverse de cualquier forma dinero, valores o bienes, cuya administración, percepción o custodia le hayan sido confiados por razón de su cargo, será sancionado con prisión de cuatro a diez años.

    Si la cuantía de lo apropiado supera la suma de cien mil balboas (B/.100,000.00) o si el dinero, valores o bienes apropiados estuvieran destinados a fines asistenciales o a programas de desarrollo o de apoyo social, la pena será de ocho a quince años de prisión.

    Este tipo penal salvo por algunas variantes, especialmente en lo que se refiere a la cuantía, guarda similitud con aquel contemplado en el artículo 322 del Código Penal de 1982 y que, en su momento, fue objeto de análisis de esta Sala estableciendo los elementos esenciales del tipo penal por lo cual se reproduce lo expuesto en el fallo de 12 de abril de 2007, que fuera replicado en decisiones posteriores. Veamos:

    "El artículo 322 del Código Penal, tipifica el peculado por sustracción o malversación, describiendo como punible la conducta del servidor público que sustraiga o malverse dineros o bienes que, por razón de su cargo, le hayan sido confiados en administración o custodia. En este tipo penal, enseña la doctrina, hay "una relación jurídica que se crea entre el administrador y los efectos públicos, indicando así que poco importa la ubicación de estos, siempre que el responsable lejano pueda ejercer acto de autoridad respecto de esas cosas" y ese acto dominio debe ser incompatible "con el título justificativo de su tenencia" (PÉREZ, L.C.. Derecho Penal (Tomo III); Segunda Edición, Editorial Temis, Bogotá, 1990, págs. 178 y 190). (El resaltado corresponde a la Sala)

    Se trata de un comportamiento delictual que requiere, para su configuración, que exista una sustracción o malversación de efectos o caudales públicos, respecto de los cuales, el funcionario ejerce actos de autoridad ..."

    En este sentido, con el objeto de verificar sí los hechos se subsumen en el tipo penal debemos listar los hechos probados, como son:

    1. El señor E.A.C.G. fungía como C. General de la Lotería Nacional.

    2. El 30 de noviembre de 2009 le fue notificada su destitución.

    3. El 30 de noviembre de 2009, el señor E.A.C.G. y A.H. realizaron el arqueo y balance de la recaudación diaria, quedando el dinero en la oficina de Caja bajo el cuidado del señor CHANIS.

    4. El 30 de noviembre de 2009, después de comunicada su destitución, el señor E.A.C.G. realizó el arqueo y balance de la recaudación diaria y del Fondo Especial, este último fondo fue contado conjuntamente por A.H. y R.C., mientras que con relación a la recaudación diaria tomaron por cierta la cifra del arqueo realizado anteriormente por E.A.C.G. y A.H., por lo que no fue nuevamente.

    5. Al día siguiente la funcionaria que lo remplaza en el cargo, A.H., se percata de un faltante de setenta y seis mil cuatrocientos balboas (B/.76,400.00).

    6. Ante el hallazgo descrito en el apartado anterior, se realizó una auditoría especial en la Lotería Nacional de Beneficencia cuyas conclusiones se revelan en el Informe de Auditoría Especial N° 94-282-2011-DINAG-DESAPBAT, estableciéndose lo siguiente con relación al señor C.G.:

    "El hecho consistió en que el 1 de diciembre de 2009, la señora A.H. ejerciendo el cargo de Asistente de Caja General, realizó el conteo y verificación del efectivo recaudado el 30 de noviembre de 2009 para proceder con su depósito. Al contar el efectivo se percató que la bolsa que contenía la recaudación mantenía efectivo por B/.28,994.43 y no por B/.105,394.43, reflejándose un faltante por B/.76,400.00 El efectivo del 30 de noviembre de 2009, no fue verificado por el Auditor Interno, ya que él consideró que el dinero había sido verificado por los señores E.A.C. y A.H. al cierre del 30 de noviembre de 2009.

    Además, se determinaron situaciones que evidencian movimientos irregulares de efectivo y registros de entradas y salidas en el sistema SIFRAS que afectaron la disponibilidad del Fondo Especial para el Pago de Premios en efectivo. Estos movimientos irregulares de efectivos eran compensados diariamente con el dinero proveniente de la recaudación, dinero que se utilizaba para entregar los adelantos de efectivos a las cajeras pagadoras para cancelar los premios de lotería a los clientes. El dinero tomado diariamente de la recaudación era extraído al día siguiente del Fondo Especial para el Pago de Premios en Efectivo, con el fin de completar el depósito de la recaudación y que se depositaba de manera íntegra. Al realizar estas acciones de movimientos irregulares de efectivo entre el dinero del Fondo y el de las recaudaciones diarias, existía un faltante del efectivo, ya sea en Fondo Especial para el Pago de Premios en Efectivos o en las recaudaciones diarias...

