Sentencia Penal de Corte Suprema de Justicia (Pleno), 2ª de lo Penal, 15 de Julio de 2016

Ponente:Harry Alberto Díaz González
Fecha de Resolución:15 de Julio de 2016
Emisor:Segunda de lo Penal

VISTOS: (fs.988-997) Respecto al cumplimiento de los requisitos que se refieren a la estructura formal del recurso, el Tribunal de Casación advierte que la historia concisa del caso ha sido presentada de manera adecuada, con una relación sucinta, concreta y objetiva de lo más relevante de la etapa de instrucción y calificación, así como lo concerniente a lo resuelto en los fallos de primera y segunda instancia. El casacionista fundamenta su recurso en dos causales. La primera causal es la de "error de derecho en la apreciación de la prueba que ha influido en lo dispositivo de la sentencia y que implica infracción de la ley sustancial penal", contenida en el numeral 1 del artículo 2430 del código Judicial, la cual viene sustentada en cuatro (4) motivos, los cuales se encuentran redactados de manera congruente con la causal invocada. Como disposiciones legales infringidas, se citan los artículos 781, 862, 917, 980 y 2046 del Código Judicial, en concepto de violación directa por omisión, explicando cómo operó la supuesta infracción de las normas adjetivas. Las normas sustantivas infringidas corresponden a los artículos 220 y 221 del Código Penal, en concepto de indebida aplicación. Como segunda causal, el recurrente cita "error de hecho en cuanto a la existencia de la prueba que ha influido en lo dispositivo del fallo y que implica infracción de la ley sustancial penal", contenida en el numeral 1 del artículo 2430 del Código Judicial, la cual sustenta en un motivo, que ha sido redactado de conformidad con la causal. Como disposiciones legales infringidas citó el artículo 836 del Código Judicial, en concepto de violación directa por omisión. No obstante, omitió identificar norma penal sustantiva que considera infringida, por lo que debe el casacionista subsanar esta omisión. Cabe señalar que el recurrente debe limitarse a corregir el libelo únicamente en cuanto a lo advertido por la Sala, pues agregarle o restarle al escrito elementos que no le han sido ordenados, ocasionaría la inmediata inadmisión del recurso de casación penal. - RECURSO DE CASACIÓN PRESENTADO POR LA FIRMA FORENSE RAMOS CHUE & ASOCIADOS, ACTUANDO EN NOMBRE Y REPRESENTACIÓN DE LA SOCIEDAD LATIN TIMBER TRADERS, S.A. (fs. 1001-1009) En cuanto a la estructura del recurso, en la sección relativa a la historia concisa del caso, se observa que la recurrente omitió realizar un relato sintético y objetivo en el que se resuman los principales actos y eventos que se presentaron dentro del proceso y que dieron como resultado la emisión de la sentencia que se impugna por vía del presente recurso. Por el contrario, entró en el detalle de piezas probatorias, lo cual contradice la técnica casacionista que señala que en esta sección debe limitarse a las principales fases del proceso como el inicio, opinión de la vista fiscal, decisión de la calificación del sumario, así como las correspondientes sentencias. Al respecto, esta Superioridad ha puntualizado que "la historia concisa del caso debe ser presentada de forma correcta, haciendo una relación sucinta, concreta y objetiva de lo más relevante del proceso, sin entrar en el detalle y contenido de piezas probatorias". (Cfr. fallo de la Sala Penal del 13 de agosto de 2009). La casacionista invoca dos (2) causales, siendo la primera "por ser la sentencia infractora de la ley sustancia penal en concepto de la indebida aplicación de ésta al caso juzgado que implica infracción de la ley sustancial penal, que ha influido sustancialmente en lo dispositivo de la resolución recurrida", la cual viene sustentada en dos (2) motivos. Al respecto, en primer lugar, debe esta Superioridad señalar que la casacionista yerra al denominar la causal establecida en el numeral 1 del artículo 2430 del Código Judicial, por cuanto, la correcta identificación de la misma es "por ser la sentencia infractora de la ley sustancial penal, en concepto de indebida aplicación de ésta al caso juzgado". Asimismo, con relación a los motivos que sustentan la causal, la recurrente omitió recurrir a los presupuestos formales del recurso de casación contenidos en el numeral 3 del artículo 2439 del Código Judicial, específicamente respecto a que el libelo debe ser presentado en el orden establecido en la norma, es decir, la historia concisa y la identificación de la causal, deben plasmarse los motivos y luego las disposiciones infringidas y el concepto en que lo han sido. Así las cosas, por lo antes señalado la causal y la estructura del libelo debe ser corregida, recordándole a la casacionista que de acuerdo con la doctrina de esta Sala, la causal de indebida aplicación de la ley al caso juzgado, se produce cuando entendida correctamente una norma, y sin que medien errores de hecho ni de derecho en la apreciación de la prueba, dicha norma se aplica a un hecho no regulado por ella. En otras palabras, el tribunal comete el error de aplicar una norma que no encaja en la situación que se discute. (Cfr. fallos de la Sala Penal de 10 de agosto de 2011, 12 de enero de 2011 y 27 de diciembre de 2010). Con relación a la segunda causal, la censora invocó"Cuando se incurra en indebida aplicación de la ley sustancial al admitir o calificar los hechos constitutivos de circunstancias atenuantes de responsabilidad criminal", contenida en el numeral 10 del artículo 2430 del Código Judicial. Cabe señalar, que en esta segunda causal la recurrente nuevamente incumple con la estructura correcta para sustentar el recurso, por cuanto, plasmó el primer motivo y seguidamente consignó la disposición que considera infringida, luego el segundo motivo y sucesivamente la siguiente disposición legal, debiendo separar los apartados de los motivos y las disposiciones legales infringidas, de conformidad con lo establecido en el numeral 3 del artículo 2439 del Código Judicial y en amplia jurisprudencia desarrollada por esta Sala. Así las cosas, a nuestro criterio los defectos que adolece el presente recurso presentado por la firma forense Ramos Chue & Asociados, actuando en nombre y representación de la sociedad Latin Timber Traders, S.A., por ello lo procedente es ordenar la corrección de este libelo. Es necesario advertirle a la recurrente que, de formalizar el libelo de corrección del recurso de casación penal, debe hacerlo en los términos que en esta oportunidad se ordena, porque agregarle o restarle al escrito elementos que no le han sido ordenados, ocasionaría la inmediata inadmisión del escrito de casación penal. PARTE RESOLUTIVA Por lo antes expuesto, el suscrito Magistrado Sustanciador, actuando en Sala Unitaria, administrando justicia en nombre de la República y por autoridad de la Ley, ORDENA mantener el expediente en la Secretaría de la Sala, por el término de cinco días, para que los interesados puedan efectuar las correcciones correspondientes. N., H.A.D.G.. J.M.E. --J.E.A.P.C.. A.C. (Secretario).