  4. IDENTIFICACIÓN DE LAS PERSONAS RELACIONADAS

    Este informe especial permite relacionar al hecho a las personas cuyas generales son las siguientes:

    Nombre: Edgar Ariel Chanis

    Cédula Núm: 2-714-1974

    Dirección:Natá Cabecera, Distrito de Natá,

    Casa Núm.5945 Provincia de Coclé

    Dirección Laboral:Multibank-La Gran Estación de San Miguelito Provincia de Panamá

    Teléfono:6679-7880

    Monto: B/.66,900

    Se le relaciona al hecho por ser el Asistente de Caja General, recibiendo de las cajeras recibidoras el 30 de noviembre de 2009 la recaudación por B/.105,394.43 en la que se determinó un faltante por B/.76,400 del cual ASSA Compañía de Seguros realizó indemnización a la Lotería Nacional de Beneficencia por B/.9,500.00. Además se relaciona por haber efectuado manejos irregulares del efectivo asignado al Fondo Especial para el Pago de Premios en Efectivo por B/.243,808.00 y realizar registros inusuales de entradas y salidas de efectivo al Fondo Especial por B/.188,839.00 con el usuario Núm.2874." (El resaltado corresponde a la Sala).

    Advertido esto, tenemos que al evaluar la conducta desplegada por el señor E.A.C.G. se percibe que concurren todos los elementos del tipo penal.

    Podemos aseverar lo anterior debido a que el precitado C.G. fungía como funcionario a cargo de elaborar el informe diario de los ingresos recaudados, proveer a los cajeros de las sumas de dinero establecidas para el proceso de pagos, custodiar el dinero, recibos, especies venales y procesos de trabajo que se realizan en el puesto de trabajo (fs. 383,384, 469), lo que le dio la oportunidad de sustraer la suma total de B/.76,400.00 de fondos de la Lotería Nacional de Beneficencia, tal como se demuestra a través de las auditorías realizadas por dicha entidad y por la Contraloría General de la República (fs. 325-419, 2029-2248), que adicionalmente fueron ratificados y explicados por los peritos ante la Agencia de Instrucción como se observa a folios 476-483, 2264-2273).

    Con la finalidad de apreciar de manera más concreta los hechos, nos permitimos transcribir la explicación brindada por los señores P.R.J.S. y M.L.M.P., ambos licenciados en Contabilidad y auditores internos de la entidad afectada, quienes revisaron el período comprendido del 01 de agosto al 30 de noviembre de 2009, "que corresponde a los cuatro últimos meses del período que el cajero general, como responsable del Fondo, estuvo laborando en la Institución". Veamos:

    "...El faltante determinado venía de arrastre, y para poder reponer el dinero de la recaudación el Cajero General, en ese entonces E.A.C., esperaba que entrara los vales producto de la recaudación de la mañana. También se determinó que el día 22 de octubre de 2009, el auditor RICARDO CEDEÑO de la Dirección Provincial de Coclé le hizo un arqueo a la Caja Fondo Especial en efectivo a las nueve y siete A.M. de la mañana y terminó a las diez y trece a.m. de la mañana, allí se determinó que el Cajero General EDGAR CHANIS realizó cuatro adelantos de quince mil balboas (B/.15,000) a los cajeros pagadores, arrojando un total de B/.60,000.00 balboas, el cual dicho dinero ese día no fue entregado a los cajeros pagadores, él hizo eso para balancear el Fondo Especial al momento de hacerle el arqueo, es decir hizo un movimiento ficticio, esto lo hizo posterior que el auditor interno había culminado el arqueo, lo hizo de diez y treinta y cinco a diez y cuarenta y seis a.m. de la mañana del mismo 22 de octubre; al finalizar el día el reintegro del dinero no utilizado para el pago de premios no concuerda con el detallado en el formulario de reintegro, que se llamada (sic) Detalle de dinero entregado por el cajero revisado, ya que el dinero reintegrado fue por B/.2,182.00 balboas por los cuatro cajeros en efectivo y el total del monto que presenta el formulario es por B/.40,182.00 balboas; el cajero general EDGAR CHANIS le dijo a los cajeros pagadores como tenían que detallar las denominaciones en los formularios, para que ellos pudieran balancear su trabajo con el dinero de los B/.15,000.00 que supuestamente le había entregado, cosa que no fue así, nunca esta suma de dinero le fue entregada a los cajeros pagadores. Al comparar las copias del libro del Fondo Especial que reposaba en la Agencia Delegada del folio 147 visible a foja 359 del expediente con la copia suministrada por el cajero general EDGAR CHANIS al auditor R.C. el día 22 de octubre con el folio 147 visible a foja 364, donde se registra el movimiento de los cajeros pagadores, se detectó que el señor EDGAR CHANIS manejaba dos libros para realizar estos registros en donde en uno ponía las cifras reales del movimiento de los cajeros pagadores y en el otro colocaba cifras alteradas para maquillar los adelantos y reintegros para poder balancear el Fondo Especial para pago de premio y así que no se reflejara el faltante de dinero al momento que le hacían el arqueo. Lo anterior expuesto puede ser corroborado con el libro auxiliar etiquetado "Fondo Especial" en su folio 147 y con la copia que fue suministrada por el auditor R.C. visible a foja 364 y que debe mantener en sus archivos. Cabe señalar que en el arqueo realizado por el auditor R.C. el día 22 de octubre de 2009, solo se mantenía en efectivo hasta las diez y trece a.m. de la mañana B/.5,928 y no se explica como el cajero general EDGAR CHANIS haya realizado adelanto de premio por B/.60,000.00 balboas después de haber culminado el arqueo. Queremos señalar que en la investigación se consultó a la cajera general encargada A.H. que si en la bóveda habían dos bolsas, la cual manifestó que solo era una bolsa, la cual no se contó el día del traspaso que al momento de contar al día siguiente solo había B/.28,994.43 balboas y en consulta con el Cajero General a nivel nacional de la Institución HERNAN ABREGO, me señaló que era imposible que en esa bolsa donde se tenía el dinero de recaudación no se podía contener los B/.105,394.43 balboas, ya que esa bolsa solo puede tener capacidad para contener aproximadamente B/.60,000.00 balboas si es dinero de paquete o fajos que no ha sido manipulado, que en el caso contrario como era dinero manipulado por tratarse de la recaudación, era menos dinero lo que podía contener esa bolsa, es una situación que salta a la vista..." (El resaltado corresponde a la Sala).

    Como se puede apreciar en la declaración transcrita y se puede corroborar al revisar las pruebas enunciadas en ella, el señor E.A.C.G. realizaba movimientos ficticios de dinero que causaron una afectación al patrimonio de la Lotería Nacional de Beneficencia, y para ocultar este perjuicio manejaba dos (2) libros en los que efectuaba estos registros, colocando en uno de ellos las cifras reales del movimiento de los cajeros pagadores y en el otro colocaba cifras alteradas para "maquillar los adelantos y reintegros para poder balancear el Fondo Especial para pago de premio y así que no se reflejara el faltante de dinero al momento que le hacían el arqueo".

    También quedó evidenciado en el presente proceso penal que esta conducta fue realizada en otras ocasiones, pero al no ser detectadas oportunamente no se pudo comprobar el faltante. Así lo confirman los Auditores de la Contraloría General de la República, quienes ampliaron el rango de la experticia y examinaron el período comprendido del 27 de junio de 2005 al 30 de noviembre de 2009 teniendo como hallazgo, además del faltante que motiva la presente encuesta penal, un manejo irregular de fondos por parte del señor CHANIS GÓMEZ, veamos:

    "...CONTESTARON EN COMUN ACUERDO: Las cifras que reflejan el manejo irregular o inusual del Fondo para el Pago de Premios en Efectivo, está integrada de acuerdo a los años analizados desde el 2006 al 2009, ya que al analizar el año 2005 no se observó un manejo inusual del Fondo, por lo que los B/.248,808.00, está desglosado así: año 2006 de B/.63,805.00, (los días 26 de junio de 2006, 1 de octubre de 2006 y 1 de noviembre de 2006), situaciones detalladas de foja 2083 a 2088; año 2007 por B/.37,500.00 (los días 29 de marzo de 2007, 19 de julio de 2007, el 12 de agosto de 2007, 19 y 26 de noviembre de 2007), detalles en fojas 2089 a 2095; año 2008 de B/.17,302.00 (los días 30 de noviembre de 2008), detalles en fojas 2095 a 2097; año 2009, B/.130,201.00, (los días 2 de abril de 2009, 14 de septiembre de 2009, 22 de octubre de 2009 y 20 de noviembre de 2009) comprende la foja 2099 a 2107, es necesario aclarar que el monto de B/.248,808.00 no forma parte del perjuicio económico ocasionado a la Lotería Nacional de Beneficencia Agencia de Penonomé, sin embargo, fueron situaciones o manejos inusuales que se dieron en el período del señor E.C. se desempeñaba como Asistente de Caja General. Deseamos especificar que el monto B/.248,808.00, corresponde a los montos detectados por los años antes mencionados y que si en el momento del hecho de acuerdo a las fechas detalladas en fojas anteriores, hubiese efectuado el Auditor Interno los arqueos correspondientes al Fondo Especial para El Pago de Premios en Efectivo y la recaudaciones recibidas se hubiera detectado el manejo irregular que hubiese conllevado a un faltante en las determinadas fechas...Las situaciones inusuales que por año se venían sucediendo y que al sumarlas totalizaron los B/.248,808.00 reiteramos que no forman parte del perjuicio económico, y que no fueron detectadas ya que en su momento no se realizaron los respectivos arqueos, pero si demuestran la forma inusual como era el manejo del fondo de efectivo, principalmente por el señor E.A.C. responsable del Fondo y de la Recaudación, la señora A.E.H., Auxiliar de Caja General y el señor R.C.C., Auditor Interno los cuales laboraban en el período 2005 a 2009..." (fs. 2270-2272) (El resaltado corresponde a la Sala).

    De esta manera se percibe claramente que en el año 2005, que corresponde al primer año en que al señor E.A.C.G. le son asignadas las funciones de Cajero en la entidad afectada (fs. 383), no se suscita manejo inusual de fondos. Estos manejos irregulares inician a partir del 26 de junio de 2006 y se mantienen vigentes hasta la fecha de su destitución, de igual forma, se aprecia que los movimientos ficticios pasan desapercibidos debido a que el señor E.A.C.G. realizaba un doble registro, en libros distintos, reflejando en uno de ellos cifras falsas para balancear las cuentas.

    Ante estas circunstancias se deduce lógicamente, tal como expresan los auditores, que la sustracción de los B/.76,400.00 no se realizó en un acto único que tuviera lugar el 30 de noviembre de 2009. El hecho fue descubierto en esa fecha debido a que al ser destituido el señor E.A.C.G. no tuvo la oportunidad de compensar el dinero faltante con las recaudaciones diarias. Es por ello que las pruebas cuya valoración se adujo omitida no logran desvirtuar la conducta comprobada y que se subsume en el tipo penal aplicado por el Tribunal al dictaminar la condena.

    Así vemos que el acta de arqueo (fs.23-24), el informe policial (fs.104 a 106) y las declaraciones de E.I.M. (fs.1-6, 247-254), ALIS HERNÁNDEZ (fs.72-77), IDAURA QUEZADA DE JAÉN (fs.118-124), J.O. (fs. 715-720), A.H. (fs.125-134,2807-2813), TERESA MORA (fs.160-167), D.T. (fs.701-707), H.R. (fs.78-84), J.G.M. (fs. 107-109), R.C. (fs.2814-2818) y ELSA DE LEE (fs. 273-278), dan cuenta que el señor E.A.C.G. laboraba como C. General de la Lotería Nacional de Beneficencia, Sucursal de Penonomé, y que el día en que le fue notificado su despido hizo entrega del fondo que había recibido para cumplir con sus funciones.

    Aunado a ello, A.H. y la señora E.D.P. DE LEE dan fe que el señor C.G. fue la última persona en manipular el dinero de la recaudación diaria, colocándolo en la bóveda para proceder al cierre de la misma (fs. 131y 275). Todos los testigos son contestes en indicar que el señor CHANIS entregó el 30 de noviembre de 2009 a A.H., su sucesora en el cargo de Cajero General, una clave errada para ingresar a la bóveda siendo necesario solicitar la clave correcta a la casa matriz ubicada en Panamá, por tanto, se concluye que el dinero no fue manipulado por persona alguna desde el cierre de la bóveda en que participó el señor CHANIS hasta que se descubre el faltante el 01 de diciembre de 2009, por lo que se debe destacar que el dinero de la recaudación diaria permanecía en una bolsa verde cerrada con candado que no fue sujeta a revisión por parte del Auditor Interno ni por la Cajera General entrante. Solamente se excluye de esta atestación al señor J.O. quien no laboraba para esa fecha en la institución.

    Ante la revelación del modus operandi por parte de los auditores, la documentación aportada por el procesado con el objeto de acreditar que no tuvo incremento patrimonial no demerita que se logró comprobar que el señor C.G. realizaba movimientos ficticios que causaron un perjuicio a la Lotería Nacional de Beneficencia, sucursal de Penonomé, debido a que la ubicación final de los fondos no tiene relevancia para la configuración del delito. Así vemos que los distintos autores que han desarrollado el tema concerniente al bien jurídico protegido en el delito de peculado coinciden en que éste está representado por el correcto y oportuno cumplimiento de los deberes que tiene el servidor público como administrador de aquellos bienes o efectos que custodia, administra o tiene por razón de su cargo; en consecuencia, es un delito que sanciona la infracción de un deber funcionarial que obliga al servidor público a velar por el correcto uso, utilización y aplicación de aquellos bienes cuya administración, percepción o custodia le han sido confiados por razón de su cargo, como acontece en el caso cuyo examen nos ocupa.

    En atención a la estructura del tipo penal endilgado al señor C.G. se desestima la posibilidad de que los documentos que el casacionista -el extracto de la cuenta de ahorros de Banco General, estado de cuenta de Caja de Ahorros, recibos de pago de premio, certificación del préstamo de auto otorgado por Banco Delta, documento previo a la formalización de contrato de financiamiento del vehículo Toyota Yaris, notificación del pago de vacaciones, préstamo otorgado por el IFARHU, préstamo hipotecario, formulario de Beca de la Universidad Latina y la diligencia de inspección ocular practicada en la Lotería Nacional de Beneficencia con sede en Penonomé- tengan la capacidad de variar la decisión impugnada.

    Para una mejor comprensión de ilícito y de la trascendencia que tiene la ubicación o no de los efectos sustraídos en poder del procesado, se reproduce lo expuesto por el autor I.M. al desarrollar el delito de peculado en su obra Delitos Contra la Administración Pública conforme a la legislación penal panameña adoptada en el año 2007:

    "...ha de entenderse que el término sustraer denota el acto en virtud del cual el servidor público detrae de la esfera de disposición del Estado el bien. No se requiere entonces que el servidor público llegue a apropiarse del bien, es decir, que lo incorpore a su esfera de disposición. El que el tipo penal del delito peculado no contemple como verbo rector el apropiarse por parte del servidor público deja en claro que no se requiere para la consumación del delito el aprovechamiento del bien o dinero por parte del servidor público. Esta interpretación, por lo demás, es coherente con lo expresado con anterioridad, en el sentido de que el peculado sanciona la vulneración de los deberes de administración, toda vez que la infracción de tales deberes se aprecia ya en toda su dimensión cuando se detrae de la esfera de disponibilidad del Estado el dinero o los bienes, sin que sea necesario que el sujeto se apropie de ellos...".

    Frente a todos los elementos destacados resulta indubitable que el hecho acreditado (sustracción de dinero de la Lotería Nacional de Beneficencia), al que se vincula al señor E.A.C.G., se subsume en el tipo penal de Peculado, desvirtuando de esta forma el motivo que sustenta la causal aducida en el presente Recurso de Casación por la abogada defensora. En consecuencia, no le asiste razón a la recurrente por lo que deviene en irrelevante realizar el análisis de las disposiciones legales infringidas y concepto de la infracción.

  5. PARTE RESOLUTIVA

    En mérito de lo expuesto, la Corte Suprema de Justicia, Sala Segunda de lo Penal, administrando justicia en nombre de la República y por autoridad de la Ley, NO CASA la Sentencia de Segunda Instancia de 22 de diciembre de 2015, dictada por el Tribunal Superior del Segundo Distrito Judicial (Coclé y Veraguas) mediante la cual, previa modificación de la Sentencia de primera instancia, declara culpable a E.A.C.G. del delito de peculado doloso en perjuicio de la Lotería Nacional de Beneficencia y lo condena a la pena de cuarenta y cinco meses (45) de prisión e inhabilitación para el ejercicio de funciones públicas y puestos de elección popular, por el término de dos (2) años.

    N. y Cúmplase,

    LUIS MARIO CARRASCO M.

    JOSÉ EDUARDO AYU PRADO CANALS -- HARRY ALBERTO DÍAZ GONZÁLEZ.

    ISIS A. PÉREZ G. (Secretaria)